Está en la página 1de 133
ROBIN SHARMA AUTOR DEL BEST SELLER INTERNACIONAL EL MONJE QUE VENDIO SU FERRARI MAS DE 3:000.000 DE EJEMPLARES VENDIDOS EL LIDER | QUE NO TENIA CARGO UNA FABULA MODERNA SOBRE EL LIDERAZGO EN LA EMPRESA Y EN LA VIDA KEKKK ROBIN SHARMA ‘es uno de los exper tos en liderazgo mas prestigiosos en todo ‘el mundo. Se dedica a ayudar 1 las empresas para que sus empleados ‘sean lideres influyen- tes y triunfon en es- ta época de cambios profundos. Entre sus clientes se encuentran fiemas tan prestigiosas como Microsoft, FedEx, IBM, Nike, la NASA y Ia Yale University. Las obras de Robin Sharma, EI monje que ven- ‘ad su Ferrario Exito. Une quia extraordinarie entre otras, han encabezado las listas de los libros mas vendidos en todo el mundo. Su bibliografia ha ven- dido millones de ejemplares y ha sido traducida a setonta idiomas. Robin Sharma se ha convertido en Un referente obligatorio para estrellas musicales, miembros de la realeza y un oran numero de direc: tivos famosos de las empresas mas importantes. Para acceder a su blog o descargar un audio gratul- to sobre este libro el autor te invita a vistar: www.robinsharma.com ww w.twitter:com/_robin_sharma El autor dona parte de los beneficios de este libro a ‘The Robin Sharma Foundation for Children. Desde los monjas que venden sus Ferrari hasta Jos lideres sin cargo, Robin Sherma se adelenta & todos. IAbréchate el cinturén y disfrutals ‘Kew Roseers, CEO dé Saatchi & Saatchi Ellider quo no tonis cargote ensenaré a: + Influir en los demés como sifueras una estrella, se2 cual sea tu posicion laboral + Reconocer y aprovechar las oportunidades que se presentan en épocas de cambios radicales. + Descubrir el secroto do Ia innovacion profunda. + Encontrar una estrategia instanténea para crear un equipo de trabajo y convertirte en un vende dor que impacto a sus clientes. + Desarrollar tacticas que te doten de poder ‘mental y isico para ser lider en tu terrtorio, + Emplear técnicas practicas para desterrar el cestrés, desarrollar una mentalidad invencible, canalizer tu energia y alcanzer el equilibrio en tu vida personal Se Ro: FeRRAN LOPEZ/RANDOM HOUSE HONDADOR: FOTOGRAFIA DEL AUTOR: DAVDDLEVES ‘lider que no tena prgo une ibula meer sobre ef derargo enlstinpreaycolvicn set -Paone ures: Grita 2 "Pps om Uustuya Sopris Cin) ‘natuce por Senin ihe SON mess. 2ES {anos Sena pl Sache, ta. I.Tile Primera ec enn Argentina bajo este sll: marzo de 2011 “Titulo original The Leder Who Hind No ite (©2010, Shara Leadership Internationa I “odas los derecho reservados Ec publeada por acuerdo con editorial oxginal Figg Proe, una divin de Simon & Schuster, Inc (© 010, Random House Mondador, S.A. “Tavasera de Gril $713, 09021 Barcelona {© 20 Sonia Tapia SSnches, pola raduccion {© 201 torial Sudamencana S.A Humberto 1955 Buenos Aes, Argentina Public por Eola Sudamericana SA bajo cll Gellbo ‘on acuerdo de Random House Mondadod S.A Sroemegustaleercomar CQuedan proibidos, dentro de os knits etablecdos en Ia ey ‘Pisjolossperibnenosegplmenteprevistes lareproduceén Tote pra de ora obra porculqulermedio procedimiento, ya sen electronic 9 mectaio el tratamiento informatio, Ulguterocuskuier otra forma de cesign de a obra si auto ‘enclon prova'y por eserade os tures del copyright proto on la Argentine ISBN. 975950.28-053-3 ‘Queds hecho el depésto que previenela ey 1.729, Compuesto en Anglofore SA [sta ein de 5.50 ojemplares se tering de imprimir en Kalin S.A, lumboldese Ramos Mo Be As en eines de febrero de 201 Te dedico este libro a ti, lector Tu deseo de despertar al lider que bay en ti me inspira, Tu compromiso de dar lo mejor de ti en el trabajo me conmueve. Y tu disposicion 4 influir positivamente en los demas me animaa dedicarme atin més a ayudar 4 los demds a Liderar Sin Cargo De manera apacible, se puede sacudir el mundo. Manarwa Gana Indice ‘NOTA DEH AGTOR SS. ay mays sy pslinse. ds oF 1, El éxito y el liderazgo te pertenecen por derecho 2, Miencuentro con un mentor de liderazgo .... 3. El triste precio de la mediocridad y la espectacu- lar recompensa del liderazgo.. esos cc cece. 4. La primera conversacién de liderazgo: No hace falta tener un cargo para set lider 5. La segunda conversacién de liderazgo: Las épo- cas turbulentas crean grandes lideres ..... : 6, La tercera conversacién de liderazgo: Cuanto mis profundas sean tus relaciones, mas fuerte ser tuliderazgo...... 7. La cuatta conversacion de liderazgo: Para ser un gran lider, primero hay que ser una gran persona B 15 23 49 6 123 175 211 8. Conclusion. .... 6... e creer eee RECURSOS PARA AYUDARTE A SER UN L{DER SIN CARGO ‘NECESITAMOS TU AYUDA - Jeane CREA UNA ORGANIZACION DE LIDERES Si CARGO. 255 261 263 265 Nota del autor Ellibro que tienes en las manos esel resultado de casi quin- ce afios de trabajo como formador de liderazgo en muchas de las empresas que aparecen en la lista Fortune 500, entre cllas Microsoft, GE, Nike, FedEx e IBM, ademas de en organizaciones como la Universidad de Yale, la Cruz Roja Americana yla Young Presidents Organization. Aplicando el sistema de liderazgo que ensefio en este libro obtendrés unos resultados espectaculares er tu trabajo y ayudaris a «tue tu empresa se alce a un nivel completamente nuevo en cuanto a innovacion, eficacia y fidelizacién de los clientes. ‘Ademés, experimentards profundas mejoras en tu vida personal yen tu forma de mostrarre al mundo. Una advertencia: el método de liderazgo que estoy a punto de compartir contigo te llegard como un relato. El héroe, Blake Davis; suinolvidable mentor, ‘Tommy Flinn, y los cuatro extraordinarios maestros que transforman su manera de vivir y trabajar son personajes de ficcién, pro- ductos de mi muy activa imaginacién, Pero tanto el sistema de liderazgo, como les principios, las herramientas y Ins 4“ EL L{DER QUE NO TENIA CARGO tdcticas sobre Jos que se constituye, son reales y han ayuda- do acientos de miles de personas en muchas de las organi- zaciones més renombradas del mundo a destacar y a po- nerse a la cabeza en su campo. Las victimas se quejan de los problemas. Los Iideres presentan soluciones. Yo espero sinceramente que El Hider que no tenia cargo te oftezca a ti y a la organizacién en la que trabajas una solucién radical para alcanzar répida y clegantemente los maximos logros en estos tiempos incier- tos y turbulentos que vivimos Rosin SHARMA PD. Para que tu transformacién como lider sea duradera y profunda, visita robinsharma,com, donde encontrarés toda una serie de recursos de apoyo, incluidos podcasts, newsletters, blogs, asesoramientos de liderazgo on-line y he- rramientas para formar un equipo de trabajo excepcional. RRERERERERKR RK Eléxito y el liderazgo te pertenecen por derecho ‘Nadic triunfa mas alld de sus suefios més fan- tdsticos a menos que comience teniendo sue- fios fantisticos. Raurst CHARELL La visiGn de un logro es el mejor regalo que un ser humano puede offecer a otros. Ayw RAND Todos nacemos siendo genios. Po: desgracia, la mayoria de nosotros muere en la mediocridad. Espero que no te mo- leste que te revele esta certeza tar arraigada en mi cuando levamos tan poco juntos, pero tengo que ser sincero, De- beria compartir contigo también que soy un tipo normal y cortiente que tuvo la suerte de descubtir una serie de se- cretos extraordinarios y que esos secretos me ayudaron a alcanzar un tremendo éxito empresatial y una vida plena y satisfactoria, Lo bueno es que estoy aqui para oftecerte todo lo que he descubierto en una aventura de lo més sor- 6 ELLIDER QUENOTENIACARGO prendente, De ese modo, ta también podras alcanzar unos resultados espectaculares en el trabajo y vivir una vida ple- na, A partir de hoy mismo. Las eficaces lecciones que te revelaré se iran desarro- Iando suavemente, con mucho cuidado y con mi'més sin- cero aliento. El viaje que vamos a realizar juntos estard sembrado de diversi6n, inspiracién y entretenimiento. Los principios y las herramientas que descubriras darn alas a tu carrera, te levardn a alcanzar nuevos niveles de felicidad ya expresar plenamente lo mejor de ti mismo, Pero, por encima de todo, te prometo que seré sincero, Te debo ese respeto. Me llamo Blake Davis, y aunque nacf en Milwaukee he vivido en la ciudad de Nueva York casi toda mi vida. ¥ me sigueencantando; sus restaurantes, el ritmo dela ciudad, la gente. Y esos perritos calientes de los puestos callejero son increfbles. Si, me encanta comer, para mies uno de los mejores placeres de la vida, junto con una buena conver- sacién, mis deportes favoritos y los buenos libros. En fin, que no hay otro sitio en el mundo como la Gran Manza- na, No tengo ninguna intencién de marcharme de aqui, Nunca, Permiteme que haga una breve autobiografia antes de que te hable de los extratios y maravillosos eventos que me trasladaron desde donde estaba hasta donde siempre quise estar, Mimadre era la persona més buena que he conocido. Mi padre, la persona més decidida. Gente decente y hu- milde, No eran perfectos, pero quién lo es, Lo importante es que siempre hicieron las cosas lo mejor que pudieron. EL EXITO Y EL LIDERAZGO "TE PEETENBCEN POR DERECHO " Y, para mi, hacerlo lo mejor que puedes es hacer todolo que puedes. Entonces, podris irte a casa y acostarte tranquilo, Preocuparse por cosas que no dependen de uno es una buena manera de ponerse enfermo. Ademés, la mayorfa de Jas cosas que tanto nos preocupan no suceden jamés. Kure Vonnegut lo expresé estupendancente: «L.os problemas rea- les de la vida suelen ser cosas en las que ni siquiera s¢ nos ha ocurtido pensar, cosas que de pronto te asaltan a las cuatto de la tarde un martes cualquiera». Mis padres me han influido en tantos aspectos... No te- nian demasiadas cosas, pero en cierto’ sentido lo tenian todo: la fuerza de sus convicciones, unos valores extraor- dinatios y un gran respeto por sf mismos. Todavia los echo de menos y no pasa un solo dia en que olvide darles las gracias. A veces, en los momentos de tranquilidad, refle- xiono sobre el hecho de que generalmente no somos cons- cientes de la importancia de las personas a las que ama- mos. Hasta que las perdemos, Entonces dames largos y silenciosos paseos y rezamos por tener una segunda opor tunidad y poder tratarlos como se merectan. Por favor, que no tengas que arrepentirte de algo asi en tu vida, Sucede demasiado a menudo a demasiadas personas. Si todavia tienes la suerte de contar con tus padres, quiérelos y res- pétalos. Hoy. Yo me ctié siendo un buen chico, «Un corazén con dos piemas», solfa decir mi abuelo. No se me pasaba por la cabeza la posibilidad de hacer dafio a nadie ni ocasionar ningén trastorno. En el colegio me iba bastante bien, tenia éxito con las chicas y jugaba al fitbol en el equipo del ins- 18 BLLIDERQUE NOTENIA CARGO, tituto, Todo cambio cuando murieron mis padres. Se me hundié el mundo, Perdi toda la confianza, Me descentré Mi vida se estancé. Con veintipocos afios, pasaba de un trabajo a otro e iba por la vida como si tuviera puesto el piloto automético. Es- taba como anestesiado y nada me importaba. Me autome- dicaba viendo demasiada televisién, comiendo mucho y preocupandome en exceso, todo para evitar sentir el dolor que uno sufre cuando reconoce que estd desperdiciando su potencial. En aquella etapa de mi vida, el trabajo era meramente una simple forma de ganarme la vida, no una plataforma desde la que expresarlo mejor demi mismo, Un empleo no era més que una mala manera de pasar las horas del dia, ‘no una matavillosa oportunidad de desarsollar todo lo que yo podia ser, Era una forma de pasar el tiempo, no una ex- celente oportunidad de arrojar luz sobre los demas y construir una organizacién mejor y, con ello, un mundo mejor. ‘Al final decidi enrolarme en el ejército. Me parecfa que era un buen paso para sentir que formaba paste de algo y encontrar un poco de orden en medio del caos. Me man- daron ala guerra en Irak. Y aunque pertenecer a las fuer- zas armadas dio estructura a mi vida, también me aporté unas experiencias que hoy todavia me atormentan, Vi mo- rir en sangrientas batallas a amigos con los que haba reali- zado la instruccidn. Vi a soldados que eran poco més que niiios brutalmente mutilados y trigicamente heridos. Y vi que cualquier entusiasmo que pudiera haber existido en BLEXTOYE! LEDERA7GO TE PERTENECEN POR DERECHO » mi desaparecia, Me hund/ en la desesperacién. ¥ aunque no suff ninguna herida fisica en la guerra, era un soldado herido. ¥ allé adonde iba, llevaba conmigo los fantasmas dela batalla. De pronto, lleg6 el dia de volver a casa, Fuetodo tan ré- pido que me senti mareado. Me metieron en un avién, me llevaron a casa y en un dia o dos, después de algunos exé- menes médicos de rutina, me licencié. Me dieron las gracias por el servicio que habfa prestado a mi pais y me desearon buena suerte, Y una soleada tarde de otofio, abandonaba tuna calle de la ciudad cuando llegué a una aterradora con- clusién: volvia a estar totalmente solo. Mi mayor batalla fue intentar volver a integrarme en una sociedad que me habia olvidado, Por las noches no podia dormir, Mi mente me castigaba con violentos re~ cuerdos de las escenas terrorificas que habfa vivido en la guerra, Por las mafianas me quedaba en la cama durante horas intentando reunir Ia energia necesaria para levantar- me y empezar el dia, Me dolia el cuerpo. Me sentia asusta- do sin razén y apenas podia relacionarme con nadie apar- te de con mis compafieros del ejército, Las cosas que antes me gustaba hacer ahora me parecian triviales y aburridas. Mi vida no tenia propésito ni sentido. A veces deseaba es- tar muerto, Tal vez uno delos mejores dones queme legaron mis pa- dres fue el ansia de aprender, sobre todo a través de los li bros. Entre las tapas de un libro hay ideas que si se ponen en marcha tienen la fuerza de cambiar cada uno y todos los aspects de nuestea vida, Pocos propésitos son mas acer- » ELLIDER QUE NO TEMA CARGO tados que invertir en pensar mejor y en desarrollar una mente més dgil. El aprendizaje constante es uno de los rasgos principales de una persona abierta y capaz. ¥ la autoeducaci6n obsesiva y persistente es una de las mejores ticticas de supervivencia para atravesar Epocas turbulen- tas, Las mejores personas suelen tener las bibliotecas mas grandes, De manera que empecé a trabajar en una libreria del SoHo, Pero debido a mi actitud negativa y mi comporta- miento displicente las cosas en Ja tienda nome iban de- masiado bien. Recibia frecuentes broncas del jefe y en rea- lidad esperaba que me despidieran en cualquier momento. No me centraba, no sabia trabajar en equipo y hacia lo minimo, Lo nico que me salvaba era mi amor por los li- bros. Los encargados de la ibreria me despreciaban por mi mala ética en el trabajo, pero on cambio a Jos clientes les caia bien, ¥ por eso conservaba mi puesto, aunque por los pelos. Y ahora es cuando viene lo bueno, Un dia ocurrié en mi vida una especie de milagro, Cuando menos lo esperaba, la fortuna vino a por mi y dio Ja vuelta ala tortilla. Un indivi- duo curiosisime aparecié por la libresia, y las leeciones que me enseiid en el breve tiempo que pasamos juntos hicieron, aiiicos los limites a los que yo me habia estado aferrando, me mostsazon asi una forma totalmente nueva de trabajar y de set Ahora, a mis veintinueve afios, con mas éxitos y alegrias de las que podia haber sofiado, he llegado a comprender que los tiempos dificles forman mejores personas. Que en FLEXITOY EL LIDERAZGO TE PEKTENECEN PORDERECHO 21 le dificultad yace la oportunidad. Y que todos y cada uno de nosotros estamos hechos para triunfar, tanto en el trabajo como en la vida, Ha llegado el momento de compartir con- tigo lo que me sucedi. ERERERERRERERE 2 Miencuentro con un mentor de liderazgo Los dias vienen yse van como figuras veladas yapagadas enviadas por un amigo lejano, pero no dicen nada. ¥ si no utilizamos los dones que nos traen, selosllevan también en silencio. RaLpH WALpo EMERSON Era otra aburridisima mafiana de lunes, Nuestro equipo acababa de terminar lo que llamabamos Melé del Lunes por la Mafiana, la reunién de principio de semana en la que se reconocia alos mejores empleados, a los que todos te- rnfamos que aplaudis, Las ventas no iban muy bien, y algu- nos esperaban que la ibrerfa cerrara pronto como parte de la reestructuracién que se estaba llevando a cabo en la em- presa, Habia que recoztas gastos, mejorar las operaciones y aumentar los beneficios, y depzis El objetivo de la reunion era reeérdar a todo el equipo la mision y los valores de la compafia, asi como animarnos y motivamos para ser productivos durante la semana. A fi- nal de afio todas las tiendas elegian a su mejor empleado, que se presentaba al galard6n anval de Mejor Vendedor de eT ELLIDERQUENOTENIA CARGO Libros de América que otorgaba la empresa, El premio iba acompatiado de una generosa bonificacién en metilico y una semana de vacaciones en Aruba, En realidad, a mi todo aquello me desmotivaba y me desanimaba; cada vez era més apético en mi trabajo. Y no me cortaba en comu- nicar estos sentimientos a cualquier compaiiero de trabajo que tuvieta la mala suerte de cruzarse en mi camino. Y entonces pas6 algo muy misterioso. Mientras estaba tomando un café oculto tras una de las altas estanterfas de In secci6n dle Enipresa, intentando escaquearme de cual- quier tarea, me dieron unos golpecitos en el hombro. Me giré rapidamente y me quedé pasmado. ‘Tenfa delante a un hombre con un aspecto absolutamen- te estrambético, Su ropa era un desastre, vieja, andrajosa ylllena de agujeros. Llevaba un viejo chaleco de cuadros y Jas mangas de la camisa remangadas, como si'a pesar de te- ner aquella pinta fuera un enérgico ejecutivo, Del bolsillo del chaleco asomaba th pafiuelo amarillo con dibujos de Mickey Mouse, y colgada al cuello levaba una chapa de plata con unas sencillas iniciales prabadas con un tipo de letra moderna: LSC. Le miré los pies y cual no seria mi sorpresa al ver que los zapatos etan nuievos: unos mocasines relucientes. El hom- bre permanecié quieto y en silencio, percibfa cémo mi in- comodidad erecia a cada segundo que pasiba, pero por lo visto él no necesitaba decir nada (un don muy poco comtin: en este mundo de mucho hablar y poco hacer). Su rostro era un mapa de arrugas que ponian de mani- fiesto sti avanzada edad, Tenia los dientes desportillados [MUENCUENTRO CON UN MENTORDE LIDERAZGO 2B y manchados. Llevaba el pelo despeinado y epuntando cen todas direcciones, como el gran Albert Einstein en esa foto en blanco y negro en que aparece, burldn, sacando la lengua. Peto lo que mas me impacté de aquel extrafio perso- naje que tenia delante, esa anodina mefiana de lunes, fuc~ ron sus ojos. Por su desalifiado aspecto cualquiera habria pensado que era un vagabundo o incluso un chiflado, pero su mirada era penetrante y sus ojos limpios. Ya sé que esto suena raro, pero ante aquella mirada hipnética me senti no solo seguro, sino como si estuviera en presencia de un ser humano imponente. —Hola, Blake —me salud6 por fin el misterioso caba- lero; su voz profunda y firme me tranguilizé todavia ‘més—. Me alegro mucho deconocerte, Aqui, en la libreria, todo el mundo me ha hablado mucho de ti iEse tipo sabia mi nombre! Tal vex deberfa haberme preocupado. Alin y al cabo en Nueva York viven muchos bichos raros, yla pinta de aquel tipo era cuanto menos des- concertante. ¢Quién era? ¢Cémo habia entrado en lalibre- ria? ¢Deberia llamar a seguridad? gY cmo demonios sabia mi nombre? —Tranquilo, amigo —dijo, tendiéndome la mano—. Soy ‘Tommy Flinn. Acaban de tzasladarme a esta libreria desde la zona alta. Ya sé que no tengo la pinta que uno es- pera en una tienda de esa zona, pero lo cierto es que el aiio pasado llegué.a set Empleado del Afo: Mis te vale tratar- me bien. A lo mejor un dfa lego a ser tu jefe —Me tomas el pelo, ¢Trabajas aqui? —espeté 2% ELLIE QUENOTENIA CARGO —Si. Pero no te preocupes, ser tu jefe no es uno de mis suefios, Los cargos no me interesan nada. A mi lo nico que me impotta es dar lo maximo en mi trabajo, y para ha- cer eso no necesito tener ninguna autoridad oficial, Espero que no te importe que te diga que he sido cl empleado né- mero uno de esta empresa durante cinco afios seguidos —anuncié con una sonrisa de orgullo mientras frotaba su pafiuelo de Mickey Mouse, Aquel tipo tan raro debia de estar alucinando. Yo me movi un poco de aquf para alld, Pensé que, si todavia tenia una oportunidad, deberia echar a correr, Pero habia he- cho el ridfculo; bastante poco respeto me tenfan ya mis compafieros de trabajo. Ademés, me encantaba mi café matutino, no iba a dejarlo a medias, Por otra parte, tengo que admitir que aquel hombre cra de lo mas interesante. Asi que decidi quedarme. Miré alrededor buscando una cémaraoculta, A lo mejor aquello era una broma de mis compafieros que luego apa- recerfa en uno de esos programas de televisién que se de- dican a dejar en ridiculo alos desgtaciados que caen en sus bien disefiadas trampas. Pero por allf no se vefa ninguna camara —WVale —dije; la voz me temblé un poco a pesar de ser un veterano de guerta y haber soportado experiencias y dramas mucho mas extremos que aquella situacién—. Hola, Tommy. Encantado de conocerte. gPor qué te han trasladado a esta tienda...? —pregunté, aunqueen realidad queria afiadir; «<... yno a un manicomio?»—. Por lo visto la libretia se hunde. [MIENCUENTRO.CON UN MENTOR DE LIDERAZGO 2 —Bueno, no me han mandado aqui a la fuerza, Blake El traslado lo pedi yo —explicés parecia muy seguro y to- talmente cuerdo—, Queria cambiar de tienda porque en la otra libreria ya no crecia. Me parecié que aqui podria hacer algo de més provecho. Cuanto més dificiles son las circuns- tancias, mayores son las oportunidades, Blake. Querfa venir aqui y trabajar contigo —afiadié con otra sonrisa. Yo no tenia ni idea de adénde itia a parar la conversa- ci6n, gQuién era ese individuo? Los dibujitos de Mickey Mouse de su paritielo estaban empezando a hartarme...con todos los respetos hacia el ratoncito que ha hecho las deli- cias de millones de personas. —<éTe suena el nombre Oscar? —me pregunt6, Yo di un respingo. Por un momento me quedé sin alien- to. Se me aceleré el corazon, Mis piernas empezaron a temblar, —Mi padre se llamaba Oscar —contesté, cada vez mas emocionado, sinticndo de avevo la tristeza que habia ente- rrado dentro de mi a la muerte de mis padres. La mirada de’Tommy se suaviz6 y en ese momento sen- tf que era un hombre bueno. Me puso una mano en el hombro. —Tu padre y yo éramos amigos en Milwaukee. Nos ctiamos juntos, peto cuando se trasladé a Nueva York ya 1no volvimos a vernos, Mantenfamos el contacto a través del correo, eso si. Nos escribiamos largas cartas contandonos cémo nos iba la vida. Tu padre fue quien me animé para que viniera a esta ciudad cuando tuve problemas para en- contrar trabajo, Su fortaleza me recordé el coraje que yo 2 BLLIDER QUE NO TENIA CARGO tenfa dentro de mf pero que habia olvidado, Siento mucho lo que les pasé a tus padres, Blake. Eran buena gente, »En fin —prosiguid, ahora miréndome’a la cara—. Oscar me hablaba siempre de ti y de todo lo que hactas. Siempre me decfa que tenfas un gran potencial y que pen saba que estabas destinado a algo grande. Crefa en tide verdad, Blake, Pero tenia la impresién de que necesitabas que alguien te inspirase y te mostrase oémo alcanzar lo me- jor de ti mismo. ¥ por razones que no vienen al caso, crefa que esa persona no era él. No me lo podia creer. Aquel desconocido habia sido amigo de mi padre. Todo aquello era surrealista. Me senté en un taburete y apoyé la espalda contra los libros. No te preocupes, Blake, Para encontrar el camino al que estis destinado primero tienes que perderte en él, A veces necesitamos desviarnos para poder orientarnos Todo lo que has pasado, desde la pérdida de tus seres que- tidos hasta tu destino en Irak, ha sido una preparacién, —éUna preparacién? —repetf, aturdido. —Claro. Si no hubieras pasado por todo eso, no estarias ni mucho menos preparado para escuchar lo que he veni= doa enseftarte, La vide tenia que destruirte para que ti pu- dietas reconstruitte mejor. Aguatda a ver los cambios que teesperan,muchacho, Antes de que te des cuenta siquiera, seras la estrella de la compaiifa —afirmé con vehemencia. —cUna estrella? —pregunté Tommy, al instante, alz6 un putio en el aire y comenz6 a menear las caderas, al estilo de Mick Jagger pero en pa- tético, MIENCUENTRO CONUNMENTORDELIDERAZGO. » —Si, una estrella —repitié riéndose. —Pero si a mime cuesta lo mio llegar hasta el final del dia... Mira, ya sé que intentas ayudar y de verdad que es alucinante que conocieras a mi padre, pero no tienes ni idea de lo que he pasado. Todavia me asaltan imagenes de a guerra cuando menos me lo espero. La mayoria de las noches me cuesta conciliar el suefio, asi que casi siempre estoy agotado. ¥ aunque ya hace tiempo que volv, la rela cidn con mi novia no tiene nada que ver con la que tenia mos antes de que me marchara, As{ que mi objetivo no es convertirme en una «estrella» en el trabajo. Mi objetivo es sobrevivir. ‘Tommy sc cruz6 de brazos y me miré a los ojos. Te entiendo —me aseguré muy serio—. Y respeto lo que me dices, Blake, Pero, por favor, solo te pido que estés abierto a lo que he venido a compartir contigo. Mi vida también era un desastre, pero cambi6 por completo. Fue como un milagro. Y te garantizo que a ti te pasaré lo mis- mo. Hace afios le prometi a tu padre que te ayudaria, pero ‘nunca encontraba el momento apropiado para venir a ver te. De pronto, un dia, por un capricho del destino, vi tu nombre en una de las solicitudes de trabajo que recibimos en la empresa, Una de las cosas buenas de ganar el premio de Vendedor Niimero Uno, ademas de la bonificacién en metilico y el viaje al Caribe, es que puedes sentarte en cl departamento de contrataci6n, desayunar con el equipo ejecutivo e intercambiar ideas para mejorar la empresa. Me di cuenta de que aquella era mi oportunidad de llegar has- tatiy compartir contigo una filosofia de liderazgo en los 30 EL LIDER QUENOTENIA CARGO negocios y de éxito en la vida que yo aprendi hace muchos afios, cuando andaba algo perdido en mi viaje personal y profesional. ;Imaginate que llegaras a ser tan bueno en lo que haces aqui que cuando entraras por la puerta todas las ‘mafianas la gente empezaraa aplaudir y.a aclamarte, como pasa con Coldplay, U2.0 Green Day! —exclamé Tommy, cada vez mas entusiasmado. Laidea mchizo reft. Alo mejorsi que tenia su gracia eso de serla estrella dela empresa. ¥ desde luego queria tener Ja oportunidad de ganar el viaje a Aruba, y el dinero, ‘Tommy continué: —Y ahora imaginate que no solo llegas a la cimaen ta carrera, sino también en cuestiones de salud y en tus re- laciones y en tu felicidad. Yo puedo ensefiarte cémo lograr todo eso. ¥ es mucho més facil de lo que seguramente tees. —Esa chapa con las siglas LSC ¢tiene algo que ver con lo que quieres ensefiarme? —pregunté, cada vez mas cu- rioso —Mbuy bien, —Tommy dio una palmada—. Esto va.a ser mas sencillo delo que pensaba, Si, LSC esl niicleo del método que estas a punto de descubrir. Es una forma pro: fundamente simple ya la vez simplemente profunda de tra- bajar y de vivir, El dia que cuatro maestros muy especiales ‘me ensefiaron esto, experimenté un cambio trascendental. Un poder natural desperté dentro de mi. Ya no voli a ser Ja misma persona, Sé que todo esto parece de lo més raro e increible, Blake, pero fue exactamente asi como ocurri6. De hecho, casi inmediatamente después de que se me re- [NIENCUENTRO GON ON MENTORDELIDERAZGO a velase este proceso, empecé.a yer el mundo con ottos ojos, y as consecuencias eran incretbles Yo estaba intrigadisima, Escéptico, si, pero fascinado. Mi instinto me decia que, por raro que pareciera todo quello, aquel hombre no mentia. —¢Tanto poder tiene esa filosofia que has descubierto? —Pues si, —Tommy froté distraido las letras LSC de su chapa—. Asi es... —afiadi6, luego se qued6 callado y ju- gueteé un rato con su pelo. Lallibrerfa empezaba a llenarse y mi café se habia que- dado helado. Por un momento me distraje y entonces deci- dihacer de abogado del diablo. —Tommy, espero que no te molestes pero, si esto del LSC cs tan especial, apor qué sigues trabajando en la ibre- ria? zNo podrias jubilarte? ¥ perdona pero te han trasla- dado aqut y ni siquiera te han hecho minager. Estas en el mismo nivel que yo. No parece que tus ensefianzas te ha- yan servido de mucho, sno? —ecmenté, sarcéstico. Observé atentamente su reaccién. Esperaba que se pu- siera ala defensiva o incluso que se enfadase, como hace la mayoria de la gente cuando la desafias. Pero Tommy era todo cortesia, Permanccié en silencio, inmévil. Al rato, res- piré hondo y sonrié, —Buena pregunta, Blake, Eres sincero y eso me gusta Hay que pulit un poco las aristas, si, pero veo que dices lo que piensas. Y esa es una gran cualidad. Bien, en primer lu- gar tienes raz6n con lo de la ubilacién. De hecho, la sema- na pasada cumpli setenta y siete afios. —Felicidades, Tommy —le interrumpf, un poco arre- x ELLIDERQUENOTENIA CARGO pentido, acordéndome de que mi abuelo decia de mi que era un corazén con dos piernas y sintiéndome algo aver gonzado pormi rudeza. No podta scr tan duro con Tommy. Era un anciano y mis padres me habian ensefiado a tratar a los ancianos con el mayor de los respetos —Gracias. La verdad es que me siento joven. La edad no es ins que un estado dela mente, una etiqueta que uti- liza la tribu pata encasillar ala gente y poner limites a todo lo que pueden. Yo prefiero no ditigir mi vida a partir de las etiquetas. Pero si, podria haberme jubilado y sin embargo sigo trabajando para esta empresa, Llevo con ellos mas de cincuenta afios, —Caramba, —La cuestiGn es esta: gpor quéiba a dejarun trabajo que me gusta tanto? {Melo paso de miedo! Y hacer un trabajo que me gusta es una manera de mantenerme joven por den- tro, Aquf tengo la oportunidad de set creativo y de ejercitar la mente resolviendo problemas. Puedo hacer nuevos ami- gos tratando maravillosamente a los clientes todos los dias. ¥ tengo la posibilidad de inspizar a mis compatieros de tra- bajo con el ejemplo positivo que he decidido dar. Ademés, estoy muy contento porque hacer un buen trabajo es una de las técticas mejores y més sencillas para ser feliz. Y todo esto da sentido a mi vida, —Oye, siento haber sido un poco brusco —mascullé, todavia sentado en el taburete, mirando hacia arriba al hombre que, como empecé a darme cuenta en ese momen- to, ibaa convertitse en el mentor que tanto necesitaba. —No te preocupes. Pero permiteme que te conteste MI ENCLENTRO CON UN MENTOR DE LIDERAZGO 3 también a por qué no me han hecko ménager, porque eso concierne al niicleo de la filosofia LSC. Ni quiero ni nece- sito ser manager. Simplemente no me interesa. —»Pero, tal como ha dicho Tommy, aquel que quiera con- TAPRIMERA CONVERSACION DE LIDERAZGO @ vertirse en un auténtico lider tiene que dejarse de excusas —afiemé Anna con énfasis—, Ningdn gran lider llegé a la cima aferréndose débilmente a temerosas excusas. Las vic- timas viven por sus excusas, y al final mueren también por ellas, Y, gencralizando, aquellas personas a as quese les da bien poner excusas, no sc les sucle dar bien nada mis. Recordé de nuevo las dos tumbas que habia yisto esa mafana y «Los diez arrepentimientos humanos», todavia frescos en mi memoria, Me daba un miedo horroroso ima- ginarme en el dia de mi muerte sabiendo que moriria sin haber vivido de verdad. ‘Anna sabia que sus palabras estaban haciendo mella en mi. —A las victimas les encantan las excusas, como: «No soy el duefio ni el manager, asf queno puedo hacer mucho por mejorar las cosas», o «No soy lo bastante inteligente para liderar el cambio en una situaci6n tan competitiva», «No tengo tiempo para hacer todo lo que sé que podria hacer para mejorar la compafiia», o «He intentado dat lo mejor de mi, pero ninguna de mis ideas ha dado resulta- do». Victimismo contra liderazgo —repitié Anna—. Pul- sacl interruptor y grabate la decisién inteligente en el ce- ebro. ‘Anna me acompaiié al bafio, El suelo era de marmol y los accesorios eran de lo mas lujose y sofisticado. —Ciesralos ojos —me pidié, y yoo hice—. No los abras, Blake —me reprendié al ver que comenzaba a abrizlos. Ofel roce de algo contra el espejo, pero obedect y per- manecf con los ojos cerrados. * ELLIDER QUENOTENTA CARGO —Vale, abrelos, En el espejo, con carmin rojo yletras maytisculas, habia escrito la palabra IMAGE, —¢De qué va esto? —pregunté. Aquella hermosa y perspicaz mujer, que s¢ consideraba él Picasso de la lim- pieza y se tomaba su trabajo como una forma de arte, esta- ba lena de sorpresas. —Los ottos tres maestros a los que conoceris hoy y yo compartiremos contigo uno de los cuatro principios basi- cos que conforman la filosofta del Lider Sin Cargo. Luego te daremos cinco reglas précticas en forma de acrénimo que te ayudarén a asimilar los cuatro principios de manera facil y rapida, Ast comenzards automaticamente a creat maravillosos resultados en tu vida. ¢Qué te parece? —Suena genial. —¢Emocionado? =| Muchisimo! —exclamé —Estupendo, Asi pues, iné al grano y te revelaré el pri- mer principio, Ya hemos hablado de’ello; pero tengo que ensefiértelo como la ley formal en que fue formulado origi nalmente: No hace falta tener un cargo para serlider. Ya sé que a estas alturas lo tienes claro, pero es bueno ver que puede resumirse en una sencilla frase. —Entendido —dije, agradecido. —Las cinco feglas que te ayudarén a recordar que no hace falta tener un cargo para ser Iider pueden resumirse en el acténimo IMAGE, es decir, «imagen». Estas cinco le- tras representan el escuttidizo algoritmo de liderazgo. Si vives y trabajas segtin este cédigo, que representa lo-que LAPRINGRA CONVERSACION DELIDERAZGO 0 verdaderamente es ¢l liderazgo, tienes garantizados unos resultados espectaculares, —Estoy. deseando conocerlo, Quieres decir que para ejercer el liderazgo sin cargo solo hay que seguir estas cin- co reglas, no? —Eso ¢s, IMAGE es el escurridizo algoritmo del lide- razgo —tepitié—. Dedicaremos bastante tiempo a comen- tar la importancia de ser lider en estos tiempos de incret- ble turbulencia y radical incertidumbre. IMAGE explica el c6émo, En cinco sencillos pasos. Sialguna vez te habfas pre- guntado cémo ejercer el liderazgo, ahora lo verds, en'su for- ma més simple y poderosa. —Soy todo ofdos. —Muy bien. La I de IMAGE te recordar la importan- cia de la Innovacién. Vivimos en lo que yo a veces llamo una nacién remake. Si, Estados Unidos es un pais\de una creatividad magnifica que ha producido muchos de los més grandes avances del mundo y los mejores inventos. Pero Ja mayoria de la gente que trabaja aqui ha perdido la pasién por la innovacién genuina. Hemos dejado de ejerc- tar la imaginacién més alla de lo normal, Hemos olvidado nuestra ansia de creatividad y nuestro impulso de ser dife- rentes, Piensa en los remakes. delas vicjas peliculas.o las viejas canciones y entenderas lo que estoy diciendo. Ser originales da miedo, de manera que reutilizamos férmulas que tuvieron éxito hace décadas con la esperanza de man- tenernos a salvo, Pero esa es una estrategia empresarial es- tdpida, La innovacién siempre vencera sobre la repeticin de lo que funcioné en el pasado, Hoy en dia en las impre- 2 ELLIDER QUENOTENIA CARGO decibles condiciones en las que se realizan los negocios, ha- cer lo mismo que funcions ineluso uno o dos afios atras es una buena manera de buscarse serios problemas. Los clientes y Ja gente que te rodea quieren valores nuevos y nuevas propuestas, no un reciclaje de cosas vicjas, Una de las cosas atrevidas que puedes hacer cuando vuelvas ala librerie es dedicane diaria y constantemente al progreso. Las Lideres Sin Cargo ejercitan de continuo la mente y me- joran sus habilidades preguntdndose siempre: «¢Qué pue- do mejorar hoy?». Se han hecho el firme propésito de dejar todo lo que tocan mejor de come Io encontraron. Y de reinventarse constantemente a lo largo del camino. Esa es la esencia de la innovacién, Blake. La innovacién parece algo muy complicado, pero en realidad se trata de dejar siempre todo lo que toques mejor de como lo encontraste. En realidad, la mejor manera de definir la innovacién y la creatividad es decir que consisten en hacer que hoy sea me- jor que ayer —Fso me gusta: hacer que hoy sea mejor que ayer: Des- de luego, si me comprometo seriamente a eso, tengo claro que mi carrera despegaré —comenté —De eso puedes estar seguro, Blake —tercié Tommy, que se habia despertado de pronto de una cabezada en el sof, Tu carrera también despegard cuando te compro- metas a ser lo contratio de lo corriente en todo el trabajo que hagas. Sé visionatio, Mira hacia el futuro desde donde Ja mayorfa de la gente se queda anclada al pasado, Y no tengas miedo de romper tus rutinas. Replantéate constan- temente tus métodos de trabajo, Pregiatate siempre: LLAPRIMERA CONVERSACION DE LIDERAZGO 2 gcémo podria mejorar mi productividad? «Como podria trabajar mas deprisa? eCémo podria conseguir que mis clientes estuvieran més satisfechos? Para saber lo que es hacer negocios contigo, ponte regularmente en el lugar de tus clientes. Lucgo lleva esa experiencia @ un nivel mucho mis alto de excelencia. —Sencillamente —intervino Anna—, levintate cada mafiana y comprométete a hacer cada cosa que hagas un poco mejor que el dia anterior, Con la mente puesta en el desarrollo y la innovaci6n, La posibilidad de que tu pre- sente sea mejor que tu pasado depende de tu manera de pensar, Recuerda que si no tienes como objetivo la exce- Tencia y la innovacién cntusiasta, la mediocridad acabara atrapéndote. Evita lo que yo llamo la Infeccién de Medio- ctidad, esa sutil y peligrosa caida en la vulgaridad que va infectando tu trabajo sin que te ces cuenta. El erecimien- toes algo progresivo ¢ invisible, pero también lo es el hé- bito de ser corriente y mediocre, como ‘Tommy acaba de sugerit: De manera que dedicate en cuerpo y alma a rein- ventar las cosas y mejorarlas constantemente. Sin innova- cidn, la vida es muerte. Y solo los valientes sobrevivitan en esta época, Desafiate a ver las cosas tal como suefias verlas, Y aser el visionario que mencioraba aqui mi encantador amigo. El lider que llevas dentro ansfa ser un visionario, esabes? —Gracias, preciosa —replicé Tommy alegremente. —Tengo que afiadir que la revolucién no es Ja manera mas idénea de mejorar tu manera de trabajar y la organiza- cién en la que trabajas —advirtié Anna. % ELLIDER QUE NOTENIACARGO —