P. 1
El Espacio Habitable un debate en auge

El Espacio Habitable un debate en auge

|Views: 52|Likes:
texto: Arantza Díez con asesoramiento especial de Josep Bohigas, arquitecto
texto: Arantza Díez con asesoramiento especial de Josep Bohigas, arquitecto

More info:

Categories:Types, Reviews, Art
Published by: Gonzalo Luque García on Sep 24, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
See more
See less

11/14/2012

reportaje

Elespaciohabitable
un debate en auge
Texto:

Arantza Diez con el asesoramiento especial de Josep Bohigas, arquitecto

El acceso a una vivienda digna y adecuada es un derecho consagrado en la Constitución española de 1978 que, además, expresa un mandato claro hacia los poderes públicos: el deber de promover las condiciones y normas para hacerlo efectivo. Pero, quizá porque la realidad es siempre testaruda, lo cierto es que el derecho fundamental a la vivienda no está, ni mucho menos, garantizado actualmente en este país. Que el pasado mes de octubre cerca de 70 jóvenes barceloneses ocuparan una de las plantas de una gran superficie de venta de muebles en forma de acción directa y en protesta por la imposibilidad de acceder a una vivienda es indicativo de que, queramos verlo o no, algo está pasando y de que, irremediablemente, algo está cambiando.

30

Double house. 36m2 + 36 m2. Proyecto de Anne Lacaton & Jean Philippe Vassal para APTM. Proponen conseguir el máximo espacio y superficie trabajando con presupuesto reducido.

© ORIOL RIGAT. Detalle de Double house. 36m2 + 36 m2. Proyecto de Anne Lacaton & Jean Philippe Vassal para APTM.

Valeria Losoviz

El proyecto APTM: viviendas concretas
APTM se presentó en la última Feria Construmat, en 2005, en forma de seis proyectos de apartamentos mínimos, visitables y realizados por cuatro equipos de arquitectos profesionales y dos equipos de estudiantes ganadores del premio Habitácola 2004, organizado por ArquinFAD. APTM ofrece alternativas –de momento, fuera de la normativa, pues ninguna de las propuestas se adecua a ella– para solventar la demanda de, aproximadamente, un 40% de la población que intenta acceder a un piso de protección oficial y que pide pisos baratos y adecuados para una situación vital concreta. La que los impulsores del proyecto denominan “de emergencia”. Hablamos de los recién llegados, de personas divorciadas, de familias monoparentales, de ancianos y jóvenes que buscan casa y que necesitan una vivienda, por encima de todo, barata, que resuelva su derecho a un hogar en un momento muy concreto y determinado de sus vidas. El proyecto no pretende, en ningún caso, dar una solución universal al problema. Las premisas del proyecto eran claras y mantienen a día de hoy toda su vigencia.
A POR UN NUEVO PACTO URBANO: VIVIENDA PLURIFAMILIAR EN UNA CIUDAD DENSA

La dignidad de la vivienda no se mide sólo por los metros cuadrados

La vivienda mínima: ¿una alternativa?
El año pasado, unas declaraciones de la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, en la inauguración de la Feria Construmat que se celebra cada dos años en Barcelona, causaron un gran revuelo. Trujillo propuso abiertamente reducir la superficie mínima de los pisos de protección oficial hasta los 30 metros cuadrados. En realidad, la idea de la ministra surgió del proyecto APTM (abreviatura de Apartamento), una iniciativa impulsada y dirigida por el arquitecto barcelonés Josep Bohigas que se presentó en Construmat 2005 en forma de ejercicio de investigación para buscar nuevas fórmulas y nuevas tipologías de vivienda con el objetivo de encontrar soluciones a un problema real para el que no sólo los arquitectos, sino también los ciudadanos, piden cambios urgentes. Entre ellos, la modificación de la normativa de construcción de los pisos de protección oficial, que exige construir viviendas de, como mínimo, 40 metros cuadrados. Se acuñó entonces el término minipisos, un concepto sobre el que no hay consenso social pero que reclama una reflexión franca, crítica, constructiva y, sobre todo, abierta. Porque, ¿son los metros cuadrados los que determinan la dignidad de la vivienda? El arquitecto Josep Bohigas lo tiene claro: “En última instancia, la dignidad es el parámetro al que más nos gustaría acercarnos más allá de que el piso sea pequeño o grande, porque un espacio muy grande sin ventanas, o mal orientado, mal dotado o mal conectado con la ciudad es indigno. La dignidad de la vivienda, en definitiva, no se mide sólo por los metros cuadrados”.

Archivo

32

© ORIOL RIGAT. Detalle de Container Housing. 30 m2. Propuesta de Gustavo Gili Galfetti para APTM. Juega con la capacidad de los contenedores de ofrecer espacio dentro, al lado, encima y alrededor de ellos.

Se apuesta por un desarrollo de ciudad densa para intensificar la eficiencia de la convivencia vecinal y contra la “fantasía de modelo individual de residencia suburbial que ha proliferado últimamente en España”. Se piensa la vivienda dentro de un edificio plurifamiliar, donde se comparten algunos servicios comunes con el fin de aliviar las superficies y los gastos del interior de la vivienda y, también, para fomentar los lazos de complicidad que se generan entre vecinos. Según Bohigas, la vivienda se concibe como una cuestión que va más allá de la unidad, de la célula, y que abarca también el edificio y la ciudad. El hogar, en definitiva, se disuelve y se resuelve en el edificio –dotado de salas comunes con diversos servicios– y en la ciudad, que también contribuye a solucionar parte del programa vital urbano.

33

Los sin techo protagonizan el nuevo barraquismo del siglo XXI: doblemente invisible por ilegal y por ignorado
Zulo Celular. Proyecto de Daniel Yabar, estudiante de ETSA de Sevilla para Barraca Barcelona. Células cúbicas a las que se adhieren diferentes accesorios hasta configurar una vivienda mínima. En este caso la barraca actúa como un organismo vivo que puede crecer y hacerse cada vez más complejo.

VIVIENDA DE ALQUILER

APTM pretende provocar el debate acerca de la tendencia mayoritaria en países como España o Italia donde se impone la compra de la vivienda como la mejor opción. La propuesta incorpora ciertas condiciones para la vivienda pública de alquiler, entre ellas, un sistema rotativo –limitando la ocupación de la vivienda a un período de tiempo de, por ejemplo, 5 años– que garantice la existencia de un buen parque de vivienda “inmediata”. Al cabo de este tiempo, el usuario tiene más instrumentos para asumir otro tipo de espacio vital.
NUEVAS TIPOLOGÍAS

respuestas a una creciente demanda de pisos de alquiler social en régimen rotatorio.
EFICIENCIA CONSTRUCTIVA Y ENERGÉTICA

Valeria Losoviz

El origen del debate
Bohigas explica que el proyecto APTM es hijo de otro del que no puede disociarse, Barraca Barcelona, que codirigió con el historiador Daniel Cid. Nació hace ya tres años enmarcado en la celebración del Año del Diseño de la Ciudad Condal. El origen era el mismo: la denuncia de la falta de políticas activas en materia de vivienda social y los gravísimos problemas que supone la carestía de la vivienda para un sector de la sociedad que vive en condiciones de infravivienda, es decir, los sin techo, los homeless, los protagonistas del nuevo barraquismo del siglo XXI. Bohigas lo define como la “tercera derivada de un problema irresuelto” –el del acceso a la vivienda– porque, dice, no es más que la evolución del primer barraquismo de los años 60 del siglo XX –la primera derivada del problema–, un barraquismo de tipo horizontal y que protagonizaron los inmigrantes que poblaron algunas ciudades catalanas reproduciendo exactamente su modus vivendi de las zonas levantinas, construyendo pequeños chamizos en playas y montañas pero manteniendo, ante todo, la cohesión social. Es el barraquismo que dio paso a una segunda tipología (o segunda derivada), la vertical, que se produjo en todas las ciudades europeas, y que se concretó en grandes barrios periféricos, aislados del centro urbano, y construidos a base de grandes bloques de pisos. Actualmente, la salida de emergencia para aquellas personas que no tienen techo se plasma en fórmulas más que indignas: desde alquileres de balcones, a armarios con colchón, cámaras de aire, patios interiores, buhardillas, camas calientes, pisos patera… Es lo que los impulsores de Barraca Barcelona han venido a llamar “barraquismo invisible”: invisible porque sus protagonistas se esconden, conscientes de estar cometiendo una ilegalidad, invisible porque parece que las administraciones lo ignoran. Las innovadoras propuestas que presentaron estudiantes de arquitectura y de diseño demostraron que es posible hacer buena arquitectura y socialmente útil sin demasiados recursos, y puso de manifiesto el gran potencial de los elementos reciclados. También, que la solución al problema de la infravivienda no está sólo en manos de los arquitectos y que requiere de un impulso valiente de los poderes públicos.

Las propuestas tienen que permitir aumentar la sostenibilidad de la edificación en su conjunto, investigando sobre materiales y sistemas constructivos. En el campo energético, se propone investigar en dos niveles: la conservación, eficiencia y reducción de las energías convencionales, y el uso de energías limpias y renovables.

Que faciliten el acceso a la vivienda a las personas con menos recursos en un momento en que el panorama es, como mínimo, amenazador: falta de suelo y déficit de promociones públicas, inflación sin precedentes del sistema inmobiliario, llegada masiva de inmigrantes, precariedad laboral, aumento del riesgo de marginación social asociado al progresivo envejecimiento de la población, evidente dificultad de los jóvenes para emanciparse… La vivienda social debe dar respuesta a estas situaciones límite.
ESPACIO MÍNIMO HABITABLE Y PRESUPUESTO REDUCIDO

El escenario de futuro
“Es difícil saber cuánta importancia se concederá a la Arquitectura en la gestión de los nuevos programas políticos que ven la vivienda pública como un elemento imprescindible de las futuras transformaciones urbanas, pero es evidente que se trata de una nueva oportunidad para explorar alternativas en un proceso estancado de normas y de modelos desde hace más de 30 años. La casa flexible, tecnológica, sostenible, ecológica y, sobre todo, asequible, es un reto que pide de la investigación y la imaginación de todos los agentes que intervienen para que pronto pueda ser una realidad.” Josep Bohigas, extracto del prólogo del libro 30m2 Seis proyectos de apartamentos mínimos.

34

Más allá de las normativas vigentes, el proyecto APTM se plantea un ejercicio de reflexión en investigación sobre el mínimo habitable, con la creencia de que sí se puede dar

35

reportaje

El nuevo APTM: bcn-multihábitats
Si en el proyecto APTM2005 el centro de investigación fue la superficie de la vivienda, en la próxima edición de Construmat (que se celebrará en mayo de 2007) se presentará un nuevo proyecto, APTM2007, con el ánimo de tratar la polivalencia de la vivienda, el espacio experimental. El arquitecto Manuel Gausa, comisario de la propuesta, explica que, en este caso, el espacio habitable no se concibe sólo como un lugar digno para vivir, meramente funcional, sino como un lugar para relacionarse, donde combinar residencia, ocio y producción. Es decir, estamos ante un espacio polivalente donde el individuo pueda proyectarse y donde sea la vivienda, en tanto que entorno activo, la que proponga formas de vivir insospechadas. El hábitat contemporáneo debe ofrecer respuestas versátiles a las nuevas situaciones vitales, cada vez más plurales y diversas, que sustituyen a la vieja idea de la familia estándar. Se trata de investigar en el nivel del espacio habitable, pero también en el del terreno urbano y en aquel donde ambos interactúan para satisfacer las nuevas necesidades individuales (asociadas al ámbito privado pero también al colectivo y al social). En resumen, el hábitat contemporáneo y su concepción exigen innovaciones en el diseño del espacio habitable en sí mismo, pero también en los soportes urbanos para garantizar una relación eficaz entre vivienda, ciudad y territorio donde el individuo, con todas sus variables, actúa como hilo conductor.

Rehabilitación versus obra nueva
Que el suelo se agota es una realidad que retumba en nuestras conciencias en forma de mensaje político y también periodístico. Las ciudades españolas están pobladas de grúas que trabajan sin cesar levantando barrios nuevos basados en un modelo de ciudad dispersa que agota sus recursos a pasos agigantados. Es la manifestación más clara de un período en el que la bonanza económica se ha basado, en buena parte, en las posibilidades que ofrece un negocio inmobiliario que tiene pocos visos de ceder. Y eso, a pesar de los miles de pisos vacíos que hay en las principales ciudades españolas (sólo entre Madrid, Barcelona y Valencia suman casi un millón). La opción es clara: potenciar, a través de medidas fiscales, la rehabilitación. Bohigas explica que en Francia, por ejemplo, el cargo en concepto

de IVA por obra nueva ronda el 20% del precio de la promoción, mientras que el mismo impuesto baja hasta un 9% cuando se trata de rehabilitación de edificios. Según el Instituto Nacional de Estadística, durante el año 2005 se expidieron en España 729.652 visados de obra nueva destinada a la construcción de viviendas unifamiliares y 193.468 destinados a la construcción de nuevos bloques de pisos. En el mismo período sólo se dieron 26.550 visados de obras para rehabilitación de viviendas.

La casa para toda la vida
Bohigas señala que la vieja idea de comprar la casa para toda la vida está empezando a mitigar, o al menos a matizarse en distintas posibilidades. El mercado también ha de ofrecer una ocupación ligera que permita sin demasiados desgarros la movilidad y el cambio. De todas maneras, insiste, sigue y seguirá existiendo la fuerte identificación y proyección en el tiempo con la casa. La “casa de toda la vida” no va a desaparecer, pero también ésta deberá someterse a una profunda revisión tipológica que permita una mayor adaptabilidad, y en palabras del también arquitecto Ignacio Paricio, una mayor perfectibilidad.

Las plataformas cívicas que reivindican el derecho a una vivienda digna siguen creciendo en fuerza y en actividad

Compra versus alquiler
Es la eterna disyuntiva en una sociedad donde ser propietario del lugar donde se vive es un valor indiscutible y donde los procesos del alquiler son crueles. En parte, por las dificultades que entraña la movilidad casi obligada que impone una Ley de Arrendamientos Urbanos que limita a cinco años el tiempo de alquiler –aunque prevé la renovación del contrato a voluntad del propietario– y en parte también porque cada vez más los precios medios del alquiler y de la hipoteca van a la par. En cualquier caso, explica Bohigas, la sensibilidad está cambiando y parece que la tendencia “a comprar una casa para toda la vida” va perdiendo adeptos. Serán las generaciones venideras las que den el vuelco definitivo a un proceso que el arquitecto cualifica de “irreversible” y que también tiene mucho que ver con “un cambio de sensibilidad de distinto signo asociado al hecho de que la gente cada vez entiende más que la dilapidación del territorio no tiene sentido y que, al final, lo verdaderamente sostenible es ocupar y poblar los núcleos urbanos que facilitan la racionalización de recursos y servicios”.

Movimientos sociales por una vivienda digna
Las movilizaciones se extienden por las principales ciudades europeas. Las protagonizan principalmente jóvenes, conocidos ya con el sobrenombre de mileuristas, que reivindican alternativas al actual modelo de las políticas públicas de vivienda y a los altos precios del mercado libre. Durante los últimos diez años, las tasas de crecimiento económico en España se han sustentando, sobre todo, en la llamada “industria de la construcción”. El pasado mes de octubre, el gobierno central suspendió la celebración de la Cumbre sobre la Vivienda, que debía reunir en Barcelona a los ministros europeos del sector. Mientras, las plataformas cívicas y asambleas populares que reivindican el derecho a una vivienda digna siguen creciendo en fuerza y en actividad. Las protestas se suceden en Madrid, Barcelona, Londres, Bélgica, Roma, Moscú… Son, sin duda, una muestra de que el debate está servido y de que, por fin, ha traspasado las fronteras de las escuelas y estudios de arquitectura y ha tomado las calles.

36

© ORIOL RIGAT. Chicken. 30m2. Proyecto de Santiago Cirugeda para APTM. Propone que el inquilino participe activamente en el montaje del prototipo con la intención de abaratar costes, personalizar y dignificar una vivienda a través de su autoconstrucción.

37

reportaje

ALGUNOS DATOS
El alquiler de la vivienda subió un 4,3% hasta final de septiembre Los precios del alquiler de vivienda aumentaron un 4,3% en los últimos 12 meses hasta final de septiembre, lo que supone casi un punto y medio por encima del índice general del IPC, que se situó en el 2,9% en ese mes, según datos facilitados por el INE. Estas cifras ponen de manifiesto que la renta disponible de los españoles no se ve únicamente mermada por el imparable aumento de los precios de compra de las viviendas, sino que los españoles que optan por el alquiler también tienen que hacer un esfuerzo cada vez mayor para hacer frente a dicho pago. En lo que va de año, el precio para alquilar una vivienda ha repuntado ya un 3,4%, el doble que la tasa acumulada desde enero por el índice general (1,7%). A pesar del continuo encarecimiento de los precios del alquiler, el Ministerio de Vivienda sigue teniendo entre sus principales objetivos el fomento del alquiler como alternativa a la compra de pisos, dado que en España más del 80% de las viviendas son propiedad de sus inquilinos.
Fuente: Europa Press

Saber más
Construmat Salón Internacional de la Construcción Evento que reúne cada dos años a los profesionales y empresas de la construcción para dar a conocer las novedades en procesos, materiales y servicios. La próxima edición del Salón tendrá lugar en Fira de Barcelona entre el 14 y el 19 de mayo de 2007. www.construmat.com

Vertigo
línea ejecutiva elegante y esencial

BOPBAA Estudio de arquitectura de Josep Bohigas, Francesc Pla e Iñaki Baquero. www.bopbaa.com

APTM Publicación que recoge las diferentes propuestas y reflexiones presentadas en APTM 2005.

Exit
originalidad de diseño y tecnología aplicada

Precio medio del metro cuadrado (viviendas nuevas) en: San Sebastián Barcelona Madrid Sevilla Almería Teruel Santa Cruz de Tenerife Badajoz Lugo
38
Fuente: Ministerio de la Vivienda

4.316 € 4.160 € 3.976 € 2.870 € 1.884 € 1.821 € 1.645 € 1.458 € 1.063 € Plataforma por una vivienda digna Plataforma ciudadana no vinculada a ningún partido político y asociada a entidades similares de otras ciudades del mundo que reivindican el derecho a una vivienda digna. www.viviendadigna.org

Camino Portuetxe, 45-B, 2ª planta, oficina 3 20018 San Sebastián, Guipúzcoa Tel. 943 219 053 - fax 943 217 969 koralog@koralog.com - www.koralog.com

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->