Está en la página 1de 4

»

La arquitectura fractal
Los cuerpos en la naturaleza no pueden ser descritos apropiadamente en
términos de la geometría Euclidiana que todos manejamos normalmente. En
este sistema, objetos tales como árboles, montañas, nubes, etc, serían
simplificados a simples poliedros regulares.
En 1975 el matemático franco-americano Benoît Mandelbrot introduce el
término fractal, derivado del latín fractus, que significa roto o fracturado, para
referirse a un tipo de geometría que estudia objetos no convencionales,
tratando de encontrar algoritmos con los que pueda describirse su forma.
Los fractales son objetos de cualquier tipo, en los que su superficie es irregular,
pero en la cual esa irregularidad se repite geométricamente en diferentes
escalas. Poseen ciertas características: son ásperos y rugosos; son
autosimilares, es decir que la estructura tendrá los mismos elementos básicos,
ya sea visto como un conjunto, o analizando sus partes; son infinitamente
complejos, pero se desarrollan a través de iteraciones, lo que permite
estudiarlos por medio de secuencias y dependen de las condiciones iniciales
en que fueron creados.

Los verdaderos fractales matemáticos son aquellos que parten de un objeto
llamado iniciador, que se reemplaza por un generador, en algún tipo de
repetición.

Artísticamente, este concepto puede ser aplicado en términos de composición y
dimensión de una obra. Nuestro buen amigo Piet Mondrian exploró ambos
lados del espectro geométrico en sus pinturas, el Euclidiano y el fractal.

En arquitectura, el concepto de fractal puede apreciarse en estilos tales como
el gótico, donde el elemento determinante era el arco apuntado, y donde se
observa una secuencia en los elementos de la fachada. Un ejemplo sería la
Catedral de Reims.
O la manera en que está proyectado un rosetón.

En el Castillo del Monte, el iniciador es un octágono, y este se repite
agregándole octágonos de menor dimensión en los extremos del primero.

Para el estudio de Joe Price, en Bartlesville, Oklahoma, el arquitecto Bruce
Goff utilizó como iniciador un triángulo equilátero, y lo repitió en diferentes
escalas y rotaciones, para diseñar la planta.

Gracias a las facilidades tecnológicas, en la arquitectura contemporánea se
está dando una fuerte tendencia a que las edificaciones estén basadas en

la escuela Heinz-Galinsky. del arquitecto Zvi Hecker. con un círculo en el centro del proyecto. Por ejemplo. permitiendo complejidades nunca antes exploradas en la historia. . alrededor del cual rotan los elementos. El edificio combina una retícula ortogonal y una concéntrica. como una especie de simbiosis entre la rigidez del pensamiento humano y el caos controlado de lo natural.modelos o funciones matemáticas. parte del concepto de un girasol. Irónicamente son estos avances los que permiten una mejor adaptación y recreación a las formas y estructuras de la naturaleza.

Basta decidir un centro.Conclusiones Dibujar un círuclo mediante un @ La página del ciberartista Laurens Lapre es un programa de ordenador es delicioso museo: extremadamente fácil. . escapa a una generación tan sencilla. un radio y una sencilla ecuación nos proporciona las coordenadas de los puntos que forman el círculo. Parece que sea necesario almacenar cada una de las coordenadas del arbusto para poder dibujarlo o generarlo. aparentemente. La imagen del arbusto inferior por su complejidad.

En el capítulo 4 incidiremos con más detalle en el tema de la iteración. Sin embargo. te informamos que no existe una definición consensuada en matemáticas de fractal. Para finalizar da un tour por la web a los lugares que te recomendamos en esta página. Para ello nos veremos envueltos en la esquiva definición de dimensión. aunque te instamos a que vayas explorándolas ya por tu cuenta. A medida que vayamos introduciendo temas aprenderemos nuevas posibilidades del programa. Hemos dado nuestros primeros pasos en Fractint. @ "Modelling of Plants and Fractals with Lindenmayer Systems": Sin embargo. Hemos generado fractales utilizando L-systems. hemos aprendido que gracias a la recursividad podemos generar una enorme complejidad de forma tan sencilla como en el caso del círculo. En el capítulo siguiente sentaremos de forma más rigurosa la definición de fractal. Seguro que no te defraudan. . Partiendo de un elemento sencillo y unas reglas elementales de transformación aplicadas iterativamente generamos una extraordinaria complejidad.