P. 1
2012-08-01 Reformas propuestas al proyecto de reforma a la Ley Orgánica de la Policía de la Provincia de Salta

2012-08-01 Reformas propuestas al proyecto de reforma a la Ley Orgánica de la Policía de la Provincia de Salta

|Views: 403|Likes:
Publicado poranon_493864121
Propuesta de la Asoc Ragone presentada el dia 01 de agosto de 2012 ante la Cámara de diputados con respecto al Proyecto de Reforma a la Ley Orgánica de la Policía de la Provincia
Propuesta de la Asoc Ragone presentada el dia 01 de agosto de 2012 ante la Cámara de diputados con respecto al Proyecto de Reforma a la Ley Orgánica de la Policía de la Provincia

More info:

Published by: anon_493864121 on Aug 01, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/02/2013

pdf

text

original

Salta, 01 de Agosto de 2012 Propuestas y observaciones al proyecto de reforma a la Ley Orgánica de la Policía de la Provincia de Salta elevado por el Sr.

Gobernador de la Provincia Dr. Juan Manuel Urtubey JUSTIFICACIÓN Las propuestas aquí vertidas se enmarcan en la legislación internacional sobre derechos humanos que la Constitución Nacional incorpora, como así también la Constitución Provincial a partir de su reforma de 1994. Se perfila en base a los lineamientos de las políticas nacionales planteadas por el Ministerio de Seguridad de la Nación. En concordancia con la legislación internacional asumimos el paradigma de la prevención en materia de Seguridad, tanto de la Policía en relación con la Comunidad y de la Institución Policial para con sus propios miembros, como así también en materia de derechos humanos. En este sentido, toda actitud legislativa debe partir del postulado básico que no se puede exigir el respeto por los derechos humanos a quienes no lo pueden vivenciar como parte de sus propios derechos. La presente propuesta tiene por objeto dotar al personal policial de una Dirección de Desarrollo Humano. Actualmente no existe en la Fuerza una Dirección que cumpla acabadamente con todas las necesidades del personal que hacen a su bienestar y que posibilite una mayor eficiencia en el cumplimiento de sus tareas de proveer seguridad. El objetivo es promover herramientas específicas que rompan con la falsa antinomia entre seguridad y derechos humanos, promoviendo una cultura institucional en la que la protección de los derechos fundamentales y la equidad de condiciones sean cualidades del proceso de fortalecimiento institucional y se traduzcan en un mejor desempeño. Por todo ello es que se proponen algunos cambios al Proyecto de Reforma a la Ley Orgánica de la Policía de la Provincia de Salta que por estos días se debate en el Palacio Legislativo de la Provincia.

Página 1 de 7

Por una reforma integral de las leyes de policía La presente Ley en discusión aborda solo una dimensión de la compleja estructuración policial en relación al modo en que está organizada. La sanción de la misma pondría en contradicción disposiciones vigentes en otras leyes que regulan la vida institucional del policía y su relación interna y externa en el cumplimento de sus funciones, a saber: la Ley del Personal Policial, y la Ley de Retiros y Pensiones. Proponemos la creación de una comisión legislativa a tal efecto. ________________________________

Incorporación del Titulo Primero Capítulo III bis (a continuación del capítulo III, sobre los ‘Principios Básicos y Valores de Actuación’) CAPITULO III bis Garantías para el cumplimiento de la función policial Artículo 10 bis.- El personal de la Policía de la Provincia de Salta tiene, entre otros, los siguientes derechos y garantías: 1. Derecho a un trato digno y respetuoso por parte de la comunidad y de los demás miembros del cuerpo policial. 2. Derecho a la igualdad y a no ser víctimas de discriminaciones fundadas en la raza, el sexo, género, credo, la condición social, la orientación política, o aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona. 3. Derecho a la protección de sus familias, para que las relaciones familiares se funden en la igualdad de derechos y deberes, la solidaridad, el esfuerzo común, la comprensión mutua y el respeto recíproco entre sus integrantes. 4. Derecho al tiempo libre, el descanso y la recreación. 5. Derecho a la salud y a recibir atención médica de emergencia.

Página 2 de 7

6. Derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias. La satisfacción progresiva de este derecho es obligación compartida entre los funcionarios y funcionarias policiales y el Estado a través de políticas sociales y facilidades para acceso al crédito para la construcción, adquisición o ampliación de viviendas. 7. Derecho a recibir educación continua, permanente y de calidad, para su mejoramiento personal y profesional. 8. Derechos laborales y de seguridad social, de conformidad con lo establecido en esta Ley, sus reglamentos y resoluciones. 9. Derecho a la defensa y al debido proceso, especialmente en los procedimientos dirigidos a determinar responsabilidades e imponer sanciones penales o disciplinarias. En estos casos tendrán derecho a recibir asesoría, asistencia y representación de la Defensa Pública especializada. 10. Los demás establecidos en la Constitución de la República, leyes, reglamentos y resoluciones, siempre que sean compatibles con el servicio de policía. ________________________________ Modificación del inciso ‘k’ del Artículo 12, Capítulo IV del Título Primero (referente a las ‘Funciones y Atribuciones de Policía de Seguridad’) El mismo en la propuesta de reforma dice: Artículo 12.[…] k) Proveer a la seguridad de los funcionarios, empleados y bienes del Estado. Proponemos modificarlo de la siguiente manera: Artículo 12.[…] Página 3 de 7

k) Otorgar custodia a las autoridades legalmente constituidas cuando en circunstancias especiales la autoridad policial amerite su conveniencia y necesidad, adoptando por si todas las medidas de seguridad que resulten oportunas.

La intencionalidad de esta propuesta está ligada a la equidad en el uso de los servicios públicos del Estado, evitando la desvirtuación de sus funciones de autoridad por parte de funcionarios que se benefician de recursos humanos públicos para cuestiones privadas. Por ejemplo, la inequidad de la medida, cuando en algunos hospitales públicos se observan deficiencias en la seguridad por falta de recursos cuando esta debe ser contratada a agencias privadas.

________________________________

Eliminación de la frase a continuación, en el artículo 30, del Capítulo II, del Título Segundo (referido a ‘Estructura Orgánica y correlación jerárquica’): … ‘estando facultado el Poder Ejecutivo a designar personal civil por razones de oportunidad o conveniencia’… En la propuesta original el artículo completo dice lo siguiente:
Artículo 30.- La conducción de los órganos que componen la estructura, será ejercida jerárquicamente por personal policial en actividad, con la siguiente correlación: a) Comando Superior de Policía: Comisario General; b) Subjefatura de Policía: Comisario General; c) Dirección General: Comisario General; d) Dirección: Comisario Mayor; e) Departamento: Comisario Inspector; f) División: Oficial Jefe; g) Sección: Oficial Subalterno; h) Oficina y Puesto de Control: Oficial Subalterno o Suboficial Superior. A los fines señalados se procurará que el personal tenga una especialización pertinente para el cargo a desempeñar, estando facultado el Poder Ejecutivo a designar personal civil por razones de oportunidad o conveniencia. Podrá subrogar en un cargo de mayor nivel del que corresponda a su grado policial, pero no desempeñar uno menor al de su jerarquía. El ejercicio de la subrogancia será accidental o interina, e implicará el reconocimiento del haber correspondiente al grado correlativo del cargo subrogado durante el tiempo que dure la designación.

Página 4 de 7

La incorporación de personas civiles en cargos importantes de la conducción técnica policial, daña la estructura y cadena de mando al interior de la institución. Si bien a primera vista podría pensarse que la penetración civil de la policía en sitios de mando privilegiaría la apertura policial a la ciudadanía, la experiencia ha demostrado que la tendencia internacional en cuanto a la democratización policial no puede ser entendida en estos términos; sino apuntando a la profesionalización y respeto del conocimiento técnico y del aprendizaje intransferible del ciudadano que deviene en policía tras un proceso específico de capacitación y socialización, en el cual el Estado invierte importantes recursos. En otro sentido, la incorporación de dirigentes civiles en la estructura de mando, produciría a mediano o largo plazo, la politización policial como un efecto no deseado de las especiales relaciones informales y de interés que devienen en todo grupo de camaradería. Salvando las distancias del tipo de interés político y el respeto por la vida democrática entre la conducción política actual y la de la última parte de la década de los setenta, un ejemplo contundente de los efectos no deseados de este sentido de la intervención ha sido la total subordinación policial a un grupo de poder civil y militar en la última dictadura argentina. ________________________________

Incorporación de un nuevo inciso (w) al Artículo 32, del Capítulo III del Título Segundo (Correspondiente al ‘Comando Superior de la Policía de la Provincia de Salta’) Artículo 32.- Corresponde al Jefe de Policía ejercer la conducción y representación de la Institución, con las siguientes atribuciones: […] w) Disponer los medios necesarios para el correcto funcionamiento de la Dirección de Desarrollo Humano conforme lo establece la presente ley.

Página 5 de 7

________________________________ Modificación del inciso ‘f’ del Artículo 40, del Capítulo VI del Título Segundo (referido a las ‘Direcciones Generales’) Cambiar la denominación de la actual Dirección General de Recursos Humanos por ‘Dirección General de Desarrollo Humano’. A continuación se explica el motivo del cambio en la mención, en relación a la superposición negativa de las dimensiones ‘disciplinar’ y ‘de derechos’ en la vida policial. ________________________________

Modificación al Artículo 46, del Capítulo VI del Título Segundo (referido a las ‘Direcciones Generales’) En la propuesta de reforma que se discute, el artículo enuncia lo siguiente:
La Dirección General de Recursos Humanos tiene por misión centralizar todo lo relativo a la administración, distribución, control institucional, patrimonial, financiera y disponibilidad de los recursos humanos de la Institución, incluyendo salud y bienestar, a fin de satisfacer las necesidades orgánicas y funcionales de la misma. Tiene a su cargo el régimen disciplinario, sin perjuicio de la competencia asignada a la Auditoría General de Asuntos Internos y de lo previsto por la Ley Nº 7310.

Proponemos la siguiente redacción: Artículo 46.- La Dirección General de Desarrollo Humano tiene por misión centralizar todo lo relativo a la administración, distribución, control institucional, patrimonial, financiero y disponibilidad de los recursos humanos de la Institución. Coordinará y ejecutará programas para la mejora de la salud, bienestar, recreación, inserción e integración con la comunidad, capacitación y contención del personal como de su familia, a fin de satisfacer las necesidades orgánicas y funcionales de la unidad. Asimismo coordinará cursos de capacitación permanente del personal activo y pasivo, y asegurará e informará al mismo todo lo relativo al Página 6 de 7

régimen de pensiones retiros, asistencia familiar y de la seguridad social. El Comando Superior de la Policía dotará a éste departamento de todo el personal profesional y los medios necesarios para su funcionamiento conforme los fines de la presente ley. Concretamente, la propuesta consiste en la eliminación del régimen disciplinario que actualmente la Dirección General de Recursos Humanos compromete en sus funciones; y en el cambio de denominación de la misma por ‘Dirección General de Desarrollo Humano’. El régimen disciplinario ya es competencia de otras áreas como la Auditoría General de Asuntos Internos y de lo previsto por la Ley Nº 7310. La intencionalidad central de esta propuesta es generar un espacio institucional que le permita al personal policial la identificación con sus propios derechos, enteramente definido y consustanciado con la normativa internacional al respecto, y perfectamente diferenciado de toda actividad disciplinaria. Hasta hoy, la intersección de ambas dimensiones de la vida policial (disciplinar y de derechos) en la estructura funcional ha producido en los subordinados el malestar de sentirse indefensos frente a la propia institución en la en principio y al comienzo de sus carreras, confían. Pero también la confusión en los jefes, que incrementan el uso discrecional de sus poderes frente a los subordinados en situaciones que nada tiene que ver con la disciplina y el orden.

Fernando Pequeño Ragone
Presidente Asoc. Ragone

Página 7 de 7

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->