P. 1
Optica Hecht

Optica Hecht

4.34

|Views: 37.296|Likes:
Publicado poranalopez0014724
Traducción castellana de buena parte del libro original.
Traducción castellana de buena parte del libro original.

More info:

Published by: analopez0014724 on Jan 20, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

12/03/2015

Hasta ahora el an´alisis se ha restringido a la superposici´on de ondas con
la misma frecuencia. Sin embargo, en realidad nunca se tiene perturbaciones de
ning´un tipo que sean estrictamente monocrom´aticas. Ser´a bastante m´as realista,
como se ver´a, hablar de luz cuasimonocrom´atica que est´a compuesta de un
estrecho rango de frecuencias. El estudio de tal luz llevar´a a los importantes
conceptos de ancho de banda y tiempo de coherencia.
La habilidad para modular efectivamente la luz hace posible acoplar siste-
mas electr´onicos y ´opticos en una forma que ciertamente tendr´an efectos de

68

Juan Manuel Enrique Mu˜nido

4.2. SUMA DE ONDAS DE DIFERENTE FRECUENCIA

gran alcance sobre toda la tecnolog´ıa en las d´ecadas por venir. Adem´as, con
el advenimiento de las t´ecnicas electro-´opticas, la luz est´a comenzando a jugar
un nuevo y significativo papel como transportador de informaci´on. Esta secci´on
est´a dedicada a desarrollar algunas de las ideas matem´aticas que se necesitan
para apreciar este nuevo ´enfasis.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

4.2.1
Pulsos

Consid´erese ahora la perturbaci´on compuesta que aparece de la combinaci´on

de las ondas:

E1 = E01 cos(k1x−ω1t)

E2 = E01 cos(k2x−ω2t)

las cuales tienen amplitudes iguales y fase inicial cero. La onda neta:

E = E01[cos(k1x−ω1t) + cos(k2x−ω2t)]

puede formularse de nuevo como

E = 2E01 cos 1

2[(k1 +k2)x−(ω1 +ω2)t]

×cos 1

2[(k1−k2)x−(ω1−ω2)t]

usando la identidad

cosα + cosβ = 2cos 1

2(α +β)cos 1

2(α−β).

Ahora se definen las cantidades ω y k, que son la frecuencia angular promedio
y el n´umero de propagaci´on promedio, respectivamente. Similarmente las canti-
dades ωm y km se designan como la frecuencia de modulaci´on y el n´umero de
propagaci´on de modulaci´on. Por lo tanto, se hace

ω ≡ 1

2(ω1 +ω2)

ωm ≡ 1

2(ω1−ω2)

(4.31)

y

k≡ 1

2(k1 +k2)

km ≡ 1

2(k1−k2);

(4.32)

entonces

E = 2E01 cos(kmx−ωmt)cos(kx−ωt).

(4.33)

La perturbaci´on total se puede considerar como una onda viajera de frecuencia
ω que tiene una amplitud modulada o variable en el tiempo E0(x,t) tal que

E(x,t) = E0(x,t)cos(kx−ωt),

(4.34)

donde

E0(x,t) = 2E01(x,t)cos(kmx−ωmt).

(4.35)

En las aplicaciones de inter´es aqu´ı ω1 y ω2 siempre ser´an muy grandes. Adem´as,
si ellas son comparables entre s´ı, ω1 ≈ω2, entonces ω ωm y E0(x,t) cambiar´ıa

Juan Manuel Enrique Mu˜nido

69

CAP´

ITULO 4. SUPERPOSICI´

ON DE ONDAS

lentamente mientras que E(x,t) variar´ıa muy r´apidamente. La irradiancia es
proporcional a:

E2

0(x,t) = 4E2

01 cos2

(kmx−ωmt)

o

E2

0(x,t) = 2E2

01[1 + cos2(kmx−ωmt)].

Obs´ervese que E2

0(x,t) oscila alrededor de un valor de 2E2

01 con una frecuencia
2ωm o simplemente (ω1−ω2) que se conoce como la frecuencia de palpitaci´on.
En otras palabras, la frecuencia de modulaci´on, que corresponde a la envolvente
de la curva, es la mitad de la frecuencia de palpitaci´on. Podr´ıa parecer que,
como la forma de la onda entre dos nodos consecutivos se repite a s´ı misma,
esa distancia debe ser la longitud de onda de la envolvente, pero este no es
generalmente el caso.

Las palpitaciones fueron observadas por primera vez usando luz en 1955 por
Forrester, Gudmundsen y Johnson. A fin de obtener dos ondas de frecuencia
ligeramente diferente usaron el efecto Zeeman. Cuando los ´atomos de una l´am-
para de descarga, en este caso mercurio, se sujetan a un campo magn´etico, sus
niveles de energ´ıa se dividen. Como resultado de ello la luz emitida contiene dos
frecuencias componentes ν1 y ν2 que difieren en proporci´on a la magnitud del
campo aplicado. Cuando estas componentes se recombinan en la superficie de
un tubo mezclador fotoel´ectrico la frecuencia de palpitaci´on, ν1−ν2 se genera.
Espec´ıficamente, el campo estaba ajustado de tal manera que ν1 −ν2 = 1010
Hz que corresponde convenientemente a una se˜nal de microondas de 3 cm. La
corriente fotoel´ectrica registrada ten´ıa la misma forma que la curva E2

0(x).

El advenimiento del l´aser ha hecho desde entonces considerablemente m´as
f´acil la observaci´on de las palpitaciones usando luz. Aun una palpitaci´on de unos
pocos Hz en 1014

Hz se puede observar como una variaci´on en la corriente del
fototubo. La observaci´on de las palpitaciones representa ahora un medio parti-
cularmente simple y sensible de detectar peque˜nas diferencias en la fecuencia.
El efecto Doppler, que explica el desplazamiento de frecuencia cuando la luz se
refleja en una superficie m´ovil, provee otra serie de aplicaciones de las palpita-
ciones. Esparciendo luz con un objeto, bien sea s´olido, l´ıquido o incluso gaseoso,
y mezclando entonces las ondas original y reflejada, se obtiene una medida pre-
cisa de la velocidad del cuerpo. En forma muy parecida en escala at´omica, la luz
de l´aser cambiar´a su fase al interaccionar con ondas de sonido que se mueven
en un material (este fen´omeno se llama esparcimiento Brillouin). Entonces 2ωm
queda como una medida de la velocidad del sonido en el medio.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

4.2.2
Velocidad
de Grupo

La perturbaci´on examinada en la secci´on anterior,

E(x,t) = E0(x,t)cos(kx−ωt),

consiste en una onda portadora de alta frecuencia (ω), modulada en amplitud
por una funci´on coseno. Suponiendo, por un momento, que la onda no estuviera
modulada, es decir, E0 = constante. Cada peque˜na cresta en la portadoras
viajar´ıa a la derecha con la velocidad de fase usual. En otras palabras:

v =−

∂ϕ
∂t

x=cte

∂ϕ
∂x

t=cte

.

70

Juan Manuel Enrique Mu˜nido

4.2. SUMA DE ONDAS DE DIFERENTE FRECUENCIA

De la ecuaci´on (4.34) la fase est´a dada por ϕ = (k−ωt) y por lo tanto

v = ω
k

.

(4.36)

Claramente, ´esta es la velocidad de fase bien sea que la portadora est´e modulada
o no. en el caso anterior las crestas simplemente cambian peri´odicamente de
amplitud conforme van viajando.
Evidentemente, hay otro movimiento en el que se est´a interesado y es la pro-
pagaci´on de la envolvente moduladora. Sup´ongase que las ondas constitutivas,
E1(x,t) y E2(x,t), avanzan con la misma velocidad, v1 = v2. Imag´ınese, si se
quiere, las dos ondas arm´onicas con diferentes longitudes de onda y frecuencias
dibujadas en hojas separadas de pl´astico transparente. Cuando ´estas se super-
ponen de cierta manera la resultante es un patr´on estacionario de palpitaciones.
Si ambas hojas se mueven hacia la derecha con la misma velocidad para simular
ondas viajeras, las palpitaciones obviamente se mover´an con la misma veloci-
dad. La rapidez con la cual la envolvente de modulaci´on avanza se conoce como
velocidad de grupo o simb´olicamente como vg. en este caso la velocidad de grupo
es igual a la velocidad de fase de la portadora (la velocidad promedio, ω/k). En
otras palabras, vg = v = v1 = v2. Esto se aplica espec´ıficamente a medios no
dispersores en los cuales la velocidad de fase es independiente de la longitud
de onda de tal forma que las dos ondas tengan la misma velocidad. Para una
soluci´on de aplicaci´on m´as general se examinar´a la expresi´on para la envolvente
de modulaci´on:

E0(x,t) = 2E01(x,t)cos(kmx−ωmt).

La velocidad con la que se mueve la onda est´a de nuevo dada por la ecuaci´on
(1.32) donde ahora se donde ahora se puede olvidar de la onda portadora. La
modulaci´on por consiguiente avanza con una rapidez dependiente de las fases
de la envolvente (kmx−ωmt) y as´ı:

vg = ωm
km

o

vg = ω1−ω2
k1−k2

= ∆ω
∆k.
Obs´ervese, sin embargo, que ω puede ser dependiente de λ o, equivalentemente,
de k. La funci´on particular ω = ω(k) se llama relaci´on de dispersi´on. Cuando
el rango de frecuencia ∆ω, centrado alrededor de ω, es peque˜no ∆ω/∆k es
aproximadamente igual a la derivada de la relaci´on de dispersi´on, es decir

vg = dω

dk.

(4.37)

La modulaci´on o se˜nal se propaga con una velocidad vg que puede ser mayor,
igual o menor que la velocidad de fase v, de la portadora. La ecuaci´on (4.37)
es muy general y ser´a cierta, tambi´en, para cualquier grupo de ondas que se
superponen siempre que su rango de frecuencia sea angosto.

Ya que ω = kv, la ecuaci´on (4.37) da

vg = v +kdv

dk.

(4.38)

Juan Manuel Enrique Mu˜nido

71

CAP´

ITULO 4. SUPERPOSICI´

ON DE ONDAS

como una consecuencia, en medios no dispersores donde v es independiente de
λ, dv/dk = 0 y vg = v. Espec´ıficamente en el vac´ıo ω = kc, v = c y vg = c.
En medios dispersores v1 = v2, donde n(k) no se conoce, ω = kc/n y es ´util
reformular vg como:

vg = c

n − kc
n2

dn

dk

o

vg = v

1− k
n

dn

dk

(4.39)

Para medios ´opticos en regiones de dispersi´on normal, el ´ındice de refracci´on
aumenta con la frecuencia (dn/dk > 0) y como resultado vg < v. Claramente,
se deber´ıa definir un ´ındice de refracci´on de grupo

ng ≡ c
vg

(4.40)

que se debe distinguir cuidadosamente de n. A. A. Michelson en 1885 midi´o ng en
bisulfuro de carbono usando pulsos de luz blanca y obtuvo 1.758 en comparaci´on
con 1.635.

La teor´ıa de la relatividad especial hace muy claro que bajo ninguna cir-
cunstancia una se˜nal se puede propagar con una velocidad mayor que c. Sin
embargo, ya se ha visto que bajo ciertas circunstancias la velocidad de fase pue-
de exceder a c. La contradicci´on es solamente aparente y es debida al hecho de
que mientras que una onda monocrom´atica puede en efecto tener una rapidez
mayor que c, ella no puede llevar informaci´on. En contraste, una se˜nal en la
forma de cualquier onda modulada se propagar´a con la velocidad de grupo que
es siempre menor que c en medios normalmente dispersores. 1

1

En regiones de dispersi´on an´omala donde dn/dk < 0, vg puede ser mayor que c. Aqu´ı, sin
embargo, la se˜nal se propaga con otra velocidad m´as, muy diferente, concida como la velocidad
de se˜nal vs. Entonces vs = vg excepto en una banda de absorci´on de resonancia. En todos los
casos vg corresponde a la velocidad de transferencia de energ´ıa y nunca excede a c.

72

Juan Manuel Enrique Mu˜nido

CAP´

ITULO 5

Interferencias

´Indice General

5.1. Consideraciones Generales . . . . . . . . . . . . . . . 74

5.2. Condiciones para la Interferencia . . . . . . . . . . . 78

5.3. Interfer´ometros de Divisi´on de Frente de Onda . . 79

5.4. Pel´ıculas Diel´ectricas. Interferencia de dos Haces . 83

5.4.1. Franjas de Igual Inclinaci´on . . . . . . . . . . . . . . 84

5.4.2. Franjas de Igual Espesor . . . . . . . . . . . . . . . . 86

73

CAP´

ITULO 5. INTERFERENCIAS

SECCI´

ON 5.1

Consideraciones Generales

La luz es, por supuesto, un fen´omeno vectorial; los campos el´ectricos y mag-
n´eticos son campos vectoriales. Una apreciaci´on de este hecho es fundamental
para cualquier tipo de entendimiento intuitivo de la ´optica. No es necesario decir
que hay muchas situaciones en las que el sistema ´optico en particular est´a de tal
manera configurado que la naturaleza vectorial de la luz es de poco significado
pr´actico. Se deducir´a por lo tanto las ecuaciones de interferencia b´asicas dentro
del contexto del modelo vectorial, delineando despu´es las condiciones bajo las
cuales el tratamiento escalar es aplicable.
De acuerdo con el principio de superposici´on, la intensidad del campo el´ec-

trico

E, en un punto en el espacio que proviene de los campos separados

E1,

E,

..., de varias fuentes que contribuyen, est´a dada por:


E =

E1 +

E2 +....

Una vez m´as se hace notar que la perturbaci´on ´optica, o campo luminoso

E,

var´ıa en un tiempo sumamente r´apido, aproximadamente:

4,3×1014

Hz a 7,5×1014

Hz,

haciendo que el campo real sea una cantidad pr´acticamente indetectable. Por
otro lado, la irradiancia I puede ser medida directamente usando una gran va-
riedad de sensores (por ejemplo, fotoceldas, bol´ometros, emulsiones fotogr´aficas
u ojos). Realmente, si se va a estudiar la interferencia, entonces es mejor que se
ataque el problema por medio de la irradiancia.
Gran parte del an´alisis que sigue se puede efectuar sin especificar la forma
particular de los frentes de onda y los resultados son por consiguiente muy
generales en su aplicabilidad. Sin embargo, con el prop´osito de simplificar, se
considerar´an dos fuentes puntuales S1 y S2 emitiendo ondas monocrom´aticas
de la misma frecuencia en un medio homog´eneo. Adem´as, perm´ıtase que su
separaci´on a sea mucho m´as grande que λ. Col´oquese el punto de observaci´on
P lo suficientemente lejos de las fuentes de tal forma que los frentes de onda
en P sean planos. Por el momento se considerar´an solamente ondas linealmente
polarizadas de la forma:


E1 ( r,t) =

E01 cos

k1· r−ωt+ε1

y


E2 ( r,t) =

E02 cos

k2· r−ωt+ε2

Anteriormente se vi´o que la irradiancia en P est´a dada por:

I = v

E2

Puesto que solamente son concernientes las irradiancias relativas dentro del
mismo medio, se despreciar´an, al menos por el momento, las constantes y se
pondr´a:

I =

E2

.

74

Juan Manuel Enrique Mu˜nido

5.1. CONSIDERACIONES GENERALES

Lo que se quiere decir por

E2

es, por supuesto, el promedio en el tiempo de
la magnitud de la intensidad del campo el´ectrico al cuadrado o


E

. Por

consiguiente,


E2

=

E,

donde ahora


E2

=

E1 +

E2

·

E1 +

E2

y por lo tanto:


E2

=

E2

1 +

E2

2 + 2

E1·

E2

Tomando el promedio en el tiempo de ambos lados, la irradiancia queda:

I = I1 +I2 +I12

(5.1)

siempre que:

I1 =

E2
1

,

I2 =

E2
2

y

I12 = 2

E1·

E2

.

La ´ultima expresi´on se conoce como t´ermino de interferencia. Para evaluarlo en
este caso espec´ıfico, se forma:


E1·

E2 =

E01·

E02 cos

k1· r−ωt+ε1

×cos

k2· r−ωt+ε2

o equivalentemente:


E1·

E2 =

E01·

E02[cos(

k1 r +ε1)×cosωt

+ sin(

k1· r +ε1)sinωt]×[cos(

k2· r +ε2)cosωt

+ sin(

k2· r +ε2)sinωt].

(5.2)

Recordando que el promedio en el tiempo de alguna funci´on f(t), tomado sobre
un intervalo T, es:

f(t) = 1
T

t+T
t

f(t )dt .

(5.3)

El per´ıodo τ de las funciones arm´onicas es 2π/ω y para la mayor´ıa de los pro-
p´ositos presentes T τ. En ese caso el coeficiente 1/T frente a la integral tiene
un efecto dominante. Despu´es de multiplicar y sacar el promedio, la ecuaci´on
(5.2) queda:

E1·

E2

= 1

2

E01·

E02 cos

k1· r +ε1−

k2· r−ε2

,

Juan Manuel Enrique Mu˜nido

75

CAP´

ITULO 5. INTERFERENCIAS

donde se utiliz´o el hecho de que cos2

ωt

= 1

2, sin2

ωt

= 1

2 y cosωtsinωt =

0. El t´ermino de interferencia es:

I12 =

E01·

E02 cosδ

(5.4)

y δ, igual a

k1· r−

k2· r +ε1−ε2

, es la diferencia de fase que proviene de
combinar una diferencia de longitud de trayectoria y una diferencia de fase incial.
Obs´ervese que si

E01 y

E02 (y por consiguiente

E1 y

E2) son perpendiculares,

I12 = 0 y I = I1 + I2. Dos estados ortogonales P tales se combinan para
dar un estado R, L, P o E, pero la distribuci´on de densidad de flujo quedar´a
inalterada.

La situaci´on que casi siempre ocurre en el trabajo que sigue corresponde a


E01 paralelo a

E02. en ese caso, la irradiancia se reduce al valor encontrado en
el tratamiento escalar. Bajo esas condiciones:

I12 = E01E02 cosδ.

Esto se puede escribir en una forma m´as conveniente notando que:

I1 = E2
1

= E2
01

2

y

I2 = E2
2

= E2
02

2

El t´ermino de interferencia queda:

I12 = 2 I1I2 cosδ,

en donde la irradiancia total es:

I = I1 +I2 + 2 I1I2 cosδ.

(5.5)

En varios puntos en el espacio, la irradiancia resultante puede ser mayor, menor
o igual a I1 + I2 dependiendo del valor I12, es decir, dependiendo de δ. Un
m´aximo en la irradiancia se obtiene cuando cosδ = 1, tal que:

Imax = I1 +I2 + 2 I1I2.

cuando

δ = 0,±2π,±4π,....

En este caso la diferencia de fase entre las dos ondas es un m´ultiplo entero
de 2π, y las perturbaciones est´an en fase. Se habla de esto como interferencia
constructiva total. Cuando 0 < cosδ < 1 las ondas est´an fuera de fase, I1 +
I2 < I < Imax y el resultado se conoce como interferencia constructiva. En

δ = π/2, cosδ = 0, las perturbaciones ´opticas est´an 90o

fuera de fase y I =
I1 + I2. Para 0 > cosδ > −1 se tiene la condici´on de interferencia destructiva,

I1 +I2 > I > Imin. El m´ınimo en la irradiancia resulta cuando las ondas est´an
180o

fuera de fase, valles sobre crestas, cosδ =−1, y

Imin = I1 +I2−2 I1I2.

76

Juan Manuel Enrique Mu˜nido

5.1. CONSIDERACIONES GENERALES

Esto, por supuesto, ocurre cuando δ =±π,±3π±5π,..., y recibe el nombre de
interferencia destructiva total.
Otro caso algo especial, aunque no muy importante aparece cuando las am-
plitudes de ambas ondas que llegan a P son iguales, es decir,

E01 =

E02. Ya
que las contribuciones a la irradiancia de ambas fuentes son entonces iguales,
haciendo I1 = I2 = I0. La ecuaci´on (5.5) se puede ahora escribir como:

I = 2I0(1 + cosδ) = 4I0 cos2 δ
2

(5.6)

de lo cual se deduce que Imin = 0 y Imax = 4I0.
La ecuaci´on (5.5) es igualmente v´alida para las ondas esf´ericas emitidas por
S1 y S2. Tales ondas se pueden expresar como:


E1(r1,t) =

E01(r1)ei(kr1−ωt+ε1)

y


E2(r2,t) =

E02(r2)ei(kr2−ωt+ε2)

Los t´erminos r1 y r2 son los radios de los frentes de onda esf´ericos que se su-
perponen en P, es decir, ellos especifican las distancias de las fuentes J. En este
caso:

δ = k(r1−r2) + (ε1−ε2).

La densidad de flujo en la regi´on que rodea a S1 y S2 ciertamente variar´a de
punto a punto al variar (r1−r2). No obstante, del principio de conservaci´on de
la energ´ıa, se espera que el promedio espacial de I permanezca constante e igual
al promedio de I1 + I2. El promedio espacial de I12 debe ser por lo tanto cero,
una propiedad verificada por la ecuaci´on (5.4) ya que el promedio del t´ermino
del coseno es, en efecto, cero.
La ecuaci´on (5.6) ser´a aplicable cuando la separaci´on entre S1 y S2 sea
peque˜na en comparaci´on con r1 y r2 y cuando, adem´as, la regi´on de interferencia
tambi´en sea peque˜na en el mismo sentido. Bajo estas circunstancias

E01 y

E02

pueden considerarse independientes de la posici´on, es decir, constantes en la
peque˜na regi´on examinada. Si las fuentes emisoras son de igual intensidad

E01 =


E02, I1 = I2 = I0 y se tiene:

I = 4I0 cos2 1

2 [k(r1−r2) + (ε1−ε2)]

Los m´aximos de irradiancia ocurren cuando:

δ = 2πm

siempre que m = 0,±1,±2,.... Similarmente, los t´erminos para los cuales I = 0,
aparecen cuando:

δ = π(2m+ 1).

Estas expresiones se pueden reescribir de tal forma que la m´axima irradiancia
ocurre cuando:

(r1−r2) = 2πm+ (ε2−ε2)
k

(5.7)

y la m´ınima cuando

(r1−r2) = π(2m+ 1) + (ε2−ε2)
k

Juan Manuel Enrique Mu˜nido

77

CAP´

ITULO 5. INTERFERENCIAS

Cualquiera de estas ecuaciones define una familia de superficies, cada una de las
cuales es un hiperboloide de revoluci´on. Los v´ertices de los hiperboloides est´an
separados por distancias iguales a los lados derechos de las ecuaciones (5.7). Los
focos est´an localizados en S1 y S2. Si las ondas est´an en fase al salir del emisor
ε1−ε2 = 0, y las ecuaciones (5.7) se simplifican a:

(r1−r2) = 2πm

k = mλ

(r1−r2) = π(2m+ 1)

k =

m+ 1
2

λ

para irradiancia m´axima y m´ınima, respectivamente. Las zonas claras y oscuras
que se ver´ıan en una pantalla colocada en la regi´on de interferencia se conocen
como franjas de interferencia.

SECCI´

ON 5.2

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->