GOBIERNO DEL ESTADO DE CHIAPAS. SECRETARÍA DE EDUCACIÓN. UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL. COORDINACIÓN DE POSGRADO.

MAESTRÍA EN EDUCACIÓN BÁSICA

BREVE ENSAYO.

LA EVALUACIÓN COMO CENTRO DEL APRENDIZAJE.

LINEA DE FORMACIÓN: GESTIÓN EDUCATIVA Y PROCESOS ORGANIZACIONALES EN EDUCACIÓN BÁSICA.

JUNIO DE 2012.

a una visión compartida en el modo de proceder. juzgar y tomar decisiones. aprendizaje y connotación de calidad e innovación polarizan los referentes. aboga por nuevos roles sustanciales. que lejos del estado de confort que ha prevalecido hoy en pleno siglo XXI. en la pseudo concreción. . además de los contextos y lo multifacético que representa la explicitación del curriculum en el salón de clases cotidianamente. mismas que se arraigan en el empirismo. entendiendo no solo que las nociones exploratorias son recientes y que en el marco institucional aun prevalece un profundo “jaloneo” entre lo que se concibe como evaluar y sus prácticas institucionalizadas. El presente ensayo intenta defender una idea clave sobre la necesidad de cambiar de paradigma evaluativo que prevalece en cada institución educativa.INTRODUCCIÓN. Del mismo modo entender dicho paradigma no solo exige una revisión profunda de los pilares teórico metodológicos que en consecuencia no solo se traducen en aproximaciones por lo complejo que la noción de práctica educativa. lejos del constructo verdadero y necesario para transformar no solo la practica sino sobre todo sus resultados.

ya que para él es de vital importancia conocer las etapas históricas inicialmente que la matizan precisando dos momentos históricos fundamentales conocidos como el periodo tyleriano y el posterior a este. sin duda es navegar por un océano de aseveraciones y prácticas que han respondido a múltiples enfoques y nociones tal como lo argumenta Julio Pimienta Prieto. no sin antes precisar también que hablar de educación y sobre todo del aprendizaje como proceso. México 2009.LA EVALUACIÓN COMO CENTRO DEL APRENDIZAJE. Cómo Evaluar el Dominio de Competencias. 1 Magalys Ruíz Iglesias. La comprensión de la evaluación basada en competencias y del auge que ha tomado la misma. entendiendo los siete modelos principales que han preexistido en la evaluación educativa y sus peculiaridades dentro de los que podemos notar la evolución que va desde el modelo tyleriano hasta el sistémico de de la Orden Hoz. En consecuencia entender el concepto de evaluación. hasta arribar a respuestas relacionadas con dónde estamos y hacia dónde vamos en materia de evaluación1.2 Modelos que sin duda han respondido como todo antecedente a un momento histórico particular y a las necesidades formativas de las sociedades que en su momento han permeado los enfoques y practicas reales en los entornos educativos. qué es lo que se mide y se evalúa actualmente. http://redalyc.pdf 2 . Trillas. cuál es su finalidad. exige responder a varias interrogantes que parten de clarificar cuál es la utilidad de este tipo de evaluación. ningún aporte adquiere estandarización y no se aleja de polémicas o connotaciones subjetivas.uaemex.mx/pdf/155/15590110.

holístico y plurideterminado que alejado de toda rutina. sino lo impulsa a una nueva matización ecléctica y sustantiva apegada a una rigurosidad. sistémico y orientado hacia la consumación de competencias que hoy se exige en pleno siglo XXI. emocional. Por lo que resulta de gran valor responder siempre al qué. cognitiva. cientificidad y temporalidad cíclica ó perpetua. la evaluación por competencias implica un diseño complejo que deberá incluir todos los aspectos de manera articulada y que por lo tanto deberá ser: inicial. . la aproximación metodológica conceptual que debería matizar cualquier modelo no debe olvidar que en la era del conocimiento más que clasificar y estandarizar resultados. no solo atenta contra los viejos estilos conductistas de observar la realidad. lo que nos deberá llevar a la evaluación del desempeño del estudiante frente a situaciones complejas en las cuales deberá desplegar la competencia adquirida mediante la utilización de diversos instrumentos y herramientas. formativa y sumativa. como incidir en su proceso de adquisición y en el resultado que se obtiene. al porqué y para qué evaluar. donde reside no solo lo filosófico de la evaluación sino lo epistémico de este proceso complejo. en este caso el docente. exige un juicio fundado y una perspectiva humanista hacia el conocimiento puntual de las capacidades y de las debilidades de cada ente en formación para poder consumar en él propuestas de mejora permanente en función de sus intereses de formación o de sus aptitudes. Entendiendo por instrumento aquello que produce el sujeto para apropiarse de la cultura y el lenguaje. para intervenir en dicho proceso de apropiación interpretación de ambos elementos en la evaluación.De ahí que en un marco transdisciplinar. al cómo. que en este caso el discente y por herramienta lo que produce el mediador. ética y cultural . que nos permitan tanto promover que éste las despliegue. conductual. tomando en cuenta lo anterior. cualitativa y cuantitativa. Es decir.

Aunado a esto conceptualizar la competencia como una unidad de desempeño complejo ofrece la oportunidad de lograr mejores procesos para mejorar. Si bien están haciendo uso de sus . resúmenes. para que se dejó”… Dicha respuesta incluye como vemos una postura que demuestra que si saben sobre el tema. investigaciones. no se observa como resuelve en la práctica las situaciones. sobre todo cuando son productos que emergieron de enfrentar una situación didáctica como sería el caso del proyecto de un video de un problema ecológico de la comunidad por citar un ejemplo. modelos etc. qué tanto construye el conocimiento el estudiante y qué tanto sabe. De ahí que unos estudiantes de secundaria pueden saber sobre el sexo. asunto que provee de herramientas para identificar los errores y corregirlos. puedan incluso señalar que toman decisiones adecuadas sobre el mismo y que adoptan conductas responsables haciendo uso del condón pero cuando se les cuestiona sobre la razón por la que se embarazó “X” compañera pueden responder: “Se lo merece. los puntos de referencia. los registros anecdóticos. también expresan valores culturales que aplican para analizar la realidad. lo que incluye los valores o actitudes para hacerlo. como son los diarios de campo.Los instrumentos entonces que irán desde aquellos que nos permitan obtener y registrar la información sobre lo que el estudiante hace. No obstante haciendo mención de que los estudiantes realizan productos en los que se observa la evidencia de lo que aprendieron en el proceso y también en el resultado. ya que como se ha manifestado contamos con aportes de múltiples corrientes y de varias disciplinas a la vez. así como aquellos productos en los cuales se observa la evidencia de que la competencia se ha desplegado como son los trabajos en clases. las listas de cotejo con los que se identifiquen si los indicadores de desempeño de una competencia se han ido logrando. Por ejemplo si solo nos limitásemos a identificar el proceso cognitivo como se ha mencionado antes.

si se obtuvieron los resultados por el proceso que se llevó a cabo. una evaluación compleja incluye también acciones de mejora continua por parte del estudiante lo que se convierte en un proceso relacional. dificultades y retos. lo que esperan que hagan y las pautas para mejorarlas. En consecuencia. ya que al analizar lo que se efectuó y como se efectuó se pueden identificar los logros. estableciendo pautas concretas de cambio. En este sentido. Por otra parte al observar lo que hace el estudiante e intervenir en sus procesos de producción estamos también promoviendo que sea él o ella los que aprendan e identificar sus errores. resultando esto en aprendizajes que pueden promover el cambio a nivel de familia. es también una aportación para los padres de familia para los directivos escolares y para otros compañeros docente. al mismo tiempo en que identifica sus propias áreas de mejora. en qué dimensiones no se ha trabajado. pero no asumen una actitud favorablemente democrática que considere la problemática de género. corrigiendo sus propios errores. En este sentido una evaluación más compleja de los procesos y de los resultados de los aprendizajes nos llevaría como podemos inferir a identificar en qué nos equivocamos. aciertos. donde el docente evalúa si se aprendió. La definición de indicadores o pautas de índole cualitativo que se ponderan cuantitativamente en un rúbrica llámese de tipo analítica u holística sobre lo que deberán hacer los discentes para obtener mejores resultados. qué falta por hacer. pero el estudiante también hace su parte al identificar como puede mejorar utilizando las rúbricas y su propia producción para tal efecto. las personas exitosas son aquellas que pueden analizar su propio desempeño. qué aspectos de las competencias establecidas requiere fortalecerse y que se debe hacer al respecto. lo que trae como consecuencia el desarrollo de su pensamiento crítico que permite ser íntegramente competente. a detectarlos.conocimientos. lo que hace verificar su papel. de escuela y de .

ya que de parcializarse esa mirada necesaria no solo corremos el riesgo de soslayar indicadores valiosos de mejora sino dar marcha atrás a los intentos por potenciar a la evaluación como instrumento de mejora sino sobre todo de aprendizaje. lo que sucedió y cómo sucedió analizando todas las dimensiones y características tanto cualitativas como cuantitativas de manera que se pueda integrar una fotografía completa del escenario que se pretende evaluar. ya que el proceso de evaluación es más transparente. En síntesis cuando todos los actores involucrados en el proceso conocen qué se evalúa. incluyente y rendidor de cuentas.nivel escolar. pero garantiza indiscutiblemente la obtención de mejores resultados. cómo se evalúan pueden participar y coadyuvar para mejorar. Por tanto. Como todo proceso de evaluación se requiere hacer un balance entre el antes. lo que ya se logró y lo que no. cuando se lleva a cabo una evaluación por competencias tomando en cuenta la relación de los actores que participan y en el resultado aumenta su complejidad. el durante y el después de manera que se logre identificar lo que se hizo y lo que falta por hacer para llegar a la meta. .

pero es en la práctica real. . es entender que una referencia a la luz de las teorías puede existir cuidando la integralidad de lo aprendido. participación y equidad. canalizando esfuerzos compensatorios y meta evaluativos hacia su potencialidad y la movilización efectiva de sus competencias que se han venido estructurando a partir de la intervención docente. serán quienes se fortalezcan en sus capacidades autogestoras de aprendizajes no solo para ser mejor cada día en el ámbito laboral e institucional sino el humano para consolidar un proyecto ético de vida fincado en la auto realización. Frade. integral y compartida entre maestros y alumnos donde podrán traducirse múltiples formas de evaluar cuidando sobre todo el desempeño de cada alumno. Pimienta Prieto.CONCLUSIONES Hablar de evaluación como se ha manifestado apelando a múltiples orientaciones que van desde Tobón. Perrenoud y otros más. Sanmartí. Aunado a tal concepción resulta de vital importancia entender el dinamismo que debe imperar hacia el diseño de instrumentos de evaluación no solo como una metodología exigente y vanguardista que guarda en su intencionalidad más que medir y clasificar al alumnado en ser una visión compartida y retroalimentadora donde maestro y alumno.

. Ruíz Iglesias Magalys (2009). (2008). Evaluación de los aprendizajes Un enfoque basado en competencias. México.BIBLIOGRAFÍA Pimienta Prieto Julio H. Cómo evaluar el dominio de competencias. México.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful