P. 1
Novena Virgen del Rayo

Novena Virgen del Rayo

5.0

|Views: 7.616|Likes:
Publicado pordonporfiriodiazmori
Novena a la Santisima Virgen del Rayo que se venera en Jalisco Mexico
Novena a la Santisima Virgen del Rayo que se venera en Jalisco Mexico

More info:

Published by: donporfiriodiazmori on Aug 18, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/18/2014

pdf

text

original

NOVENA A LA SANTÍSIMA VIRGEN DEL RAYO

** ORACIÓN INICIAL (ACTO DE CONTRICIÓN) ** Señor Mío Jesucristo, redentor mío amabilísimo y mi Salvador, yo te adoro, te amo, te doy las más rendidas gracias por los innumerables beneficios que me has hecho y haces, y arrepentido de haber puesto mi amor en las criaturas, abandonándote a Tí por ellas, protesto y te doy palabra de no volver a cometer semejante ingratitud: me pesa, Señor, una y mil veces haberte ofendido; quisiera morir de dolor ya que no puedo hacer otra cosa, te ofrezco las adoraciones; acciones de gracias y afectos amorosos de tu Madre, María SANTÍSIMA, de tus Santos del Cielo y justos de la tierra. ¡Oh cuanto dolor me causa el no sentir en mi corazón aquél amor ardiente con que deseo amarte y con que merece tu bondad el ser amado! Has conmigo, dulcísimo Jesús, la misericordia de darme un verdadero dolor de mis culpas, un propósito firme de la enmienda y una confianza segura de que tu piedad me ha de perdonar y me ha de llevar a darte las gracias por toda la eternidad. Amén ** ORACIÓN FINAL ** Dios te salve Virgen Santísima del Rayo a quien amamos después de Dios, con toda la ternura de nuestro corazón, enternecidos admiramos la extraordinaria y prodigiosa hermosura de esta tu sagrada imagen, que atrae hacia tí irresistiblemente todos los corazones, pues el Señor se ha dignado hacerte el conducto por donde se nos dispensan innumerables gracias y beneficios a todos los mortales.

Por eso, llenos de confianza, venimos a postrarnos ante tus plantas para pedirte el remedio en todas nuestras necesidades, pues Tú eres la madre de la misericordia y del amor, la distribuidora de la gracia y el perdón después de Jesucristo. ¿Quién nos encomendará a tí, Señora mía? Si Tú eres en las cosas dudosas nuestra luz; en las tristezas consuelo; en las angustias alivio; en las enfermedades médica divina; en los peligros y tentaciones fiel socorro. Tú eres después de tu Unigénito nuestra esperanza cierta de salvación. A tu piedad encomiendo, Madre querida, mi cuerpo y mi alma, y te ruego me mandes un rayo de luz divina para que alumbre nuestro entendimiento, y no se ofusque en los errores de la impiedad, sino que permanezca firme hasta el ultimo momento de mi vida, en la verdadera religión que felizmente profeso. Y al mismo tiempo te suplico Virgen Santísima del Rayo, pidas a tu Santísmo Hijo, que todos los que tienen la desgracia de no reconocerte, desde ahora te confiesen Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo y esposa de Dios Espíritu Santo y se acojan a tu poderosa protección. Tú que eres la madre de los pecadores, alcánzanos lo que te pedimos, sobretodo que, creciendo más y más nuestra confianza en Tí, te miremos como el remedio universal de todos nuestros males, y logremos alabar y bendecir a Dios en la mansión celestial. AMÉN Una limosna sin pedirla (1 Ave María) Un destino sin buscarlo (1 Ave María) Una buena amistad (1 Ave María) Virgen Santísima del Rayo, Ruega por nosotros. *** DIA 1/9 *** REZAR LA ORACIÓN INICIAL ¡Oh Señora, la más digna del amor y respeto de los hombres! llegó el día feliz determinado en los decretos del Altísimo para que por medio de un prodigio comenzaras a recibir de estos INGRATOS hijos tuyos los humildes homenajes que te habían negado. ¡Cuánto tiempo nos fué desconocida esta Imagen hermosísima! Yo adoro los ocultos secretos de la Providencia, me avergüenzo al recordar los desprecios y abandono con que fue tratada la belleza de tu simulacro, en ellos mismo veo tu generosa protección. Eres la Soberana bienhechora de los hombres: y deseando manifestarte en todas mis acciones cuánto te amo, ocurro a Tí, animado de los beneficios con que siempre he sido favorecido. Tu liberalidad alego: alcánzame lo que te pido, para que siendo tu hijo amante tuyo en esta vida, sea tu pequeño compañero en la otra. Amén REZAR 3 AVES MARÍAS Y LA ORACIÓN FINAL *** DÍA 2/9 *** REZAR LA ORACIÓN INICIAL ¡Oh Madre amantísima! Cuando Jesucristo irritado con las maldades y ofensas de este pueblo, parece que iba a tomar venganza de ellas cubriendo el cielo de espantosas nubes que amenazaban

con horribles rayos a todos sus ingratos habitantes, Tú, tierna, compasiva, y bienhechora, te interpones entre Dios y los hombres, ruegas, alegas tu favor, suplicas por los que habían de ser amartelados hijos tuyos, y sirviendo tu imagen sacrosanta como de un escudo impenetrable, defiendes de la indignación divina al desgraciado pecador que la había provocado con sus culpas; justo era Madre mía, que desde entonces te miráramos como el único blanco de su amor y reconocimiento, cuántos no habían tenido la felicidad de corresponder a tus primeros beneficios. Por tan señalado favor, te suplicamos Señora, que continuado los oficios tiernos de Madre cariñosa, nos alcances del Eterno lo que te pedimos siendo para gloria tuya, honra de Dios y bien de nuestras almas. Amén. REZAR 3 AVES MARÍAS Y LA ORACIÓN FINAL *** DÍA 3/9 *** REZAR LA ORACIÓN INICIAL Emperatriz soberana de los cielos, en cuyo honor al descargarse una deshecha tempestad sobre tu honrosa imagen, quiso Dios dejarnos un testimonio auténtico del respeto y veneración con que debes ser tratada, haciendo que el rayo, sin tocar las perfecciones de tu simulacro, ejerciese todo un poder en el lienzo que lo contenía, y manifestando así que aún las cosas insensibles te reconocen como su Reina y Señora; yo te suplico que encendido mi corazón en honor tuyo, y penetrado de aquella sumisión con que los mortales deben venerarte, lo manifieste siempre con mis obras y alcanzando en esta vez lo que te pido, me sirva para alabarte y bendecirte en la mansión del cielo. Amén. REZAR 3 AVES MARÍAS Y LA ORACIÓN FINAL *** DÍA 4/9 *** REZAR LA ORACIÓN INICIAL ¡Oh tierna y afligida Madre de Jesús! Cuántos motivos de vergüenza y confusión se me presentan cuando, fijando la vista en esta dolorosa imagen tuya, advierto al parecer, dejó bien estampada en el manto que la cubre. Al observarla en tu pintura recuerdo los amarguísimos dolores que dividieron tu inocente corazón y conozco que me enseñas la mortificación y penitencia, el gusto y la conformidad en los trabajos, la necesidad en que estamos de llevar la cruz hasta la muerte. Ya me conformo, Señora, con las disposiciones del Altísimo, bendeciré mil veces la poderosa mano de mi Padre Celestial aún en aquellos momentos en que irritado por mis culpas me castigue. Pero esto no me impide el que como hijo tuyo verdadero, me acoja a tu soberano patrocinio, para libertarme de la pena eterna que tan justamente he merecido. Yo sé, Madre mía, que mis lágrimas mezcladas con las tuyas serán agradables a mi Dios y que alcanzándome ahora una sincera penitencia, se convertirán después en el inefable gozo que por tu amor espero. Amén. REZAR 3 AVES MARÍAS Y LA ORACIÓN FINAL *** DÍA 5/9 *** REZAR LA ORACIÓN INICIAL ¡Dulcísimo encanto y poderoso imán de nuestro corazón! Virgen Sagrada María que, después de los maravillosos prodigios con que Dios nos obligó a venerarte en la belleza de esa imagen comenzaste a hacernos más sensible tu poderoso patrocinio para atraerte el corazón de los que siendo tuyos por

justicia, aún no te habían servido como su Reina y Señora; por esos mismos beneficios te suplico que entrando yo en el número de los queridos hijos tuyos a quienes te has dignado proteger singularmente, participe también de los ricos e inagotables tesoros de tu amparo, alcance lo que pido en esta novena y que mi corazón agradecido a tus favores no ame sino a Tí después de Dios, para adorarle en tu compañía en la gloria. Amén. REZAR 3 AVES MARÍAS Y LA ORACIÓN FINAL *** DÍA 6/9 *** REZAR LA ORACIÓN INICIAL ¡Oh excelsa Señora del Cielo y de la tierra! Tú eres el canal rectísimo por donde Dios derrama, en beneficio del miserable pecador, los inmensos raudales de su Misericordia infinita; así lo publican los favores sin número que disfrutamos los que con afecto de hijos, con humilde confianza y constante resignación en las disposiciones del Altísimo, nos acogemos a Tí, venerándote en esta tu imagen hermosísima del Rayo. Así cuando la naturaleza, obediente siempre a los decretos de tu Autor, pelea contra nosotros para castigar nuestras maldades, y nos niega las lluvias necesarias a los campos para que nos den el alimento indispensable, apenas se implora tu favor, y el corazón humillado se manifiesta arrepentido cuando enternecidas tus entrañas de dulzura, escuchas con agrado los clamores de los que te invocan. ¡Oh cuántas veces este venturoso pueblo no ha podido acabar de disfrutar sus obsequios, por las abundantes lluvias que te has dignado enviarle a sus primeras súplicas! El poder de tus ruegos es inmenso, el amor a tus devotos sin medida. Yo, confiado pues en ese mismo amor, espero alcanzar de Tí lo que te pido, vivir siempre sin provocar su indignación, y conseguir al fin la inmarcesible corona de la Gloria. Amén. REZAR 3 AVES MARÍAS Y LA ORACIÓN FINAL *** DÍA 7/9 *** REZAR LA ORACIÓN INICIAL ¡Oh Madre consoladora de los afligidos! Con qué satisfacción escucho a tantos pobres y necesitados que al bendecirte agradecidos si publican su miseria e indigencia, publican también las liberalidades de una Madre que, compasiva y cariñosa, les consuela en su necesidad, y les franquea cuanto le piden. Cuando más afligidos parece que ya van a perecer en la mendicidad, un socorro inesperado, una limosna no pedida, les hace advertir que los ruegos de su Reina saben inclinar en su favor la inescrutable providencia del Altísimo; si la grandeza de los principios del mundo se conoce por la multitud de ricos y poderosos cortesanos que los cercan, la tuya, ¡Oh Reina soberana! Brilla más agradable y majestuosa cuando mayor es el número de personas infelices que confiadas en tus misericordias te rodean. Yo, como una de ellas, postrada a tus plantas, te suplico me alcances de Él lo que te pido, y que siendo yo tu pobre en esta vida, sea tu cortesano alrededor de tu trono que ocupas en el cielo. Amén. REZAR 3 AVES MARÍAS Y LA ORACIÓN FINAL *** DÍA 8/9 *** REZAR LA ORACIÓN INICIAL ¡Oh María dulcísima! No puedo menos que derramar las más tiernas lágrimas de regocijo, cuando

dirigiendo la vista por la extensión toda del templo, no encuentro mas que monumentos clarísimos de la gratitud y reconocimiento de tus hijos, que comprueban hasta la evidencia lo seguro y lo poderoso de tu patrocinio. El pobre tullido, el triste ciego, el desgraciado enfermo, y el miserable afligido... todos publican que de aquí han sacado su alivio, su alegría, su salud y su descanso; todos ensalzan tus singulares beneficios al colocar agradecidos sus ofrendas a la presencia de tu hermosa imagen. Yo ahora te ruego me alcances lo que te pido en esta vez y que ofreciéndote en presente todo mi corazón en esta vida, quede limpio de las asquerosas manchas de mis culpas y hermoseado con la gracia y las virtudes, poseeré a Dios en la gloria en donde espero bendecirte eternamente. Amén. REZAR 3 AVES MARÍAS Y LA ORACIÓN FINAL *** DÍA 9/9 *** REZAR LA ORACIÓN INICIAL ¡Oh agraciada Princesa de los cielos! Hija amabilísima del Eterno Padre; no halla mi afectuosa devoción expresiones bastante significativas para declararte la humilde confianza con que dirijo a Tí mis ruegos a la presencia de esta imagen tuya. El recuerdo de los infinitos males que han afligido a nuestra débil, quebradiza naturaleza, me hace formar la más sublime idea de tu poderosa protección. Mientras otros desgraciados pueblos han sufrido en otras veces recios golpes de la Justicia Divina, irritada por la culpa; nosotros, protegidos singularmente por tu amor, y escudados con tu Imagen Soberana, hemos sido tratados como tus hijos para quienes fueron ¡tiernas miradas de Misericordia!, lo que para otros eran terribles señales de cólera y de indignación. Ruega pues, ahora por nosotros, alcánzanos lo que te pedimos en esta Novena, para que, siendo felices en este mundo, con la felicidad que trae consigo la virtud, lo seamos también en la Patria verdadera. Amén. REZAR 3 AVE MARÍAS Y LA SIGUIENTE ORACIÓN CON LA QUE CONCLUYE LA NOVENA: Tú que eres la madre de los pecadores, alcánzanos lo que te pedimos, sobretodo que, creciendo más y más nuestra confianza en Tí, te miremos como el remedio universal de todos nuestros males, y logremos alabar y bendecir a Dios en la mansión celestial. AMÉN VIRGEN SANTÍSIMA DEL RAYO, ¡ROGAD POR NOSOTROS!

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->