Está en la página 1de 1

Aquellas horas que pasan de la media noche, Cuando todo sonido de la oscuridad ha cesado, El demonio se presenta en extraas formas

etreas Que solo las mentes insanas perciben, Aquel demonio que rasga los velos Y que de nuevo te sumerge Entre el miedo y la fascinacin Para llevarte a aquella morada prohibida De la cual solo los locos y ms oscuros nigromantes tienen visin alguna