P. 1
El Aprendizaje Autoestructurante

El Aprendizaje Autoestructurante

4.77

|Views: 10.619|Likes:
Publicado porGustavo
Aprendizaje autoestructurante. Supone que la experiencia del aprendizaje es estructurada libremente por el mismo alumno, en base a sus intereses, necesidades y condiciones. En la sociedad actual, “aprender a aprender”, supone justamente eso, estructurar uno mismo su experiencia de aprendizaje. Si aceptamos que el aprendizaje se ha ampliado a lo largo del ciclo de vida, entonces debemos ser capaces de desarrollar nuestras propias experiencias de aprendizaje, y más aun con la ayuda de las TIC’s. El aprendizaje autoestructurante proporciona al alumno una experiencia más enriquecedora y significativa.
Aprendizaje autoestructurante. Supone que la experiencia del aprendizaje es estructurada libremente por el mismo alumno, en base a sus intereses, necesidades y condiciones. En la sociedad actual, “aprender a aprender”, supone justamente eso, estructurar uno mismo su experiencia de aprendizaje. Si aceptamos que el aprendizaje se ha ampliado a lo largo del ciclo de vida, entonces debemos ser capaces de desarrollar nuestras propias experiencias de aprendizaje, y más aun con la ayuda de las TIC’s. El aprendizaje autoestructurante proporciona al alumno una experiencia más enriquecedora y significativa.

More info:

Published by: Gustavo on Jan 14, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

05/23/2015

APRENDIZAJE AUTOESTRUCTURANTE

Gustavo Luis Vilca Colquehuanca mundo-diferente@hotmail.com

1.

ACONTECIMIENTO

El actual debate educativo respecto a los paradigmas constructivista y conductista del aprendizaje se ha visto modificado por dos grandes fenómenos de diferente naturaleza pero que pueden estar relacionados: a. Por un lado, la incursión de la tecnología que ha posibilitado, entre otras muchas cosas, la enseñanza en línea (más flexible) y, b. Por otro lado, el hecho de que el aprendizaje se ha ampliado de un modo formal a lo largo del ciclo vital lo que supone atender a un aprendizaje adulto supuestamente diferente al aprendizaje escolar. El primer fenómeno, el que se refiere al incremento de la presencia de las tecnologías de la información y comunicación [TICs] en el ámbito educativo, ha modificado considerablemente la concepción formal de los procesos educativos y su propia práctica. Mientras que el segundo fenómeno, el del aprendizaje a lo largo de la vida, se ve fuertemente orientado al “autoaprendizaje” lo que presupone un conjunto de competencias por parte de los alumnos que no siempre están desarrolladas con anterioridad. Estos elementos citados han inducido, a los teóricos del aprendizaje, a revisar los conceptos e hipótesis respecto a la forma como se da el proceso de construcción del conocimiento. Éste proceso que hace referencia a la interrelación entre objeto cognoscente, objeto cognoscible y los demás “agentes mediáticos” ha sido nuevamente pensado. Se sostiene que no se puede seguir apostando por un aprendizaje en términos de proceso lineal y que hace corresponder de manera fija y directa las acciones de enseñanza a las acciones de aprendizaje. Esta concepción refleja un alumno con una mente vacía que hay que llenar externamente por lo que la enseñanza es lo más importante y a lo que hay que prestar más atención en el diseño y desarrollo instruccional (Aprendizaje centrado en el Profesor). El otro extremo de esta concepción es también bastante extendida: el activismo individual (Aprendizaje centrado en el estudiante). Nos explicamos: existen algunas concepciones de carácter constructivista sobre los procesos educativos en los que se da total responsabilidad a la actividad constructiva y autoestructurante del alumno. De este modo, si se prepara el entorno de aprendizaje y se procuran unas buenas actividades manipulativas que lleven al alumno a tener contacto con lo contenidos a aprender la

evolución propia del ser humano y su actividad cognitiva parece que ya hará el él resto. Hasta aquí hemos planteado los dos extremos de un debate que enfrenta al conductismo con el constructivismo. Sin embargo, por lo visto ninguno de estos extremos ha sido capaz de dar respuesta al problema del aprendizaje en nuestro contexto actual. ¿Cómo hacer que el alumno siga aprendiendo y construyendo conocimiento en un contexto de cambio, con TICs y la noción de educación durante toda la vida? 2. PROBLEMA

Uno de los objetivos más importante dentro de la educación hoy es el de enseñar a los estudiante a que se vuelvan aprendices autónomos, independientes y autorregulados, capaces de aprender a aprender. Sin embargo, en la actualidad parece que precisamente lo que los planes de estudio de todos los niveles educativos promueven, son aprendices altamente dependientes de la situación instruccional, con muchos o pocos conocimientos conceptuales sobre distintos temas disciplinares, pero con pocas herramientas o instrumentos cognitivos que le sirvan para enfrentar por sí mismos nuevas situaciones de aprendizaje pertenecientes a distintos dominios y útiles ante las más diversas situaciones. Según los defensores del constructivismo hoy estamos más cerca de tan anhelada meta. Según ellos, se ha llegado a comprender, la naturaleza y función de estos procedimientos valiosos que coadyuvan a aprender de una manera estratégica. A partir de estos trabajos (Díaz, Frida), se ha conseguido identificar que los estudiantes que obtienen resultados satisfactorios, a pesar de las situaciones didácticas a las que se han enfrentado, muchas veces han aprendido a aprender porque: • • • • Controlan sus procesos de aprendizaje. Se dan cuenta de lo que hacen. Captan las exigencias de la tarea y responden consecuentemente. Planifican y examinan sus propias realizaciones, pudiendo identificar los aciertos y dificultades. • Emplean estrategias de estudio pertinentes para cada situación. • Valoran los logros obtenidos y corrigen sus errores.

El aprendizaje autoestructurante, orientado por el paradigma constructivista, es una estrategia de aprendizaje basada en el estudiante que pone el acento sobre los procesos individuales y endógenos de construcción del conocimiento y presenta la actividad autoestructurante del estudiante como el camino mejor, si no único, para que éste pueda llevar a cabo un verdadero aprendizaje que se adapta al entorno cambiente en el que se desenvuelve el alumno.

En suma aprendizaje autoestructurante, o lo que es lo mismo, aprender a aprender. Implica la capacidad de reflexionar en la forma en que se aprende y actuar en consecuencia, autorregulando el propio proceso de aprendizaje mediante el uso de estrategias flexibles y apropiadas que se transfieren y adaptan a nuevas situaciones. En el presente artículo presentamos los aspectos más importantes que caracterizan esta estrategia de aprendizaje. ¿Será realmente el ‘aprendizaje autoestructurante’ mejor que el aprendizaje puramente transmisivo? 3. 3.1.Teoría ¿Qué entendemos por aprendizaje?

Dada la gran variedad de definiciones y connotaciones que existen del término aprendizaje, para nuestro caso podemos definirlo como aquel cambio relativamente permanente en el conocimiento o en el comportamiento de una persona, por causa de la experiencia, que no puede ser explicado por un estado transitorio del organismo, por maduración o por tendencias de respuestas innatas. Para no caer en un abierto conductismo, consideramos hacer la siguiente salvedad: La causa del cambio, es la experiencia, y a diferencia del paradigma conductista, la experiencia a la que nos referimos es un proceso gradual de coconstrucción de relaciones significativas entre el sujeto y objeto, mediatizado por un agente traductor que se entromete entre ambos. De este modo, podemos referirnos a éste proceso de experiencia como “proceso de aprendizaje”. En el caso de la educación escolar, éste proceso se caracteriza por: a. Estar dirigido por un agente identificado como profesor, maestro, etc. Cumple el rol de ser el elemento mediático entre el sujeto (alumno) y el objeto (realidad). b. Una secuencia de actividades estructurada en algún nivel más o menos deliberado. c. Un sujeto (alumno), pasivo que accede a aprehender el objeto a través del agente mediático. Visto de este modo, la experiencia del aprendizaje, dentro de la educación escolar, presenta limitaciones que a continuación pasamos a exponer brevemente: a. Se genera una educación dependiente, donde el Agente mediático se hace prácticamente imprescindible. Forma en el sujeto del aprendizaje la

conciencia de que necesita siempre de un maestro que le enseñe, guié o dirija, y fundamentalmente que lo evalué. b. Al ser la educación escolar, igualadora y masificadora, obliga a los alumnos a ajustarse a una estructura específica de “la experiencia de aprendizaje”. Muchas veces, esta estructuración del aprendizaje no responde a las necesidades, posibilidades, expectativas y contexto de los alumnos. En la actualidad dos grandes fenómenos de diferente naturaleza pero que pueden estar relacionados, han agudizado las debilidades del sistema educativo vigente. Por un lado, la incursión de la tecnología de la información y comunicación (TIC’s) que ha posibilitado, entre otras muchas cosas, la enseñanza en línea (más flexible) y, por otro lado, el hecho de que el aprendizaje se ha ampliado de un modo formal a lo largo del ciclo vital lo que supone atender a un aprendizaje adulto supuestamente diferente al aprendizaje escolar. Estos dos fenómenos nos hacen ver lo inviable que puede ser la “experiencia del aprendizaje estructurado”. La incursión de las TIC’s en la educación nos hace ver como hoy más que nunca se puede diversificar y flexibilizar la educación a tal punto que “una estructura única de aprendizaje” empieza ha ser prácticamente obsoleto. Por otro lado, la ampliación del aprendizaje a lo largo del ciclo vital supone que se debe pensar en una educación no únicamente centrada en individuos de un grupo de edad específico. 3.2.- ¿Aprendizaje estructurado o conocimiento estructurado? Queda ahora explicitar, qué estamos entendiendo por aprendizaje estructurado y por conocimiento estructurado. O ¿es que ambos términos connotan lo mismo? a. Aprendizaje estructurado. Nos referimos como aprendizaje estructurado a toda aquella “experiencia” organizada en una secuencia sistemática de tareas, procedimientos y prácticas, para lograr cambios en el conocimiento o comportamiento. Según la literatura revisada, la estructura de ésta “experiencia” puede tener dos connotaciones. i. Aprendizaje heteroestructurante. Donde la estructura de la “experiencia” proviene de un elemento externo, el maestro o agente mediático. Este tipo de aprendizaje es el más difundido en el sistema educativo actual. El estudiante cuando ingresa al sistema educativo, encuentra estructuras rígidas con recetas pre establecidas. ii. Aprendizaje autoestructurante. Supone que la experiencia del aprendizaje es estructurada libremente por el mismo alumno, en base a

sus intereses, necesidades y condiciones. En la sociedad actual, “aprender a aprender”, supone justamente eso, estructurar uno mismo su experiencia de aprendizaje. Si aceptamos que el aprendizaje se ha ampliado a lo largo del ciclo de vida, entonces debemos ser capaces de desarrollar nuestras propias experiencias de aprendizaje, y más aun con la ayuda de las TIC’s. El aprendizaje autoestructurante proporciona al alumno una experiencia más enriquecedora y significativa. b. Conocimiento estructurado Por otro lado, el conocimiento estructurado connota a los esquemas mentales que se construyen en base a la información proporcionada por la experiencia del aprendizaje. Cuando el alumno representa al objeto en base a la información proporcionada por el maestro, decimos que se presenta aquello que denominamos “Conocimiento heteroestructurado”, puesto que el conocimiento construido no refleja la experiencia del alumno frente al objeto de estudio, sino mas bien, es el reflejo de la traducción del maestro acerca del objeto de estudio. En términos sencillos podríamos decir que el conocimiento heteroestructurado es aquel que se construye en base a información de segunda mano. En cambio, el conocimiento autoestructurado, vendría a ser aquel que se fundamenta en información de primera mano. Supone que el alumno tiene contacto directo con el objeto, sin la mediación de un traductor. 4. METODOLOGÍA

El aprendizaje autoestructurante, a nuestro parecer, constituye un planteamiento radical que busca derribar la práctica socialmente institucionalizada del Aprendizaje transmisivo. Extrapolando sus planteamientos no parece lejos hablar de aprendizajes sin maestros, aprendizajes sin ‘método preestablecido de aprendizaje’, aprendizajes si evaluación. Un caso típico de aprendizaje autoestructurado, que nos ha sido sugerido, es el “Aprender maneja bicicleta”. La experiencia del aprendizaje para lograr la destreza del manejo de una bicicleta, como podrá notarse, no requiere de maestros ni de métodos preestablecidos para que se de. En este caso al sujeto de aprendizaje estructura su experiencia de forma autónoma, su relación con la bicicleta es directa y no requiere necesariamente de un maestro. Intentar trazar una metodología para el aprendizaje autoestructurante es negar su validez. El aprendizaje autoestructurante no puede tener una metodología preestablecida, sino que debe ser elaborado como parte del aprendizaje mismo. 5. CONCLUSIONES

5.1

La educación en la actualidad se enfrenta a dos grandes retos, la incidencia de las TIC’s en todas las dimensiones de la vida humana, y la noción de que el estudio ya no es para toda la vida, sino mas al contrario, la educación seda durante toda la vida. El aprendizaje autoestructurante constituye una respuesta para enfrentar estos retos. "Todo lo que enseñamos directamente a un niño, estamos evitando que él mismo lo descubra y que por tanto lo comprenda verdaderamente." El aprendizaje autoestructurado no tiene una metodología, puesto que constituiría una negación a si misma. Es autoestrurado, justamente por que prescinde de métodos, recetas, maestros y estrategias de evaluación.

5.2

5.3

6.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Muñoz López Temístocles. 2004. Los Sistemas Educativos. Libro Versión digital en CD. Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades. Universidad Autónoma de Coahuila. Saltillo. 203 pp. 3.5 Mb.

Muñoz López Temístocles. 2002. Paradigmas en conflicto en la educación superior. El modelo de educación centrada en el estudiante y el aprendizaje. Articulo en Versión digital de Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades. Universidad Autónoma de Coahuila. Saltillo. http://www.uacs.ar.cr/XIIcongreso2004/ejes/virtualización.htm.

Barberà, Elena. 2002. Los fundamentos teóricos de la tutoría presencial y en línea. Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación Universitat Oberta de Catalunya. http://www.uoc.es./universos/ejes/vbases.pdf.

Frida Díaz Barriga. Enfoques de enseñanza. ¿QUÉ SIGNIFICA APRENDER A APRENDER?. Ver en http://www.rieoei.org/experiencias84.htm Castillo, Jonathan 2000. El aprendizaje cooperativo en las enseñanzas de las matemáticas. Ver en: http://www.monografias.com/trabajos4/aprend_mat/aprend_mat.shtml

Nieto Caraveo L.M. 2001 “De lo fácil a lo difícil La metáfora del profesor facilitador”. Publicado en Pulso, Diario de San Luis Sección Ideas, Pág. 4a del

jueves 30 de agosto de 2001. Versión extensa. Documento web: http://ambiental.uaslp.mx/docs/LMNC-AP010830.pdf

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->