LEER EL PASAJE BÍBLICO JUNTOS COMO FAMILIA : Mateo 9:1-13.

SU REACCIÓN A LA HISTORIA BÍBLICA: Pide a cada miembro de la familia contestar las siguientes preguntas… 1. ¿Qué es lo que más te gustó de estas historias? 2. ¿Cuáles son los buenos ejemplos para seguir? ¿Cuáles son los malos ejemplos para evitar? 3. En tu opinión, ¿Cuál es la lección o el principio mas importante de esta historia bíblica? ORACIÓN JUNTOS COMO FAMILIA: Agradezcan a Dios por su Palabra y por su paciencia con nosotros como pecadores. Jesucristo quiere sanarnos y ayudarnos seguirle. Pidan su ayuda en ser seguidores fieles. VERSICULO CLAVE PARA MEMORIZAR EN ESTA SEMANA: "Al oír esto, Jesús les contestó: No son los sanos los que necesitan médico sino los enfermos. Pero vayan y aprendan lo que significa: 'Misericordia quiero y no sacrificio.' Porque no he venido a llamar a justos sino a pecadores”.

5 historias que nos enseñan como vivir sabiamente —Día 1
LEER EL PASAJE BÍBLICO JUNTOS COMO FAMILIA : Mateo 7:1-29. SU REACCIÓN A LA HISTORIA BÍBLICA: Pide a cada miembro de la familia contestar las siguientes preguntas… 1. ¿Qué es lo que más te gustó de estas historias? 2. ¿Cuáles son los buenos ejemplos a seguir? ¿Cuáles son los malos ejemplos a evitar? 3. En tu opinión, ¿cuál es la lección o el principio más importante de esta historia bíblica? ORACIÓN JUNTOS COMO FAMILIA: Agradezcan a Dios por su palabra y por los principios sabios que Jesucristo nos da para nuestras vidas. Pidan su ayuda en seguir los principios dados aquí. VERSICULO CLAVE PARA MEMORIZAR EN ESTA SEMANA:

todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena” ."Por tanto.

Si esto pasaba. Hay frases que debemos repetir como un disco rayado. pero hechos de vinal. Era bastante irritante. Elogio sincero y palabras de ánimo les ayudan a nuestros hijos a seguir adelante. Y. Una pequeña aguja balanceaba sobre los surcos del disco para hacer sonar la música. Otra vez digo: ¡Regocijaos!” (Filipenses 4:4). A veces. Vale la pena examinar la manera en que hablamos a nuestros hijos. el único remedio era tirar el disco. la aguja rayaba los surcos del disco.” Después.Antes de los MP3 y los DVD. ¿Repetimos cosas que implican que no confiamos en ellos? ¿Rebajamos a nuestros hijos con nuestras palabras? ¿Olvidamos a repetir las cosas positivas que necesitan escuchar? Qué seamos como “discos rayados” en las cosas que edifican y animan. ¿en las que desaniman? Movamos la aguja para que siga la canción. Si era muy dañado. Llegó a ser parte del idioma: Repetir algo muchas veces era “sonar como un disco rayado. Eran parecidos a los DVD. Era necesario mover la aguja para seguir adelante con la canción. el disco repetía una frase de la canción sin parar. peor. sería mejor tirar el disco. No es siempre malo repetir las cosas.” Los padres también tenemos la tendencia de repetir cosas: “¡Cepilla los dientes!” “¡Toma tu leche!” aún cuando nuestros hijos son capaces de ser responsables. Scott Yingling . repetimos frases que rebajan el espíritu: “Tu eres un malcriado. o tal vez. por un movimiento. Así comunicamos que no pueden hacer las cosas por si mismos. O. tales como: “¡Bien hecho!” y “¡Tu puedes!” El Apóstol Pablo repitió su exhortación al gozo dos veces en el mismo versículo: “¡Regocijaos en el Señor siempre!. escuchábamos música en discos. Seamos fieles en la sana comunicación con nuestros hijos. somos sorprendidos cuando empiezan a comportarse de acuerdo con lo que les hemos dicho tantas veces.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful