Está en la página 1de 20

  1

Granuloma Piógeno
definición, etiología, diagnóstico y
tratamiento

Chicharro Luna, Esther *

Poveda Climent, Hernán **

Molina Alavés, Francisco ***

Moreno Pérez, Antonio **

Sánchez Gómez, Jerónimo **

* Profesor de Podología. Universidad Miguel Hernández.

*** Diplomado en Enfermería y estudiante de Podología

** Estudiante de Podología

CORRESPONDENCIA

Esther Chicharro Luna

Universidad Miguel Hernández

Departamento Psicología de la Salud (Podología).

Carretera de Valencia 332 KM 87

03550 San Juan de Alicante

Ec.luna@umh.es
  2

RESUMEN

El granuloma piógeno es una lesión vascular que evoluciona rápidamente (pocos

meses), pudiendo llegar a medir unos 2 cm. de diámetro. Su superficie es lisa, de color rojizo,

violáceo o negruzco, con un collar epidérmico hiperplásico en la base. Es común el fácil

sangrado de la lesión con el menor traumatismo o roce. Suele aparecer en el cuero cabelludo,

boca y extremidades.

La mayoría de las veces el granuloma piógeno se produce por un agente traumático,

que da lugar a una reacción inflamatoria a nivel local, desencadenando una proliferación de

vasos sanguíneos exagerada. También aparece en el periodo de gestación o durante el

tratamiento de anticonceptivos, así como en pacientes portadores de VIH bajo el tratamiento de

Indinavir. Algunos pacientes oncológicos también son candidatos a padecerlo.

Para hacer un buen diagnóstico, elaboraremos una correcta anamnesis, exploración

exhaustiva y diagnóstico diferencial con otras patologías como el melanoma amelanótico, el

hemangioma de cereza, el sarcoma de Kaposi y la angiomatosis bacilar principalmente.

El tratamiento de esta patología es poco específico. Los más utilizados son el curetage

con electrodesecación, la quemadura con nitrato de plata y la crioterapia. En menor medida las

infiltraciones de etanol, aplicación de queratolíticos con ácidos débiles y la destrucción láser.

Palabras clave: granuloma piógeno, curetage, crioterapia, melanoma

SUMMARY

Pyogenic granuloma is a vascular injury that proliferates quickly (few months), being

able to get to measure about 2 cm. of diameter. Its surface is smooth, of reddish color, violet or

blackish, with a hiperkeratosic necklace in the base. It is common the easy bled of the injury

with the smaller contusion or graze. Usually it appears in the hairy leather, mouth and

extremities.
  3

Most of the times pyogenic granuloma takes place by a traumatic agent, who gives rise

to an inflammatory reaction to local level, triggering a proliferation of blood vessels exaggerated.

Also it appears in the period of gestation or during the treatment of contraceptives, as well as in

carrying patients of HIV treated with Indinavir. Some patients in treatment with chemotherapy

also are candidates to suffer it.

In order to make a good diagnosis, we will elaborate a correct anamnesis, exhaustive

exploration and diagnosis differential with other pathologies like amelanótico melanoma,

hemangioma papular, Kaposi’s sarcoma and the bacillary angiomatosis mainly.

The treatment of this pathology is little specific. The most used they are curettage with

electrodesiccación, the burn with silver nitrate and the criotherapy. To a lesser extent the

ethanol infiltrations, weak application of keratolytics with acids and the laser destruction.

Keywords: pyogenic granuloma, curettage, criotherapy, melanoma.


  4

INTRODUCCIÓN

El Granuloma Piógeno, aunque se incluye en el conjunto de las infecciones

bacterianas 1 , no lo es en realidad. Se trata de una lesión vascular, superficial y ulcerada de

rápida evolución (proliferación de vasos sanguíneos), que suele aparecer después de un

traumatismo leve 1.

También es conocido con otros nombres 2:

- Hemangioma capilar lobulado.

- Granuloma Piogénico.

- Tumor gestacional.

- Hemangioma eruptivo.

- Botriomicoma

- Hemangioma de tipo tejido de granulación.

- Granuloma Telangiectásico 3, 4.

Dicha lesión se describió por primera vez por Poncet y Dor en 1897 y creyeron que se

debía a una infección por Botryomyces, de ahí el nombre de botriomicoma. Años más tarde

(1904), Hartzell definió el concepto de granuloma piógeno para describir cuatro casos

parecidos, que según pensaba correspondían a una respuesta inespecífica de tipo tejido de

granulación frente a cualquier agente piógeno. A pesar de que actualmente, todavía no se

conoce con exactitud la etiología de estas lesiones tan comunes, el término Granuloma

Piógeno es muy confuso, ya que no existen evidencias de la participación de agentes

infecciosos, y el aspecto histológico no es granulomatoso 2.

CLÍNICA

El granuloma piógeno es una lesión de tipo pápula, pólipo o nódulo de color rojizo brillante
1- 3, 5
o mate 4. Tiene la superficie lisa, con o sin costras y erosionada o no 1, 4, 6- 8
.Presenta un

collar de epidermis hiperplásica en la base 1- 3, 8, 9, con un patrón lobulado 1-3 .

                                                            

 
  5

Lo encontramos normalmente de forma solitaria, 1- 6, 10, 11 aunque existen casos descritos de

granuloma piógeno periungueal múltiple en pacientes oncológicos en tratamiento con


6, 7, 10
quimioterápicos . Crece rápidamente en unas semanas o meses para después

estabilizarse 2- 6,11.

2, 6- 8
El tamaño es muy variable aunque no suele superar 1 cm de diámetro . Sin embargo,
5, 4, 10
hay casos en los que llega a medir entre 1,5 y 3,5 cm de diámetro . Se localiza

normalmente en encías, dedos de las manos, los labios, la cara y la lengua, en el pie, tronco y
1- 4, 6-11
en el cuero cabelludo . Aunque una gran variedad de neoplasmas cutáneos y lesiones

inflamatorias pueden desencadenar una osificación cutánea, es muy raro observarlo en casos

de granulomas piógenos 8.

Son lesiones extremadamente friables, que con frecuencia se ulceran y sangran


1-10, 12
abundantemente con el mínimo traumatismo . Se suele dar más en adolescentes, adultos

jóvenes de ambos sexos y embarazadas debido a producción de hormonas durante la


2, 3, 5, 9- 11
gestación . Estas lesiones a menudo se originan sobre una mancha de vino de Oporto

previa 2, 10.

ETIOLOGÍA

La causa principal para la formación de un granuloma piógeno es un agente traumático

como un cristal, astilla o cuerpo extraño que hace que se desencadene una reacción
1- 5, 9-11
inflamatoria en el organismo . Es frecuente observarlo en los pliegues ungueales en

casos de onicocriptosis de grado II y III 4.

FIGURA 1. Granuloma secundario a una onicocriptosis


  6

Puede aparecer también tras la extirpación de una lesión primaria como tumores o
10
nódulos y se han descritos casos de aparición en zonas adyacentes a una lesión previa o a

una irritación crónica de la piel 10.

10
El granuloma piógeno también puede manifestarse durante el embarazo debido a los

cambios hormonales que se producen durante la gestación. De la misma manera ocurre en

mujeres que están en tratamiento con anticonceptivos orales 10.

Existe una variedad poco común pero bastante documentada de granuloma piógeno.

Se trata del granuloma piógeno periungueal múltiple. Su incidencia es bastante alta en

pacientes oncológicos que están en tratamiento quimioterápico con 5-Fluoracilo,6 Capecitabine


6, 7 10
(Xeloda®) y con Etrinate . Los estudios realizados han llegado a la conclusión que estas

medicaciones inhiben a la enzima proteasa y esto hace que se forme esta variedad de

granuloma piógeno.

También se ha descrito un aumento en la aparición de granuloma piógeno en pacientes


6, 13, 14
con VIH, inmunodeprimidos y en tratamiento con el antirretroviral Indinavir (Crixivan®) y

con retinoides como Isotreonin y Acitretin 2, 6, 13, 14.

DIAGNÓSTICO

Generalmente el examen físico es suficiente para llegar al diagnóstico, aunque en

algunas ocasiones es necesario hacer una biopsia de la piel (extirpación de una pequeña

cantidad de tejido para examinarlo con un microscopio). Aunque se puede confundir o otros

tumores, normalmente esta lesión no suele evolucionar hacia una lesión maligna 5.

Los criterios para el diagnóstico clínico son

 Presencia de una pápula o nódulo vascular, que haya tenido recientemente una

hemorragia significativa de forma espontánea o tras un mínimo traumatismo.

 Tamaño no superior a 2 cm.


  7

 No existir más de una lesión en su presentación

 No aparecer cerca de un párpado.

FIGURA 2. Granuloma en zona distal del dedo 15

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Antes de tratar el granuloma piógeno, es muy importante hacer un buen diagnóstico

diferencial con otras lesiones como el melanoma amelanocítico, el sarcoma de kaposi, o el

hemangioma de cereza entre otros 2, 5:

- Melanoma amelanótico: Tumor maligno con ausencia o disminución de pigmento de

melanina en su interior. Tiene una incidencia de 1/1,5 por cada 100.000 habitantes, y una

frecuencia de 7,9 de todos los tumores de la piel, puede desarrollarse sobre un nevus, o con

más frecuencia, sobre piel normal, y carece de una fase de crecimiento radial manifiesta.

Clínicamente tiene un aspecto nodular, con una longitud de 2,7cm de diámetro

aproximadamente, su localización más frecuente son las extremidades, seguido por la pared

torácica. Tiene un tiempo de evolución de aproximadamente 16,7 meses.

Para realizar el diagnostico diferencial es importante realizar una anamnesis

exhaustiva, ya que en algunas ocasiones el granuloma piógeno y el melanoma amelanótico se

pueden diferenciar por su tiempo de evolución, por la longitud de su diámetro (el melanoma

amelanótico suele ser un poco más grande que el granuloma piógeno), por la naturaleza del

crecimiento, ya que el melanoma crece más lentamente que le granuloma 5, y por la etiología,

ya que en el melanoma no suele existir un antecedente traumático 5.

En la mayoría de los casos es imprescindible realizar una biopsia que puede ser por

escisión (preferible), en la que se extirpa la lesión completa, o por incisión en la que se obtiene

una muestra parcial, o también se pueden utilizar marcadores de inmunohistoquímica, muy


  8

útiles para el diagnóstico del melanoma, entre los que podemos encontrar la proteína S-100 y

el HMB45 5, 16, 17.

- Hemangioma de cereza: es una lesión benigna que suele afectar a personas mayores

de 30 años. Dicha lesión suele ser plana o levantada levemente, formando múltiples

pápulas de color rojo oscuro 18. Tiene un tiempo de evolución de alrededor de 5 años, y

en comparación con el granuloma piógeno crece lentamente 5.

FIGURA 3. Hemangioma de cereza 19.

- Sarcoma de Kaposi: El Sarcoma de Kaposi suele presentarse como lesiones

cutáneas rojo-violáceas planas o elevadas de 0,5 a 2cm de diámetro y que en la mayoría de los

casos son asintomáticas.

Puede afectar a cualquier zona de la piel, mucosas, tracto gastrointestinal y pleura

pulmonar (es la más grave), y ocasionalmente pueden producir hemorragias.

Se han descrito cuatro tipos de Sarcoma de Kaposi: clásico, endémico o africano,

iatrogénico y epidémico o asociado al SIDA. El primero afecta fundamentalmente a la piel de

los miembros inferiores, aunque existen casos de afectación sistémica o visceral. El SK

africano presenta un amplio espectro clínico y SK iatrogénico puede cursar con afectación

exclusivamente cutánea, aunque también puede ser más agresivo, con afectación visceral y sin

afectación cutánea. Por último, el SK asociado al SIDA se caracteriza por presentar una

distribución multicéntrica y simétrica, y localizarse en zonas predispuestas (boca, nariz, tronco,

pene, piernas y pies). En el caso del Sarcoma de Kaposi asociado al SIDA se piensa que el

agente externo que puede determinar su desarrollo es una infección por virus herpes tipo 8.

Clínicamente el Sarcoma de Kaposi se puede diferenciar del granuloma piógeno por la

aparición de numerosas lesiones que en pocas semanas se extienden por todo el cuerpo

(aunque esto no siempre ocurre), por el tiempo de evolución y por la dimensión, siendo el

Sarcoma normalmente mayor.


  9

En la mayoría de ocasiones con la clínica podemos llegar a un diagnóstico pero para

que este sea seguro, es necesario realizar una biopsia de las lesiones cutáneas (que son las

que nos pueden dar lugar a la confusión) y tomar una muestra de sangre. La baja cantidad de

linfocitos CD4 puede ser un factor predisponente, ya que la mayoría de individuos que sufren el

SK suelen ser inmunodeprimidos 5, 20, 21.

FIGURA 4: Sarcoma de Kaposi

- Angiomatosis Bacilar: lesión que se caracteriza por tumores vesiculares cutáneos,

los cuales, pueden diseminarse de manera sistémica.

Se transmite por la mordedura o arañazo de un gato, afecta casi exclusivamente a

pacientes con SIDA y es muy extraño que la sufran pacientes inmunocompetentes.

En la mayoría de los casos es casi imprescindible realizar una biopsia para asegurar el
5
diagnóstico . Realizar un buen diagnóstico del granuloma piógeno por parte de los

responsables de la salud, es imprescindible para realizar un buen tratamiento de la lesión. En

la mayoría de los casos, aunque la clínica sea evidente, es recomendable tomar una muestra

para examinar y de esta manera realizar un diagnóstico inequívoco, asegurando de esta

manera un mejor pronóstico.

TRATAMIENTO

El granuloma piógeno no tiene un tratamiento específico. El arsenal terapéutico del que

disponemos es muy amplio, éste incluye desde medios físicos hasta medios químicos. Debido
4
a que el granuloma piógeno tiene una formación vascular que sangra con mucha facilidad,

todos los tratamientos tendrán, en mayor o menor medida, un componente hemostásico. La

desaparición espontánea de la lesión es poco frecuente aunque en la literatura se han

encontrado algunos casos descritos 9.


  10

Si la causa de la formación de un granuloma piógeno es un agente irritante, como

podría ser una espícula, y la extraemos, el granuloma podría reabsorberse en varias

semanas.12, 23, 24. Pero hay casos en los cuales debemos de seguir un tratamiento para eliminar

el granuloma piógeno. Este tratamiento puede seguir tres grandes vías que son la quirúrgica o
1-5, 9, 11, 23- 25
curetage con electrodesecación de la base, la quemadura química con nitrato de

plata 3, 12, 23 y la crioterapia 9, 11 , 23, 25

Otros tratamientos alternativos que han demostrado su eficacia ante un granuloma


8, 11, 14, 23
piógeno son las infiltraciones de etanol en concentraciones del 99,5%, aplicación de
23 23
queratinolíticos y ácidos débiles , el uso de fármacos como los corticoides y la destrucción

por láser 11, 25 entre otras.

Tratamiento quirúrgico/curetage con electrodesecación

Existen diferentes técnicas pero todas tienen en común la disección del granuloma

mediante un agente cortante.

- Escisión quirúrgica: Se infiltra un anestésico local (lidocaína, bupivacaina) y un

vasoconstrictor (epinefrina) siempre que la lesión no se localice en una zona distal. Se

realiza una escisión elíptica de proporción 3 a 1 dejando un margen de unos 2mm

alrededor de la lesión para asegurarnos una retirada completa. Se cierra por primera

intención, la sutura se retira en 10-14 días. Permite un examen histopatológico, unos

buenos resultados estéticos y la eliminación en una sola sesión 23.

Cuando el granuloma se localiza en la zona periungueal secundario a una onicocriptosis


26
(ver figura 2) se recomienda utilizar la técnica de Winograd . Permite eliminar los labios

ungueales hipertrofiados y realizar una biopsia perfecta de la lesión. Se realiza un corte con

los alicates en el borde de la uña, este corte se continua con una hoja de bisturí del nº10

hasta el hueso. A continuación se realiza otro corte de forma elíptica que una los extremos

de la primera incisión. Se extrae el trozo de uña y de tejido afectado y se legra el periostio

para eliminar la matriz. Se superpone el labio ungueal a la uña, reseccionando el labio

ungueal sobrante. Finalmente se sutura a nivel proximal y distal.

Curetage y electrodesecación
  11

Se aplica un anestésico local (lidocaína) con vasoconstrictor si no se localiza en una

zona distal para evitar el sangrado masivo (no debemos olvidar que se trata de una lesión

vascular). Se realiza un curetage del granuloma mediante una cucharilla dejando 2mm de

seguridad para evitar recidivas, después se realiza una electrocoagulación para destruir tejido

circundante, 23 un último curetage para retirar el tejido necrótico y una última electrocoagulación
27
de los vasos sangrantes . Esta electrocoagulación es de tipo obliterativa y se produce por
28
contacto directo del electrodo con la superficie a coagular de forma monopolar . Con este

tratamiento se obtienen buenos resultados estéticos y una alta satisfacción por parte del

paciente. No suelen producirse recidivas si guardamos el margen de seguridad, es necesaria

una única sesión, permite la biopsia y generalmente no produce efectos secundarios, quizá tan

solo una ligera hiperpigmentación 23.

Quemadura química con Nitrato de plata

Tiene acción cáustica y cicatrizante. En primer lugar se deslamina la lesión quitando la

queratosis superficial si la hubiera. A continuación, se humedecen las varillas de nitrato de

plata con suero fisiológico y se aplica directamente sobre el granuloma que tornará a un color
23
marrón . Se coloca un antiséptico, una cura oclusiva y se revisa a las 48 horas. Al retirar el

vendaje veremos una escara necrótica que hay que retirar. El resto de curas dependen de la

evolución. En el caso de que fuera necesario se repetirá el proceso con nitrato de plata en

sucesivas sesiones. Se ha descrito su uso después del curetage para cauterizar la lesión.

Crioterapia con nitrógeno liquido

Es una técnica de ablación tisular que emplea temperaturas de congelación para

provocar la muerte celular, esta se produce de mayor manera si la congelación es rápida y la

descongelación es lenta. Esta muerte celular se produce por shock de frío, reducción del

volumen celular por deshidratación osmótica, desnaturalización de enzimas celulares vitales,

destrucción de las membranas por cristales de hielo y destrucción microvascular de la lesión 28.

Hay diferentes métodos de aplicación; con torunda de algodón, con pulverización y la

aplicación con pinza y no es necesario aplicar anestesia. Si utilizamos un hisopo, se vierte en el

nitrógeno en un recipiente desechable, se sumerge el éste durante unos segundos, aplicándolo


  12

posteriormente de forma vertical hasta producir la congelación de unos 2mm alrededor de la

lesión. Se realizan 2 aplicaciones por sesión y en el caso de tener que repetirse se hará entre

las 2- 3 semanas. En el caso de utilizar el pulverizador se delimitara el campo con un cono de

otoscopio y se aplicara en posición vertical aproximadamente a 1 cm de distancia de la lesión.9,


29
.

El uso de uno u otro método viene dado por las posibilidades del especialista ya que la

aplicación con pulverizador es más rápida y tiene una penetración mayor pero tiene un coste

elevado. Mientras que la aplicación con torunda y pinzas pese a tener un menor poder de

penetración y un mayor aparataje tiene un coste mucho más reducido.

Presenta generalmente pocos efectos secundarios entre ellos dolor, ampollas y

hipopigmentación en personas de piel oscura al afectar negativamente a los melanocitos.

Su contraindicación principal sería en el caso de un compromiso circulatorio en los


28
miembros inferiores . Los resultados cosméticos que se obtienen son normalmente

excelentes 9, 25 y el nivel de satisfacción es bueno. Un estudio comparativo entre la crioterapia y

le curetage publicado en 2006 por Ghodsi y colaboradores, muestra una efectividad similar

aunque sugieren la utilización del curetage como primera línea terapéutica 9.

Infiltración de alcohol absoluto

En un estudio publicado en 2004 por Ichimiya y colaboradores se infiltró entre 0.1 y

0.14 ml de etanol en concentraciones del 99.5% en la lesión provocando una remisión de esta

en unas 3 semanas. El alcohol desecó de lesión y provocó una atrofia celular, no observándose

casos de recidivas 11.

Está recomendado en aquellos pacientes donde no se pueden utilizar las terapias de

primera elección o estas son inefectivas. No necrosa la piel sana circundante al granuloma

pero puede producir dolor en algunos pacientes.


  13

CONCLUSIONES

A pesar de que el granuloma piógeno fue incluido desde un primer momento dentro de

las infecciones bacterianas, se ha demostrado que esto no es del todo correcto.

Se trata de una lesión vascular de rápida evolución (entre 2 y 4 meses), que puede

llegar a medir unos 2cm de diámetro. En la mayoría de los casos el granuloma piógeno se

desarrolla por un agente traumático que hace que se produzca una reacción inflamatoria local

dando como resultado la lesión típica por una proliferación de vasos sanguíneos exagerada,

aunque como hemos visto también puede aparecer en mujeres en período gestacional o bien

en tratamiento con anticonceptivos orales. Para hacer un diagnóstico correcto del granuloma

piógeno debemos realizar una buena anamnesis yen algunos casos una biopsia que permita

hacer un correcto diagnóstico diferencial. En cuanto al tratamiento del granuloma piógeno

queremos resaltar que no hay un tratamiento específico. Existe gran variedad aunque los más

utilizados hoy día son el tratamiento quirúrgico o curetage con electrodesecación, la

quemadura química mediante el nitrato de plata y la crioterapia.


  14

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Fitzpatrick TB, Johnson RA, Polano MK, Suurmond D, Wolf K. Atlas de Dermatología

clínica. México: Ed. Interamericana Mc Graw Hill; 1998: 184.

2. Bolognia JL, Jorizzo JL, Rapini RP. Dermatología: Madrid: Elsevier; 2004: 1823-1824.

3. Du Vivier A. Atlas de dermatología clínica. Madrid: Ed. Harcourt Brace: 8.25-8.26.

4. Mann RA. Cirugía del pie. Buenos Aires: Ed. Panamericana, 1992: 477-478.

5. Hemady N. Growing plantar lesion following trauma. Am Fam Physician 2006; 74 (7):

1173-4. No abstract available. PMID: 17039755 [PubMed – indexed for MEDLINE].

6. Curr N, Saunders H, Murugasu A, Cooray P, Schwarz Related Articles, Links M, Gin D.

Multiple periungueal pyogenic granulomas following systemic 5-fluorouracil. Australas J

Dermatol 2006 ; 47(2): 130-3. PMID: 16637811 [PubMed – indexed for MEDLINE]

7. Piguet V, Borradori L. Pyogenic granuloma-like lesions during capecitabine therapy. Br

J Dermatol 2002; 147(6): 1270-2. No abstract available. PMID: 12452889 [PubMed –

indexed for MEDLINE]

8. Eun Sung Kim, Kyoung Jin Kim, Sung Eun Chang, Mi Woo Lee, Jee Ho Choi, Kee

Chan Moon and Jai Kyoung Koh. Metaplastic Ossification in a Cutaneous Pyogenic

Granuloma: A Case Report. The Journal of Dermatology 2004; 31: 326-329.

9. Ghodsi SZ, Raziei M, Taheri A, Karami M, Mansoori P, Farnaghi F. Comparison of

cryotherapy and curettage for the treatment of pyogenic granuloma: a randomized trial.

British Journal of Dermatology 2006; (154): 671–675.

10. Valeyrie L, Lebrun-Vignes B, Descamps V, Bouscarat F, Grossin M, Belaich S, Crickx

B. Pyogenic granuloma within port-wine stains: an alarming clinical presentation. Eur J

Dermatol 2002; 12(4): 373-5. No abstract available. PMID: 12095887 [PubMed –

indexed for MEDLINE]

11. Makoto Ichimiya, Yoshiaki Yoshikawa, Yoshiaki Hamamoto, Masahiko Muto. Successful

Treatment of Pyogenic Granuloma with Injection of Absolute Ethanol. The Journal of

Dermatology 2004; 31: 342-344.

12. Robbins. Podología, Atención Primaria. Madrid: Ed. Panamericana; 1995: 291.
  15

13. Bouscarat F, Bouchard C, Bouhour D. Paronychia and pyogenic granuloma of the great

toes in patients treated with indinavir. N Engl J Med 1998; 338(24):1776-7. No abstract

available. PMID: 9625645 [PubMed - indexed for MEDLINE].

14. Sass JO, Jacob-Sölder B, Heitger A, Tzimas G, Sarcletti M. Paronychia with pyogenic

granuloma in a child treated with indinavir: The retinoid- mediated side effect. Theory

Revisited. Dermatology 2000; 200: 40-42.

15. Scher RK, Ralph D. Nails diagnosis, therapy and surgery. Philadelphia: 3º ed. Elsevier;

2005: 196.

16. www.secpre.org/documentos%20manual%2013.html

17. Uribe Pérez CJ, Ávila Camacho MY, Zárate Caballero M, Rueda Forero DF. Melanoma

nodular amelanótico. MEDUNAB 2002; 5 (14): 63-65.

18. Svajdler M, Bohus P, Baumohlova H, Sokol L, Bielek J. Epithelioik hemangioma of the

foot. Cesk Patol. 2006; 42 (2): 86-90.

19. Habif TP. Enfermedades de la piel, diagnóstico y tratamiento. Madrid: 2º ed. Elsevier;

2006: 486.

20. Miralles P, Pordzamczer D, De la Calle M, Zarco C, Berenguer J, Aldeguer JL et al.

Recomendaciones del GESIDA/ Plan Nacional sobre el sida respecto al diagnóstico y

tratamiento del sarcoma de kaposi y el cancer de cerviz uterino en pacientes infectados

por el virus de la inmunodeficiencia humana. Med Clin 2002; 118 (20): 788-95.

21. Avilés Izquierdo JA, Recarte García-Andrade C, Pastor Gómez-Cornejo L, Lázaro

Ochaíta P, De Portugal Álvarez J. Características del sarcoma de Kaposi. Estudio

retrospectivo en un hospital de Tercer Nivel. An. Med. Interna 2003; 20 (4): 170-174.

22. Hettinger DF. Soft Tissue Surgery Using Radiowave Techniques. JAPMA 1997;

87(3):131-135.

23. Losa Iglesias ME, Díaz Bigotes R, Gómez Delgado M, Becerro de Bengoa Vallejo R.

Granuloma piógeno: manifestaciones clínicas y abordaje podológico. REP 2006; XVII

(1): 24-29.

24. Lopez Larráyoz I, Ezquerra Gadea J, Escribano G, García Muñoz M. Granuloma

piogeno. Cirugía mayor de alta resolución en atención primaria. Aten Primaria 2003; 32:

125.
  16

25. Mirshams M, Daneshpazhooh M, Mirshekari A, Taheri A, Mansoori P, Hekmat S,

Cryotherapy in the treatment of pyogenic granuloma. JEADV 2006; 20: 788-790.

26. Mercado O. Atlas de cirugía del pie. Cirugía del antepié. Madrid: Federación Española

de Podólogos; 1995.

27. Camacho Martínez F. Manual de Cirugía podológica. Barcelona: Ed Menarini; 1998: VI-

41.

28. Nyhus, Lloyd M. El dominio de la cirugía. Madrid: 3º Ed. Médica panamericana; 1999:

258-270.

29. Apt P, Muñoz P, Zemelman V. Criocirugía dermatología. Rev. Hospital Clínico

Universidad del Chile 2001;3(12): 235-240.


  17

FIGURA 1: Granuloma secundario a una onicocriptosis.


  18

FIGURA 2. Granuloma en zona distal del dedo 15


  19

FIGURA 3. Hemangioma de cereza 19


  20

FIGURA 4: Sarcoma de Kaposi