CONTROL DE LA CONTAMINACIÓN DE SUELOS

Ing. Katty Coral Magíster en Evaluación y Control de la Contaminación Ambiental 1.- GENERALIDADES

El suelo es uno de los constituyentes de la naturaleza, con componentes minerales, orgánicos, y biológicos (organismos y microorganismos que viven en él. El suelo es un complejo formado por los productos de alteración de las rocas, junto con multitud de seres vivos y materias orgánicas que constantemente están sujetos a una serie de transformaciones muy complejas. Según Mattson (naturista) el suelo es una interfase que resulta de la intersección de la atmósfera, litosfera, hidrosfera y biosfera. En la Estrategia Mundial para la Conservación se define como un sistema vital de la más alta importancia involucrado en el mantenimiento de los procesos ecológicos esenciales indispensable para la producción de alimentos, la salud y otros aspectos de la supervivencia humana y del desarrollo sostenible. Se trata de un medio muy diverso, existiendo muchos tipos de suelo que se clasifican en función de sus características físicas, químicas, biológicas y agronómicas, y que constituye el estudio de la Edafología. La alteración física, química y bioquímica de las rocas provoca la formación de nuevos constituyentes minerales muy reactivos. Estos constituyentes, de pequeño tamaño y gran superficie, tienen cargas eléctricas casi siempre electronegativas (algunas veces son positivas), son minerales arcillosos y óxidos de Fe, Al, Mn, Si, etc.

1

Al tener esa gran superficie y esa carga eléctrica, pueden absorber e intercambiar cationes y a veces incluso aniones. Por otra parte, el componente orgánico y biológico de la superficie del suelo sufre grandes transformaciones que tienen como consecuencia la conexión con las propiedades antes indicadas de superficie-carga eléctrica-intercambio iónico, por intermedio de otra característica importante como es la porosidad. ambiente. En otro orden de cosas, el hombre esta generando infinidad de actividades de cualquier índole que generan sustancias, elementos y productos que alteran de alguna forma el estado del suelo ; el uso de abonos, las sedimentaciones de contaminantes atmosféricos de origen industrial, la creación de infraestructuras, e incluso los accidentes producen alteraciones difícilmente cuantificables en los suelos . El uso masivo de fertilizantes como el nitrato de amonio, la urea, los superfosfatos, el nitrato de calcio y el cloruro de potasio entre otros, produce modificaciones en las características de los suelos agrícolas. El conjunto de todas ellas confiere al suelo sus funciones ecológicas como constituyente del medio

El ejemplo de los productos antes indicados (nitratos y fosfatos) produce contaminación del suelo, no solo por adición de componentes orgánicos o susceptibles de serlo, sino por la natural falta de refinado de los productos, a causa del encarecimiento que ello supondría, lo que hace que entre los componentes normales, aparezcan residuos metálicos y no metálicos, tanto en los abonos como en el compost. Estos elementos son generalmente acumulativos, y con toxicidad variable según las

2

características de cada uno. La adición de plomo, cobre, mercurio y otros elementos produce alteraciones de flora y fauna como consecuencia de su incorporación al suelo. El vertido de aguas residuales ácidas o alcalinas procedentes de industrias, puede modificar el estado de un suelo, bien por ataques a la microflora o a la microfauna, o bien por alteración de su constitución debido a reacciones físicoquimicas. También puede producir contaminaciones diversas si el suelo no es capaz de asimilar esos vertidos, o si estos arrastran agentes contaminantes.

La Ley de amortiguación de la Naturaleza también se cumple en los suelos: los sistemas en equilibrio que están sometidos a impactos externos que tienden impacto. Esto nos sugiere que el suelo es capaz de admitir alteraciones, contaminantes, por ejemplo, que pueden llegar a ser asimiladas si no son excesivas, lo que facilitara un medio de eliminación de la contaminación 2. ELEMENTOS ESENCIALES DEL SUELO Son aquellos elementos químicos indispensables para la supervivencia de la vegetación, si se encuentran en grandes cantidades se los conoce como MACROELEMENTOS, en cantidades medias están los MEDIOELEMENTOS, y en pequeñas aunque indispensables cantidades tenemos a los MICROELEMENTOS. a deformarlos, sufren modificaciones resultantes dirigidas a oponerse a la acción del

3

1

Una excesiva presencia de cualquiera de estos elementos o la presencia de otro tipo de elementos se lo puede considerar como contaminación del suelo, pero siempre se debe tener un estudio preliminar antes de emitir un criterio de CONTAMINACIÓN DE SUELO. El contenido de elementos en el suelo es variable, haciéndose notorias estas diferencias mucho más en los microelementos. Aunque el origen del suelo (roca madre) siempre influye fuertemente en su contenido de elementos, en realidad pueden existir diferencias notables en esas posibles correlaciones, pues si el origen es una roca sedimentaria o si el suelo es antiguo, la composición de este es muy diferente del material que ha dado origen a su formación. Los elementos se encuentran en el suelo en diferentes formas, dependiendo, entre otras cosas, del tipo de degradación que haya tenido el material original (básicamente la roca madre), del clima, del porcentaje de materia orgánica, del contenido en agua, de los tipos de enlace iónico existentes, de la acidez, de la estructura y del equilibrio existentes entre algunas de las fracciones básicas. En principio, los elementos se presentan en el suelo de alguna de las formas indicadas en la tabla adjunta. Se debe tener muy en cuenta el papel básico del clima y con el la actuación del agua, pues son factores determinantes de todo lo que ocurra con los elementos que componen el suelo, y fundamentalmente de su dinámica. En climas húmedos, de fuertes precipitaciones que dominan a la evaporación, existe una lixiviación o lavado de materiales desde la superficie hacia el interior del suelo, disminuyendo los Coloides y las bases en esa superficie. La vegetación ejerce una

1

SEOANEZ Mariano. CONTAMINACIÓN DEL SUELO, Ed. Multiprensa Madrid 2000.

4

acción contraria, al extraer del interior los elementos que necesita y llevarlos a la superficie. En climas secos el proceso es inverso al anterior, pues, la dinámica del agua en el suelo en ese caso es hacia arriba, arrastrando los materiales solubles hacia la superficie.

2

3. El pH del suelo El pH es un índice que mide el grado de acidez o alcalinidad de un extracto acuoso del suelo. Es decir es un indicativo de las condiciones generales de fertilidad del suelo. Al pH se define químicamente, como el logaritrno negativo de la actividad de los iones hidrógeno en solución. El pH es para el suelo “como la fiebre es para el cuerpo humano”, es decir la fiebre indica la existencia de una enfermedad o dolencia mas ella en si no es una enfermedad.3 Las plantas en solución nutritiva toleran valores de pH que varían de 4.0 a 8.5 Pero debido a la gran dinamica existente en el suelo, pH menores de 5.5 o arriba de 7.5 restringen bastante el crecimiento de los cultivos, debido a que estos valores indican la existencia de varias condiciones desfavorables en las plantas como deficiencias de varios cationes como Ca y Mg.

2 3

Op. Cit Padilla Washington Dr. EL pH DEL SUELO Y SU INTERPRETACION

5

Cuando se conocen los datos del pH del suelo, se pueden tomar varias previsiones dada la importancia que tiene esta determinación. Según los valores del pH encontrados del suelo, las condiciones favorables o desfavorables se advierten el momento que el pH esta hacia arriba o hacia abajo del valor neutro (7.00), pero se tornan realmente críticas en los valores menores de 4.5 de pH o menores de 5.0 en agua. 3.1. SUELOS CON pH MUY ACIDO En pH muy Ácido puede ocurrir lo siguiente: a) Deficiencia de fósforo por una fijación del aplicado, en este caso el ion fosfato (H2PO4), se combina con hierro o con aluminio, formando compuestos de baja solubilidad y por lo tanto no disponibles para la planta. b) Bajos contenidos de calcio, magnesio y potasio. c) Toxicidad de aluminio por la presencia como Al+++ d) Buena disponibilidad de microelementos, hierro, cobre, manganeso, cinc y boro con excepción del molibdeno, cuya disponibilidad disminuye con la reducción del pH. e) Toxicidad de hierro y manganeso, debido a que su disponibilidad se incrementa tanto que los niveles se vuelven fitotóxicos. f) Baja Capacidad de Intercambio Catiónico efectiva y alta Capacidad de Intercambio Aniónico g) Baja saturación de bases pero alta saturación de aluminio. h) En condiciones de extrema acidez, con altos contenidos de Al 3+, ocurre la disminución de la descomposición de materia orgánica por falta fundamentalmente de actividad microbiana, lo que ocasiona la acumulación de la misma a largo plazo. A pH menores a 5.5 en agua y 5.0 en CaCl2, la presencia de Al+++ intercambiable es inevitable. Estos limites pueden ser mas elevados en suelos arcillosos, como en los de la Provincia del Azuay o El Oro en Ecuador, y mas bajos en suelos arenosos como los encontrados en los valles interandinos o en la Costa ecuatoriana. 4
4

Padilla Washington Dr. EL pH DEL SUELO Y SU INTERPRETACION

6

Al correlacionar el pH con la Conductividad Eléctrica, no se muestra ningún grado de correlación, lo que significa que es posible encontrar altas conductividades a bajos pH, o viceversa. 3.2. SUELOS CON pH ALCALINO A un pH alcalino podemos vernos ante lo siguiente: a) Deficiencia de fósforo debido a la formación de compuestos insolubles, combinados con calcio. b) Elevadas concentraciones de Ca, Mg y K. c) Alta saturación de bases d). Ausencia de aluminio intercambiable. e) Perdida de Nitrógeno por volatilización, debido a procesos de hidrólisis, en la transformación de NH4+ en NH3 que por ser un gas se volatiliza. f) Baja disponibilidad de los microelementos, con excepción del molibdeno.

5

3.3 LOS NUTRIENTES Y EL pH: Una de las funciones fundamentales del pH es la de influir directamente sobre

organismos del suelo. Estos tienen una mayor o menor franja de tolerancia de pH pero, adicionalmente,
5

en los vegetales, el pH está estrechamente relacionado con la

Op. Cit.

7

disponibilidad de nutrientes a través de su ligazón al porcentaje de saturación de bases; si este es inferior a 100 y si sube el pH, aumentan el Ca y el Mg en la solución del suelo, al ser ambos las bases intercambiables dominantes. Asimismo aumenta el Mo, pues se hace disponible. Por el contrario, si desciende el pH, el Mo forma con el Fe compuestos insolubles, y se hace no disponible. Al subir el pH, algunos elementos como el Mn o el Fe se hacen menos solubles, y lo mismo ocurre con el P o el B. Así, los suelos calizos tienen con frecuencia déficit y carencias de estos elementos. Como norma general, el pH mas apropiado para que la vegetación tenga nutrientes disponibles, debe ser ligeramente ácido, del orden de 6,4 a 6,7. Cuando baja mucho el pH, algunos nutrientes se vuelven tan disponibles que pueden llegar a ser tóxicos, lo mismo que cuando se aplican vertidos o depósitos de estos productos en un suelo (residuos industriales, etc.). Es el caso relativamente frecuente del Fe, del Al o del Mn. 4. FUNCIONES AMBIENTALES DEL SUELO

Desde el punto de vista ambiental, el suelo ejerce varias funciones, unas veces como componente del medio ecológico, y otras como elemento socioeconómico. Entre las principales funciones del suelo tenemos :      Sustrato para la producción de biomasa Filtro Tampón Transformador de productos Fuente de materias primas 8

 

Reserva de Agua Base para la habitación, la Industria y la Infraestructura.

4.1. EL SUELO COMO DEPURADOR El suelo tiene características que le permiten depurar aguas de manera eficaz, entre las principales tenemos a las siguientes:  Estructura  Porosidad  Penetración del Agua a través del suelo  Intercambio de calor en el suelo

4.2.

SALINIDAD DE UN SUELO

Un exceso de sales solubles en el suelo, sobre todo de Na, reduce el poder de infiltración, puesto que estas sales actúan mediante presión osmótica, frenando la absorción tanto del agua como de otros iones presentes en el suelo. Como consecuencia de esta reducción de la infiltración, la estructura del suelo se degrada, disminuyendo considerablemente la capacidad del mismo para mantener una cubierta vegetal.

9

Los efectos producidos por las sales contenidas en las aguas de riego pueden evaluarse mediante el S.A.R. (Razón de Absorción de Sodio), que el Departamento de Salinidad del Ministerio de Agricultura de USA describe como:

SAR =

________Na+_________ √ ½ (Ca2+ +Mg2+)

donde las concentraciones de Na, Ca y Mg vienen dadas en miliequivalentes por litro de vertido. 4.3. PROPIEDADES BIOLÓGICAS DE LOS SUELOS:

La actividad biológica del suelo opera sobre la degradación de la materia orgánica y sobre la formación de los compuestos orgánicos específicos de las rocas y de los minerales, fundamentalmente mediante superiores. En los suelos existe una alta actividad biológica debido a la gran cantidad de organismos que lo tienen como “sustrato vital para el desarrollo de sus funciones metabólicas”.6 Los microorganismos son los encargados de circular, reciclar y transformar los nutrientes del suelo, ejerciendo una función beneficiosa cuando utilizan como fuente de energía productos de origen vegetal o artificial y desprendiendo C, N, S y otros elementos que quedan a disposición de las plantas y otros organismos. Las principales actividades de los microorganismos como agentes depuradores en el suelo son:  Descomposición de los residuos orgánicos los microorganismos y los vegetales

6

ECOLOGÍA INDUSTRIAL Manual para Responsables Medioambientales . Mundiprensa. Madrid 1999

10

 Formación de humus  Mejora de las propiedades físicas del suelo  Acción sobre el nitrógeno Transformación de elementos inorgánicos básicos 4.3.1.- Las bacterias

Los microorganismos,

y sobre todo las bacterias, son

responsables de muchas

reacciones bioquímicas fundamentales del suelo, como ocurre con la mayoría de las reacciones redox, que, además les suministran (a los microorganismos) la energía que necesitan. Una de esas reacciones es la oxidación de los compuestos de carbono, CO2. Esa producción de CO2 tiene varias fuentes, como: la microflora heterotrofa, las raíces, etc. trayendo como consecuencia una fuerte concentración de CO2 en la atmósfera o en el agua del suelo, variable estacionalmente, con contenidos del orden del 5 al 10%, comparando con el 0,03% del aire atmosférico libre. Esta situación provoca ambientes de acidificación, con 5 < pH < 6, que hacen que aumente la alteración de silicatos y carbonatos. Por otra parte, la descomposición de la materia orgánica genera cantidades apreciables de múltiples ácidos orgánicos pudiendo ser incluso superior en la proximidad de las raíces o de los hongos. Ese ambiente ácido, en estos últimos casos puede alcanzar niveles de 2 < pH < 3. que es

seguida por la mineralización de la materia orgánica, y, finalmente, por la formación de

11

A veces se han observado valores de pH < 2, lo que supone la presencia de ácidos minerales que son producidos a su vez en reacciones en las que participan las bacterias, como ocurre con la oxidación del azufre y de los sulfuros por Thiobacillus

sp., o con la oxidación de los compuestos nitrogenados por Nitrosomonas o por Nitrobacteria, con formación de ácidos fuertes como el H2S04 o el HN03.
La nitrificacion es una reacción típicamente bacteriana, que interviene en la descomposición de la materia orgánica. Finalmente indicamos que las bacterias controlan también las reacciones redox del Fe y del Mn.

4.3.2. Los Hongos Los vegetales pioneros son los más abundantes en la colonización, habiéndose observado que los líquenes (simbiosis de alga y hongo) actúan en las fachadas y edificios, sobre todo en zonas muy lluviosas.

12

Parece comprobado, por las secreciones ácidas y la tendencia a formar complejos, que los hongos y los líquenes tienen una fuerte responsabilidad en los fenómenos de disolución de los minerales.

4.3.3 La rizosfera

Aparentemente las raíces de los vegetales actúan en su entorno, extrayendo potasio de las rocas, disolviéndolas mediante reacciones de intercambio iónico. Si existen sistemas radiculares mas complejos, como es el caso de las plantas micorrizadas, el conjunto de raíces, micorrizas y bacterias actúa como en el caso anterior, extrayendo potasio mediante reacciones de intercambio iónico, provocando reacciones de acidificación, extendiendo la acción a los fosfatos. Por lo que se refiere a los carbonatos, está comprobada la disolución por las raíces y la recristalización de la calcita en el interior de las células corticales.

4.3.4. La fauna La fauna tiene un papel de segundo nivel en el caso concreto del suelo. 13

En general, se han descubierto dos microsistemas:  Uno formado por los microorganismos.  Otro formado por la raíz y su entorno acompañante. Ambos actúan mediante disolución de los minerales primarios y por concentración de elementos por precipitación de minerales secundarios.

Por lo que se refiere a la fauna, su acción es poco importante en la alteración de los minerales, pasa a ser importante en la transformación de la biomasa vegetal fresca, es muy importante en la agregación. Sus formas de actuación se indican a continuación:  Ingestión total  Ingestión parcial  Trituración  Mezcla 4.4.5. Los polisacáridos Por otra parte, los seres vivos tiende a producir biopolímeros extracelulares como son los polisacáridos, que son capaces de formar geles que pueden retener mas de cien veces su propio peso de agua, y que constituyen los principales agentes de agregación de los minerales. Los polisacáridos tienen unos mecanismos de adsorción tan variados como los de los ácidos húmicos, pues pueden tener cargas positivas, negativas o neutras. Así mismo, los polisacáridos de elevado peso molecular, sobre todo los producidos por las algas o por las bacterias, son muy viscosos, y son capaces de ligar los minerales entre ellos 14

por sus cadenas lineales, lo que les permite, según diversos autores (C. Chenu, 1995, etc.), aprisionarlos en una red tridimensional.

4.4.6. Los seres vivos en el suelo - El suelo es un medio ambiente en el que la fase sólida predomina y esta muy estructurada. - La mayoría de los sustratos nutritivos y los microorganismos están adsorbidos en la superficie de los elementos sólidos. - El medio «suelo» es muy heterogéneo, y en el coexisten nichos muy diferentes, con características totalmente distintas entre ellos en lo que refiere al contenido en aire, agua, nutrientes y acidez. - El agua, la temperatura, el oxígeno así como la de los rnicrohabitats . - Por lo que se refiere a la contaminación del suelo, es fundamental tener en cuenta lo siguiente:  El cambio de un funcionamiento aerobio a otro anaerobio, totalmente distinto, resulta de una simple modificación del estado de saturación del suelo.  Ese cambio tiene enormes repercusiones en: 15 y otras características físicas determinan la

variabilidad del funcionamiento biológico a lo largo del año y según el perfil del suelo,

     5.

Reacciones de degradación de la materia orgánica. Nitrificacion. Desnitrificación. Oxido-reducción. pH. Toxicidad.

EL SUELO COMO RECEPTOR DE VERTIDOS Y RESIDUOS INDUSTRIALES:

La transferencia de las sustancias contaminantes del suelo se efectúa a la atmósfera mediante fenómenos de evapotranspiración, al agua subterránea por infiltración de lixiviados, al agua superficial por escorrentía y alas plantas por incorporación a través de las raíces o por absorción. Los métodos de análisis de suelos contaminados actualmente normalizados consisten en pruebas de lixiviación, cuyo resultado es la obtención de un eluato o lixiviado que es analizado mediante técnicas similares a las empleadas en los análisis de agua: (espectroscopia, absorción atómica, cromatografía...) y bioensayos para determinar la toxicidad de las sustancias lixiviadas.

5.1. FUENTES DE CONTAMINACION DEL SUELO Se considera agente contaminante del suelo todo aquello que degrada calidad. Los productos contaminantes son:

16

Productos útiles que se encuentran fuera de lugar o que alcanzan concentraciones elevadas.

Productos secundarios o residuos que proceden de un proceso de producción de algo útil.

El suelo es capaz, en algunos casos, de degradar los productos contaminantes en descomposición que en ocasiones liberan elementos nutritivos para plantas; pero, cuando un producto de desecho se acumula sobre un área pequeña puede ocasionar contaminación mientras que si se distribuye sobre una gran superficie puede ser fácilmente descompuesto por el suelo. La contaminación del suelo se produce como consecuencia de cuatro fuentes de contaminantes: a. . La utilización agraria de fertilizantes y productos fitosanitarios. b. La deposición por vía seca o húmeda de los contaminantes atmosféricos c. La sedimentación de contaminantes hídricos procedentes de las presas de residuos, de las inundaciones y de los embalses. . d. El depósito intencionado de residuos (urbanos, sanitarios, ganaderos, industriales, peligrosos y radiactivos ) en superficies o enterrados.

5.1.

EL SUELO COMO RECEPTOR DE AGROSANITARIOS:

Se conocen como agrosanitarios a aquellos productos que se utilizan en el medio Agrario para evitar plagas y enfermedades y para mantener la salud de animales y plantas. 17

Los que más daño causan, desde el punto de vista de la Ingeniería Ambiental son: 5.1.1. Los pesticidas Existen en el mercado numerosos productos químicos que se emplean para controlar malas hierbas, plagas y enfermedades. Algunos se aplican al suelo directamente y otros se aplican sobre plantas pero, en mayor o menor cantidad, caen al suelo. Algunos pesticidas se descomponen con facilidad mientras que otros se resisten a la descomposición. Los microorganismos del suelo son reciben el nombre de “biodegradables” Lo más conveniente es que un pesticida se descomponga inmediatamente después de haber cumplido su misión. En otros casos, la descomposición es tan rápida que es preciso hacer varias aplicaciones; en otros casos es tan lenta que ocasiona problemas de contaminación. Los pesticidas contenidos en el suelo, cuando no se encuentran absorbidos por el complejo arcilloso-húmico, pueden pasar a 1a atmósfera, al agua y a las plantas, con mayor o menor facilidad a la atmósfera si se volatilizan rápidamente. La evacuación por lavado es importante en climas y suelos donde hay bastante precolación. La erosión puede ser un factor importante de evacuación de pesticidas, con la desventaja de que arrastra el producto absorbido, de mas difícil descomposición, lo que puede originar una importante contaminación de aguas superficiales. capaces de descomponer la esta acción mayoría de los pesticidas; aquellos que se descomponen fácilmente

18

5.1.2. El estiércol y otros desechos orgánicos El estiércol, cuando se utiliza en dosis adecuadas, es una fuente importante en las áreas donde existen grandes concentraciones de ganado y si se aporta al suelo en dosis muy superiores a las normales puede convertirse en un agente de contaminación. Otros desechos orgánicos, tales como basuras, efluentes de aguas residuales, productos residuales de ciertas industrias, etc. Pueden también originar contaminación cuando se aportan en dosis elevadas. Los suelos más idóneos para eliminar el exceso de materia orgánica son los que poseen una buena aireación que permite acelerar los procesos de oxidación. Los cultivos forrajeros contribuyen a eliminar las sustancias solubles, a la vez que extraen grandes cantidades de nutrientes.

5.1.3 . Fertilizantes. Son los productos minerales y orgánicos que se utilizan como fuente básica de nutrición de los vegetales para aumentar el rendimiento de las cosechas. El problema es que además de N, P y K, contienen productos no deseados que son recibidos por el suelo, quien los asimila o no, según sea el tipo de producto y según sea el suelo que lo recibe. 5.1.4. Los desinfectantes en el suelo. Estos productos se utilizan básicamente en ganadería, aplicándose para el lavado de establos, lecherías y en tratamientos individuales. También se aplican para protección de heridas y podas fuertes en vegetales. 19

Desde el punto de vista de la contaminación pueden ser arrastrados por escorrentía superficial y pueden aparecer en el suelo y pasar a los cursos de agua o a los acuíferos. Su presencia en el suelo altera la composición normal de la microflora y de la microfauna; al mismo tiempo modifican ciertas características arrastra. De todos modos, su importancia desde el punto de vista de la contaminación del medio natural es solamente testimonial, siendo rarísimo el caso de un verdadero problema causado por los desinfectantes en una zona agraria. 5.1.5 Los antibióticos en el suelo. El problema es muy parecido al de los desinfectantes, y se circunscribe exclusivamente al sector ganadero. 5.1.6. Los detergentes en el suelo. a) Efectos v alteraciones: Como contaminantes del suelo son arrastrados por las del agua que los

aguas de escorrentía y ejercen sus efectos de varias formas: -Alteran las características de la microflora. -Alteran las características de la microfauna. -Alteran las características del agua que los arrastra. -Modifican (como consecuencia) la infiltración. -Modifican las características físicas del suelo. -Modifican la porosidad del suelo. -Pasan a los acuíferos, sobre todo los menos biodegradables. -Inhiben la oxidación (sobre todo los aniónicos). -Modifican las características de las aguas de los pozos y los contaminan. -Provocan la formación de espumas en charcos y arroyos. En principio, los detergentes tienden plantear problemas de formación de espuma, que se pueden eliminar por medios mecánicos (lluvia, riego a baja presión, vibraciones 20

acústicas, etc) por medios químicos (antiespumantes como el kerosén o las siliconas o contra-foams o espumas de tensoactivos de carga opuesta), o simplemente utilizando detergentes poco o nada espumosos. Para eliminar los detergentes que pueden aparecer en el suelo, procedentes de las aguas usadas, lo más eficaz es realizar la operación en el agua residual lo antes posible. Para ello existen los siguientes métodos: - Oxidación (con catalizadores como sulfato de cobre o de manganeso) - Precipitación por agentes catiónicos (formando complejos). - Eliminación mediante coagulantes. - Adsorción (sobre carbón activo, aluminio, etc. ). - Eliminación por intercambiadores iónicos. - Eliminación por emulsión. -Eliminación formando espumas. - Eliminación mediante bongos y bacterias (como Proteus vulgaris, Pseudomona

fluorescens, Phialophora jeanselmei o Margarinomyces heteromorphum ).
- Uso de detergentes muy biodegradables 5.2. LOS METALES PESADOS EN EL SUELO

Por lo general, el suelo contiene pequeñas cantidades de metales pesados, algunos de los cuales son esenciales para las plantas. Cantidades excesivas de estos metales son perjudiciales, ocasionando una contaminación del suelo que puede durar varios años. El contenido excesivo de metales pesados proviene de diversas fuentes: - Aportes excesivos de estiércol fluido, especialmente estiércol de porcino. - Aplicaciones repetidas de lodos procedentes de aguas residuales - Algunos residuos industriales que se esparcen por el suelo. - El plomo y otros metales pesados añadidos a los combustibles pasan grandes vías de comunicación. a la atmósfera, ocasionando posteriormente la contaminación de los suelos próximos alas

21

- Los pesticidas empleados antiguamente a base de cobre, mercurio y otros metales pesados, ocasionan una contaminación que puede perdurar por muchos años. Los metales pesados son frecuentemente retenidos por el complejo arcilloso-húmico, por cuyo motivo resulta difícil su eliminación. En ocasiones se puede reducir su actividad al añadir algún producto que forme compuestos solubles. Otras veces, el problema causado por el exceso de algún elemento es debido a la deficiencia de otro nutriente. El hierro y el manganeso, por ejemplo son antagonistas, y un exceso de uno de ellos origina la deficiente asimilación del otro por parte de las plantas. El problema se soluciona añadiendo suficiente cantidad del elemento deficiente. Cuando se dispone sobre un suelo una masa de aguas residuales industriales o un depósito de minerales que contengan metales pesados, aumentara el contenido de estos sobre ese suelo. El aumento del contenido en metales se manifestara sobre todo basta una profundidad de 35 a 40 cm., siendo la mayor acumulación en los primeros 5 cm. En general, esos metales pueden presentarse en formas asimilables o no asimilables. Parece ser que en el primer caso su concentración es persistente en el tiempo, lo que

22

puede dar origen a contaminaciones graves, tanto de los vegetales como de los animales que los consuman. Si los metales permanecen solo en la superficie, la implantación de vegetales de raíz profunda evitara su contaminación, y esta puede ser una vía de minimización del impacto de aquellos, aplicable en algún caso. La presencia de materia orgánica es el principal factor de influencia sobre la sorción y sobre la formación de complejos metálicos, debido a la capacidad de quelación de aquella. 5.3 EL SUELO COMO AGENTE DE CONTAMINACION: Se conoce con el nombre de "eutrofización", el incremento de algas y otros vegetales indeseables dentro del agua, producido como consecuencia enriquecimiento de nutrientes. Los pesticidas arrastrados con el agua son también origen de contaminación de las aguas superficiales y subterráneas, tanto más aquellos que son persistentes. La erosión es un agente contaminante drenaje, puesto que los en cuantía que el agua de

pesticidas absorbidos por las partículas del suelo arrastrado tardan más tiempo en descomponerse. El suelo también puede ser un agente de contaminación del aire. El viento transporta, a veces grandes cantidades de polvo; las partículas mas finas, se mantienen en

23

suspensión en las capas mas altas de la atmósfera, interceptan cantidades importantes de luz solar, las partículas mas gruesas caen al suelo y causan molestias.

6.

RECONOCIMIENTO Y EXPLORACIÓN DE SUELOS CONTAMINADOS

El objetivo de las técnicas de reconocimiento es proporcionar información de materiales que forman el terreno investigado, tiene que permitir la discretización del suelo en zonas de características homogéneas, tanto en sentido horizontal como en sentido vertical . En los estudios de investigación de suelos contaminados, la fase de reconocimiento del terreno y de caracterización de materiales (laboratorio) es generalmente la mas costosa, por lo que es fundamental una buena planificación previa de las labores a realizar. Estos estudios se realizaran siempre después del estudio histórico del emplazamiento y de la descripción del medio físico, deben ser estructurados por etapas y deben ser llevados a cabo con coherencia, para poder complementar después los resultados obtenidos en unos con los de los otros. La selección del método más idóneo varia en función del tipo de estudio que se desee realizar, de su alcance y, por supuesto, del presupuesto disponible. Es obvio que dado que se trata de suelos y de emplazamientos contaminados, la dirección de estos estudios debe realizar un informe previo de riesgos y tomar las 24

medidas de protección que considere oportunas, para no poner en peligro la salud y seguridad del personal que participe en las investigaciones (uso de trajes protectores, utilización de instrumentos de medición de gases, etc.). Los métodos de investigación se clasifican en los siguientes grupos: - Métodos de investigación superficial. Consisten en labores superficiales a poca profundidad (excavaciones). - Sondeos. Dan información puntual y permiten extraer muestras en profundidad para la realización de ensayos. - Métodos geofísicos. Proporcionan información general y son rápidos, pero no se obtienen muestras.

7.

CARACTERIZACIÓN DE CONTAMINANTES DEL SUELO

7.1. Parámetros de reconocimiento

Color:
Tinte,. claridad, intensidad de color. .Se aplica el Código Munsell (se toman 7 tintes de los 40, y es por referencia a comparación con los testigos).

Textura (amasado manual):
   Arcillas Φ < 2 μm , plasticidad, resistencia, adherencia, posibilidad de constituir una masa fina. Limo (2 μm < Φ < 50 μm): poca resistencia, poca plasticidad, baja adherencia, difícil de constituir una masa fina. Arenas (50 μm < Φ < 2 mm): imposible de constituir una masa fina, carácter abrasivo.  Variantes intermedias: areno-limoso, areno-arcilloso, arcillo-arenoso, arcillolimoso, limo-arenoso, limo-arcilloso.  Olor: 25

La detección se base en el control de productos orgánicos volátiles mediante: o -Fotoionización (PID): hidrocarburos aromáticos o clorados. o -Detección con semiconductores (SCD): hidrocarburos, H2S, NH3. o -Oscilación de cristal de membrana lipídica (LMD): productos orgánicos volátiles (sobre todo los polares: aldehídos, aminas, cetonas, etc.). o .Detección por IR .(IRD). o -Espectrometría de movilidad iónica (IMS). 7.2. Parámetros preliminares del análisis Sirven para determinar las proporciones existentes de las fases sólida, liquida y gaseosa. - Gases: filtración a 0,45 μm para aerosoles en suspensión. Gravimetría para análisis cuantitativo. - Líquidos: filtración a 0,.45 μm cuantitativo por gravimetría. - Sólidos: tratamiento térmico para evaluar perdidas a 105 °C de agua y volátiles, y a 480 °C para controlar la materia orgánica y parte de la materia mineral. - Granulometría (sólidos): separación por serie de tamices (gruesos y finos ), y sedimentación (muy finos). o centrifugación para MES. Después, análisis

Parámetros básicos
- Parámetros electroquímicos (contaminación mineral): - pH (reacciones ácido-base en el agua). - Conductividad (hidrólisis). - Parámetros de contaminación orgánica: COT ,NTK.

Parámetros complementarios ( contaminación mineral )

26

Se utilizan los siguientes métodos de análisis para cierto tipo de empresas: -Espectrometría de fluorescencia (X), para: Industrias siderurgias. Industrias del vidrio. Industrias cementeras. - Espectrofotometría Control de Pb. Control de Cd. -Espectrometría de absorción molecular: para muchos productos. -Tests inmunoenzimáticos, para: Plaguicidas. .PCB, HAP, PCF, HC del petróleo. - Parámetros específicos de contaminación orgánica Se utilizan los siguientes métodos: Cromatografía de gases (GC), Cromatografía liquida (LC), Cromatografía de capa fina (TC). - Parámetros específicos de contaminación mineral Se utilizan los siguientes métodos: -Espectrometría de absorción atómica Espectrometría de emisión, Cromatografía iónica . - Parámetros biológicos       Controles sobre organismos (ecotoxicología): Daphnias. -Algas. Bacterias. Lombrices de tierra. Vegetales. Insectos 27

- Parámetros de movilidad     Retención por sólidos. Lixiviado con agua. Volatilización. Degradación.

8.- METODOS DE DECONTAMINACION DEL SUELO La mayoría de las llamadas técnicas de descontaminación de suelos se orienta a la prevención y protección contra la extensión de una contaminación en un área determinada. Algunas técnicas son verdaderamente de descontaminación, pues tratan el suelo "in situ" o "ex situ" con diferentes métodos. En función del análisis de los riesgos derivados del estado de contaminación de un suelo, se puede llegar a la conclusión que primero es más adecuado realizar y ejecutar un proyecto de saneamiento. Existen tres posibles alternativas para sanear un suelo y estas son :

a) Frenar la migración de contaminantes mediante técnicas de confinamiento.
Los vertederos incontrolados de residuos Urbanos son los mejores candidatos, debido a su ubicación aleatoria y por la gran variedad composicional de los residuos que contienen.

28

b) Someter el suelo o las tierras contaminadas a tratamientos específicos.
-Tratamientos in situ (no Llevan emparejada la excavación). -Tratamientos ex situ (llevan emparejada la excavación), y se dividen en:

On site ( en el propio emplazamiento ). Off sittee (fuera del emplazamiento). c) Excavación y depósito final del suelo y de las tierras contaminada en un vertedero
controlado .

29

METODOS DE DECONTAMINACION DE SUELOS ACCION Tratamiento Contaminación de la       Confinamiento    Bioremediación    SISTEMA Excavación Extracción hidráulica Vaporización asistida Extracción asistida Incineración Inertización Aislamiento Vitrificación Barreras Hidráulicas Bioremediación Bacteriana Bioremediación Bacteriana Fitoremediación Extracción biológica Extracción química VARIANTES

La elección de una técnica de descontaminación del suelo no implica que sea siempre la mas eficaz, pues según ciertos factores, puede ser mas útil una de menor rendimiento pero mas viable respecto de algún factor limitante (sobre todo los de índole económico o ecológico).

30

7.1. SISTEMAS DE DESCONTAMINACION DE SUELOS

7.1.1. Excavación

Cuando se trata de una contaminación superficial del suelo, es posible sacar esa capa mediante medios mecánicos, y después efectuar operaciones de restauración mediante aporte de tierras limpias, o bien adaptarse a la nueva situación mediante diversos tipos de obras civiles o de construcciones. Si la contaminación alcanza más de 5 m. de profundidad, habrá que aplicar otros procedimientos. En principio, el método es aplicable para volúmenes inferiores a los 30.000 m 3, y es útil en problemas de urgencia (catástrofes), o incluso en la restauración de áreas industriales ( eriales con industrias abandonadas o con residuos industriales). Esta solución puede ser interesante bajo diversos puntos de vista, pues limita inmediatamente el problema, no necesita medios técnicos sofisticados, pueden conseguirse con ella resultados de 100% de eficacia y puede ser acometida, realizando antes los estudios correspondientes y con la dirección técnica adecuada, por personal no especializado en Ingeniería Ambiental. Las limitaciones del sistema son las siguientes: 31

- Problemas de ubicación, en ciertos casos, pues se obstaculiza y aparecen peligros de difusión de la contaminación: - Zonas urbanizadas - Redes de saneamiento - Canalizaciones - Edificios - Zonas de posible extensión de la contaminación por debajo hacia otras áreas próximas. - Problemas de prevención si hay inviable la operación. - Problemas de costo frente a otras soluciones. - Problemas de ubicación del punto de recepción o tratamiento de las tierras contaminadas extraídas. - Problemas de disposición de materiales de aporte adecuados en cantidad y calidad para la reposición del suelo. Suele ser una alternativa rápida y económica, tanto en lo que se refiere a su puesta en práctica, como a los resultados que se obtienen. Es aplicable a suelos contaminados y a residuos sólidos (cenizas, lodos mineros, escorias, escombros, etc.). Si el área a excavar es muy extensa, se puede recurrir a excavaciones selectivas retirando solo las tierras que presenten mayor grado de contaminación. Por su sencillez, la excavación y el traslado de los materiales contaminados es una solución que se puede aplicar a menudo. Sin embargo, han de tenerse en cuenta los siguientes condicionantes: a) Distancias al punto de vertido: Distancias excesivamente grandes pueden hacer económicamente inviable el transporte de esos materiales. b) Tipo de residuos: La manipulación de residuos peligrosos puede ser problemática para la salud y seguridad del personal encargado de realizar las labores de posibilidad de que aparezcan polvo o vapores peligrosos durante los trabajos de descontaminación, que pueden llegar a hacer

32

excavación y traslado. Antes de iniciar estas labores es prioritario efectuar un estudio de riesgos. c) Características hidrogeológicas dela zona de excavación: Niveles freáticos muy superficiales pueden inundar la zona de excavación. d) Condiciones climáticas: Las precipitaciones son nefastas cuando se realizan excavaciones de lodos y fangos arcillosos. e) Características del área de vertido: En ocasiones, la zona de depósito final de las tierras contaminadas o de los residuos no se estudia adecuadamente debido a la toma de decisiones precipitadas, trasladándose el problema a ese nuevo lugar. Aunque, en principio, gran parte de los emplazamientos contaminados son susceptibles de ser excavados, los condicionantes antes descritos hacen que se deba estudiar cada caso por separado Los equipos de excavación y de traslado de tierras contaminadas y de residuos, son los tradicionales de movimientos de tierra en obras de ingeniería civil (excavadoras, dragas, camiones, etc.).

7.1.2. Extracción hidráulica

8

8

SEOANEZ Mariano Ingeniería Ambiental Aplicada . Ed. Mundiprensa. 2000

33

El sistema se basa en el bombeo, extracción y tratamiento de contaminantes líquidos. Esta solución es típica para contaminantes poco solubles, con densidad inferior a la del agua y con una viscosidad tal que les limite su difusión en el suelo. Este es el caso de los hidrocarburos y de algunos de sus derivados. Si se consigue crear una zona de fuerte permeabilidad en un suelo no saturado, como una excavación o foso, un pozo amplio, etc., con el fondo impermeabilizado previamente, el contaminante liquido tendera a desplazarse hacia esta zona, y puede ser bombeado desde allí al exterior y después ser tratado adecuadamente. A veces, el agua del subsuelo puede diluir o simplemente transportar los contaminantes, en cuyo caso aparece un fuerte peligro de extensión de la contaminación. Ante esta situación, la solución es relativamente sencilla si se utiliza esa misma dilución para "lavar" el suelo contaminado, bombeando el líquido, tratándolo por un sistema convencional adecuado (generalmente un físico-químico completo ), y restituyéndolo a la capa freática para mantener los mismos niveles piezométricos que antes del tratamiento. El mismo bombeo crea la consiguiente depresión en las aguas subterráneas que atraerá a las aguas contaminadas, aumentando aún más la eficacia del sistema. En algún caso concreto se aplican técnicas de inyección de agua (con o sin aditivos) para lavar contaminantes del subsuelo, bombeando después el líquido a la superficie y tratándolo adecuadamente. Este sistema solo se puede aplicar en situaciones faltas de peligro de contaminación de aguas limpias por parte de los aditivos, y cuando los contaminantes sean suficientemente solubles. Se debe tener en cuenta que antes de proceder a operar con extracción hidráulica, debemos tener garantía de que no van a presentarse problemas añadidos de contaminación al aumentar la cantidad de agua presente en una determinada zona del suelo. Asimismo, se han de estudiar los aditivos (suelen ser detergentes o agentes humectantes), pues aparte del posible peligro de contaminación que suponen, pueden perder eficacia en ciertas situaciones (peor difusión de las soluciones con detergentes en ciertos suelos compactos, etc.).

34

7.1.3. Extracción asistida La extracción hidráulica puede potenciarse añadiendo al agua productos químicamente afines con los contaminantes presentes, de forma que se facilite la disolución de estos. Como indicamos antes, se suelen utilizar detergentes y productos humectantes que faciliten la difusión del agua a través del suelo contaminado  Extracción asistida por vía química Se trata de utilizar agentes quelantes para captar los contaminantes ( es útil con los metales pesados, por ejemplo), de forma que se constituyen complejos de gran estabilidad y no tóxicos

7

Al añadir estos productos al suelo se deben bloquear e inertizar los contaminantes, si antes se han realizado las pruebas correspondientes.

9

7

ECOLOGÍA INDUSTRIAL Manual para Responsables Medioambientales . Mundiprensa. Madrid 1999

35

 Extracción asistida por vía biológica Se basa el sistema en el uso de bacterias que degradan directamente los contaminantes, o que generan moléculas que los fijan. Si las bacterias son anaerobias no hay problema, pero si son aerobias (que son mas eficaces) habrá que inyectar en el suelo una solución nutritiva rica en oxígeno. Después de efectuado el tratamiento, si los contaminantes han sido fijados se resuelve el problema, pero si no, habrá que extraer los productos ya degradados y tratarlos en el exterior. Otra posibilidad, si el volumen lo permite, es extraer el suelo contaminado, llevarlo a un lugar impermeabilizado y proceder allí al tratamiento, aportando bacterias y oxígeno. Una vez se haya recuperado la calidad del suelo, deberá reintegrarse a su punto de origen.

10

7.1.4. Vaporización asistida Este método de descontaminación de suelos se basa en la transformación de los contaminantes presentes a una fase física con mayor capacidad de difusión, de forma que puedan emigrar hacia zonas de donde puedan ser extraídos con comodidad. El estado físico mas interesante para aplicar el sistema es el de vapor, y los contaminantes mas aptos para ser tratados son los disolventes y muchos hidrocarburos.
9 10

Op.Cit Op. cit

36

Si se trata de metano, se instalan tubos perforados, que pondrán el gas en comunicación con el exterior, donde será tratado adecuadamente. A veces, para diversos contaminantes, se opera inyectando aire con ventilación forzada, creando abajo un gradiente de presión que obligara a los vapores del contaminante a desplazarse hacia zonas de menos presión, que serán las de los tubos perforados de extracción previamente instalados. Este sistema puede funcionar también en sentido inverso, es decir, montando un sistema de aspiración en los tubos de extracción y dejando libre la entrada por los otros tubos, de forma que el gradiente de presión se crea por la de- presión formada entre la libre entrada de aire y la aspiración forzada de salida. En ciertas circunstancias es aconsejable la instalación de los dos sistemas de presióndepresión a la vez. La vaporización se puede potenciar mucho calentando el aire de entrada mediante diversos sistemas, entre los cuales el mas utilizado es el de crear un campo de microondas emitidas por unos electrodos tubulares clavados en el suelo.

11

Si hay peligro de contaminación de aguas subterráneas por absorción de los contaminantes, el problema se puede evitar en gran parte desecando el aire que se inyecta, de forma que se reduzca mucho la tasa de humedad del suelo y se limite así la extensión de la contaminación al agua.

12

Op. Cit

37

La vaporización asistida es viable siempre que los contaminantes tengan temperaturas de cambio de fase bajas y próximas unas de otras, como ocurre con los productos antes indicados ( disolventes, sobre todo orgánicos, e hidrocarburos). Estos productos pueden presentarse en las fases: gas, líquido o en solución en el agua del suelo.

12

8. 8.1.

BIOREMEDIACION : LA CÉLULA BACTERIANA

Debido a que las bacterias son los organismos más abundantes en el suelo, aguas subterráneas y sistemas de biorecuperación, se profundizará en las propiedades de este grupo de protistas sobre las propiedades de otros organismos. 8.1.1 Composición química de las células En una bacteria se debe anotar que el carbono es el que se encuentra en mayor proporción en la composición de la célula. Bratback (1985) estimó el contenido de carbono de una sola célula bacteriana y fue de 10
-13

g. La masa de la célula bacteriana

está constituida de agua, se ha estimado que es un 90 por 100 del peso total. Las proteínas constituyen la mayoría de macromoléculas dentro de las células bacterianas. El elemento principal de todas las células vivas, en base a su masa, es carbono, oxígeno, nitrógeno, hidrógeno, fósforo y azufre. Varios metales (hierro, manganeso, potasio, cobalto, calcio, cobre y zinc) son esenciales para la vida ya que sirven como cofactores (o mediadores) para el transpone de electrones que se lleva a cabo en reacciones específicas catalizadas por enzimas. Sin embargo, estas trazas de elemen-

38

tos necesitan estar presentes solamente en pequeñas cantidades y generalmente están disponibles en exceso en suelos y aguas subterráneas. Las fórmulas empíricas de células o su relación elemental de los constituyentes químicos de las células microbianas son utilizadas para estimar los requerimientos de nutrientes para el crecimiento y conversión gravimétrica de la masa celular medida dentro de la demanda teórica de oxígeno del tejido celular, la fórmula empírica celular más ampliamente utilizada es C5H7NO2 (Porges, et al-, 1953), omitiendo el nutriente esencial fósforo. 8.1.2. CRECIMIENTO CELULAR El crecimiento se define simplemente como un incremento en el número de microorganismos por unidad de tiempo. Muchas bacterias se reproducen a través del proceso de fisión binaria donde dos células son formadas a partir de una célula madre. En una célula con forma de bacilo, por ejemplo, la célula madre es capaz de crecer en tamaño y alargarse cerca de dos veces el largo original y de ella formar una partición llamada tabique o septo, el cual divide a la célula en dos células idénticas. El tiempo que ésta tarda para formar dos células a partir de la misma célula madre, es llamado tiempo de generación. De aquí que el tiempo de generación sea siempre el tiempo necesario para doblar el número de células, algunas veces se emplea el término tiempo de duplicación. El tiempo de generación varía drásticamente dependiendo de to-especie y de las condiciones de crecimiento. Los tiempos de generación pueden ser tan cortos como de unos pocos minutos o tan largos como de diversas horas. Basado solamente en fisión binaria, el crecimiento debería ser exponencial multiplicando el número de células mantenidas. El crecimiento exponencial solamente puede ser llevado a un cierto punto. Sin embargo, la concentración de nutrientes y otros factores ambientales podrían ser limitantes. En la Figura se describe una curva de crecimiento típica para un cultivo de bacterias inoculada dentro de un medio fresco en un sistema discontinuo cerrado con condiciones óptimas para crecimiento. El ciclo de crecimiento puede ser dividido en cuatro fases principales: latencia, exponencial, estacionaria y muerte. 39

 Fase de latencia La fase de latencia o retardo es el período de tiempo que toman las bacteria aclimatarse al nuevo ambiente antes de empezar el crecimiento. Durante esta aclimatación la velocidad de crecimiento es cercana a cero. La fase de latencia puede ser muy corta, como cuando las bacterias que están creciendo exponencialmente son transferidas a un medio con una composición similar de nutrientes a lo que tenían cuando estaban creciendo. La inoculación en un medio estéril con células en la fase estacionaria o la inoculación en un medio que tiene una composición diferente de nutrientes puede dar como resultado una fase de 10 a 20 h o más larga. El tiempo requerido para activar el metabolismo necesario para degradar un contaminante específico es algunas veces llamado el período de aclimatación. El período de aclimatación puede ser muy largo, cientos de días en algunos casos, dependiendo de la biodegradabilidad del compuesto químico, la presencial otras fuentes de carbono preferentes que tienen que ser primeramente extraídos y degradadores ya adaptados.  Crecimiento exponencial presencia de cultivos

40

La fase de crecimiento exponencial generalmente sigue a la aclimatación de nutrientes que son usados para construir o sintetizar nuevo material celular. Inicialmente, el número de células (o masa celular) empieza a incrementar mensurablemente. El período corto entre el crecimiento cero y el verdadero incremento exponencial en función del tiempo, es algunas veces referido como el estado de «crecimiento creciente». En el crecimiento exponencial, el número de células incrementa exponencial mente, como puede ser visto al representar el número o concentración de masa celular en papel semilogarítmico. Eventualmente ocurre una limitación en la lasa de crecimiento y la tasa de crecimiento decrece (período referido como etapa de crecimiento de retardo; Pitter y Chudoba, 1990). Muchas veces el factor limitante es la concentración de sustrato pero en algunos casos un descenso de los niveles de oxígeno (donde el oxígeno se utiliza para la biodegradación), falta de un nutriente requerido, la acumulación de un producto tóxico para la biodegradación o cambios en el pH. En sistemas cerrados la producción de CO2 puede dar como resultado una disminución del pH que afecta a la tasa de crecimiento. Durante el crecimiento exponencial, los cambios en el número de células bacterianas son directamente proporcionales al número de células presentes: esta relación puede ser expresada como  Fase estacionaria La fase estacionaria inicia cuando la lasa de crecimiento específico tiende aproximadamente a cero después del crecimiento exponencial. En muchos casos la duración de la fase estacionaria es del orden de 12 a 36 horas. El crecimiento en este momento no está parado pero el crecimiento neto es aproximadamente cero. Las células se dividen usando compuestos orgánicos acumulados o compuestos de células muertas y rotas (lisis). Todas las actividades metabólicas medidas como tasa de consumo de oxígeno, por ejemplo, son muy bajas. Las células pueden iniciar a formar esporas o entrar en otras rutinas necesarias para sobrevivir durante los períodos de limitación de nutrientes. El camino por el cual las especies bacterianas responden durante la fase estacionaria es un factor importante dentro de su habilidad para competir en sistemas ingenieriles. Por ejemplo, en procesos de reacción discontinuos la concentración de materia 41

orgánica es inicialmente alta y decrece a valores muy bajos como resultado de las reacciones de biodegradación. Ciclos con duración de horas o días se realizan para llevar a cabo estas reacciones, durante este período tos cultivos son separados del líquido y una nueva carga de compuestos orgánicos es adicionada. Las especies capaces de estabilizarse rápidamente, crecen bien a bajas concentraciones de nutrientes y mantienen su actividad (o potencial de actividad) durante la fase estacionaria presentando una mayor ventaja competitiva.  Fase de muerte Cuando las bacterias dejan de crecer, mueren. La muerte puede simplemente significar la inactivación de la actividad metabólica o ésta puede ser descomposición real de la célula. La fase endógena es el término empleado para describir la etapa en la cual las bacterias viables se están alimentando de material orgánico proveniente de células bacterianas muertas. Como en la fase estacionaria, la muerte se mide en un sentido neto. Ambos, crecimiento y muerte, están ocurriendo pero los resultados del balance en un decrecimiento en número de células y masa celular. El decrecimiento neto para el número de células microbianas debido a la muerte puede ser aproximado como una función exponencial, similar a esta por crecimiento:

DN — = - bN dt
donde b es la tasa o cantidad constante de disminución de número de células.

8.1.3 FACTORES QUE INFLUYEN EN LA EFICIENCIA DE LA BIODEGRADACIÓN La concentración y composición de la comunidad microbiana y la tasa de transformación de contaminantes está influenciada por los factores ambientales, factores de sustrato y factores microbiológicos. En los factores ambientales se incluyen humedad, aireación, temperatura, pH y disponibilidad de nutrientes. Dentro de las propiedades del sustrato que pueden afectar la biotransformación se incluyen toxicidad, concentración, 42

solubilidad, volatilidad, separación de la fase sólida y estructura química. Entre los factores microbiológicos se encuentran la presencia de microorganismos con rutas para la degradación de los compuestos de interés, aclimatación de las poblaciones microbianas y factores ecológicos.

8.2. DEFINICIÓN DE BIOREMEDIACION La BIOREMEDIACION es el proceso que se ocupa de la utilización de sistemas biológicos, tales como enzimas y bacterias, para producir rupturas o cambios moleculares de tóxicos, contaminantes y sustancias de importancia ambiental en suelos, aguas y aire, generando compuestos de menor o ningún impacto ambiental. Estas degradaciones o cambios ocurren usualmente en la naturaleza (y entonces se denomina "atenuación natural"), sin embargo la velocidad de tales cambios es baja. Mediante una adecuada manipulación estos sistemas biológicos pueden ser optimizados para aumentar la velocidad de cambio o degradación y así usarlos en sitios con una elevada concentración de contaminantes. En general, las manipulaciones involucran producción e inmovilización de enzimas en determinados soportes y cambios genéticos a algunas cepas bacterianas. Una variedad de contaminantes puede ser eliminados por Bioremediación: pesticidas, herbicidas, petróleo y sus hidrocarburos derivados, gasolina y metales pesados, entre otros. Recientemente, la Fitoremediación se ha impuesto como una tecnología interesante que puede ser utilizada para "bioremediar" sitios con una alto nivel de contaminación. Básicamente, la Fitoremediación es el uso de plantas vegetales para " limpiar" o "remediar" ambientes contaminados debido en gran parte a la capacidad fisiológica y características bioquímicas que poseen algunos ejemplares vegetales de absorber y retener contaminantes, tales como metales, compuestos orgánicos, compuestos radioactivos, petroquímicos, y otros.

43

Los procesos mediante los cuales funciona la Bioremediación podemos agruparlos en  remediación microbiana  degradación enzimática, y  Fitoremediación. 8.2.1 BIORREMEDIACIÓN BACTERIANA

La utilización de microorganismos que degradan o transforman diferentes compuestos nocivos en otros de menor impacto ambiental ha experimentado un gran desarrollo en años recientes. Es así que importantes investigaciones han sido dirigidas a ampliar la versatilidad metabólica para la degradación de contaminantes en algunas especies bacterianas. Son bastantes y variadas las aplicaciones útiles que se han dado a microorganismos en el campo ambiental. Basta con mencionar los conocidos procesos aerobios y anaerobios para tratamientos de residuos industriales líquidos. Actualmente, tanto la microbiología ambiental como la genética bacteriana contribuyen al diseño de sistemas microbianos con capacidades metabólicas mejoradas y aumentadas. 8.2.2 BIOREMEDIACIÓN ENZIMÁTICA

44

Las enzimas son estructuras biológicas (proteicas) que cumplen un importante rol en toda especie viva. Las enzimas son las encargadas de acelerar cambios químicos, esto es, inducir complejas reacciones de transformación química con un gasto energético mínimo y con una elevada velocidad de reacción. Por ello, las enzimas son componentes esenciales de todo proceso metabólico en sistemas vivos. Las enzimas son producidas por células como resultado de los procesos que acompañan a la traducción de la información genética. Mediante el uso de técnicas de la biología molecular se puede inducir la producción de enzimas en sistemas bacterianos con características genéticas que permiten una expresión del gen enzimático en forma constante. Con esto se logra obtener un sistema productor de enzima a gran escala; estamos en presencia de Biotecnología. En el campo de la aplicación a la protección ambiental, se han diseñado muchos de estos sistemas biotecnológicos, y muchas empresas ofrecen tanto enzimas que degradan sustancias de importancia ambiental como sistemas bacterianos inmovilizados en determinados soportes ( biofiltros ).

45

8.2.3 FITOREMEDIACIÓN

La idea por la cual las plantas, ya sea flora arbórea, arbustiva o herbácea, pueden atrapar y retener distintas sustancias químicas del medio ambiente incluidas algunas de reconocida peligrosidad no es nueva, es mas el concepto de destrucción de xenobióticos por organismos vivos es un asunto que ha apasionado a científicos de variadas disciplinas. No es de extrañar que esta importante enzima con funciones de detoxificación de xenobióticos este siendo investigada en el ámbito molecular y en otras especies distintas al ser humano como plantas y microorganismos. Existe bastante evidencia que formas muy similares a esta enzima (isoformas) se encuentran en varias especies de plantas, pero la investigación no ha quedado ahí, también se ha podido encontrar plantas que poseen en su sistema metabólico la enzima glutatión S-tranferaza, otra importante enzima que tiene relación con los procesos de detoxificación de xenobióticos. Recientemente en distintos lugares del mundo se esta comenzando a investigar y aplicar la Fitoremediación con plantas que aparentemente poseen metabolismos más capaces para eliminar xenobióticos. Específicamente se ha comenzado ha investigar 46

con plantas y especies arbóreas con capacidades aumentadas en retener metales pesados. Esta novedosa tecnología tiene muchas ventajas con respecto a los métodos convencionales de tratamientos de lugares contaminados; en primer lugar es una tecnología económica, de bajo costo, en segundo lugar posee un impacto regenerativo en los lugares donde se aplica y en tercer lugar su capacidad extractiva se mantiene debido al crecimiento vegetal, además es capaz de ser modificada para aumentar su capacidad y selectividad extractiva, un caso bien conocido es la modificación genética de la Arabidopsis thaliana para reducir Ion mercurioso. En general, dos ideas son las ideas centrales en Fitoremediación: 8.3.1 FITOEXTRACCIÓN

La

fitoextracción

utiliza

la

biomasa

vegetal-extractiva

para

remediar

suelos

contaminados. Una gran cantidad de contaminantes pueden ser captada del suelo, entre ellos metales pesados y algunos compuestos radiactivos. Existe cierta evidencia en favor a la idea que transportadores específicos estarían dispuestos en las raíces de

47

las plantas e inclusive la alta inespecificidad en la absorción de oligoelementos la simbiosis microbiana en la rizósfera jugaría un rol importante en algunos casos. El producto de los procesos que acompañan a la fitoextracción en suelos y aguas contaminados son una eliminación de tóxicos, cualidad que permanece en el tiempo. Las plantas contaminadas con estos tóxicos pueden ser luego cortadas, con un control evidente en su disposición. 8.3.2 RIZOFILTRACIÓN

Las raíces, ya sea acuáticas o terrestres, pueden precipitar y concentrar contaminantes tóxicos de efluentes, es en este punto donde se manejan las hipótesis sobre la importancia simbiótica entre un tipo de microorganismo y la raíz de la planta, en investigaciones recientes la modificación genética de cepas bacterianas, por ejemplo para la reducción de metales pesados o bien para la eliminación de aceites u otros ha evidenciado que no solamente la planta es capaz de retener o degradar un tipo de contaminante sino que además esta acción puede ser mejorada insertando microorganismos simbióticos específicos en la rizósfera de la planta. Estas dos ideas básicas se ramifican en una inmensa variedad de investigaciones tanto a nivel básico como aplicado.

48

8.4. EL COMPOST Y LA BIOREMEDIACIÓN

El Compost como Bioremediación se refiere al uso de un sistema biológico de microorganismos, en un compost maduro, para secuestrar o destruir los contaminantes del agua o del suelo. Los microorganismos consumen contaminantes del suelo, aguas subterráneas y superficiales, y del aire. Los contaminantes son digeridos, metabolizados y transformados en humus y productos inertes, como dióxido de carbono, agua y sales. Ha probado ser efectivo en degradar o alterar muchos tipos de contaminantes, como hidrocarbonos clorados y no clorados, químicos preservantes de madera, solventes, metales pesados, pesticidas, productos del petróleo, y explosivos. Los compost usados en la Bioremediación, son referidos como “hechos a medida” o “dibujados”, en el sentido que son hechos especialmente para tratar contaminantes específicos en sitios específicos. La meta final en todo proyecto de remediación, es devolver al sitio a su condición de precontaminación, lo cual incluye, a menudo, reforestación o revegetación para estabilizar el suelo tratado. A mas de reducir los niveles de contaminación, el compost adelanta su meta facilitando el crecimiento vegetal. En este rol, el compost provee acondicionamiento del suelo, y también provee nutrientes a una amplia variedad de vegetación. 8.4.1 BIOREMEDIACIÓN DEL SUELO 8.4.1.1 Contaminación De Metales Pesados El Dr. Rufus Chaney, un investigador agronómico Sr. Del departamento de agricultura de USA, es un experto en el uso de métodos de compost para corregir sitios 49

contaminados por metales. En Bowie, Maryland, por ejemplo, encontró un alto porcentaje de plomo en los suelos adyacentes a casas pintadas con pintura base plomo. Para determinar la efectividad del compost en reducir la biobtención del plomo en esos suelos, Chaney alimento ratas con suelo contaminado y con suelo contaminado mezclado con compost. Tanto el compost como la tierra atrapan el plomo, reduciendo por tanto su biodisponibilidad, el suelo tratado con compost fue más efectivo que el no tratado. De hecho, las ratas no exhibieron efectos tóxicos del suelo contaminado con plomo mezclado con compost, mientras que si lo exhibieron con el suelo solo. En otro estudio, el Dr. Lee Daniels y P. D. Schroeder del instituto politécnico de virginia, Blacksburg, Virginia, remediaron un sitio estéril contaminado con arenas y lodos, producto de una mina de metales pesados. La aplicación de compost revitaliza el suelo para uso agrícola. Se aplicaron 20 toneladas por acre para producción Dr. Grano y 120 ton/acre para maní. 8.4.2 Contaminantes orgánicos El Dr. Michael Cole, un experto en la degradación de contaminantes en el suelo, remedió un suelo conteniendo 3000 partes por millón (ppm) de herbicida dicamba a niveles no detectables en 50 días. Cole mezclo chips de madera y compost maduro en el suelo para hacer el sustrato combinado, 10% (en volumen) compost y chips de madera, y 90% suelo contaminado. De acuerdo con el Dr. Cole, el dicamba se degrada eventualmente en el suelo, pero el proceso lleva años en vez de días. Además de acelerar el proceso de Bioremediación, el uso del compost también puede ahorrar dinero. El método tradicional de remediar mediante el relleno de tierras e incineración, puede costar cinco veces o más que la tecnología de compostaje. De acuerdo al Dr. Cole, la Bioremediación por el compost, mas que cualquier otra técnica de limpieza de suelos, da por resultado una tierra enriquecida y deja a la misma en mejores condiciones que antes de ser contaminada. 8.4.3 Contaminación de hidrocarburos de petróleo 50

En Seymour Jonson, base de la fuerza aérea, cerca de Goldsboro, carolina del norte, el suelo está contaminado como resultado de los frecuentes derrames de combustible de jet y la excavación para tanques subterráneos de deposito de combustibles. La base trata con una variedad de contaminantes de petróleo, incluyendo gasolina, keroseno, fuel oil, jet fuel, fluido hidráulico, y aceite para motores. En 1994, la base implemento un sistema de Bioremediación usando compost hecho de desechos de madera y excretas de pavo. Anteriores sistemas de remediación incluyeron levantar el suelo contaminado y llevarlo a un fabricante de ladrillos, donde se incinero a altas temperaturas. Comparado con el costo de levantar, incinerar y compra de suelo limpio, la Bioremediación con compost, le ahorro a la base US$ 133.000 el primer año. El uso del compost también dio por resultado una limpieza más rápida, desde que los proyectos se completan en semanas en vez de meses. Los hongos del compost producen una sustancia que quiebra los hidrocarburos del petróleo, permitiendo que las bacterias del compost lo metabolícen. Una relación típica consiste en 75% de suelo contaminado, 20% compost y 5% excreta de pavo. Una pala mecánica mezcla y revuelve las pilas para mantenerlas aireadas. Después de mezcladas, un nylon vinílico cubre las pilas para protegerlas del viento y de la lluvia, y para mantener la humedad debida y temperatura adecuada para un crecimiento microbial óptimo. 8.4.3.1. Comportamiento del petróleo en el suelo El agua es el solvente primario en el suelo, al ser liberado un volumen relativamente grande de petróleo y sus productos, vía derrames o fugas, estos químicos pueden reemplazar al agua como un solvente en estas áreas, a medida que un volumen de hidrocarburo migra a través de la masa del suelo, una pequeña cantidad de este volumen total se pega a las partículas del suelo o del sustrato en que se encuentre. Este volumen de hidrocarburo que queda retenido se conoce coma inmóvil o

saturación residual. Por otro lado otra parte de este hidrocarburo desciende hacia la
mesa de agua donde puede llegar a disolverse aunque la mayoría de los productos de petróleo son relativamente insolubles, si no se disuelve entonces se queda sobre la 51

masa de agua dando la imagen de una mancha negra. El petróleo se comporta de esta forma al encontrarse en el suelo o, ciertos substratos.

8.4.3.2 Biodegradación de Hidrocarburos
La biodegradación de hidrocarburos consiste en la degradación biológica del petro1eo y sus derivados la cual es Elevada a cabo por bacterias y hongos especializados que tienen la capacidad de oxidarlos. mineralizarlos o transformarlos en biomasa. Los microorganismos utilizan los hidrocarburos como fuente de energía para cumplir con sus funciones metabólicas. Para optimizar un proceso de biodegradación es importante tomar en cuenta ciertos factores como son: temperatura, pH, nutrientes. sustrato, humedad, oxígeno, de los cuales dependerá microorganismos que actúan en el proceso. 8.4.3.3 Microorganismos Biodegradadores de petróleo Una gran variedad de microorganismos tienen la capacidad de degradar determinado tipo de compuestos orgánicos bajo distintas condiciones, de la misma forma algunos compuestos sintéticos pueden ser modificados o transformados mediante ellos. Los microorganismos pueden ser bacterias, hongos o poblaciones microbianas trabajando en asociación, como consecuencia de esto se produce una gran parte del proceso cíclico orgánico e inorgánico fundamental para mantener los ecosistemas es la actividad microbiana. Los microorganismos reciben energía y nutrientes para la formación de nuevas células como consecuencia del metabolismo de los sustratos que apoyan la vida. Para lograr que los microorganismos degraden contaminantes, como los hidrocarburos, en compuestos menos tóxicos que no causen danos ambientales o tengan efectos adversos sobre la salud humana, deben desarrollarse sobre la sustancia residual o contaminante, además deben contar con nutrientes que estimulen el crecimiento de su población, mejoren su metabolismo facilitando el transporte de sustancias por las 52 la actividad de los

membranas celulares. Por lo general en condiciones naturales los microorganismos presentan carencias de Nitrógeno (N), Fósforo (P), y Azufre (S) Muchos de estos organismos han sido identificados y caracterizados en estudios anteriores, aunque otros han presentado dificultades para aislarlos y cultivarlos. Entre los microorganismos a los hidrocarburos están las bacterias: Achromobacter; Arthobacter; Micrococcus Nocardia Acinetobacter, Brevlbacterium Corynebacterium Flavobacterium Pseudomonas putida.. Pseudomonas aeruginosa, Mycobacterium vaccae. 14 Algunos de estos géneros podrían sonar familiares como patógenos para el ser humano, esto se debe a que los genes que permiten a estas bacterias degradar los hidrocarburos son similares a aquellos que los hacen patógenas. Estos genes son conocidos como plásmidos los cuales son pedazos de ADN que pueden producir resistencia antibiótica o permitir la utilización de hidrocarburos como fuente de carbono para el crecimiento celular. Estos genes se conocen como lujosos o especiales porque no son necesarios para la supervivencia de la bacteria, pero son aquellos que le dan ventaja frente a otras células: otra característica importante de los plásmidos es que pueden ser transmitidos de una bacteria a otra. Entre los hongos identificados en la biodegradación del petróleo están: Pycnoporus cinnabarinus; Phanerochaete chrysosporium Bjerkandera sp. 15 Uno de los microorganismos más estudiado ha sido el Pseudomonas, entre otras, la utilidad de estas bacterias es que algunas cepas contienen un plásmido denominando TOL que se produce naturalmente, el cual le permite la degradación del tolueno. 16 CUNNINGHAMELLA ELEGANS es otro microorganismo estudiado por Carl E. Cerniglia y David T. Gibson. presentado en el libro Metabolism of Naphthalene by
14 15

LEVIN Morris et . al. 1997 Op. Cit 16 Op Cit.

53

Cunninghamella elegans”, este hongo se encarga de atacar a los anillos aromáticos y metabolizan un amplio rango de hidrocarburos incluyendo aquellos C3 -C32- Alcanos. Alquenos y aromáticos coma el tolueno, Naftaleno, antraceno. Las bacterias atacan primero a los hidrocarburos monocromáticos y finalmente a los polares en el siguiente orden tomado del Proyecto de Bioremediación por contaminación de hidrocarburos" realizado por el Ph.D Alberto Padilla se puede apreciar el potencial relativo de biodegradación por microorganismos. 1) Monoaromáticos 2) Alcanos no ramificados 3) Alcanos ramificados 4) Cíclicos Saturados (naftenos) 5) Aromáticos polinucleares 6) Polares 8.5. BIOTRATAMIENTO EN FASE SÓLIDA El tratamiento por vía sólida será la expresión empleada para describir los procesos empleados para el tratamiento ex situ en condiciones no saturadas. Dicho tratamiento se distingue de la biorrecuperación in situ y del tratamiento vía suspendida en donde se mezcla el suelo con agua y se agita en un reactor . La biorecuperación vía sólida se la conoce también como landfarming y puede dividirse en dos mecanismos generales: tratamiento en lechos y compostaje. La diferencia fundamental en ambos procesos es la forma de aireación. El tratamiento en lechos sigue principios similares a los de las labores agrícolas. Los equipos de laboreo, similares a los que se emplean en la agricultura, se usan para voltear y airear los suelos. De esta, solo se pueden tratar las 54

capas de suelo menos profundas, hasta donde llegan las paletas giratorias. Como consecuencia se necesita mucho espacio. El compostaje del suelo, como el compostaje de la basura, consiste en la formación de pilas de material degradable. La profundidad de la pila esta limitada por los equipos empleados pero puede llegar a ser de hasta 5 m sin gran dificultad. Por tanto, las necesidades de terreno son considerablemente menores que las asociadas con el tratamiento de lechos. Las pilas de compost se airean bien activamente, volteando la pila mecánicamente, bien pasivamente, mediante tubos perforados embebidos. En los sistemas de tratamiento por vía sólida se emplean aditivos, como los nutrientes, para estimular el crecimiento microbiano, y material orgánico para generar una mas intensa actividad microbiana. Para producir el calor deseado en los sistemas de compost generalmente se necesita la adición de materia orgánica, frecuentemente en forma de estiércol. 8.5.1. TRATAMIENTO EN LECHOS También conocido como tratamiento vía sólida, o landfarming, es una expresión que se emplea habitualmente en la tradición agrícola para describir el método usado por los agricultores desde hace siglos para descomponer la basura orgánica no peligrosa. El método consiste simplemente en esparcir la basura y laborear el suelo para incorporar la basura en la matriz de este y proporcionar la aireación necesaria para optimizar la actividad microbiológica. Se usa la misma técnica para biodegradar basura peligrosa, a menudo se emplean unos equipos agrícolas similares. El uso del tratamiento en lechos en la gestión de los residuos peligrosos se remonta a comienzos de siglo (King et all , 1992), en plena revolución industrial, cuando se uso más como una técnica de vertido que como un proceso de recuperación. En esa época fue frecuente, por parte de las refinerías de petróleo verter el fango generado en sus procesos en las tierras próximas. A veces esa tierra era una ribera de un río o arroyo que se empleaba como fuente de agua para la refinería. El volumen de fango aplicado decrecería con el tiempo principalmente debido a la volatilización de los compuestos ligeros y a la lixiviación y de los mas pesados. La absorción, foto descomposición y biodegradación también contribuyen a la eliminación del fango, aunque en menor medida. Con el mayor entendimiento de las razones por las que se producía la 55

reducción del volumen surge la necesidad de optimizar el proceso para que la reducción pudiera conseguirse mas rápida y efectivamente. Con el tiempo, el laboreo del suelo, la adición de fertilizantes, y el control del pH y de la humedad permitieron aumentar la eliminación biológica de la basura. Alrededor del año 1950, el tratamiento en lechos se convirtió en un método popular para el tratamiento de los residuos peligrosos e industriales aplicados en forma líquida, sólida o de fango. En los años setenta, no obstante, con la introducción de regulaciones ambientales mas exigentes, hubo que reconsiderar el comportamiento y transporte de los contaminantes en las explotaciones del tratamiento en lechos. Ya no se permitió más la antigua practica del tratamiento en lechos que fomentaba la volatilización y el lixiviado como medio de eliminar contaminantes del suelo. En lugar de ello, el uso habitual actual es eliminar los lixiviados, minimizar la volatilización, y ante todo fomentar la eliminación biológica de los compuestos orgánicos. 8.5.1.1 Descripción del proceso El tratamiento en lechos es uno de los procesos más sencillos de biorecuperación. En lugar de tratamiento se construye como se indica mas abajo. El medio contamina- do, suelo, fango, sedimento, o líquido residual se esparce en capas finas y se laborea. El nuevo material contaminado se ň regularmente. El labrado consigue la aireación, así como la mezcla, lo que puede mejorar el transporte de masa y la bioaccesibilidad. Para mejorar la actividad microbiológica se debe hacer un seguimiento regular y se deben ajustar, cuando sea necesario, los nutrientes, el contenido de humedad y el pH. El objetivo de este curso es, principalmente, el tratamiento del suelo contaminado, lo que puede conseguirse in situ o ex situ dependiendo de la zona, tipo de contaminación, y nivel de concentración de contaminantes en el suelo. El tratamiento in situ, que no es frecuente, es aplicable si existe una capa impermeable bajo el suelo contaminado que eliminaría la amenaza de la contaminación subterránea. Estas condiciones pueden existir donde haya habido vertidos, como desde un deposito de almacenamiento sobre el terreno, en donde el lugar dispone ya de controles para prevenir la contaminación de 56

agua del subsuelo. Este fue el caso de una zona en Pennsylvania occidental (Leavitt, 1992), donde una implosión de un deposito origino un vertido de aproximadamente 3.785 m3 de fuel-oil N 2. Tras la respuesta de emergencia, se estimo que 549 m 3 de combustible permanecían en el suelo. Los niveles medios de contaminación en éste variaban entre 10 y 20 g de hidrocarburos totales de petróleo (TPH) por Kg. de suelo, pero fueron tan altos, en algunas zonas, como100 g TPH/Kg. El hecho de que los niveles de concentración no inhibieran la actividad microbiana permitió, con éxito, el tratan1iento in situ. Para otros ejemplos tratamientos en lecho in situ consultar a Flathman et all (1995) y Fogel (1994). En la mayoría de los casos se debe excavar el suelo para retener la propagación de la contaminación o porque el suelo se usa para diferentes propósitos y no se puede emplear durante la duración del tratamiento. Un ejemplo frecuente es la contaminación originada por las fugas de los depósitos de almacenamiento subterráneos. El tratamiento ex situ se lleva a cabo en un lecho que puede construirse en un lugar lejos del punto de la contaminación. Puede ser necesaria la excavación y el tratamiento del suelo ex situ si el nivel de contaminación es inhibitorio para la biodegradación. Frecuentemente este es el caso de los sedimentos en lagunas o estanques que han sido usados previamente como pozos de vertido para líquidos residuales. En este puede mezclarse el medio contaminado con suelo limpio para diluir el residuo y bajar los niveles de concentración. Un tratamiento en lechos, emplea los mismos principios que el tratamiento in situ pero se construye con controles ingenieriles para minimizar el transporte de contaminantes y maximizar la eficiencia del tratamiento. 8.5.2. APLICACIÓN DEL RESIDUO. Cuando se aplica el suelo contaminado a una unidad de tratamiento en lechos, UTL, el volumen se incrementa debido al esponjamiento y a que debe tenerse en cuenta la perturbación del suelo durante la excavación. El volumen del suelo luego de esparcido en una UTL es aproximadamente 1.25 a 1.4 veces el volumen de suelo a excavar. La profundidad a la que se distribuye el suelo contaminado en una UTL es critica para facilitar la difusión de oxígeno y así mantener las condiciones aerobias. profundidad 57

depende de las propiedades del suelo, equipo de laboreo y cantidad de suelo a tratar. Los suelos que tienen gran permeabilidad y drenan fácilmente pueden alcanzar mayor profundidad comparados con los suelos con alto contenido de arcillas y que tienen baja permeabilidad. En algunos casos, a los suelos se les aplica una enmienda con material suelto o materia orgánica para incrementar la porosidad y permeabilidad, y así incrementar la eficiencia del tratamiento. La profundidad de la capa de suelo contaminado debería, si se desea obtener un tratamiento efectivo, ser mas pequeña que la profundidad alcanzada por el equipo de laboreo (15 a 50 cm). El suelo que no se laborea y voltea regularmente tendrá una limitación de oxígeno ya que la difusión de oxígeno a través de la superficie es relativamente baja. Esto no significa que la biodegradación no se produzca en suelos que no son laboreados. No obstante, las tasas de biodegradación probablemente serán mas bajas y el tiempo para completar la biorecuperación será mayor. Se citan tratamientos hasta profundidades de 150 cm bajo la superficie La Grega et al. , 1994. Por ejemplo, con tratamiento in situ en el que la zona contaminada puede ser relativamente profunda, el suelo puede tratarse en capas. Una vez que la capa superior esta recuperada, puede ser excavada y eliminada, así se permite el laboreo a mayores profundidades. El suelo excavado puede almacenarse temporalmente y después usarse como relleno una vez que la zona este limpia. La profundidad que un suelo contaminado en una UTL puede alcanzar depende de la cantidad de área superficial y del total de suelo a tratar. Si todo el suelo no puede tratarse de una vez, entonces pueden ser necesarias varias aplicaciones. primera tongada puede tener una profundidad relativamente grande, pero las siguientes deberían ser mas pequeñas. Una vez que se ha tratado la primera se puede aplicar otra tongada con una profundidad que podría permitir incorporar algo del suelo de la tongada previa, mediante laboreo, con el suelo nuevamente aplicado. Esto permite la introducción de algunas de las bacterias ya aclimatadas de la primera tongada en la segunda, de este modo se reduce la fase de retardo. Una ventaja adicional es la dilación de los residuos en la segunda tongada a medida que se mezclan con el suelo limpio de la primera. Generalmente, el resultado es un menor periodo de tratamiento para la segunda tongada comparada con la primera. 58

Como regla general, se aconseja que la profundidad del suelo en una única capa sea mayor de 15 cm pero no exceda 61 cm. Sin embargo, es preferible que sea menor de 30 cm, si se desea conseguir un buen tratamiento. Para suelos arcillosos en particular, se recomienda que la profundidad no exceda de 23 cm debido a la limitación de la permeabilidad y a la trabajabilidad del suelo (US EPA, 1993). EJEMPLO Tratamiento en lechos. Se ha elegido el tratamiento en lechos, como un proceso de biorecuperación para el tratamiento de una maderera abandonada contaminada con Hidrocarburos. Se estima que el volumen de suelo a excavar para el tratamiento es 8.028 m3. Se ha construido para la recuperación una unidad de tratamiento de lechos de 27.520 m 2. Si el suelo es una mezcla de arcilla limosa y arcilla arenosa, estimar el numero de capas que se deberían aplicar, y la profundidad de suelo apropiada para cada capa en Solución Incremento de volumen debido al esponjamiento = (1,4)(8.028 m3) = 11.240 m3 Si el suelo se aplica en una capa, la profundidad resultante del suelo es Volumen del suelo 11.240 m3 / 27.520 m2 = 0.41 m =41cm Esta es probablemente una profundidad alta considerando que el contenido del suelo es elevado en arcilla. Se sugiere usar dos capas. La primera con una profundidad de 23 cm (máximo recomendado para suelos arcillosos), por lo que la segunda tendría 18 cm de profundidad. 8.5.3 APLICACION DE RESIDUOS LIQUIDOS Aunque el objetivo de este capitulo es el tratamiento de los suelos se necesitan algunos comentarios previos sobre la aplicación de los residuos líquidos. Estos, generalmente se generan en procesos industriales como en la industria del metal en la que se emplean emulsiones de aceite en agua como refrigerante. Cuando el líquido residual se aplica a una unidad de tratamiento en lechos, el suelo en esa unidad actúa como el medio de tratamiento o el bioreactor. Son posibles diversas aplicaciones y el mismo lecho puede emplearse durante años sin necesidad de cambiar el suelo. 59

El líquido residual puede aplicarse usando aspersores o mediante pulverización, o mediante escorrentía superficial empleando canales de drenaje. Si el potencial de volatilización es grande, se puede emplear la inyección subsuperficial. Una profundidad de inyección frecuente es de 130 mm (US EPA, 1983; US EPA, 1990). La intensidad de la aplicación debería ser inferior que la intensidad de la infiltración para evitar la escorrentía, y también debería ser inferior a la tasa de biodegradación para asegurar el tratamiento y minimizar la lixiviación. Las tasas de biodegradación dependen de la temperatura y deberían tenerse en cuenta al decidir la intensidad de la aplicación. Un problema asociado frecuentemente con la aplicación de residuos líquidos a suelos es la acumulación de metales pesados. Ejemplos de dichos elementos son el plomo, cadmio, mercurio, zinc y cobre. A medida que las concentraciones de metales aumentan con cada aplicación se puede alcanzar un nivel tóxico para los microorganismos. En este punto el suelo contaminado puede tener que llevarse a un vertedero y reemplazarlo con suelo limpio si se va a usar la UTL de nuevo. 8.5.4. CONSTRUCCION DE LA UNIDAD DE TRATAMIENTO EN LECHOS Hay seis componentes principales de un tratamiento en lechos: capa impermeable, red de drenaje, zona de tratamiento del suelo, terraplenes y desmontes, laguna de almacenamiento de agua y un sistema de seguimiento.

Capa impermeable 60

Es necesaria una capa impermeable para prevenir la infiltración del liquido contaminado en el suelo no contaminado y de aquí a las aguas subterráneas. Si la UTL se va a construir en el lugar del suelo excavado, puede ser necesaria la compactación para reducir la permeabilidad del suelo nativo bajo el lecho de tratamiento. Entonces se puede situar una capa impermeable sobre la tierra compactada. Habitualmente se emplean pantallas sintéticas cama polietileno de alta densidad (HOPE) de 1,5 a 2 mm de espesor. Igualmente frecuentes son las capas de arcilla compactada. Se recomienda, para una pantalla de arcilla, una permeabilidad de menas de 10 - 7 cm/s. Para asegurar una protección adecuada frente a la infiltración pueden ser necesarios de 60 a 90 cm de arcilla. Dependiendo de la zona, puede emplearse una capa impermeable existente para construir un lecho preparado. Por ejemplo, puede ser una buena elección un aparcamiento pavimentado o asfaltado, especialmente si esta en un lugar contaminado abandonado.  Red de drenaje

Es necesario un sistema de drenaje para recoger cualquier lixiviado generado par el riego a por la aplicación del residuo, pero aun mas importante, para recoger el lixiviado generado por la infiltración del agua de lluvia. Un método es insertar tubos perforados en un lecho de arena o grava encima de la pantalla impermeable. Los tubos de drenaje generalmente vierten el agua en un sumidero previa a la entrada del agua al estanque de almacenamiento. Una capa de arena se sitúa frecuentemente sobre las tubas de drenaje para facilitar su función y para proteger al sistema de drenaje del impacto de la maquinaria pesada, coma los equipos de laboreo. Las capas de arena de 23 a 25 cm de espesar son apropiadas [Genes y Casentini, 1993; US EPA, 1995 (3)]. El dimensionamiento de las tubas de drenaje depende de la cantidad de infiltración esperada durante los aguaceros fuertes.  Zona de tratamiento del suelo

En algunos casos, el pretratamiento del suelo puede ser necesario antes de la aplicación. Las rocas y otros residuos grandes contaminados que interferirían con los equipos de voltea pueden eliminarse mediante tamizado. Al mismo tiempo, los materiales grandes coma la madera, que puede adsorber los contaminantes, pueden 61

eliminarse y tratarse separadamente. El suelo no contaminado puede situarse sobre el sistema de drenaje antes de la aplicación del suelo contaminado para proporcionar un medio de tratamiento mas profundo. El tratamiento del lixiviado puede realizarse en la zona de suelo no contaminado antes del vertido a la red de drenaje, o el suelo no contaminando puede diluir el residuo si el laboreo permite la mezcla entre las capas contaminadas y no contaminadas. En las UTL el suelo debería tener pendiente para prevenir el encharcamiento y para verter la escorrentía en el sumidero. Se recomienda una pendiente de 0,5 a 1,0 %, valores superiores no son recomendables ya que se podría incrementar la erosión superficial.  Terraplenes y desmontes

Los terraplenes y desmontes son necesarios para la protección frente a la contaminación cruzada entre unidades de tratamiento o frente a perdidas de contaminantes del sistema. Como los sistemas de tratamiento en lechos están expuestos a las precipitaciones, los contaminantes pueden movilizarse durante los periodos de lluvia, y los terraplenes y desmontes pueden prevenir los vertidos incontrolados. La lluvia que caiga sobre la UTL debería almacenarse y recogerse mediante el sistema de drenaje, mientras que al agua que discurra fuera de la UTL debería impedírsele que entrara la zona. Los muros de terraplén pueden construirse mediante suelo limpio, arcilla, Hormigón, u otro material impermeable. Si se emplea suelo, se necesita una pantalla impermeable para prevenir la infiltración a través de los muros. Se recomienda una zona libre sobre el área de tratamiento de 30 cm. Si se emplean capas de varios suelos, entonces el muro de terraplén debería ser aproximadamente 30 cm mas alto que el punto mas alto de la ultima capa. La pendiente del terraplén debería ser superior a 45° para asegurar la estabilidad. Un valor inferior seria mejor, pero la mayor ocupación de superficie puede ser un problema.  Balsa de almacenamiento

Generalmente se necesita una laguna de almacenamiento o un sumidero para recoger y retener los lixiviados originados por la lluvia. El agua puede almacenarse 62

temporalmente y volver a aplicarse a la UTL mediante el sistema de riego durante periodos secos, o puede verterse a una EDAR próximo durante los periodos secos. El tratamiento previo al vertido puede ser necesario si los niveles de concertación de contaminantes son demasiado altos, pero esto rara vez ocurre. La mayoría de los contaminantes orgánicos son hidrófobos y tienden a adsorberse al suelo. El Tratamiento del vertido puede ser costoso si el agua tiene que ser conducida hasta EDAR, en ese caso un tratamiento biológico sobre el terreno puede ser una opción mas barata. La necesaria capacidad de almacenamiento depende de la localización de la de la cantidad de lluvia esperada para ella. Puede ser necesario un almacenamiento suplementario para condiciones meteorológicas extremas. King et al. (1992) recomiendan diseñar el estanque para retener toda el agua generada par un aguacero de unos 75 mm que se produzca en toda el área de la UTL. Debería darse un margen para áreas geográficas que experimenten mayores lluvias. Una lluvia de 25mm puede esperarse que origine entre 9 y 25 l/m2 (U. S. EPA, 1993).  Sistema de control.

En la mayoría de los casos, las agencias regulatorias piden el seguimiento de las emisiones al aire y de la contaminación subterránea. Dependiendo de la volatilidad del contaminante, el seguimiento de las emisiones al aire puede no ser necesario o puede darse por terminado cuando las tasas de emisión sean muy bajas. La amenaza de la migración de contaminantes desde la UTL hacia las aguas subterráneas, especialmente a través de agujeros en la capa impermeable, precisa del seguimiento de dichas aguas. Se pueden instalar pozos de seguimiento en cada cara de la UTL, y la contaminación puede determinarse a mas de una profundidad. Ala vez se pueden instalar , durante la construcción, lisímetros bajo la capa impermeable para chequear la presencia de agujeros y la migración de contaminantes.

Control del proceso 63

Antes de iniciar un proceso de tratamiento en lechos, generalmente se realizan ensayos de laboratorio para determinar que condiciones serian optimas para la biodegradación y como dichas condiciones pueden corregirse y mantenerse en el campo. Por ejemplo, se han hecho pruebas de suelos para determinar la capacidad de campo del suelo y la humedad óptima para la actividad microbiana. La estructura del suelo se utiliza también para calcular la profundidad de volteo y para decidir si son necesarias enmiendas, como materia orgánica o agentes esponjantes, para mejorar la trabajabilidad del suelo. Se hacen pruebas para determinar la relación C:N:P y para determinar si se necesitan aportes de nutrientes. A la vez, se mide el pH para determinar si es necesario ajustarlo para mantener la actividad microbiológica. Esta se mide mediante estudios de biodegradabilidad para calcular si la poblacion original de microorganismos es capaz de degradar los contaminantes, especialmente si estos son relativamente persistentes. Con los hidrocarburos del petróleo mas fácilmente degradables un conteo microbiológico puede ser suficiente para asegurar la existencia de una poblacion viable. El seguimiento se realiza a lo largo del proceso de biorecuperación para asegurar que el sistema de tratamiento funciona correctamente y que el material no abandona la zona. El período mínimo entre muestreos debería corresponder con el período entre aplicaciones de contaminante. 

Laboreo del suelo

El laboreo es necesario para airear y para incorporar el residuo en la matriz del suelo. Mediante el laboreo se incrementa el contacto entre microorganismos, Nutrientes y contaminantes, así se mejora la biodegradabilidad. El laboreo y volteo del suelo también redistribuye los contaminantes, produciendo una mejor homogeneidad en los niveles de contaminación (Fogel, 1994). La profundidad a la que se laborea el suelo tiene gran importancia en la eficiencia del tratamiento. Como antes se dijo, la razón primordial para el laboreo es el incremento de la tasa de difusión de oxígeno, que es necesario para la biodegradación aerobia, y que disminuye a profundidades superiores a 30 cm, dependiendo de la estructura del suelo y de su textura. En promedio, los suelos finos con baja permeabilidad son más difíciles de drenar y airear que los suelos mas gruesos. Por esto la zona de incorporación, por 64

ejemplo, en suelos arcillosos deberá ser inferior que la correspondiente a suelos más arenosos. El laboreo del suelo debería hacerse regularmente para facilitar la incorporación de oxígeno a los poros del suelo. Generalmente, el laboreo se hace cada semana o una vez cada dos semanas. Demasiado laboreo puede ser perjudicial al destruirse los agregados de suelo (estructura) originando una compactación de las capas inferiores a la zona de trabajo. Es mejor hacer el laboreo cuando el suelo este relativamente seco. En general, debería hacerse al menos 24 horas tras el riego o tras una lluvia fuerte (US EPA, 1993). También se recomienda que se haga en direcciones diferentes cada vez. Por ejemplo, la máquina puede moverse longitudinalmente, transversalmente o diagonalmente sobre la unidad de tratamiento en lecho, alternando cada dirección en el tiempo. Este tipo de movimiento es importante para conseguir una mezcla general óptima y una redistribución de contaminante, ya que la mayor mezcla se produce a lo largo de la dirección de trabajo de la máquina. 

Adición de nutrientes

A menudo es necesaria la adición de nutrientes inorgánicos para compensar la presencia de nitrógeno o fósforo en el suelo natural. A menos que se hagan pruebas de laboratorio para encontrar la relación optima C:N:P , necesaria para degradar los residuos, se usa una relación de 300:10:1. Las pruebas de laboratorio pueden mostrar que a altas concentraciones de nitrógeno y fósforo se trabaja mejor para degradar los residuos. Experiencias realizadas demostraron que la adición de más nutrientes puede generar tasas de biodegradación superiores. La adición de altas concentraciones de nutrientes, no obstante, puede originar dos problemas. Uno, el aumento de costo, el otro el efecto resultante de la salinidad y presión osmótica. Si se necesitan altas concentraciones, entonces se pueden añadir los nutrientes en pasos, en lugar de todo a la vez, al comienzo del tratamiento. Mas a menudo, se emplean nutrientes inorgánicos como: fosfato dihidrógeno de amonio, Nitrato de amonio, Fosfato ácido de amonio, nitrato de amonio,etc., aunque se pueden usar otros nutrientes organicos complejos, como el estiércol de los animales. Con el agua de riego también pueden introducirse fertilizantes que son muy solubles. 65

No obstante, si se añaden nitratos en altas concentraciones pueden lixiviar con el agua de drenaje. También, se pueden usar nutrientes en gránulos para asegurar un aporte constante en el tiempo. 

Humedad

En la explotación del tratamiento en lechos es muy importante mantener la humedad optima, así como planificar el riego teniéndola en cuenta. El contenido optimo de humedad se mide con relación a la capacidad de campo de suelo en cuestión. Se define la capacidad de campo como la humedad de un suelo que se ha saturado con agua y dejado drenar libremente durante 24 horas. Los suelos gruesos que drenan fácilmente, generalmente tienen una capacidad de campo superior a los suelos más finos. Por ejemplo, la capacidad de campo de un suelo arenoso puede ser tan baja como un 5 por 100 (peso seco), comparado con el 30 por 100 de un suelo arcilloso (también en peso seco), (US EPA, 1993). A menos que se hagan pruebas en el laboratorio, el contenido optimo de humedad para la biodegradación aerobia puede ajustarse en un rango de un 60 a un 80 por 100 de la capacidad de campo. Para mantener el nivel necesario de humedad, el agua se aplica mediante diferentes formas de riego, incluyendo los sistemas de aspersión y goteo. El sistema usado, no obstante debería ser fácilmente reemplazable o debería poderse trabajar alrededor cuando un nuevo acopio de residuos se vaya a aplicar a la unidad de tratamiento, o cuando se vaya a laborear el suelo. Se pueden emplear aspersantes movidos a mano o mecánicamente. En general, la velocidad de aplicación del agua no debería exceder la velocidad de infiltración en el suelo si se elimina la escorrentía superficial y la erosión. También son necesarias bajas velocidades de aplicación para eliminar el encharcamiento que puede originar condiciones anaerobias 

Control de la temperatura :

Aunque el riego se emplea para obtener una humedad prefijada, se puede añadir agua para conseguir regular la temperatura del suelo. La conductividad térmica de la matriz del suelo se incrementa añadiendo agua, así se reducen las variaciones de la temperatura del suelo. El riego mediante aspersión protege frente a la formación de 66

escarcha en invierno y refresca el suelo en verano. Otro método usado para modificar la temperatura del suelo es la adición de un material de cubrición. A veces se emplean para controlar la humedad ciertos tipos de cubriciones, material orgánico como estiércol y aserrin ya que mejoran la capacidad del suelo para retener agua. Otros ejemplos de materiales de cubrición empleados para controlar la variabilidad de la temperatura son: compost, virutas y cortezas de madera, emulsiones asfálticas, y grava o piedras trituradas (Dupont et al. , 1988). En algunos casos, se emplea una cobertura sobre la zona para controlar las emisiones de compuestos volátiles, esto origina que la temperatura del suelo se eleve. En áreas geográficas con condiciones meteorológicas extremas, la adición de una cobertura puede no ser suficiente para elevar la temperatura del suelo basta el punto en el que la actividad aerobia se puede producir. Las frecuentes lluvias pueden ocasionar la saturación del suelo, y así minimizar la posibilidad de la biodegradación aerobia. Para ser conservador en el diseño, la UTL debería considerarse inactiva en las épocas de invierno mas duras (Portier y Christiansen, 1994; Flathman et al., 1995; US EPA, .1995). El laboreo y el muestreo se pueden interrumpir basta que las condiciones meteorológicas mejoren. En muchas áreas el período inactivo puede llegar a durar hasta cinco meses. 

Control del pH

Debido a que la mayoría de los suelos son ácidos, el ajuste del pH es, a menudo, necesario para mejorar la biodegradación. Para incrementar y estabilizar el pH del suelo pueden añadirse compuestos que contengan calcio o calcio / magnesio. A este proceso se le conoce como abonado con cal y algunos ejemplos de compuestos utilizados son él oxido cálcico (cal), hidróxido cálcico, carbonato cálcico, carbonato magnésico escoria de silicato cálcico. La acidificación puede ser necesaria en el caso de altas concentraciones de carbonato o en el caso de residuos peligrosos que tengan elevado pH. La acidificación, o la reducción del pH del suelo puede lograrse añadiendo azufre elemental o compuestos que contengan azufre como el ácido sulfúrico, polisulfuro amónico líquido y sulfatos de hierro y aluminio (Dupont et al., 1988). 

Adición de oxidantes químicos
67

Algunos vendedores de tratamientos de suelo comerciales han utilizado oxidantes quimicos, por ejemplo CaO2 como fuente de oxígeno para reducir la necesidad de laboreo. No obstante, no existen datos que muestren la eficacia y economía de dicho proceso. 

Protocolo de muestreo

Una unidad de tratamiento de lechos se divide, generalmente en celdas y se recogen varias submuestras de cada celda a la vez. La US EPA (1993) recomienda que se asigne a cada celda un área no superior a 4.000 m2. Usualmente las submuestras se combinan en una muestra integra representativa de la celda. El muestreo se lleva a cabo para hacer un seguimiento de la biodegradación de los contaminantes, así como de la humedad, niveles de nutrientes, y si es necesario, actividad microbiológica. En cada muestreo solo se analizan algunas celdas por motivos económicos. En el siguiente muestreo se analizaran las celdas que no lo fueron en el previo. No obstante, para la clausura del lugar debe hacer un muestreo cada celda para demostrar que las concentraciones de contaminantes han bajado a un nivel que puede cumplir con la legislación. 8.6 Tratamiento de contaminantes en lechos El tratamiento en lechos ha sido el proceso mas aplicado en la biorecuperación de residuos peligrosos, hasta ahora la investigación sobre este proceso ha sido relativamente escasa (LaGrega et al., 1994). En campo, el tratamiento en lechos se ha aplicado a una gran variedad de residuos, especialmente en refinerías de petro1eo y a fangos y suelos contaminados con creosota (Ryan et. al., 1991; Nyer, 1992; US EPA, 1993). La eficiencia del tratamiento generalmente se da en términos de reducción en la concentración de los contaminantes primarios. La prueba de que se produce la biodegradación, en general, no se facilita. El alcance de la degradación y de la toxicidad de los productos de degradación no se ha investigado. Además, estos estudios, general- mente, no tienen en cuenta las perdidas abióticas como la volatilización.

68

Bogart y League (1988) estudiaron el buen comportamiento de un tratamiento en lechos mejorado en la reducción de las concentraciones de creosota del suelo de 6200 y 3.000 ppm hasta 800 y 100 ppm respectivamente, en 30 días. El tratamiento mejorado consistía en el bioaumento con crecimiento de bacterias en un caldo de cultivo rico en nutrientes, así como el laboreo para la aireación, riego, y aporte de nutrientes disueltos. El tratamiento en lechos también ha tenido éxito empleado para el tratamiento de pesticidas. Se ha obtenido una reducción de ácido diclorofenoxiacetico (2,4-0) de 42 a 4 ppm en 77 dlas (Fiorenza et al., 1991). Hanstveit (1988) presenta reducciones del 73 por 100 en las concentraciones de benceno, tolueno y xileno (BTX); 36 por 100 en aceite y grasa; y 86 por 100 en HPA totales en un período de cuatro meses. Nyer (1992) muestra reducciones del 95 por 100 de concentraciones de pentaclorofenol (PCF) mientras que las concentraciones de HPA se redujeron entre el 50 y el 75 por l00 en un tiempo de cinco meses en un sistema de lechos. 8.7. VENTAJAS E INCONVENIENTES Las ventajas de los sistemas de tratamiento en lechos son los bajos costos de inversion y explotación en el tratamiento de residuos que tengan concentraciones relativamente altas de metales. Las desventajas de estos tratamientos son las grandes necesidades de espacio y el hecho de que los procesos de degradación necesitan de mucho tiempo y puede que nunca se terminen. La fuerte adsorción de productos químicos hidrófobos, especialmente contaminantes aclimatados por la intemperie, puede hacer de ellos inaccesibles a la biodegradación y originar una persistencia muy duradera. Gracias a que el laboreo facilita el contacto con la atmósfera, pueden esperarse altas tasas de volatilización.. Es muy probable que se emitan COV biológicamente recalcitrantes o refractarios. Para ayudar al control de la volatilización a veces se preparan lechos dentro de estructuras de tipo invernadero (Ryan et at.,1991), que tienen la ventaja añadida de que aumentan la temperatura del suelo. En estos casos, la estructura podría tenerse que equiparar con sistemas de ventilación y de control de emisiones. 8.9 ESTUDIO DE UN CASO REAL 69

Se realizó un estudio de laboratorio para simular el tratamiento en lechos y para examinar la efectividad de dicho método en el tratamiento de suelos y sedimentos contaminados con pentaclorofenol (PCP) y creosota (Mucller et al. , 1991). También se estudió el efecto de las enmiendas de nutrientes inorgánicos en la eficiencia del tratamiento. El suelo, con un pH de 7,1, se contaminó con, aproximadamente, 10.000 ppm (mg/Kg de suelo) de creosota y PCF. Los sedimentos, con un pH de 10, fueron contaminados con, aproximadamente, 70.000 ppm del mismo residuo. El experimento consistió en un embudo junto a un papel de filtro, en el que se pusieron unos tres Kg. de suelo o sedimento. El embudo se situó en lo alto de un vaso de precipitados en el que se recogía el lixiviado. El conjunto embudo / vaso de precipitados fue introducido en una cámara topacio (para minimizar la fotooxidación) y se inyectó aire mediante un compresor que no empleaba gasolina. Antes de su entrada en la cámara, el aire se saturaba con agua para minimizar el secado del suelo y del sedimento. El aire que dejaba la cámara fue recogido en carbón activo para retener cualquier emisión volátil. Mediante el seguimiento de los contaminantes que se movían en el aire y en el lecho, se podían, tener en cuenta las pérdidas de aquellos que no se debían a la actividad biológica. Se prepararon cuatro cámaras en total, dos para suelo y dos para sedimentos. A uno de cada tipo de materia se le añadía una solución de nutriente inorgánico, mientras que el otro recibía agua destilada. El experimento se llevó a cabo durante 12 semanas, durante las que la humedad se mantuvo en un rango de 8 a 12 por 100, y el suelo/sedimento se volteaba una vez por semana. Se recogieron muestras tras el volteo, en las semanas 1, 2,4, 8 y 12. Cada vez se recogían tres muestras: una para el control de la humedad, otra para el conteo de la población microbiana y para el cálculo de la concentración de contaminantes. Considerando que la creosota es una mezcla compleja de productos con aproximadamente, 85 a 90 por 100 de HPA, no pareció práctico analizan un seguimiento de cada producto. En lugar de esto se muestrearon 42 componentes de la creosota junto con los PCP. También estos componentes se agruparon'3 categorías basadas en la estructura molecular y biodegradabilidad. El grupo 1 por ejemplo, 70

contenía componentes de dos anillos, el grupo 2 componentes de 3 anillos, y el grupo 3 contenía compuestos de cuatro y más anillos. Resultados En las muestras de sucios, la adición de nutrientes inorgánicos originaba un SÍ mentó en la velocidad y alcance de la biodegradación especialmente en los HPA bajos pesos moleculares. Por ejemplo, al final de la primera semana, el 25 por 100 los HPA del primer grupo fueron degradados en el suelo con enmienda, comparados con sólo el 8 por 100 en el suelo sin enmienda. El efecto de la enmienda de nutrientes fue menos acusada en el grupo 2 e incluso menos en el grupo 3. Sorprendentemente el alcance de la degradación (eliminación en porcentaje) de PCP en el sin enmienda fue superior que en el que tenía enmienda: 72 por 100 de eliminación en el primero comparado con 55 por 100 en el último. Los resultados observados en las muestra s de sedimentos fueron algo diferentes. La adición de nutrientes inorgánicos no parece tener influencia en la velocidad de degradación de los diferentes productos químicos. No obstante, el alcance al grupo 1 de HPA fue degradado fue superior en el sedimento con enmienda comparado con el que no la tenía. El grado en el que otros HPA fueron degradados aproximadamente el mismo con o sin enmienda. En ambos sedimentos no fue evidente la degradación de PCP en el período de 12 semanas. Se pensó que estas diferencias entre las muestras de suelo y sedimento estaban relacionadas con la composición de los residuos en cada caso. En las muestras de suelo, la creosota se había expuesto a la atmósfera, estaba más curtida. Contenía relativamente baja concentración de HPA de bajo peso molecular fácilmente degradable. A la vez, los sedimentos contenían varios fenoles de creosota que no en las muestras de suelo. Los fenoles de creosota fueron degradados antes rápidamente que los otros contaminantes en los sedimentos. Se observó u reducción de las concentraciones de naftaleno y de otros HPA de 2 anillos entre las semanas 8 y 12, tras la desaparición de los fenoles de creosotas. Tras un seguimiento en el tiempo la enmienda de nutrientes no parece ir el número total de bacterias heterótrofas en el suelo y sedimento. En las muestras de suelo el número total de bacterias heterótrofas se mantenían constantes a lo la duración del 71

experimento. En los sedimentos, por otra parte, las bacterias aclimatarse a lo largo del tiempo e incrementar su número en, aproximadamente cuatro órdenes de magnitud. Ejercicios 1. Una unidad de tratamiento en lechos tiene una superficie de 1.6 Ha profundidad del suelo de y una

23 cm con una capacidad del campo del 32 % y una debería añadirse para alcanzar un

densidad de la masa de 1.78 g/cc. Si actualmente el suelo tiene un contenido de humedad del 12 % que volumen de agua contenido de humedad del 80 % de la capacidad de campo. 2. Una unidad de tratamiento de lechos tiene un área de 0.8 Ha y una profundidad media de 70 cm. Un análisis de agua del suelo muestra que los 20 cm superiores tienen una humedad del 11 % mientras que los restantes 50 cm tienen el 14 % ¿cuanta agua deberá añadirse al sistema para alcanzar una humedad del 16 % . El suelo tiene una densidad de 1.85 g/cc 3. Una unidad de tratamiento de lechos realizada a escala de campo se ha

muestreado a dos profundidades, de 0 a 15 cm y de 15 a 30 cm, la tasa de eliminación de gasoleo es de 0.018 % P /día para la capa superior y 0.022 %P por día para la capa inferior Si la concentración inicial del gasoleo en el suelo fue del 1 % en peso en la unidad determine la vida media en días del gasoleo en el suelo Son estos resultados los que usted esperaría ¿por qué? Que factores podrían contribuir a estos resultados? 4. En un proceso de Bioremediación se mezclan dos suelos bioremediados de las dos fases del proceso, el primero son 100 Kg con una concentración de crudo del 5 % en peso y el segundo son 200 Kg con una concentración del 45 % en P, cual será la concentración final de suelo .

72

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful