Está en la página 1de 60
FRAGIL FELICIDAD Un estudio sobre Rousseau Tzvetan Tod drov gedisa Titulo del origina en francés: Fle bonhew (pblicado-en lco- leccin «Temes de xx stele, dirigida por Maurice Ollendes) © Hachette, Pais, 1985 ‘Teaduccin: Maia Renata Seguea stracin de cubiera: Juan Santana Primera edicin: 1987, Barelona Primera reimpresin: junio de 1997, Barcelona Segunda eicin: septiembre de 2008, Barcelona Derechos reservados pars todas las ediciones en eastelano © Editorial Gdisa, S.A. Avenida del Tibidabo 13,3° (08022 Barelona Espa) Tel. 99253 0904 Fax 932530905, corzeoclectrbnco:gedisa@gedisacom hup:/www-gedisa com ISBN: 978-84-7432.256-0 Depésit legal: B.38.129-2008 Impreso por Romany’ Valls ‘Verdaguer, 08786 Capellades(Bareclons) Impreso en Es Printed in Spain ‘Queda prohibida la reproduesin parcial o total por cualquier ‘medio deimpressn, en forma idéntcaextractada medifcada de esta version castellana del obra. indice Introduccién Estructura de la doctrina ........... Estado natural y estado social Elremedio .. El hombre y el ciudadano Dos versiones del ideal individual Elcindadano... Laeducacién civica Patriotismo y cosmopolitismo Elindividuo solitario Lasoledad ...... La comunicacién limit: 4a La biisqueda del yo Un final desdichado Elindividuo moral .. Eltercer camino La educacién doméstica . Laprudencia ....... Lista cronolégica de las obras citadas de Rousseau (1712-1778) . Referencias Principales libros consultados ....+... Ediciones en castellano de las obras de Rousseau citadas en este trabajo 100 - 104 113 115 7 = 121 Introduccién Tolos, en uno u otro momento, nos hallamos confrontados con opciones en cuanto al tipo de vida que vamos a llevar. Relaciones con nosotros mismos, con las persone que nos rodean, con las iciones, con Ia politica, todas se pueden volver problematicas un dia y requerir nuestra reflexi6n. Pero tenemos cierta dificultad para pensarlas y, con més razén, para hablar de elas. Las palabras que designan estas opciones o sus resultados, pala- bras tales como existencia, igualdad, libertad, vir- tud, moral y rmuchas otras, suenan vacias a nuestros ‘ofdos y no nos permiten comprender nuestra vida. Nos dan una sensacién de grandilocuencia que no les perdonamos. Antes que practicar el estilo ampu- oso preferimos balbucear algur as interjecciones o sencillamente callarnos. No obstante, en esto hay 9