P. 1
7 La Observacion

7 La Observacion

4.6

|Views: 47.699|Likes:
Publicado porpacotaipe

More info:

Published by: pacotaipe on Jan 11, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

12/13/2015

65

3.3 La observación
¿Qué es la observación?

La observación es una técnica de investigación cualitativa que nos permite recoger información a través
de lo percibido por nuestros sentidos. Si bien el nombre de esta técnica –REVHUYDFLyQ– alude al sentido de
la vista en particular, su aplicación no solo se basa en ORTXHVHYH sino también en ORTXHVHHVFXFKD. En
este sentido, su nombre alude más bien a la actitud o papel que asumimos durante el proceso de recojo de
información o investigación, el de “observador”, del cual ya hemos discutido previamente.

Como toda técnica de investigación, la observación no se realiza de
manera desordenada, sin un objetivo ni una meta clara, sino que más
bien se trata de un proceso de recojo de información sistemático y
orientado a explorar el problema o tema que nos interesa abordar.
Pero, a diferencia de otros métodos de investigación cualitativos o
cuantitativos, la observación nos permite obtener información sobre el
problema o tema que nos interesa, tal y como éste se produce, es decir,
en el mismo contexto y momento en que este se desarrolla. Así, por
ejemplo, si lo que nos interesa es investigar sobre las relaciones que
se dan entre los alumnos y los profesores de algunos colegios en
Huancavelica, no solo resultaría importante que realicemos entrevistas
o encuestas a los alumnos y los profesores de los colegios
seleccionados, sino que además sería fundamental que observemos
cómo estas relaciones se desarrollan efectivamente, es decir, que
observemos cómo se desarrolla la relación entre los alumnos y los
profesores durante el mismo dictado de las clases, durante las horas de
tutoría o durante el recreo, por citar algunos ejemplos.

De esta manera, podemos decir que la observación constituye un
acercamiento a la realidad “durante y de la manera en que esta misma
sucede”. Es a partir de la definición de nuestro problema o tema a
investigar que se determina “qué se observa, quién es observado,
cómo se observa, cuándo se observa, dónde se observa, cuándo se
registran las observaciones, qué observaciones se registran, cómo se
analizan los datos procedentes de la observación o qué utilidad se da a
los datos”
1
.
¿Quién observa? ¿Qué se observa?

Todo proceso de observación involucra por lo menos tres elementos.
El observador es aquella persona que planifica y utiliza la
observación con el fin de recoger información (el investigador). El
objeto de observación lo constituye aquello que nos interesa observar
y de lo cual queremos obtener información. La percepción es el fruto
de la interacción entre observador y sujeto/objeto de observación, es
decir, la observación en sí misma

Ahora bien, debe quedar claro que el REVHUYDGRU es un individuo que posee valores, normas y prejuicios,
como cualquier otro. Esto es importante de considerar en la medida que la observación se basa en las
1
Rodríguez, Gregorio, Javier Gil y Eduardo García, 0HWRGRORJtDGHODHYDOXDFLyQFXDOLWDWLYD Málaga: Ediciones Aljibe, 1996,
p.151.
No es recomendable que la
observación sea la única técnica
en la que se base una
investigación. Sus resultados
deben ser contrastados o
complementados con los datos
obtenidos por medio de otras
técnicas de investigación. Sin
embargo, la observación nos
permite:
1) ExpIorar y percatarnos de
aspectos que no necesariamente
son recogidos por otras técnicas,
como el contexto físico y social,
las características de las
personas, la dinámica del grupo,
la vida cotidiana, etc.
2) FormuIar preguntas o dudas
que luego se pueden profundizar
con otras técnicas.
3) Examinar temas o problemas
de los que no se habla o que
cuesta expresarlos verbalmente.

Definición

La observación es una técnica de
investigación cualitativa que
consiste en un proceso en el cual
el investigador recoge por sí
mismo información relacionada
con cierto problema, a través del
uso de sus sentidos. En este
proceso intervienen las
percepciones del sujeto que
observa y sus interpretaciones de
lo observado.
SECCIÓN 3: HERRAMIENTAS DE INVESTIGACIÓN CUALITATIVA LA OBSERVACIÓN
66
percepciones que realice el observador y que estas de todas maneras se verán afectada por sus valores,
normas y prejuicios, por su manera de ver y entender el mundo. Por eso, el observador debe ser
conciente de ello y debe buscar ser lo mas imparcial y objetivo posible durante el desarrollo de la
observación.

El REMHWR GH REVHUYDFLyQ nos remite a dos unidades de
observación indesligables: i) a los sujetos de observación, y ii)
al contexto de la observación. Cuando hablamos de los sujetos
de observación nos referimos a los individuos de los que nos
interesa obtener algún tipo de información y de los que
observamos conductas, actitudes, formas de relacionarse,
formas de actuar, entre otros (en nuestro ejemplo, a los
estudiantes y a los profesores de los colegios de Huancavelica,
y sus formas de relacionarse). Cuando hablamos del contexto
de la observación nos referimos al trasfondo o escenario donde
estos individuos se desenvuelven o actúan, como el contexto
físico, el contexto histórico, el contexto social, el contexto
cultural, entre otros (siguiendo con nuestro ejemplo, el contexto
físico lo son los salones o aulas donde se dictan las clases, el
mismo colegio, pero también lo es la misma Región
Huancavelica, la cual nos remite a un contexto social y cultural específico, por ejemplo). Dependiendo
de la investigación, se determina qué contextos se abarcan o no, pero por lo menos, y en general, el
contexto físico donde se desarrolla la acción de nuestros sujetos de observación, debe ser abarcado. Esto
quiere decir que no se puede realizar una observación de los sujetos sin recabar información del contexto
donde estos realizan sus acciones.

Finalmente, cuando hablamos de percepción nos referimos a todo lo que el observador escucha y ve, y
que luego sistematiza o registra. Pero este escuchar y ver no equivale a una interpretación de lo que cree
ver o escucha el observador (o de las razones de por qué suceden), sino mas bien a la descripción vasta y
amplia de lo que observa, como si tratara de fotografiar o retratar lo más fiel posible lo que tiene frente a
Aspectos éticos: a nadie le gusta
sentirse observado. Para la mayoría
de personas el sentirse observadas
resulta algo incómodo e irritante. Lo
más probable es que ante la
presencia de un observador, las
personas terminen por modificar su
comportamiento o inhibir algunas de
las conductas que se quieren
observar. Por ello, lo mejor es
informar a la población los fines de
nuestra investigación o los motivos de
nuestra presencia. De hecho,
observar sistemáticamente y sin que
las personas sepan que están siendo
observadas puede conllevar a serios
problemas éticos.
El trabajo infantil es una de las problemáticas que más aqueja a los países de América Latina. Por ello, el
Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil de la OIT, elaboró el “Estudio para Ia
determinación de Iínea de base trabajo infantiI y adoIescente peIigroso en áreas urbanas de Ios distritos
de Panamá y San MigueIito de Ia Provincia de Panamá". El objetivo de esta investigación era obtener
información completa sobre la participación de niños(as) y adolescentes de 5 a 17 años de edad en trabajo
urbano. Para conocer los datos demográficos de esta población se realizaron encuestas, así como grupos focales
para conocer sus percepciones sobre el trabajo. Sin embargo, se requerían datos que no se podían preguntar
directamente porque los menores se mostraban reacios e incómodos, o porque simplemente se trataba de temas
íntimos. Para recabar esta información problemática, se utilizó la observación.

La observación permitió observar las condiciones de riesgo del espacio laboral de los menores, así como las
repercusiones físicas, psicológicas y sociales de su trabajo. Entre otras cosas, se pudo averiguar que: el trabajo
que involucraba mayores riesgos físicos, ambientales, emocionales y sociales (recolector de basura), era
realizado principalmente por varones de entre 10 y 14 años; que entre los propios menores se presentaban casos
de abuso físico y verbal; que los adultos que trabajan en el mismo lugar, los clientes, transeúntes y/o conductores
abusaban verbalmente de los menores, entre otros resultados. Además, se llegó a observar la actitud real de los
niños mientras trabajaban, lo cual no se hubiese podido conocer por medio de otra técnica.
OBJETO DE
OBSERVACIÓN PERCEPCION
OBSERVADOR
SECCIÓN 3: HERRAMIENTAS DE INVESTIGACIÓN CUALITATIVA LA OBSERVACIÓN
67
sí. Es luego de concluido el proceso de investigación por medio de la observación, que se intenta
formular interpretaciones.

Algunas sugerencias de:
• Selección: Una buena aplicación de
la observación supone una adecuada
selección de observadores según el
contexto y los sujetos de observación.
Si los sujetos de observación lo
constituyen mujeres adolescentes
embarazadas, lo mejor sería contar
con observadoras mujeres. Si por el
contrario, lo que se busca observar
son las actividades e interrelaciones
del comercio sexual, es mejor contar
con observadores hombres, dado la
peligrosidad que rodea a este
problema.
• Aplicabilidad: A pesar de su valor
como técnica de recopilación de
información, la observación es de
utilidad limitada en ciertas
situaciones. Por ejemplo, no sería
correcto observar ciertos eventos tales
como una consulta médica, pues ello
violaría la privacidad de la relación
paciente-médico.
• Registro: no debemos fiarnos de los
recursos de nuestra memoria, por ello
es fundamental llevar un registro de
lo observado.

3.3.1 Estilos de observación

Una vez que hemos identificado a nuestro REMHWRGHREVHUYDFLyQ y qué es lo que queremos observar de
él, podemos optar por diferentes estilos de observación. La observación puede ser caracterizada según
dos criterios principalmente: i) por su nivel de estructuración, y ii) por el papel del observador.

A. Por su nivel de estructuración

Según el nivel de estructuración, la observación puede ser estructurada o no estructurada. Sin embargo,
ambos tipos no deben ser considerados como polos opuestos sino como complementarias o como parte
de una línea continua.

Así, la observación no estructurada debe entenderse como un paso previo requerido para desarrollar la
observación estructurada, como una exploración previa del terreno de investigación donde se plantean
grandes dudas y donde se brinda amplia libertad para descubrir, explorar, describir y explicar el tema o
problema que nos interesa investigar, reuniéndose datos y antecedentes, pero sobre todo prestando
especial atención al contexto de la observación específicamente.

La investigación "EI juego como estrategia para aIcanzar Ia
equidad cuaIitativa en Ia educación iniciaI. Entornos
Iúdicos y oportunidades de juego en eI CEI y Ia famiIia" de
Giselle Silva, nos confiere los elementos necesarios para
discernir entre observador, objeto de observación y
percepción.

El objetivo de este estudio era analizar los factores que
permiten que las oportunidades de aprendizaje y desarrollo
infantil en la educación inicial sean más equitativas. Como
hipótesis, el estudio partía del juego como elemento importante
que brinda ventajas educativas y evolutivas al niño(a). Para
conocer y describir el juego de los niños y niñas se hizo uso
de la observación, así como de entrevistas a profundidad. Al
tener como tema la equidad en los centros educativos
resultaba imprescindible incluir en el estudio a niños(as) de
todos los sectores socioeconómicos. Así, se eligieron a 26
niños(as) de los sectores A, B, C, D y E que estuvieran
cursando la educación inicial.

Dos investigadores observaron a tres niños(as) y a su maestra
durante toda una jornada de clases, registrando todos los
juegos y ocurrencias de los niños(as), así como las acciones y
la administración del tiempo de la maestra dentro del aula.
También, se realizaron observaciones en el patio durante el
tiempo recreo, pues de hecho resultaba muy importante para
el desempeño lúdico del niño(a). Otro momento de la
observación consistió en conocer el espacio del juego del
niño(a) en su hogar. Para ello los observadores solicitaron a
los padres que les permitan jugar a los niños(as) como lo
harían cotidianamente. En estos dos espacios, aula, patio de
recreo y hogar, se observaron al detalle los elementos,
dinámica y equipamientos disponibles para el juego.
SECCIÓN 3: HERRAMIENTAS DE INVESTIGACIÓN CUALITATIVA LA OBSERVACIÓN
68
Los resultados de la observación no estructurada deben ser
incorporados rápidamente a la construcción de la guía de
observación estructurada, la cual está orientada –
específicamente- hacia los objetivos o metas de nuestra
investigación, hacia aquello que queremos observar.

De esta manera, la observación estructurada establece de
antemano los aspectos o puntos que se van a observar
(conductos, actitudes, formas de relacionarse, formas de
actuar, etc), apelando a procedimientos más formales (una
guía) para la recopilación de esta información. Así, los
resultados de la observación estructurada pueden proveer
datos sobre frecuencia, intensidad y duración de estos
aspectos o puntos a observar.

Algunas sugerencias:
• Aplicabilidad: La observación no estructurada es particularmente útil cuando se quiere descubrir
aspectos desconocidos del tema o problema bajo estudio o cuando se quiere conocer el contexto más
amplio donde se desarrollara nuestra observación.
• Desagregar: Es conveniente que en la guía de observación estructurada las conductas, actitudes,
formas de relacionarse, etc que queremos observar, estén lo más desagregadas posibles a modo de
asegurar que su observación pueda ser reproducible (por ejemplo: todos los observadores ven lo
mismo), comparable (por ejemplo: las mismas conductas son observadas en todos los sujetos) y
cuantificable (por ejemplo: permite conocer frecuencia o duración).
B. Por el nivel de participación del observador:

Según el nivel de participación del observador,
la observación puede ser: i) desde dentro, en
calidad de observador encubierto, ii) desde
afuera o desde la perspectiva de “una mosca
en la pared”, en calidad de observador, o iii)
en una situación intermedia, como observador
participante.

En el caso de la REVHUYDFLyQ HQFXELHUWD, el
investigador es, o pretende ser, un miembro
más del grupo o de los sujetos en observación,
y por ello no les informa que están siendo
observados. Esta observación encubierta, sin
embargo, plantea cuestiones de ética que ya
hemos mencionado antes.

En el caso de la REVHUYDFLyQ FRPR
REVHUYDGRU, el investigador informa a las
personas los motivos de su presencia, pero
tratará de que su presencia no afecte el normal
desarrollo de las relaciones o las acciones. Por ello, deberá tratar de “ser invisible”, y su ubicación y
participación deberá ser sigilosa en extremo (si estamos observando el desarrollo de una clase, no
debemos sentarnos en primera fila sino al final, y debemos evitar estar levantándonos y cambiando de
sitio, por citar algunos ejemplos).

Requisitos básicos para ser un buen
observador:

• Tener bien identificado a quién(es)
se quiere observar y qué es aquello
que se quiere observar.
• Concentración y paciencia.
• Criterio para discernir entre lo que es
importante y lo que no lo es.
• Minuciosidad para observar y
escuchar.
• Habilidad para “hacerse invisible”.
• Capacidad para observar, escuchar y
registrar al mismo tiempo.
• Curiosidad permanente para
identificar situaciones poco comunes.
Habilidades del observador

Anticipación: un buen observador se toma un tiempo
previo para revisar y conocer la guía de observación que
va aplicar en su trabajo.
Seguridad: un buen observador nunca deja de preguntar
sobre los aspectos o los puntos de la guía de
observación que le han quedado poco claros
Respeto: un buen observador nunca realiza su labor sin
poner al tanto de ello a la población que va a observar.
Concentración: un buen observador debe concentrarse
en observar los puntos que la guía de observación le
plantea, debe evitar distraerse o perder el hilo conductor
de las acciones que se van desarrollando delante de él.
InvisibiIidad: un buen observador debe desarrollar la
habilidad de no hacerse notar en los espacios donde está
trabajando, en todo momento debe tratar de pasar
desapercibido y de minimizar el impacto de su
presencia.
VersatiIidad: un buen entrevistador debe desarrollar la
capacidad de “observar” y llevar a la vez apuntes o notas
de lo que observa
SECCIÓN 3: HERRAMIENTAS DE INVESTIGACIÓN CUALITATIVA LA OBSERVACIÓN
69
La REVHUYDFLyQ SDUWLFLSDQWH constituye una de las técnicas privilegiadas de la investigación social. En
ella el investigador trata de integrarse al grupo o comunidad de los sujetos de observación, como un
miembro más, participando en todas las acciones o actividades que estos desarrollan, pero informándoles
sobre nuestras intenciones previamente. Por ello, y dependiendo del grupo, trata de aprender sus códigos
o su lenguaje (si se trata de una comunidad campesina de quechuahablantes, el observador participante
deberá aprender el idioma; si se trata de un grupo de jóvenes barristas, el observador participante deberá
aprender y utilizar el lenguaje de jergas, por citar algunos ejemplos) y trata de convivir o pasar la mayor
cantidad de tiempo posible con ellos. De esta manera, el observador participante busca comprender las
cosas que observa o que le interesan desde el punto de vista de los propios sujetos de observación y no
como un ser extraño.

Este tipo de observación proporciona una información rica y detallada. El fin de la observación
participante es poder contextualizar la información recabada por otras técnicas de investigación, y trata
de entenderla o comprenderla desde el punto de vista de los sujetos de observación.

3.3.2 Registro de la información

Para iniciar el registro de nuestra observación primero debemos de tener claro qué es lo que queremos
observar. Indudablemente, necesitaremos donde llevar el registro de lo que percibimos. Un cuaderno,
por ejemplo, con suficientes hojas y llevado con orden es suficiente para registrar lo observado. El
cuaderno se podría organizar de tal manera que los datos obtenidos no se entremezclen y pierdan su
sentido. Por ejemplo, si todos los datos se escriben de corrido y sin clasificar podríamos confundir
información descriptiva del contexto con las notas metodológicas, pero aún así, si se realiza un amplio
número de observaciones sin llevar un orden luego ¿cómo recordar con certeza la fuente de los datos?.
Uno de las maneras mas sencillas para contar con cierto orden es llevar el registro de las fechas y horas
en que se realizaron las observaciones. Adicionalmente, se puede agregar información del lugar donde se
realiza la observación con el fin de diferenciarla (por ejemplo, en nuestro ejemplo de observación de las
relaciones entre alumnos y profesores de colegios de Huancavelica, podríamos poner fecha, hora,
nombre del colegio, distrito, provincia, si es privado o particular, etc).

Finalmente, otra manera de obtener orden en nuestro registro pasa por clasificar la información según
tres niveles:

ƒ Información descriptiva: que contienen la descripción lo más fiel posible de lo que observamos,
que incluye la descripción de los sujetos de observación y sus acciones, así como del contexto de
observación.
ƒ Información metodológica: que contiene las dudas, preguntas o nuevas fuentes de información
que pueden surgir durante la observación.
La Facultad de Humanidades de la Universidad Centroamericana de Nicaragua realizó la investigación
“Situación de Ia Niñez y perspectivas de DesarroIIo Humano en Nicaragua" para conocer cómo viven los
niños(as) y los adolescentes de los sectores socioeconómicos más bajos de su país. Una de las líneas de la
investigación buscaba explorar en la vida cotidiana y las representaciones sociales de los niños(as) y
adolescentes, por lo que se utilizó la observación participante.

Veinte niños, niñas y adolescentes divididos en dos subgrupos por edades en zonas urbano y rurales, y
pertenecientes a los dos niveles de pobreza (media y extrema), fueron observados en su medio natural
(comunitario, escolar y familiar). La presencia de los observadores en los espacios de desenvolvimiento de
los grupos a estudiar logró hacer evidente algunas características desconocidas y encontrar contradicciones
con los datos proporcionados por los informantes a través de otras técnicas. Por lo general, en las
investigaciones sobre la niñez, se acude a los padres para obtener los datos sobre sus hijos, ya que ellos
supuestamente son los principales informantes. Sin embargo, también es vital conocer más de cerca el
espacio donde viven los menores, ya que los padres pueden estar ocultando información que nos les
conviene revelar (como por ejemplo el obligar a trabajar a sus hijos, o mantenerlos enfermos).
SECCIÓN 3: HERRAMIENTAS DE INVESTIGACIÓN CUALITATIVA LA OBSERVACIÓN
70
ƒ Interpretación: que contienen nuestras hipótesis o razones para explicar lo que observamos.

Algunas sugerencias de:
• Apoyo: el registro de información puede ser acompañado, a modo de procedimiento auxiliar, de
mapas, diagramas o cuadros.
• Interpretación: la observación participante considera importante registrar las descripciones de las
vivencias, emociones y acciones del observador.
• Aplicación: la observación participante favorece un acercamiento en tiempo real del investigador a
las experiencias y vivencias de los sujetos de observación.

Ventajas de Ia observación Limitaciones de Ia observación
; La observación facilita el registro de hechos
dentro de su contexto o permite tener una
idea contextualizada de los hechos.
; Se puede obtener información sobre temas o
problemas que resultan difíciles de recoger a
través de otras técnicas de investigación,
como las que se basan en el relato de los
informantes.
; La observación es útil para explorar temas o
problemas que resultan difíciles de narrar o
de describir por los propios individuos o qué
tienden a ser descritas en términos ideales
(por ejemplo, creencias religiosas, hábitos
alimentarios, prácticas de higiene, etc.).
: Requiere de una concentración especial,
pues en ocasiones requiere tomar nota,
observar y participar.
: Siempre que se observa, resulta difícil
registrar los hechos de manera imparcial y
neutra, sin que nuestras creencias afecten
nuestro criterio de observación y registro.
: La presencia del observador puede alterar el
normal desarrollo de las conductas que se
quieren observar.
: El investigador tiene poco control sobre la
situación.
: No siempre se puede aplicar la observación
como técnica de recojo de información.
SECCIÓN 3: HERRAMIENTAS DE INVESTIGACIÓN CUALITATIVA LA OBSERVACIÓN
71

CASO ~ E3EMPLO: OBSERVACIÓN
Los niños de Ia caIIe de Lima MetropoIitana
Los problemas económicos y sociales que afectan a los niños en nuestro país son numerosos. Problemas de
desnutrición, de violencia familiar, de deserción escolar, de trabajo infantil, entre otros, pueden ser fácilmente
detectados, pero se encuentran rodeados de gran cantidad de variables que los convierten en difíciles de resolver.

Paso 1. Definición del problema v de la estrategia de investigación.

En este caso, elegiremos como problema de investigación a abordar “las condiciones de trabajo infantil entre los
niños de la calle de Lima Metropolitana”. Al tener claro el problema que guiará nuestro estudio, procederemos a
definir una estrategia de investigación. En general, en relación a los “niños de la calle”, podemos plantear varias
preguntas o temas para explorar. Una manera de averiguar sus causas y profundizar en ellas podría ser a través
del uso de la entrevista. Asimismo, para determinar su número y averiguar datos sobre sus actividades, ingresos o
edades, entre otros, podríamos aplicar una encuesta. Pero para conocer qué lugares habitan estos niños, dónde se
reúnen, por que lugares transitan, o que actividades realizan en el día, podemos desarrollar la técnica de la
observación. La ventaja y riqueza de la observación reside en que nos permite obtener información sobre el
problema o tema que nos interesa, tal y como éste se produce, es decir, en el mismo contexto y momento en que
este se desarrolla. Podríamos recoger la descripción del día a día de los niños de la calle a través de entrevistas,
pero sería un medio indirecto para conocer sus eventos cotidianos. Muy distinto es observar sus condiciones con
nuestros propios ojos.

Paso 2. Definiendo el objeto de observación.
Podemos pensar que resulta obvio a quienes vamos a observar: a los niños de la calle. Pero, la observación
involucra un proceso más complejo que la sola idea de “observar a los niños de la calle”. Cuando “observamos”,
observamos la acción de los niños en un contexto determinado y no debemos restar importancia a este contexto o
escenario. Por ejemplo, podemos observar los niños en el lugar que ellos consideran su hogar, que generalmente
son casas abandonadas, y veremos que su conducta muestra diferencias con la que tienen en la calle. Igualmente,
observando las características de este lugar podemos identificar en qué tipo de condiciones habitan estos niños.
También, si seguimos a los niños durante el transcurso de unos días, no solo descubriremos las actividades a las
que se dedican (y que quizá no declararían en una entrevista, como inhalar WHURFDO o robar), sino que podemos
descubrir que tienen un circuito o ruta definida, con puntos de reunión, puntos de descanso, de almuerzo, puntos
de robo, etc. En consecuencia, no solo se observan las acciones, conductas o comportamientos de los niños, sino
que también es importante observar dónde y cuándo suceden.

Paso 3. El diseño de la guía de observación.

Definido nuestro problema, e identificados son los individuos que observaremos, debemos diseñar una guía
específica de observación. Antes de hacerlo, siempre es recomendable acudir a los estudios o textos que se han
hecho sobre el tema y que nos pueden dar pistas sobre lo que podríamos encontrar.

Cuando se hace una guía de observación, siempre es recomendable dejar un espacio final para anotaciones de
cosas o hechos importantes y que quizá nuestra guía no contempla. También, siempre es bueno anotar algunos
datos básicos como: la fecha en que se realizó la observación, la hora, el número de personas observadas, el lugar
donde ocurre la observación, entre otros. En nuestro caso, podemos plantear una guía de observación que
orientada a recoger los siguientes datos:

• Fecha
• Nombre del observador
• Hora de inicio / término de la observación
• Espacio 1 de observación: lugar donde duermen. Ubicación. Descripción física. Actividad(es) que se
desarrolla(n). Comportamiento de los niños.
• Espacio 2 de observación: lugar donde se alimentan. Ubicación. Descripción física. Actividad(es) que se
desarrolla(n). Comportamiento de los niños.
• Espacio 3 de observación: lugar donde “trabajan”. Ubicación. Descripción física. Actividad(es) que se
desarrolla(n). Comportamiento de los niños.
• Actitudes de los niños de la calle entre sí en los tres espacios: agresividad, pasividad, cooperación,
indiferencia.

SECCIÓN 3: HERRAMIENTAS DE INVESTIGACIÓN CUALITATIVA LA OBSERVACIÓN
72
Esta es una guía de temas de observación no exhaustiva y que busca explorar cada de uno de los espacios donde
los niños actúan. De hecho, por cada uno de estos espacios (el hogar, la esquina de descanso, el lugar donde se
alimentan, por citar algunos ejemplos) se debe observar su ubicación, la descripción física, las actividades que se
desarrollan y el comportamiento de los niños. De hecho, se puede llegar a desagregar o especificar muchos de los
componentes a observar, como, por ejemplo, la descripción física, las actividades y los comportamientos.

Paso 4. La aplicación de la observación.

Ahora bien, todo ejercicio de observación requiere del permiso y aprobación de nuestros observados. En este caso,
se presenta una tarea difícil pues en general a ninguna persona le gusta ser observada. El permiso y la aprobación
de realizar la observación se puede obtener de la explicación que hagamos de nuestra labor y su fin, pero sobre
todo de la confianza que podamos lograr con nuestra población objetivo. El desarrollo de la confianza no es un
proceso inmediato y supone varios días de interacción con los niños. También, depende en gran medida de
nuestras cualidades personales y de la empatía que podamos generar con ellos.
Finalmente, a menos que se esté aplicando la técnica de la observación participante, el observador debe tratar en
todo momento de pasar desapercibido y de no alterar el natural desarrollo de las acciones. Por ello, debe ubicarse
en lugares estratégicos e interferir lo menos posible. Por ejemplo, podemos seguir a los niños en su rutina a una
distancia apropiada. Como suele ocurrir en la observación, en las primeras ocasiones nuestra presencia será
motivo de distracción, pero al cabo de unos días dejará de serlo.

Paso 5. Sistematización de la información.

La observación participante por lo general no cuenta con una guía de observación, por lo que se hace necesario
llevar un registro en algún cuaderno, y que se ordene la información de manera ordenada. Pero la observación que
cuenta con una guía no tiene ese problema, pues en teoría la guía deberá prever todo el espacio posible para
hacer las anotaciones, así como todas los elementos a observar.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->