P. 1
Untitled

Untitled

5.0

|Views: 33.574|Likes:
Publicado porapi-168778973

More info:

Published by: api-168778973 on Aug 24, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/14/2015

pdf

text

original

Distribución de los electrones en la corteza del átomo, 1924.

1°Distribución según pisos o niveles energéticos. Una de las primeras distribuciones de

los electrones en la corteza del átomo, fue deducida hacia 1914, por Rydberg,

basándose en la estructura de los átomos de los gases nobles, de acuerdo con el lugar

que ocupaban en la tabla periódica, cuyo primer período tenía 4 elementos, 16 el

segundo, 36 el tercero, y asignaba teóricamente 64 al cuarto: cumplían la regla 4 X (12
,

22

, 32

, 42

). (Distribución errónea.)

Hacia 1919, Lewis, y sobre todo Langmuir, en su modelo cúbico del átomo distribuyen

los electrones según K,2; L,8; M,8; N,18; O,18; P,32 (también erróneo).

Fue Bury, en 1921, quien por vez primera sentó que el número de electrones de los

pisos eran: K,2; L,8; M,18; N,32;... estableciendo la regla de K, 2 X 12

; L, 2 X 22

; M, 2 X

32

; N, 2 X 42

, y los pisos siguientes si estuviesen completos, lo cual no acontece,

tendrían, O, 2 X 52

; P, 2 x 62

; y Q, 2 x 72

. Prácticamente, O posee un máximo de 32

electrones (ejemplo único, el átomo del nobelio); el P contiene a lo sumo 10 y el Q un

máximo de 2. Bury ya observó que en el último piso el número de electrones no puede

exceder de 8. De todos modos se asignan 18 al último piso del paladio.

2°Distribución de los electrones en los subniveles o subpisos. El número de subniveles

o subpisos de cada piso es igual al que indica el número de orden, del piso, sin que

excedan prácticamente de cuatro (más adelante se justifica dicha distribución). Como

61

se ha dicho, se nombra a las subniveles o subpisos con las letras s, p, d, f, de acuerdo

con la forma y posición de las órbitas de los electrones que constituyen el piso. Todos

los primeros subniveles s de cada piso de cualquier átomo en estado normal, constan

de 2 electrones; los segundos subpisos o p, de 6; los terceros o d, de 10; y los cuartos

o f de 14 electrones: cumplen la regla de los duplos de la serie natural de los números

impares. Ha de advertirse que los valores expuestos son los que se consideran

regulares los metales llamados de transición (estrictamente, los grupos 3 a 10 de las

tablas periódicas largas) poseen subpisos (y también pisos) internos incompletos, como

puede observarse en la tabla de estructuras.

Bohr, en 1922, creía aún que el piso L contenía dos subniveles con 4 electrones cada

uno; el piso M, con tres subniveles con 6 electrones cada uno, y el N con cuatro

subniveles y 8 electrones cada uno (incorrecto).

La distribución expuesta y aceptarla actualmente está comprobada por estudios sobre

su conducta química, por los espectros ópticos y de rayos X, por el efecto fotoeléctrico,

por la energía de extracción de los electrones superficiales o profundos. Las tablas

actuales sobre distribución de los electrones en los átomos de los elementos, son una

modificación de la establecida por Stoner y Main Smith, en 1924. No obstante, existen

casos dudosos en los lantánidos y actínidos.

Niveles de energía de los orbitales: Se considera que en un ion de un metal de

transición, gaseoso, libre, los orbitales d tienen la misma energía, es decir son

degenerados. En términos generales, cuando se forma un compuesto coordinado o un

ion complejo, el acercamiento de los ligandos, con sus pares de electrones, genera un

campo eléctrico que origina un cambio en la energía de los orbitales d o una separación

en diferentes niveles de energía de los orbitales d. Así, en los complejos octaédricos los

orbitales dz2

y dx2

- y2

aumentan su energía, mientras dxy, dxz y dyz la disminuyen.

Para los complejos tetraédricos la separación o desdoblamiento de los orbitales d es

opuesta a la de los complejos octaédricos.

La diferencia de energía entre estos dos niveles se conoce como energía de campo

ligando o D o 10Dq, que experimentalmente se determina a partir de los espectros, es

decir a partir del valor de l MAX. Entonces: D o 10Dq = h g FOTON ABSORBIDO

62

La absorción de radiación ultravioleta-visible de los compuestos de coordinación de los

elementos de transición involucran en muchos casos, los electrones d del metal (para

orbitales d el número cuántico l es igual a 2), la absorción de radiación se produce por

la transición de un electrón desde un orbital d de baja energía a otro orbital d de mayor

energía, que se conoce como transición d - d.

Así, E d-d = h FOTON ABSORBIDO = o 10Dq

Las intensidades relativas de las bandas de absorción correspondientes a estas

transiciones están gobernadas por una serie de reglas de selección, basadas en la

simetría y multiplicidad del spin del estado fundamental y excitado, bajo dichas reglas la

transición d-d es prohibida, (no cumple la regla de selección de Laporte que indica que

D l diferente de cero) que se refleja en los bajos valores de e, generalmente menores

que 103
.

Para complejos octaédricos se encuentran valores menores que 50 M-1

cm-1

. Para

compuestos coordinados tetraédricos las bandas que se originan por transiciones d-d

son de mayor intensidad debido a que la simetría de estos hace la transición permitida.

Muchos compuestos coordinados además de las transiciones d - d también presentan

fuerte absorción en el ultravioleta y en algunos casos en el visible de mayor intensidad

que las transiciones d-d, con valores de ε ≥ 104

, transiciones permitidas, que se

conocen como bandas de transferencia de carga o espectros de transferencia de carga.

63

Estas bandas se originan por la transición de electrones desde orbitales moleculares

del ligando (originados primariamente del ligando) a orbitales del metal (originados

primariamente del metal) o viceversa.

Por ejemplo para complejos octaédricos d6

los ligandos donan el par electrónico al

metal en un modelo σ como consecuencia estos pares de electrones son estabilizados

y se tiene la posibilidad de que los electrones sean excitados no solo desde el nivel t2g a

Eg si no también desde los orbitales σ originados desde el ligando a Eg. Esta última

excitación sería una transición por transferencia de carga del ligando al metal. Este tipo

de transición produce una reducción del metal.

Similarmente, pueden ocurrir transiciones por transferencia de carga del metal al

ligando en compuestos de coordinación que tienen ligandos aceptores π.

En este caso los orbitales vacíos π*

de los ligandos son los orbitales aceptores cuando

se produce absorción de luz. Este tipo de transferencia de carga produce una oxidación

del metal.

El ión permanganato MnO4-1

de geometría tetraédrica es intensamente púrpura debido

a la fuerte absoorción en el visible que implica la transición por transferencia de carga

desde los orbitales p (originados primariamente) del oxígeno a los orbitales vacíos

(originados primariamente) del Mn VII. Es decir hay transferencia de carga del oxígeno

al metal. La absorción para los iones CrO4-2

y Cr2O7-2

tetraédricos se consideran de

transferencia de carga, como en el caso del permanganato, en estos iones los

elementos de transición Mn y Cr tienen do

y por tanto no ocurre transición d-d.

64

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->