P. 1
Conductores ohmicos

Conductores ohmicos

|Views: 209|Likes:
Publicado porAmIn20122

More info:

Published by: AmIn20122 on Oct 16, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/17/2012

pdf

text

original

w

w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
Tema 6: Conductores ´ ohmicos
1. Ley de Ohm: Modelo del gas de electrones de Drude. Conductividad.
2. Corriente estacionaria: Problemas de potencial en conductores. Concepto de resistencia.
Potencia disipada en un conductor (efecto Joule). Generadores.
3. Inducci´ on en espiras conductoras: Regla del flujo. Coeficientes de inducci´on. F´ormula de
Neumann. Ecuaciones de evoluci´on para un sistema de espiras fijas. Energ´ıa almacenada en un
conjunto de espiras.
4. Fundamentaci´ on de la Teor´ıa de Circuitos: Leyes de Kirchhoff para circuitos estacionarios.
An´alisis de mallas. Asociaci´on de resistencias. Corrientes variables. Relaci´ on I–V de elementos
simples. Reg´ımenes transitorio y permanente. Concepto de impedancia. Generalizaci´ on de las
leyes de Kirchhoff.
6.1. Ley de Ohm
El car´acter conductor de una sustancia viene determinado fundamentalmente por la densidad
de portadores de carga. Para poner de manifiesto esta relaci´ on vamos a proponer un modelo f´ısico
muy sencillo debido a Drude. Supongamos que existen s especies de portadores en un material,
cada una portando una carga q
i
y con una densidad de part´ıculas por unidad de volumen dada por
n
i
. El efecto de un campo de fuerzas por unidad de carga

E

sobre una part´ıcula ser´ıa incrementar
su velocidad indefinidamente, pero esto no es lo que se observa en la pr´ actica en el seno de un
conductor, sino que los portadores adquieren en promedio una velocidad constante en la direcci´ on
del campo aplicado. Este hecho experimental se explica por la interacci´ on de las cargas libres con
otras part´ıculas presentes en el material. Si entendemos esta interacci´on como un rozamiento (lo
cual es simplemente un modelo f´ısico propuesto), podremos escribir
m
i
dv
i
dt
= q
i

E

−γ
i
v
i
,
donde m
i
es la masa de la part´ıcula y γ
i
es el coeficiente de rozamiento con el medio. La soluci´ on
a este problema din´amico es bien conocida y en efecto da lugar a una relajaci´ on exponencial a
una velocidad l´ımite v
i,∞
:
v
i
(t) = v
i,∞
(1 −e
−t/τ
i
); τ
i
=
m
i
γ
i
; v
i,∞
=
q
i
γ
i

E

.
El tiempo que tarda la part´ıcula en adquirir una velocidad constante viene estimado por el tiempo
de relajaci´on τ
i
, que suele ser muy peque˜ no en comparaci´ on con las escalas t´ıpicas de fen´ omenos
macrosc´opicos. En realidad τ
i
juega un papel m´ as importante que la propia constante de roza-
miento, puesto que tiene un significado f´ısico m´ as cercano a la realidad (promedio estad´ıstico del
tiempo entre colisiones de la part´ıcula con otras del material), pero no entraremos en un an´ alisis
microsc´opico riguroso.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 1
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
Recordando la definici´ on de densidad de corriente dada en el segundo cap´ıtulo llegamos a
j
f
=
s

i=1
q
i
n
i
v
i,∞
=
s

i=1
q
i
n
i
q
i
γ
i

E

=
s

i=1
q
2
i
n
i
τ
i
m
i

E

,
donde el sub´ındice “f” especifica que estamos considerando corrientes de carga libre (existen
corrientes asociadas a las cargas ligadas que se estudiar´ an m´ as adelante). Esta ecuaci´ on puede
escribirse finalmente
j
f
= σ

E

con σ =
s

i=1
q
2
i
n
i
τ
i
m
i
,
que recibe el nombre de ley de Ohm. A la constante de proporcionalidad σ se la denomina
conductividad del medio. La f´ ormula que la define es una expresi´ on aproximada, v´ alida s´ olo en
ciertas circunstancias. La unidad en el sistema internacional es el siemens/metro (S/m), siendo el
siemens (A/V) la unidad de conductancia, que se ver´a m´ as adelante.
La ley de Ohm debe entenderse como un resultado fenomenol´ ogico que explica el comportamiento
de muchos materiales en relaci´on con el transporte de carga al ser sometidos a un campo. En otras
palabras, no tiene un car´ acter universal como el de las ecuaciones de Maxwell en el vac´ıo. Una ley
de este tipo se denomina relaci´on constitutiva. A los materiales que verifican esta ley, y para
los que por tanto se puede definir una conductividad, se les denomina medios ´ ohmicos.
La conductividad es el par´ ametro que determina el car´ acter conductor o aislante de una gran
cantidad de sustancias. Se trata de una cantidad siempre positiva y proporcional a la densidad de
portadores. Tambi´en es usual el manejo de la resistividad, o inverso de la conductividad, medido
en el S.I. en V · m/A. En la tabla que sigue puede verse su enorme rango de variaci´ on de unas
sustancias a otras:
Material Resistividad (V·m/A)
Aluminio 2,65 · 10
−8
Cobre 1,67 · 10
−8
Oro 2,35 · 10
−8
Hierro 9,71 · 10
−8
N´ıquel 6,84 · 10
−8
Plata 1,59 · 10
−8
Mercurio 95,8 · 10
−8
Constant´ an (Cu 60 %, Ni 40 %) 49,0 · 10
−8
Germanio (puro) 0,46
Grafito 1,4 · 10
−5
Agua saturada de sal 0,044
´
Oxido de aluminio 1 · 10
14
Vidrio 10
10
−10
14
Cuarzo 1 · 10
14
Azufre 2 · 10
15
Madera 10
8
−10
11
Es conveniente insistir en que la existencia de corriente en el medio no implica que haya carga
neta en ´el. Por ejemplo, en metales que aportan un electr´ on por ´ atomo a la banda de conducci´ on,
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 2
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
los portadores de carga son dichos electrones, con carga −e, densidad n

y velocidad v

, pero
existe una red de part´ıculas con carga positiva en posiciones fijas, con carga e densidad n
+
, de tal
manera que j = −en

v

= 0 pero ρ = e(n
+
−n

) = 0.
En general la conductividad depende de la posici´on dentro de un material (σ = σ(r)) puesto
que puede haber inhomogeneidad en su composici´ on qu´ımica, densidad y/o temperatura, lo cual
afecta a los par´ ametros microsc´ opicos que intervienen en la f´ormula para σ.
En el modelo microsc´opico analizado anteriormente hemos considerado un campo de fuerzas por
unidad de carga de manera general. Esto incluye como caso particular, aunque bastante habitual,
los campos puramente el´ectricos, pero no deben excluirse campos de otra naturaleza (fuerzas
mec´anicas, qu´ımicas, etc.). Estas fuerzas act´ uan por ejemplo en el interior de los generadores de
corriente (pilas, dinamos) y en los motores el´ectricos. De hecho veremos que para que se establezca
un circuito de corriente es necesario que en alg´ un punto del mismo existan fuerzas de origen no
electrost´ atico que bombeen los portadores. En cambio debemos omitir el efecto eventual del campo
magn´etico sobre la din´ amica de los portadores. Esto se justifica en la mayor´ıa de los casos (pero
no siempre) porque la velocidad media de los portadores suele ser peque˜ na, y la fuerza magn´etica
se desprecia frente a la el´ectrica (|v ×

B| << |

E|). En caso contrario la resoluci´on dada no ser´ıa
correcta por haber un t´ermino m´ as que depende de la velocidad.
Ejemplo: Efecto Hall
Una situaci´on en la que se aplica un campo magn´etico sobre un medio conductor es en experiencias encaminadas
a determinar el signo de las cargas que se est´an moviendo por el material. En la figura observamos una placa
conductora de grosor d, por la que fluye una corriente de intensidad I. En el caso (a) los portadores son positivos y
se mueven hacia la derecha; en el caso (b) los portadores son negativos y se mueven hacia la izquierda, resultando
el mismo sentido para la corriente. Por efecto del campo magn´etico las cargas, positivas o negativas, son desviadas
hacia abajo por la fuerza

F
B
= qv ×

B. Esto induce una acumulaci´ on de cargas de signos opuestos en las caras
horizontales de la placa, que a su vez originan un campo el´ectrico vertical. Se alcanzar´ a una situaci´ on de equilibrio
en la que la fuerza de este nuevo campo,

F
E
= q

E, compense exactamente la fuerza magn´etica. El campo el´ectrico
ser´ a entonces

E = −v ×

B, que da lugar a una diferencia de potencial medible entre ambas caras de la placa. El
signo de la tensi´on determina el signo de la carga que fluye. La velocidad de la carga tambi´en puede ser obtenida
como v = E/B.
B
v
F
+
+ + + + + + + + + + + +
- - - - - - - - - - - -
- - - - - - - - - - - -
- - - - - - - - - - - -
- - - - - - - - - - - -
- - - - - - - - - - - -
- - - - - - - - - - - -
I
E
V
B
v
F
-
+
- - - - - - - - - - - -
I
E
V
+ + + + + + + + + +
+ + + + + + + + + + +
+ + + + + + + + + + +
+ + + + + + + + + + +
+ + + + + + + + + + +
(a) (b)
Alternativamente, si conocemos la velocidad de los portadores, el dispositivo descrito permite obtener la intensidad
del campo magn´etico aplicado (sonda Hall).
6.2. Corriente estacionaria
En el cap´ıtulo anterior nos hemos dedicado al estudio de la Electrost´ atica de conductores, car-
acterizados por una situaci´ on de equilibrio. Si entre dos regiones de un cuerpo conductor se es-
tablece una diferencia de potencial permanente mediante un generador, el r´egimen debe ser distinto
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 3
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
(recordemos que una de las consecuencias naturales del equilibrio es el car´ acter equipotencial de
la pieza conductora). Debemos admitir la aparici´ on de una distribuci´ on de corriente en el volumen
conductor. Sin embargo, nuevamente tras un periodo transitorio, es de esperar que este nuevo
r´egimen sea tambi´en independiente del tiempo, puesto que el agente que provoca las corrientes (la
diferencia de potencial) es constante en el tiempo. En lo que sigue nos ocuparemos de caracterizar
un r´egimen de corrientes constantes en el tiempo en medios ´ohmicos, que entra ya en el dominio
de lo que se conoce como Electrocin´etica. Este an´alisis nos conducir´a al concepto de resistencia.
• Problemas de potencial en conductores
El problema matem´atico se plantea a partir de las ecuaciones que rigen los fen´ omenos estacionar-
ios en medios ´ ohmicos:

∇×

E = 0;

∇· j = 0; j = σ

E.
Escribiendo el campo el´ectrico en funci´on de un potencial,

E = −

∇V , la ecuaci´ on que se obtiene
es

∇· (σ

∇V ) = 0,
que se reduce a la ecuaci´on de Laplace para medios homog´eneos e is´otropos.
Las condiciones de contorno que se deben aplicar en la superficie de separaci´on entre dos
regiones con distintas propiedades de conducci´ on son dos:
(i) Continuidad de la componente tangencial del campo el´ectrico en cualquier superficie,
n ×
_

E
_
= 0 ⇒ E
1t
= E
2t
,
siendo los sub´ındices indicativos de cada medio.
(ii) Conservaci´on de la carga almacenada en la superficie en r´egimen estacionario, particularizada
para una situaci´ on sin corrientes superficiales j
S
(ver tema 2),
n · [j] = 0 ⇒ j
1n
= j
2n
.
Seg´ un estas condiciones, entre dos medios con distinta conductividad se produce un cambio en
la direcci´on del campo el´ectrico y, consecuentemente, de la densidad de corriente. En efecto, se
cumple a la vez E
1t
= E
2t
y σ
1
E
1n
= σ
2
E
2n
; si θ
1
y θ
2
son los ´ angulos que forma la normal con los
campos a un lado y a otro de la frontera, se tendr´ a, dividiendo miembro a miembro y teniendo en
cuenta que E
t
/E
n
es la tangente del ´ angulo definido en cada medio,
tanθ
1
σ
1
=
tan θ
2
σ
2
.
n
E
1
σ
1
θ
1
θ
2
σ
2
E
2
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 4
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
Seg´ un esta f´ ormula, la corriente se hace m´as perpendicular a la superficie de separaci´ on en el
medio de menor conductividad, tanto m´ as cuanto mayor sea la raz´ on entre conductividades.
Una vez que hemos descrito c´omo se plantea un problema de corriente estacionaria en un medio
´ohmico, cabe preguntarse qu´e papel juega en todo esto la ley de Gauss, que en el tema anterior
era fundamental y aqu´ı a´ un no se ha mencionado. La respuesta es que la ley de Gauss s´olo sirve
para, una vez resuelto el problema de potencial, obtener la densidad de carga en cada punto del
medio ´ ohmico. En efecto, conocido V (r), hallamos

E(r) y aplicamos
ρ =
0

∇·

E.
Este papel secundario refleja el peculiar comportamiento del medio ´ ohmico, en el que la mobilidad
de las cargas libres permite el ajuste de la distribuci´ on de carga de manera consistente con las
otras leyes manejadas, que son las que en realidad determinan la distribuci´ on del campo.
• Concepto de resistencia
Dada una pieza de un material ´ ohmico sobre la que dos electrodos hacen contacto en superficies
S
1
y S
2
, definimos su resistencia como la raz´ on entre la diferencia de potencial aplicada entre
ambos electrodos y la intensidad que fluye a la pieza desde el electrodo a mayor potencial.
Seg´ un la nomenclatura de la figura, la resistencia es
R =
V
1
−V
2
I
.
s(r)
S
1
S
2
V
1
V
2
S
3
n
I
I
s=0
La resistencia se mide en el sistema internacional en ohmios (Ω), equivalente a un voltio/amperio.
Su inverso se denomina conductancia: G = 1/R, y la unidad correspondiente es el siemens, como
ya adelantamos.
Vamos a demostrar que la resistencia tiene un valor independiente de la diferencia de potencial
aplicada. La configuraci´ on que estamos analizando es un caso particular e importante de lo visto
en el apartado anterior, caracterizada por el aislamiento de una regi´on conductora excepto en
los contactos con los electrodos. La situaci´ on permite plantear un problema cerrado, con soluci´ on
´ unica independiente de los campos en el exterior de la pieza. Aunque no sea en absoluto necesario,
vamos a suponer que la conductividad es constante en toda la pieza conductora. Entonces el
potencial verifica la ecuaci´ on de Laplace,

2
V = 0.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 5
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
La resoluci´ on requiere especificar el valor de la funci´ on inc´ ognita o el de su derivada normal en
cada punto de la superficie de la pieza
3
. Las condiciones que imponemos son:
(i) En las superficies S
1
y S
2
los potenciales est´ an fijados a V
1
y V
2
respectivamente, es decir,
V (S
1
) = V
1
, V (S
2
) = V
2
. Esto se consigue mediante la aplicaci´ on a dichas superficies de electrodos
conectados a los bornes de un generador. Dichos terminales deben estar hechos de un material
de conductividad σ
1
mucho mayor que el de la pieza, σ
2
, para asegurar que el potencial en ellos
sea uniforme, puesto que seg´ un la ley de refracci´ on de las l´ıneas de campo que hemos encontrado
se tendr´a tanθ
2
/ tanθ
1
= σ
2

1
<< 1, con lo que la l´ınea de campo el´ectrico es virtualmente
perpendicular al electrodo y estos puntos de contacto poseen un potencial muy similar.
(ii) En la superficie S
3
imponemos que no hay flujo saliente de carga ni acumulaci´ on j
2
· n = 0.
Tambi´en se puede escribir
∂V
∂n
(S
3
) = 0.
Las condiciones anteriores son de tipo mixto, y existe un teorema de existencia y unicidad para
la soluci´ on en la regi´ on conductora. Es interesante notar que en general tambi´en existe campo
el´ectrico en la regi´on exterior al conductor, pero no necesitamos conocerlo para encontrar el campo
en el interior.
Si consideramos el problema auxiliar dado por las mismas ecuaciones en volumen y las condi-
ciones V
1
= 1 y V
2
= 0, y llamamos ϕ(r) a la soluci´ on de este problema, la soluci´on del original se
puede escribir
V (r) = (V
1
−V
2
)ϕ(r) + V
2
.
La intensidad de corriente que atraviesa la superficie S
1
hacia el interior de la pieza es
I = −
_
S
1
j · d

S =
_
S
1
σ
∂V
∂n
dS = (V
1
−V
2
)
_
S
1
σ
∂ϕ
∂n
dS =
V
1
−V
2
R
.
La integral que aparece depende de la geometr´ıa de la pieza, de la conductividad y de la posici´ on
de los electrodos, pero no de la diferencia de potencial. Su inverso es lo que denominamos resistencia
de la pieza para los terminales especificados. Hay que insistir en que no puede asignarse a una
pieza conductora una resistencia sin antes especificar las conexiones a electrodos que se est´en
considerando.
Tambi´en es interesante notar que la intensidad que entra por la superficie S
1
es la que abandona
la pieza por S
2
, debido a que por ser

∇· j = 0 se tiene
_
S
τ
j · d

S =
_
S
1
j
n
· dS +
_
S
2
j
n
· dS +
_
S
3
j
n
· dS = 0
y en S
3
es j
n
= 0.
Ejercicio: Plant´eese el problema de una pieza conductora con tres electrodos a distinto potencial y obt´engase una
descripci´on de este elemento en t´erminos de una generalizaci´on del concepto de resistencia.
3
En el caso m´as general de una conductividad variable con la posici´ on, y dado que siempre es σ > 0, el problema
planteado para el potencial es de tipo el´ıptico. Esta clase de problemas requiere el mismo tipo de condiciones de
contorno que la ecuaci´on de Laplace.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 6
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
Ejemplo:
Calc´ ulese la resistencia de un hilo de un material homog´eneo de conductividad σ, de secci´on arbitraria de ´ area S
y de longitud d, respecto de conexiones en sus extremos.
Si elegimos z como la variable longitudinal a lo largo del hilo y x e y las variables transversales, los contactos en
las secciones de los extremos imponen condiciones de potencial fijado en cada una de ellas, es decir V (x, y, 0) = V
1
y V (x, y, l) = V
2
. De manera natural surge la hip´ otesis V (x, y, z) = V (z). Esta hip´otesis es adem´as consistente
con la condici´ on j
n
= 0 en la superficie lateral del hilo, puesto que entonces

E = −

∇V = −(dV/dz)u
z
, y tanto

E
como j = σ

E van dirigidos seg´ un u
z
y no tienen componentes transversales. La ecuaci´on

∇ ×

E = 0 ya ha sido
tenida en cuenta al definir el potencial el´ectrico. Falta verificar la ecuaci´on

∇· j = 0, donde por nuestra hip´ otesis
la corriente queda simplificada a j = j(z)u
z
. Se escribe entonces dj/dz = 0, luego la soluci´ on propuesta debe tener
una densidad de corriente uniforme en todo el hilo: j = j
0
u
z
.
Si I es la intensidad de corriente y ΔV la diferencia de potencial,
ΔV =
_

E · dr =
j
x
σ
d =
I

d ⇒R =
ΔV
I
=
d

.
Esta f´ ormula es bien conocida y establece que la resistencia de un hilo es proporcional a su longitud y al inverso
de su secci´on.
Es importante observar que el m´etodo de trabajo ha sido: (1) proponer una soluci´ on acorde con las condiciones
de contorno, y (2) resolver las ecuaciones. No siempre la hi´otesis sencilla funciona. En tal caso tenemos que buscar
soluciones m´as generales y aplicar t´ecnicas de resoluci´on m´ as complicadas, pero esto se sale de los objetivos de este
curso. A continuaci´on vemos m´as ejemplos en los que hi´ otesis sencillas resuelven cada caso.
Ejemplo:
Calc´ ulese la resistencia de una pieza conductora de conductividad homog´enea σ, con forma de sector de corona
circular, tal y como se indica en la figura, cuando se aplican electrodos muy conductores en (a) las superficies S
1
y S
2
; (b) las superficies S
3
y S
4
.
f
0
S
1
S
2
b
S
3
a
S
4
d
0
(a) Si los contactos el´ectricos se realizan en las superficies S
1
y S
2
, proponemos un potencial en coordenadas
cil´ındricas V (r, φ, z) = V (r). De esta forma garantizamos: (i) en cada contacto el potencial toma un valor uniforme,
y (ii) la densidad de corriente no tiene componente normal en las caras S
3
, S
4
, S
5
y S
6
, puesto que j = −σ

∇V =
j(r)u
r
.
Por otro lado

∇· j = 0 se satisface si se cumple
1
r
∂(rj)
∂r
= 0.
Como r = 0 en el conductor, debe ser rj(r) = C, con C constante. Si calculamos la corriente que pasa por una
secci´on caracterizada por el valor r de la coordenada radial podemos relacionar C con la intensidad que atraviesa
la pieza:
I =
_
S(r)
j · d

S =
_
e
0
dz
_
φ
0
0
dφrj(r) = eφ
0
C.
La densidad de corriente y el campo el´ectrico quedan
j =
I

0
r
u
r
;

E =
I
σeφ
0
r
u
r
.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 7
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
Si la diferencia de potencial entre ambos electrodos es V
0
, la circulaci´on radial de

E nos suministra la relaci´on
intensidad–voltaje que necesitamos para hallar la resistencia:
V
0
=
_
b
a

E · dr =
I ln(b/a)
σeφ
0
→ R =
V
0
I
=
ln(b/a)
σeφ
0
.
(b) Si los electrodos se aplican a las superficies S
3
y S
4
proponemos un potencial del tipo V (φ). Campo y densidad
de corriente quedan entonces

E = −
1
r
dV

u
φ
, j = σ

E =
C(φ)
r
u
φ
,
donde C(φ) = −dV/dφ es una funci´ on por determinar. Ambos campos, y en particular la densidad de corriente, son
tangenciales a todas las superficies excepto las dos en las que se aplican los electrodos (donde son perpendiculares)
tal y como se exige. La ecuaci´on

∇ · j = 0 conduce a (1/r)∂j
φ
/∂φ = (1/r
2
)dC/dφ = 0, es decir, C(φ) = C
0
,
constante. La intensidad a trav´es de cualquier secci´on definida por un valor del ´ angulo φ da
I =
_
e
0
dz
_
b
a
dr
C
0
r
= eC
0
ln(b/a),
mientras que la circulaci´ on del campo el´ectrico

E = C
0
/(σr)u
φ
entre electrodos a lo largo de cualquier arco de
circunferencia de radio r fijado conduce a
V
0
=
_
φ
0
0
rdφ
C
0
σr
=
C
0
φ
0
σ
.
Combinando ambos resultados para eliminar C
0
obtenemos
R =
V
0
I
=
φ
0
eσ ln(b/a)
.
Con este ejemplo se comprueba que la resistencia depende de la colocaci´on de los electrodos.
Existe una estrecha analog´ıa entre problemas de conductores en el vac´ıo y en un medio conduc-
tor homog´eneo ilimitado. En efecto, en ambos casos podemos definir un potencial el´ectrico que
satisface la ecuaci´ on de Laplace y cuyo valor es constante en cada conductor. La distribuci´ on de
potencial entre las piezas da lugar a una distribuci´ on de corrientes en el segundo caso. Esto puede
ser utilizado como medio de obtener la capacidad de un sistema de dos conductores con cargas
opuestas a partir de la medida experimental de la resistencia al sumergir los conductores en una
cubeta amplia llena de un l´ıquido conductor (ver figura).
σ
V
0
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 8
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
La intensidad que fluye del conductor 1 es
I
1
=
_
S
1
j · d

S = σ
_
S
1

E · d

S,
mientras que la carga correspondiente a ese conductor en el vac´ıo es
q
1
= ε
0
_
S
1

E · d

S,
siendo el campo el´ectrico integrado el mismo en ambos casos puesto que procede del mismo
problema de potencial. Como I
1
= ΔV/R y q
1
= CΔV respectivamente, se deduce que RC = ε
0
/σ.
De la medida de ΔV e I mediante volt´ımetro y amper´ımetro obtenemos R y usando la f´ ormula
encontrada hallamos C. Este m´etodo es s´olo aproximado puesto que la analog´ıa entre ambos
problemas es rigurosamente cierta ´ unicamente si la cubeta es ilimitada y los electrodos tienen
conductividad infinita.
• Potencia disipada en un conductor (efecto Joule)
En el tema 2 vimos que sobre una distribuci´ on de portadores de carga el campo electromagn´etico
realiza un trabajo por unidad de tiempo y volumen dado por la f´ ormula
dW
dτdt
= j ·

E.
En medios ´ohmicos se tiene una relaci´on lineal entre ambos vectores, con lo que la potencia
el´ectrica, invertida exclusivamente en calor aportado al medio si el r´egimen no es variable con el
tiempo, se puede expresar
P =
_
τ
σE
2
dτ =
_
τ
j
2
σ
dτ.
En el caso de una pieza conductora conectada a dos electrodos a distinto potencial se tendr´ a
P =
_
τ
dτj ·

E = −
_
dτj ·

∇V = −
_

∇· (V j),
donde se ha usado la identidad

∇· (V j) = j ·

∇V + V

∇· j y que j es solenoidal. La integral de
volumen se transforma a su vez en una de superficie usando el teorema de la divergencia, con lo
cual
P = −
_
S
τ
V j · ndS.
El integrando se anula en toda la superficie salvo en las regiones S
1
y S
2
, que est´an en contacto
con los electrodos, puesto que fuera de estas se cumple j
n
= 0. En S
1
y S
2
el potencial es constante
y puede salir fuera de la integral. La integral restante se puede escribir
P = −V
1
_
S
1
j
n
dS −V
2
_
S
2
j
n
dS = I(V
1
−V
2
),
dado que la integral sobre S
2
es la intensidad que abandona la pieza, y coincide con el opuesto de
la integral sobre S
1
.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 9
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
Usando el concepto de resistencia se llega a la equivalencia de las siguientes f´ ormulas:
P = IΔV =
ΔV
2
R
= I
2
R.
Ejercicio: Aplicaci´ on del teorema de Poynting
Recordemos el teorema de Poynting, establecido en el tema 2:

_
τ
j ·

E dτ =
d
dt
_
τ
(u
E
+ u
B
) dτ +
_
S
τ

P · d

S.
Podemos aplicar el teorema de Poynting a una porci´ on de hilo recto y obtener de forma alternativa a lo anterior
la potencia disipada en calor. El campo el´ectrico E = V/d (d longitud del tramo a potencial V ) es uniforme y
constante en el interior, por lo que la densidad de energ´ıa el´ectrica es tambi´en constante u
E
=
0
E
2
/2. El campo
magn´etico producido, tanto dentro como fuera, por la distribuci´ on de corriente fue calculado en el tema 3. Teniendo
en cuenta que j = σE = I/(πR
2
), siendo R el radio del hilo, escribimos aquel resultado eliminando I:

B =





μ
0
σEr
2
u
φ
(interior)
μ
0
σER
2
2r
u
φ
(exterior)
La densidad de energ´ıa magn´etica ser´a u
B
= μ
0
B
2
int
/2, tambi´en constante. En el teorema de Poynting manejamos
las derivadas temporales de estas energ´ıas, que resultan ser cero. El trabajo por unidad de tiempo realizado por
las fuerzas electromagn´eticas debe ser opuesto entonces al flujo del vector de Poynting a trav´es de las fronteras del
elemento tomado. El c´alculo es
_
∂τ

P · d

S =
_
∂τ
1
μ
0
(

E ×

B) · d

S.
El producto vectorial da un vector radial y entrante en el elemento, de m´ odulo μ
0
σE
2
R/2 al ser evaluado en la
superficie lateral (r = R). En las tapaderas el vector de Poynting es paralelo a la superficie y no hay contribuci´ on
al flujo. El resultado final es −(σE
2
R/2)2πRd = −(σEπR)(Ed) = −IV . Su opuesto coincide con el resultado ya
obtenido. Las fuerzas electromagn´eticas realiza un trabajo positivo que se transforma en calor.
Resulta parad´ ojico que el tramo de conductor reciba un flujo de energ´ıa a trav´es de su superficie lateral, cuando
lo intuitivo es suponer que lo recibe a trav´es de una secci´on (lo mismo que la carga). Esto no obstante nos dice
simplemente que la magnitud importante no es el vector de Poynting, sino su integraci´ on sobre una superficie
cerrada (n´otese que si a

P le sumamos un campo solenoidal arbitrario el teorema de Poynting no cambia, pero s´ı el
propio campo).
• Generadores. Concepto de fuerza electromotriz
Hemos aludido con frecuencia a los generadores como dispositivos capaces de (i) mantener una
pieza conductora a un potencial dado, y (ii) establecer un r´egimen de corriente. Es tiempo ya de
caracterizarlos con m´ as detalle.
Un generador es un dispositivo en cuyo interior los portadores de carga libre se ven sometidos
a fuerzas de origen no electrost´ atico, dando lugar a separaci´ on de carga. Estas fuerzas pueden
ser mec´anicas, como ocurre en el generador de Van der Graaf, en el que las cargas se separan
al ser depositadas en una cinta m´ ovil aislante, o en las centrales el´ectricas, en las que un fluido
en movimiento act´ ua sobre un sistema rotante (dinamo) en presencia de un campo magn´etico; o
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 10
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
pueden ser qu´ımicas, como es el caso de las pilas, en las que la separaci´on de carga se produce
por la existencia de especies de distinto potencial qu´ımico.
Sea cual sea el mecanismo f´ısico responsable, el generador se caracteriza por ser capaz de producir
una separaci´ on de cargas libres en su interior, y por tanto de establecer una diferencia de potencial
entre sus extremos, llamados bornes. Si la fuerza que act´ ua sobre cada portador es

f, se tendr´a un
campo no electrost´ atico dado por

E

=

f/e, siendo e la carga de un portador. Este campo produce
una fuerza electromotriz
ε =
_
B
A,γ
i

E

· dr,
siendo A y B los puntos extremos correspondientes a los bornes del generador (ver figura). El
camino γ
i
es interior.
A
generador
B
g
i
g
e
circuito
+
+
+
+
-
-
-
-
E’
E
El significado f´ısico de ε no debe confundirse con un trabajo por unidad de carga realizado sobre
un s´olo portador, puesto que en un instante determinado se integra sobre distintos portadores
distribuidos a lo largo del circuito. Es m´ as bien la suma de trabajos elementales por unidad de
carga realizados en el circuito.
Dado que se produce una separaci´ on de carga por la acci´ on del campo no electrost´ atico

E

, se
establece en todo el espacio un campo electrost´ atico

E debido a estas distribuciones. Entre los
puntos A y B, podemos expresar la diferencia de potencial tomando caminos internos o externo
al generador:
V
B
−V
A
= −
_
B
A,γ
e

E · dr = −
_
B
A,γ
i

E · dr
puesto que al tratarse de un campo electrost´ atico hay independencia respecto del camino elegido.
Por otro lado si el generador se comporta como un medio ´ohmico se tendr´a dentro de ´el
j = σ(

E +

E

) ⇒

E =
j
σ


E

.
Sustituyendo en la ecuaci´ on anterior se tiene
V
B
−V
A
= −
_
B
A,γ
i
_
j
σ


E

_
· dr = −IR
g
+ ε
siendo I la intensidad que lo atraviesa de A a B y R
g
su resistencia interna. Si el generador
est´ a conectado a una resistencia R tambi´en se tendr´a V
B
−V
A
= IR, con lo que la intensidad que
atraviesa el circuito cumple la ecuaci´ on ε = I(R + R
g
).
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 11
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
En conclusi´on, hay dos par´ ametros que caracterizan a un generador: su fuerza electromotriz y
su resistencia interna. La diferencia de potencial capaz de establecer entre sus bornes depende
linealmente de la intensidad que lo recorre. Si no pasa intensidad la diferencia de potencial es ε.
Si la resistencia interna es despreciable se dice que el generador es ideal, y la tensi´ on entre bornes
es constante.
Es necesario tener presente que el modelo de generador presentado aqu´ı descansa en la suposici´ on
de que se trata de un medio ´ ohmico, lo cual en muchos casos no es cierto. Sin embargo la conclusi´on
fundamental de que la diferencia de potencial entre bornes es lineal con la intensidad se aplica
a muchos generadores que no cumplen localmente la ley de Ohm. En tales casos a´ un podemos
caracterizar el dispositivo mediante los par´ ametros ε y R
g
.
En todo lo anterior estamos suponiendo que las cargas separadas en el generador var´ıan lenta-
mente y nos encontramos en un r´egimen cuasiest´atico. En otro caso debemos hablar m´ as bien de
un emisor de radiaci´ on, para el cual no es posible definir una diferencia de potencial entre bornes.
Ejemplo: Generador homopolar.
Un generador de corriente continua puede ser construido con una pieza conductora en forma de corona circular de
radios interior y exterior a y b respectivamente, y de espesor d, que gira con velocidad angular ω respecto del eje
central y se encuentra en una regi´on en la que existe un campo magn´etico uniforme y constante

B
0
dirigido seg´ un
dicho eje. La conductividad del material es σ. Obt´enganse los par´ametros que caracterizan a este generador.
b
a
d
r v
B
0
w
-
+
Los par´ ametros son su fuerza electromotriz y su resistencia interna. Los portadores de carga libre est´an en
movimiento de giro uniforme, por lo que su velocidad ser´ a v = ω ×r. La fuerza electromotriz procede del bombeo
de carga que desde el radio interior al exterior produce la fuerza magn´etica. Seg´ un la f´ ormula de Lorentz, la fuerza
sobre un portador de carga es

f = qv ×

B, y por tanto la fuerza por unidad de carga,

E

= v ×

B = ωrB
0
u
r
.
Integrando desde el radio interior al exterior,
ε =
_
b
a

E

· dr =
ωB
0
2
(b
2
−a
2
).
El otro par´ ametro es la resistencia interna del disco que act´ ua como generador. Esta geometr´ıa ya ha sido
analizada, de forma m´ as general, en un ejemplo anterior (aqu´ı el ´angulo ser´ıa φ
0
= 2π); por tanto escribimos
directamente aquella soluci´on:
R
g
=
ln(b/a)
2πσd
.
6.3. Inducci´ on en espiras conductoras
Hasta ahora nos hemos ocupado de los fen´ omenos puramente el´ectricos que tienen lugar en
presencia de conductores, con particular ´enfasis en situaciones independientes del tiempo. A con-
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 12
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
tinuaci´on abordamos el an´alisis de fen´omenos magn´eticos en presencia de conductores. Un primer
ejemplo de efecto de un campo magn´etico sobre un medio conductor nos lo ha ofrecido el gen-
erador homopolar, que se basa en la existencia de una fuerza magn´etica sobre los portadores de
carga libre cuando ´estos se ponen en movimiento de giro. Como hemos visto, la fuerza sobre cada
portador viene dada por la f´ ormula de Lorentz. El resultado ha sido la aparici´on de una fuerza
electromotriz, de manera que si conect´ aramos los extremos de una espira conductora entre las
caras interior y exterior del anillo conductor, se establecer´ıa una corriente.
Otro ejemplo basado en el mismo principio consiste en un circuito formado por una espira
conductora abierta, con forma de “U”, en reposo, y una barra tambi´en conductora, que hace
contacto en los dos brazos de la “U” y se mueve con velocidad v (ver figura). Hay un campo
magn´etico uniforme perpendicular al plano que contiene al circuito.
B
v
L
x
Los portadores de carga de la barra m´ovil sufren una fuerza de Lorentz de valor

F = qv ×

B =
qvBu
t
, donde u
t
es un vector tangente a la barra orientado seg´ un la resultante del producto
vectorial. La f.e.m. inducida en la barra, que tiene longitud L, ser´a ε =
_
L
0
(

F/q) · dr = vBL.
Podemos decir que, en general, en una distribuci´ on de corriente definida en un medio que se
mueve o se deforma en presencia de un campo magn´etico, como en los ejemplos, se induce una
fuerza electromotriz. Esta conclusi´on se extiende a medios que no se mueven ni se deforman cuando
el campo magn´etico var´ıa con el tiempo, como veremos a continuaci´ on.
En efecto, seg´ un se estableci´ o en el tema 2, la forma integral de la ley de Faraday es
_
γ
S

E · dr = −
d
dt
_
S

B · d

S = −

dt
,
siendo γ
S
cualquier l´ınea cerrada en el espacio y Φ =
_
S

B · d

S el flujo magn´etico a trav´es de
cualquier superficie S que se apoye en la l´ınea. La expresi´ on anterior tiene un significado f´ısico
especial cuando se aplica a circuitos de corriente, y no a una l´ınea arbitraria γ
S
, puesto que entonces
el primer miembro es la fuerza electromotriz que act´ ua sobre los portadores de carga debida a la
existencia de un flujo magn´etico variable. La ley de Faraday as´ı aplicada se conoce como la regla
del flujo. Dicho flujo puede variar indistintamente: (a) porque el campo magn´etico sea variable
en el tiempo, (b) porque el circuito sea m´ovil y/o deformable, y (c) por ambas causas a la vez. El
ejemplo de la espira en “U” verifica la regla del flujo, puesto que Φ(t) = BS(t) = BLx(t) y por
tanto dΦ/dt = BL(dx/dt) = BLv, que coincide con lo obtenido mediante la definici´on de fuerza
electromotriz
4
.
4
Puede sorprender c´omo dos leyes independientes, como son la fuerza de Lorentz y la ley de Faraday, conducen a
un mismo resultado: la regla del flujo. Sin embargo, la validez de los postulados del electromagnetismo en cualquier
sistema de referencia inercial est´a detr´as de esta coincidencia.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 13
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
Ejemplo: Campo variable; espira fija.
Un rotor cil´ındrico alimentado por una corriente trif´ asica produce en su interior un campo magn´etico aproximada-
mente uniforme en su eje, pero que gira con frecuencia constante en torno a ´este. ¿Qu´e f.e.m. se induce en una
espira introducida en el rotor con uno de sus lados paralelos al eje del cilindro?
Caracterizamos el campo magn´etico establecido dentro del rotor, con eje seg´ un u
z
mediante la f´ormula

B(r, t) = B
0
(cos(ωt)u
x
+ sen(ωt)u
y
),
y la espira la tomamos con lados a y b y vector normal en la direcci´ on de u
y
. Con ninguna de estas suposiciones se
pierde generalidad en el problema, puesto que cualquier otra orientaci´on relativa entre campo y espira equivale a
cambiar de origen de tiempos. El flujo magn´etico a trav´es de la espira resulta
Φ =
_
S

B(t) · d

S =
_
S
B
0
sen(ωt)dS = B
0
ab sen(ωt).
La f.e.m. originada en la espira es
ε = −

dt
= −abωB
0
cos(ωt).
Es muy interesante observar c´ omo esta f.e.m. produce siempre una corriente en un sentido tal, que el campo
magn´etico asociado a ella produce un flujo que se opone a la variaci´ on de flujo ocurrida en la espira (compru´ebese
en el ejemplo). En otras palabras, el flujo se resiste a cambiar. Esto es general y se conoce como ley de Lenz.
Ejemplo: Campo constante; espira variable.
Una espira rectangular de ´ area S gira con velocidad uniforme ω en torno a un eje central coplanario, en el seno
de un campo magn´etico

B
0
, uniforme y constante, perpendicular al eje de giro. ¿Cu´al es la f.e.m. de origen
electromagn´etico?
n
B
0
w
a( ) t
El flujo magn´etico depende de la orientaci´on relativa entre el vector normal a la superficie n y el campo

B
0
.
Ambos forman un ´ angulo α(t) = ωt + α
0
. Por tanto
Φ(t) =
_
S

B · d

S = B
0
S cos(ωt + α
0
).
La f.e.m. ser´ a entonces
ε
em
= −

dt
= B
0
Sω sen(ωt + α
0
).
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 14
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
Estos dos casos idealizan la forma habitual de obtener corriente alterna a partir de la energ´ıa mec´anica (salto de
agua, centrales t´ermicas), que consiste en poner en movimiento relativo de giro una espira (o mejor un bobinado)
en presencia de un campo magn´etico producido por potentes imanes.
Ejemplo:
Una barra conductora de longitud L gira con velocidad constante ω en torno a uno de sus extremos, seg´ un un eje
perpendicular a la misma. La barra est´a situada en el seno de un campo magn´etico constante y uniforme

B, que
apunta en la misma direcci´on que ω. H´ allese la diferencia de potencial creada entre los extremos O y P.
B
w
a( ) t
O
P
Q
Debemos encontrar la fuerza electromotriz que establece la separaci´on de cargas en la barra. Por tratarse de un
circuito abierto esta f.e.m. coincide con la d.d.p. que se mide entre sus extremos: V
P
− V
O
= ε. Podemos hacer el
c´alculo de dos maneras, aunque una de ellas resulta un poco sorprendente.
En primer lugar aplicamos la definici´ on de f.e.m., teniendo en cuenta que la fuerza que act´ ua sobre los portadores
de carga es

F = qv ×

B = q(ω ×r) ×

B = qωrBu
r
.
Por tanto,
ε =
_
P
O
(

F/q) · dr =
_
L
0
ωBrdr = ωBL
2
/2.
Una segunda opci´ on es aplicar la regla del flujo, aunque se nos plantea la duda de cu´ al es el circuito sobre el que
hay que definir la superficie de aplicaci´ on. Hay que recordar que dicha regla es consecuencia de la ley de Faraday
en forma integral, y que por tanto no es necesario que exista un circuito material, sino cualquier l´ınea cerrada
sobre la cual hacer circular el campo el´ectrico. Tomamos pues una l´ınea como la indicada en la figura, que en
parte es material (tramo PO) y en parte es ficticia y arbitraria (tramos OQ y QP). Un elemento de superficie es
d

S = rdr dφu
z
. El flujo del campo magn´etico es
Φ =
_

B · d

S = B
_
L
0
rdr
_
α(t)
0
dφ =
1
2
BL
2
α(t).
Por tanto,
ε = −

dt
= −

dt
BL
2
/2 = −ωBL
2
/2 = V
O
−V
P
.
El resultado es independiente de c´ omo elegimos los tramos ficticios. N´otese tambi´en que la circulaci´on del campo
el´ectrico impl´ıcita en la regla del flujo, compatible con la orientaci´ on de los elementos de superficie seg´ un la regla
de la mano derecha, hace que la diferencia de potencial calculada sea la opuesta a la del primer m´etodo, lo cual
resulta congruente.
Existe un tercer m´etodo, consistente en calcular el campo el´ectrico que mide un observador que se mueve con
cada elemento del circuito, y calcular su circulaci´on. El campo local medido ser´ıa, seg´ un vimos en el tema 2
(transformaci´on de los campos)

E

=

E +v ×

B = v ×

B. Este c´alculo coincide con el del primer m´etodo.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 15
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
• Coeficientes de inducci´ on. F´ ormula de Neumann.
Existe una configuraci´ on de conductores de especial relevancia por su amplio uso tecnol´ ogico. Se
trata de los sistemas de espiras conductoras. En la figura se muestra una situaci´ on general de
n espiras de resistencia R
i
alimentadas por generadores que suministran fuerzas electromotrices
ε
i
(t).
ε
1
(t)
ε
n
(t)
ε
2
(t)
I (t)
1
I (t)
n
I (t)
2
R
1
R
n
R
2
El problema que nos planteamos es analizar el r´egimen de corriente que se establece en cada una
de las espiras. El agente motor de los portadores de carga en cada espira ser´ a en general la f.e.m.
del generador correspondiente, pero hay que tener en cuenta una fuerza electromotriz debida a la
variaci´ on del flujo magn´etico total a trav´es de cada espira. Para evaluarlas es conveniente introducir
unas nuevas magnitudes, denominadas coeficientes de inducci´on. En el sistema de la figura tenemos
intensidades I
i
, con i = 1, 2, . . . , n que recorren las espiras descritas por los contornos γ
i
. Cada
espira produce un campo

B
i
=

∇×

A
i
, con

A
i
el potencial vector magn´etico asociado a la espira
i-´esima, que est´ a dado por

A
i
(r) =
μ
0
I
i

_
γ
i
dr
1
|r −r
1
|
.
El campo total en todo el espacio ser´ a

B =
n

i=1

B
i
=
n

i=1

∇×

A
i
y su flujo a trav´es de la espira j-´esima es
Φ
j
=
_
S
j

B · d

S =
n

i=1
_
S
j
(

∇×

A
i
) · d

S =
n

i=1
_
γ
j

A
i
· dr,
donde en el ´ ultimo paso hemos hecho uso del teorema de Stokes. Sustituyendo la expresi´on para

A
i
resulta
Φ
j
=
μ
0

n

i=1
I
i
_
γ
j
_
γ
i
dr
i
· dr
j
|r
j
−r
i
|
(para mayor claridad en la notaci´ on se ha hecho expl´ıcita con un sub´ındice la pertenencia de cada
variable de integraci´on a la espira correspondiente).
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 16
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
El hecho fundamental que pone de manifiesto la f´ ormula anterior es que existe una relaci´ on lineal
entre los flujos a trav´es de las espiras y las intensidades que las recorren. El flujo depende no s´olo
de la propia intensidad, sino de todas las intensidades existentes en el sistema de espiras. Podemos
escribir la f´ ormula anterior como
Φ
j
=
n

i=1
L
ji
I
i
donde se definen los coeficientes de inducci´ on mediante la denominada f´ ormula de Neumann:
L
ji
=
μ
0

_
γ
j
_
γ
i
dr
i
· dr
j
|r
i
−r
j
|
= L
ij
(es evidente por su definici´ on que se trata de coeficientes sim´etricos en los ´ındices). Se trata de una
serie de magnitudes puramente geom´etricas, que dependen exclusivamente de cada par de espiras
involucradas en la f´ ormula. La unidad de los coeficientes de inducci´on en el Sistema Internacional
es el henrio (H); se tiene que 1 H = 1 Wb/A.
La f´ ormula de Neumann permite el c´ alculo de los coeficientes de inducci´ on mutua (L
ij
con
i = j), pero diverge cuando se trata de los coeficientes de autoinducci´ on (L
ii
), puesto que en
tal caso el integrando presenta singularidades por coincidir los dos caminos de integraci´ on.
Al igual que existe linealidad entre cargas y potenciales en sistemas de conductores en equilibrio
electrost´ atico se tiene ahora linealidad entre flujos e intensidades en un sistema de espiras conduc-
toras. Siguiendo esa analog´ıa, podemos construir una matriz sim´etrica, denominada matriz de
inducci´ on, cuyos elementos ser´ıan los coeficientes L
ij
.
Ejemplo:
Obt´enganse los coeficientes de autoinducci´on de (a) un solenoide toroidal de secci´ on rectangular y (b) un solenoide
recto.
En el tema 3 se obtuvieron los campos magn´eticos creados en el interior de solenoides toroidales y solenoides
rectos. Para hallar L basta tener en cuenta que un bobinado de N vueltas constituye una espira no simple que
puede ser descompuesta en N espiras simples. Por tanto el flujo total a trav´es de una superficie que se apoye en el
bobinado es la suma de flujos a trav´es de N secciones del solenoide.
(a) Solenoide toroidal de secci´ on rectangular: si se tienen N espiras recorridas por una intensidad I, con radios
interior y exterior de la secci´ on rectangular a y b respectivamente, y altura h, el campo es

B =
μ
0
NI
2πr
u
φ
,
y el flujo a trav´es de una secci´on tambi´en se calcul´o, dando como resultado Φ = μ
0
NIhln(b/a). El coeficiente de
autoinducci´on ser´ a entonces
L = NΦ/I =
μ
0
N
2
h

ln(b/a).
(b) Solenoide recto: si tambi´en tenemos N vueltas, y para cualquier tipo de secci´ on, de ´ area S, el campo es, seg´ un
se vio en el tema 3,

B = u
z
μ
0
NI/l, siendo l la longitud del solenoide. El flujo es simplemente Φ = Sμ
0
NI/l y el
coeficiente de autoinducci´on,
L = NΦ/I = μ
0
N
2
S/l.
En todo este ´ ultimo c´ alculo estamos impl´ıcitamente despreciando los efectos de borde.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 17
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
• Ecuaciones de evoluci´on para un sistema de espiras fijas.
Para el sistema de n espiras descrito anteriormente podemos establecer ahora las ecuaciones de
evoluci´on temporal I
i
(t) de las intensidades que recorren las espiras. Para el circuito i-´esimo se
tiene
ε
g,i
+ ε
m,i
= I
i
R
i
,
siendo ε
g,i
la f.e.m. del generador, ε
m,i
la f.e.m. de inducci´on magn´etica, dada por la regla del flujo, y
R
i
la resistencia total de la espira (incluida la interna del generador). Usando que ε
m,i
= −dφ
m,i
/dt
y expresando el flujo en funci´on de las intensidades mediante los coeficientes de inducci´on tenemos
ε
g,i
(t) =
n

j=1
L
ij
dI
j
dt
+ I
i
(t)R
i
, i = 1, . . . , n.
Se trata de un sistema lineal inhomog´eneo de n ecuaciones diferenciales en la variable t ordinarias
y de primer orden. Su resoluci´on requiere conocer la dependencia temporal de las n funciones ε
g,i
y el valor de las n intensidades en t = 0.
• Energ´ıa almacenada en un conjunto de espiras.
Hemos definido en el tema 2 la densidad volum´etrica de energ´ıa almacenada en un campo
magn´etico como la cantidad B
2
/(2μ
0
). Posteriormente, en el tema 3 se dedujo una f´ ormula alter-
nativa para la energ´ıa almacenada en espiras, aplicable a reg´ımenes de corriente estacionaria, a
saber
U
B
=
1
2
n

i=1
I
i
φ
i
.
Sin embargo podemos extender su aplicabilidad a situaciones en las que las corrientes var´ıan
lentamente (cuasimagnetost´ atica).
La energ´ıa magn´etica de un sistema de espiras puede ser expresada en funci´on de los coeficientes
de inducci´ on y las intensidades sustituyendo en lo anterior los flujos, con lo que resulta
U
B
=
1
2
n

i,j=1
L
ij
I
i
I
j
.
Se trata de una forma bilineal en las intensidades, an´ alogamente a lo que se encontr´ o en el tema
4 para la energ´ıa electrost´ atica de un sistema de conductores. Tambi´en puede obtenerse una
expresi´ on en funci´ on de los flujos a trav´es de cada espira, pero esto es menos usual.
Ejercicio:
Demu´estrese que el trabajo necesario para establecer un r´egimen de corriente estacionario se emplea en parte en
almacenar energ´ıa magn´etica y el resto se transforma en calor por efecto Joule.
Partimos de las ecuaciones de evoluci´on para las intensidades que hemos deducido. Multiplicando la ecuaci´ on de
cada espira por la intensidad correspondiente y sum´ andolas todas se tiene
n

i=1
I
i
ε
g,i
=
n

i=1
n

j=1
L
ij
dI
j
dt
I
i
+
n

i=1
I
2
i
R
i
, i = 1, . . . , n.
Podemos hacer una interpretaci´on energ´etica de cada t´ermino que aparece en la ecuaci´on anterior. Identificamos
en el primer miembro la suma de potencias suministradas al sistema por los generadores. Parte de esta potencia
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 18
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
se pierde en calor por efecto Joule, lo cual queda reflejado en el ´ ultimo t´ermino del segundo miembro. El t´ermino
restante debe entonces entenderse como la parte de potencia suministrada que se emplea en establecer el campo
magn´etico en todo el espacio (o bien, visto de otro modo, el trabajo por unidad de tiempo necesario para establecer
el r´egimen de corriente en las espiras). Una vez establecido el r´egimen de corrientes el trabajo total empleado en el
proceso, que comienza con intensidad nula en t = 0 y acaba en el instante t
f
, ser´a
W

=
_
t
f
0
dt
n

i=1
n

j=1
L
ij
dI
j
dt
I
i
.
Teniendo en cuenta que L
ij
= L
ji
, podemos manipular el integrando del siguiente modo:
n

i,j=1
L
ij
dI
j
dt
I
i
=
n

j,i=1
L
ji
dI
i
dt
I
j
=
n

i,j=1
L
ij
dI
i
dt
I
j
=
1
2
n

i,j=1
L
ij
_
dI
i
dt
I
j
+
dI
j
dt
I
i
_
.
En el par´entesis aparece la derivada temporal del producto I
i
I
j
, por lo que el resultado final es
W

=
1
2
n

i,j=1
L
ij
I
i
I
j
,
donde las intensidades est´an evaluadas en el instante t
f
a partir del cual ya no hay evoluci´ on apreciable. Efecti-
vamente, este trabajo coincide con la expresi´on propuesta como energ´ıa magn´etica almacenada en el sistema de
espiras.
6.4. Fundamentaci´ on de la Teor´ıa de Circuitos
Una vez que hemos introducido los conceptos de generador, condensador, resistencia y autoin-
ducci´on estamos en condiciones de establecer la teor´ıa de circuitos. Comenzaremos con un caso
particular y m´as sencillo, correspondiente a un circuito formado por resistencias que son alimen-
tadas por generadores de corriente continua. M´ as tarde se generalizar´ a esta situaci´ on al caso en
que los generadores suministran corrientes variables en el tiempo y los circuitos est´an integrados
por otros elementos.
• Leyes de Kirchhoff para circuitos estacionarios.
Consideremos un generador de corriente continua cuyos bornes est´ an conectados a los extremos
de una resistencia R. Se establece una corriente de intensidad I en este circuito, que es el m´as
sencillo que podemos imaginar. Entre los extremos del generador se establece una d.d.p. que ven-
dr´ a dada por V = ε−Ir, siendo ε y r la f.e.m. y resistencia interna del generador respectivamente.
Por otro lado V es la ca´ıda de tensi´ on entre los extremos de la resistencia (recordemos que esta
ca´ıda es el potencial antes de atravesar la resistencia menos el potencial al salir, seg´ un el sentido
marcado por la corriente), que viene dada por V = IR. Igualando ambas expresiones para V se
tiene ε = I(r + R), de donde se puede obtener la intensidad.
La situaci´ on anterior se complica si hay varios generadores y resistencias conectados de tal
forma que la corriente el´ectrica puede tomar m´ ultiples caminos. Una situaci´on t´ıpica podr´ıa ser
la esquematizada en la figura.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 19
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
R
1
R
2
R
3
R
4
R
5
ε
1
ε
2
ε
3
Un nodo es un punto en el que la corriente puede bifurcarse. Una rama del circuito anterior la
constituye cualquier porci´ on del circuito entre dos nodos consecutivos. Cualquier camino cerrado
dentro del circuito se denomina malla. Siempre podemos determinar un conjunto m´ınimo de
mallas dentro del circuito de forma que cualquier camino cerrado est´e compuesto por ramas que
pertenecen a alguna de estas mallas, que denominaremos simples. El conjunto de mallas simples
puede ser elegido de muchas formas para un mismo circuito, pero el n´ umero de mallas simples
constituyentes est´a determinado. En el circuito de la figura hay 4 nodos, 6 ramas y 3 mallas
simples.
El problema que se plantea es encontrar la distribuci´on de corriente y potencial en cualquier
punto del circuito. Para ello contamos con las llamadas leyes de Kirchhoff:
1. La suma algebraica de intensidades que confluyen en un nodo es cero. Esta ley puede escribirse
n

i=1
nodo
I
i
= 0
donde n es el n´ umero de ramas que confluyen en el nodo.
I
1
I
2
I
3
S
Si admitimos que no hay acumulaci´on de carga en el nodo (por estar en una situaci´ on estacionaria)
se tiene que
_
S
j · d

S = 0,
donde S es una superficie que engloba al nodo (ver figura). El flujo de j se restringe al de las
superficies intersecci´on con los n conductores, y no son otra cosa que las n intensidades que
“salen” del nodo. Esto demuestra la primera ley de Kirchhoff. Es importante notar que debemos
aplicarla con el signo correcto para cada intensidad: si por ejemplo a I
1
le tenemos asignado el
sentido entrante en el nodo, debemos incluirla en la suma afectada de un signo menos.
2. La suma de ca´ıdas de tensi´on al atravesar los elementos que confluyen en un nodo es cero. Esta
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 20
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
ley puede escribirse
n

i=1
malla
(V
i+1
−V
i
) = 0,
teniendo en cuenta que al completar el circuito se tiene V
n+1
= V
1
. Escrita as´ı, la ecuaci´ on no
es m´as que una trivialidad, pero no lo es el hecho de poder definir un potencial en cada punto
del circuito (m´as adelante insistiremos en esta idea). Para dar mayor significado y utilidad a la
ecuaci´ on anterior vamos a considerar las ca´ıdas de tensi´ on al atravesar los distintos elementos
que podemos encontrar en un circuito de corriente continua. Si atravesamos una resistencia la
ca´ıda de tensi´on es V
i+1
− V
i
= IR, donde V
i+1
es la tensi´ on en el terminal por donde entra la
corriente (ca´ıda se traduce como “decremento al circular por la malla”). Por tanto debemos poner
atenci´on al sentido que hemos asignado a I (que por otra parte si no coincide con el sentido real
conducir´a simplemente a un valor negativo para I tras la resoluci´on del problema). Si atravesamos
un generador la ca´ıda de tensi´ on tiene, como ya vimos, dos t´erminos: uno debido a la f.e.m. y otro
debido a la resistencia interna. Este ´ ultimo sigue el mismo criterio que el comentado para cualquier
otra resistencia. En cuanto al primero, el signo que afecta a ε depende s´olo de la polaridad que
se refleje en el esquema del circuito, y no del sentido asignado a la intensidad que lo atraviesa.
Por tanto queda V
i+1
− V
i
= ε − Ir si V
i+1
es la tensi´ on en el polo positivo y se admite que la
intensidad va en la direcci´ on natural que produce esta f.e.m. (lo cual no tiene por qu´e ocurrir si
existen otros generadores en el circuito).
• An´alisis de mallas
Cuando los circuitos constan de muchas mallas simples es conveniente aplicar t´ecnicas que permi-
tan plantear el problema matem´ atico de obtenci´ on de las intensidades de una manera sistem´ atica.
Este es el objetivo del m´etodo conocido como an´alisis de mallas, que consiste en la asignaci´on de
una intensidad ficticia a cada malla simple del circuito, recorridas en sentido horario. En principio
tenemos tantas intensidades reales como ramas hay en el circuito, pero est´ an ligadas entre s´ı por
la primera ley de Kirchhoff. Si admitimos que la intensidad que corre por una rama es suma alge-
braica de las intensidades ficticias que la recorren, comprobamos que se verifica autom´aticamente
esta primera ley en cada uno de los nodos del circuito. Con ello hemos simplificado el problema en
cuanto al n´ umero de inc´ognitas y, obviamente, en cuanto al n´ umero de ecuaciones que debemos
plantear, que son la aplicaci´ on de la segunda ley de Kirchhoff a cada malla simple definida. La
circulaci´ on por cada malla se realiza, para seguir sistematizando, en el mismo sentido en que se
ha definido la intensidad ficticia correspondiente. El resultado puede describirse diciendo que la
suma de ca´ıdas de tensi´ on en las resistencias es igual a la suma de f.e.m. existentes en la mal-
la, definidas positivas estas ´ ultimas si su polaridad es tal que produce corriente en el sentido de
circulaci´ on.
Ejemplo:
Apl´ıquese el an´ alisis de mallas al circuito de la figura anterior.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 21
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
R
1 R
2
I
1
I
2
I
3
R
3
R
4
R
5
ε
1
ε
2
ε
3
Tenemos definidas tres mallas simples y unas intensidades ficticias I
1
, I
2
e I
3
. Las ecuaciones que verifican estas
intensidades ficticias las obtenemos circulando por las mallas “1”, “2” y “3”:
R
1
I
1
+ R
2
(I
1
−I
2
) = −ε
1
+ ε
3
,
R
2
(I
2
−I
1
) + R
3
I
2
+ R
4
(I
2
−I
3
) = ε
2
,
R
4
(I
3
−I
2
) + R
5
I
3
= −ε
3
−ε
4
.
Las intensidades reales en cada rama se obtienen combinando las intensidades ficticias definidas en ellas. Por
ejemplo, por la resistencia R
2
pasa una intensidad I
1
−I
2
en sentido descendente.
Existe una t´ecnica alternativa, el an´alisis de nodos, que toma como inc´ ognitas justamente
la tensi´ on en los nodos, pero su planteamiento es similar y puede consultarse en cualquier libro
especializado.
• Asociaci´ on de resistencias
Una aplicaci´ on simple de las leyes de Kirchhoff es la obtenci´on del valor de la resistencia equiv-
alente a un conjunto de resistencias conectadas en serie o en paralelo.
En el primer caso (serie) todas las resistencias, R
i
, con i = 1, 2, . . . , n se unen de manera que
una misma intensidad las atraviesa todas. Las ca´ıdas de tensi´ on son IR
i
, y su suma es I

i
R
i
.
Una resistencia equivalente debe producir una ca´ıda de tensi´on IR
eq
= I

i
R
i
, de donde
R
eq
=
n

i=1
R
i
.
En la asociaci´on en paralelo todas las resistencias se conectan entre dos puntos, por lo que la
intensidad I que llega se bifurca en n intensidades I
i
que deben cumplir I =

i
I
i
. La ca´ıda de
tensi´on entre los extremos es com´ un a todas: ΔV = I
1
R
1
= I
2
R
2
= . . . = I
n
R
n
. Reescribimos esto
´ ultimo en la forma
ΔV =
I
1
R
−1
1
=
I
2
R
−1
2
= . . . =
I
n
R
−1
n
=
I
1
+ I
2
+ . . . + I
n
R
−1
1
+ R
−1
2
+ . . . + R
−1
n
=
I
R
−1
eq
,
de donde se deduce
R
−1
eq
=
n

i=1
R
−1
i
.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 22
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
• Corrientes variables
La teor´ıa de circuitos desarrollada hasta el momento es aplicable a circuitos de corriente constante
en el tiempo. Sin embargo bajo ciertas restricciones es posible extenderla a situaciones en las que
la corriente es variable debido a la presencia de generadores que suministran una f.e.m. variable.
El requisito fundamental es que los campos

E y

B est´en confinados en elementos localizados en el
circuito. Vamos a argumentar por qu´e es necesaria esta condici´ on:
1. Supongamos que existe un campo

E(t) = 0 en la regi´ on exterior a los elementos constituyentes
del circuito. Si consideramos el flujo de carga que sale de un nodo (ver figura), su valor vendr´ a dado
por
_
S
τ
j · d

S =
n

i=1
I
i
.
donde τ es una regi´on que engloba al nodo. Sin embargo este flujo en general no es nulo: la ecuaci´ on
de continuidad en forma integral aplicada a dicha regi´ on se escribe
_
S
τ
j · d

S = −
_
τ
∂ρ
∂t
dτ = −ε
0
_
S
τ

E
∂t
· d

S = 0,
(aqu´ı se ha hecho tambi´en uso de la ley de Gauss) con lo cual no se verifica la primera ley de
Kirchhoff. En otras palabras, la existencia de un campo el´ectrico variable en el tiempo fuera del
circuito nos obliga a contar con posibles acumulaciones de carga dentro de los conductores y la
intensidad ya no es una magnitud que se transmita sin p´erdidas a lo largo de ellos.
V
A
I
I
1
I
2
I
3
B(t)
E(t)
R
t
S
t
B
2. Supongamos que existe un campo

B(t) = 0 en la regi´ on exterior a los elementos constituyentes
del circuito. Si intentamos medir la d.d.p. entre los extremos de una resistencia mediante un
volt´ımetro conectado a sus extremos A y B (ver figura) podemos considerar la circulaci´ on del
campo el´ectrico a lo largo del camino A-B-A, que pasa por el volt´ımetro y luego por el elemento.
Se tendr´a, usando la ley de Faraday,
_
ABA

E · dr =
_
volt

E · dr −
_
res

E · dr = (V
A
−V
B
) −IR = −
_
S

B
∂t
· d

S = 0.
Por tanto (V
A
−V
B
) = IR. Aunque el volt´ımetro da una lectura (voltaje), ´esta no es ´ unica; depende
de la geometr´ıa de los cables de conexi´ on. Simplemente no est´ a definido un potencial porque la
existencia de un campo magn´etico variable hace que el campo el´ectrico no sea irrotacional, y por
tanto no tiene sentido aplicar la segunda ley de Kirchhoff.
Los criterios anteriores son los que, de manera estricta, habr´ıa que aplicar a un sistema para
determinar si la teor´ıa de circuitos es v´ alida en ´el. Sin embargo, estos criterios llevados al l´ımite
nos dicen que dicha teor´ıa no ser´ıa v´ alida en un sistema con generadores de corriente alterna
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 23
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
de cualquier frecuencia. En la pr´ actica, en muchos casos la presencia de campos variables en el
tiempo fuera de los elementos del circuito produce efectos que podemos despreciar. Un criterio
m´ as ´ util surge de la idea de que la teor´ıa de circuitos es una aproximaci´on cuasiest´ atica de las
ecuaciones electromagn´eticas (si no fuera as´ı no podr´ıamos hablar de potenciales definidos en cada
punto del sistema). Debemos exigir por tanto que las variaciones temporales de los generadores
lleguen de manera casi instant´ anea a cualquier punto del circuito. Si el periodo de variaci´on de
un generador es T, el tama˜ no caracter´ıstico del circuito L debe ser sensiblemente menor que la
cantidad cT, que es la longitud recorrida por la se˜ nal electromagn´etica en un ciclo. Por ejemplo,
la red el´ectrica trabaja a una frecuencia de 50 Hz. La longitud recorrida en un periodo es de 6000
km. Para garantizar la aplicabilidad de la teor´ıa de circuitos basta con exigir que las l´ıneas del
tendido el´ectrico no tengan longitudes superiores a algunas centenas de kil´ometros. En cambio, si
utilizamos un generador de microondas que suministra una se˜ nal de 10
9
Hz, la longitud recorrida
en un periodo es de 30 cm, y un circuito t´ıpico de pr´ acticas de laboratorio no cumplir´ıa las leyes
de Kirchhoff.
• Relaci´ on I–V de elementos simples
En este apartado recopilamos las relaciones que existen entre la intensidad I que atraviesa
un elemento (resistencia, condensador o autoinducci´on) y la ca´ıda de tensi´on V entre sus dos
terminales. Para ello colocamos un amper´ımetro en serie con el elemento (lo cual no modifica
apreciablemente la ca´ıda de tensi´on) y un volt´ımetro en paralelo entre los terminales (lo cual no
modifica apreciablemente la intensidad que atraviesa el elemento).
V
1
I
R, C ó L
2
A
i) Para una resistencia se tiene, como ya se vio,
V = V
1
−V
2
= IR.
ii) Para un condensador tenemos que
I =
dq
dt
=
d
dt
[C(V
1
−V
2
)] = C
dV
dt
.
iii) Para una autoinducci´ on, la ca´ıda de tensi´on incluye en general un componente resistivo, que
suele ser peque˜ no. La ley de Faraday,


dt
=
_
γ

E · dr =
_
2
1,bob

E · dr −
_
2
1,volt

E · dr;
conduce a
−L
dI
dt
= IR
b
+ V
2
−V
1
⇒ V = IR
b
+ L
dI
dt
.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 24
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
Como vemos, la relaci´ on entre I y V es lineal.
• Reg´ımenes transitorio y permanente
Aunque los circuitos el´ectricos pueden llegar a ser muy complejos, si s´olo est´ an constituidos
por elementos como los descritos en el apartado anterior y por generadores, muestran un com-
portamiento con ciertas caracter´ısticas comunes. En particular existe una tendencia general a
establecerse un r´egimen permanente una vez que se deja transcurrir un tiempo m´ as o menos
largo. Para entender esto vamos a analizar en detalle la intensidad que pasa por un circuito
R − L − C, constituido por un generador que suministra una se˜ nal variable en el tiempo ε(t),
en serie con una resistencia R, un condensador de capacidad C y una bobina con coeficiente de
autoinducci´ on L, supuesta ideal (sin resistencia).
I(t)
ε(t)
R C L
La f.e.m. suministrada es igual a la suma de ca´ıdas de tensi´ on en los tres elementos:
ε(t) = V
R
+ V
L
+ V
C
.
Si derivamos respecto del tiempo toda la ecuaci´ on y consideramos las relaciones I − V vistas en
el apartado anterior resulta

dt
= R
dI
dt
+ L
d
2
I
dt
2
+
I
C
.
Se trata de una ecuaci´ on diferencial ordinaria no homog´enea de segundo orden en la intensidad
que atraviesa el circuito. La soluci´ on general se obtiene como suma de una soluci´on particular
y la soluci´ on general de la ecuaci´on homog´enea asociada. Posteriormente hay que especificar las
condiciones iniciales sobre I(t) y su derivada (por ejemplo en t = 0).
Aqu´ı s´ olo nos interesa poner de manifiesto que la soluci´on general de la ecuaci´on homog´enea
disminuye con el tiempo y tiende a desaparecer. En efecto si resolvemos LI

+ RI

+ (1/C)I = 0
sustituyendo I = Ae
αt
se llega a una ecuaci´ on secular, o condici´ on sobre α:
α
2
+
R
L
α +
1
LC
= 0 ⇒ α
±
=
1
2



R
L
±
¸
R
2
L
2

4
LC


.
La soluci´ on ser´ a combinaci´ on lineal de dos exponenciales, I
h
(t) = A
+
e
α
+
t
+A

e
α

t
. Las dos ra´ıces
pueden ser reales o complejas, pero en cualquier caso se cumple α < 0. Esto quiere decir que,
posea o no car´ acter oscilatorio, lo cual depende de que la parte imaginaria exista o no, la soluci´on
decae en el tiempo de forma exponencial.
En la gran mayor´ıa de las aplicaciones, el generador suministra una se˜ nal peri´ odica, y la soluci´on
particular exhibir´ a el mismo car´ acter peri´ odico. Esto significa que podemos distinguir un r´egimen
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 25
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
transitorio, al conectar el generador y durante el tiempo necesario para que la parte homog´enea
de la soluci´ on decaiga hasta hacerse despreciable, y un r´egimen permanente, que viene a contin-
uaci´ on, caracterizado por una variaci´on peri´ odica de la intensidad y la tensi´ on en cualquier punto
del circuito.
La duraci´ on del transitorio, o tiempo necesario para poder considerar que la intensidad es peri´ odi-
ca, se puede estimar como tres o cuatro veces la cantidad 1/α
+
(¿Por qu´e?).
Aunque no se ha demostrado matem´aticamente, podemos admitir que lo visto para el circuito
RLC tiene car´acter general.
• Concepto de impedancia
Lo que sigue se refiere al an´ alisis del r´egimen permanente de un circuito alimentado por gener-
adores de se˜ nal peri´ odica. El r´egimen transitorio no suele ser estudiado dado que tiene lugar s´olo
en los primeros instantes de funcionamiento, aunque s´ı se considera en algunas t´ecnicas de medida
de capacidades y coeficientes de autoinducci´on.
Para motivar la introducci´ on del concepto de impedancia vamos a considerar una f.e.m. sinusoidal
aplicada a nuestro circuito R−L −C, es decir, ε(t) = ε
0
cos ωt, donde ω es la frecuencia angular
de la se˜ nal. Puede comprobarse que es soluci´on particular de la ecuaci´ on encontrada para I(t)
una funci´ on de la forma I
p
(t) = I
0
cos(ωt + φ) con I
0
y φ dos constantes que debemos elegir
convenientemente. El mismo tipo de dependencia podemos proponer para la tensi´on en cualquier
punto del circuito (referida a un origen de potencial establecido libremente). Mejor que as´ı, usamos
un tratamiento fasorial escribiendo
I(t) =
_
I
0
e
i(ωt+φ
I
)
_
=
_
ˆ
Ie
iωt
_
V (t) =
_
V
0
e
i(ωt+φ
V
)
_
=
_
ˆ
V e
iωt
_
donde
ˆ
I y
ˆ
V son n´ umeros complejos que engloban las “fases” e

I
y e

V
y que por ello son llamados
fasores intensidad y tensi´ on respectivamente. Este tipo de tratamiento ya se vio cuando se hizo
un estudio de las ondas planas en el tema 4.
Sustituimos la intensidad en forma fasorial en la ecuaci´ on diferencial completa. Lo que se pretende
es encontrar de esta forma una soluci´ on particular sinusoidal de igual frecuencia que la se˜ nal
suministrada por el generador, para lo cual s´ olo falta determinar I
0
y φ
I
. Tenemos en cuenta que
cada derivada en el tiempo produce un factor iω:

_
iωε
0
e
iωt
_
=
_
iωR
ˆ
Ie
iωt
_
+
_
(iω)
2
ˆ
Ie
iωt
_
+
_
1
C
ˆ
Ie
iωt
_
.
Esta ecuaci´ on se verifica si exigimos
ε
0
=
_
R + iω +
1
iωC
_
ˆ
I,
de donde se obtiene el valor del n´ umero complejo
ˆ
I. Multiplicando por e
iωt
y tomando parte real
se obtiene la verdadera magnitud f´ısica I(t), que representa el valor de la intensidad en el estado
permanente.
La relaci´ on anterior se puede escribir ˆ ε = Z
ˆ
I, donde Z = Z
R
+Z
L
+Z
C
y se definen las impedan-
cias de los tres elementos como la raz´ on entre el fasor diferencia de tensi´ on a los extremos del
elemento y fasor intensidad que lo atraviesa. En efecto, a partir de la relaci´ on I −V tenemos:
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 26
w
w
w
.
.
c
o
m
F
i
s
i
c
a
A
Campos Electromagn´eticos. 2

Ingenieros Industriales. Universidad de Sevilla
Resistencia: Como V = RI,
Z
R
= R.
Autoinducci´ on: Como V = L(dI/dt), aparece un factor iω que afecta al fasor intensidad al
derivar, por lo que
ˆ
V = iωL
ˆ
I. Entonces,
Z
L
= iωL.
Condensador: Como I = C(dV/dt), se tienen ahora
ˆ
I = iωC
ˆ
V . Entonces,
Z
L
=
1
iωC
.
• Generalizaci´ on de las leyes de Kirchhoff
El car´ acter lineal de la relaci´ on entre tensi´ on e intensidad nos ha permitido definir la impedancia
de los tres elementos simples, que a su vez transforma estas relaciones en una simple proporcionali-
dad, an´alogamente a lo que se tiene en el caso de las resistencias. Si para un circuito de resistencias
y generadores de corriente continua hemos formulado una teor´ıa de circuitos basada en las leyes
de Kirchhoff, con el concepto de impedancia estamos en condiciones de generalizar esta teor´ıa a
circuitos formados con elementos de los tres tipos vistos (resistencias, autoinducciones y conden-
sadores) y alimentados por generadores de se˜ nales sinusoidales. En efecto basta con considerar la
impedancia asociada a cada tipo de elemento, que ahora juega el mismo papel que la resistencia
en un circuito de corriente continua. Las tensiones e intensidades constantes son sustituidas por
los fasores correspondientes. Una vez resuelto el circuito podemos encontrar las magnitudes reales,
como ya hemos dicho, multiplicando por el factor exponencial dependiente del tiempo y tomando
luego la parte real.
Si tenemos dos generadores que suministran se˜ nales sinusoidales de la misma frecuencia en un
circuito, las f.e.m. no estar´ an en general en fase: ε
1
(t) = ε
10
cos(ωt +φ
1
), y ε
2
(t) = ε
20
cos(ωt +φ
2
).
Podremos elegir el origen de tiempos de forma que por ejemplo φ
1
= 0, pero φ
2
= 0. La f.e.m.
es por tanto una magnitud cuyo fasor asociado tambi´en tiene car´acter complejo en general. En el
ejemplo propuesto ser´a ˆ ε
2
= ε
20
e

2
.
Si existen n generadores en un circuito que suministren distintas frecuencias, ω
i
, podemos una vez
m´ as acudir al car´ acter lineal de la teor´ıa de circuitos para proponer una soluci´on que consista en la
superposici´ on de las soluciones del circuito con cada uno de los generadores, habiendo eliminado las
f.e.m. del resto (pero no sus resistencias internas). Siguiendo este razonamiento podemos analizar
la soluci´ on de un circuito que contenga un generador de se˜ nal peri´ odica pero no sinusoidal, puesto
que cualquier se˜ nal de periodo T se puede descomponer mediante un an´alisis de Fourier en una
combinaci´on lineal, en general de infinitos t´erminos, de funciones de frecuencia m´ ultiplo de ω =
2π/T:
ε(t) =

n=0
ε
n
cos(nωt + φ
n
).
Para cada t´ermino de esta suma tenemos un problema que podemos resolver independientemente
y luego combinar con el resto de soluciones.
Tema 6: Conductores ohm´ıcos 27

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->