Está en la página 1de 1

Terminó la novela en El Salvador

Una tormenta que pasó, duró mucho en El Salvador, el mal llamado conflicto de poderes que suscitó entre los mismos órganos de estado hace mas de 3 meses acabó hace dos días. Pero es importante que la comunidad internacional sepa que fue lo que sucedió, realmente el problema comenzó cuando el órgano legislativo (que lo representa la Asamblea Legislativa) especialmente los partidos de la izquierda legislativa desacataron una sentencia emitida por la Sala de la Constitucional (Sala que es integrante de la Corte Suprema de Justicia, órgano Judicial), y se comenzó una verdadera novela, el escenario constitucional se dejó a un lado y se empezó a tornar una situación de llena de intereses políticos y he ahí que nuestro sistema judicial empezó a darse a conocer como algo débil y frágil ante el mundo, y es que, los diputados son representantes de la población porque El Salvador cuenta con elecciones libres y populares para poder elegir a nuestros representantes y es momento que el órgano legislativo siendo la cara de la población salvadoreña empiece a tomar una postura seria para resolver los problemas internos salvadoreños. Cada órgano de Estado tiene sus propias funciones y reglamentos, es por ello que el órgano legislativo debe respetar y obdecer sus atribuciones y no intervenir o desobedecer en lo que compete al órgano judicial. El problema acabó, hay un nuevo presidente del órgano judicial (A su vez de la Sala de lo Constitucional, y de la Corte Suprema de Justicia) llamado Salomón Padilla gracias a la mediación cuasi obligada de parte del órgano ejecutivo (Presidente de la República) sino posiblemente estuviéramos sumergidos en el problema y sin una luz al final del túnel y ojala pueda mantenerse El Salvador en una situación de coexistencia pacífica entre los órganos del Estado, el sistema judicial salvadoreño tiene que cambiar para lograr un desarrollo conjunto, debe haber una mayor colaboración orgánica, El Salvador necesita una estabilidad para poder seguir caminando al desarrollo económico, social y cultural que todos queremos, pienso que el país necesita funcionarios públicos donde realmente los intereses nacionales puedan debatirse, negociarse y sobre todo, hallar soluciones a los problemas que aquejan a nuestro pulgarcito de América.

Jaime Andree Cardona Daboub Estudiante de Relaciones Internacionales, El Salvador.

jcardonadaboub91@gmail.com