P. 1
Familia, Escuela y Comunidad

Familia, Escuela y Comunidad

|Views: 159|Likes:
Publicado porValeria Pleszowski
Una mirada analítica y constructiva a la situación actual de las relaciones entre familia y escuela resumiendo el panorama actual, para aproximarnos a modelos de intervención y orientación educativa que respondan a las necesidades de sus destinatarios y protagonistas.
Una mirada analítica y constructiva a la situación actual de las relaciones entre familia y escuela resumiendo el panorama actual, para aproximarnos a modelos de intervención y orientación educativa que respondan a las necesidades de sus destinatarios y protagonistas.

More info:

Published by: Valeria Pleszowski on Jul 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/02/2013

pdf

text

original

           Fam milia, Esc cuela y Co omunida ad 

Modelos de o M orientación n e interven nción psicop pedagógica 

 
Valer ria Pleszowski  UAB  Ju unio, 2012
   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

 

  ÍNDICE 
Introducción ........................................................................................................................................ 3  El contexto actual: familia y sistema educativo ............................................................................. 3  La relación familia – escuela: ¿Qué mejorar? .................................................................................... 4  Retos y Cuestiones .............................................................................................................................. 5  La colaboración entre la escuela y la familia: beneficios derivados  ................................................. 5  . ¿Cómo promover la colaboración escuela‐familia‐comunidad, desde la escuela? .......................... 7  La postura institucional ....................................................................................................................... 8  Ejemplos: Experiencias, Proyectos ................................................................................................... 10  Iniciativas de Asociaciones de Madres y Padres (AMPA) ............................................................. 10  Los Programas Educativos Municipales (PEM) ............................................................................. 10  Planes Educativos de Entorno (PEE) ............................................................................................. 11  Soporte a la función educativa de la familia ................................................................................ 12  Escuelas De Padres Y Madres........................................................................................................ 12  Familia y escuela TV ...................................................................................................................... 13  Proyecto: Debate, Educación y Familia ........................................................................................ 13  Proyectos Impulsados Por Los Movimientos De Renovación Pedagógica (MRP) ....................... 14  Reflexiones Finales: a modo de conclusión ...................................................................................... 15  Bibliografía y  webgrafía ................................................................................................................... 16  Referencias de Divulgación, Proyectos e Iniciativas .................................................................... 17 
     

2   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

 

INTRODUCCIÓN 
La  propuesta  de  este  trabajo  es  acercar  una  mirada  analítica  y  constructiva  a  la  situación  actual  de  las  relaciones  entre  familia  y  escuela  resumiendo  el  panorama  actual,  para  aproximarnos  a  modelos  de  intervención y orientación educativa que respondan a las necesidades de sus destinatarios y protagonistas.  Desde  esta  perspectiva,  buscamos  encontrar  en  este  desarrollo  desde  qué  dinámicas  y  espacios  será  posible  que familia y escuela no resulten realidades lejanas que funcionan de manera paralela, para abrir posibilidades  de cambio y espacios de creación y realización conjunta.   A  partir  de  un  recorrido  por  referencias  bibliográficas  de  marco  teórico  y  de  resultados  de  los  estudios  y  experiencias  recientes,  nos  interesará  plantearnos  cuál  es  la  situación  actual,  cuáles  son  los  elementos  confluyentes  en  la  cuestión,  el  papel  que  tiene  cada  uno  y  qué  factores  influyen  negativamente,  los  que  realmente suponen un desafío para proponer líneas de intervención‐acción.   Recorreremos tanto la postura de los protagonistas (entidades gubernamentales, escuelas, familias) como una  breve  reseña  de  tipos  de  proyectos  ‐relevamiento  principalmente  basado  en  algunos  ejemplos  del  entorno  educativo y comunitario de Cataluña‐ lo que nos permitirá ilustrar el tipo de acciones que se pueden proponer  (y  se  están  ya  desarrollando)  para  modificar  la  situación  y  mejorar  la  relación,  con  perspectiva  de  avance  y  desde  el  punto  de  vista  no  sólo  académico  sino  de  la  educación  en  valores  y  el  fomento  de  la  construcción  social mancomunada. 

  EL CONTEXTO ACTUAL: FAMILIA Y SISTEMA EDUCATIVO 
  La sociedad no es el marco previsible que solía ser hace unas décadas: los ámbitos de nuestra vida no son todo  lo  predeterminados  que  eran,  el  marco  laboral,  familiar,  educativo,  la  clase  social,  ahora  tienen  límites  más  difusos  y  no  siempre  aprehensibles  con  facilidad.  A  medida  que  las  condiciones  materiales  dejaron  de  ser  seguras y acompañado ello por el avance vertiginoso de la sociedad de la información, los roles educativos de  la escuela, el entorno socio‐cultural y el de la familia fueron cambiando, así como los referentes del éxito. La  movilidad  social  y  el  nivel  educativo  ya  no  necesariamente  van  de  la  mano,    pero,  además,  el  saber  y  el  conocimiento no tienen ya un solo dueño.    En el pasado reciente, tenía cierta eficacia en su funcionamiento un modelo “separatista” de la relación entre la  familia  y  la  escuela.    Los  ámbitos  de  la  vida  cotidiana  en  nuestra  sociedad  estaban  bastante  delimitados,  se  manifestaba  expresamente  la  separación  entre  familia,  trabajo,  educación  y  clase.  Tal  como  nos  refiere  la  escuela,  la  familia  y  el  contexto  eran  el  marco  de  referencia  donde  se  llevaba  a  cabo  la  tarea  educativa,  la  formación, y donde se podían encontrar los referentes de éxito personal  (Subirats y Albaigés, 2006 citados por  Comellas, 2010).    Los marcos de referencia clásicos y tradicionales tienen fronteras desdibujadas hoy debido a diversos factores  como la globalización, la demanda del mercado laboral y los medios de comunicación. En este nuevo contexto,  diversos  sectores  sociales  encuentran  opciones  y  espacios  desde  los  cuales  pueden  decidir  y  valorar  las  repercusiones de su participación.    La  sociedad  actual  se  ha  complejizado  y  ello  tiene  implicancias  también  vinculadas  a  la  educación  y  especialmente a los vínculos entre instituciones y profesionales y entre éstos y la  ciudadanía, sus destinatarios.  El  modelo  de  experto  portador  del  saber  ya  no  prevalece  ni  motiva.  Esto  tiene  repercusiones  educativas  importantes.    3   

Valeria Plesz zowski  Junio, 2012  UAB 

Fam milia, escuela y co omunidad   Modelos de o orientación e inte ervención  psicope edagógica  

 

LA RELAC CIÓN FAMILIA – ESCUEL : ¿QUÉ M LA MEJORAR? 
Aproximac ciones teórica as  La perspect tiva tradiciona al versa: "La f familia se ocup pa de la educa ación y la escu uela, de la ins strucción."     Pero  ello  n hace  otra  cosa  que  ma no  arcar  entre  a mbas  instituc ciones  barrera las  que  lle as,  evaron  a  pen nsar  a  la  familia  que su  tarea  fin e  nalizaba  cuand la  puerta  de  la  escuela abría  sus  puertas  a  los  n do  a  niños.  Así  tam mbién  la  comunidad d docente con nsideraba que su misión no  iba más allá d de los límites del aula.    "Hijos"  y  " "estudiantes" dos  de  los diversos  pa ":  s  apeles  de  los niños  y  jóv s  venes.  "Famillia"  y  "escuela",  dos  institucione que,  a  pes de  ver  a  los  niños  y  jó es  sar  óvenes  con  ojos  diferentes  y  asignarles roles  difere o s  entes,  se  plantean lo o mismo: el pl leno desarroll lo con éxito, e el éxito educa ativo en sentid do amplio. Sim milares objetiv vos que,  en la comu unidad, tambi ién se propon nen otros espa acios y desde e otros proyec ctos de entida ades variadas s: Clubes  deportivos, centros com munitarios, aso ociaciones rec creativas, cent tros para la protección de lla infancia y la a familia  en riesgo…     Nos  resulta  interesante verlo  a  trav de  la  per e  vés  rspectiva  teórica  desarrollada  por  Joyc Epstein  (Epstein  y  ce  Sanders, 19 998) educado ora y psicóloga a de la Nation nal Network of f Partnership Schools (John ns Hopkins Un niversity,  Maryland,  USA),    explic en  su  teorí de  la  supe ca  ía  erposición  de  esferas  de  in nfluencia  cóm los  objetivos  de  la  mo  escuela,  la  familia  y  la  comunidad  (las  tres  esfer en  las  que se  integra  al  niño  y  que forman  part de  su  ras  e  a e  te  universo ed ducativo) son los que acog gen y deben p potenciar acciones comune es para niños  y jóvenes, en ntre ellas  el  éxito  ac cadémico,  lo  que  sólo  pu uede  lograrse si  hay  una  puesta  en  común  de  es e  sfuerzos,  una acción  a  coordinada a, en la que c cada esfera gu uarda cierta e especificidad,  pero destinando gran par rte de su espa acio a la  participació ón y trabajo conjunto.     Desde  esta perspectiva  teórica,  escu a  uela,  familia  y  comunidad están  representadas  por tres  esferas que  se  d  r  s  superponen parcialment te y que comp parten espacio os, mientras c conservan sus parcelas edu ucativas propia as.   
Familia

Teoría de  las esferas de i influencia

  Cuanto ma ayor resulte el solapamient to entre las 3  esferas, mayo or será su articulación, y p odemos añad dir  “y su  labor  educ cativa  conjunt El  trabajo conjunto  no significa  que  todos  los  contextos  desa ta”.  o  o  arrollen  y  pongan  en  práctica  la mismas  es as  strategias,  pero  sí  es  imp prescindible  que  estos  esp q pacios  comun existan  y  que  el  nes  y compromis so y el acompañamiento (‘p partnering’) se e establezca, para crear una red de traba ajo conjunto.   

 

 

4   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

 

RETOS Y CUESTIONES  
  Tal como nos señala Bolívar (2006): “Si bien es hoy una necesidad reafirmar la función educativa de la escuela,  hay también sin duda graves problemas para ejercerla.” La familia y los medios de comunicación desempeñan  un  papel  educativo  fundamental,  la  escuela  no  debe  considerarse  el  único  contexto  de  educación  ni  los  docentes agentes únicos.    La acción educativa debe establecer de nuevo su papel formativo, dando un nuevo significado a su acción con  alternativas, especialmente frente a las nuevas formas de socialización y el poder adquirido por otros agentes  (medios  de  comunicación,  redes  sociales,  pares,  núcleo  social)  en  la  conformación  de  la  educación  de  los  alumnos. Entre ellos, la colaboración con las familias y la inserción de acciones educativas en la comunidad se  torna imprescindible.     Sin  embargo,  nos  hace  ver  también  Bolívar:  hay  una  tradición  heredada  de  la  modernidad  ilustrada  que  continúa sosteniendo que la clave del cambio es el currículum.     Pero, en el contexto de los cambios actuales, no es sólo en el currículum ni en el contenido académico donde  hay que volcar esfuerzos de mejora, es necesario actuar en el entorno, acercar familia, escuela y comunidad  volver a establecer la enseñanza en la sociedad del conocimiento.     Ante la problemática de las familias que no necesariamente ‘encajan’ en el modelo tradicional que reproduce y  pretende  ‘enseñar’  o  reproducir  el  sistema  educativo  –contextos  familiares  diversamente  estructurados  y  capitales  culturales  diferenciados  del  alumnado  que  accede  a  los  centros–  gran  parte  de  los  esfuerzos  de  mejora deben ser situados en la sociedad.     La  complejidad  de  la  sociedad  actual  demanda  con  urgencia  un  cambio  de  mirada  en  relación  con  la  comunicación  entre  las  instituciones  y,  de  manera  especial,  con  la  familia  y  la  escuela,  así  como  entre  otros  agentes  y  profesionales  que  tienen  diferentes  responsabilidades  en  la  educación  y  orientación  de  las  generaciones jóvenes.     

LA COLABORACIÓN ENTRE LA ESCUELA Y LA FAMILIA: BENEFICIOS DERIVADOS 
Más  adelante  señalaremos  algunas  experiencias  e  iniciativas  concretas  vigentes.  Todas  ellas  nos  demuestran  que los beneficios de la apertura de espacios de acercamiento familia‐escuela son una realidad que no se limita  a los estudiantes, el resultado del crecimiento y enriquecimiento también se aplican tanto a la familia como la  escuela.   Echemos  un  vistazo  rápido  a  los  resultados  de  algunas  investigaciones:  Desde  el  punto  de  vista  de  la  intervención y orientación psicopedagógica, podemos señalar, con respecto a los estudiantes, que los estudios  demuestran que cuando hay coordinación familia‐escuela su desarrollo escolar y sus resultados educativos se  ven  mejorados  (Villas‐Boas,  2001;  Marques,  1994),  su  motivación  para  dedicar  más  tiempo  a  la  escuela  y  al  estudio se ve también incrementada (Chora et al, 1997. Marqués 1997), las actitudes esenciales para el éxito  en la escuela, por ejemplo, asistencia, comportamiento y participación en las tareas escolares se desarrollan o  se profundizan como resultado de la valoración de la escuela y el expediente académico de cada niño / joven  en  sus  hogares  y  por  la  comunidad.  Cuanto  más  estrecho  es  el  vínculo  educativo  entre  familia  y  realidad  escolar,  también  padres  y  familiares  también  adoptan  entonces  una  actitud  más  favorable  y  adecuan  sus 

5   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

  expectativas  educativas  (Zenhas,  2010),  percibiendo  a  los  hijos  más  positivamente  (Funkhouser  &  Gonzales,  1997 ‐ citados por Zenhas, 2010).  Con  respecto  a  la  escuela,  institucionalmente  la  colaboración  y  el  acercamiento  a  partir  de  actividades  de  participación  contribuye  a  su  valor  social,  con  la  mejora  de  las  percepciones  de  las  familias  con  respecto  al  centro  y  maestros  (Chora  et  al,  1997.  Davies,  1989).  Por  otro  lado,  facilita  a  los  profesores  una  mejor  comprensión  de  las  características  y  necesidades  de  las  familias  y  los  estudiantes,  promoviendo    una  mejor   adaptación a ellos y una aproximación de la cultura escolar a la comunidad.  Un preconcepto de los docentes surgido de su propia experiencia: "La familia que más necesitaría acercarse a  la escuela, es la que más difícilmente encontraremos allí". Los maestros señalan esto con frecuencia. ¿Quiénes  son  estas  familias  "que  necesitarían  acercarse"?  es  habitual  observar  que  la  distancia  entre  familia  y  escolarización    agudizada  se  puede  relacionar  con  las  dificultades  de  los  niños  y  jóvenes  para  adaptarse  a  la  escuela y alcanzar el éxito académico. Probablemente esto pueda relacionarse con múltiples causas, pero cabe  destacar entre ellas, tal como nos menciona Zenhas (2010), que no sólo debido a la diversificación cultural de la  composición  comunitaria,  sino  también  porque,  dada  la  amplia  franja  de  la  vida  que  abarca  la  enseñanza  escolar  obligatoria  desde  hace  algunas  décadas  y  los  movimientos  migratorios  sociales,  la  diversidad  y  heterogeneidad socio‐económica y cultural se ve aún más acentuada. En los casos en que aún se abre más la  brecha entre escuela y familia debido a diferencias lingüísticas e idiomáticas, éstos pueden tornarse en factores  de  exclusión  (Funkhouser  &  Gonzales,  1997  ‐  citados  por  Zenhas,  2010):  cuando  los  padres  (o  los  adultos  referentes) no entienden el lenguaje de los profesores y se sienten incompetentes, relacionan el ámbito escolar  con  las  experiencias  negativas  que  han  vivido  en  su  propia  vida  escolar,  y  perciben  aún  más  la  distancia,  se  quejan de ser llamados a la escuela sólo cuando hay problemas (Smith, 1997 ‐ citado por Zenhas, 2010). La vida  escolar  de  sus  hijos  pasa  entonces  a  no  ser  un  ámbito  en  el  cual  les  interese  participar.  Familia,  escuela  y  comunidad profundizan así su distancia.  A  partir  de  las  investigaciones,  se  señala  también  la  necesidad  de  reducir  la  discontinuidad  cultural  entre  familia,  escuela  y  comunidad  como  un  elemento  central  para  el  éxito  educativo  y  académico  de  los  niños  y  jóvenes. Al considerar este proceso bilateral, con un enfoque familiar en la cultura de la escuela y el enfoque de  la cultura de la familia de la escuela, ella y otros autores atribuyen la responsabilidad a la escuela y al marco  institucional, para tomar la iniciativa de involucrar a las familias, ya que, si entendemos que la relación entre la  escuela y las familias es una relación entre culturas con alguna jerarquía social de la primera, la institución se  encuentra en una “posición de poder” para representar a la cultura social dominante. Una investigación sobre  la participación de los padres en las escuelas con bajos ingresos en zonas urbanas (McDermoth y Rothenberg,  2000 ‐ ‐ citados por Zenhas, 2010) identificaron tres factores determinantes de su voluntad de participar y de  que esta relación puede influir en la calidad educativa, que son los siguientes:  a) La percepción de la familia de su papel y responsabilidad en la educación de sus hijos:  La familia a menudo  (especialmente  en  los  sectores  más  pobres)  se  siente  excluida  de  la  escuela  y  creen  que  es  una  cuestión  de  "instrucción".  b)  La  sensación  de  eficacia  de  la  familia:  los  padres  que  se  sienten  que  pueden  resultar  influyentes  en  la  educación de sus hijos, comienzan a participar de una manera más activa a medida que perciben que su papel  puede ser positivo en el éxito académico de los niños.   c) La acogida / receptividad / acercamiento del centro educativo: El hecho de que las escuelas se ocupe (o no)  de promover espacios y actividades donde las familias se sientan no sólo bienvenidos, sino también insertos en  la comunidad escolar y por tanto, partícipes de la misma. 

 

6   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

  Tal como en su momento nos transmitió Tedesco (1995), es necesario un «nuevo pacto educativo», que logre  articular  la  acción  educativa escolar con  la de  otros  agentes,  por  supuesto,  la  familia  es  esencial, y podemos  englobar a los restantes a nivel comunidad (y encontramos entonces en la Teoría de los espacios confluyentes  de  Epstein  una  continuidad  con  el  pacto  educativo  de  Tedesco).  Para  no  limitar  la  acción  escolar  espacial  y  temporalmente,  se  trata  de  crear  una  acción  conjunta  en  la  comunidad  en  la  que  se  vive  y  educa.  Sólo  reconstruyendo  la  comunidad  (en  el  centro  escolar  en  primer  lugar,  y  más  ampliamente  en  la  comunidad  educativa) cabe, con sentido, una educación para la ciudadanía.  
 

¿CÓMO PROMOVER LA COLABORACIÓN ESCUELA‐FAMILIA‐COMUNIDAD, DESDE LA  ESCUELA? 
  A  pesar  de  que  debe  partir  desde  la  escuela  y  del  marco  institucional  el  primer  paso  para  establecer  esta  colaboración, el  camino  no  siempre  es  fácil.  Epstein (1997) desarrolló  una  tipología de  colaboración  escuela‐ familia‐comunidad, que puede ser una herramienta importante para ayudar a los maestros, escuelas y grupos  para  desarrollar  programas  en  colaboración  con  las  familias  y  la  comunidad.  En  este  instrumento  incluye  conceptos  fundamentales:  define  seis  tipos  de colaboración  escuela‐familia‐comunidad.  Cada uno se  traduce  en  diferentes  prácticas,  con  ejemplos  concretos,  y  plantea  para  ellos  desafíos  específicos  que  deben  ser  superados para que el trabajo conjunto sea una realidad.   Los resultados de la colaboración establecida tendrán repercusión en los alumnos, familias y en la escuela, con  beneficios para todos. Directa o indirectamente, tendrán un beneficio social y comunitario.  Particularmente,  entre  los  distintos  niveles/tipos  de  colaboración  escuela‐familia‐comunidad  ejemplificados  con actividades concretas para establecerla (Epstein, 1997; citado por Zenhas, 2010), nos interesa destacar dos  de ellos: la Toma de Decisiones (Tipo 5) y la Colaboración con la Comunidad (Tipo 6).  La toma de decisiones implica proponer actividades y abrir espacios en los que los miembros de las familias no  actúen  sólo  en  relación  con  los  estudiantes,  sino  como  representantes  de  la  comunidad  de  padres  y  de  la  familia como ente social. Puede ser a través de Asociaciones de madres y padres, o como representantes de  una  clase.  El  acercamiento  dará  lugar  al  trabajo  conjunto  a  partir  de  espacios  en  los  que  familia  pueda  incorporarse en iniciativas pedagógicas promovidas por la institución.  En el caso de la colaboración con la comunidad, Epstein propone incluir actividades que permitan identificar las  necesidades de la escuela / centro y de su población, revisar qué vínculos pueden establecerse con entidades  colaboradoras,  qué  recursos  existentes  en  la  comunidad  pueden  contribuir.  A  partir  de  ello,  se  pueden  abrir  nuevos espacios de colaboración, convenios y proyectos conjuntos donde la familia participe como destinaria  y/o protagonista. (Por ejemplo, detectada la necesidad de asesoramiento en prevención sanitaria, establecer  asociaciones desde el centro o desde el municipio con centros de salud que puedan colaborar en asistencia y  actividades conjuntas dirigidas a la comunidad educativa).  Cuando  surgen  dificultades,  sea  de  fracaso  escolar,  de  salud,  de  convivencia…  crece  de  manera  relevante  el  reproche entre unos y otros participantes, buscando las causas de la vulnerabilidad del proceso educativo con  los consiguientes problemas o situaciones poco satisfactorias. Interpretaciones por parte de los docentes y de  los organismos gubernamentales del estilo «la familia no está implicada», «hay desinterés educativo» u otros  mensajes que suelen concluirse de esta situación (en realidad, muy favorecida por una distancia originaria) sólo  provocan más alejamiento y desresponsabilización. 

7   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

  Todas estas propuestas pueden partir desde los propios centros y desde los municipios y ayuntamientos.  Pero,  cabe  aclarar,  que  no  es  cuestión  de  responsabilizar  exclusivamente  a  la  escuela:  tal  como  mencionamos  inicialmente,  el  escenario  educativo  se  ha  ampliado.  La  escuela  sola  no  podría  satisfacer  todas  las  necesidades  educativas.  Sin  duda,  es  preciso  mejorar  la  organización  y  funcionamiento  del  sistema formativo; pero la responsabilidad debe ser compartida para que no produzca malestar ni acuse a  los maestros o a los padres como ‘culpables’. La familia se sentirá apartada si el centro no le permite una  participación,  y  los  docentes  no  pueden  tampoco  responder  a  todas  las  demandas  que  recaen  sobre  el  sistema  educativo,  ya  que  los  cambios  sociales  de  la  familia  han  contribuido  también  a  delegar  la  responsabilidad  de  algunas  funciones  educativas  primarias  al  centro  educativo  (Bolívar,  2006).  Ante  nuestra  realidad,  por  tanto,  los  nuevos  enfoques  deben  apelar  a  planteamientos  comunitarios,  articulando la acción educativa escolar con proyectos y acciones acordes y con otros ámbitos de la vida  social.   

LA POSTURA INSTITUCIONAL 
Parecería ser que, tanto a nivel estatal como comunitario y más cercanamente, en las regidurías, en los últimos  años se ha valorado y se ha comenzado a trabajar desde una perspectiva societaria y de participación conjunta  el rol tanto instructivo como educativo de la familia y la escuela.  Para empezar, en la Ley 12/2009, de 10 de julio, de educación (LEC) el modelo educativo de interés público se  concreta  con  el  Servicio  de  Educación  de  Cataluña  y  se  propone,  entre  otras  misiones,  la  de  “modernizar  el  sistema educativo”, así como la de “cohesionar la sociedad y garantizar la promoción personal”. Manifestando  también la idea de participación y el desarrollo de programas dirigidos a complementar y dar recursos a todo el  ámbito  de  la  educación  y  la  enseñanza  catalanas,  ‐como  por  ejemplo  la  organización  de  actividades  extraescolares  y  de  ocio,  los  planes  educativos  de  entorno,  los  programas  para  promover  la  convivencia  y  la  cohesión, entre otros‐ expresa así que la educación es cosa de todos, no sólo de la escuela. Y que para ellos, los  municipios hacen valiosas aportaciones y se deben implicar a través de la  corresponsabilización y la aplicación  en todo momento de los principios de autonomía y de subsidiariedad.    Es importante ver hasta qué punto estos objetivos e intenciones se plasman o no en las iniciativas promovidas  oficialmente:  la  Generalitat  de  Catalunya  lanza  en  septiembre  de  2011  el  portal  web  ‘Família  i    Escola’.  Esta  plataforma  web  tiene  como  objetivo  facilitar  el  acceso  a  la  información  de  padres,  madres  y  orientadores  responsables  de  la  educación  de  sus  hijos,  partiendo  de  la  definición  de  familia  como  la  primera  instancia  educadora  –declaraciones  de  la  Consellera  I.  Rigau,  2011‐.  Como  espacio  divulgativo  y  centralizador  de  la  información destinada a las familias con hijos en edad escolar, el portal puede ser considerado un centro de  recursos valioso.    Además de información específica para las familias en cuestiones de hábitos alimentarios y sanitarios, la web  plasma diversas acciones educativas e iniciativas de proyectos participativos en algunos centros.     Desde una mirada crítica, podemos decir que el enfoque de este espacio parte de la base de  que la familia,  como  educadora  ‘previa  a  la  escuela’,  debe  dejar  a  ésta  última  la  función  instructiva  y/o  académica,  lo  que  podría limitar en cierto modo la consolidación de un modelo de coparticipación y de acción educativa conjunta.    Manifestando explícitamente la posición de que hay condiciones de educabilidad mínimas que la familia debe  asegurar  previo  a  la  intervención  escolar  (lo  cual  no  necesariamente  está  en  consonancia  con  la  corresponsabilidad  y  coparticipación  educativa,  ya  que  permite  diversas  lecturas,  entre  ellas  la  de  la  desresponsabilización  institucional  del  aseguramiento  de  la  función  no  sólo  instructiva,  sino  también  8   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

  educativa), el portal ‘Familia i Escola’ incluye referencias web, tests de autoconocimiento familiar, información  académica  y  de  trámites,  así  como  una  página  con  diversos  ‘Decálogos’  que  enumeran  principios  que  la  GC  considera básicos para la acción educativa familiar.    Entre los decálogos que se detallan, nos llama la atención especialmente en “Decàleg per a pares i mares en la  participació en el funcionament del centre educatiu”; más allá de que allí se vuelve a señalar que “la escuela es  la institución encargada del aprendizaje académico”, sí es destacable que  se incluyan como principios básicos  para  la  educación  de  los  hijos  el  acercamiento  entre  familia  y  escuela,  llamando  reiteradamente  a  la  participación de las familias en las actividades sociales y formativas promovidas por los centros escolares.    La  Generalitat  ha  reservado  también  en  su  centro  de  recursos  educativos  para  las  familias  un  apartado  de  ‘Participación  y  compromiso”,  desde  el  cual  expresa  como  una  de  sus  dimensiones  fundamentales  la  participación de la familia en el centro, su proyecto, sus actividades  y en el intercambio comunitario.    Atendiendo a cómo se propone el tema desde el marco institucional a nivel municipal, es interesante echar una  mirada  a  las  competencias  y  funciones  que  corresponden  a  la  Dirección  General  de  Atención  a  la  Familia  y  Comunidad Educativa. Además de funciones específicas como la asignación y emisión de becas, distribución de  títulos  y  otras,  nos  interesa  principalmente  enumerar  aquellas  que  están  directamente  relacionadas  con  la  promoción,  impulso,  apoyo  y  difusión  de  proyectos  que  fomenten  los  modelos  intervención  educativa  en  espacios de participación conjunta :    • Impulsar y coordinar la comunicación con la comunidad escolar y la comunidad educativa y dirigir la  interlocución y la atención ordinaria de las familias y de la comunidad escolar.  • Coordinar la orientación y apoyo a las familias en su tarea educativa e impulsar la participación de las  familias en el proceso educativo de sus hijos / as. Impulsar planes que mejoren la convivencia escolar.  • Impulsar  las  relaciones  interdepartamentales  para  favorecer  la  actuación  coordinada  en  la  atención  del alumnado.  • Promover la colaboración y la coordinación con entes locales en materia educativa.  • Impulsar la elaboración de programas con los entes locales y con el resto de la comunidad educativa  para promover la cohesión social y la convivencia escolar y apoyar el proceso educativo del alumnado.    A su vez, para reforzar el planteamiento del marco institucional, vale la pena acercarse a la declaración de los  objetivos del Plan Gubernamental de Cataluña en materia de enseñanza. En lo referente al ámbito 1, “Derecho  a la educación en marco de libertad”, se especifica:    ‐Facilitar  y  promover  la  implicación  de  la  familia  en  el  seguimiento  de  la  evolución  académica  y  personal  del  alumno.  ‐ Promover el compromiso de las familias con el proyecto educativo de los centros.  ‐  Impulsar  programas  de  formación  dirigidos  a  las  familias,  para  facilitar  el  intercambio  de  experiencias  y  aportar estrategias útiles en el proceso educativo de los hijos e hijas…  ‐ Desarrollar el Servicio de Educación de Cataluña con la colaboración de la iniciativa social.    Por supuesto que la lista es más larga y abarca muchos otros aspectos de la enseñanza tanto formal como no  formal,  y  otros  mucho  más  administrativos  y  técnicos.  Sin  embargo,  creemos  importante  el  extracto  de  los  mencionados, que dan cuenta de promoción explícita de espacios de participación educativa conjunta donde  confluyen familia, escuela y comunidad.   

9   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

  De algún modo, esto debe reflejarse en las iniciativas que han surgido y se han mantenido durante los últimos  años en ayuntamientos y comarcas. A continuación haremos un relevamiento de algunos  ejemplos  de  estos  proyectos e iniciativas de promover la participación y la construcción educativa conjunta.   

EJEMPLOS: EXPERIENCIAS, PROYECTOS 
  INICIATIVAS DE ASOCIACIONES DE MADRES Y PADRES (AMPA)  
  Las asociaciones de madres y padres de alumnos se constituyen por centro educativo y tienen el objetivo de  facilitar la participación de las madres y los padres en las actividades del centro, además de las establecidas por  la normativa vigente y las que determinen los estatutos de dichas asociaciones‐artículo 26 de la LEC.    A  la  hora  de  revisar  los  proyectos  de  participación  y  acercamiento  para  el  trabajo  conjunto  entre  familia  y  escuela,  no  es  posible  ignorar  que  las  AMPA  canalizan  la  mayoría  de  las  necesidades  y  demandas  familiares  hacia los centros educativos, sino que también, en muchos centros, son grandes promotoras de proyectos de  integración  de  la  familia  y  facilitan  así  no  sólo  el contacto  sino  también  la  creación de un  vínculo continuo y  productivo. Gracias a la existencia de estos canales, es también más fácil y directa una colaboración estrecha  entre familia y escuela.    Las AMPA de todo el territorio impulsan la organización no sólo de las actividades extraescolares infantiles o de  los  boletines  informativos,  sino  también  proyectos  conjuntos  entre  los  centros  llamando  a  la  corresponsabilización educativa de las familias, en los cuales se generan verdaderos espacios de intercambio  formal e informal que sin duda enriquece y refuerza el acercamiento comunitario, pero además, resuelven y  dan  respuesta  a  cuestiones  clave  (mediante  talleres  o  espacios  formativos),  así  como  generan  soluciones  en  red para problemas tangibles que impactan de manera directa en el espacio educativo familiar y escolar.    Como ejemplo, señalan Meneses y Mominó (2008) que gracias al impulso de las AMPA, en algunas escuelas de  Cataluña  ha  surgido  en  los  últimos  años  el  interés  por  resolver  el  problema  del  coste  del  material  escolar.  Algunas escuelas han encontrado la clave en la colaboración para resolver el problema, a través de un proyecto  que, mediante un sistema autogestionado por cada centro y con apoyo de la Generalitat desde el curso 2005‐ 2006,    ha  permitido  socializar  los  recursos  materiales,  reutilizar  libros  de  texto  y  material  educativo  complementario  en  el  contexto  del  aula,  bajo  la  supervisión  de  una  comisión  en  la  que  participan  todos  los  colectivos implicados en la escuela.     Detalles y documentación sobre uno de estos proyectos comunitarios impulsados por un AMPA: LIBRIS .  AMPA  del CEIP Dolors Monserdà‐Santapau. Federació d'Associacions de Pares d'Alumnes de Catalunya.  
 

LOS PROGRAMAS EDUCATIVOS MUNICIPALES (PEM)    Definidos  como  programas  y  actuaciones  que  pueden  organizarse  en  el  municipio  en  materia  de  educación  (ACM, 2011), los ayuntamientos, municipios a través de las regidurías de educación pueden impulsar este tipo  de proyectos educativos, que tienen como objetivo, además de promover, educar más allá de la escuela, pero  cuya  labor  debe  ser,  a  la  vez,  complementaria  y  coordinada  con  la  actividad  educativa  de  escuelas  del  municipio.     Estos programas son también clave para la educación en valores, la formación, la equidad y la cohesión social  del conjunto de la ciudadanía del municipio. 

10   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

  Los principios fundamentales del diseño y la creación de un PEM son:  • • • • • • • Subsidiariedad:  los  PEM  deben  ser  complementarios  al  currículum  escolar.  No  han  de  querer  sustituirlo ni oponerse.  Complejidad: deben centrarse en temas que los centros educativos, por su organización, no pueden  asumir individualmente.  Universalidad: se deben ofrecer a todos los centros del municipio.  Libertad: la asistencia a los PEM es optativa.  Integración: los PEM deberían integrarse en los planes anuales y en los proyectos educativos de los  centros.  Estabilidad: los PEM deberían tener continuidad a fin de poder integrarlos en los proyectos educativos  de centro.  Empatía: debería procurarse la implicación del profesorado (desarrollo, seguimiento, material...). Hay  que tener presente que cuanta más empatía, más participación.  

Podemos  encontrar  en  los  PEM  una  alternativa  educativa  que  no  solamente  promueve  la  participación  y  el  trabajo conjunto escuela‐familia (ya que habitualmente es en el centro educativo donde se desarrollan), sino  también  la  sensibilización  ciudadana,  la  colaboración  y  la  apertura  de  nuevos  espacios  de  cooperación  recíproca: espacios en los que todos enseñan y todos aprenden. 

Tal  como  nos  recuerda  Bolívar  (2006):  Incrementar  el  capital  social  al  servicio  de  la  educación  de  los  ciudadanos supone, en primer lugar, ponerla en conexión con la acción familiar, pero también extender  sus  escenarios  y  campos  de  actuación  al  municipio  o  ciudad,  como  modo  de  hacer  frente  a  los  nuevos  retos sociales.   

PLANES EDUCATIVOS DE ENTORNO (PEE) 
  Los  Planes  Educativos  de  Entorno  (PEE),  son  iniciativas  precursoras  en  Europa,  que  abordan  tres  ejes  fundamentales de trabajo: el éxito escolar, éxito social y la escuela inclusiva. Se proponen como reto el éxito  escolar  del  alumnado  incrementando  la  igualdad  de  oportunidades  y  de  resultados  académicos,  luchando  contra  el  fracaso  escolar,  el  éxito  social  avanzando  hacia  una  sociedad  con  más  cohesión  y  menos  exclusión  social y teniendo en cuenta la diversidad cultural, religiosa y de capacidades como factores enriquecedores y  no obstáculos.  Los PEE se han planteado en diferentes municipios y ciudades de Cataluña como planes para trabajar desde la  perspectiva  de  educación  integrada  y  conseguir  los  objetivos  de  equidad,  cohesión  e  interculturalidad  en  las  distintas comunidades educativas.  Un ejemplo de PEE: Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona  (Collblanc‐la Torrassa, la Florida, Pubilla Casas‐Can Sierra y el Gornal)   Un  proyecto  de  trabajo  en  red  en  talleres,  espacios  grupales,  terapéuticos  y  recreativos,  para  fomentar  la  cohesión  social,  la  educación  intercultural,  la  igualdad  de  oportunidades  y  el  uso  de  la  lengua  catalana.  Se  desarrolla territorialmente en cuatro zonas de la ciudad: en Collblanc‐Torrassa, a la Florida, en Pubilla Casas‐ Can  Sierra  y  en  el  Gornal.  Colaboran  activamente  entidades  sociales  y  asociaciones,  centros  educativos  y  diversos servicios municipales.  • • Iniciación deportiva: torneos y encuentros recreativos en los que participa la comunidad   Observatorio  de  la  Violencia  en  la  escuela    (OVE):  Convenio  con  la  UAB  para  trabajar  con  alumnos,  familias y tutores  

11   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

  • Integración  de  familias  de  etnia  gitana:  talleres  de  intercambio  lingüístico,  actividades  sociales  centradas en los centros educativos del barrio de Gornal. 

Detalles y documentación: Actuacions 2011‐12. Ajuntament de L’Hospitalet de Llobregat.   

SOPORTE A LA FUNCIÓN EDUCATIVA DE LA FAMILIA  
DIBA (Área de Educación de la Diputación de Barcelona)    Este proyecto considera que las políticas de acompañamiento deben apoyar y assegurar la función educativa  de las familias, con el objetivo de amortiguar los efectos que pueden tener la debilidad de los vínculos entre la  familia y los procesos educativos y de aprendizaje de los niños y adolescentes.  El  trabajo  se  propone  favorecer  la  equidad  a  lo  largo  de  todo  el  proceso  educativo  de  niños  y  adolescentes,  fortalecer el capital social de las familias y el entorno desde una perspectiva comunitaria, incorporando a la vez  una perspectiva transversal (integración de servicios) y longitudinal (ciclo de vida).   Estas  acciones  se  enmarcan  en  políticas  inclusivas  y  de  nivelación  de  las  desigualdades  y  son  solicitadas  a  la  Diputació  de  Barcelona  y  lideradas  por  los  ayuntamientos  en  colaboración  con  otros  sectores  (otras  administraciones, tercer sector, sector privado).  El trabajo conjunto con escuelas e institutos, como con las familias y el entorno, pretende evitar la desafección  y el abandono escolar, detectando tan pronto como sea posible las situaciones de dificultad personal o familiar.  Las  propuestas  de  trabajo  que  el  Área  de  Educación  de  la  Diputación  de  Barcelona  propone  a  los  ayuntamientos están orientadas a mejorar las tasas de éxito escolar a sus estrategias de trabajo que faciliten la  necesaria  corresponsabilización  e  integración  de  los  centros.  En  concreto,  el  asesoramiento  y  el  acompañamiento  de  los  procesos  de  transición  de  los  jóvenes  del  mundo  escolar  a  la  vida  activa  con  la  comprensión  y  apoyo  familiar  y  fortaleciendo  o  creando  los  vínculos  entre  escuela,  familia  y  comunidad,  así  como  la  mejora  de  la  orientación  a  los  jóvenes  y  la  interacción  entre  el  sistema  educativo,  la  formación  profesional y el mundo del trabajo. 

  ESCUELAS DE PADRES Y MADRES  
Como  iniciativas  de  los  AMPAS  o  de  los  centros  educativos,  públicos,  privados,  o  concertados;  o  bien  en  el  marco de instituciones y entidades vinculadas al ámbito educativo, centros cívicos, etc., cada vez más surgen  proyectos  de  ciclos  educativos  destinados  a  las  familias  con  finalidad  formativa  y  divulgativa.  En  ellos,  se  proponen  todo  tipo  de  actividades,  las  cuales,  abordando  aspectos  educativos,  lúdicos  y  mediante  diversas  estrategias acercan a las familias entre sí y hacia las instituciones.  Estos espacios también son una manera de que las familias puedan disponer y conocer los recursos ofrecidos  en los centros educativos, así como sensibilizarse para participar más activamente en el desenvolvimiento de  las restantes actividades de los mismos.  Un ejemplo de Escuela de padres y madres: Ajuntament de La llagosta, Barcelona  En  el  marco  del  Proyecto  Educativo  de  Ciudad  Educadora,  una  de  las  propuestas  que  han  empezado  a  trabajarse en el Ayuntamiento de La Llagosta a finales de 2011 es la creación de la Escuela de Padres y Madres. 

12   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

  La Escuela de Padres y Madres es un espacio que busca acercar las familias a los centros educativos y fomentar  la relación, cooperación y coordinación entre docentes y la familia. Este debe ser un espacio de comunicación,  reflexión y formación en torno a temas relativos a la crianza de hijos e hijas.  En este ámbito, se organizan jornadas educativas para presentar diversos temas que suponen dilemas o que  generan preguntas y se organizan también actividades conjuntes entre familias y centro. También se incluyen  en sus ciclos de actividades conferencias y talleres de preparación de temas escolares.  La  escuela  está  pensada  para  fomentar  la  participación  y  colaboración  entre  todos  sus  miembros,  madres  y  padres, docentes, especialistas... creando vínculos de relación positivos. Haciendo uso de una metodología que  emplea a menudo técnicas y dinámicas de grupo, y que es: activa, motivadora, abierta al diálogo y a la crítica,  reflexiva y     participativa.  Sus  actividades  se  realizan  de  manera  itinerante  en  las  dependencias  de  centros  educativos  de  diferentes  niveles  y  centros  culturales  del  ayuntamiento.  De  este  modo,  las  familias  recorren  los  centros  educativos  e  interactúan más allá de su escuela, lo que enriquece las actividades.  Referencias: Noticia sobre la Escola de Mares i Pares de l’Ajuntament de La Llagosta 

  FAMILIA Y ESCUELA TV  serie educativa de televisión  
(Área de Educación de la Diputación de Barcelona ‐ Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos  de Secundaria (FAPAES) ‐ Red Audiovisual Local (XAL) realizada por el Canal Terrassa Vallès)    En su 3a temporada, este proyecto de escuela de familias en formato televisivo busca la sensibilización de la  sociedad hacia la importancia de la función educativa de las familias.  Es un programa con un gran impacto potencial en el territorio por su alcance, que tiene una doble intención:  reivindicar  el  papel  principal  de  las  familias  en  el  acompañamiento  educativo  de  los  hijos  y  estimular  la  administración local, para que den respuesta a las necesidades de apoyo educativo de las familias.  La serie se puede ver a través de un blog que promueve la Red de Televisiones Locales, en el que se comparten  los capítulos emitidos (los de las dos temporada anteriores incluidos) y un espacio de debate en el que familias  y profesionales podrán intercambiar comentarios sobre cada tema planteado.  La participación del Área de Educación de la Diputación de Barcelona en esta iniciativa, está vinculada con su  trabajo  de  apoyo  a  los  ayuntamientos  en  el  acompañamiento  a  la  escolaridad  y  el  éxito  escolar,  dedicando  especial  atención  a  las  familias  con  proyectos  y  productos  de  diferentes  formatos  y  con  objetivos  que  contemplan:  el  apoyo  a  las  AMPA,  la  información,  formación  y  orientación  a  las  familias  por  su  función  educativa o el apoyo para el acompañamiento de los hijos  en la tarea escolar.  En relación a los contenidos y propuestas abordadas,  DIBA dispone de una línea de apoyo municipal específico  que promueve el debate, el intercambio de experiencias y la reflexión en torno a la función educativa de las  familias.   

PROYECTO: DEBATE, EDUCACIÓN Y FAMILIA  
(Grupo GRODE UAB – Diputación de Barcelona)    En  el  transcurso  de  los  últimos  cuatro  años,  la  DIBA  ha  proporcionado  apoyo  técnico  para  desarrollar  los  Espacios  de  Debate  Educativo  (EDE),  grupos  de  reflexión  participativa  con  familias  y  profesionales  de  la  educación para crear un espacio común y actuar de forma local.  13   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

  La  dinámica  de  estos  espacios  de  acción  e  intercambio  participativo  comunitario  consisten  en  la  elección  de  una temática de consenso por parte de cada grupo de debate, y busca las acciones adecuadas para trabajarlas  en el territorio.  Los  EDE  han  creado  y  desarrollado  diferentes  materiales  pedagógicos  fruto  del  trabajo  compartido,  blogs  de  comunicación, han participado y divulgado su tarea en medios o eventos propios del territorio. También han  incorporado  otros  colectivos  a  la  propuesta  (padres,  abuelos,  allegados)  y  han  creado  verdaderas  redes  de  trabajo conjunto.  Entre las localidades participantes han estado: Moianès, Torelló, L'Ametlla del Vallès, Parets del Vallès, Badia  del Vallès, Rubí, Begues, Bigues i Riells y Santa Perpètua de Mogoda.  Esta  actuación  se  enmarca  en  la  línea  de  actuación  de  Refuerzo  de  la  corresponsabilidad  institucional  y  ciudadana del Área de Educación de la Diputación de Barcelona. Se plantea el modelo de debate participativo y  moderado por un especialista.  El debate se convoca en los centros educativos y está abierto a la comunidad.  Como objetivos, se plantean:  • • • • • Sistematizar los análisis que se hacen en los debates familiares,  Relacionar  los  debates  con  profesionales  y  familias  en  diferentes  contextos  y  atendiendo  a  las  demandas familiares  Participar activamente en fórums   Aportar y compartir enfoques desde diferentes puntos de vista  Realizar aportaciones a la comunidad científica 

Estas  experiencias  resultan  enriquecedoras  no  sólo  para  sus  destinatarios,  sino  también  para  sus  coordinadores.  Tienen  una  repercusión  directa  y  tangible  a  través  de  los  materiales  que  producen  y  conclusiones que promueven y difunden, creando una verdadera red de reflexión y acción educativa conjunta.   

PROYECTOS IMPULSADOS POR LOS MOVIMIENTOS DE RENOVACIÓN PEDAGÓGICA (MRP) 
  Los  Movimientos  de  renovación  pedagógica  son  asociaciones  democráticas,  sin  ánimo  de  lucro,  plurales  y  unitarias.  Forman  parte  de  la  comunidad  educativa  y  trabajan  para  fortalecer  los  vínculos  entre  todos  los  sectores, los niveles educativos y sus entidades representativas. (ACM, 2011). Elaboran proyectos que puedan  ser asumidos colectivamente con el fin de ir construyendo una red educativa para la renovación pedagógica en  favor de la educación, de acuerdo con el modelo de escuela pública.  En Cataluña, los MRP se asocian en la Federación de Movimientos de Renovación Pedagógica de Catalunya y se  conforman  a partir de grupos de docentes, educadores, investigadores de la educación, asesores pedagógicos,  casales… y funcionan agrupados en diferentes movimientos territoriales.  Los MRP agrupan sus actuaciones por ámbitos (nivel educativo, área de conocimiento, etc.) pero las enmarcan  en proyectos habitualmente transversales, que se implementan en actividades distribuidas territorialmente y  en las que –según la temática del programa‐ pueden invitar a participar a toda la comunidad educativa.  Actualmente,  los  MRP  de  Cataluña  están  trabajando  en  el  proyecto  cuyas  jornadas  se  abren  también  a  la  comunidad  “Compromiso  ético  del  profesorado  –  Hacia  dónde  va  la  educación”  a  través  de  diversas  conferencias  y  actividades  de  reflexión  distribuidas  territorialmente.  El  trabajo  desde  los  centros  hacia  las  14   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

  familias y con éstas es uno de los ejes sobre los cuales se han extraído conclusiones con el objeto de plantear  nuevas líneas de acción conjunta, principalmente en defensa de la enseñanza pública de calidad, tema que en  este momento es gran preocupación de toda la comunidad.   

REFLEXIONES FINALES: A MODO DE CONCLUSIÓN 
Si bien los beneficios de la colaboración entre la escuela y la familia para el éxito educativo de los niños y los  jóvenes son evidentes, es necesaria una reflexión conjunta profunda desde el marco institucional y todos sus  agentes  ‐  maestros,  centros,  entidades  educativas  municipales‐  sobre  la  forma  de  no  sólo  proponer,  sino  de  enfocar e implementar proyectos adecuados a las características de su público objetivo y sus necesidades, con  el fin de llevar a que las familias, todos los padres de todas las etnias, religiones y culturas, puedan crear un  clima favorable para el desarrollo de una relación de mutua confianza propicio para la colaboración.   "Para criar a un niño se necesita todo un pueblo". Esto es cierto en la medida que los habitantes del pueblo  articulan  sus  esfuerzos,  manteniendo  sus  especificidades  y  sus  diferentes  lugares,  pero  compartiendo  necesariamente espacios donde encontrarse y estableciendo un compromiso conjunto.  Tal  como  nos  proponen  Meneses  y  Mominó  (2008),  una  vez  recorridos  los  espacios  interesantes  de  construcción  de  comunidad  en  el  contexto  educacional,  más  allá  de  las  posibles  valoraciones  acerca  de  su  grado de desarrollo (muy diferente en cada caso), vale la pena reflexionar finalmente acerca de la importancia  de la actividad comunitaria, como fin en sí misma (no sólo como un “medio para” o una herramienta para el  éxito de la educación de los alumnos). Preocuparnos por crear comunidad en el ámbito educativo no debería  ser sólo una cuestión de mejora del rendimiento.    Es cierto que los desarrollos teóricos (sin ir más lejos, desde el citado “partnership” de Epstein, hasta la Escuela  Nueva latinoamericana de los años 70’) y los movimientos interesados por la calidad educativa focalizaron en  este  objetivo,  pero,  siguiendo  a  Meneses,  debemos  plantearnos  la  participación  y  la  inclusión  familiar  en  la  comunidad educativa mucho más allá de la superación del fracaso escolar: si la escuela se interesa en asumir  un  papel  importante  en  el  funcionamiento  comunitario  realmente  estará  buscando,  como  fin  el  hacer  significativa  la  experiencia  educativa.  Y  creemos  que  allí  habrá  una  significatividad  social,  comunitaria,  que  abarca la dimensión ciudadana, sociocultural y, a su vez, la dimensión de los valores psicoafectivos (en tanto la  familia es el primer referente no sólo educativo, sino psicoafectivo del individuo).    Favorecer desde la educación el sentimiento de integración comunitaria, construir el vínculo de pertenencia, la  participación,  la  corresponsabilización,  el  trabajo  en  equipo  o  el  acercamiento  activo  a  la  comunidad  local  trascienden  el  resultado  académico  e  implican  preocupación  por  la calidad  en  los  procesos  y  la  construcción  conjunta, el fomento de los valores de compromiso, equidad, responsabilidad y participación solidaria desde el  propio modelo de intervención y orientación educativa.      

15   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

 

BIBLIOGRAFÍA Y  WEBGRAFÍA 
  − Bolívar, Antonio. "Familia Y Escuela: Dos Mundos Llamados a Trabajar En Común." Revista de Educación, 339,  2006: p. 119‐146. Web. 27 Mayo 2012. <http://www.revistaeducacion.mec.es/re339/re339_08.pdf>.     − Epstein, J. (1997). Un marco global para las asociaciones de la escuela, la familia y la comunidad. En J. L.  Epstein & L. Coates y K. C. Salinas & M. G. Sanders & B. S. Simón (Eds.), escuela, familia, y las asociaciones de  la comunidad (pp. 1‐25). Thousand Oaks, California: Sage.    − Comellas, María Jesús. “El treball en xarxa: un model de recerca i acció participativa per promoure la  cooperació de les famílies." Educar, 45, 2010: p. 117‐119. Web. 27 Mayo 2012. Con acceso: 27 de mayo 2012.  Dialnet. <http://ddd.uab.cat/pub/educar/0211819Xn45p117.pdf>    − Zenhas, Armanda. "Por qué y Cómo de una Relación Familia‐Escuela." Revista Educativa Ozarfarxinars ‐ Nº 18  O Papel Dos Pais Na Escola. CFAE Matosinhos, Portugal,  Apr. 2010. Web. 20 Mayo 2012.  <http://www.cfaematosinhos.eu/ozarfaxinars.htm>.    − Familia, Escuela y Comunidad: Corresponsabilidad Educativa – DIBA, Programa de Formació de l’Area  d’educació,  2011. Con acceso: 27 Mayo 2012. < http://www.diba.cat/documents/113226/222cefb5‐4c3f‐ 47d4‐b81a‐8745acf84a6e>    − Gervilla Castillo, A. (2008). Familia, educación y sociedad. Cap. 7 “Relación familia‐centro Escolar”. Cap. 10  “Educación familiar y desarrollo comunitario”. Ed. Narcea. Madrid, 2008.    − TEDESCO, Juan Carlos (2003). "Los pilares de la educación del futuro". En: Debates de educación (2003:  Barcelona) [ponencia en línea]. Fundación Jaume Bofill; Universitat Oberta de Catalunya. Con acceso: 27 de  Mayo 2012. <http://www.uoc.edu/dt/20367/index.html> .    − "El Sistema Educativo En España Y Cataluña ‐LEC." Ajuntament De Barcelona. Web. Con acceso: 26 Mayo  2012. <http://www.educacio.novaciutadania.bcn.cat/es/el‐sistema‐educativo‐en‐espa%C3%B1a‐y‐ catalu%C3%B1a_582>.    − “Sóc Regidor, I Què?” Associació Catalana De Municipis I Comarques. Barcelona, 2011. Con acceso: 26 Mayo  2012. <http://www.acm.cat/>.    − Meneses, Julio ‐ Mominó, Josep. “La generación de capital social en el sistema educativo no universitario: un  análisis del desarrollo comunitario de las escuelas de Cataluña”. Papers No  87, 2008: p. 47‐75. Universitat  Oberta de Catalunya.    − “Planes Educativos del Entorno ‐ Iniciativa impulsada por la Generalitat de Catalunya”. Cuadernos de  Pedagogía,  No 375, enero 2008. En web de Plataforma Educativa CREI, Castilla y León. Con acceso: 27 de  Mayo 2012. <  http://crei.centros.educa.jcyl.es/sitio/upload/PLANES_EDUCATIVOS_DEL_ENTORNO._Cuadernos_de_pedagogia.pdf>     

16   

Valeria Pleszowski  Junio, 2012  UAB 

Familia, escuela y comunidad   Modelos de orientación e intervención  psicopedagógica  

 

  REFERENCIAS DE DIVULGACIÓN, PROYECTOS E INICIATIVAS  
− Família i Escola. Portal. Generalitat de Catalunya. Con acceso: 27 de Mayo 2012. < 
http://www20.gencat.cat/portal/site/familiaescola/> 

− "Proyecto LIBRIS."‐ AMPA CEIP Dolors Monserdà‐Santapau. Abstract. Con acceso: 26 Mayo 2012.  <http://www.ceapa.es/c/document_library/get_file?p_l_id=77050&folderId=161740&name=DLFE‐3221.pdf>  − MRP.  "Projecte:  Compromís  Étic  Del  Professorat."  Federació  De  Moviments  De  Renovació  Pedagògica  De  Catalunya. Web. 27 May 2012. <http://www.mrp.cat/index.php?option=com_content>.  − “Debat,  Educació  I  Família”.  Coordinadora:  María  Jesús  Comellas.  GRODE  –  UAB.  Con  acceso:  27  de  mayo  2012. < http://www.grode.org/index.php?menu=grupstreball&grup=2>  − Àrea  d’educació  –  Diputació  de  Barcelona.  Portal.  Con  Acceso:  27  de  Mayo  de  2012.  <  http://www.diba.es/es/web/educacio/inici> 

Plan educativo de entorno. Ajuntament de L’Hospitalet, Barcelona. Actuacions 2011‐12. Con acceso: 27 Mayo  2012. < http://www.l‐h.cat/utils/obreFitxer.aspx?Fw9EVw48XS5s3nrFSkABBeWR0pKb0qazC3tqB2jrgIvme94ndjJoqecI1gn2LiCWdmv>  

− Ajuntament de La llagosta: El Proyecto Ciutat Educadora i l’escola de Pares i Mares. Con acceso: 27 de Mayo,  2012. <http://www.llagosta.cat/lallagosta/apartats/index.php?apartat=161/>  − Programa  TV  “Família  I  Escola”  –  XipTV  y  Diputació  de  Barcelona.  Con  acceso:  27  de  mayo  de  2012.  <  http://www.xiptv.cat/families‐i‐escola> 

17   

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->