Está en la página 1de 14

Ciudad de Santa Fé, estado de Nuevo

México, Estados Unidos.


Ahí, un misterio que ya dura 130 anos e
que atrae alrededor de 250 mil visitantes
por año. Destino: Capela Loretto
Lo que hace esta capilla diferente de todas
las otras es el milagro ocurrido en su
escalera.
La capilla fué construída a fines del siglo 19.
Cuando estuvo lista las hermanas sintieron falta
de una escalera que las llevara al segundo piso.
Ellas pasaron 9 días rezando a
San José, que era carpintero.
Un desconocido tocó en la puerta de
la capilla en el último día. Dijo que
era carpintero y que podría construir
la escalera.
El construyó, sin ayuda de
nadie, la escalera que es
considerada un prodigio
de la carpinteria.
Nadie sabe como ella se
sustentó. La escalera no tiene
soporte central.
Después, el carpintero, que no usó ni
clavos ni pegamento para construir la
escalera, desapareció sin dejar vestígios.
Ni esperó el pagamento.
Una leyenda nació en la ciudad de
Santa Fé, que pasó a creer que el
carpintero era de verdad San José.
Enviado por Jesus Cristo para atender las
súplicas de las hermanas. Desde
entonces, la escalera pasó a ser llamada
de “milagrosa”, y se transformó en un
centro de peregrinación.
Hay 3 misterios aquí, explica el
porta voz de la capilla: el primer
misterio es que no se sabe hasta
hoy quien es el hombre que
construyó la escalera.
El segundo misterio es que
arquitectos, ingenieros y
científicos dicen que no entienden
como la escalera se equilibria.
Y el tercer misterio: de donde vino
la madera. Ya hicieron todo tipo de
análisis y no existe nada parecido
en la región.
Un detalle: la escalera tiene 33
peldaños, la edad de cristo.

M. Gallo