P. 1
Grupo Sanguineos

Grupo Sanguineos

|Views: 4.850|Likes:
Publicado porppeettiitt

More info:

Published by: ppeettiitt on Sep 12, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/06/2013

pdf

text

original

1. Potencial iónico del medio
2. Presencia de albúmina en el medio
3. Tratamiento enzimático de los eritrocitos
4. Temperatura
5. Densidad del antígeno
6. Agrupación y movilidad de los antígenos
7. Características del anticuerpo

La aglutinación se produce cuando los hematíes están lo bastante próximos
para permitir a una molécula de anticuerpo hacer de puente entre células
adyacentes. Este proceso puede estar afectado por varios factores entre los que se
incluyen las propiedades del medio utilizado para la suspensión globular y las
características del antígeno y del anticuerpo.

1. Potencial iónico del medio

Si bien la sensibilización aumenta cuando los glóbulos rojos están en
suspensión salina de bajo potencial iónico, la aglutinación de estos glóbulos rojos
sensibilizados se ve desfavorecida por un aumento del potencial Zeta. La densidad
de la nube iónica alrededor de los eritrocitos disminuye cuando el potencial iónico
desciende; ahora, el espesor de la nube aumenta por ser menor la concentración de
iones en el medio. Esto se traduce en un aumento del potencial Zeta y por lo tanto,
la aglutinación se hace más difícil.
Para aumentar la aglutinación, se debe separar a los eritrocitos de este
medio, lavándolos con suero salino isotónico normal.

2. Presencia de albúmina en el medio

La albúmina facilita la aglutinación por disminuir el potencial Zeta.

3. Tratamiento enzimático de los eritrocitos

Las enzimas disminuyen el potencial Zeta de los glóbulos rojos porque
separan las moléculas de ácido siálico de la superficie. La disminución de la carga
superficial de los glóbulos rojos permite un mayor acercamiento de éstos,
facilitando su aglutinación por las moléculas de anticuerpo. Hay que tener en
cuenta que algunos antígenos de superficie como M, N, Fya

, Fyb

, son destruidos por
el tratamiento enzimático; en estos casos, si el anticuerpo es dirigido contra estos
antígenos, no va a producirse la aglutinación.

4. Temperatura

La mayoría de las pruebas que se basan en reacciones entre antígenos y
anticuerpos eritrocitarios se efectúan a 37 °C. (Ver anterior)

5. Densidad del antígeno

Cuanto mayor es el número de antígenos en la superficie del eritrocito,
mayor es el grado de sensibilización. La fijación de moléculas de anticuerpos

Coppo & Baez: Grupos sanguíneos

36

disminuye el potencial Zeta y aumenta la aglutinación.
Por otra parte la mayor densidad del antígeno también aumenta las
probabilidades de que el anticuerpo pueda establecer puente entre los hematíes.

6. Agrupación y movilidad de los antígenos

La situación próxima de los antígenos en la membrana eritrocitaria facilita la
aglutinación ya que supone un mayor número de probabilidades para la fijación del
anticuerpo en el lugar antigénico determinado.
Algunos antígenos (Rh) solamente están agrupados después del tratamiento
enzimático. Otros antígenos pueden ser arrastrados a través de la membrana por la
acción de anticuerpos pasando así a formar agrupaciones.

Antígenos Agrupación de los antígenos

Eritrocito

Eritrocito

Anticuerpo

7. Características del anticuerpo

La capacidad de un anticuerpo para aglutinar a los hematíes depende de la
clase de inmunoglobulina a que pertenece.
La molécula de IgM tiene mayor tamaño que la de IgG, siendo la más
efectiva para producir aglutinación. A pesar de ello, la molécula de IgG puede ser
modificada químicamente para aumentar su envergadura y mejorar su capacidad
de aglutinación.

Aumento

de envergadura

Reducción suave
(Ruptura

de

puentes disulfuro)

300 Å 150 Å

250 – 300 Å

IgM IgG

IgG

Técnica

Sensibilización

Aglutinación

Coppo & Baez: Grupos sanguíneos

37

Separación del ácido siálico eritrocitario mediante
enzimas

Introducción de albúmina bipolar

-

Aumento del potencial iónico del medio

Disminución del potencial iónico del medio

Determinación del grupo sanguíneo ABO

El grupo sanguíneo ABO puede determinarse por dos procedimientos:

Grupo hemático
Grupo sérico; los resultados obtenidos con ambos procedimientos deben

coincidir.

Grupo hemático
Consiste en enfrentar a los hematíes del individuo que se investiga su grupo
sanguíneo con antisueros específicos.

Anti – A: De donantes del grupo B
Anti – B: De donantes del grupo A
Anti A – B: Se usa como control para el anti – A y el anti – B. Aglutina mejor los
hematíes con subgrupos débiles del A o B.
Punto final: Aglutinación visible.

anti-A anti-B anti-AB

Test de

aglutinación en placa

Hematíes del individuo a investigar grupo sanguíneo

Grupo ABO

Reacción con anti –
A

Reacción con anti –
B

Reacción con anti –
AB

A

++++

----

++++

B

----

++++

++++

AB

++++

++++

++++

O

----

----

++

Grupo sérico

El suero del individuo se enfrenta con hematíes A y B. La presencia de anti –
A y/o anti – B en dicho suero, presentará un modelo específico de aglutinación. Por
ejemplo: un suero del grupo O aglutinará tanto a los hematíes A como a los B, ya
que contiene ambos anticuerpos (anti – A y anti – B).

Hematíes del Aglutinación: En el suero hay anti
– A
Grupo A
(ampliado)

Ausencia de aglutinación: En el

suero no hay anti – A

Coppo & Baez: Grupos sanguíneos

38

Suero del individuo

Grupo ABO

Suero del individuo más:

Reacción con glóbulos
rojos A

Reacción con glóbulos
rojos B

A

----

++++

B

++++

----

AB

----

----

O

++++

++++

Un receptor puede ser transfundido con sangre de un donante que no sea de
grupo ABO idéntico siempre que la sangre sea compatible desde el punto de vista
de este sistema. No nos olvidemos que los antígenos de grupo se encuentran sobre
la superficie de los glóbulos rojos, mientras que los anticuerpos circulan en el
plasma. Ahora bien, cuando se realiza una transfusión con estas condiciones, la
proporción del plasma del dador se diluye frente a la gran cantidad de plasma del
receptor (volemia = 5 litros del receptor frente a 500 ml del donante de los cuales
solamente alrededor del 55% es plasma) y, debe tenerse en cuenta que esto es
factible de realizarlo cuando no hay posteriores transfusiones en las mismas
condiciones en cortos períodos de tiempo. De todas formas, lo más aconsejable es
que una transfusión se realice con un donante del mismo grupo ABO que el
receptor. *

Grupo ABO del receptor Donante ABO compatible
A

A – O

B

B – O

AB

AB – A – B – O

O

O

Grupo O: Llamado “donante universal”, porque sus hematíes, al carecer de
antígenos A y B pueden ser transfundidos a cualquier receptor independientemente
de su grupo sanguíneo ABO.
Atención: ver llamado *.

Grupo AB: Llamado “receptor universal”, porque su plasma no contiene los
anticuerpos anti – A ni anti – B, pueden por lo tanto, recibir sangre de cualquier
grupo del sistema ABO. Atención: ver llamado *.

Determinación del Rh

Se enfrentan los hematíes problemas con suero anti – D. Los hematíes que
aglutinan con el anti – D son Rh positivos, mientras que si no lo hacen, son Rh
negativos.

En la determinación del Rh no puede efectuarse el grupo sérico, pues no
necesariamente un individuo Rh negativo tiene anticuerpos anti – D en su suero,
puesto que éstos no son naturales sino inmunogénicos. Los tendrá únicamente en
el caso de que haya recibido sangre Rh positivo, o bien en el caso de una mujer
sensibilizada por embarazo.

O

A

A

B

Coppo & Baez: Grupos sanguíneos

39

Determinación del antígeno Du

Los hematíes Du

ofrecen reacciones débiles o negativas cuando se determina

su Rh. Aunque el anti – D se fija a los hematíes Du

, el anticuerpo es insuficiente
para producir aglutinación. El anti – D fijado a los hematíes puede detectarse
mediante la prueba indirecta de la antiglobulina (AGRh).

+ Centrifugar Aglutinación

Rh(+)

Hematíes anti – D

No

aglutinación Rh(-)

Incubación a 37 °C

Ausencia de aglutinación

Antiglobulina humana

Rh negativo Rh positivo

(antígeno Du

débil)

Prueba de la antiglobulina – Test de Coombs

La fijación de anticuerpos tipo IgM a los glóbulos rojos generalmente
produce aglutinación. Contrariamente los anticuerpos tipo IgG se fijan a los
glóbulos rojos pero no producen aglutinación. La sensibilización de los hematíes por
IgG puede detectarse mediante la técnica de la antiglobulina o test de Coombs.
Hay dos tipos de prueba de la antiglobulina:
Prueba directa (Coombs directa)
Prueba indirecta (Coombs indirecta)

Lavar, añadir
reactivo AGRh

Du

Du

Du

D-

D-

D-

Coppo & Baez: Grupos sanguíneos

40

La Coombs directa es positiva cuando los hematíes de un individuo han
sido sensibilizados en su propio organismo (sensibilización in vivo). Detecta a los
anticuerpos y también a complemento unidos a los glóbulos rojos. Los hematíes
procedentes de una muestra de sangre extraída con EDTA se lavan con suero salino
normal con el objeto de separar las proteínas no fijadas a los mismos. A esta
suspensión de glóbulos rojos lavados se le añade antiglobulina humana; se
centrifuga y luego se observa si hay o no aglutinación. La presencia de aglutinación
significa que los glóbulos rojos del individuo están sensibilizados con anticuerpos o
complemento (reactivo antiglobulina monoespecífico anti – IgG y anti – C3d pueden
ser utilizados para observar qué tipo de proteína está recubriendo a los hematíes).
Indicaciones del test directo:
Enfermedad hemolítica del recién nacido
Anemia hemolítica autoinmune
Anemia hemolítica inducida por fármacos
Reacciones transfusionales
La Coombs indirecta detecta la sensibilización in vitro. Investiga la
presencia de anticuerpos incompletos en el suero. En este caso se lavan eritrocitos
que contengan el antígeno D o fracción de complemento en su superficie, se los
resuspende en solución salina y se los enfrenta con el suero problema para verificar
si existen en el mismo anticuerpos anti – D o anti C3 del complemento. Se los
incuba a 37 °C y se agrega antiglobulina. Esta se prepara inmunizando animales
(conejos) con IgG y complemento C3 humano.
Indicaciones del test indirecto:
Detección de anticuerpos circulantes en suero problema: El suero de un
individuo es incubado con hematíes de fenotipo conocido para detectar
anticuerpos dirigidos contra un antígeno eritrocitario específico.
Determinación de fenotipos: Un anticuerpo de especificidad conocida se incuba
con los hematíes problema para identificar en éstos, antígenos específicos de
grupo sanguíneo.
Pruebas cruzadas: El suero del receptor se incuba con los hematíes de un
posible donante para detectar anticuerpos que podrían reducir la supervivencia
de los hematíes transfundidos.

Pruebas cruzadas

Las pruebas de compatibilidad se efectúan antes de transfundir la sangre del
donante al receptor, para asegurar que los eritrocitos del dador son compatibles
con el receptor.

ABO donante y receptor
Rh

Pruebas de compatibilidad

Pruebas cruzadas donante y receptor juntos

Pruebas
cruzadas

Se enfrentan...

Mayor

Glóbulos rojos del donante con suero del
receptor.

Menor

Suero del donante con glóbulos rojos del
receptor.

La más importante de ellas es la primera por el hecho que los eritrocitos que
van a ser transfundidos se enfrenta a la totalidad del plasma del receptor in vivo; si
dicho plasma es incompatible se produce una reacción transfusional.
En el segundo caso, se denomina menor porque si el plasma del donante
posee anticuerpos contra los antígenos eritrocitarios del receptor, el riesgo
transfusional se ve disminuido por la dilución que sufre dicho plasma en el plasma
del receptor.

Coppo & Baez: Grupos sanguíneos

41

Para la prueba cruzada mayor, la muestra a obtener para los ensayos in
vitro es suero del receptor (obtención de sangre entera sin anticoagulantes). La
mayoría de los anticoagulantes actúan quelando el Ca++

, incapacitándolo para

participar en la activación del complemento.
Una vez determinado el grupo ABO y Rh de un individuo a ser transfundido,
se selecciona la unidad de sangre de grupo y Rh compatible y se procede a efectuar
las pruebas de compatibilidad.
Dichas pruebas consisten en:
Pruebas cruzadas mayor y menor
Investigación de anticuerpos irregulares
En ambos procedimientos interviene la prueba de Coombs indirecta.
En la prueba cruzada mayor, los glóbulos rojos del donante se mezclan con
el suero del receptor y se incuban a 37 °C durante 30 – 60 minutos. Luego se lavan
los hematíes para eliminar las inmunoglobulinas que no han sido fijadas por los
glóbulos rojos y se añade antiglobulina.
La existencia de aglutinación indica que algún anticuerpo del suero del
receptor se ha unido a los glóbulos rojos del donante. Entonces se dice que la
prueba cruzada es incompatible.
Si no existe aglutinación significa que no hay aloanticuerpos eritrocitarios en
el suero del receptor y se considera compatible la prueba cruzada.
Todas las pruebas de antiglobulina negativas deben ser comprobadas para
asegurar que el sistema de la prueba funciona adecuadamente. Para ello se añaden
hematíes (previamente sensibilizados y lavados) a todos los tubos que dieron
negativo. Si la prueba se hizo correctamente y es realmente negativa, los hematíes
control deben ser aglutinados. Si no se produce aglutinación, la prueba no es válida
y debe repetirse.
Causas de falsos negativos:
No añadir antiglobulina humana
Lavado incorrecto de los hematíes: Los residuos de proteínas plasmáticas
neutralizan a la antiglobulina.

Receptor Donante

Muestra

de

No hay anticuerpos
sangre

sin

fijados a los hematíes
anticoagular

No hay aglutinación

Hematíes

del

donante

COMPATIBLE

Suero del receptor

Incubación

Anticuerpo fijado a

los hematíes

Aglutinación

Unidad de
sangre
(donante)

Coppo & Baez: Grupos sanguíneos

42

INCOMPATIBLE

Los anticuerpos solamente serán detectados mediante la prueba cruzada si
los hematíes del donante tienen los antígenos correspondientes. Para asegurar la
detección de todos los anticuerpos clínicamente significativos, el suero del receptor
se incuba cada 2 ó 3 muestras seleccionadas de sangre del grupo O, que expresen
los antígenos más corrientes de los principales sistemas de grupos sanguíneos. Esto
se denomina: investigación de anticuerpos irregulares. La aglutinación de alguna de
las muestras empleadas indica la presencia de un anticuerpo específico. Ese
anticuerpo puede identificarse enfrentando el suero del receptor con un panel de
hematíes fenotipados. Los anticuerpos dirigidos contra antígenos de baja frecuencia
que no están en los hematíes reactivos no serán detectados. Si los hematíes del
donante en potencia poseen dicho antígeno de baja frecuencia, la incompatibilidad
será detectada en las pruebas cruzadas.

Eritrocitos

Donante

Receptor

Suero

Receptor

Donante

Sangres

Compatibles

Aglutinación negativa Aglutinación negativa

Incompatibles

Aglutinación positiva

Aglutinación positiva

Posible

Aglutinación negativa Aglutinación positiva

Nunca

Aglutinación positiva Aglutinación negativa

Investigación de anticuerpos irregulares

Se realiza el mismo procedimiento que se utiliza en las pruebas cruzadas,
pero sustituyendo los hematíes del donante por hematíes del grupo O
extensamente fenotipados.

Otros antígenos y sistemas eritrocitarios

El sistema Xg tiene interés porque está ligado al cromosoma X. Sólo se ha
hallado un antígeno, el Xga, y se supone la existencia de un gen silencioso Xg. La
frecuencia génica es del 65% para el Xga y del 34% para el Xg. Se denominan
antígenos de alta frecuencia los que aparecen en casi todos los hematíes humanos.
Algunos pertenecen a sistemas ya descritos, pero existen otros, como los Vel,
Gerbich (Ge), Gregory (Gy), Holley (Hy), Anton o WJ, Lan o Jr. Los excepcionales
individuos que carecen de estos antígenos poseen anticuerpos naturales, por lo que
es muy difícil hallar sangre compatible para ser transfundida. Ello no ocurre con los
antígenos de baja frecuencia, de los que se han descrito alrededor de 40, en los
que es fácil hallar sangre compatible, pero se han comunicado casos de EHRN.

Sistemas antigénicos de las plaquetas

Los antígenos de las plaquetas pueden ser específicos de ellas, compartidos
con los linfocitos, granulocitos y otros tejidos (sistema HLA), compartidos con los
hematíes (sistema ABO), receptores específicos para fármacos, criptoantígenos (T o
Tn) o autoanticuerpos específicos de las plaquetas (glucoproteína IIb/IIIa,
glucoproteína Ib). Los más importantes son los específicos de las plaquetas, por su
participación en síndromes bien definidos: la púrpura postransfusional y la
trombocitopenia neonatal. Actualmente se denominan HPA (human platelet
antigens) y los más frecuentes son el HPA1 (Zw, PlA) y el HPA2 (Ko, Sib). La
refractariedad a las transfusiones de plaquetas se atribuye principalmente a los
antígenos del sistema HLA.

Coppo & Baez: Grupos sanguíneos

43

Sistemas antigénicos de los leucocitos

Existen antígenos propios de los granulocitos o de los linfocitos, cuyo interés
radica en la aloinmunización transfusional y en la sensibilización feto - materna. Los
propios de los linfocitos son poco importantes y poco conocidos. Mayor interés
tienen los antígenos de los neutrófilos, que pueden ser exclusivos o compartidos
con otros tejidos. Los específicos de los neutrófilos se indican con la letra N. Los loci
genéticamente independientes se identifican por letras correlativas del alfabeto, y
los alelos se señalan con números arábigos. Se conocen los antígenos NA1 y NA2,
NB1, NC1, ND1, NE1 y HGA3, entre otros. Entre los antígenos que los neutrófilos
comparten con otro tejido destacan los ABH, Ii y Lewis (compartidos con los
hematíes), el sistema 5a y 5b (común a los linfocitos, plaquetas y algunas células
inmaduras) y los antígenos del sistema HLA, condicionando en gran manera las
transfusiones de plaquetas e incluso las de sangre no desprovista de leucocitos.
Son causa de frecuentes, y en algunos casos intensas, reacciones transfusionales.

Grupos de las proteínas

Las proteínas séricas presentan grandes variaciones alotípicas, que tienen
escaso interés en inmunohematología debido a su escaso poder inmunogénico. No
obstante, revisten gran importancia como marcadores genéticos y, junto a los
grupos sanguíneos eritrocitarios y al sistema HLA, son de gran utilidad en
antropología y medicina legal. Los más importantes son los de las
inmunoglobulinas. Se conocen el sistema Km (Inv), que controla la síntesis de las
partes constantes de las cadenas ligeras y el sistema Gm, que codifica la síntesis de
las partes constantes de las cadenas pesadas.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->