P. 1
Mosconi, Luis - Las Santas Misiones Populares

Mosconi, Luis - Las Santas Misiones Populares

5.0

|Views: 2.173|Likes:
Publicado porzegla12
88yuzu99, zegla12
88yuzu99, zegla12

More info:

Published by: zegla12 on Sep 11, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/19/2013

pdf

text

original

Dinámicas:

1) Acoger, con entusiasmo a los niños, niñas y adolescentes
misioneros. Compartir las buenas noticias de cada sector
por medio de símbolos, gestos, carteles, conversaciones,
mensajes. Intercalarlas con estribillos de cantos misio-
neros. Ayudar a los niños y niñas a percibir las diferen-
cias entre fallas y dificultades. Después de compartir las
fallas, hacer un momento penitencial con algún gesto.
Después de compartir las dificultades, hacer un momen-
to de oración de súplica para enfrentarlas mejor. Tanto
en las fallas como en las dificultades, hacer la pregunta:
¿Qué lecciones podemos aprender para el futuro? Todo
debe orientarse a ese camino que no podemos interrum-
pir. Mostrar con claridad a los niños y niñas que son
parte viva y esencial de las SMP, y que su participación
es importantísima para todos.

2) Elaborar juntos el perfil del niño, de la niña y del ado-
lescente misioneros. Debatir en grupos: ¿Cómo tiene que
ser un niños (a) y un adolescente misionero? ¿Qué tiene
que hacer? Ver las características principales y escribirlas
en pequeños carteles. Después, buscar luces en la vida
de Jesús, por medio del estudio de algún texto del evan-
gelio del año litúrgico. Puede estudiarse con la ayuda de
las preguntas mencionadas en el primer encuentro, aña-
diendo siempre la pregunta final: ¿Qué debemos apren-
der de Jesús misionero para nuestra vida de misioneros y
misioneras?

3) Conversar sobre las visitas. Tratar de compartir algunas
experiencias de visitas hechas por los niños y niñas o
con los adultos. Preguntar: ¿Quieren seguir visitando
a las personas del barrio? ¿Por qué? ¿Cómo les gusta-
ría visitar? ¿Visitar a todas las familias o dar preferencia
a alguna(as)? Estudiar alguna página de este libro que
habla de las visitas (tercera parte). Juntar sugerencias
concretas. Orientar un programa de visitas. Invitar a los
niños (as) a encontrarse después de las visitas para com-

263

partir la experiencia, las alegrías, y ayudarse a mejorar
todavía más. Es bueno que den testimonios en las cele-
braciones. Pedir a la comunidad que apoye las visitas de
los niños y niñas.

4) Planificar las actividades. Estudiar las páginas del libro
sobre el tercer y cuarto bloques de los trabajos de la pri-
mera etapa. Añadir algo nuevo, típico de ellos.

TERCER ENCUENTRO

Objetivos:

1) Compartir los trabajos misioneros.

2) Ver el proceso de conversión en la vida de niños, niñas y
adolescentes.

3) Planificar las actividades.

Dinámicas:

1) Compartir las buenas noticias, las dificultades y fallas.
Después se dividen en grupos para que cada uno prepare
un momento de oración (grupo de alabanza, grupo de
súplica y otro de perdón. Multiplicar los grupos si es ne-
cesario) . El momento de oración se hará en presencia de
todos los grupos.

2) Formar pequeños grupos en los que cada uno cuenta
qué ha mejorado en su vida desde que entró en las SMP
como misionero o misionera. En el plenario, contar algu-
nas experiencias de vida. Conversar sobre la importancia
del perdón y del cambio de vida. La conversión es para
todos y para siempre. Sin perdón y conversión la vida
es absurda y se convierte en un infierno. Citar y expli-
car algunas frases de Jesús o dramatizar alguna parábola
que hable de la conversión (por ejemplo, una de las tres
parábolas del capítulo 15 de Lucas).

264

LAS SANTAS MISIONES POPULARES

Elaborar juntos algunas sugerencias concretas para avan-
zar más en el camino de la conversión (pedir perdón a
compañeritos(as), a los papas. Alguna oración o visita a
Jesús en el sagrario, etc.)

3) Preparar un cartel con letras grandes: SEMANA MISIO-
NERA (SMP). Conversar sobre cómo imaginan y les gus-
taría que fuese la Semana Misionera (SM) Ver la organi-
zación de la SM (utilizar la última parte del libro, que
trata toda ella sobre la SM). Se puede hacer el estudio
en pequeños grupos, después compartir en el plenario,
presentando dudas y dando sugerencias. Es importante
que los niños, niñas y adolescentes entiendan bien la SM
para que se preparen de la mejor manera posible.

4) Planificar las actividades. Estudiar los bloques cinco o
seis de la primera etapa. Añadir algo pensado por los
niños y niñas.

SOBRE LOS (LAS) ACOMPAÑANTES DE NIÑOS(AS)

Y ADOLESCENTES MISIONEROS

Por lo que hemos visto, podemos caer en la cuenta de lo im-
portantes que son los (las) acompañantes en la vida de niños (as)
y adolescentes misioneros. Ellos no son sus dueños, sino una
presencia amiga y animadora, que les hace sentirse a gusto y res-
ponsables de su propio camino. De ahí que sea necesario escoger
con esmero a los acompañantes.

He aquí algunos criterios:

a) Ser discípulos y misioneros de Jesucristo.

b) Trabajar por una sociedad más justa y fraterna.

c) Cultivar la propia pertenencia a la Iglesia Católica.

d) Participar activamente en la comunidad.

ej Creer y participar en las SMP como misioneros (as)

ANEXO

265

f) Sentir gusto por los niños y niñas y deseos de trabajar
con ellos.

g) Amarlos, viendo en ellos la presencia del Misterio Divino.

h) Acompañar a los niños, niñas y adolescentes con amor
gratuito y eficaz.

i) Poner a disposición dones, valores y tiempo disponible a
lo largo de todo el proceso de las SMP.

j) Usar una metodología participativa y creativa, de manera
que los niños y niñas se sientan sujetos de su propio ca-
mino y no objetos o simples ejecutores de tareas.

k) Valorar el mundo de los niños, niñas y adolescentes. Y,
al mismo tiempo, saber cuestionar, hacer preguntas, con
vistas siempre a un mayor crecimiento.

1) Ayudar a desarrollar la personalidad de los niños, niñas
y adolescentes, haciéndolos agentes transformadores de
la sociedad y de la familia.

FORMACIÓN DE LOS ACOMPAÑANTES

Los acompañantes son formadores y formandos al mismo
tiempo. Es importante tener esta conciencia para superar auto-
ritarismos y autosuficiencia, miedo y superficialidad. Tienen que
saber cuidar su propia formación, promoviendo y participando
encuentros formativos. La mejor preparación del acompañante
es ser misionero de las SMP. Es un proceso permanente, y tiene
siempre en cuenta las realidades y situaciones que aparecen en el
camino. El estudio de este libro y del evangelio del año litúrgico
es de gran importancia.

Los acompañantes estarán bien integrados en la programa-
ción, coordinación y asesoría de las SMP, a fin de mantener bien
relacionado el trabajo de los niños y niñas en el conjunto de las
SMP. Ayudarán a los niños y niñas a sentirse parte integrante de
las SMP, no una añadidura. Cuando sea necesario, recordarán
esto a la comunidad, a los misioneros y a los jóvenes y adultos.

266

LAS SANTAS MISIONES POPULARES

Algunas sugerencias para los acompañantes:

a) Descentralizar el trabajo de los niños y niñas en los sec-
tores misioneros.

b) Encontrarse periódicamente con los acompañantes de los
sectores misioneros de la parroquia.

c) Ayudar a los niños y niñas a asumir y rendir cuentas de
sus tareas.

d) Evaluar, planificar, celebrar con los niños, niñas y adoles-
centes.

e) Integrarlos en la vida de la comunidad, dándoles voz ac-
tiva, a su manera, (en el consejo pastoral, en las asam-
bleas, en las decisiones, en las celebraciones, en las dife-
rentes iniciativas).

f) Mantener contactos con los padres de los pequeños mi-
sioneros.

g) Por medio de ellos, comprometer al mayor número po-
sible de padres y de otros niños y niñas que vivan en el
sector.

CONTINUAR LA MISIÓN DESPUÉS DEL PROCESO

DE LAS SANTAS MISIONES POPULARES

Los acompañantes tendrán todo el cuidado de que los niños y
niñas continúenla misión. El peligro, cuando termine el proceso
de las SMP, es vivir sólo de recuerdos. Tenemos que dar pasos
continuamente. Es necesario que poco a poco los niños, niñas
y adolescentes misioneros estén convencidos de que la vida es
misión siempre. Esta convicción ayudará a su futuro. Y muchos
se convertirán en jóvenes misioneros.

Para ellos, apuntamos algunas sugerencias:

a) Estudiar con los niños, niñas y adolescentes las sugeren-
cias de las páginas del libro [primera parte) que hablan
de la tercera etapa.

b) Cuarto encuentro de niños, niñas y adolescentes misio-
neros. Después de la Semana Misionera, promover en-
cuentros entre ellos, primero en la comunidad, después
en el sector misionero. Finalmente, un gran encuentro
parroquial para todos los niños, niñas y adolescentes mi-
sioneros. Este proceso durará de cuatro a seis meses. En
estos encuentros se suele hacer lo siguiente: compartir
crecimientos, victorias y alegrías; planificar actividades
que comprometan al mayor número posible de niños, ni-
ñas y adolescentes misioneros, incentivar el estudio del
Evangelio, las visitas, la presencia activa en las celebra-
ciones y demás actividades de la comunidad.

c) Los encuentros entre niños, niñas y adolescentes misio-
neros tendrán un clima festivo y acogedor, en el que pue-
dan cantar, hablar, reírse, jugar. Es también clima para
evaluar, profundizar, estudiar, planificar, orar, celebrar.

d) Poco a poco, hacer crecer en ellos el gusto por la oración
personal, por la adoración al Santísimo Sacramento, por
las celebraciones, por la devoción a la madre de Jesús.

e) Ayudarlos a seguir firmes en la misión, a comprometerse
con el paso del tiempo en los grupos de jóvenes, en las
pastorales, en las organizaciones populares, cultivando
siempre la espiritualidad del seguimiento de Jesús y la
pertenencia a la Iglesia Católica.

f) Deberá crecer la participación activa de los niños, niñas
y adolescentes en la pequeña comunidad done viven.
Crear la convicción de que la comunidad no es ningún
lujo o pasatiempo, sino una referencia importante para el
propio crecimiento personal.

I índice

Presentación de la décimo-novena edición

7

Presentación

9

Introducción

13

PRIMERA PARTE

UNA VISIÓN GLOBAL DE LA EXPERIENCIA

17

1. Panorama histórico de las Santas Misiones Populares ....17
2. ¿Qué son las Santas Misiones Populares?

21

3. Objetivos de las Santas Misiones Populares

26

4. Contenidos de las Santas Misiones Populares

33

5. Metodología de las Santas Misiones Populares

34

6. Preparación de las Santas Misiones Populares

38

7. Ejecución de las Santas Misiones Populares

56

8. Cuando toda la diócesis celebra Santas
Misiones Populares

81

9. Cuando algunas parroquias unidas hacen
Santas Misiones Populares

84

10. Las Santas Misiones Populares en las ciudades
grandes

86

SEGUNDA PARTE

MÍSTICA Y ESPIRITUALIDAD MISIONERA

95

1. Sentido de la mística

95

2. La mística misionera

101

3. Espiritualidad

104

4. Espiritualidad misionera

107

5. Características de la misión

108

6. Rescatando la memoria de los misioneros
de la Biblia

112

7. María, madre, discípula misionera de Jesús

122

8. Los misioneros y misioneras de las Santas
Misiones Populares

128

9. Presbíteros discípulos misioneros de Jesucristo

141

10. El estudio del Evangelio

150

TERCERA PARTE

"Es LA FIESTA DE DIOS, ES LA FIESTA DEL PUEBLO,

ES LA FIESTA DE LA PAZ... SANTA MlSIÓN POPULAR"

155

1. La liturgia en las Santas Misiones Populares

155

2. Los sacramentos y las bendiciones
en las Santas Misiones Populares

165

3. Los gestos en las Santas Misiones Populares

169

4. Los símbolos en las Santas Misiones Populares

172

5. Los niños, niñas y adolescentes misioneros
en las Santas Misiones Populares: la fragilidad
que Dios transforma en poder liberador

180

6. Los jóvenes y los adultos en las Santas Misiones
Populares: hacer de la vida una misión

187

7. Las personas mayores: consejeros (as),
ricos(as) en sabiduría divina

189

8. Los enfermos humanizan y evangelizan

190

9. Las visitas derriban barreras y fortalecen
la solidaridad

191

10. Sobre el servicio de consejería

202

CUARTA PARTE

LA SEMANA MISIONERA DE LAS SANTAS

MISIONES POPULARES

209

1. Sentido y valor de la Semana Misionera

210

2. Los últimos preparativos

214

3. Misioneros (as) locales y de fuera unidos
para que la fiesta sea una realidad

221

4. El sentido de la programación

223

5. Sugerencias para todos los días
de la Semana Misionera

224

6. Programación para cada día de la Semana
Misionera

228

ANEXO

Los NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

EN LAS SANTAS MISIONES POPULARES

253

1. ¿Quiénes son los niños, niñas
y adolescentes misioneros?

253

2. ¿Por qué niños, niñas y adolescentes misioneros?

255

3. La comunidad

255

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->