Está en la página 1de 4
EEnn ccaammiinnoo HojaHoja parroquialparroquial dede lala ComunidadComunidad dede SanSan LeandroLeandro NúmeroNúmero
EEnn ccaammiinnoo
HojaHoja parroquialparroquial dede lala ComunidadComunidad dede SanSan LeandroLeandro
NúmeroNúmero 4.4. JunioJunio 20072007

EDITORIAL

VERANO A LA VISTA

La palabra “verano” la asociamos espontánea- mente a realidades como descanso, ocio, vacacio- nes, playas, montañas, viajes, libertad de hora- rios, relajación de costum- bres y de prácticas habi- tuales, cambio de la rutina diaria, etc

de prácticas habi- tuales, cambio de la rutina diaria, etc El verano, con su tiempo libre,

El verano, con su tiempo libre, es propi- cio para practicar la lectura y el deporte, para ver películas bue- nas, para participar en el campamento parro- quial, incluso para peregrinar en busca del sentido religioso de la vida, o para vivir momentos fuertes de retiro espiritual

Todo esto es verdad, pero solo parte de la verdad . Además, todo cambia según entendamos esa rea- lidad. ¿Por qué entender el “des- canso” como no hacer nada, cuan- do se puede entender como “cam- bio de actividad”? Y ¿por qué identificamos las vacaciones “cor- porales” con vacaciones “del espí- ritu”, con flojera, pereza, desgana, abandono ?

EL VERANO: “OTRA FORMA DE VIVIR Y DE CRECER COMO PERSONA Y COMO CRISTIANO”

El verano nos ofrece posibilidades inmensas y perspectivas nuevas que normalmente no están a nues- tro alcance en otras épocas del año

Por ejemplo, el verano es una

oportunidad para relacionarnos más intensamente con los que nos rodean: los hijos, la familia, los amigos. Es un tiempo propicio para intensificar la comunicación, el diálogo y la escucha.

El verano nos ofrece la oportuni- dad de viajar y conocer otros pue- blos, otras gentes, otras culturas. Y a la vez , aprender de ellos y hacer nuestros sus valores, sus buenas costumbres.

Es un tiempo para entrar en con- tacto con la naturaleza y disfrutar del paisaje, del mar y la montaña. No solo para disfrutar sino tam- bién para contemplar las maravi- llas de la creación, obra de Dios. Es decir, es un tiempo para des- arrollar nuestra dimensión con- templativa: orando, viendo y escuchando a Dios en la naturale- za.

En fin, el verano es un tiempo para

vivir de forma abierta y solidaria. La búsqueda del bienestar y el descanso merecido, no nos debe

embotar la mente y el corazón y hacernos egoístas y ciegos al sufri- miento de los demás. Debemos saber oír el grito del necesitado, que lo hay en todas partes y hacer de “samaritanos” atendiendo a los caídos en las cunetas de la vida. Seguro que hay tiempo para ello.

.

Por todo ello: ¡BIENVENIDO SEA EL VERANO!

Y como Comunidad cristiana de

San Leandro, mutuamente nos deseamos un feliz y provechoso tiempo de verano. Que allá por

septiembre nos encontremos un

poco más bronceados en el cuerpo y más robustos en el espíritu, con ganas de emprender el nuevo

curso.

VERANO, TIEMPO DE

NUESTRO VERANO

SS e acerca el final de curso y, con él, las estupendas y merecidas vacaciones de verano. Sí, ya sé que a veces se hacen muy largas y

es complicado organizarse con los niños, pero ellos también han “traba- jado” y deben des- cansar y cambiar de actividad sin ser

“esclavos” del reloj

y de las jornadas

maratonianas a las que muchas veces los sometemos por- que no queda otro

remedio debido a los horarios de tra- bajo o porque nos empeñamos en que tengan un montón

de destrezas a costa

urbanos e “interurbanos”, acampadas domésticas en casa de los abuelos, cursos varios en lugares también varios… que han constituido una tabla de salvación para montones de atribulados padres, entre los que, afortunada, no me cuento.

Lo de tener una madre “profe” no deja de ser, en muchas ocasiones, una refinada clase de tor- tura pero, ciertamente, para estas fechas está muy bien. Mamá ya no tiene que ir a trabajar y eso significa que nos podemos quedar en casa con ella y prescindir de rígidos horarios, que es algo que nos encanta a todos, en este caso a todas porque tengo tres hijas. Papá trabaja, pero también de otra forma, más relajado, porque ya no tiene que ayudar a vestir- nos para llevarnos o recogernos del cole metién- donos prisa, por ejemplo.

Por supuesto, esto no significa que viva- mos instalados en el caos, que una cosa es estar de vacaciones y otra la huelga permanente de brazos caídos o la siesta indefinida. Lo de la profe tenía que salir y reconozco que sale con frecuencia, por ejemplo dedicando todos los días un rato a repa- sar y a practicar lo que han aprendido durante el curso. Un ratito no viene mal a nadie y les entre- na las neuronas para que no lleguen de nuevo en septiembre tan absolutamente desconectadas que casi no se acuerden ni de cómo se escribe su nombre. Yo aprovecho también para leer lo

se escribe su nombre. Yo aprovecho también para leer lo de su tiempo de ocio y

de su tiempo de ocio y de estar en familia.

Por eso, el verano es un momento ideal para retomar o para hacer todo eso que durante el día a día del curso es más complicado: charlar de nuestras cosas, ir al campo o a la playa juntos, jugar al aire libre, planear salidas y actividades compartidas, leer, disfrutar del buen tiempo, dis- frutar de no tener todo el día ocupado y poder pasear o pensar, o contemplar un paisaje o, por qué no, rezar.

Desde hace años los colegios y otras enti- dades (asociaciones de tiempo libre, empresas de ocio, parroquias…) vienen ofreciendo la posibili- dad de, en determinadas fechas a partir del fin de curso, cubrir ese hueco o ese paréntesis escolar hasta que lleguen las vacaciones de los padres. Así han surgido diversos talleres, campamentos

2 En camino. Número 4. Junio 2007

SEGUIR EDUCANDO

mucho que tengo “aparcado” durante el año y para hacer algún curso aunque sea a distancia, por- que hay que pre- dicar con el ejemplo.

Dice José Antonio Marina citando un pro- verbio que “para educar se necesi- ta la tribu ente- ra” y por eso procuramos tam- bién buscar espacios y tiempos de compartir lo que creemos y lo que para nosotros como familia es importante con nuestros amigos y otras familias afines. Para ello repartimos parte de nuestras vacaciones con ellos, especialmente en el campamento para fami- lias que se organiza desde nuestra parroquia y en el que lo pasamos fenomenal cargando las pilas personal y familiarmente.

Pero además de todo esto, algo que ha hecho y hace especial nuestro verano es que durante este tiempo hay un miembro más en nues- tra familia: tenemos una “hija” y una “hermana” más que viene de lejos para disfrutar de lo que podemos compartir con ella y para ayudarnos a valorarlo un poco más. Se llama Dembid y es saharaui .Viene a través de un programa promovi- do por las asociaciones de amigos del pueblo saharaui que se llama “Vacaciones en paz”. Ella y otros muchos niños como ella viven en un campa- mento de refugiados donde habita su pueblo desde hace más de treinta años, en un lugar inhós- pito en medio del desierto; allí las condiciones son muy duras y dependen de la ayuda humanita- ria para subsistir. En verano las temperaturas son muy elevadas y ellos carecen de muchos alimen- tos, especialmente alimentos frescos, por lo que con frecuencia tienen carencia de vitaminas, ane-

por lo que con frecuencia tienen carencia de vitaminas, ane- mia, desnutri- ción… A través de

mia,

desnutri-

ción…

A través de una amiga nos enteramos de la existencia de este programa de ayuda para niños de entre 7 y 12 años (más o menos la edad de nuestras hijas) y así fue como Dembid entró en nuestras vidas, conta- giándonos su alegría y su sor- presa por todo lo que iba descubriendo, sus ganas de jugar y reir y su forma tan graciosa de expre- sarse preguntando constantemente. Ella pronto se hizo un hueco entre nosotros y ya estamos contan- do los días que faltan para que venga de nuevo. Mis hijas la acogieron felices de encontrarse con una nueva compañera de juegos y a veces un poco celosas porque tenían que compartir a sus padres, pero aprendieron lo que significa poner nombre y rostro a una necesidad y que no es tan imprescin- dible carecer de ciertas comodidades si se tiene una familia, una referencia tan fuerte como la que vive Dembid y que nosotros intentamos acompa- ñar desde aquí. Ellos vienen con lo puesto y nosotros ponemos otras muchas cosas, pero sobre todo acogida y afecto; y, como siempre ocurre, te dan más de lo que tú crees que estás aportando, así que es todo un regalo su presencia en casa.

Ya termino y os la voy a presentar. Ahí teneis una foto de mis “cuatro” hijas. A ver si la reconoceis. Las cuatro llevan casi la misma ropa porque era el casi-uniforme del campamento del que ya os he hablado y al que se vino con nos- otros. Para que la reconozcais, una pista, es la más morenita (pero no la más alta) ¿ A que se parecen un poco?

Lucía

NOTICIAS PASADAS, PRESENTES Y FUTURAS DE NUESTRA PARROQUIA

SABÍAS QUE …

En nuestra Parroquia hemos tenido las Primeras Comuniones los sábados 12,19 y 26 de Mayo. Han recibido a Jesús por primera vez 52 niños y niñas. Resultaron unas bellas ceremonias y las han vivido felices los niños, los familiares, los catequistas y toda la comunidad de San Leandro. Que tanto los niños, como sus padres sientan la necesidad de seguir for- mándose y viniendo a la Eucaristía.

El Festival y el Mercadillo misionero que cele-

bramos el día 2 y 3 de Junio han supuesto para nues-

tra Parroquia una verdadera gracia. ¡Nuestra simpatía

por la Misión y los Misioneros oblatos en Venezuela!

y les brindamos nuestro apoyo y colaboración

en Venezuela! y les brindamos nuestro apoyo y colaboración Nuestra Parroquia, un año más, está organizan-

Nuestra Parroquia, un año más, está organizan- do un Campamento en familia. Tendrá lugar la semana del 23 al 29 de Julio y será en el pueblo de Toledo que se llama Real de San Vicente. ¡Es una invitación tentadora… Seguro!

de San Vicente. ¡Es una invitación tentadora… Seguro! so de estudios y preparación al Sacerdocio recibien-

so de estudios y preparación al Sacerdocio recibien- do la ordenación sacerdotal. Este gozoso aconteci- miento para él, su familia y los que le apreciamos va a tener lugar el próximo día 2 de Septiembre en Jaén, su ciudad natal. Nos congratulamos con él y le dese- amos un sacerdocio fecundo al servicio de la Iglesia.

Nuestro diácono David va a culminar su proce-

Este año tendremos una excursión

de

San Vicente de la provincia de Toledo, dis-

tante de Madrid cerca de unas dos horas.

Será el próximo día 23 de Junio, sábado. Se nos ofrecerá, sobre todo, la oportunidad de compartir muchas cosas sobre nuestra Parroquia…

parroquial al paraje Real del pueblo

Los Oblatos están celebrando los 125 años de su presencia en España. Se ha programado una excursión-peregri- nación a lugares importantes de la vida de la Congregación de los Oblatos. Será del 4 al 8 de Julio.

4 En camino. Número 4. Junio 2007

A partir del 1 de Julio entraremos en el horario de verano. Se suprime la Misa de 11 de los Domingos y Fiestas, y se adelanta a las 9,30, la Misa de 10 de los días laborables.

¡QUE TENGAMOS TODOS FELIZ VERANO !

Visita en Internet:

http://catacumbas.blog.com

Es el blog de las Comunidades de la Parroquia abierto a todos vosotros. Podrás ver vídeos del Festival Misionero, fotos, información

las Comunidades de la Parroquia abierto a todos vosotros. Podrás ver vídeos del Festival Misionero, fotos,