Está en la página 1de 1

ORACIN No.1 Yo prometo que el alma que venerare esta imagen de la Misericordia, no perecer.

Yo le prometo ya aqu en la tierra la victoria sobre sus enemigos, especialmente en la hora de la muerte. Yo, el Seor, la proteger como mi propia gloria. Bendecir las casas donde sea expuesta y honrada mi imagen. Dar paz a sus familias. Les ayudare en sus trabajos y dar xitos a sus empresas. A los pecadores los convertir y a los buenos los hare santos. Los consolare en sus penas. Les dar las gracias necesarias para su propio estado y les dar gracias para promover los corazones a la conversin. Jess, EN TI CONFO

ORACIN No.2 "Prometo que el alma que venere esta imagen no perecer. Tambin prometo ya aqu en la tierra la victoria sobre el enemigo y sobretodo a la hora de la muerte, Yo mismo la defender como a mi propia gloria... Ofrezco a los hombres el vaso con el que han de venir a recoger las gracias a la fuente de la Misericordia". "A las almas que difunden el culto de mi Misericordia, las protejo a lo largo de su vida como una madre cariosa protege a su nio todava lactante. A la hora de su muerte no ser para ellas su juez sino su Salvador misericordioso. En aquella ltima hora no hay para el alma ms que una sola proteccin: MI MISERICORDIA"... "Yo preservar a las ciudades y casas en las cuales se encontrase esta imagen". "Yo tambin proteger a aquellas personas que veneren esta Imagen y tengan confianza en mi Misericordia".

Jess, EN TI CONFO