Está en la página 1de 1

Un verso y una flor

Caminaba yo, a lo lejos vi una flor,


El viento le acariciaba
Y en un susurro le hablo:
-Dime flor…cual belleza que
eres hoy. ¿Cómo alcanzaste
la cima de tu vida’?.
La flor llena de asombro,
Le miro y exclamo:
-Mi belleza es única, al igual
que la de las otras flores: la rosa,
el jazmín y el lirio.

Es la vida que se posa,


Como flamante delirio
De una alma que en su ser
Reposa, y el amor es su destino.

El viento no comprendio, y
Su paso prosiguió...sin alcanzar
La sabia y el fruto del saber.

Así, camina en el tiempo,


La ignorancia en su altar,
Que a falta de sabiduría,
Jactanciosa canta,
Y en el camino de su vida,
Nunca encuentra el fin de un día
Sino el vacío de no amar.