Está en la página 1de 2

Historia [editar]

Durante la colonización cristiana perteneció al realengo de Alicante y, en ella,


permaneció incluida en la Corona de Castilla por espacio de 50 años aproximadamente,
hasta que en el año 1296 pasa a formar parte del Reino de Valencia bajo reinado de
Jaime el Justo. Su iglesia parroquial se empezó a construir en 1511.

A finales del siglo XVI se construyó el embalse de Tibi, que encauzaba las aguas del río
Monnegre y permitió mejorar de forma sustancial la agricultura de la huerta,
permitiendo el despegue de la localidad. A raíz de esto, en el 1580 se le concedió el
título de "Universidad" (título que otorgaba una cierta independencia municipal) y, por
real privilegio, en 1628 se segregó de Alicante y consiguió ser elevada al rango de villa
con voto en las Cortes del reino; voluntariamente volvió a formar parte de Alicante en el
1653, volviendo a separarse, definitivamente, en el año 1736.

Durante la Guerra de Sucesión fue saqueada por las tropas del Archiduque Carlos de
Austria.

Iglesia parroquial del Salvador. Lleva anexa una torre de defensa de 1513, reconvertida
en campanario

A partir del siglo XVIII, muchas familias acomodadas de Alicante pusieron en


Muchamiel su segunda residencia; con el tiempo, se establecieron también en su
término nobles franceses, ingleses e italianos, atraídos por su clima y tierra de cultivo.
Estas familias adineradas compraron las mejores zonas de cultivo y construyeron
hermosas edificaciones, casas-palacio o simplemente quintas de recreo. Precisamente a
partir de uno de estos palacios, el palacio de Peñacerrada, se independizó como
municipio independiente el lugar de Peñacerrada (actualmente situado en el norte del
casco urbano) en 1789, aunque se incorporaría de nuevo a Muchamiel en 1846.

En el término de Muchamiel las tropas francesas de Suchet fueron derrotadas en el 1812


por las del general Roche, entonces gobernador de Alicante.
Muchamiel estuvo estancado urbanísticamente hasta 1928, cuando el ayuntamiento
adquirió unos terrenos al este del casco urbano para abrir muchas calles antiguas hacia
la calle actual de La Rambla; la nueva parte de la localidad se desarrolló con un trazado
recto de sus calles, en contraste con el sector tradicional.

Durante el periodo repúblicano, fue un pueblo eminentemente conservador, dado el peso


de la tradición católica entre la población. No obstante, durante la Guerra Civil, quedó
en territorio republicano. Sin embargo, las autoridades republicanas no realizaron
purgas ni encarcelamientos, incluso, desde 1937, el culto católico volvió a salir a la
calle, con la tradicional ofrenda a la Virgen de Loreto. A pesar de ello, una vez acabada
la guerra, la purga de izquierdistas fue importante, aunque suave en comparación con
otros lugares de la provincia. Cabe señalar que uno de los alcaldes franquistas,
Francisco Bernabeu Alberola, fue elegido alcalde en la democracia durante el periodo
1995-1999, tras el cual pasó a ocupar la Alcaldía la socialista Asunción Llorens

Entre 1889 y 1969, el municipio estuvo unido por tranvía a la ciudad de Alicante. Su
proximidad a la capital ha resultado definitiva tanto para su economía como para su
demografía; desde mediados del siglo XX, el municipio se encuentra integrado dentro
un área metropolitana centrada en la ciudad de Alicante.