P. 1
PROYECTOSVARIOS

PROYECTOSVARIOS

|Views: 362|Likes:

More info:

Published by: Ingº Manuel García Pantigozo on Sep 26, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/21/2013

pdf

text

original

El crecimiento de las poblaciones humanas ha incrementado la presión antrópica
sobre los recursos naturales, promoviendo el paso de una agricultura de tipo extensivo
de bajos insumos y riesgos, a una agricultura intensiva con mayor grado de tecnología
y riesgos (Chacón, 1985). Este es el caso de los bosques tropicales, cuya
deforestación mundial alcanza los 17 millones de hectáreas por año, de las cuales el
50% corresponden a América Latina en donde la frontera agrícola avanza a 3 750 000
ha/año. Es decir, el proceso de sabanización de los bosques tropicales es evidente, y
cerca de un 40% (1 500 000 ha) son consecuencia de la actividad ganadera, lo cual
concuerda con el aumento de la superficie de los pastizales introducidos o exóticos
que pasó de 21.4 millones de hectáreas a 26 millones en la década del 1980 a 1990
(Winograd, 1995).

Es evidente que factores económicos han estimulado la introducción y uso de
gramíneas exóticas, que junto con algunas estrategias de manejo (fertilización, manejo
de agua, asociación con leguminosas, etc.) han incrementado la respuesta de
variables biológicas de interés económico como lo son la tasa de crecimiento y
respuesta reproductiva del ganado, la capacidad de carga del ambiente, entre otras
(Vera y Sere, 1989; Thomas y col., 1990; Vera, 1990; Lascano y col., 1991; Ulrich y
col., 1994; Urdaneta, 1996).

Los ecosistemas de pastizales naturales, base de la ganadería extensiva, se
mantienen en equilibrio dinámico debido a las interacciones y procesos intra e ínter
específicos que determinan el nicho de cada especie (Barch y Col., 1989). Para que
una nueva especie invada una comunidad establecida se requieren mínimo tres
condiciones: a) que ocurra la apertura en la comunidad para que se establezca la
exótica, b) que la exótica se encuentre preadaptada al medio, y c) que la capacidad
competitiva de la exótica prevalezca por encima a la de las especies nativas
(McNaughton, 1983). En el caso de las gramíneas africanas, se cumplen las dos
primeras condiciones, ya que las quemas permiten la apertura del sistema y las
características fisiológicas y morfológicas de las gramíneas africanas se ajustan bien a
factores como sequía estacional, fuego y herbivoría (Chacón, 1985; Baruch y col.,
1989), factores que realzan su importancia forrajera. Por ejemplo en época de lluvias,
en la región de la cordillera de la costa, la producción de biomasa foliar entre Melinis
minutiflora (gramínea africana) fue significativamente mayor a la reportada en
Trachypogon plumosus (gramínea nativa) (Baruch y col., 1989).

En Venezuela, desde la época de la colonia, extensas áreas, por ejemplo la Cordillera
de la Costa, ha sido invadida por gramíneas africanas que fueron introducidas
originalmente para mejorar la producción animal (Parsons, 1972). Con frecuencia se
ha observado el desplazamiento parcial o total de las gramíneas nativas por
gramíneas exóticas. Este es el caso de la gramínea nativa Trachypogon plumosus
(Humb & Bonpl.) Nees y la exótica africana Melinis minutiflora Beauv. (capin melao) en
la región de la cordillera de la costa (Baruch y col., 1989). Esta gramínea fue
introducida a Venezuela como forraje a través de Brasil y Colombia (Mondolfi, 1956).
Entre sus características se encuentra la formación de densas masas de vástagos que
pueden alcanzar hasta un metro de espesor, que impide el crecimiento de otras
especies, dando como resultado la formación de asociaciones monoespecíficas
(Baruch y col., 1989), conduciendo a una reducción en la biodiversidad de los sistemas
donde se establece. Otros casos que se pueden citar para Venezuela, son la paja
yaraguá o puntero (Hyparrenia rufa (Nees.) Stapf., el pasto Bermuda (Cynodon
dactylon L.) y el kikuyo (Pennisetun clandestinum), a los cuales no se les puede negar
su importancia forrajera, pero tampoco se puede desconocer el efecto desfavorable
que tienen sobre la diversidad biológica, ya que los desplazamientos de gramíneas

Proyecto Estrategia Regional de Biodiversidad para los Países del Trópico Andino

Estudio sobre el Estado Actual de las Especies Exóticas

65

nativas como Trachypogon plumosus, Paspalum plicatulum entre otras, es continuo.
Generalmente estas gramíneas nativas son desplazadas a los parches de suelo de
menor concentración de nitrógeno, fósforo y contenido de humedad (Baruch y col.,
1989). Tampoco se puede ignorar el efecto del establecimiento de estos pastizales
exóticos sobre la fauna silvestre presente en cada ecosistema. Por esto, se
recomienda hacer estudios de diversidad biológica en regiones donde el
establecimiento de exóticas pueda ser implementado.

A partir de la década del 70, el reemplazo de las gramíneas forrajeras nativas se ha
incrementado paulatinamente. En Venezuela la superficie de pastizales exóticos de
acuerdo al MAC (1977), pasó de 5,1 millones de hectáreas en 1974 a 5,3; 5,5 y 5,7
millones de hectáreas en 1974, 1975 y 1976 respectivamente, evidenciando la
tendencia de los ganaderos a introducir nuevas variedades de gramíneas forrajeras
ante las exigencias de producción (Berroterán y García, 1986). Las principales
especies introducidas para esta década fueron los pastos Guinea (Panicum
maximum), yaraguá (Hyparrhenia rufa), pará (Urochloa mutica), estrella (Cynodon
plectostachium), elefante (Pennisetum purpureum), tanner (Urohloa arrecta) y pangola
(Digitaria decumbens) los cuales representaban cerca del 94% del área sembrada con
gramíneas forrajeras introducidas (Berroterán y García, 1986) (Tabla 2).

Tabla 2. Principales pastos exóticos cultivados por entidad federal en Venezuela
(Chacón, 1985).

ENTIDAD
FEDERAL Nº DE HECTAREAS
(%)

ENTIDAD
FEDERAL

Nº DE HECTAREAS
(%)

Tanner
Swazzi
Pangola
Pará
Guinea
Alemán
Taiwán
Pasto Azul
Kikuyo
Imperial
Brachiaria
Yaragua
Estrella
Elefante
Bermuda

162 904 (2,92%)
15 311 (0,27%)
196 945 (3,53%)
499 051 (8,94%)
2 465 078 (44,14%)
600 451 (10,75%)
16 932 (0,30%)
396 (0,01%)
23 040 (0,41%)
5 091 (0,09%)
201 929 (3,62%)
829 337 (14,85%)
138 023 (2,47%)
40 941 (0,73%)
3 277 (0,06%)

Angleton
Buffel
Capin Melao
Andropogon
Alfalfa
Honduras
Sorgo
Paja Páez
Johnson
Tejano
Guiyey
Micay
Kudzú
Argentino
Otros

14 444 (0,26%)
8 138 (0,15%)
87 285 (1,56%)
1 453 (0,03%)
171 (0,00%)
26 689 (0,48%)
1 658 (0,03%)
5 775 (0,10%)
280 (0,00%)
399 (0,01%)
3 318 (0,06%)
1 974 (0,04%)
142 (0,00%)
43 684 (0,78%)
190 986 (3,41%)

Total: 5 585 012 Ha

En un principio el desarrollo de pastizales de gramíneas exóticas se limitó al
establecimiento de grandes monocultivos de especies forrajeras tales como Urochloa
decumbens, Hyparrhenia rufa, entre otras. Los primeros resultados obtenidos con este
tipo de pastizales, fueron el incremento en la capacidad de carga y producción por
unidad de área (Paladines y Leal, 1980). Por ejemplo, el diagnóstico realizado en los
Llanos Orientales de Venezuela (FONAIAP-CIAT, 1982) demostró que en las fincas
con gramíneas introducidas, por cada 0,1 ha de pastos introducido se produce un
incremento en la eficiencia reproductiva de 2,1 unidades y un incremento en la
ganancia de peso por unidad animal de 3,8 Kg.

Dentro de las estrategias de manejo de los pastizales se encuentran las asociaciones
con leguminosas. Estas, no sólo sirven para incrementar la disponibilidad de nitrógeno
en la dieta, sino que ayudan al mejoramiento del suelo e incrementan el rendimiento

Proyecto Estrategia Regional de Biodiversidad para los Países del Trópico Andino

Estudio sobre el Estado Actual de las Especies Exóticas

66

económico del sistema (Ulrich y col., 1984; Tejos y Schargel, 1991). Vera y Seré
(1989) encontraron que el alcance de la madurez sexual en una asociación de
Andropogon gayanus y Stylosantes capitata fue solamente de 39 meses, mientras que
en una sabana natural, el tiempo requerido es de 54 meses. Dentro de los principales
géneros de leguminosas arbustivas utilizados en la ganadería de leche y carne en
Venezuela se encuentran Leucaena, Gliricidia, Acacia, Prosopis, Erythrina, Sesbania y
Pachecoa (Escobar, 1996; Argenti y Espinoza, 1993).

Pese a que las estrategias de manejo de las tierras dedicadas a la actividad ganadera
han logrado incrementar los rendimientos económicos de estos ecosistemas, no se
puede ignorar el impacto que estos “monocultivos” tienen sobre la diversidad biológica,
y más en un país tan megadiverso como lo es Venezuela. Es decir, se están
estableciendo sistemas de baja diversidad genética cuya sostenibilidad es altamente
dependiente de las prácticas de manejo y mejoramiento para su sostenibilidad en el
tiempo. Unido a esto, se tiene en cuenta que los sistemas radicales de las gramíneas
exóticas tienen una alta capacidad de bombeo de nutrientes del suelo. Estos pueden
conllevar a una degradación del suelo por agotamiento de elementos como nitrógeno,
potasio, calcio, magnesio, entre otros, lo cual conllevaría a la disminución en la
productividad del pastizal y su posterior desaparición por invasión de especies de
menores requerimientos nutricionales (McNaughton, 1983).

En general, el desplazamiento de las gramíneas nativas por otras de origen africano
es característico en algunas regiones neotropicales, razón por la cual su introducción
en puntos de alta biodiversidad debe realizarse con cierto cuidado para no atentar
contra la diversidad biológica presente en algunas regiones del país.

Proyecto Estrategia Regional de Biodiversidad para los Países del Trópico Andino

Estudio sobre el Estado Actual de las Especies Exóticas

67

Tabla 5.7. Gramíneas y leguminosas forrajeras introducidas.

Tipo de introducción al país: 1 intencional, 2 accidental, 3 dispersión natural, 4 desconocida; Tipo de especie exótica: 1 invasora, 2
reproductiva, 3 observada en libertad, 4 doméstica cimarrón, 5 organismo vivo modificado, 6 doméstica o cultivada, 7 cautiva;
Distribución ecológica: 1 viviendas, 2 urbana o periurbana, 3 insular, 4 agroecosistemas, 5 ecosistemas terrestres naturales, 6 aguas
continentales, 7 marina, 8 otra; Distribución geográfica: bioregiones: 1 Costera continental, 2 Marina, 3 Insular, 4 Depresión Lago de
Maracaibo, 5 Sistema Lara-Falcón, 6 Cordillera de Costa, 7 Los Andes, 8 Los Llanos, 9 Delta de Orinoco, 10 Guayana, N norte del país,
T todo el país; Impacto: 1 competencia, 2 depredación, 3. alteración de hábitat, 4 hibridización, 5 plaga o maleza, 6 riesgo sanitario, 7
ninguno, 8 Impacto económico, 9 desconocido.

Nombre científico

Nombre
vernacular

Lugar de
origen

Tipo de
introducciónTipo de

especie Distribución

ecológica Distribución

geográfica Impacto

Fuentes de
información

MIMOSOIDEAE

Leucaena diversifolia

Leucaena

Centro
América

1

6

4, 5

7

3, 8

7

Leucaena leucocephala

Leucaena, guaje,
falso cují

Centro
América

1

6

4, 5

7

3, 8

1; 7

Leucaena pallida

Leucaena

Centro
América

1

6

4, 5

7

3, 8

7

PAPILIONOIDEAE
Cajanus indicus Spreng.
Syst.

Quinchoncho

India

4

6

4

7

6, 16

Medicago denticulata (F.)

Cadillo de vaca

4

3

5

7

8

16

Medicago hispidus

Carretón

Asia

16

Medicago sativa

Alfalfa

Europa

4

6

1

6

7

16

Neonotonia wigtii

Glicina

1

6

Pueraria phaseoloides

Kudzú

Asia

6

Trifolium incarnatum T. F.

Trébol
encarnado

16

Trifolium pratense T. F.

Trébol de prado

16

Trifolium repens T. F.

Trébol rastrero

16

POACEAE
Alopecurus pratensis T. F.

Cola de zorro

17

Andropogon gayanus Kunth. Sabanero,
Gamba

Africa
Occidental

1

6

4, 5

8, 9

3

3; 9; 11

Proyecto Estrategia Regional de Biodiversidad para los Países del Trópico Andino

Estudio sobre el Estado Actual de las Especies Exóticas

68

Anthoxanthum odoratum T.
F.

Flava olorosa

17

Axonopus scoparius (Fl.)
Kuhlm.

Imperial

Centro
América

1

6

5

8

3

11

Cenchrus ciliaris (L.) Link.

Buffel

Africa tropical,
subtropical,
India

2

1

5

5, 6, 7

3

11; 14

Cynodon lemfuenssis

Vanderyst

Pata morada,
estrella

Africa tropical 1

6

5

8

3

11

Cynodon plectostachium

Estrella gigante,
Estrella Africana Africa tropical 1

6

5

7, 8, 9

3

10; 11

Cynodon dactylon (L.) Pers. Bermuda, Pelo
de Indio

USA

1

1

5

8

3

8; 11

Dactylis glomerata T. F.

Pata de gallo

17; 19

Dichamthium aristatun

Angleton

Africa oriental 4

6

5

4, 5

3

11

Digitaria decumbens Stent. Pangola

Sudáfrica

1

1

5

5, 7, 8, 9

3

5; 11; 15; 16

Digitaria umpholozi

Africa tropical 1

6

5

8

3

11

Digitaria milangiana Stapf.

Africa tropical 1

6

5

8

3

11

Digitaria swazilandensis

Stent.

Swazi

Sudáfrica

1

6

5

5, 8, 9

3

11

Digitaria xumfulorzi

Survenola

1

6

5

7

3

11

Eriochloa boxiana Hitch. Ex
Swallen.

Caribe, Janeiro América
meridional

1

6

5

1, 8

3

11; 18

Eriochloa dystachya Kunth. Caribe, Janeiro América

meridional

1

6

5

1, 8

3

11; 18

Eriochloa polystachya Kunth.

Alemán

4

3

4

1, 4, 5, 7, 8, 9 8

11; 18

Eriochloa punctataa (L.)
Desv.

Caribe, Janeiro América
meridional

1

6

5

1, 8

3

18

Festuca arundinaceae

Festuca alta

4

6

4, 5

7

3

11

Holcus lanatus T. F.

Holco lanudo

Africa tropical

17

Holcus halepensis C.

Hierba Jhonson Africa tropical

17

Holcus sorghum sudanensis

C.

Yerba del Sudán Africa tropical

17

Hyparreni rufa, (Nees.) Stapf. Yaraguá,

Africa tropical 2

1, 6

5

T

1

11; 14

Proyecto Estrategia Regional de Biodiversidad para los Países del Trópico Andino

Estudio sobre el Estado Actual de las Especies Exóticas

69

Puntero

Ixophorus unisetus

Honduras

4

6

5

5, 8

3

11

Melinis minutiflora, Beauv.

Capín
melao,Gordura Africa tropical 1

6

4

6, 7, 9, 10

3

2; 12; 13

Panicum maximum Jacq.

Pasto Guinea

Africa tropical 4

1

5

3, 4, 5, 6, 7, 9 3

11

Paspalum dilatatum C. T.

Hierba de
Australia

11

Pennisetum purpureum

Schum.

Elefante

Africa tropical 1

1

5

1,5, 7, 8, 9,
10

3

11; 19

Pennisetum purpureum x
Pennisetum typhoides

King grass

Florida (USA) 1

6

5

8

3

11; 19

Pennisetum americanum x
Pennisetum purpureum

Híbrido
Pennisetum

Florida (USA) 1

6

5

7, 8

3

11; 19

Pennisetum clandestinum

Kikuyo

Abisinia

1

1, 6

4, 5

7

3

11; 19

Poa pratensis F.

Hierba azul

17

Setaria anceps

Setaria

Africa tropical 4

6

4

7

8

11

Sorghum vulgare var. Durra Millo criollo

4

4, 5, 6, 8

11

Sourvenola híbrido x 46-2

Digitaria sp.

Florida (USA) 1

6

5

4

8

11

Tripsacum laxum

Guatemala

México

1

6

5

4, 8

3

11

Urochloa arrecta Morrone &
Zuloaga

Tanner

Africa tropical 1

6

5

8

3

11

Urochloa decumbens (Stapf)
Webster.

Barrera

Africa central
(Uganda)

1

6

5

4, 5, 8, 9

11; 19

Urochloa distachya (L)
Nguyen.

Africa tropical 4

6

5

8, 9

11

Urochloa humidicola

Alambre

Africa tropical 1

6

5

4, 5, 8

3

11; 12

Urochloa mosambiciensis

Dandy o Sabi

Africa tropical 4

6

5

8

11

Urochloa mutica (Frossk.)
Nguyen

Pará

Africa tropical 2, 3

1

6

1, 3, 5, 6, 7,
8, 9, 10

8

11; 11

Urochloa platyphylla (Nash.)
Webster.

Africa tropical 1

6

4, 5

8, 9

1, 5

11

Urochloa ruziziensis

Congo, Ruzi

Africa tropical 4

6

5

8

3

11

Fuentes: 1. Argenti y Espinosa 1990, 2. Baruch et al. 1989, 3. Berroterán y García 1986, 4. Bilbao y Medina 1990, 5. Burton 1954, 6. Chacón 1985, 7. Clavero 1996, 8.
Cordero et al. 1983, 9. Espinoza y Argenti 1990, 10. Guenni et al. 1987, 11. Guzmán Pérez 1984, 12. Mondolfi 1956, 13. Mondolfi 1962, Mondolfi, 14. Mondolfi 1956,
15. Mondolfi y Ríos 1962, 16. Pittier 1978, 17. Ríos y Mondolfi 1954, 18. Wilsie y Takahashi 1934, 19. Zerpa y Villalobos 1952.

Proyecto Estrategia Regional de Biodiversidad para los Países del Trópico Andino

Estudio sobre el Estado Actual de las Especies Exóticas

70

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->