Está en la página 1de 1

60

Somos 13 de octubre del 2012

ENTREVISTA

PILAR SORDO
PSICLOGA

LOS PADRES DE HOY LE TIENEN TERROR A SUS HIJOS


ENTREVISTA GABRIELA MACHUCA CASTILLO

res aos le tom a la afamada psicloga, columnista de Somos y conferencista chilena Pilar Sordo escribir el libro No quiero crecer, publicado en el ao 2009. En este, recomienda a los padres cmo educar a los hijos durante el paso de estos por la juventud, a la cual ha dividido en varias etapas entre los 9 y los 30 aos. El xito del libro y una permanente preocupacin por el tema por parte de progenitores de aqu y all la llevan a seguir charlando sobre este por todo el continente, en un ciclo de conferencias que arranca en Lima este 23 de noviembre.

Cmo surge la idea de hacer esta investigacin, que luego deviene en el libro y la conferencia?
No quiero crecer y no quiero ser adulto eran frases que me decan cientos de nios en Amrica Latina cada vez que me juntaba con ellos. Entonces me pregunt: Por qu no tienen ganas de crecer? Por qu no quieren ser grandes?. Investig y averig que era por el psimo testimonio que estamos dando los adultos. Lo que ven es adultez poco contenta, poco agradecida, que no se re, que no canta, que solo dice estoy cansado. Lo que intento en la conferencia es explicar cules son las inconsistencias que cometemos los adultos que hacen que los hijos no tengan ganas de crecer.

La dificultad que tienen las personas para afrontar cada cambio en la juventud depende del carcter de uno, del contexto... pero, existe alguna edad en la que todos pasemos realmente por problemas?
S, entre los 15 y los 18. Es el choque de la pubertad y la adolescencia, dos procesos distintos. Es una edad complicada, en la que todos experimentamos crisis en nuestra bsqueda de identidad, en tratar de definir qu personas vamos a construir.

NOMBRE: PILAR SORDO MARTNEZ PROFESIN: PSICLOGA EDAD: 47 AOS

La famosa impaciencia del adolescente sigue siendo igual que hace 50 aos o se ha acentuado?
Hay menos paciencia por parte de los adolescentes. Los padres, adems, se han educado en no educarla. Hay una tendencia tremenda de estar complaciendo