Está en la página 1de 20

ÍNDICE

1. Introducción………………………………………………………Pág.

2. Historia y evolución….............…………………………………...Pág.

3. Características……………………………………………….……Pág.

4. Autores……………………………………………………………..Pág.

5. Fábulas en la escuela…………………………………………..Pág.

6. Conclusión…………………………………………………………Pág.

7. Sesiones………………………………………………………......Pág.

8. Bibliografía...............................................................................Pág.

1. INTRODUCCIÓN
La palabra fábula proviene del término latino fábula. Tal y como explica
el diccionario en la RAE, se trata de un breve relato ficticio, en prosa o en
verso, que tiene la intención didáctica frecuentemente manifestada en una
moraleja final. En la fábula pueden intervenir personas, animales y otros seres
animados o inanimados.
En cuanto a su faceta literaria, las fábulas son composiciones breves
que concluyen con una enseñanza o moraleja de carácter instructivo. Las
fábulas se diferencian de los apólogos en que estos son más generales.
Las fábulas nacen en la Antigüedad grecorromana cuando los esclavos
pedagogos las utilizaban para enseñar conducta ética a los niños que
educaban.
A partir del s. XIX, las fábulas se convirtieron en uno de los géneros más
populares, con una ampliación de temas y la publicación de diversas
publicaciones especializadas.

2. HISTORIA Y EVOLUCIÓN

3. CARACTERÍSTICAS

• Esencialmente ofrecen un contenido moralizante o didáctico.


• Siempre tienen una moraleja. En las más antiguas se encuentra escrita
al final del texto.
• Generalmente es una obra muy breve con muy pocos personajes. El
texto puede estar escrito en prosa o verso y en la mayoría de los casos
es un esquema dramatizado con diálogos en estilo directo o indirecto. El
estilo directo tiene lugar cuando el autor reproduce las palabras de los
personajes que hablan, y el estilo indirecto cuando se reproduce la
conversación entre dos personajes, pero no de manera textual.
• Posee gran inventiva, riqueza imaginativa y de colorido.
• Es inverosímil.
• En su exposición de vicios y virtudes es maliciosa, irónica, reflexiva,
graciosa y hasta triste.
• El texto se basa en una conversación mantenida entre animales, que
suelen ser los personajes en este tipo de relato. Estos animales suelen
representar "tipos" o modelos con unas características muy definidas
• No todos los personajes de las fábulas han de ser forzosamente
animales; también podemos encontrar plantas, objetos e incluso seres
humanos.

4. AUTORES.

ESOPO
Fue un famoso escritor de fábulas de expresión griega que vivió
alrededor del 600 a.C. En Europa es considerado el padre de la fábula.

Existen pocos datos de la vida de Esopo, pero podemos decir; que nació
en Tracia y que durante la época clásica estuvo acompañado de elementos
legendarios y a algunos historiadores ponen en cuestión su existencia. Otros
historiadores dicen que Esopo fue un esclavo de la ciudad de Frigia, allí
padeció un larga temporada de servidumbre.

Muchas de sus obras se utilizaron para la docencia en la escuela, ya que


por ejemplo Sócrates se sabía de memoria las fábulas de Esopo.
Esopo murió asesinado tras su acusación falsa en un robo en Delfos.

La siguiente es una selección de las más conocidas fábulas de Esopo:


El águila y la zorra El invierno y la primavera
La zorra y las uvas La comadreja y las gallinas
El Viento del Norte y El Sol El viejo y la muerte
El escorpión y la rana El campesino y la serpiente
El granjero y la víbora La rana y la zorra
El león y el ratón La perra que llevaba un trozo de
El perro y la campanilla carne
El ratón de campo y el ratón de El niño que se ahogaba
ciudad Zeus y la serpiente
La cigarra y la hormiga De gansos y grullas
La liebre y la tortuga Las Ranas y su rey
La rana que quiso ser buey El águila y el escarabajo
El cuervo y la zorra El león enamorado
El cuervo enfermo La primavera y el Invierno
La gallina de los huevos de oro

FEDRO

Gayo Julio Fedro (15 a.C. – 55 d.C.) fue un escritor de fábulas romano.
Esclavo nacido en Macedonia. Su libertad la recibió de Augusto, y su actividad
literaria fue desarrollada durante los reinados de Tiberio, Calígula y Claudio.

Su colección de fábulas latinas en verso fue publicada en cinco libros. La


mayoría de los temas están tomados de Esopo; pero los demás proceden de
sus experiencias personales o inspiradas en la sociedad romana.

Su pensamiento es que la fábula se inventó porque los esclavos como


no podían decir lo que sentían, todas sus ideas y pensamientos lo expresaban
en fábulas y así evitaban las reacciones violentas de sus señores. Por ello, en
las 101 fábulas de Fedro que se han conservado se ve claramente la intención
didáctica y moralizante de cada relato, protagonizados normalmente por
animales. Su forma de escribir era elegante y poética.
Este autor representa de forma muy general la vida y las costumbres de
los hombres de su tiempo. De él se sabe muy poco, pero muchas de las
fábulas de Esopo fueron rescritas en verso por el griego Babrio y en latín por el
romano Fedro.

Sus obras son:

El caballo y el jabalí
El gallo y la perla
Los toros y las ranas
El pavo real que se quejaba a la diosa Juno
El asno y la lira
El águila, la corneja y la tortuga
Los dos mulos
Los perros hambrientos
El caminante y el cuervo
Esopo y las lenguas
El hombre y la piedra
El ladrón y el perro

LEONARDO DA VINCI
Leonardo da Vinci nació el 15 de abril de 1452 cerca de Florencia, en el
pueblo toscano de Vinci.

Fue uno de los mayores artistas que hubo en el Renacimiento, autor de


“La Gioconda” o “Mona Lisa”; “La última Cena” (1495 a 1497), etc. Destacó
también como pintor, escultor, arquitecto, ingeniero y científico.
También sobresalió, se anticipó a muchas invenciones de los siglos
siguientes. Hizo, a la vez, breves incursiones en la literatura, como alguna
fábula que se le atribuye.

Sus últimos años los paso en el castillo de Cloux, cerca de Amboise, en


el que murió el 2 de mayo de 1519.

Una de sus fábulas es:


El ave extraordinaria

JEAN DE LA FONTAINE

Se cree que nació el 8 de julio de 1621, en Château-Thierry, y estudió en


la Universidad de Reims.

Ejerció su profesión de abogado, al tiempo que componía su obra


poética.

Este autor francés hizo las fábulas más famosas de los tiempos
modernos. Al moverse en ambientes de la corte entre nobles, encontraba
siempre a alguien que le sufragaba los gastos que le permitiría su dedicación a
la literatura.

Formó parte de un grupo literario y filosófico de Francia en el que


figuraban grandes dramaturgos, críticos y poetas. Con el paso del tiempo La
Fontaine se convirtió en un de los hombres de letra más importantes de
Francia. Y en 1683 fue elegido miembro de la Academia Francesa.

Su principal obra editada fue una adaptación de Eunuco en 1654, del


dramaturgo romano Terencio, pero su verdadera fama literaria la obtuvo
especialmente con sus Cuentos y relatos en verso (1644), que están inspirados
en el Decamerón de Giovanni Boccaccio, y otras obras anteriores,

Sus fábulas resaltan por su agilidad e ingenio narrativo, así como por el
amplio y sutil conocimiento que el autor tenía de la vida. En sus historias
introdujo muchos cambios, con una prosa y un ingenio únicos.

Sus obras:
Adonis (1658) Poème de la captivité de saint Malc
Élégie aux nymphes de Vaux (1661) (1673)
Ode au roi (1663) Daphné (1674)
Contes et Nouvelles (1665) Nouveaux Contes (1674)
Fables (1668) Astrée (1691)
Amours de Psyché et de Cupidon Chech
(1669) El lobo y el cordero
Recueil de poésies chrétiennes et Tot (1692)
diverses (1671) El gato y la zorra
El que no escucha

JEAN-PIERRE CLARIS DE FLORIAN.

Jean-Pierre Claris de Florian (Cévennes, 6 de marzo de 1755 - Sceaux,


12 de septiembre de 1794).

Escritor francés, sobrino de Voltaire. Procede de una familia noble, y su


madre era de origen español. A los 10 años, su tío Voltaire le mostró las
Fábulas de Jean de La Fontaine, con lo que el joven le cogió gusto a la
literatura.
Destacó con sus Fábulas en1792, y uno de sus poemas, Plaisir d'amour,
se transformó en un aria célebre de ópera. Anteriormente este autor destacó
escribiendo novelas.

Fue escogido por la academia francesa en 1788. Apoyó los principios de


la Revolución Francesa, pero fue detenido cómo sospechoso y escapó de la
muerte en la guillotina cuando se produjo el momento de la caída de
Robespierre, pero falleció en la prisión cuando contaba treinta y nueve años.

Sus obras son:


El autor y ratones (Fábula) El hombre joven y el hombre viejo
El niño y el espejo (Fábula) (Fábula)
El vestido de Arlequín (Fábula) La hiedra y el tomillo (Fábula)
La oruga (Fábula) El zorro que predica (Fábula)
La coqueta y la abeja (Fábula) El ruiseñor y el pavo real (Fábula)
La fábula y la verdad (Fábula) El ruiseñor y el príncipe (Fábula)
La gallina joven y el zorro viejo La jornada (Fábula)
(Fábula) Los dos solteros (Fábula)
El gato y el telescopio (Fábula) Los dos calvos (Fábula)
El gato y el espejo (Fábula) Los dos jardineros (Fábula)
El perro y el gato (Fábula) Los dos viajeros (Fábula)
El grillo (Fábula) Placer de amor (Canción)

TOMÁS DE IRIARTE

Tomás de Iriarte nació el 29 de septiembre de 1750 en el Puerto de la


Orotava (actual Puerto de la Cruz), en la isla de Tenerife. Procede de una
familia muy culta, donde varios de sus miembros eran escritores y humanistas
conocidos aristócratas españoles cuyo apellido surgió por dinastías austriacas
y vascas. Su padre fue Don Bernardo de Iriarte y su madre Doña Bárbara de
las Nieves Hernández de Oropesa. Se trasladó a los catorce años con su tío
Juan de Iriarte, a Madrid.

Estudió las lenguas griega y francesa y al ser conocedor del latín y


estudioso de la literatura castellana sucedió a su tío como oficial traductor de la
primera Secretaría de Estado, tras la muerte de éste, en el año 1771. Desde
ese año y hasta el 1774 fueron los más fatigosos de su vida, ya que además de
las tareas de su empleo, arreglar la biblioteca, traducir o componer numerosos
dramas, etc., cuidó de las tres ediciones de la Gramática de su tío, y de la
recopilación y publicación de los dos tomos de obras sueltas de aquel literato.

Su carrera literaria se inició como traductor de teatro francés. Tradujo


además, el Arte poética, de Horacio. Pero su reconocimiento llegó con sus
Fábulas literarias (1782), con mayor calidad poética que las de Félix María
Samaniego. En ellas abunda un elemento muy raro en este tipo de
composiciones, la originalidad, también ensaya gran número de estrofas y
versos que se adaptan a los temas tratados en ellas, habiendo un gran dominio
de la versificación. Muchas incluyen alusiones a literatos de la época y en el
prólogo reivindica ser el primer español en introducir el género, pasando por
alto las contribuciones de su enemigo Samaniego.

Iriarte fue sobre el prototipo de cortesano elegante, culto, cosmopolita y


buen conversador; hizo en Madrid una intensa vida literaria y social.
Murió en Madrid el 17 de septiembre de 1791

Sus fábulas más importantes son:


Los dos conejos
El rico erudito
Los dos loros
El Galán y la Dama
EL burro flautista
FÉLIX MARÍA SAMANIEGO

Félix María Serafín Sánchez de Samaniego nació en La guardia, Álava,


12 de octubre de 1745. Fue un escritor español, famoso por sus fábulas.

De ascendencia noble, su familia disponía de recursos suficientes para


permitirle dedicarse al estudio. Se conoce poco acerca de su infancia y
juventud.

Formó parte de la Sociedad Vascongada de Amigos del País, fundada


por Peña florida, donde leyó sus primeras fábulas. La primera colección de las
mismas fue publicada en Valencia en 1781.De su entusiasmo por los
enciclopedistas, adquirió la afición por la crítica contra la política y la religión.

Sus cuentos más subidos de tono fueron compuestos al estilo de las


Fábulas eróticas de Jean de la Fontaine. Por estos escritos y otros de carácter
anticlerical, sufrió encontronazos con la Inquisición y por ello estuvo durante
varios meses en un convento en Portugalete; se salvó del castigo gracias a la
intervención de sus influyentes amigos, que algunos conservaba.

El más célebre y destacado conflicto fue el que durante años sostuvo


con Tomás de Iriarte, que había sido su amigo largo tiempo. Samaniego publicó
en 1781 su primera colección de fábulas, y se irritó cuando Iriarte presentó la
suya, publicada al año siguiente, como la "primera colección de fábulas
enteramente originales".

La influencia de su educación francesa se ve en la única obra por la que


lo conocemos: las Fábulas morales, 257 fábulas distribuidas en 9 libros.
Samaniego ridiculiza los defectos humanos en sus fábulas, imitando a los
grandes fabulistas Fedro, Esopo y La Fontaine.

Aunque las fábulas de Samaniego están escritas en verso, su carácter


es prosaico, y su finalidad es didáctica. Siguiendo el ejemplo de Fedro,
Samaniego elimina de sus fábulas el tono ingenuo y entrañable del que dota
Esopo a las suyas y las llena de críticas veladas pero implacables contra
personajes relevantes, hábitos sociales y actitudes políticas de dudosa
integridad.

Entre sus principales fábulas tenemos:


La paloma
Congreso de ratones
La cigarra y la hormiga
El perro y el cocodrilo.
El camello y la pulga
El grajo vanidoso
La zorra y las uvas

5. FÁBULAS EN LA ESCUELA

Las fábulas son un ejemplo de entretenimiento y enseñanza


combinados, y han sobrevivido a través de los siglos. Docentes y padres
pueden utilizarlas por sus grandes ventajas pedagógicas.
Además tienen un enfoque constructivista, pues cada uno de los sujetos que
las escuchan debe sacar sus propias conclusiones y aplicar a sí mismo la
moraleja.

Las fábulas son una manera entretenida de crear amor a la lectura, aumentar
vocabulario y aprender una lección, además tienen múltiples ventajas
pedagógicas.
A través de cuentos entretenidos las fábulas transmiten a los niños numerosos
valores y pautas de sabiduría popular.

Algunos aspectos educativos que nos ofrecen las fábulas:


● Estimulan la imaginación.
● Permiten la identificación indirecta con los personajes que no son animales.
Un buen ejercicio es narrar la fábula y pedir que ellos mismos saquen sus
conclusiones con lo que se apoya la reflexión y la simbolización.
● Fomentan la comprensión.
● Contribuyen a comprender las ficciones.
● Pueden estimular a los alumnos a buscar las palabras que no conozcan; y a
distinguir la prosa y el verso, ofreciéndoles dos versiones de la misma fábula.
● Son muy convenientes para la enseñanza de valores, con lo cual se propicia
el aprendizaje vicario.
● Escoger una fábula que tenga de protagonista un determinado animal y
analizar sus características reales, con ello se les puede motivar acerca de ese
animal para que conozcan aún más de él.

Las fábulas tienen mucho que ofrecer en el ámbito educativo y aún queda
mucho por explorar en todas sus posibilidades didácticas.

6. CONCLUSION
A través de este trabajo, nos hemos dado cuenta de que las fábulas son
un buen recurso para trabajar en infantil, ya que a través de ellas, podemos
enseñar de forma divertida e indirecta algunas enseñanzas que los niños
pueden empezar a aplicar en su entorno más cercano. Esto les hará crecer
como personas, ayudándoles a crear una base de valores y actitudes, como
opción a la hora de tomar decisiones en futuros problemas que se le
presentaran en la vida. Aunque ellos no se den cuenta de su importancia a esta
edad.
Inconscientemente, a través de las fabulas, se les estará transmitiendo a
los niños unas enseñanzas. Si las aplicáramos a nuestra vida, la convivencia en
la sociedad mejoraría.
Debido a que aparecen animales en ellas, a los niños les llama la atención,
y les lleva a un mundo de fantasía en el cual los animales cobran vida, y pasan a
ser los grandes “sabios” de la sociedad.
Creemos que es un tema importante, ya que es un método de transmisión
de sabiduría, de generación en generación, ya que anteriormente, eran cuentos
narrados. Gracias a que se plasmaron en papel y se hicieron recopilaciones, hoy
en día, aunque no las aplicamos asiduamente y poca gente las usa, hemos podido
tener conocimiento de ellas.
Como futuros maestros, consideramos la literatura como un medio muy
importante, para trabajar en infantil, ya que ayuda a la formación integral de la
persona, y más en concreto este genero literario. Por eso queremos fomentar las
fabulas en la educación de cada persona.

5. SESIONES
ACTIVIDADES

1. Representa una fábula:

Se hacen 5 grupos de 8 personas. A cada grupo se le proporcionará una


fábula y mientras uno lee la lectura, los demás la representan mímicamente o
con diálogos.

Fábulas:

LAS ZORRAS Y EL RÍO MEANDRO, Esopo (Pág.51)

EL CONSEJO DE LOS RATONES, La Fontaine (Pág. 8)

LAS LIEBRES Y LAS RANAS, La Fontaine (Pág. 123)

LOS DOS MULOS, Fedro (Pág. 48)

EL LEÓN Y LOS TRES BUEYES, Esopo (Pág. 17)

(Fábulas sacadas del libro “Mis fábulas favoritas”. Editorial: Libsa)

2. Crea tu propia moraleja

Se hacen 5 grupos de 8 personas. A cada grupo se le proporcionara una


fábula diferente y tendrán que escribir la moraleja para dicha fábula. Una vez
hecha la actividad, se les repartirá la moraleja que el autor enunció como
enseñanza; dividida por palabras que tendrán que ordenarlas. De esta forma
comprobarán la relación de su moraleja con la del autor.
LA ZORRA Y EL ESPINO, Esopo (Pág. 7)
EL GALLO Y LA PERLA, Fedro (Pág. 12)

LA ZORRA Y EL LEÑADOR, Esopo (Pág.13)

EL ASNO CON PIEL DE LEÓN, La Fontaine (Pág.14)

EL HOMBRE, LA ABEJA Y LA OVEJA, Lessing (Pág. 22)

(Fábulas sacadas del libro “Mis fábulas favoritas”. Editorial: Libsa)

3. Puzzle

Se hacen 5 grupos de 8 personas. A cada grupo se le proporcionará un


dibujo de una fábula diferente en forma de puzzle. Los grupos tendrán que
realizar el puzzle que les corresponda. Una vez realizado, se les repartirá por
grupos una fábula, a partir de la cual, han de buscar el puzzle que esté
relacionado con ella. Para ello, los alumnos han de moverse por el aula e ir
mirando las imágenes de sus compañeros.
Fábulas elegidas con sus dibujos:
EL LORO Y LA GATA, Esopo (Pág. 14)
LA LENGUA, Esopo (Pág. 22)
LA RANA Y EL BUEY, Esopo (Pág.28)
LOS CAMINANTES, Esopo (Pág. 42)
LA ZORRA Y EL LEÓN, Esopo (Pág. 49)

(Fábulas sacadas de “Fábulas y su buenas moralejas”. Ed.Susaeta)

4. Comprensión lectora

Se les da a cada alumno una fábula con una serie de cuestiones. Los
niños tendrán que responder a las preguntas. Luego se elegirán al azar varios
alumnos para que digan lo que han respondido.
El árbol vanidoso

En un gran bosque vivían muchos animales y árboles pero sobre todo


vivían abetos.

Se acercaban las navidades y los abetos hablaban de que como todos


los años los hombres escogerían a uno de ellos para ponerlo en la plaza del
pueblo.

Entre los abetos había uno muy vanidoso era el más alto de todos y
estaba muy orgulloso.

-¡No os hagáis ilusiones!- les decía a los otros abetos. Para poner en la
plaza del pueblo sólo escogerán a uno ¡y ese seré yo! Porque soy el más
bonito y el más listo de todos.

Pero los abetos no le escuchaban porque estaban pendientes de un


pequeño abeto llamado Abetín que aunque era pequeño había crecido
mucho y estaba muy bonito. Tanto como el árbol vanidoso pero más
pequeño y nada presumido ni maleducado sino alegre divertido y simpático.

-¡Cómo has crecido Abetín!-le decían los abetos-¡Seguro que te escogen


para ir a la plaza del pueblo! ¡Estás precioso!

Al oír esto el abeto presumido dijo en voz alta: -¡Bah! ¿Quién va a escoger a
ese pequeñajo? ¡Me escogerán a mí!

Pero nadie le hizo caso.

Una tarde en la que el viento acariciaba las hojas de los abetos llegaron
varios hombres con muchos niños decididos a escoger el mejor abeto para
ponerlo en medio de la plaza del pueblo.

-¡Cojamos éste!-dijo un hombretón señalando al abeto vanidoso.

Una niña lo miró y respondió:

-No me gusta tiene cara de pasarse el día presumiendo y gruñendo.


Prefiero este añadió señalando a Abetín; es más pequeño pero igual de
bonito y tiene cara muy alegre.

Así es que cogieron a Abetín y lo pusieron en la plaza bien adornado


durante todas las navidades. Cuando éstas terminaron lo volvieron a llevar
al bosque con los demás abetos y muy contento les contó lo que había
hecho.

El abeto vanidoso muerto de envidia dijo: ¡Bueno bueno! El próximo año me


escogerán a mí. No siempre escogen al mejor también hay que dejar a los
demás. Pero se calló al oír decir a los hombres:
-Es el abeto más alegre que hemos tenido. ¡Lo cogeremos todos los años!

El abeto vanidoso se puso rojo y mientras los demás árboles se reían se


prometió no volver a ser tan presumido nunca más.

MORALEJA: El que se infla de vanidad las risas de otros tendrá que


soportar.

AUTOR: Finder Gam

A continuación intenta resolver las siguientes preguntas:

- ¿En qué época del año ocurre esta historia?

- ¿Qué seres vivos eran los más abundantes en el gran bosque?

- ¿Por qué creía el árbol vanidoso que le iban a escoger a él?

- ¿Qué cualidades tenía Abetín?

- ¿Por qué la niña no quería coger al árbol vanidoso?

5. Diferencia entre cuento y fábula


Leeremos en alto una serie de cuentos y fábulas; los niños deberán
diferenciar que es cada texto y enumerar las características de cada uno.

EL LABRADOR Y SUS HIJOS

Un anciano labrador, que tenía varios hijos enemistados, queriendo darles una
lección, los llamó y mandó traer una docena de varas. Las ató formando una
sola gavilla, y luego pidió a cada uno que la rompiera diciéndoles:

- Dejaré toda mi fortuna a quien de vosotros sea capaz de romper esta gavilla.

En vano, uno a uno lo intentaron todos; pero ninguno tuvo fuerza ni destrezas
suficientes. Entonces el padre, sacando una a una las varas, las fue quebrando
sin dificultad, hasta romper toda la gavilla.

- Así también lo hubiéramos podido hacer nosotros, murmuraron los hijos.

Y el anciano le replicó:
- Creo que esta lección es la mejor herencia que puedo dejaros. Pensad en
ella: vosotros sois como estas varas; si estáis unidas por el amor fraterno,
seréis fuertes e invencibles, pero si os separáis cualquiera podrá venceros.

LA GATA ENCANTADA

Érase un príncipe muy admirado en su reino. Todas las jóvenes casaderas


deseaban tenerle por esposo. Pero el no se fijaba en ninguna y pasaba su
tiempo jugando con Zapaquilda, una preciosa gatita, junto a las llamas del
hogar. Un día, dijo en voz alta:
Eres tan cariñosa y adorable que, si fueras mujer, me casaría contigo.
En el mismo instante apareció en la estancia el Hada de los Imposibles, que
dijo:
Príncipe tus deseos se han cumplido.
El joven, deslumbrado, descubrió junto a el a Zapaquilda, convertida en una
bellísima muchacha.
Al día siguiente se celebraban las bodas y todos los nobles y pobres del reino
que acudieron al banquete se extasiaron ante la hermosa y dulce novia. Pero,
de pronto, vieron a la joven lanzarse sobre un ratoncillo que zigzagueaba por el
salón y zampárselo en cuanto lo hubo atrapado. El príncipe empezó entonces a
llamar al Hada de los Imposibles para que convirtiera a su esposa en la gatita
que había sido. Pero el Hada no acudió, y nadie nos ha contado si tuvo que
pasarse la vida contemplando como su esposa daba cuenta de todos los
ratones de palacio

EL GRANJERO BONDADOSO

Un anciano rey tuvo que huir de su país asolado por la guerra. Sin escolta
alguna, cansado y hambriento, llegó a una granja solitaria, en medio del país
enemigo, donde solicitó asilo. A pesar de su aspecto andrajoso y sucio, el
granjero se lo concedió de la mejor gana. No contento con ofrecer una opípara
cena al caminante, le proporcionó un baño y ropa limpia, además de una
confortable habitación para pasar la noche.
Y sucedió que, en medio de la oscuridad, el granjero escuchó una plegaria
musitada en la habitación del desconocido y pudo distinguir sus palabras:
-Gracias, Señor, porque has dado a este pobre rey destronado el consuelo de
hallar refugio. Te ruego ampares a este caritativo granjero y haz que no sea
perseguido por haberme ayudado.
El generoso granjero preparó un espléndido desayuno para su huésped y
cuando éste se marchaba, hasta le entregó una bolsa con monedas de oro
para sus gastos.
Profundamente emocionado por tanta generosidad, el anciano monarca se pro-
metió recompensar al hombre si algún día recobraba el trono. Algunos meses
después estaba de nuevo en su palacio y entonces hizo llamar al caritativo
labriego, al que concedió un título de nobleza y colmó de honores. Además,
fiando en la nobleza de sus sentimientos, le consultó en todos los asuntos
delicados del reino.

EL ÁGUILA DE ALA CORTADA Y LA ZORRA

Cierto día un hombre capturó a un águila, le cortó las alas y la soltó en el corral
junto con todas sus gallinas. Apenada, el águila, quien fuera poderosa, bajaba
la cabeza y pasaba sin comer: se sentía como una reina encarcelada.

Pasó otro hombre que la vio, le gustó y decidió comprarla. Le arrancó las
plumas cortadas y se las hizo crecer de nuevo. Repuesta el águila de sus alas,
alzó vuelo y apresó a una liebre para llevársela en agradecimiento a su
liberador.

La vio una zorra y maliciosamente la mal aconsejaba diciéndole:

-No le lleves la liebre al que te liberó, sino al que te capturó; pues el que te
liberó ya es bueno sin más estímulo. Procura más bien ablandar al otro, no
vaya a atraparte de nuevo y te arranque completamente las alas.

8. BIBLIOGRAFÍA
* www.wikipedia.com
* www.aliso.pntic.mec.es
* www.definicion.es
* Mis fábulas favoritas, Madrid, edit. LIBSA
* Fábulas y sus buenas moralejas, Madrid, edit. Susaeta, S.A.
* Fábulas literarias, edición Tomás de Iriarte, preparada por Sebastián de la
Nuez, Madrid, edit. Nacional
*http://www.educared.net/concurso2003/41/Mis%20Webs/unidad_didactica.htm

* http://www.terra.es/personal/kokopaco/cuentos.htm

* www.encuentos.com

* http://solofabulas.nireblog.com/cat/fabulas-infantiles

Intereses relacionados