P. 1
Riego Por Surcos

Riego Por Surcos

|Views: 272|Likes:
Publicado porAndrés Escorche

More info:

Published by: Andrés Escorche on Jul 31, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PPTX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/19/2015

pdf

text

original

Andrés J.

Escorche Pérez Carlos Reillo Ortega

Consiste en pequeños canales o surcos paralelos a la línea de plantación, poco profundos y uniformemente espaciados, utilizados durante el periodo de tiempo necesario para que el agua se infiltre y llegue a la zona radicular del cultivo, tanto verticalmente como de forma lateral, hacia los costados del surco, donde se encuentran las raíces del cultivo

Su eficacia depende del movimiento lateral del agua.  Debido a la infiltración vertical y horizontal este sistema funciona bien para suelos de permeabilidad intermedia.  Hay que prestar atención al movimiento de sales solubles (las sales se acumulan en la zona superior), fertilizantes y herbicidas arrastrados por el agua.  Son apropiados para regar plantas que están expuestas a daños por el agua que cubre la parte alta o los tallos de las plantas.  Adecuado para hortalizas pues el agua no moja la parte aérea.  Precisa mano de obra experimentada y preparación del terreno.


 

Forma del surco y el lomo Separación del surco Pendiente del surco Longitud del surco

La forma más corriente es el tipo en V. Con estos surcos, de 15 a 20 cm de profundidad y 25 y 30 cm de anchura, conducen un caudal aproximado de 3 l/s en pendientes relativamente suaves.

Los surcos de base ancha se utilizan en terrenos que absorben el agua lentamente, ya que aumentando el perímetro mojado el agua dispone de mayor superficie para penetrar en el suelo. Son aproximadamente en forma de U y generalmente tienen una anchura de fondo de 15 a 25 cm.

En las pendientes pronunciadas, el agua tiende a formar un canal más estrecho, mientras que sobre pendientes más suaves forma un canal más ancho. Estas tendencias son más acusadas sobre los suelos arenosos que sobre los arcillosos. Para contribuir a mantener el agua esparcida sobre toda la anchura, pueden hacerse los fondos más rugosos o con ondulaciones. La forma del lomo es normalmente plana o ligeramente redondeada, pudiendo plantarse en cada lomo una o dos hileras de plantas


 

Forma del surco y el lomo Separación del surco Pendiente del surco Longitud del surco

El objetivo principal de seleccionar la separación de los surcos es asegurarse de que el movimiento lateral del agua entre surcos adyacentes mojará la totalidad de la zona radicular de la planta. Depende del tipo de terreno: – Arenosos: <50 cm – Textura media: 50-100 cm. – Arcillosos: hasta 150 cm

Suelos con perfiles uniformes depende principalmente de la textura de suelo. En las arcillas la imbibición es mayor que en las arenas. Para obtener una humectación completa de los suelos arenosos (profundidades de 1,2 a 1,8 m,) los surcos deben trazarse con una separación menor de 50 cm. En suelos arcillosos uniformes podría conseguirse el mojado completo a iguales profundidades separando los surcos 120 cm. Los suelos de perfil no uniforme tendrán un movimiento lateral del agua mayor que los de perfil uniforme. El movimiento lateral aumenta en suelos que descansan sobre capas menos permeables o de transición abrupta en la textura del suelo.


 

Forma del surco y el lomo Separación del surco Pendiente del surco Longitud del surco

La máxima capacidad de erosión la presentan los suelos no cohesivos en los que predominan las partículas de arena fina y de limo. Para evitar una erosión excesiva cuando se riegan plantas de cultivo, la pendiente del surco en la dirección del movimiento del agua no debe exceder del 2 %. En zonas en las que llueve intensamente, las pendientes mayores del 0,3 % pueden dar como resultado la erosión del suelo. Restricciones: – Arenoso: I=0.25 (eficiencia muy baja, exceso de infiltración) – Franco-arenoso: I=0.40 – Franco-arenoso fino: I=0.50 – Arcilloso: I=2.5 – Franco: I=6.25


 

Forma del surco y el lomo Separación del surco Pendiente del surco Longitud del surco

Los surcos deben ser todo lo largos que permita la eficiencia razonable en la aplicación del agua. Los surcos cortos exigen que las acequias de abastecimiento o las tuberías estén separadas a intervalos cortos. Esto aumenta considerablemente el coste de instalación del sistema. Si lo surcos son demasiado largos, puede penetrar en el suelo cantidad excesiva de agua por el extremo superior del recorrido de riego antes de que el extremo inferior esté convenientemente regado. Esto es particularmente probable con suelos profundos permeables, con grandes velocidades de infiltración.

Los factores principales al determinar las longitudes máximas de los surcos son el tipo de suelo, la pendiente y la planta que ha de cultivarse. Con pendientes suaves (menores del 0,3 al 0,5 %), la longitud de recorrido puede aumentarse a medida que aumenta la pendiente. Con pendientes de más del 0,5% hay que disminuir la longitud a medida que aumenta la pendiente para evitar la erosión. Los surcos deben ser más cortos para suelos arenosos, que absorben rápidamente agua y tienen baja capacidad de retención de la misma, que para suelos arcillosos, con velocidad de absorción pequeña y alta capacidad de retención de agua.

 

 

El gasto, o unidad. de flujo, es el caudal suministrado a cada surco. Se mide en litros por segundo. En surcos cortos y lisos se usa un caudal grande para llenarlos rápidamente, se corta el flujo y se deja que el agua encharcada se infiltre en el suelo. Con surcos largos en pendiente, es preciso regular el flujo durante el riego. El gasto máximo de flujo permitido al comienzo del riego se determina por la necesidad de prevenir la escorrentía, el rebose de los lomos y la erosión del suelo. El flujo máximo no erosivo en surcos puede calcularse a partir de la ecuación:

S es la pendiente expresada en porcentaje y C es 0,60 cuando Qm está dado en litros por segundo.

Alimentación directa

Zig-Zag

Acequia auxiliar

Sifones

Más tradicional y fue el usual hasta finales del Siglo XIX en que se inventó el riego localizado. Su tendencia actual es a ser sustituido por otras técnicas ya que su mayor inconveniente es el despilfarro de agua.
Las pérdidas de agua originadas sólo por evaporación, en largos recorridos y a cielo abierto, se estiman en aproximadamente un 25%, sin contar las filtraciones incontroladas, etc. El riego por inundación se usa cuando se tiene un suelo demasiado llano, con pendiente menor del 0,2%. El agua se desplaza sobre la superficie del área a regar, cubriéndola total o parcialmente, conducida solamente por la diferencia de cota entre un punto y otro por la acción de la fuerza de la gravedad.

Se divide en dos grupos.
-

Sin pendiente, la superficie a regar es “llana”, el método consiste en “llenar” el surco o la melga con el volumen deseado de agua y luego cerrar este “recipiente” y pasar a regar otros. Permanecen con agua hasta que el volumen se infiltra. Las PÉRDIDAS se producen por percolación en cabecera. Con pendiente, el riego consiste en hacer escurrir el agua durante un tiempo para que se infiltre el volumen que deseamos aplicar. Las PÉRDIDAS además de producirse por infiltración diferencial en cada punto se producen por escurrimiento al pie de la parcela.

-

-

Dicha inundación puede ser natural, cuando se aprovecha la elevación de nivel de los ríos, caso de los deltas del río Nilo y Paraná; o puede ser artificial, en cuyo caso el hombre sistematiza los terrenos, conduce el agua y los inunda.


-

Riego por alcorques.
Procedimiento mixto de los sistemas de infiltración y de inundación. En él se transporta el agua entre dos lomos hasta las inmediaciones del árbol o arbusto, donde se ha excavado una poceta o alcorque, donde se infiltrará lentamente. Para dimensionarlos es preciso dividir la cantidad de agua a aplicar cada vez por el número de pies que hay en la hectárea. Harán falta módulos de 10 o más litros/seg. Muy usado en jardinería, donde se realizan a veces canalizaciones permanentes para asegurar la mejor y más uniforme distribución del agua. En campo abierto se emplea para plantaciones jóvenes que ya pasaron la fase inicial de su desarrollo.

-

-

Riego por alcorques.


-

Riego moderno de frutales por estanques en contorno.
Utilizar terrazas con formas caprichosas, adaptándose al relieve local. Los caballones que delimitan las tablas tienen una altura de 30 a 35 cm y una base de 1,2 a 1,5 m. Cada terraza tendrá entre 3 o 4 árboles mínimo. Si la pendiente es superior al 1% conviene ceñirse al relieve, dando a los estanques formas irregulares y adaptándose a las curvas de nivel. Medidas de 150 a 250 m de largo por 9 a 18 m de ancho, pudiendo incrementarse o reducirse dependiendo e la dimensión de la finca. Es preciso un caudal instantáneo dos o tres veces superior para el riego de sumersión. Si se ciñen al relieve pueden establecerse incluso en laderas del 4%, a condición de dar a las terrazas sucesivas formas irregulares, adaptadas al relieve topográfica. Para la pendiente longitudinal debe tener valores óptimos del 0,1 al 0,15%,

-

-

-

-

Riego moderno de frutales por estanques en contorno.

Algunas ventajas de este método son: - Pocos gastos de establecimiento, en parajes que reúnen condiciones para ello por ser de por sí extremadamente llanos. - Se reducen al mínimo las pérdidas, tiene una buena eficiencia de aplicación. - Permite regar bien tierras poco permeables en climas áridos. - Tiene exigencias muy bajas de trabajo humano, sin exigir su capacitación previa cuidadosa. - Facilita la fertirrigación, siendo para esta finalidad un buen procedimiento de riego de superficie, porque da muy buena uniformidad a la distribución del agua con la nivelación adecuada.

Riego moderno de frutales por estanques en contorno.

Sus inconvenientes son: - Para realizar un riego eficiente y aplicable a grandes extensiones, es preciso disponer de módulos muy altos, difíciles de suministrar debido a las antiguas redes de acequias de los países. - En la mayor parte de las condiciones topográficas exige costosos trabajos de nivelación, que por ser muy enérgicos dejan la tierra con una fertilidad notablemente mermada. - Donde es factible la sumersión, se deterioran las condiciones físicas del terreno, el cual queda apelmazado, con porosidad y permeabilidad disminuidas. - La calidad del agua ha de ser excelente en cuanto a las sales y al sodio, porque las tierras poco permeables son susceptibles de una rápida salinización. - Como resultan formas irregulares, el sistema solo es aplicable a cultivos permanentes que exigen poco laboreo.


-

Regadío por inundación en un hurto de frutales ya plantados.
Tiene algunas complicaciones, ya que si la tierra presenta un relieve algo desigual se construyen estanques de forma irregular. Este sistema seguirá las líneas de los diques, que se construirán sin trabas. Se comenzará por dejar la superficie de la tierra totalmente allanada, sin terrones ni huecos. Debe emplearse el nivel topográfico de precisión, utilizándose una mira. Siempre se debe empezar a regar por la zona más elevada. El agua se lleva a la toma de cada terraza por acequias fijas, tuberías móviles o enterradas, siempre que vayan por la periferia del huerto.

-

-


-

Terrazas o estanques en contorno para cultivos anuales.
Adaptado a cultivos de ciclo anual, por lo que los estanques no pueden tener formas tan arbitrarias como si se tratara de plantaciones permanentes, y tendrán así mismo dimensiones suficientes.

-

La intensidad de la corriente depende del tamaño de la terraza a irrigar, de la velocidad de infiltración del agua y de las características topográficas locales. Una cifra media es de 70 litros/seg.
El cultivo más adaptado es el arroz, y otras plantas también son cereales de invierno, maíz, algodón, soja y praderas. Cubrir la tierra con una lámina de agua de 5 a 10 cm, solo se puede utilizar el sistema con cosechas que estén en condiciones de tolerar sin daño esa sumersión por espacio de 10 a 24 horas.

-

-

Terrazas o estanques en contorno para cultivos anuales.

Ventajas. - cuando se ha proyectado y se opera correctamente se logra una distribución uniforme con eficiencia de aplicación del 80%.
-

Las lluvias ocasionales se aprovechan íntegramente y el agua de drenaje es recuperable para el riego de otros estanques, con o sin elevación.
Las estructuras para controlar el agua son más baratas que en otros métodos de superficie y su manejo es fácil, no requieren mucha práctica ni habilidad. Ya nivelado el terreno apenas hay gastos de conservación, solo la revisión anual de los diques. Si se labra con arados reversibles y no se desnivela el suelo, su preparación para regar cada año es prácticamente nula.

-

-

Terrazas o estanques en contorno para cultivos anuales.

Terrazas o estanques en contorno para cultivos anuales.

Inconvenientes: - no es aplicable a tierras bastante o muy permeables, ni para aplicar dotaciones de menos de 500 m3/Ha.
-

Muchas plantas sufren con la inundación temporal, como la remolacha, la zanahoria, las cucurbitáceas,… por lo que nunca se las regará así.
Solo se pueden regar así terrenos naturalmente muy llanos después de una cuidadosa sistematización. Cuando los estanques son grandes el viento produce oleaje que compromete la estabilidad de los diques, por lo que es preciso esperar el crecimiento de una cubierta vegetal protectora en dichos muretes.

-

-


-

Riego por melgas.
En cultivos de una gran densidad de siembra, en los cereales y forrajeras sembradas “al voleo”. Los terrenos deben ser llanos. Para la pendiente, debe estar a nivel en el sentido transversal. En el sentido longitudinal: a) 0% de pendiente, sin desagües al pie y sin efecto de recesión de la lámina. b) Leve pendiente, entre 0.1 y 0.5%, con desagües al pie e importante efecto de recesión de la lámina. c) Pendiente fuerte, entre 0.5 y 1% con desagües al pie y limitado efecto de recesión de la lámina. Los valores óptimos en riego por melgas no superan 0.1 a 0.2 %.

-

-

Riego por melgas. Se toma como máximo un desnivel de 2,5 cm. Los bordes normalmente tienen una altura de 20 cm y un ancho variable (50 cm a 2 cm), dependiendo del cultivo que se siembre El caudal máximo no erosivo se determina ensayando diferentes caudales, o aplicando ecuaciones como la de Criddle:

-

-

-

El agua procedente del centro de acopio, discurre a través de grandes canales hasta los centros de distribución que repartirán por acequias hasta llegar a la parcela del riego, donde se repartirá por la parcela por efecto de la gravedad.


-

Riego de sumersión clásico.
El agua cubre el terreno más tiempo del estrictamente preciso para humedecer hasta su capacidad la zona ocupada por las raíces. El agua no permanece indefinidamente cubriendo el campo. Pasado un plazo más o menos largo, se le da salida. En Egipto se usa este sistema desde épocas remotas, derivando aguas del Nilo en agosto, beneficiándose de esto las cosecha de otoño: trigo, habas, lentejas y forrajes sembradas al oreo, pasada la inundación. Para sumersión natural, el agricultor no interviene más que para provocar o dirigir la derivación de las aguas o para darles salida terminado el riego.

-

-

-

Riego de sumersión clásico.


-

Riego de sumersión clásico.
Para la inundación artificial la superficie a regar se subdivide en una serie de estanques para controlar el desplazamiento del agua cuya extensión depende de las características del suelo y del módulo disponible.

-

Para reducir el desarrollo de diques se recomienda forma cuadrada para las tablas, siempre que la topografía local lo permita. Los muros deben tener una altura de 0,5 como mínimo, para que sobrepasen la altura del agua entre 0,2 a 0,3 m, a fin de que el oleaje que provocan los vientos no los rebase.


-

Cultivo del arroz.
Cuando la sumersión dura más de lo preciso se produce una pérdida de agua por percolación. En praderas situadas en vegas muy arcillosas que están inundadas muy pocos días, dicho perjuicio queda ampliamente compensado con la ventaja de la fertilización dejada por lo limos depositados. La importancia de las fugas es mayor en los arrozales porque están cubierto mucho tiempo por el agua y reciben dosis fuertes de abonos minerales. Ensayos en los que el nivel de agua es 9, 6, 3 y 1 cm y en otros no anegados, en los que el contenido de humedad era 100, 75, 50 y 30% de su capacidad total para el agua.

-

-

La percolación se trata de la infiltración en el fondo del estanque llamada vertical, y la que se produce a través de los diques perimetral o lateral. Se debe impermeabilizar los suelos.

Cultivo del arroz.

Cultivo del arroz.

Algunos métodos utilizados para economizar agua son: -Recuperación del agua: En arrozales situados en tierras normales las aguas infiltradas se recuperan captándolas a niveles inferiores. -Método de los fangos: consiste en formar un fango sumamente fino con el suelo húmedo o inundado, si es arcilloso, con el cual se deben recubrir las paredes de los diques, además del fondo de los estanques. -Uso de arcilla: consiste en añadir arcilla al agua de riego para que se interponga en los huecos del suelo obturándolos a fin de dificultar el paso del agua. Con ello subimos los rendimientos del arroz en un 30%. -Empleo de bentonitas: se han ensayado los efectos de la adición de bentonitas a los suelos para reducir su permeabilidad, siendo factible disminuirla notablemente.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->