P. 1
Cultura Valdivia y Chorrera

Cultura Valdivia y Chorrera

5.0

|Views: 43.694|Likes:
Publicado porCristhian Garcia

More info:

Published by: Cristhian Garcia on Jul 29, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/20/2015

pdf

text

original

Valdivia es una cultura arqueológica precolombina que se desarrolló entre el 3500 y el 1800 a. C.

en la costa occidental del Ecuador Se acento en la Península de Santa Elena y tambíen en el estuario del Guayas, en Los Ríos, Manabí y El Oro.

Contenido
[ocultar]
    

  

1 Historia o 1.1 El caso de la cultura valdiviana 2 Ambiente y Localización 3 Organización social 4 Economía 5 Arte o 5.1 Morteros o 5.2 Venus de Valdivia o 5.3 Cultos fúnebres 6 Referencias 7 Véase también 8 Enlaces externos

[editar] Historia
El desarrollo de la cultura valdiviana dio paso en la misma región a la cultura Machalilla y muchos de sus elementos culturales, como la cerámica, se difundirían rápidamente hacia las áreas vecinas. La gente de esta cultura fueron ceramistas que fabricaron figurillas femeninas, las más antiguas de piedra y luego de barro, a veces sencillas y otras mas elaboradas,eran objetos relacionados con la fertilidad y la salud.

[editar] El caso de la cultura valdiviana

La cerámica valdiviana es la más antigua de América. Restos de cerámica valdiviana en el Museo de La Plata (Argentina).

El descubrimiento de esta cerámica tan antigua fue en un baño público de la costa ecuatoriana, hace algunas décadas, trajo consigo fama para el Ecuador, desde el punto de vista arqueológico; pues valdiviana aparece como una verdadera cultura del Periodo formativo. No hay duda de que los valdivianos siguieron las tradiciones arcaicas de la caza, la pesca y la recolección de moluscos, pero no se encuentran hasta ahora pruebas claras de que la valdiviana fuese una cultura intensamente agrícola.

[editar] Ambiente y Localización
Pero lo más sobresaliente, es que tenían la costumbre y habilidad para trabajar la arcilla que obtenían del suelo para realizar hermosas piezas de cerámica, entre las que se destacan los figurines femeninos llamados hoy "venus", que muestran un culto especial a la mujer y la fertilidad.

[editar] Organización social
Como el resto de las sociedades de la época, la cultura valdiviana tendría una organización de tipo tribal. Regulaban su vida a través de relaciones de reciprocidad y lazos de parentesco, que aseguraban la supervivencia del grupo. Es posible que contaran con jefes y especialistas en las relaciones con la esfera sobrenatural. Un buen resumen de la arquitectura formativa y de los poblados tempranos que puede ser de interés para el lector fue escrito hace pocos años por Echeverría (1998). La presencia de entierros debajo del piso arcilloso de las chozas residenciales es bastante característico de muchas sociedades agrícolas. En efecto, los entierros sirven como títulos de propiedad que indican cual linaje es dueño de la propiedad. Quizás los valdivianos hacían lo mismo. En muchas sociedades agrícolas en este nivel de desarrollo en el mundo, la propiedad pertenece a las mujeres y los linajes se definen por el lado femenino ("sociedad matrilineal"). La presencia de una "matriarca" en entierro muy especial en el montículo del osario de Real Alto posiblemente refleje una organización matrilineal para la cultura valdiviana. Este mismo entierro sugiere algo más que un simple sistema matrilineal, porque esta mujer recibió atención muy especial. Primero, su tumba fue recubierta por piedras de moler. Luego, a los pies fue enterrado un hombre degollado y descuartizado, evidencia de un posible sacrificio en honor a la mujer. Tercero, hay evidencia de siete entierros secundarios en la misma tumba, probablemente realizados durante distintos ritos posteriores. Otro dato interesando sobre el osario es la presencia de entierros de niños en lo que parece ser recinto muy especial. Según estas observaciones, la sociedad valdiviana se estaba transformando en una sociedad no igualitaria. Uno de los rasgos del cacicazgo es la concentración de autoridad en manos de herederos, y arqueológicamente se puede observar esta práctica por medio de entierros con víctimas sacrificadas. Un niño con atención tan especial probablemente nació con un rango privilegiado, ya que no tuvo tiempo en la vida para ganar este estatus. En el sitio OGSE-80 de la cultura Las Vegas, se encontraron alrededor de 190 individuos en 61 pozos. A pesar de esta riqueza de evidencia, no hubo ninguna señal ni de desigualdad social ni de sacrificios.

[editar] Economía
Su economía era mixta, basada en la agricultura y la obtención directa de recursos naturales. Los cultivos principales eran maíz, porotos y calabazas. Es posible que también plantaran ají y maní, así como algodón. Recolectaban frutos silvestres como papayas, piñas, chirimoyas y paltas, cazaban venados, pescaban y recolectaban mariscos. La cultura valdiviana dio paso, en la misma región, a la cultura Machalilla. Transmitiendo a esta muchos elementos culturales, especialmente aquellos relacionados con la innovación en la cerámica.

[editar] Arte

Cerámica valdiviana en fase de reconstrucción. La cultura valdivia destaca por ser una de las primeras sociedades americanas en que se masificó el uso de la cerámica. Confeccionaban principalmente ollas, cuencos y escudillas, siempre de boca ancha y base cóncava. Para la decoración de estas vasijas emplearon diversas técnicas: modelado, inciso o estampado, con las que realizaban motivos geométricos, sobre vasijas generalmente pulidas. Otro elemento destacable de la alfarería de esta cultura son las figurillas, las que en un comienzo fueron hechas de piedra y luego de cerámica. La mayor parte representa mujeres, que muestran distintas fases de la vida femenina, como la pubertad y el embarazo, el parto. La importancia que tenía el adorno personal para esta cultura, también se muestra en figurillas con bezotes o adornos labiales, collares y orejeras. Estos elementos se harían principalmente de conchas marinas como el molusco bivalvo Spondylus sp. y el caracol Strombus sp., que posteriormente tendrían gran importancia para la ritualidad de los pueblos andinos. Sin embargo no hay una certeza absoluta en lo que se refiere a sus orígenes. Otros autores asocian el origen de la cultura valdiviana con grupos anteriores ubicados en la región amazónica, también basados en las semejanzas de su producción en alfarería. Utilizaron motivos geométricos, sobre vasijas generalmente pulidas.

Otro elemento destacable de cerámica de la cultura valdiviana son las figurillas. Las más antiguas fueron hechas de piedra, pasando luego a la cerámica. La mayor parte representa mujeres, que muestran distintas fases de la vida femenina, como la pubertad y el embarazo, el parto.

[editar] Morteros

Mortero, Valdivia Jaguar, Costa Sur (4000 a 1500 a. C).

Mortero, Valdivia Loro, Costa Sur (4000 a 1500 a. C).

Mortero, Valdivia-Chorrera Mono, Costa Sur (1400 a. C.).

Mortero Valdivia-Machalilla Jaguar, Costa Sur, Ecuador // 2000 a 1300 a. C.). Los morteros en forma de felinos, monos y loros servían para pulverizar sustancias medicinales y alucinógenas, la hoja de coca con la cal eran los elementos mas utilizados.

Figuran entre la parafernalia de antiguos ritos de transformación religiosa facilitada por el uso de plantas de poder. Los morteros, caracterizados por tener un recipiente cóncavo, fueron utilizados para moler alimentos, preparar pigmentos o colorantes, medicinas o veneno, para sus actividades de cacería o magia. A su función frecuentemente añadieron elementos artísticos ornamentales.Por lo que Ecuador es muy valioso por tener la cultura valdivia.

[editar] Venus de Valdivia
Las Venus de Valdivia son figuras de barro y piedra, las estatuillas son famosas por resaltar las formas femeninas, usualmente desnudas, y por portar peinados de todos los tamaños. El peinado en esa cultura, mientras más elevado era, indicaba que la mujer tenía una jerarquía más elevada dentro de su grupo. Las figuras empezaron a ser de piedra, para pasar poco a poco a barro. La arcilla la recogían de su suelo y pronto se convirtieron en una referencia posterior, ya que fue una temática muy repetida. Por este hecho, vemos la diferencia estética y técnica de las diversas culturas que le precedieron. Todas las figurillas de arcilla y piedra de la cultura valdiviana tienen los mismos rasgos, a saber: ojos simplemente como incisión y en forma de grano de café, línea gruesa de cejas que hace la forma de la nariz, brazos juntos en el cuerpo y piernas sin pies. Además, tienen formas redondeadas y todas ellas tienen marcado el sexo, sobre todo los pechos. Otro rasgo importante son los complicados peinados que todas ellas llevan. Aunque se ha teorizado mucho acerca de su finalidad, cuestionándose también el nombre dado de Venus, se encontraron muchas de ellas en tumbas y enterradas en campos. Se cree que serían una especie de talismán para fecundar la tierra y para propiciar la fertilidad. Por ello, se haría hincapie en su sexo. Además, se han encontrado muchas de estas piezas y podemos ver cómo se representan los distintos momentos fértiles de la mujer: juventud, parto, embarazo.

[editar] Cultos fúnebres
El entierro de los difuntos se realizaba en los mismos montículos de las viviendas, aunque no está claro si éstas eran abandonadas después. A veces, los niños eran enterrados en vasijas cerámicas. Se han encontrado entierros de todos los tipos, primarios y secundarios, individuales y colectivos. Los perros domésticos también se sepultaban, siguiendo un patrón funerario parecido al de sus amos. La gran cantidad de figurillas fragmentadas encontradas en los sitios arqueológicos hace pensar que estas eran elementos de uso ritual, posiblemente asociados a la fertilidad, dada la se ven figurillas con la mejilla hinchada y pequeños recipientes para guardar la sustancia que libera el alcaloide.

La Cultura Valdivia

Venus de Valdivia Desde su descubrimiento en 1956 por Víctor Emilio Estrada esta cultura ha creado más dudas que respuestas sobre el pasado del mundo precolombino. Su gran reconocimiento mundial se basa en su bella y antigua cerámica, destacando sus “Venus de Valdivia” y el hecho de que la antigüedad de esta cerámica sea mucho más anterior que la de Colombia (3,200 a.C.), México (2,600 a.C.) y Perú (1,800 a.C.). En los primeros años de su descubrimiento se reconoció que la cerámica más antigua correspondía al año 3,100 a.C., en años posteriores se descubrió cerámica aun más antigua, aunque más rudimentaria, que databa del 3,600 a.C. sin embargo a pesar de estos nuevos descubrimientos, los expertos en esta cultura aseguran que deben existir yacimientos, aun no descubiertos, con cerámica más antigua y más rudimentaria que nos permitirán saber las razones que provocaron la creación de cerámica. (Foto: Abajo-Izquierda/Mapa de los asentamientos de Valdivia)

Actualmente sabemos que los hombres de Valdivia “aparecieron” por el año 4,000 a.C. y su hegemonía se extendió por toda la costa centro-sur del Ecuador hasta el año 1,800 a.C.; sin embargo cuando se habla de culturas que “aparecieron” y “desaparecieron” hay que entender que lo que desaparece o aparece es la cultura y no las personas. Los hombres de Valdivia son descendientes de los hombres de la cultura Las Vegas. La cultura Las Vegas habitó la costa ecuatoriana hace 10,000 años (8,000 a.C.) ellos se caracterizaron por ser grupos nómadas que basaban su economía en la caza, pesca y la recolección. Como es obvio su permanencia se extiende hasta la aparición de la cultura Valdivia. Durante el último milenio, de la cultura de Las Vegas, las personas se empiezan a asentar de modo disperso dado que domestican ciertas plantas como el maíz, la yuca y la papa. Poco a poco la sociedad de Las Vegas se va haciendo más compleja, se empieza una mayor domesticación de las plantas y esto provoca que se cree una nueva forma de vida y con esta nace una nueva cultura, así pues los asentamientos de Las Vegas son abandonados mientras que a la par nacen las primeras aldeas agrícolas de la cultura Valdivia.

Aldea Agrícola

No son claras las razones y las circunstancias de porqué esta cultura desarrolló la cerámica. La cerámica que data en el año 3,100 a.C. es bastante decorada y bella, por esto se pensaba que pudo haber sido traída de otro lugar, en su momento se planteó la teoría de que la cerámica de Valdivia tenía su origen en Japón, esto se concluyó al comprobar ciertas similitudes con la cerámica de la cultura Jomón.

Izquierda Valdivia/ Derecha Jomón Sin embargo estas teorías fueron descartadas al descubrirse cerámica valdiviana más antigua (3,600 a.C.) y rudimentaria, esta cerámica al ser primitiva demostraba que apareció por mérito valdiviano y se desarrolló partiendo desde lo más simple hasta lo más complejo. Durante los primero siglos de la cultura Valdivia, esta desarrolló una insipiente actividad agrícola, que para esa época fue toda una revolución, esta industria agrícola estuvo apoyada por la caza y la pesca (influencia directa de sus ancestros de Las Vegas), aquí aparecen la cerámica y los tejidos que, aunque rudimentarios, son funcionales.

Cerámica de la cultura Valdivia Con el paso del tiempo la sociedad de Valdivia se hizo más sofisticada, la actividad agrícola se intensifica, la pesca se mantiene como fuente de comercio y la caza como actividad de sustento se reduce a gran escala. Como ejemplo de asentamientos valdivianos para este texto tomaremos como a “Real Alto”, el cual es el yacimiento más famoso de la cultura Valdivia. A partir del 3,100 a.C. las aldeas agrícolas se reestructuran e introducen símbolos de poder político y religioso, estos símbolos son las Tolas (montículos de tierra artificiales), sobre estas se edifican las casas de los sacerdotes y sacerdotisas, quienes ejercían el papel de Jefes o Gobernantes. También se introduce una plaza interna para las reuniones de las personas.

Real Alto (Fase I) Como se menciona antes, a partir del 3,100 a.C. la cerámica se vuelve más sofisticada y comienza un proceso de creación en masa de cerámica, no sólo utilitaria sino también suntuaria y ceremonial, aquí empiezan a aparecer las famosas “Venus de Valdivia”.

Cerámica y Figurillas de la Cultura Valdivia

La clase sacerdotal, nace por el manejo del spóndylus princeps, esta concha de color rojo fue considerada como un regalo divino por los nativos de los andes, los sacerdotes se dieron cuenta de que la coloración de esta concha variaba, y que esta variación estaba asociada a la fuerza del fenómeno del niño ese año. Así pues con esta capacidad de predecir cuan fuerte sería un fenómeno tan fatal, surgió la clase de gobernantes, los cuales no gobernaban con leyes, como en otros gobiernos, sino mediante la sedición. Así mismo ya empezaron a utilizar una navegación relativamente desarrollada, así pues en la isla de la plata se ha descubierto que desde el año 3,000 a.C. las personas ya hacían rituales y ceremonias en ese lugar. La isla se mantuvo como un lugar importante en la vida de las culturas costeñas hasta la llegada de los hispanos en 1532 d.C. El máximo auge de la cultura Valdivia llegaría aproximadamente por el año 2,600 a.C. cuando la sociedad y cultura de Valdivia alcanzaría su máximo esplendor. Las antiguas aldeas valdivianas se transforman en Centros Administrativos o en ciudades, Para esto son reconstruidas teniendo en cuenta esta vez una planificación urbana, las Tolas se mantienen pero esta vez dentro de una gran plaza central, las casas siguen siendo elípticas pero llegan a medir hasta 8x10 metros, con divisiones internas y un fogón interno. Real Alto durante su máximo desarrollo, de una sencilla aldea pasó a un centro administrativo y casi de inmediato se tranformó en una ciudad, esta ciudad llegó a albergar a cerca de 3,000 personas.

Real Alto (Fase II), primera ciudad del actual Ecuador La cerámica también sufre cambios importantes, a parte de una mejora en la complejidad de las decoraciones aparecen nuevos estilos, también durante esta nueva era aparecen los enigmáticos y no muy conocidos “Búhos de Piedra de Valdivia”.

"Búhos de Piedra" de la Cultura Valdivia Según se sabe también durante esta época la cultura Valdivia comercializa con el resto del mundo andino, incluyendo comercios indirectos con la ciudad de Caral (2,600 a.C.) en el Perú, esto ha quedado demostrado por la existencia de Mullo (Concha Spóndylus) dentro de dicha ciudad. El Mullo es originario de la costa ecuatoriana y durante milenios ha sido considerado, por los pueblos nativos, como un néctar divino. Durante la era de la civilización Caral-Supe, en la costa ecuatoriana la civilización de Valdivia habitaba esta región, por lo que un comercio entre estas dos culturas está más que comprobado.

Vasijas de Valdivia Desde el año 2,100 a.C. empieza el declive de la sociedad de Valdivia, durante su fase final la cultura Valdivia da unos últimos aportes al mundo andino al crear cerámica un poco más decorada y detallada.

Mortero de barro cocido de Valdivia También se sabe que durante esta época la cultura Valdivia comerció con culturas de la amazonía ecuatoriana como la cultura Mayo-Chinchipe. Finalmente esta gloriosa cultura desaparece alrededor del año 1,800 a.C. y es reemplazada por las culturas Chorrera y la Machalilla, esta última daría paso a fuertes innovaciones como la aparición de las asas en la cerámica. Tras la desaparición de la cultura Valdivia empezarían a aparecer las primeras sociedades alfareras en los andes centrales (Perú), así como también empezarían a aparecer las primeras cerámicas complejas y finas en la sierra de los andes septentrionales (Ecuador). Actualmente se le considera a la Cultura Valdivia como la madre de las culturas alfareras de los andes y de América, no sólo por la antiguedad de la cerámica sino también por su belleza y fina decoración.

Vasija de la cultura Machalilla

CHORRERA, Cultura FOTOS IMPRIMIR

REGRESAR

Con una antigüedad que se extiende aproximadamente entre los años 1.200 y 500 a.C., la cultura Chorrera tuvo su núcleo original geográfico en la actual provincia de Los Ríos, en el sitio La Chorrera, ubicado en la ribera oriental del río Babahoyo, lugar en el que, en el año de 1954, los arqueólogos Estrada, Evans y Meggers, con la valiosa información proporcionada por Francisco Huerta Rendón, realizaron los primeros estudios sistemáticos y en sus informes dieron a conocer la gran importancia arqueológica del descubrimiento. “Estrada llegó a clasificar a la cultura Chorrera con un fundamento prehistórico de la Unidad Cultural Nacional, criterio que se justifica plenamente si tomamos en cuenta la extensión cultural reconocida hasta ese momento: Esmeraldas, Manabí, Guayas, Los Ríos, las tierras bajas de Pichincha (Santo Domingo de los Colorados) y el Valle de Jubones, en la provincia de El Oro, en la Costa; y en la Sierra, las cercanías de Quito, Pichincha, Chimborazo, Cañar y Azuay, que por el lado oriental de esta última provincia trasmonta las cordilleras para adentrarse en la inmensa región amazónica” (O. Holm y H. Crespo.- Las
Culturas Formativas, Historia del Ecuador, Salvat).

Este criterio es compartido por el padre Pedro Porras, quien en su obra “Breves Notas Sobre Arqueología en el Ecuador”, dice: “La cultura Chorrera se extendió por casi toda la costa y aun en la sierra, muy probablemente gracias a la introducción del maíz”. La representación humana se encuentra presente en gran variedad de figurillas, algunas de las cuales llegan hasta los 40 cm. de alto, trabajadas mediante la unión de dos mitades en las que generalmente la frontal era realizada en un molde. Sus cabezas grandes presentan un tocado decorado en forma de casco, y sus rostros muestran ojos prominentes y rasgados. Por su riquísima expresión artística -representada especialmente en su cerámica- se puede afirmar que la cultura Chorrera conforma lo más sobresaliente de la estética y el arte en el Periodo Formativo Tardío. Se considera que el arte de Chorrera tuvo una gran difusión e influencia en otras regiones del Nuevo Mundo; pues su alto desarrollo estético y técnico era, sin lugar a dudas, el resultado de la gran tradición cerámica de las culturas que la antecedieron, es decir Valdivia, Machalilla; y en los altos Andes, Cerro Narrío.

Dos mil años de tradición artística que darán como resultado, en Chorrera, logros espectaculares en el diseño, decoración y tratamiento de formas, y superficies en recipientes y figurillas desarrollados por sus hábiles alfareros. No sorprende entonces la riquísima representación -en recipientes cerámicos- de las formas diversas de su entorno natural, como frutos, animales y aves, que actualmente constituyen un verdadero catálogo visual de la riqueza ecológica de ese antiquísimo paisaje, y que hacen referencia directa al tipo de alimentos en el que basaban su dieta. La vida cotidiana de los chorreranos también ha sido retratada en la cerámica, donde sacerdotes, músicos, remeros, danzantes, acróbatas, etc., han sido capturados y “casi fotografiados” en la ductilidad de la arcilla. La cultura Chorrera también se destaca por el excelente manejo de la lítica, material con el que confeccionaron collares de cristal de roca compuestos por cuentas perfectamente talladas y pulidas, trabajo en el que se debió haber utilizado una avanzada tecnología si consideramos que el cristal de roca tiene una dureza similar al del diamante. También emplearon otros materiales como el sodalita y la obsidiana o vidrio volcánico. Estos materiales no se encuentran en forma natural en las zonas ocupadas por Chorrera, por los que se deduce que para proveerse de ellos, la gente de Chorrera tuvo que practicar un comercio a gran distancia, posiblemente con zonas de la sierra central y norte. Aunque no hay evidencia directa, por medio de algunas piezas de cerámica en las que se representan sus viviendas, se pude tener una aproximación referente al tipo de arquitectura Chorrera, constituida por plantas redondas y rectangulares con paredes verticales y con techos a dos aguas. Se ha podido comprobar también que Chorrera ejerció gran influencia en regiones apartadas como La Victoria, en Guatemala, y Teotihuacan, en México.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->