P. 1
Primer certamen universitario de ensayo “La discriminación en México”.

Primer certamen universitario de ensayo “La discriminación en México”.

|Views: 203|Likes:
Publicado porCONAPRED
Se suele afirmar, con cierta parcialidad, que “el futuro son los jóvenes”.
La frase es inexacta: los jóvenes también son el presente, y prueba de ello es el libro que el lector tiene en sus manos. Los jóvenes constituyen un grupo en su mayoría discriminado, cuyas oportunidades de desarrollo están severamente limitadas por el entorno social. Ante tal circunstancia es preciso multiplicar los espacios laborales, educativos y culturales en los que la juventud crezca y haga oír su voz. La entidad más calificada para cumplir con tales propósitos en nuestro país es, sin duda, la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM). En alianza con ella, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), preocupado por resarcir la deuda que la nación tiene con sus jóvenes, coedita el presente volumen, notable resultado del primer certamen universitario de ensayo “La discriminación en México”, convocado por ambas instituciones.
Se suele afirmar, con cierta parcialidad, que “el futuro son los jóvenes”.
La frase es inexacta: los jóvenes también son el presente, y prueba de ello es el libro que el lector tiene en sus manos. Los jóvenes constituyen un grupo en su mayoría discriminado, cuyas oportunidades de desarrollo están severamente limitadas por el entorno social. Ante tal circunstancia es preciso multiplicar los espacios laborales, educativos y culturales en los que la juventud crezca y haga oír su voz. La entidad más calificada para cumplir con tales propósitos en nuestro país es, sin duda, la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM). En alianza con ella, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), preocupado por resarcir la deuda que la nación tiene con sus jóvenes, coedita el presente volumen, notable resultado del primer certamen universitario de ensayo “La discriminación en México”, convocado por ambas instituciones.

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: CONAPRED on Jul 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/26/2015

pdf

text

original

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 1

PRIMER CERTAMEN UNIVERSITARIO DE ENSAYO “LA DISCRIMINACIÓN EN MÉXICO”

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 2

© 2005 Primer certamen universitario de ensayo “La discriminación en México”. Universidad Nacional Autónoma de México Avenida Universidad 3000, col. Copilco 04510, México DF

Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación Dante núm. 14, col. Anzures, Del. Miguel Hidalgo, 11590, México DF
ISBN

970-9833-24-3 Se permite la reproducción total o parcial del material incluido en esta obra, sujeta a citar la fuente.

Impreso en México Printed in Mexico

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 3

Contenido
PRESENTACIÓN
UNAM-CONAPRED

5

PRÓLOGO Mario Luis Fuentes FALLO DEL JURADO PRIMER LUGAR La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad Aarón Hernández Farfán SEGUNDO LUGAR La discriminación en México vista desde otras fronteras Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro TERCER LUGAR Dialugus o el fuego del vacío Roberto Zapata Pérez

7

13 15

37

65

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 4

MENCIONES HONORÍFICAS Formulación econométrica de la discriminación en el acceso a los servicio de salud: caso práctico en el Distrito Federal María de Jesús Ramos Escamilla Crítica de la razón discriminante Luis Armando Marín Elías Contenido Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual Abán Praxedis Román Franco 137 115 101

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 5

Presentación
Se suele afirmar, con cierta parcialidad, que “el futuro son los jóvenes”. La frase es inexacta: los jóvenes también son el presente, y prueba de ello es el libro que el lector tiene en sus manos. Sobre este tema han reflexionado diversos autores. Algunos de ellos, como Wilde –“No soy tan joven como para saberlo todo”– o Blasco Ibáñez –“La juventud es la edad de los sacrificios desinteresados, de la ausencia de egoísmo, de los excesos superfluos”–destacan la avidez y la desmesura como lo propio de esta etapa de la vida. Otros prefieren, quizá razonablemente, considerarla un estado del espíritu que se caracteriza por su apertura a nuevas ideas y que puede ser adoptado en cualquier edad; en ese sentido Picasso observaba que “lleva tiempo llegar a ser joven”. Un tercer grupo opta por enfatizar el supuesto carácter imperfecto e inconcluso respecto de la madurez, a veces desde una perspectiva radical, como Jardiel Poncela –“La juventud es un defecto que se corrige con el tiempo”–, a veces desde una íntima nostalgia, como Goethe:“Si la juventud es un defecto, uno se corrige muy pronto de él”. Ninguno, hasta donde recordamos, subraya este hecho infortunadamente cotidiano en nuestro país: los jóvenes constituyen un grupo en su mayoría discriminado, cuyas oportunidades de desarrollo están severamente limitadas por el entorno social. Ante tal circunstancia es preciso multiplicar los espacios laborales, educativos y culturales en los que la juventud crezca y haga oír su voz. La entidad más calificada para cumplir con tales propósitos 5

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 6

en nuestro país es, sin duda, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En alianza con ella, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), preocupado por resarcir la deuda que la nación tiene con sus jóvenes, coedita el presente volumen, notable resultado del primer certamen universitario de ensayo “La discriminación en México”, convocado por ambas instituciones. No es ése el único fin que persigue este libro. Como fruto de un convenio general de apoyo y colaboración entre la
UNAM

y el

CONAPRED participa de una aspiración más amplia: “llevar a cabo Presentación actividades de divulgación con el objetivo de prevenir y eliminar todas las formas de discriminación, así como de promover la adopción de medidas positivas y compensatorias a favor de todos los grupos considerados en situación de vulnerabilidad”. Sería por lo menos descuidado terminar esta nota sin mencio6 nar la excelencia de los trabajos presentados a concurso. El lector tendrá oportunidad de juzgar por la muestra que aquí presentamos. Quizá coincida con nosotros en que la juventud es también nuestro presente.
UNAM-CONAPRED

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 7

Prólogo
La discriminación en México es uno de los fenómenos de mayor complejidad y gravedad a que nos enfrentamos cotidianamente. La discriminación lastima y daña la condición humana, e impide la construcción de una ciudadanía plena, basada en la solidaridad y la convivencia respetuosa. Uno de los grandes retos que tenemos como país consiste en lograr que los esfuerzos que se han hecho durante varias décadas para conseguir que el tema de la discriminación cobre visibilidad pública se transformen ahora en acciones permanentes, con el fin de que el principio de la no discriminación pueda permear de manera transversal todas las políticas públicas que existen en nuestro país orientadas a fomentar e impulsar la inclusión social. La reforma constitucional para prohibir todo tipo de discriminación, y la promulgación de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación son apenas los primeros asideros sólidos con los que contamos para avanzar en la formación de preceptos estatales que, desde la visión local, contribuyan a consolidar un mejor marco de garantías sociales, basadas en las nociones de la integración y del derecho de todos y todas a vivir en la diferencia. Todo gobierno democrático debe aspirar no sólo a la consolidación de marcos institucionales abiertos y transparentes, sino a la generación de instituciones públicas y privadas que alienten y permitan que la cultura de la no discriminación pueda arraigarse y permanecer como uno de los ideales colectivos en nuestro país. 7

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 8

La lucha por el reconocimiento constitucional a la no discriminación es mérito de muchas personas e instituciones; y en ese marco es preciso reconocer la importancia del trabajo realizado por nuestra Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como por el recién creado Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED). Este libro es uno de los resultados de tal trabajo, y sin duda el Primer Certamen Universitario de Ensayo con el tema “La discriMario Luis Fuentes minación en México” se convertirá en antecedente y en uno de los principales referentes a futuro, en la discusión y difusión de una cultura que abone en la garantía del precepto constitucional a no ser discriminados. La compilación de los ensayos de seis talentosos jóvenes mexicanos –Aarón Hernández Farfán, Miguel Alejandro Gutiérrez Pi8 zarro, Roberto Zapata Pérez, María de Jesús Ramos Escamilla, Luis Armando Marín Elías y Abán Praxedis Román Franco– nos permite aproximarnos a maneras distintas y novedosas de percibir el fenómeno de la discriminación, pero sobre todo nos muestran el enorme reto que aún tenemos por resolver y la dimensión de los problemas que deberemos enfrentar si queremos construir una sociedad mucho más justa. Los resultados que arrojó la Primera Encuesta Nacional sobre Discriminación en México, elaborada por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y el CONAPRED, vistos a la luz de los textos que están compilados en esta obra, cobran mayor significación y evidencian que nuestro país está muy lejos todavía de lograr que el tema de la discriminación sea uno de los principales ejes de la discusión sobre la igualdad, la equidad y la inclusión social. Por ello es preciso enfatizar la necesidad de insistir en que el tema de la discriminación debe tomar una mayor visibilidad públi-

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 9

ca y ser colocado al centro de las discusiones en torno a la reducción de la pobreza, la atención da la vulnerabilidad social y la generación de más y mejores condiciones para el goce de las libertades públicas y el disfrute de los derechos sociales básicos que nos son reconocidos por nuestra Constitución y sus leyes reglamentarias. Combatir la discriminación debe permitirnos avanzar en la reducción de la desigualdad y la exclusión. La construcción de un nuevo Estado social de derecho implica reconocer que debemos no sólo proteger las instituciones que hemos logrado crear a nivel federal para combatir a la discriminación, sino exigir que en cada una de las entidades federativas y organismos promotores de una cultura para la no discriminación, con facultades para sancionar a quien o quienes lleven a cabo acciones discriminatorias. La discriminación reduce nuestras libertades públicas; excluye de oportunidades de desarrollo a los más frágiles y vulnerables de nuestra sociedad; impide avanzar en la consolidación de una sociedad basada en la equidad de género; y, sobre todo, niega la posibilidad de integrar en un proyecto nacional compartido a quienes viven la diferencia y afirman su identidad a partir de reconocerse a sí mismos como parte de los pueblos y culturas indígenas. Discriminar implica negar la posibilidad del desarrollo social, y más aún, puede significar, en muchos casos, la imposibilidad de alimentarse, de ser educado, sanar e incluso sobrevivir. La discriminación nos afecta y lastima a todos, porque el acto discriminatorio atenta no contra una persona en lo particular sino contra la propia condición de la dignidad humana, que es la base y fundamento de todos los derechos humanos. 9
Prólogo

municipios del país puedan destinarse recursos para la formación de

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 10

Permitir que persista una cultura de la discriminación en nuestro país implica la renuncia a construir un proyecto civilizatorio de alcances mayores, basado en la igualdad, en el acercamiento de las diferencias y en las nociones de la diversidad y la pluralidad. Frente a la discriminación, más que a la tolerancia hay que apelar a la comprensión; es decir, a la capacidad de situarse en el lugar y en la circunstancia de los otros. Este libro, producto del esfuerzo por entender el fenómeno de Mario Luis Fuentes la discriminación en nuestro país, debe movernos a una profunda reflexión colectiva que permita generar nuevas aperturas de futuro; vías para la certidumbre de que podremos convivir en una cultura de la paz, la convivencia y la aceptación. La persistencia de una sociedad que vive y tolera la discriminación abre la puerta a la pervivencia de una violencia extrema frente a lo 10 distinto; extrema porque discriminar implica situar en lo radicalmente intolerable a quienes por definición son nuestros iguales; esto es, discriminar lleva a la reducción de la categoría de lo humano a lo idéntico, concepto de suyo excluyente y que abre la puerta a tentaciones autoritarias que no han acabado de irse de las sociedades occidentales, y en lo particular de la nuestra. Discriminar significa afirmar la lógica de la identidad desde una perspectiva patológica; implica, por tanto, asumir la lógica de la negación y exclusión de los anormales, dando legitimidad a la existencia de políticas de la violencia, del abuso, del maltrato y de la impunidad. Cerrar la brecha de la desigualdad pasa necesariamente entonces por la erradicación de la discriminación, que en pleno siglo XXI se expresa en fenómenos verdaderamente extremos que van desde la separación y la marginación hasta el asesinato.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 11

Nuestro país necesita cerrar la puerta a las tentaciones identitarias, lo cual requiere fortalecer su marco jurídico, tanto nacional como local, así como su marco institucional. El Estado y sus instituciones deben asumir, desde ya, que erradicar la discriminación es un tema prioritario, si es que queremos transitar hacia nuevos estadíos de desarrollo en los que privilegiar la vigencia plena de los derechos humanos sea la condición cotidiana y no la excepción. MARIO LUIS FUENTES

11

Prólogo

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 12

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 13

Fallo del jurado
EL CONSEJO NACIONAL PARA PREVENIR LA DISCRIMINACIÓN y la UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO tienen el agrado de dar a conocer los resultados del

PRIMER CERTAMEN UNIVERSITARIO DE ENSAYO “LA DISCRIMINACIÓN EN MÉXICO” 13

TRABAJOS GANADORES:

Primer lugar: “La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad”, por Aarón Hernández Farfán. Segundo lugar: “La discriminación en México vista desde otras fronteras”, por Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro. Tercer lugar:“Dialugus o el fuego del vacío”, por Roberto Zapata Pérez.

MENCIONES HONORÍFICAS:
• “Formulación econométrica de la discriminación en el acceso a los servicios de salud:caso práctico en el Distrito Federal”,por María de Jesús Ramos Escamilla.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 14

• “Crítica de la razón discriminante”,por Luis Armando Marín Elías. • “Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual”, por Abán Praxedis Román Franco. El jurado calificador estuvo integrado por el maestro Mario Luis Fuentes Alcalá (UNAM), el doctor Isidro Cisneros (FLACSO) y el doctor Roberto Gutiérrez López (UAM-Azcapotzalco).

14

Fallo del jurado

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 15

La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad
por Aarón Hernández Farfán*

INTRODUCCIÓN
La discriminación en tanto tema de estudio se mantiene como uno de los de mayor actualidad en la agenda social nacional, sobre todo ante lo necesaria que resulta para la incipiente democracia mexicana la resolución de muchos de los problemas que acrecientan la desigualdad e injusticia sociales,pues sólo así podrá obtener la legitimidad y credibilidad que requiere para su plena consolidación. El problema es tan complejo como los elementos que abarca la definición misma de discriminación. La planteo a ésta, ante todo, como un acto de distinción en detrimento del bienestar y derechos humanos de un individuo. En México es, además, una acción cotidiana. En el presente ensayo trataré de exponer, a partir de un caso particular, cómo se ejecuta dicho acto en tanto impulso inconsciente, concentrándome en su vertiente étnico-racial y en las repercusiones que puede tener en la vida cotidiana de un individuo, con el fin de demostrar su institucionalización social. 15

* Estudia la carrera de historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 16

Debo advertir que parto de mis observaciones sobre un caso particular y muy cercano, mi propia esposa, con su autorización.Tal circunstancia, puede pensar el lector, resta objetividad académica sobre el tema. Asumo el riesgo. Ante todo porque considero que antes de lograr la objetividad debemos analizar la subjetividad del problema, ponerle nombre y apellido, para entonces entender en Aarón Hernández Farfán una dimensión más clara sus raíces y plantear soluciones objetivas. Posteriormente trataré de brindar una reflexión personal, partiendo de una crítica fundamentada en los estudios que sobre la cultura modificada por el capitalismo corporativo nos han ofrecido teóricos del posmodernismo como Fredric Jameson, en donde la lógica de la sociedad de consumo presenta ahora matices que vuelven más complejo un problema que de por sí lo es históricamente.

16

EL EJEMPLO DE MURIEL
Muriel Fouilland Laboriel nació en México el 3 de julio de 1976. Ella conjunta en su persona la riqueza de una gran diversidad de culturas. Su madre, mexicana de nacimiento, es hija de inmigrantes hondureños, que a su vez descienden de inmigrantes africanos. Orgullosamente cuentan que nunca llegaron a ser esclavos, aunque fueron traídos a América con la intención de que así fuera. La historia refiere que tras un naufragio se establecieron en Honduras y con el tiempo constituyeron la comunidad garífuna. Los abuelos de Muriel llegaron a México para establecerse como una familia de artistas: el abuelo fue compositor y actor; sus dos primeros hijos desarrollaron carreras como cantantes; el tercero fue músico y actriz la última. Por otro lado, los orígenes del padre de Muriel nos remiten a Francia. Llegó a México desde París como corresponsal para los

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 17

Juegos Olímpicos de 1968. Aquí ejerció su carrera de arquitectura, pero fue también restaurantero, diseñador, hotelero y aún no sabemos qué más, hasta casarse con la madre de Muriel. No faltará quien diga que, desde el punto de vista étnico, Muriel no es mexicana. Para muchos no es ni negra, ni blanca, ni mexicana. Otros la califican como mulata. Ella simplemente se rehúsa a ser la chica ni. Se define como una mujer que es negra, es blanca, es francesa y, sobre todo, es mexicana. Nació en México, creció en México (con eventuales viajes a Francia), estudió en México e inició su carrera como actriz en México; claro, cuando le fue permitido. Hoy estudia en París e intenta insertarse en el medio teatral francés. Yo conocí a Muriel gracias a mi faceta de actor, cuando estudiamos juntos en la escuela de teatro. Con el tiempo nos hicimos amigos, pareja y matrimonio. Mi relación con ella me ha permitido hacerme consciente de los alcances que puede tener la discriminación racial (y aceptar que yo discriminaba constantemente, por cuestiones raciales, sociales, etcétera), que México no sólo es un país racista, sino uno de los países que ejerce un racismo de los más destructivos, escudado en la hipocresía y en las buenas intenciones, un racismo que Muriel y yo solemos calificar como ejercido bajo el mantel; de aparente bajo impacto, pues no es violento físicamente, sino psicológicamente. 17
La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad

UN DÍA EN LA VIDA DE MURIEL
Muriel se despierta y ante todo se prepara un café. Hace ejercicio para mantenerse en forma, se baña, desayuna y espera. Es actriz, por lo que en algún momento deberá sonar el teléfono comunicándole que es requerida para un personaje. Si no es así, corresponde un

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 18

día de espera; deberá salir a promoverse. De un estante en el baño toma un bote con un producto químico que trajo a México en su último viaje a Francia, o fue a Estados Unidos, no lo recuerda. Siempre que va por allá se abastece de ciertos artículos que aquí no encuentra, tales como maquillaje y productos para el cabello afro.Aplica el cosmético en su cabello. El resultado es un cabello lacio. Muriel se Aarón Hernández Farfán 18 maquilla y se viste, elegante pero sexy, con el fin de llamar la atención de productores, directores y ejecutivos sin dejar de ser ella en esencia. Sale rumbo a las oficinas de los productores de las televisoras. Si su presupuesto lo permite, tomará un taxi. En caso contrario, deberá aguantar los múltiples vocablos proferidos por sujetos que al verla pasar no logran hacerse responsables de su deseo sexual y necesitan expresarlo con términos agresivos. Si yo voy a su lado no dicen nada, lo piensan. Pero no voy a su lado, no siempre es posible. Un tipo intenta tocarle las nalgas, ella logra esquivarlo y defenderse verbalmente, se aleja y entra a la estación. Una vez pasado el desagradable momento retoma el aliento y se prepara para entrevistarse con los productores. El policía en la puerta de la televisora la observa detenidamente. No es posible descifrar en el flemático gesto si la desea o la desprecia, pero en primera instancia no le permite el paso.Verifica con sus superiores si puede darle acceso. Finalmente lo hace, evitando el contacto físico. No era deseo, era desprecio. En la recepción la señorita no sabe qué expresar, se concentra en la computadora y registra sus datos. Muriel llega finalmente con los productores. Ellos la escuchan. No hay personaje para ella, no les da el tipo de ninguno salvo, posiblemente, como parte de la servidumbre de la protagonista. Muriel se ha jurado nunca representar ese tipo de papeles por razones de racismo histórico, no desea verse como personaje de La cabaña del tío Tom y contribuir a perpetuar tal imagen. Entonces escucha una vez más la vieja cantaleta: “Perdona,

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 19

Muriel, la verdad no es fácil encontrarte personaje, no tienes tipo mexicano, no eres negra-negra, estás un poquito blanquita, estás muy negrita, nos pones en aprietos, pues”. Muriel ya no responde a dichos planteamientos. Sonríe. Muy enojada, pero sonríe. Muy lastimada, pero sonríe y oculta el dolor. Se despide, enojada, lastimada, humillada y, sonriente, sale de la oficina. Más tarde nos vemos en la plaza de Coyoacán para comer. Al principio yo soy uno más en el lugar.Aparece Muriel. Llega acompañada por miradas detrás, a un lado, delante de ella. Miradas. Las hay muchas, pero al final todas pesan; tienen un gran peso cotidiano. Después me observan a mí como su acompañante.Ya no soy uno más en la plaza, soy el que va con la negrita. Llegamos al restaurante. Miradas. Nos sentamos a la mesa. Miradas. Leemos el menú. Miradas y comentarios. Después de algunos instantes nos concentramos en nuestra plática y en nuestros alimentos. Durante la sobremesa desahoga lo ocurrido en la televisora, pero sin decírmelo: lo fuma. Un cigarro antes del café, otro durante el café y otro después del café. Los que sean necesarios para olvidar cada calificativo, cada señalamiento, cada distinción. Nos planteamos ir al cine. Pagamos la cuenta.Antes de salir, miradas de quienes no habían notado nuestra presencia. Muriel enciende otro cigarro en la calle, donde una vez más sentimos miradas, una nueva por cada paso. Las ignoramos como si así las aligeráramos. No todas desprecian, es cierto. Unas denotan sorpresa, otras curiosidad, admiración, deseo sexual, miedo. Todas se posan alternativamente en Muriel y en mí.Todas terminan señalando, diferenciando, discriminando en los peores casos. Llegamos a las taquillas del cine. Muriel y yo nos formamos en una fila. La persona delante de nosotros sí voltea, lo hace un par de veces; una de reojo y la segunda para verificar que Muriel está ahí. Atrás, una pareja cambia de fila. La fila de a un lado está más corta. Una 19
La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 20

mujer se forma mientras ve la oferta de películas. Repara en Muriel y se cambia, pero la otra fila ya no está tan corta. Su gesto lo explica todo. Otro individuo se forma porque ya da lo mismo, pero observa a Muriel. Lo observo yo. Al percatarse de mi mirada vuelve a mirar a Muriel rápidamente y de la misma forma encuentra un cartel que, oportuno, relaja la tensión entre miradas. Descubro que Aarón Hernández Farfán en él no hay desprecio, simplemente no sabe qué hacer, hay vergüenza. Pedimos los boletos. El taquillero nos ve y sólo se refiere a mí. Compramos unas palomitas y un refresco. Miradas de empleados y clientes, rápidas. Entramos a la sala. Elegimos lugares y nos sentamos, mientras un grupo de jóvenes en la fila posterior a la que escogimos interrumpe su plática y nos observa. Son tres varones. Una vez sentados, pasado un incómodo silencio, retoman la plática. —Ella salía en la tele, ¿no? 20 —¿La negrita, güey? —Sí, ella. Cambian el tono de voz a un susurro. —Creo que sí. ¡Ah! Es la que era novia de Plutarco Haza en la novela. —De veras... Oye, ¿tú besarías a una negra? Yo sí, como que me gusta la belleza exótica. —Yo no. ¡Qué asco! Entonces volteo a verlos. Fijan la mirada en la pantalla, aun cuando no hay nada proyectado en ella. Muriel se ríe con resignación.Yo simplemente digo en voz muy alta: —¡Pero resulta que en México no hay racismo! —Muriel me pide que me calme, que no los provoque, ya está acostumbrada. Minutos después los jóvenes se cambian de lugar. Empiezan los cortos y nos concentramos en la película, las palomitas, y olvidamos el suceso.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 21

Salimos del cine. Miradas. En el estacionamiento, miradas. Al subir al auto Muriel enciende un cigarro y fuma. Llegando a casa la grabadora telefónica marca mensajes. Dos anuncian un casting;1 ambos son para mí. Otra llamada es de su madre, otra más de una amiga suya. Ninguna le ofrece trabajo a Muriel. Ella se acerca a la ventana, pues tenemos un pacto para no fumar dentro de la casa. Muriel, en la ventana, fuma y, secretamente, otra noche más, llora, pero no por el racismo, sino porque como actriz, profesión que escogió por vocación, no encuentra trabajo.
La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad

OTROS DÍAS DE LA VIDA DE MURIEL
Al día siguiente esperará llamadas que no llegan, saldrá a buscar opciones de trabajo y, sobre todo, a recibir miradas, a fumar.Y el siguiente día, lo mismo. Así pasarán los días hasta que llegue al consultorio, de la ginecóloga primero, de la psicoanalista después. Una displacia precancerígena en el cuello del útero hace urgente una cirugía.Tras el doloroso proceso extirpan el pequeño tumor, que según la biopsia está colmado, entre otros elementos, de nicotina; la amenaza de cáncer desaparece y le sugieren reposo pero, ante todo, dejar el tabaco. Para hacerlo acude a la clínica de tabaquismo. La doctora encargada del tratamiento le sugiere igualmente apoyo de un psiquiatra o psicoanalista. Ésta le diagnostica a Muriel un trastorno de ansiedad y depresión profunda. Muriel lo adjudica al hecho de no obtener trabajo, de no poder ejercer su profesión, vocación de la que no duda, carrera que ama y para la que ha demostrado talento indis1 Anglicismo con que se denomina el proceso con que las agencias de publicidad, productores y directores de cine y TV seleccionan al actor o modelo que requieren para sus proyectos, al que asisten una gran cantidad de personas de orígenes étnicos previamente especificados.

21

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 22

cutible. Muriel no se ve haciendo otra cosa, es actriz. Inicia un tratamiento de apoyo y deja de fumar. Le ofrecen trabajo en una obra de teatro, sólo 30 funciones, con un sueldo suficiente. Después de tres meses de ensayos, Muriel estrena. La obra es Los negros, de Jean Genet. Su personaje se llama Neige.2 Se trata de una mujer negra que, ante todo, odia. Odia al blanco, Aarón Hernández Farfán odia al hombre y a las mujeres que se acercan a él, a quienes se acercan a ella. Neige se odia a sí misma. Muriel lo descubre y se vuelve retraída y violentamente silenciosa. Un día le anuncian que la obra, que había logrado una segunda temporada de representaciones, se termina repentinamente, sin más razones. Muriel se queda sin trabajo. Se acerca a la ventana y tras un año de no hacerlo, fuma. Un buen día recibe la llamada de una televisora. La necesitan para hacer el mismo personaje que hiciera siete años atrás. La tele22 novela lleva ya para entonces nueve meses al aire. No le ofrecen muchos capítulos, sólo los necesarios para llegar al final de la telenovela. Es el primer trabajo de cierta importancia económica que le proponen después de siete años. Es el mismo personaje de hace siete años: la pareja negra del protagonista que en la primera parte defendió su amor ante el racismo y desprecio de familiares y amigos. Los productores pretenden que sea casi el mismo sueldo que le pagaron siete años atrás. Muriel dice no. Tras una noche de frustración y cigarros la vuelven a llamar. Quieren negociar. No es la cantidad que Muriel deseaba, pero parece más justa. Irónicamente la telenovela se llama Mirada de mujer... el regreso. Miradas. Al salir al aire, las miradas de productores y ejecutivos se convierten en adulaciones, felicitaciones. Muriel es para ellos una gran actriz, su talento incluso se refleja en ratings. Las miradas del público trascienden fronteras,

2 “Nieve” en francés.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 23

incluso en París –donde reside ahora– le piden autógrafos, y en Internet se abren páginas y clubes de fans en su honor. Matan a su personaje. El asesino lo representa otro actor, su marido en la vida real, quien esto escribe. La telenovela termina. Muriel no tiene trabajo.Aplica en un programa de apoyo para estudios en el extranjero. Al obtener el apoyo, los miembros de la comisión dictaminadora que los otorga reconocen su talento y su carrera. Muriel viaja a Francia. Sabe que hay racismo allá, pero a diferencia de México es frontal, lo que a estas alturas le parece más honesto, o por lo menos más fácil de manejar, cuestión de saber a qué lugares no meterse. Viaja con la idea de no permitir que pasen otros siete años para obtener un trabajo medianamente remunerado, actuando el mismo personaje. Muriel vive en París y es mesera eventual de medio tiempo en un hotel, estudia actuación y canto en un programa de especialización y comparte departamento con un amigo español, en tanto pueda reunirse conmigo, su esposo, en el corto plazo. 23
La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad

LA DISCRIMINACIÓN
COMO PRODUCTO DE IMPULSOS INCONSCIENTES

Relato algunos de los sucesos que hemos vivido cotidianamente; de lado dejo los insultos (pinche negra, el más común), los retenes carreteros de soldados que, agresiva y alevosamente han insistido con humillante trato en otorgarle nacionalidad centroamericana, preguntándole las primeras estrofas del himno nacional para que demuestre su mexicanidad, al tiempo que observan con suspicacia e incredulidad sus documentos de identidad nacional; estos acontecimientos son para ella extraordinarios, extracotidianos. El énfasis está en lo cotidiano. Muriel es, para algunos, un caso particular; no es el más extremo o típico en cuanto a discriminación en México, porque en México no

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 24

hay negros. Yo lo veo de forma diferente, considerando el amplio mosaico que conforma el país y que ella es mexicana. En México hay negros.Y no me refiero a las comunidades de ascendencia africana de estados como Guerrero o Veracruz, no solamente. Hay negritos, güeritos,inditos,morenitos,blanquitos,pelirrojitos,mariconcitos,etcétera.La lista de diminutivos, sean peyorativos o no, es grande. Esa distinción con tenAarón Hernández Farfán dencia a minimizar el impacto de los términos es el principio de una conducta discriminatoria, posiblemente no mal intencionada, pero a fin de cuentas es discriminación. La Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de junio de 2003, define el término en su artículo 4º de la siguiente manera:
[...] se entenderá por discriminación toda distinción, exclusión o res-

24

tricción que, basada en el origen étnico o nacional, sexo, edad, discapacidad, condición social o económica, condiciones de salud, embarazo, lengua, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra, tenga por efecto impedir o anular el reconocimiento o el ejercicio de los derechos y la igualdad real de oportunidades de las personas.También se entenderá como discriminación la xenofobia y el antisemitismo en cualquiera de sus manifestaciones.

Una definición tan extensa en principio busca incluir todas las posibilidades y modalidades del acto. En el artículo 9º de la Ley se enlistan cuáles de ellas están estrictamente prohibidas. Lo que resulta verdaderamente escalofriante es percatarse de que sea una de las leyes más violadas –sino es que la más– día a día, pues de alguna manera todos los mexicanos (quiero pensar que sólo algunos, aunque lo dudo) hemos sido discriminados y, ante todo, discriminadores. El gran problema detrás de esta realidad es el complejo coctel que conforma un mismo acto. Por lo regular, las razones discrimi-

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 25

natorias son muy diversas.Se conjuntan elementos de género,étnicos, religiosos, de nivel socioeconómico, etcétera, a un mismo tiempo. ¿Por qué?, ¿por qué discriminamos, valga la contradicción, indiscriminadamente?, ¿qué hay detrás de un acto de este tipo? Decir que es producto del miedo, de lo desconocido, no parece suficiente. Considero que en principio responde a impulsos, por lo regular inconscientes.Y ya en terreno freudiano, impulsos del inconsciente colectivo, en este caso el colectivo mexicano. ¿Qué proyectamos de nosotros mismos al ejercer dicho acto? Estoy convencido que son muchos los factores que determinan nuestra conducta en este sentido.Tal vez el temor o la falta de aceptación de nuestra vulnerabilidad encuentre su manifestación más nefasta en actos discriminatorios. Tal vez sea la ignorancia de nosotros mismos. Poner sobre la mesa de discusión el tema requiere, primero, de la honestidad y el valor de admitir que en México todos discriminamos. Detengámonos y recordemos uno de esos momentos. ¿Qué me impulsó? Descubriremos que, de alguna manera, algo que vimos en el sujeto al que discriminamos nos resultó altamente agresivo. Ese algo suele ser cierta característica que nos proyecta alguna verdad sobre nosotros mismos, de esas que no pecan pero incomodan. Cuando yo he discriminado, por lo regular ha sido a indígenas. Hago un primer ejercicio de memoria y recuerdo: mi abuelo paterno era de ascendencia indígena, hijo de un indígena. Mi abuela, en contraste, aunque mexicana, por sus características étnicas podía pasar por una española pelirroja. Mi abuelo vivió para el momento, dañando en ocasiones a su familia. Tuvo múltiples relaciones con mujeres, talleres mecánicos, solía estar sucio, con manchas propias de su trabajo; la gente solía mirarlo con desprecio a causa de ello... y aquí encuentro una sumatoria de factores: indígena + sucio + mujeriego + códigos morales = señalamiento social. De esta forma cons25
La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 26

truyo inconscientemente una actitud discriminatoria, donde la imagen que se proyecta a la sociedad deber ser estructurada en función de lograr ser aceptados por ella.Yo tengo la piel morena frente a un europeo, pero clara junto a mi abuelo; socialmente, la libro. Entonces creo tener el poder para emitir juicios y esconder aquello que me avergüenza como indígena, pero que en realidad ignoro. Fue hasta Aarón Hernández Farfán 26 años después que pude formarme un panorama y un criterio más amplios de mi abuelo y de su situación, accediendo a un cierto nivel de objetividad. Y tras el conocimiento adquirido con el estudio universitario sobre mis raíces mesoamericanas logré percatarme de lo ignorado y reconciliarme con ellas.No por ello he logrado dejar de discriminar, pero ahora soy consciente cuando lo hago y trato de rectificar mi actitud si es posible. Es un proceso de reeducación, de reconocimiento de nuestros impulsos y de cómo el inconsciente colectivo nos los inyecta. Si revisáramos cada uno de los escenarios posibles estoy seguro de que llegaríamos a una misma conclusión: no sólo discriminamos al individuo frente a nosotros; discriminamos lo que ese sujeto nos revela de nosotros mismos; por lo tanto, en principio, nos autodiscriminamos.

LA DISCRIMINACIÓN:
NEGACIÓN DE LA REALIDAD

Considero que los discursos en pro de la igualdad son en extremo peligrosos.Buscar la igualdad es negar la realidad.Reconocer las diferencias y particularidades de cada individuo de la sociedad resultaría más incluyente que excluyente, pues ello implicaría no sólo la aceptación de dichos individuos como parte de nuestra comunidad,sino la aceptación de la realidad. En ésta no existimos iguales a otro, pues no somos obje-

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 27

tos-producto diseñados y fabricados en serie. existimos como sujetos, individuos. He ahí la riqueza que nos brinda la realidad. En esencia somos lo mismo,he ahí la confusión (o como diría Shakespeare,la cuestión).Por ello la Ley contra la discriminación delimita que lo que busca es la igualdad de derechos y oportunidades, no de personalidades. Al reconocernos ser, pues ser es nuestra esencia, resulta más difícil discriminar, ya que negar a otro es negarme yo mismo. Por eso, reitero al bardo: “ser o no ser, esa es la cuestión”, y también la decisión. ¿Soy mexicano? Sí,sólo que antes soy ser humano,con necesidades que satisfacer, de la misma forma que cualquier otro individuo. ¿Qué se siente ser mexicano?,¿se siente?,¿qué se siente ser de piel clara u oscura?,¿qué se siente ser heterosexual? No podemos reducirnos constantemente a ser esto o aquello. Somos, y somos complejos. ¿Por qué entonces esa ineludible tendencia a la reducción? Dicen por ahí que lo único que no discrimina es la muerte, el único acontecimiento real que todos compartimos. Nos reduce, eso sí, a polvo, a pesar de que suene a referencia bíblica. ¿Discriminamos al polvo?, ¿qué polvo es mejor?, ¿el asiático?, ¿el europeo?, ¿el africano? Momento, el polvo es polvo aquí y en China. Pero preferimos otro tipo de reducciones, quizá más trascendentales. 27
La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad

EL PAPEL QUE DESEMPEÑAN
LAS INSTITUCIONES

La sociedad, la cultura y los medios de comunicación
Está claro que al discriminar buscamos ocultar o negar aquello que el otro nos proyecta sobre nosotros mismos,que al discriminar nos enfrentamos con la realidad. Pero la realidad pretende ser modificada por eso que llamamos instituciones. Familia, Estado, sociedad, etcétera, juegan un papel muy importante en la construcción de modelos y pautas de

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 28

comportamiento y, por lo tanto, en la generación de conductas discriminatorias. Ya Aristóteles señaló nuestra naturaleza política, que no grillera o politiquera.A partir de tal naturaleza desarrollamos nuestras capacidades, estructuramos lo necesario para nuestra supervivencia, construimos instituciones; la familia, la primera. En ellas aprendemos a Aarón Hernández Farfán desenvolvernos; creamos los códigos y convenciones para vivir en sociedad por necesidad, por naturaleza. Nos manifestamos como resultado de dichos códigos, modificados por distintos factores (ambientales, históricos, económicos, etcétera). Las instituciones per se no originan la discriminación, pero ¡cómo ayudan! En nuestra era, enquistadas en lo que Fredric Jameson define como “la lógica cultural del capitalismo tardío”, las instituciones son radicalmente modificadas en función de las necesidades 28 económicas globales e, insertados en esa misma dinámica, nosotros somos modificados a su vez por ellas. Apunto: la discriminación en México es un problema histórico, sí, pero identifiquemos nuestro contexto actual.A partir del siglo pasado un papel muy importante lo representan los medios de comunicación. Retomo a Jameson, quien señala un aspecto muy importante sobre la percepción de la realidad: “La producción cultural ha sido llevada hacia el interior de la mente, dentro del sujeto monádico: éste ya no puede mirar directamente con sus propios ojos el mundo real en busca del referente sino que, como en la caverna de Platón, debe dibujar sus imágenes mentales del mundo sobre las paredes que lo confinan”.3 Hoy, la producción cultural –entendida como el proceso de conformación de características de una cultura– es determinada por los medios de comunicación e indirectamente por el Estado y la so3 Fredric Jameson, El giro cultural, Ediciones Manantial, Buenos Aires, 1999, p. 26.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 29

ciedad. La caverna de Platón encuentra un símil y referente directo en la virtualidad de medios como la televisión, el cine y, recientemente, Internet. Éstos no sólo modifican nuestra percepción de la realidad, sino que contribuyen al desarrollo en el inconsciente colectivo de pautas y patrones de comportamiento, dirigidos en primera instancia al consumo.Así, dibujamos nuestras imágenes mentales de lo que es el mundo, o mejor, de lo que debe ser el mundo, confinados en las paredes de la sala de cine, el cuarto de
TV

e incluso los

límites del monitor o pantalla de proyección. Con estas imágenes cuidadosamente diseñadas construimos nuevas estructuras mentales, y con ellas, a su vez, nuestra sociedad, ahora llamada de consumo. Inconscientemente modificamos nuestros sentidos orientados a la satisfacción y el placer, enmarcados dentro de los parámetros que determinan las estructuras comerciales, pues incluso el concepto de lo placentero, lo agradable, lo bello y lo estético son fuertemente modificados por la estructura comercial. En la operación realidad vs. imagen virtual los factores no se corresponden. En mi programa de televisión favorito observo cómo viven los personajes, como se desenvuelven, se visten, peinan y hablan, e inconscientemente imito y busco reproducir esos elementos en la realidad, pero no corresponden. En mi programa favorito no aparecen indígenas como dueños de grandes compañías. Los homosexuales son irreverentes y superfluos, divertidos en el mejor de los casos, pero por lo regular personajes de un circo de fenómenos, y en la realidad resulta que conviven a mi lado, pero sin manifestar estas características, son como yo. Las personas con discapacidad a veces aparecen, por instantes, en silla de ruedas. No observo en los medios a individuos con parálisis cerebral o síndrome de Down. El cine se ha atrevido a mostrar a individuos afectados en su salud: autistas, maníaco depresivos, seropositivos, etcétera, pero principalmente demuestran que las estrellas de

La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad

29

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 30

cine pueden convertirse en cualquier individuo con tal de vender boletos en taquilla, y resulta más conveniente observar ese tipo de problemas personificados por mi actor o actriz favorito (que resulta atractivo, marcando la pauta y correspondiendo con el concepto estético del momento), pues finalmente sé que, en realidad, ella o él no son lo que parecen. Por lo tanto, la terrible enfermedad o discaAarón Hernández Farfán 30 pacidad es virtual a fin de cuentas. En la realidad, si mi vecino es el enfermo evito toparme o cruzarme con él.

El Estado, las instituciones educativas y la familia
Si a estos fenómenos culturales les sumamos todos los factores histórico-sociales no extraña que la discriminación sea para México uno de los grandes problemas a inicios del siglo XXI .Antes lo fue lograr la democracia. Ahora lo importante es afianzarla y, sobre todo, entender sus implicaciones. Confundimos democracia con justicia, de la misma manera que confundimos voto útil con el cambio. Una sociedad democrática no significa una sociedad uniforme, y no sé si nos estamos dando cuenta de ello. Por otro lado, la democracia otorga derechos, es cierto, pero ante todo obligaciones, y convenientemente olvidamos esta parte del concepto.Tengo derecho a no ser discriminado, pero ante todo tengo la obligación de no discriminar y aceptar lo diferente a mí.Y para no discriminar tengo que aceptar, observar y construir la realidad. ¿Con qué elementos?, ¿los proporcionados, por no decir diseñados, por los medios, la cultura del consumo? Nos encontramos con una contradicción de fuerzas e intereses:la imagen,la tendencia al virtualismo vs. a la realidad.Y en medio está la demagogia democrática. El Estado juega, entonces, un papel fundamental, no sólo preventivo y regulador, sino proporcionador o, por lo menos, facilita-

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 31

dor. Lo anterior sucede en un Estado consciente de los procesos culturales activos en el entorno económico actual, consciente de las condiciones de los individuos, todos, a quienes regula y para quienes gobierna. La Ley contra la discriminación es, sobre todo, una iniciativa que dista mucho de llegar a ejercerse, es decir, realizarse; se queda sólo en buenas intenciones, a menos que el Estado modifique las estructuras educativas. Mientras siga manipulando la historia a su conveniencia en los libros de texto continuaremos arrastrando los vicios históricos que contribuyen a la discriminación.A duras penas se admite el origen étnico de muchos personajes importantes de la historia. Morelos y Guerrero son el del paliacate en la cabeza, uno, y el de las patillotas, el otro. Algunos libros los pintan como criollos o mestizos. Si a etnias vamos, fueron negros, indígenas, españoles y mestizos, en ese orden.También dedican poca atención a episodios como el Virreinato, época en que la tensión racial existente en México generó numerosas revueltas y enfrentamientos entre españoles, negros, mulatos e indígenas (como la registrada en 1611 a causa del asesinato de una mujer negra cometido por su patrón). Las leyes impedían a las mulatas, por ejemplo, vestir huipiles de indígena o vestidos de española.Tampoco enseñan que a la comunidad negra mexicana se la consideraba sexualmente depravada.4 El rechazo, temor y discriminación a los negros y mulatos quedó registrado en 1553, cuando el virrey Velasco afirmó que en la Colonia existían más de 20,000 de ellos, superando en número a los españoles y representando un peligro para la Nueva España. Igualmente, nuestros libros no explican que el español solía discriminar más al indígena que al negro o mulato, por lo que en momentos el 31
La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad

4 Jonathan I. Israel, Razas, clases sociales y vida política en el México colonial 1610-1670, Fondo de Cultura Económica, México DF, 1975.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 32

mestizaje fue más intenso entre españoles y negros, a quienes los colonizadores consideraban sexualmente más aceptables.5 Es el Estado, por mandato constitucional, el responsable de proporcionar la educación fundamental de todo individuo mexicano. Es asimismo el encargado de garantizar las condiciones reales que puedan fortalecer al país y generar la anhelada igualdad de oportuAarón Hernández Farfán nidades, que en teoría facilita un sistema democrático. No puede pretender resolver en 15 minutos una problemática de casi 600 años. ¿Cómo podemos comprender la realidad si no incluimos ese pasado, si lo negamos, si resulta igualmente discriminado? Mientras el Estado se desentienda de sus responsabilidades, permita y solape que los medios sigan reflejando una realidad virtual por demás irreal, excluyente y mentirosa, mientras actúe como alcahuete de los grandes intereses económicos en detrimento de sus go32 bernados, no podremos lograr una verdadera integración. Si es necesario modificar las leyes, actualizarlas para ubicarlas en un contexto más preciso, es papel de gobernantes y legisladores impulsar esas reformas. La educación es gratuita, proporcionada por el Estado, pero, ¿para formar qué clase de individuos? Mantengamos esos derechos, asumamos obligaciones y perfeccionemos las estructuras, los programas académicos, principalmente los de los niveles básico y medio, y no sólo con más horas de estudio, sino con mejores contenidos. Si todos llegamos a contar con los mismos elementos educativos podremos entonces hablar de igualdad de oportunidades. Esa es la obligación del Estado, de esa forma lograríamos mejores condiciones de vida y más justicia social. Ya antes puse un ejemplo de cómo, en mi caso, conductas y códigos aprendidos en la familia me predispusieron a la discriminación. La estructura familiar que yo he construido con mi esposa
5 Ibidem.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 33

seguramente aún adolece de muchos vicios de conducta, pero no es la misma que pudieron construir mis padres y mis suegros. Somos un matrimonio en lucha por lograr nuestras metas, y la familia se conforma por dos: ella y yo. Posiblemente en un futuro vengan hijos. Tendremos especial cuidado en enseñarles a no discriminar. Ante todo es un reto, un proyecto que puede ser o no exitoso, pero sabemos que el núcleo familiar es el primer responsable de nuestras creencias. ¿Cómo plantear el problema ante otras familias de manera efectiva, sin que suene a catequización o desmoralización, a imposición? Cada una de ellas tendrá que encontrar sus medios, pero el Estado debe apoyarlas. Siempre habrá posiciones encontradas. Para muestra, un botón: actualmente se han promovido por la Secretaría de Salud cortos publicitarios en contra de la discriminación a homosexuales. Las reacciones han sido a favor y en contra, pero diametralmente opuestas. Para unos sigue siendo una enfermedad, para otros es un aspecto más de la realidad; para unos es aberrante, para otros natural. El Estado, representado por la Secretaría misma, no ha iniciado oficialmente la campaña, ante todo por temor, pues se acercan elecciones. Los padres de familia se encuentran polarizados y el Estado, débil, prefiere no actuar para no perder votos. En medio del conflicto están los individuos homosexuales que lidian diariamente con la discriminación y que forman parte de la sociedad mexicana, de la realidad. Una vez más, aunque lo deseáramos no podemos negarla. Es necesario comprenderlo, entenderlo y asimilarlo. La familia debe otorgar herramientas que construyan la justicia, que también es un acto, pero debe hacerlo en conjunto con el Estado, la sociedad y demás instituciones. Para eso las creamos, para organizar a nuestras comunidades y lograr una convivencia plural, que no discrimine, que concilie. 33
La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 34

De las instituciones religiosas prefiero no hablar, ante todo por respeto a las creencias y convicciones de muchas personas; considero personalmente que este aspecto es uno de los más íntimos del individuo. Sólo invito al lector a que analice por sí mismo en qué medida su religión contribuye o no a la generación de conductas discriminatorias. Aarón Hernández Farfán 34

CONCLUSIONES
Muriel me despierta por teléfono en las mañanas, nos extrañamos profundamente. Muchos factores nos mantienen separados temporalmente. La discriminación de que es objeto en México es el factor fundamental. Muriel me ha confesado en muchas ocasiones que no entiende a los franceses, le desespera vivir en París, pero en México los mexicanos no la entienden, se desesperan con ella.Tal vez Muriel viva dividida hasta que muera. Extraña México, su gente, su comida, sus paisajes, clima, etcétera, pero allá tiene un trabajo de medio tiempo que, de ejercerlo aquí, no le permitiría pagar sus necesidades básicas. Hoy, el domingo previo a la entrega de este ensayo, me comunicó que además de su trabajo en el hotel una asociación artística que produce, entre otras cosas, teatro, la ha contratado como colaboradora: actuará e impartirá talleres con ellos, ejercerá su profesión. Paradójicamente, en un país donde se opera abiertamente el racismo Muriel no es señalada por ser negra, blanca, francesa o mexicana. Es reconocida por lo que es. Un individuo talentoso que tiene mucho que ofrecer. Sé que en secreto Muriel lamenta no poder ofrecerlo a México, y que su país no le proporcione la igualdad de oportunidades. Si efectivamente algún día queremos tener hijos, Muriel desearía ser una mujer plena y exitosa para brindarse como tal a ellos. Para ella el éxito no lo representa una hinchada cuenta bancaria,

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 35

aunque reconoce que ayudaría. El éxito es poder existir haciendo lo que ella ama,y eso es actuar:teatro,cine o TV,en el fondo poco importa; actuar para comunicarse con el espectador, para dialogar. Francia, hasta hoy, parece posibilitar ese escenario como parte de su vida. Yo sueño con mi abuelo. Recuerdo que siempre me daba mi domingo. Lo veía poco, pero siempre lo hacía. Ahora entiendo que era su forma de expresarme amor.Así que hoy en cada indígena sigo viendo a mi abuelo, el mecánico que siempre me expresó cariño, amor. Mañana haré un casting. Me llamaron porque para ese comercial requieren un hombre de entre 28 y 35 años,que vista casual bien,y con tipo latino-internacional.6 Mientras me proporcionan los datos donde se realizará el acontecimiento no dejo de pensar en lo absurdo del término. No quiero hacerlo, no quiero contribuir a fomentar una conducta que no acepto, pero ofrecen una cantidad de dinero suficiente para pagar mi boleto de avión y con ello la posibilidad de reunirme con mi esposa.Y al momento de escribir esto comprendo que la discriminación ha afectado profundamente mi vida, me ha separado de quien más amo. Si logra eso entre una pareja, ¿cómo habrá lastimado a México a lo largo de los años? No podremos hablar de una nación justa, que brinda igualdad de derechos y oportunidades, mientras en México aceptemos la discriminación como una realidad institucionalizada y no como una construcción artificial de nuestra mente, impulsada por nuestros temores; nuestra vulnerabilidad exhibida en otro; nuestro yo reconocido pero negado; nuestro pasado histórico manipulado, mutilado, actuando por el impulso predeterminado para la integración y aceptación de la so35
La discriminación en México: un acto impulsivo que niega la realidad

6 Algunas agencias de publicidad definen este tipo étnico como cualquier individuo latino que puede pasar por latinoamericano o latino europeo. Otras, como el individuo que al ir por un mercado mexicano es señalado como “güerito”.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 36

ciedad y las demás instituciones. Y mucho menos insertados en la inercia global del capitalismo tardío y la reconstrucción cultural que genera con su dinámica de artificio. La discriminación se ha institucionalizado como parte de nuestra cultura porque lo permitimos todos, individuos e instituciones. Pero acaso es sólo una imagen en nuestro inconsciente personal y colectivo, Aarón Hernández Farfán 36 la imagen de lo que quisiéramos ser en detrimento de lo que somos, porque ignoramos lo que somos. La discriminación es un acto impulsivo que nace en nuestra mente. Se ejerce para negar la realidad, pero finalmente la realidad se impondrá tarde o temprano, sin discriminar. Estoy seguro que lo último que deseamos es que quede el polvo de lo que fuimos y que no supimos reconocer.Aunque en ese momento ya poco importará. Un montón de polvo no se distingue de otro.

BIBLIOGRAFÍA
ISRAEL, JONATHAN I. 1975 Razas, clases sociales y vida política en el México colonial 16101670, Fondo de Cultura Económica, México, DF. JAMESON, FREDRIC 1999 El giro cultural, Ediciones Manantial, Buenos Aires.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 37

La discriminación en México vista desde otras fronteras
por Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro*
Las fronteras las hacen los hombres, para separar pueblos y familias, dejándonos sin la posibilidad de compartir muchos aspectos culturales, de hacer lazos familiares, y esto tiene que cambiarse. ROSARIO IBARRA DE PIEDRA 37

El tema de la discriminación de los migrantes ha sido discriminado. Suena ilógico o redundante, pero es real, porque ha sido relegado por los estudiosos mexicanos, por el gobierno y por la sociedad en general. Específicamente los centroamericanos dentro del territorio mexicano han sufrido muchas formas de discriminación, que van desde la pérdida de sus derechos más elementales hasta la esclavitud, la xenofobia y la persecución. Cuando se habla de discriminación en el país casi inconscientemente se piensa que sólo ocurre contra las mujeres o los indígenas, pero sucede algo muy distinto en la realidad. Es importante enfrentar el problema y, sobre todo, ofrecer pro-

* Estudia ciencias políticas y administración pública en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 38

puestas o soluciones que permitan dar un trato justo a quienes, como muchos millones de mexicanos que se encuentran en Estados Unidos, están luchando por una mejor calidad de vida para sus famiMiguel Alejandro Gutiérrez Pizarro 38 lias. Por ello, México tiene en el campo de la migración uno de sus mayores retos.

ANTECEDENTES
Es importante recordar el origen común que tienen los pueblos de Centroamérica y México, empezando por lo que se ha denominado Mesoamérica.1 En esta área de poco más de 1’100,000 kilómetros cuadrados hace varios siglos se desarrolló un patrón de civilización en el que las culturas compartieron una serie de rasgos básicos, como la utilización del calendario ritual,concepción del universo en la que el espacio y el tiempo tenían un comportamiento cíclico y recurrente; varios elementos en el campo de la religión, incluyendo deidades de similar funcionalidad; autosacrificios de sangre y toma de cautivos; un sistema social estratificado basado en el prestigio; el cultivo del maíz, la calabaza y el frijol como recursos básicos de subsistencia; la confección de libros manuscritos elaborados en pergamino de papel de amate y en piel de venado; la práctica del juego de pelota en canchas de piedra; la construcción de estructuras piramidales y,en definitiva,el sentido de un origen cultural común. Al momento de la conquista por parte de los europeos había una gran variedad cultural y social:desde grupos primitivos y nómadas de organización tribal hasta pueblos de una gran com1 El término es utilizado desde 1943 por Paul Kirchhof para designar un contexto cultural, histórico y geográfico que se desarrolló en el siglo XVI en la región delimitada por el río Sinaloa al noroeste de México y las cuencas del Lerma y Soto de la Marina en la costa del Golfo; y al sur por el río Ulúa en el Golfo de Honduras Puntarenas en Costa Rica. Fuente: www.artehistoria.com/historia/contextos/ 1377.htm, 20 de marzo de 2005.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 39

plejidad cultural (sedentarios agricultores, con división social y organización estatal, comercio, conocimientos astronómicos, matemáticos, etcétera). Con la llegada de los españoles este territorio fue denominado oficialmente el “Virreinato de la Nueva España”2 desde 1534. Al darse la Independencia todo este territorio continuaba unido, pero en 1824 un congreso constituyente se reunió en Guatemala y promulgó la Constitución Federal de Centroamérica, que creó la federación que existió hasta 1839, convirtiéndose en un triunfo de los grupos liberales de la región ante los intereses conservadores de seguir unidos al sistema imperialista instaurado en México.3 Durante gran parte de los siglos xix y xx, los territorios divididos en México4 y Centroamérica se caracterizaron por la lucha en el poder entre los grupos liberales y conservadores para controlar e imponer su proyecto político, por lo que fue común la inestabilidad política y la tardía consolidación del Estado. En los 30 años transcurridos entre 1950 y 1980 las poblaciones centroamericana y mexicana registraron uno de los más elevados índices de crecimiento natural en el mundo, debido a tasas de natalidad estables e índices de mortalidad decrecientes, producto de la industrialización y de las mejoras sanitarias.Además, la región experimentó una expansión económica que fue marcada por tasas de crecimiento anual de entre 4.2 y 6.7% promedio. Sin embargo, este desarrollo eco2 Abarcaba un enorme territorio que se extendía desde Norteamérica hasta la Capitanía General de Guatemala, hoy Centroamérica. Fuente: www.redescolar.ilce. edu.mx/redescolar/act_permanentes/historia/histdeltiempo/mexicana/colonia/ c_coloni.htm, 15 de marzo del 2005. 3 Sin embargo, la influencia política que ejerce México sobre los países centroamericanos es evidente hasta nuestros días.Véase Miguel A. Gutiérrez, El TLC entre Costa Rica y México, el pez grande se come al chico, en www.cpolitica.com/modules.ph p?name=News&file=article&sid=105, donde se hace un análisis de las conexiones entre políticos y empresarios de ambos países que permitieron firmar el tratado pocos meses después del TLCAN. 4 Es preciso recordar que nuevamente se dividió México debido a la pérdida de la mitad del territorio por la invasión estadounidense y la firma del Tratado Guadalupe-Hidalgo. Véase; Francisco Martín Moreno, México mutilado,Alfaguara, México DF, 2004. La discriminación en México vista desde otras fronteras

39

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 40

nómico no se reflejó en el bienestar general de la población. Por un lado, para Román Mayorga hay distintas hipótesis, incluyendo algunas con situaciones al límite absurdas, para explicar que “el creciMiguel Alejandro Gutiérrez Pizarro 40 miento económico centroamericano en el periodo 1950-1978 aumentó las diferencias absolutas en los niveles de ingreso por persona en los diferentes estratos de la población. Dicho en otra forma, el crecimiento aumentó la brecha entre los niveles de vida de ricos y pobres”.5 Por el otro, algunos autores coinciden en argumentar que el milagro mexicano benefició únicamente a una pequeña elite y que la concentración de la riqueza es evidente hasta nuestros días. En este sentido Lorenzo Meyer sostiene la tesis de que en el caso mexicano se pueden observar dos ritmos o fases de crecimiento. El primero, llamado milagro mexicano, de 1940 a 1968, caracterizado por su estabilidad política y su notorio crecimiento económico; el segundo, de 1968 a 1982, denominado el de la transición mexicana, de orden histórico, que puso en duda la duración y destino del sistema político e institucional derivado del pacto social que conocemos como Revolución Mexicana.6 La insurgencia armada en varios países centroamericanos durante las décadas de los 70 y 80 y la intervención militar estadounidense en la región dieron lugar a un inusitado flujo de migrantes y refugiados hacia Norteamérica.Ellos multiplicaron las redes sociales entre sus países de origen y el de residencia,lo que aunado a crisis económicas,programas de ajuste y desastres naturales ha dado como resultado una circulación permanente y creciente de migrantes centroamericanos a Estados Unidos.Al respecto Rosario Green escribió:

5 Román Mayorga, El crecimiento desigual en Centroamérica 1950-2000, El Colegio de México, México DF, 1983, pp. 25-26. 6 Lorenzo Meyer y Héctor Aguilar Camín, A la sombra de la Revolución Mexicana, Cal y Arena, México DF, 1989, p. 239.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 41

La crisis en la región es total. Es evidente que se trata de un claro y profundo proceso de descomposición que abarca todos los órdenes. En su sentido más amplio parece reflejar la ruptura de estructuras de dominación externa y la búsqueda de nuevas formas de inserción internacional. La crisis refleja los efectos cualitativos de la crisis internacional de los últimos años en países escasamente desarrollados, con pequeños e inestables ingresos en divisas por concepto de exportaciones y deudas externas cuantiosas y difíciles de administrar y pagar.7
La discriminación en México vista desde otras fronteras

A lo anterior hay que sumar el galopante desempleo en la región y la búsqueda del sueño americano. Como bien dice Román Mayorga, pocos fenómenos son tan disruptivos, a nivel individual y social, como la frustración de virtualidades humanas que implica el estar apto para trabajar y no encontrar trabajo. Desde hace varios años la región se caracteriza por un intolerable nivel de cesantía y subempleo de la fuerza laboral.8 También es importante el análisis de Carlos Alba, quien resume la situación desde la década de los 80 hasta la actualidad:
En América Latina la modernización económica de algunos sectores agrícolas o industriales y el crecimiento demográfico han puesto a la luz el flagelo de la pobreza. El principal desafío al que se enfrenta la población adulta, y sobre todo los jóvenes, es encontrar una solución para su pobreza, un empleo estable con remuneración suficiente para vivir y satisfacer sus necesidades básicas. Por eso han dejado sus campos y pueblos, cuando no sus países, para concentrarse en las grandes ciudades, en las capitales, o en Estados Unidos.9

41

7 Rosario Green y René Herrera (comp.), Centroamérica en crisis, Centro de Estudios Internacionales, El Colegio de México, México DF, 1984. p. 2. 8 Mayorga, op. cit., p. 120. 9 Carlos Alba y Dirk Kruijt, La utilidad de lo minúsculo, El Colegio de México, México DF, 1995, pp. 15-16.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 42

Producto de estas circunstancias, y de otras de índole comercial, se ha masificado el ideal del sueño americano, definido puntualmente por Virginia Fields al decir que “es lo que muchos de nosoMiguel Alejandro Gutiérrez Pizarro tros soñamos: felicidad, oportunidades, seguridad, paz, comodidad, amor, respeto mutuo. El sueño americano es la luz de esperanza que atrae a los inmigrantes de todas partes del mundo hacia la tierra de las oportunidades en busca de esas cualidades innatas de la raza humana. Desde los primeros peregrinos y los fundadores de nuestra patria hasta los recién llegados en el nuevo milenio es lo que hace de los Estados Unidos el país más grandioso del mundo, el lugar llamado hogar”.10 Es importante explicar dos temas esenciales para los migrantes: la discriminación y el marco jurídico existente. La discriminación es 42 una situación en la que una persona o grupo es tratado de forma desfavorable a causa de prejuicios, generalmente por pertenecer a una categoría social distinta; debe distinguirse de la discriminación positiva (que supone diferenciación y reconocimiento). Entre esas categorías se encuentran la raza, la orientación sexual, la religión, el rango socioeconómico, la edad y la discapacidad. La mayor parte de los países practican la discriminación contra extranjeros y otras minorías dentro de sus fronteras. Ésta puede darse por razones de religión (como la existente entre protestantes y católicos o entre musulmanes y judíos), por razones de raza (como la política de apartheid que se practicó en Sudáfrica entre 1948 y 1992) o por razones de sexo (como ocurre en muchos países donde las mujeres tienen derechos muy limitados o existe discriminación a homosexuales). Los migrantes son considerados como una minoría en las sociedades en general. Este grupo es numéricamente inferior al resto
10 C.Virginia Fields, presidenta del Condado de Manhattan, Office of the Manhattan Borough, Nueva York, septiembre de 2004 (comunicado de prensa).

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 43

de la población y se halla en una posición no dominante, ya que sus miembros poseen características étnicas, religiosas o culturales diferentes y, aunque sea implícitamente, conservan un sentido de solidaridad dirigido a la preservación de su cultura y tradiciones. Las poblaciones migrantes se cuentan por decenas de millones; países con sistemas legales muy diferentes en diversos continentes se han visto afectados por los problemas relacionados con migraciones masivas. Son numerosos los Estados que enfrentan complejas cuestiones legales derivadas de la presencia de un gran número de inmigrantes, muchos de ellos temporales, provenientes de países o regiones que generalmente, aunque no siempre, están menos desarrollados que el país receptor. Actualmente se está desarrollando la conciencia de la necesidad de reglamentar la posición y los derechos de los migrantes, con el fin de facilitar en todo lo posible su adaptación y ajuste para permitirles mantener su identidad grupal, en la medida en que sea compatible con el respectivo sistema legal.11 La jurisdicción de las instituciones de carácter internacional ha alcanzado gran importancia desde los años 80. El fenómeno de la globalización del capital, el comercio y la información, y el surgimiento sin precedente de movimientos sociales y organizaciones civiles que han tenido como objeto de trabajo campos específicos del desarrollo o sectores vulnerables de la población, han dado origen a nuevas formas de relación entre los Estados,a diferentes maneras de concebir y practicar conceptos como soberanía,ciudadanía y pertenencia.12 43
La discriminación en México vista desde otras fronteras

11 Natán Lerner, Minorías y grupos en el derecho internacional. Derecho y discriminación, CNDH, México DF, 1991, pp. 23 y 169-170. 12 Véase el documento sobre migrantes realizado por Primitivo Rodríguez Oceguera a solicitud de la entonces Comisión Ciudadana de Estudios contra la Discriminación, en septiembre del 2001, www.universidadabierta.edu.mx/Biblio/R/Rodriguez Primitivo_AbusoMigrantes.htm, 19 de marzo de 2005.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 44

La mayor parte del marco jurídico internacional emana de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.13 Este documento es la base y fuente de las garantías individuales de la mayoría de las Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro 44 constituciones políticas. Para el presente análisis es de suma importancia lo que se indica sobre discriminación en el artículo segundo; acerca del respeto a la vida en el tercero; contra la servidumbre en el cuarto; contra la tortura y castigo degradante en el quinto; el reconocimiento de la personalidad jurídica en el sexto; la igualdad ante la ley en el séptimo y, por último, el derecho al recurso efectivo ante tribunales en el octavo. Con todos ellos, los Estados han aceptado que áreas fundamentales del desarrollo económico, antes reservadas a decisiones nacionales, deben acordarse en instancias supranacionales, en específico con los aparatos institucionales de las Naciones Unidas y el Banco Mundial, entre otros, pero manteniendo el derecho soberano para decidir quién entra a sus países y, en algunos casos, quién sale de ellos.Todo esto abre un debate ante la dinámica de la integración económica más allá de las fronteras cuando surge una contradicción con políticas de control migratorio.

PROBLEMÁTICA EN MÉXICO
En la historia reciente se pueden delimitar tres fases en las migraciones de los centroamericanos a México. La primera abarca los años 60 y el comienzo de los 70, cuando el modelo de desarrollo predominante en Mesoamérica era el de sustitución de importaciones. En el transcurso

13 Desde hace tiempo la ONU y la OEA, así como algunos de sus organismos (la Comisión de Derechos Humanos y la Organización Internacional del Trabajo) han acordado importantes instrumentos jurídicos duros y no convencionales en defensa de los derechos de toda persona humana, trabajadores, mujeres, niños y niñas, pueblos indígenas, o bien, relativos a la lucha contra la discriminación, el racismo y la intolerancia, que en conjunto son aplicables a los migrantes.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 45

de este periodo, en el que la dinámica de la economía parecía generar un número de puestos de trabajo cercano al tamaño de la demanda, la migración de la región presentó una intensidad relativamente baja. En el caso de Centroamérica,la mayoría de los movimientos internacionales tenía lugar entre países fronterizos, fenómeno enraizado en la historia y vinculado con los impulsos de las actividades agroexportadoras y la ocupación de nuevos espacios. A mediados de los años 70 comenzó una segunda etapa, en la que se acentuaron y generalizaron diversos problemas vinculados con las modalidades vigentes en el desarrollo. Durante esta fase, todos los países de la región atravesaron por una profunda crisis económica. La mayoría registró resultados negativos en el crecimiento de su producto interno bruto, aumento del desempleo, disminución de los ingresos derivados del trabajo y agravamiento de los índices de pobreza. De manera simultánea, la inestabilidad sociopolítica condujo a conflictos armados, que repercutieron en toda la región centroamericana. La emigración, impulsada por tan desfavorables condiciones, encontró en la violencia social un factor precipitante. Se desencadenaron grandes movimientos migratorios que incluyeron refugiados, indocumentados, familias y profesionales desplazados por todo Centroamérica y México, y algunos hasta Estados Unidos y Canadá. La tercera etapa inició en los primeros años de la década de los 90 y se caracteriza por una renovación gradual del sistema económico y por una recuperación de la convivencia pacífica, es decir, ya no hay guerras. Los movimientos migratorios son causados por factores como la herencia de una estructura productiva de escasa diversificación y extremadamente dependiente de la demanda internacional, un modelo de distribución del ingreso fuertemente desigual, altos niveles de desempleo y subempleo, falta de equidad social, elevada incidencia de la pobreza y degradación ambiental severa en algunos 45
La discriminación en México vista desde otras fronteras

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 46

territorios. El Estado ha visto limitada su actuación por los procesos de reforma institucional que redefinen su papel y el de los mercados, es decir, se ha declarado incapaz de resolver estos problemas.14 Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro Actualmente,existe una corriente ideológica que considera a Estados Unidos, México y Centroamérica como espacios tendentes a una mayor integración desarrollada por flujos transfronterizos de capital y bienes, promovidos por las políticas y acuerdos estatales (por ejemplo, el TLCAN y los proyectos de tratados de libre comercio entre los países de la región). La política neoliberal ha dejado a muchas familias y comunidades sin los prospectos económicos adecuados en sus lugares de origen. Este hecho ha provocado que muchas personas crucen la frontera, ya que la demanda de mano de obra barata de inmigrantes en Estados Unidos sigue siendo elevada. La dinámica de la 46 integración no es un proceso opcional, sino que está impulsada por las necesidades estructurales de la acumulación de capital. El componente principal de la actual política migratoria mexicana es la creciente presión que ejerce el gobierno estadounidense para afectar a los migrantes centroamericanos. En pocas palabras, se busca que éstos ni siquiera entren a México, para que no representen un peligro a la soberanía de Estados Unidos. En este contexto han proliferado discursos, por parte de políticos de ese país, que consideran a los migrantes un problema mayor o igual que el combate a las drogas o el terrorismo. Por esta razón, funcionarios de Washington han trabajado con agentes de migración mexicanos, especialmente en la frontera sur, a fin de deportar a los centroamericanos antes de que puedan atravesar México y llegar a su nación. Dicha colaboración –no reconocida por parte del gobierno mexicano–, se encuentra asentada en expedientes de Estados Unidos, en los
14
CELADE, Migración

y desarrollo en América del Norte y Centroamérica: una visión sintética, Naciones Unidas, Santiago, 1999, pp. 12-13.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 47

que se consigna que el Congreso asigna fondos al gobierno mexicano para reembolsarle los costos de las deportaciones y detenciones. La presión que el vecino del norte ejerce sobre México promueve políticas o prácticas excluyentes por parte de los mexicanos respecto de los centroamericanos como, por ejemplo, privarlos de sus derechos, la militarización de la frontera sur y el vasto incremento de las deportaciones. En este sentido José Luis Soberanes, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), denunció que los migrantes que llegan a nuestro país sufren discriminación, odio racial, lesiones mutilantes (al caer cientos de ellos de trenes en movimiento) y robo de las bandas de asaltantes.15 También es importante señalar que gran parte de las prácticas que sufren los mexicanos que van hacia Estados Unidos, como las violaciones a sus derechos humanos por parte de las autoridades de ese país, son las mismas que padecen en el sur los que vienen de Centroamérica. En reportajes periodísticos son comunes las denuncias de que sufren desde esclavitud hasta violencia física o sexual, que pone en riesgo sus vidas. Es preocupante, por ejemplo, que los programas de control migratorio en la frontera sur sean cada vez más parecidos a los estadounidenses en la frontera norte en términos de visión y objetivos, en lugar de que estuviesen dirigidos por lo establecido en normas internacionales que México y el propio Estados Unidos han ratificado. Es todavía más preocupante que el país no haya recurrido al derecho y tribunales internacionales para exigir al gobierno de Washington que ponga término a sus inhumanos y letales programas de control fronterizo. Quizá México no lo hace por temor a represalias y a los obstáculos que ello generaría en su intención de negociar otros temas de la agenda migratoria.
15 Eduardo Salazar,“Admite Fox rezago en defensa de migrantes”, en www.esmas.com/ noticierostelevisa/mexico/417224.html, México DF, 10 de enero de 2005. La discriminación en México vista desde otras fronteras

47

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 48

Para elaborar políticas acordes con los flujos migratorios es necesario distinguir los tipos de éstos. Los migrantes centroamericanos de origen urbano son gente de clase media que no encuentra condiciones Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro 48 sociales para crecer en las entidades productivas de sus países, pero que cuenta con una pequeña posibilidad de ahorro y que con base en estos recursos trata de llegar a Estados Unidos con ayuda de los polleros. Guatemala y El Salvador son los primeros expulsores de población civil en la región por ser de los países con mayores problemas políticos, que afectan principalmente a la población económicamente activa (PEA). Los conflictos en Centroamérica golpean cada vez más a sectores con capacidad económica que, ante la incertidumbre, utilizan sus ahorros con el fin de emigrar. No obstante, al no ser suficientes para cubrir los requisitos de una visa, su alternativa es el pollero y la documentación falsa, que los lleven al destino deseado. La migración indocumentada centroamericana entró a un periodo crítico en la frontera sur de México a causa de las medidas de control estadounidense en la frontera norte iniciadas en l994. Entre las nuevas condiciones que los migrantes encuentran están:pago a polleros,entre 2,000 y 3,000 dólares estadounidenses,según fuentes del Instituto Nacional de Migración (INM);pago de mordidas a autoridades; proliferación de bandas delictivas que los asaltan y de grupos que abusan de ellos; trata de mujeres y menores; y fuertes presiones por parte de Estados Unidos a los gobiernos de la región, de manera especial al mexicano, para detener con apoyo de las fuerzas armadas y policías federales, estatales y locales el flujo de migración indocumentada en ruta a ese país. Por eso la frontera sur de México, y no la norte, es la que presenta los efectos más negativos y dramáticos de la migración carente de documentos. Las medidas de control fronterizo estadounidense agravaron el costo del cruce en la frontera norte y terminaron reproduciéndose en condiciones de mayor vulnerabilidad para los migrantes en la frontera sur.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 49

Sin embargo, las medidas que ha tomado el gobierno mexicano para frenar el ingreso y permanencia de los centroamericanos –como el incremento de la vigilancia en la frontera sur del país, los retenes migratorios, las redadas y restricciones para el ingreso legal y la legalización posterior– no han impedido la entrada, ni han reducido el número de los migrantes de América Central que se encuentran en el país, pero sí ha elevado los costos de la migración.16 No se ha solucionado el problema y, por el contrario, estas prácticas tienen repercusiones negativas para México, como la proliferación de coyotes-polleros y de mafias de inmigrantes que operan de forma ilegal en el país. Según ciertos analistas mexicanos, en la medida en que el gobierno adopte las tendencias de seguridad de Estados Unidos, en las que se ve a los migrantes como terroristas o narcotraficantes,pierde su relativa autonomía con respecto a su vecino del norte. Con ello, México podría estar obstaculizando algunos de sus propios objetivos económicos, políticos y diplomáticos en sus relaciones futuras con Centroamérica. Además, ha perdido autoridad moral en su batalla con Estados Unidos por el trato a los indocumentados mexicanos el cual, según su propia definición, es un elemento legítimo de su seguridad nacional:17
Pareciera que México es responsable de que lleguen a Estados Unidos migrantes centroamericanos a través de su territorio. La eficiencia con que se ha detenido a los migrantes de paso parece indicar que hay un complejo de culpa que hace esforzarse a las autoridades mexicanas para no irritar a su vecino del norte. Lo que el gobierno mexicano no comprende es que la migración de paso se compone de centroamericanos que huyen con la intención de hacer una vida plena, de vivir,
La discriminación en México vista desde otras fronteras

49

16 Laura O´Dogherty,“Centroamericanos en zonas urbanas: el caso de la ciudad de México”, en Migración internacional en las fronteras norte y sur de México, Consejo Nacional de Población, México DF, 1992. 17 Manuel Ángel Castillo, Alfredo Lattes y Jorge Santibáñez (coords.), Migración y fronteras, Plaza y Valdez, México DF, 2000, pp. 433-456.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 50

pensar, expresarse y trabajar en paz. El Estado mexicano, al margen de realizar gestiones diplomáticas internacionales, podría fomentar estudios necesarios que actualicen sus leyes de población, podría profundizar sus campañas contra la extorsión, la discriminación y el abuso de autoridad, podría erradicar las redes de mercado del flujo de paso que llega a involucrar a distintos niveles de funcionarios, es decir, respetar y hacer respetar las leyes nacionales, así como adecuar aquellas que protegen los derechos humanos de los migrantes.18

Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro

El gobierno mexicano visualiza los flujos migratorios desde una cuestionable perspectiva de seguridad nacional. Ello permite que se deporte a muchos por ser catalogados migrantes económicos. Desde la administración Salinas se puso en evidencia la inconsistencia de pedir para sus indocumentados en el norte lo que era incapaz de otorgar en el sur.19 Es necesario aclarar que la categoría de migrantes económicos es ambigua, no existe en el marco jurídico como tal y tampoco refleja la verdadera condición de estas personas. Un término que refleja más el carácter de la movilidad de la población centroamericana es el de desplazamientos forzosos. La posición de los gobiernos centroamericanos parece seguir la política del avestruz, ya que la salida de sus connacionales pudiera estar cumpliendo la función de válvula de escape ante la incapacidad de resolver los problemas derivados de las crisis generalizadas que viven sus respectivos países.Así, los migrantes quedan a merced de sus propios y escasos recursos para resolver las innumerables dificultades que deben enfrentar.

50

18 Rodolfo Casillas,“La migración centroamericana de paso: un desafío a la política exterior de México”, en Migración internacional en las fronteras norte y sur de México, op. cit., pp. 399-400. 19 Rodolfo Casillas (comp.), Los procesos migratorios centroamericanos y sus efectos regionales, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, México DF, 1992, pp. 114-117.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 51

La discusión sobre la vigencia del respeto a los derechos humanos en el tratamiento de las migraciones debe de ser un referente obligado,20 y no sólo en los lugares de paso y de destino de las migraciones forzadas, porque es una demanda justa y permanente que requiere atención de las comunidades nacionales e internacional.21

EL CASO DE LA CIUDAD DE MÉXICO
Salvo algunos guatemaltecos ubicados en campamentos en el sureste del país los centroamericanos viven dispersos y, en su gran mayoría, indocumentados. Es posible encontrarlos en casi cualquier región, especialmente en la costa de Chiapas,las poblaciones fronterizas con Estados Unidos y la ciudad de México;en esta última,lo mismo como un lugar de destino que de tránsito hacia el vecino país del norte. Después de 1980, a raíz de los conflictos centroamericanos, la migración hacia el Distrito Federal se multiplicó notablemente porque los migrantes consideraban factores como la estabilidad política, la cercanía y la existencia de fronteras relativamente abiertas, la tradición migratoria de estudiantes y políticos centroamericanos, las oportunidades de empleo, los precios asequibles para realizar el viaje, la posibilidad de estudiar y la enorme influencia cultural de México en la región. A pesar de estas condiciones sólo unos pocos han logrado radicar definitivamente en la ciudad. Es posible mencionar algunas de las características de la población migrante: un alto porcentaje proviene de zonas urbanas de más de 15,000 habitantes; su nivel de escolaridad es relativamente alto; en su

20 Este tema ha cobrado una enorme importancia en la época reciente. En ella se enmarca la discusión actual acerca de las necesidades de protección de los mexicanos que migran a Estados Unidos y la responsabilidad del gobierno en la defensa de sus intereses. 21 Manuel Ángel Castillo,“Las migraciones centroamericanas”,en R.Casillas, Los procesos migratorios... op. cit., pp. 22-26.

La discriminación en México vista desde otras fronteras

51

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 52

lugar de origen, la gran mayoría laboraba en el sector de servicios (mecánicos, choferes, oficinistas) o eran estudiantes, y muy pocos se dedicaban a la agricultura. Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro Para sobrevivir, la mayoría entabla, durante el camino o a los pocos días de llegar, alguna relación o consigue información sobre mexicanos u otros centroamericanos a quienes dirigirse en busca de ayuda.22 Sin embargo, la difícil situación económica en México les dificulta independizarse de la ayuda de los mexicanos y con el tiempo empiezan a ser percibidos como un problema para la seguridad pública y el empleo. En muchas ocasiones son vinculados a la delincuencia común, el tráfico de drogas o a la prostitución. Un elemento que media las relaciones sociales de los centroamericanos e influye en su capacidad de incorporarse a la sociedad 52 mexicana es su situación legal.Aunque el Estado ha mostrado interés en ser internacionalmente reconocido por su política exterior de defensa de los derechos humanos, el proceso de legalización que impone a los extranjeros es muy restrictivo. Con excepción de los pocos refugiados, para el resto de los centroamericanos es casi imposible obtener un permiso de estancia legal. Generalmente se les niega porque no cumplen con los requisitos mínimos, carecen de protección,son considerados migrantes económicos y dependen de criterios discrecionales que cambian constantemente. Esta situación genera inseguridad, dificulta su inserción social y laboral, y restringe su acceso a servicios de educación y salud. No sólo implica correr el riesgo de ser deportado, sino la imposibilidad de hacer valer las garantías individuales que establece la Constitución para toda persona que se encuentre en el territorio nacional.

22 Muchos de los mexicanos que acogen a centroamericanos en su casa viven en colonias populares organizadas en torno a una iglesia, la mayoría de las veces católica.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 53

Desde mi punto de vista el problema principal no está en la ley, sino en la irremediable corrupción y la excesiva discrecionalidad que persiste en la administración pública mexicana.Al respecto, Lorenzo Meyer indica que la burocracia está constituida por miembros de sectores medios de la población que hacen su fortuna dentro del Estado y lo ven como centro de su propia movilidad social, escenario que les interesa privilegiar y desarrollar. Funciona como un mecanismo de circulación de las elites gobernantes, el cual supone una amplia zona de ineficiencia, voluntarismo, dispendio y desperdicio de los recursos humanos. Es espacio de la discrecionalidad patrimonial, una ocasión de enriquecimiento personal y de transferencia de recursos públicos a manos privadas, lo cual suele convertir a políticos en empresarios o en personas ricas.23 A esta realidad tienen que enfrentarse los centroamericanos cuando tratan de legalizar su estancia en el país, lo que los convierte en presas fáciles del sistema, dada su debilidad ante la ley. Las consecuencias de la migración a escala personal son significativas, porque enfrenta a los migrantes a una paradoja difícil de resolver. Por un lado, para lograr satisfacer las necesidades elementales de su grupo familiar deben incorporarse al mercado laboral mexicano. Por el otro, su estatus de ilegalidad los convierte en inexistentes y, por lo tanto, sin derecho a permanecer, trabajar, estudiar, atender su salud, es decir, a existir. Ello implica un proceso de desconfirmación constante, un atentado a su identidad.24 Frecuentemente, ante la impotencia que sienten por la imposibilidad de cambiar su situación optan por detener el tiempo, vivir en el presente como un gran parén53
La discriminación en México vista desde otras fronteras

23 Lorenzo Meyer y Héctor Aguilar Camín, op. cit., pp. 299-300. 24 Por lo general las familias intentan compensar este proceso de desconfirmación externa mediante respuestas de aislamiento, el refugio en su propio seno y la intensificación de su identidad nacional o étnica.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 54

tesis entre “desde que salimos” y “hasta que volvamos”, lo cual representa una disociación importante, porque en estas familias existe la conciencia de que en sus naciones de origen no hay condiciones Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro 54 que favorezcan el retorno.Tal manera de enfrentar su adaptación en el país receptor no favorece la adaptación funcional a sus necesidades actuales, ni les permite planear su futuro. En concreto, los discrimina.Todo esto induce a las familias al aislamiento, pues persiste siempre el temor a ser denunciadas y deportadas. Las características que en algún momento eran fuentes de orgullo, en cuanto a su identidad cultural, se tornan con rapidez en una amenaza. Su ilegalidad los obliga a vivir en un estado de permanente alerta y desconfianza, les imposibilita el acceso a trabajos estables o mejor remunerados y en general ratifica su situación de no existencia.25 Lo que más rechazan es su migración forzosa y su calidad de personas de segunda en México, y no concretamente al país. Reconocen haber recibido manifestaciones de solidaridad y simpatía por parte de varios nacionales y experimentar respeto y agrado por muchos de ellos, pero sin dejar de experimentar al mismo tiempo la discriminación que el gobierno mexicano les ha hecho sufrir.

EL DISCURSO OFICIAL
Es destacable el discurso que promueve el gobierno mexicano para explicar la situación de los migrantes en el país. En este sentido Vicente Fox afirmó:
En nuestro país se busca garantizar la plena vigencia de los derechos humanos como un deber de la sociedad civil, de los gobiernos estata-

25 Gilda Pacheco,“Migraciones forzosas en Centroamérica”, en R. Casillas, Los procesos migratorios..., op. cit., pp. 54-57.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 55

les y de los Poderes de la Unión, admitiendo que en México aún hay un trato indebido a los migrantes. Además, el Programa Nacional de Derechos Humanos es la guía para ampliar la capacidad del Estado en la defensa de la protección contra la discriminación y el trato indebido a los migrantes, impulsando una cultura democrática que permita ayudar a quienes dan el difícil paso de abandonar su país.26
La discriminación en México vista desde otras fronteras

Con este discurso el actual gobierno busca retomar el valioso legado que dejaron los gobernantes priístas en lo que se refiere a la importancia que atribuyeron a los principios y leyes internacionales para la defensa de los intereses de la nación y del pueblo como base de su política exterior. En este sentido, la Convención Internacional sobre Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y sus Familiares,27 ratificada por México y en la cual desarrolló un papel clave, debería ser el instrumento fundamental para adecuar instituciones, leyes y políticas, así como para orientar el contenido de las negociaciones sobre migración con sus vecinos del norte y del sur. La Convención formula la definición internacional del trabajador migrante, así como de sus diversas categorías. Reconoce la igualdad de la trabajadora migrante con el trabajador y considera a ambos no sólo como personas, sino como parte de una unidad social, la familia. Además, hace explícita y directa la aplicación a los trabajadores migrantes de las normas universales de protección relativas a derechos humanos, civiles, sociales, políticos, económicos y culturales. A la vez, establece al respecto las obligaciones de los Estados de origen, de tránsito y de destino.
26 Eduardo Salazar, op. cit., p. 1. 27 Primer documento de la ONU específicamente dedicado al tema de la migración y de las/los trabajadores migrantes. Fue aprobado el 18 de diciembre de l990 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. México lo suscribió el 22 de mayo de 1991, el Senado lo aprobó el 14 de diciembre de l998 y fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de febrero de l999.

55

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 56

Por un lado, se puede deducir que el gobierno mexicano tiene un doble discurso sobre el tema de los migrantes. Como lo dijo José Luis Soberanes el 9 de enero de 2005:“Señor presidente, en princiMiguel Alejandro Gutiérrez Pizarro pio no se puede exigir al vecino país del norte trato respetuoso a los connacionales si no estamos dispuestos a otorgarlo a quienes provienen del sur”.28 Por otro lado, es necesario mencionar al Plan Puebla-Panamá (PPP), el cual es un instrumento de cooperación que busca integrar a la región mesoamericana, coordinando esfuerzos y acciones de los siete países de Centroamérica y los nueve estados que integran la región sur-sureste de México. El objetivo de dicho plan es promover el desarrollo integral y crear bienes públicos regionales con el fin de elevar la calidad de vida de los habitantes. El problema es que 56 las buenas intenciones no son congruentes con la realidad, y por ello surgen las críticas. La principal es que México ha promovido acuerdos para beneficiar a ciertos empresarios y bloquear el comercio de Centroamérica con Estados Unidos a fin de proteger sus intereses en el TLCAN. Recordemos que desde la firma de este tratado el país tiene una posición privilegiada comparada con las de otras naciones latinoamericanas, porque los productos centroamericanos y sudamericanos tienen dificultades para ingresar al mercado estadounidense, de las que muchos productos mexicanos están exentos. El TLCAN es el nuevo marco jurídico para el comercio de bienes y servicios con la primera potencia mundial, pero México bloquea el ingreso de mercancías al mayor consumidor para obligar a negociar en condiciones desfavorables a los centroamericanos y sudamericanos. Como bien dijo el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, al signar el TLC entre

28 Eduardo Salazar, op. cit., p. 1.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 57

Costa Rica y México:“con esto inicia el siglo

XXI

para los costarri-

censes”,29 y en la realidad los cambios fueron totales en Centroamérica. Una buena cantidad de compañías costarricenses dominaba el comercio de la región y si caía Costa Rica, caía toda Centroamérica. La mayoría de las industrias prefirió vender antes que competir con firmas de México.Empresarios de este país controlaron el mercado interno centroamericano de productos básicos como el maíz. De manera monopólica hay un control del capital mexicano sobre los medios de comunicación de la región. Las industrias manufactureras corrieron igual suerte. Las consecuencias en las economías centroamericanas han sido dependencia, inestabilidad política, crecimiento de la informalidad y de la pobreza. En resumen: el mismo efecto que causa el américa.
TLCAN

y el expansionismo estadounidense en México lo 57

provocan el gobierno mexicano y ciertos empresarios en Centro-

CONCLUSIONES
Para combatir la discriminación se necesita una cultura humanista caracterizada por principios.Para empezar,es indispensable compartir la concepción de que todo hombre, antes que ser trabajador extranjero, migrante legal o ilegal,es una persona con dignidad.Es preciso también recordar la universalidad del ser humano,abrir nuevas perspectivas a una sociedad multicultural y valorar su pluralidad como fuente de mutuo intercambio y no como amenaza. Resulta imposible detener la migración con muros, porque los migrantes seguirán construyendo –a pesar de la discriminación, la xenofobia y los abusos– su propio destino y contribuyendo al porvenir

29 Miguel A. Gutiérrez, op. cit., p. 1.

La discriminación en México vista desde otras fronteras

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 58

tanto de los países donde nacieron como de aquellos en que residen. Es importante destacar los miles de millones de dólares que generan en remesas, que no sólo benefician a sus familias sino a los países de Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro destino y de origen. Por ejemplo, en El Salvador las remesas representan más que las exportaciones y en México son equiparables a los ingresos petroleros. En este sentido, es muy injusto que los migrantes sean marginados, porque ellos están dando de comer a muchos y mantienen a varias burocracias, que por lo general los dejan en el olvido y el desamparo. Estos desarraigados de la tierra son una promisoria esperanza de justicia y solidaridad global; por eso es necesario hacer propuestas y, sobre todo, hallar soluciones. Se tiene que desafiar la absoluta hegemonía de las naciones, insistiendo en la responsabilidad de los Estados más allá de sus fron58 teras, no sólo como en la actualidad, respecto de los mercados de capitales transnacionales, sino también respecto de las sociedades civiles, incluyendo a los migrantes que viajan a través de las fronteras. En este sentido México debe ser el líder moral de los países centroamericanos; cada país debe asumir sus responsabilidades y dejar de estar con los brazos cruzados esperando remesas para cobrar comisiones. En el caso de Centroamérica, es notorio que lo anterior se conseguiría promoviendo gobiernos sin corrupción y con mayor vocación de servicio. Sería interesente, desde el punto de vista de los procesos de integración, realizar un programa de control férreo para los países del área, incluido México, como en la Comunidad Europea, a fin de construir instituciones políticas conjuntas y a la vez poner metas obligatorias para el gasto público, el déficit fiscal, la inversión, etcétera, con miras a solucionar los problemas sociales desde el país de origen de los migrantes. Además, los gobiernos deberían garantizar una política de reincorporación y empleo para aquellos que se han ido, bajo el argumento de que en toda la región

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 59

existen grandes recursos naturales y humanos, pero lo que no hay es una verdadera planificación para usarlos de manera adecuada. Los acuerdos regionales e internacionales relativos al libre comercio deberían de tratar el tema de la movilidad laboral, el libre tránsito de personas y de capitales y,específicamente,el de los trabajadores que cruzan las fronteras. Es necesario instrumentar medidas para racionalizar la migración, como el combate a la pobreza y el mejor aprovechamiento de los recursos naturales por parte de los países de origen. Por ejemplo, si Nicaragua no puede explotar sus recursos hidráulicos para desarrollar energía hidroeléctrica, entonces debe de permitir que México los desarrolle, para así crear relaciones comerciales en las que ambos países ganen. En este sentido el gobierno mexicano tiene en sus manos todas las condiciones con que promover este tipo de acuerdos binacionales o regionales, ya que es el país con mayores recursos económicos y mejor infraestructura.Tales acuerdos internacionales y de libre comercio regional deberían estar diseñados para maximizar el bienestar social en la región.30 Es obligatorio destacar la gran aportación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a los estudiantes centroamericanos. La gran mayoría de ellos han sido promotores del desarrollo de sus países en muchos campos de estudio. En el caso de Costa Rica, donde hay una fuerte vinculación política con México, dicha influencia se manifiesta en que varios de los presidentes del país han vivido aquí, estudiado en la
UNAM

o tienen familiares en

tierras mexicanas. Debido a ello, la imagen del partido gobernante en Costa Rica es la de los mariachis, mote causado por la vinculación de sus líderes con México.

30 Manuel Ángel Castillo, Alfredo Lattes y Jorge Santibáñez (coords.),op.cit.,pp.443-447.

La discriminación en México vista desde otras fronteras

59

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 60

Propongo que, dado lo importante que es la

UNAM

para Cen-

troamérica y México, se formule una iniciativa en la que los gobiernos centroamericanos donen o aporten recursos financieros o de Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro otro tipo a la Universidad y que a la vez sean retribuidos con un mayor ingreso de estudiantes, para que promuevan el progreso de sus países una vez graduados. Lo anterior sería un motor de crecimiento para todas las naciones de Mesoamérica. En relación con el sistema legal mexicano, propongo derogar la facultad de expulsión concedida al Ejecutivo federal en el artículo 33 constitucional, con fundamento en las incongruencias que existen entre este artículo y los convenios internacionales firmados y ratificados por México. En la práctica ha quedado demostrado que dicha facultad del Poder Ejecutivo es utilizada para expulsar de manera arbitraria a aque60 llos extranjeros que “no consideren convenientes” las autoridades políticas. El problema radica en que se violan las garantías al debido proceso, al derecho de petición y hasta al de amparo, porque los procesos de expulsión del país son sumarios y no garantizan la legítima defensa.A mi parecer sólo el Poder Judicial debe contar con la atribución de determinar quién debe o no salir del país, después de haberse realizado un proceso justo, para así garantizar el respeto de los derechos humanos. Creo también que es preciso redefinir el concepto de “ciudadanía” no sólo como el estatus legal asignado por los Estados-nación, sino también como un cambio de actitudes, relaciones y expectativas, sin que exista de por medio una delimitación territorial. En tal sentido, hay en el caso de los centroamericanos un pasado común con los mexicanos, tanto en lo relativo a orígenes étnicos como históricos, así que considero esencial un cambio. Una propuesta sería, dado el déficit de contribuyentes fiscales en la Secretaría de Hacienda y de asegurados en el
IMSS,

que todo centroamericano

que quiera ser ciudadano mexicano pueda tener derecho a serlo si

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 61

cumple con el régimen fiscal del país, promoviendo el desarrollo del Estado a través del pago de impuestos y generando bienestar a la sociedad a través de sus cuotas a la seguridad social. Estoy convencido de que a la Secretaría de Hacienda le favorecería elevar el número de contribuyentes a escala nacional, dado que sólo recauda el 11% del
PIB.31

Además, con estas medidas prácticamente se
La discriminación en México vista desde otras fronteras

descartaría la idea de que los extranjeros vienen a depender del país; todo lo contrario, sería el país el que dependería de ellos. Como lo dije en los antecedentes: en un principio Centroamérica y México estaban unidos, hablamos el mismo idioma y casi nada nos diferencia, por lo que la integración sería en cierto modo un reencuentro con nuestro pasado.

61

31 Se trata de la idea invertida de no pago de impuestos sin derechos, promovida en la Revolución Americana, porque en este caso tienes que pagar impuestos para tener derechos.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 62

BIBLIOGRAFÍA
ALBA, CARLOS y DIRK KRUIJT Miguel Alejandro Gutiérrez Pizarro 1995 La utilidad de lo minúsculo, El Colegio de México, México 1995. CASILLAS, RODOLFO (comp.) 1992 Los procesos migratorios centroamericanos y sus efectos regionales, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, México DF. 1992 “La migración centroamericana de paso: un desafío a la política exterior de México”, Migración internacional en las fronteras norte y sur de México,Consejo Nacional de Población,México DF. CASTILLO, MANUEL ÁNGEL, ALFREDO LATTES y JORGE SANTIBÁÑEZ (coords.) 2000 Migración y fronteras, Plaza y Valdéz, México CELADE s.f. Migración y desarrollo en América del Norte y Centroamérica: un visión sintética, Naciones Unidas, Santiago. GREEN, ROSARIO y RENÉ HERRERA (comps.) 1984 Centroamérica en crisis, Centro de Estudios Internacionales, El Colegio de México, México GUTIÉRREZ, MIGUEL A. s.f. El
TLC DF. DF. DF,

62

entre Costa Rica y México, el pez grande se come al chico,

cpolitica.com/modules.php?name=News&file=article&si d=105

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 63

LERNER, NATÁN 1991 Minorías y grupos en el derecho internacional. Derecho y discriminación, Comisión Nacional de Derechos Humanos, México DF. MORENO, FRANCISCO MARTÍN 2004 México mutilado, Alfaguara, México MAYORGA, ROMÁN 1983 El crecimiento desigual en Centroamérica 1950-2000, El Colegio de México, México
DF. DF.

MEYER, LORENZO y HÉCTOR AGUILAR CAMÍN 1989 A la sombra de la Revolución Mexicana,Cal y Arena,México DF,1989.

O ‘DOGHERTY, LAURA 1992 “Centroamericanos en zonas urbanas:el caso de la ciudad de México”, en Migración internacional en las fronteras norte y sur de México, Consejo Nacional de Población, México DF. SALAZAR, EDUARDO 2005 “Admite Fox rezago en defensa de migrantes”, en esmas.com/ noticierostelevisa/mexico/417224.html, México DF, 10 de enero. www.artehistoria.com/historia/contextos/ www.redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/

La discriminación en México vista desde otras fronteras

63

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 64

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 65

Dialugus o el fuego del vacío
por Roberto Zapata Pérez* INTRODUCCIÓN
La motivación para la realización de este trabajo descansa en múltiples inquietudes y vivencias personales (¿existe la posibilidad de que no sea así?). De cualquier forma, el fenómeno de la discriminación supera en mucho la percepción que del mismo pueda tener cualquier persona. En efecto, este fenómeno se proyecta en varias esferas de la realidad y, por tanto, las dimensiones de análisis son múltiples.Así, podrá ser objeto de estudio de la psicología, la sociología, el derecho y la filosofía, entre otras disciplinas. Esto nos deja claro un elemento que no se debe pasar por alto: el análisis de la discriminación, para ser más útil, debe ser multidisciplinario. Es por ello que en el presente trabajo procuro no limitarme a datos concretos o estadísticos, cuya importancia para una mayor comprensión de dicho tema no pongo en duda, pero considero que hay fuentes mucho más documentadas y enfocadas específicamente a ofrecer esa visión. En lugar de ello, procuro mezclar diversos elementos que nos permitan acercarnos al tema desde una perspectiva derivada del encuentro con el otro. 65

*Estudia la carrera de historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 66

La línea de investigación que sigo inicia considerando a la discriminación como uno de los rostros obscuros de la historia, para posteriormente hacer una referencia general a la situación de ciertos grupos vulnerables en México. El trabajo continúa con un esfuerzo de abstracción cuyo fin es comprender la diversidad de las formas discriminatorias, para lo que me sirvo del concepto de la otredad, el diálogo entre autoconciencias reconocidas y su expresión concreta en el Roberto Zapata Pérez mundo fáctico:el derecho,que atendiendo a su tiempo y espacio,permite garantizar una igualdad de oportunidades a todos. Me resta sólo decir que ninguno de los puntos desarrollados fue agotado. La discriminación en México y en el mundo es demasiado compleja y densa para los alcances de este escrito.

66

LA DISCRIMINACIÓN: OTRA FAZ DE LA HISTORIA
…me gustaría volver atrás pues aún cuando me quedara tiempo actual, poca dicha tendría. GERHARD SCHOLEM Hablar de discriminación es hablar de una catástrofe cuyo origen se remonta a las raíces mismas de la historia.Walter Benjamin fue consciente de ello al establecer una bella alegoría en la famosa tesis IX referida al concepto de la historia. En ella, el ángel de la historia quisiera detenerse y despertar a los muertos, curar las heridas de las víctimas que yacen junto con las ruinas. Pero no puede, pues sus alas son envueltas por un huracán que lo arrastra al futuro, un huracán que se llama progreso.1

1 “Tesis IX. Hay un cuadro de Klee que se llama Angelus Novus. En él vemos un ángel que parece estar alejándose de algo mientras lo mira con fijeza. Tiene los ojos desorbitados, la boca abierta y las alas desplegadas. Ese es el aspecto que debe

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 67

Benjamin, al desmitificar el progreso –que suele ser considerado como fin en sí mismo–, lo concibe como un factor oneroso para aquellos que en la historia no tuvieron y no tienen voz: los vencidos, es decir, los que han pagado la factura de un todo que se desenvuelve en el movimiento histórico. En cierta forma este autor nos presenta el otro lado de la moneda, ese lado que a veces –muy comúnmente– no queremos ver, la línea gemela del progreso: la barbarie, la cual, sobra decirlo, tiene múltiples rostros (desde los crímenes contra la humanidad, hasta la mirada desaprobatoria que ciertas “buenas conciencias” dirigen al que vive de forma diferente; desde prácticas culturales hasta la injusticia legalizada que esconde otras intenciones; desde el odio vivo hasta la indiferencia ante la muerte en vida). Uno de esos rostros puede percibirse día a día –pues nuestro presente continuamente se transforma en pasado y enriquece el paisaje que contempla el ángel de la historia– en el encuentro –o debiera decir, desencuentro– con el otro, con la alteridad. Dicho rostro es la discriminación. 67
Dialugus o el fuego del vacío

mostrar necesariamente el ángel de la historia. Su rostro está vuelto hacia el pasado. Donde se nos presenta una cadena de acontecimientos, él no ve sino una sola y única catástrofe, que no deja de amontonar ruinas sobre ruinas y las arroja a sus pies. Querría demorarse, despertar a los muertos y reparar lo destruido. Pero desde el paraíso sopla una tempestad que se ha aferrado a sus alas, tan fuerte que ya no puede cerrarlas. La tempestad lo empuja irresistiblemente hacia el futuro, al cual da la espalda, mientras que frente a él las ruinas se acumulan hasta el cielo. Esa tempestad es lo que llamamos progreso”. Un importante estudio al respecto puede consultarse en Michael Löwy, Walter Benjamín: aviso de incendio, primera edición, Fondo de Cultura Económica, México DF, 2003, pp.100-110.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 68

LA DISCRIMINACIÓN. UN ACERCAMIENTO A LA NOCIÓN
¡Contra ti me alzaré, entero e invicto, oh Muerte! Las olas rompían en la playa. VIRGINIA WOOLF Roberto Zapata Pérez 68 La palabra discriminación (del latín dis, separar, dividir, y el indoeuropeo krei-men, juicio) encierra en sí un contenido complejo y denso. Complejo porque tratar de establecer una definición satisfactoria a todos (e incluyente de todos) es una tarea ardua. Denso porque contiene una realidad susceptible de ser vista desde distintas ópticas, tantas como los matices indispensables en la explicación de cada fenómeno discriminatorio. En principio, discriminar significa diferenciar, distinguir. Es, pues, una situación que necesita por lo menos de dos. Sin embargo, tal vez lo realmente relevante para comprender a cabalidad la dimensión de este fenómeno no es el puro hecho de diferenciar, que en sí mismo es un acto neutro, sino los motivos que originan esa diferenciación (se puede distinguir a alguien en reconocimiento de sus méritos). La discriminación que se estudia en este trabajo es aquella que se presenta en detrimento de una persona o grupo de personas a causa de prejuicios, estereotipos, miedo, odio, en una palabra, por ignorancia. El espíritu de la palabra discriminación también incluye otra noción: injusticia. En efecto, discriminar a una persona o a un grupo social consiste en privarle de los mismos derechos que disfrutan otras personas o grupos sociales. Así, habrá discriminación por raza si se instrumenta una política educativa que impida el acceso a ciertos planteles a niños blancos o negros; si una determinada sociedad

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 69

está organizada de forma tal que el acceso a cargos de responsabilidad sea exclusivo para varones estaremos en presencia de discriminación por sexo; si la infraestructura de una ciudad no contempla el acceso o movilidad de personas con alguna discapacidad física estarán siendo discriminadas… Injusticia es falta de igualdad de oportunidades (más adelante se atenderá este punto). La naturaleza de la discriminación la hace adoptar infinidad de formas, en infinidad de personas. Hay tantas formas de discriminación como diversidad humana: mujeres, minorías nacionales o culturales, inmigrantes, personas con discapacidad, adultos mayores, miembros de las diversidades sexuales, minorías religiosas, pobres, enfermos… todos. ¿Quién escapa a esta expresión de la barbarie? Nadie, ni siquiera aquel que tiene el poder de establecer criterios (¿criterios?) discriminatorios. La multiplicidad de las formas de discriminación nos indica ya que la manera de combatirla no adopta una sola línea de acción, ni un solo frente. No obstante, a pesar de esta variedad de manifestaciones hay algo común que permite encuadrar los diversos casos dentro del marco del tema que nos ocupa. En todas ellas el ser humano es reducido al estatus de elemento determinado ya por la naturaleza (las mujeres), ya por la cultura (como las minorías nacionales), ya por el grupo o comunidad al que pertenece (minorías religiosas y por orientación sexual). Subyace una visión homogeneizante de la sociedad, donde los distintos son negados, donde lo diferente rompe la estabilidad y hay que eliminarlo. A las consideraciones anteriores hay que agregar otros elementos que nos atañen de forma más cercana. ¿Qué peculiaridades adopta la discriminación en México?, ¿qué características guarda la sociedad mexicana y de qué manera éstas imprimen un toque distintivo a los fenómenos discriminatorios en nuestro país? Si acepta69
Dialugus o el fuego del vacío

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 70

mos que la discriminación es un fenómeno de relaciones de individuos o de grupos, ¿cuáles son los grupos vulnerables en nuestro aquí y ahora? En el siguiente punto se hará referencia, de manera muy general, a dichas cuestiones.

LA DISCRIMINACIÓN EN MÉXICO. REFERENCIA A ALGUNOS GRUPOS VULNERABLES
Roberto Zapata Pérez 70 En este apartado no se pretende agotar el tema, pues el análisis de cada grupo vulnerable merece mucho más de lo que este trabajo puede ofrecer. De hecho, dichos grupos son presentados de manera casi esquemática, con una referencia a algunas de las problemáticas que giran en torno a su discriminación. Tal como mencioné anteriormente, tampoco se analizan todas las modalidades discriminatorias, pues los grupos referidos no excluyen la posibilidad de rechazo fundada en criterios inimaginados.

Las mujeres: rompiendo los roles mentales
Las mujeres, a pesar de no constituir una minoría propiamente dicha, forman uno de los grupos históricamente más vulnerables en materia de discriminación y violación de derechos humanos. Su situación en algunos países, sobre todo en aquellos donde la religión suele impregnar no sólo la vida privada sino también el ejercicio público del poder, es aún de constante sometimiento y reducción de sus posibilidades de desarrollo. Su situación es más extrema en otras regiones del mundo; por ejemplo, algunos países como Pakistán, China, India y algunas partes de África tienen más hombres que mujeres, en contradicción con la tendencia poblacional mundial. La explicación de este fenómeno es múltiple: desde el infanticidio de niñas recién nacidas en los casos extremos (China), hasta las tradiciones religioso-culturales

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 71

en algunos países donde se practica el Islam (aunque la condición de la mujer en éste último caso requeriría una mayor cantidad de matices). En México un elemento determinante para comprender la situación de las mujeres es el profundamente arraigado fenómeno del machismo.A pesar de los cambios en las pautas de conducta cultural y social, y de la paulatina incorporación de las mujeres al mercado laboral, dicho fenómeno más que erradicarse se ha adaptado a nuevas formas y sigue siendo una constante en nuestra cultura. Por ejemplo, aunque hoy en día la sociedad ya no aprueba que los hombres golpeen a las mujeres, la violencia intrafamiliar sigue afectando a una gran cantidad de familias mexicanas (y las receptoras de esta violencia, no es ningún secreto, son generalmente las mujeres). El machismo se ha modernizado, pero sigue siendo tan destructivo como el tradicional. Pero, ¿qué es el machismo? Marina Castañeda afirma que se trata de una visión de la vida que “no sólo establece distinciones entre áreas femeninas y masculinas, sino que las contrapone: en una sociedad machista lo masculino es lo opuesto de lo femenino y viceversa; los géneros no son meramente complementarios, sino antagónicos. Hombres y mujeres protegen celosamente sus tradicionales territorios”.2 Lo anterior puede también constatarse si se hace referencia a las mujeres trabajadoras. Es en el ámbito laboral donde la discriminación hacia las mujeres se da con el pretexto de su baja calificación y su necesidad de recursos. Es muy clara en la falta de prestaciones, en los salarios comparativamente inferiores en relación con los de los hombres, en el casi nulo acceso a puestos de dirección o de alta responsabilidad aunque de hecho las mujeres estén igual o más capacitadas que
2 Marina Castañeda, “El machismo invisible: un enfoque interpersonal”, Este País, núm. 133, abril de 2002, México DF, p. 51. Dialugus o el fuego del vacío

71

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 72

otros aspirantes masculinos para esos puestos, y en la exigencia de algunos empleadores del certificado de no gravidez para su contratación, entre otras prácticas. La desigualdad de oportunidades es, pues, una realidad. La esfera de la libertad sexual y seguridad de las mujeres es también un indicativo de su situación; en materia de delitos sexuales (que en su inmensa mayoría son cometidos contra las mujeres), la Roberto Zapata Pérez violencia, la impunidad y la indiferencia e incompetencia de las autoridades son constantes en nuestro país. Uno de los temas más interesantes y más sensibles para los mexicanos es el relativo a ciertos usos y costumbres que en algunas culturas indígenas merman el desarrollo de las mujeres y lo sujetan a prácticas culturales antidemocráticas y, en algunas ocasiones, violatorias de los derechos humanos. El principio de autonomía que les 72 reconoce el artículo 2 constitucional a las comunidades indígenas ha servido a veces como justificación de estas prácticas en perjuicio de las mujeres indígenas, con la indeferencia cómplice de las autoridades estatales mexicanas. Es difícil agotar todas las aristas posibles de análisis, pero sirvan estos comentarios para dar una idea general de la discriminación hacia las mujeres, mismas que, poco a poco, conquistan espacios, pero cuya lucha aún tiene muchos pendientes. No es un descubrimiento saber que una de las cosas más difíciles de cambiar son las estructuras mentales sumamente arraigadas en las sociedades. Las primeras en fomentar dicho cambio han sido –difícilmente habría sido de otra forma– las propias mujeres.

Los indígenas: eternos marginados
En el territorio mexicano la población indígena absoluta es una de las más importantes del mundo (aproximadamente 30% del total de los

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 73

habitantes del país).Además, la distribución de esa población en infinidad de comunidades hace sumamente difícil el régimen de autonomía. Un dato más: los pueblos y comunidades indígenas sufren uno de los más altos grados de marginación y pobreza de todo el orbe. Lo anterior aclara una realidad dolorosa: en México el racismo goza de una gran vitalidad. Ser indio es pertenecer a un grupo donde la identidad es silenciada por el color de la piel. Para un amplio sector de la sociedad mexicana los indígenas –tal como lo creían los evangelizadores de la época colonial– son menores de edad (después de todo, son sólo los remanentes de los vencidos). Discriminación y pobreza multiplican las consecuencias concretas: desnutrición, condiciones precarias de salud, rezago educativo, limitación en las oportunidades de desarrollo, poca representación en la vida sociopolítica del país, menosprecio a sus lenguas y costumbres. Los indígenas encarnan un reclamo histórico que data de la Conquista (los quebequenses en Canadá o los flamencos en Bélgica no viven bajo semejantes condiciones). Actualmente está en curso una amplia discusión en foros académicos internacionales en torno al multiculturalismo, en la que la garantía a la coexistencia de los elementos culturales básicos de diferentes minorías nacionales es una prioridad.3 Sin embargo, cabe preguntarse hasta qué grado la política multiculturalista es compatible con la cosmovisión indígena mexicana. No hay que olvidar –nos recuerda José Antonio Aguilar Rivera– que “en los usos y costumbres de los pueblos [indígenas] persiste ‘la preeminencia de la totalidad sobre los intereses individuales’. En esos grupos humanos,
3 La bibliografía y las temáticas del multiculturalismo son múltiples, complejas y variadas. Pueden consultarse:Will Kymlicka,Ciudadanía multicultural,Paidós,Madrid,1996,p.303; Charles Taylor, El multiculturalismo y “la política del reconocimiento”, Fondo de Cultura Económica, México DF, 2001, p. 155; Giovanni Sartori, La sociedad multiétnica: pluralismo, multiculturalismo y extranjeros,Taurus,México DF,2001,p.139. Dialugus o el fuego del vacío

73

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 74

‘la relación con los otros entes no está basada en el dominio sino en la reciprocidad de servicios’. Esta imagen de la comunidad indígena tiene mucho que ver con la nostalgia”.4 Lo anterior conduce a otro punto de análisis muy importante en la discusión de los derechos diferenciados de las minorías culturales en México. Se trata de la cuestión de los usos y costumbres de ciertas comunidades que eventualmente pueden entrar en conflicRoberto Zapata Pérez to con los derechos humanos, y que a la par pueden ser defendidos como elementos de su identidad. Esta es otra peculiaridad del Estado mexicano, el cual ha permitido que diversas minorías, bajo el pretexto de conducir sus asuntos de manera autónoma, violen los derechos humanos ante la mirada disimulada de gobernantes que se abstienen de actuar. De cualquier forma los indígenas viven, en términos generales, 74 una constante opresión moral y económica que los deshumaniza a los ojos de las autoridades y de la sociedad. Son reducidos a objeto de diversión, de burla, e incluso el término “indio” resulta insultante.También son reducidos a mera curiosidad pintoresca. La vida de los indígenas, pues, suele transcurrir en condiciones infrahumanas.

Las minorías religiosas: la discriminación emergente
Los casos de personas que han sido discriminadas por razón de la religión han sido innumerables. Desde las frases ya cotidianas en relación con las minorías de este tipo (el cariz despectivo o irónico implícito en términos como “sectas” y “hermanos” no deja lugar a dudas), hasta su sometimiento más extremo. Uno de los ejemplos más dramáticos –tal vez porque es uno de los mejor documenta4 José Antonio Aguilar Rivera,“El sonido y la furia: crítica de la persuasión multiculecnológico Autónomo de México, tural”, Isonomía, núm. 12, abril de 2000, Instituto T México DF, p. 60.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 75

dos– es el genocidio realizado por el régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial contra los judíos, cuando casi seis millones fueron asesinados. Sin duda, uno de los más dramáticos, pero no el único. Las guerras por religión han tenido un costo humano incalculable. Desde las Cruzadas hasta el actual conflicto en Oriente Medio, una de cuyas facetas es eminentemente religiosa; desde la conquista espiritual de las culturas precolombinas hasta las expresiones radicales de conflictos religiosos en Irlanda y la ex Yugoslavia. La intolerancia hacia las minorías religiosas es un campo poco explorado en nuestro país. En México, la libertad de cultos quedó garantizada desde las Leyes de Reforma (1859-1860), época en la que se consolida la separación entre el Estado y las iglesias. No obstante la relativa antigüedad de esta garantía, la población en nuestro país sigue siendo fundamentalmente católica. Ello no quiere decir que exista total homogeneidad en este terreno. En los últimos años han surgido numerosas asociaciones religiosas que poco a poco adquieren mayor importancia porcentual (aun cuando el número de católicos ha aumentado en términos absolutos). Hay en México alrededor de 6,000 asociaciones que le imprimen una gran pluralidad al rostro religioso de nuestro país. De acuerdo con Roberto Blancarte,5 las minorías religiosas se concentran en el sureste y en el norte del territorio nacional, dejando la zona central del país a una mayor preponderancia católica. De ahí que sea justamente en provincia donde la incidencia de fenómenos discriminatorios hacia estos grupos sea más alta. 75
Dialugus o el fuego del vacío

5 Un estudio ilustrativo sobre la composición de estas asociaciones religiosas –de las cuales 52% son protestantes o evangélicas, 47% pertenecen a la Iglesia Católica y el restante 1% a otras agrupaciones diversas–, así como su distribución en el territorio, puede verse en Roberto Blancarte, “Religiones y creencias en México”, Este País, núm. 133, abril de 2002, pp. 44-45.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 76

El sentido común podría sugerirnos que el concepto de minoría religiosa tendría que ser jurídicamente irrelevante en el marco de una sociedad que se afirma laica y pluralista. Sin embargo, la realidad nos muestra lo contrario. La discriminación hacia las minorías religiosas en México adopta una mayor complejidad si se atiende al hecho de que uno de los elementos que históricamente han conformado la identidad nacional Roberto Zapata Pérez 76 es la religión; en este sentido, su integración al país se ve restringida a una tolerancia que no se funda en el derecho a optar por una creencia distinta a la mayoritaria, sino en mantener la distancia. Los protestantes son catalogados –por lo menos implícitamente– como destructores de la unidad. Son expulsados, privados de sus medios de subsistencia y, en ciertos casos, asesinados. Así, la marginalidad de ciertos grupos religiosos todavía es una realidad. Los matices a este respecto son múltiples, lo cual hace más complicada la comprensión de la realidad existente. Por ejemplo, en el México actual podemos hablar de varios grupos religiosos: la Iglesia Católica, que es el mayoritario; la multiplicidad de religiones reconocidas por la autoridad como tales, según la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público (publicada en el Diario Oficial el 15 de julio de 1992); aquellas comunidades que no se ven a sí mismas o no desean verse como una asociación religiosa en el sentido en que la entiende la citada Ley, pero cuyas actividades se desarrollan en el marco de la licitud; el grupo conformado por personas que manifiestan no profesar ninguna religión y, por último, aquellos grupos u organizaciones claramente delictivos. Es evidente que el Estado no sólo debe reconocer y tutelar la libertad religiosa, evitar la discriminación y la segregación en dicha materia, sino también no permanecer indiferente ante ciertos grupos que viven claramente (muchas veces por un sentido aislacionista pro-

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 77

pio) al margen del derecho. Es exclusivamente en este sentido en el que sí se podría hablar de sectas (del latín secare, sectar, cortar): se trata de movimientos “generalmente pequeños, llenos de entusiasmo, integrados por hombre y mujeres […] que creen y detectan la verdad y la solución, excluyen radicalmente a los demás, se colocan contra las iglesias y contra el mundo y obedecen ciegamente”.6 En otras palabras las sectas, en virtud justamente de su sectarismo, son entidades que discriminan. Desde mi punto de vista no son minorías religiosas, sino una expresión de intolerancia y, en casos extremos, detentadoras de espacios de ilegalidad. De acuerdo con el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; ese derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia”. En México, la libertad religiosa está garantizada por la Constitución en los artículos 1 (igualdad y prohibición de discriminar), 24 (libertad de culto) y 130 (relaciones IglesiaEstado y personalidad jurídica de las iglesias). 77
Dialugus o el fuego del vacío

Los adultos mayores: lucha contra el silencio impuesto
En el mundo contemporáneo la industrialización (algunos autores hablan de postindustrialización) trae como consecuencia una sobrevaloración de los hombres de mediana edad, en detrimento de otros sectores de población, entre los cuales destaca el de los adultos mayores como uno de los más excluidos o desplazados. Las personas que componen este sector viven generalmente en un aislamiento social originado por el distanciamiento al interior de su propia familia y la pérdida de relaciones sociales.
6 Santiago Campos,“La libertad religiosa en el México contemporáneo: una visión de las iglesias en el marco del siglo XIX”,Lex,núm.82,abril de 2002 México DF, p.45.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 78

La tendencia actual hacia un paulatino envejecimiento de la población mexicana encuentra uno de sus orígenes en el aumento en la esperanza de vida, con lo que el acceso a las edades adulta y adulta mayor es cada vez más común. Este hecho es algo que las autoridades no pueden pasar por alto, sobre todo por las prácticas discriminatorias hacia este grupo vulnerable. La discriminación hacia los adultos mayores se manifiesta en una Roberto Zapata Pérez 78 variada gama de fenómenos, entre los que Eduardo López Aranguren destaca los siguientes:los adultos mayores son objeto de epítetos (vejestorios, rucos, viejos, etcétera), chistes y bromas; son objeto de desdén, de prejuicios y estereotipos, lo que origina una imagen simplificada y deformada de su realidad. Para nuestra cultura dichos estereotipos funcionan cuando se afirma que los viejos son improductivos, conservadores o anticuados, inútiles e incompetentes; son, según dichos prejuicios, una carga.7 En cierta medida es el llamado culto a la juventud el que ha originado una obligación moral de ser joven y estar sano. El proceso histórico que vivimos ha producido la caída del estatus de los adultos mayores en la sociedad. ¿Cuáles son las consecuencias que los estereotipos y prejuicios originan para la población de adultos mayores? En mi opinión son fundamentalmente los siguientes: a) producen un distanciamiento por parte de la población más joven respecto de las personas de la tercera edad; b) afectan la visión que los propios miembros de este grupo tienen de sí mismos (y, por tanto, perpetúan los mismos estereotipos y prejuicios); c) restringen sus oportunidades para continuar desarrollándose en la vida, por ejemplo en el ámbito laboral, es
7 Eduardo López Aranguren,“Los derechos de la tercera edad”,en Luis Prieto Sanchís et al, Derechos de las minorías y de los grupos diferenciados, Editorial Escuela Libre, Madrid, 1992, p. 138.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 79

decir, una vez que hombres y mujeres alcanzan cierta edad es difícil que se les dé acceso al trabajo y cuando tal es el caso el salario es muy bajo, lo cual se pretende justificar por su supuesto bajo rendimiento; y d) acrecientan la dificultad –o apuntalan la imposibilidad– de acceso a los servicios médicos y de seguridad social en instituciones estatales. A la luz de lo anterior es indudable que este sector de la población es altamente vulnerable a la violación de su dignidad. Los derechos humanos de los adultos mayores son una materia pendiente que suele ser desatendida por la indiferencia de las familias y las políticas del propio Estado. Son ellos quienes pagan la angustia humana por la pérdida del tiempo que se nos va. Son quienes pagan el cheque de la juventud perdida.
Dialugus o el fuego del vacío

Las diversidades sexuales: el triunfo del ser sobre la apariencia exigida
En este apartado se hace referencia a los homosexuales, bisexuales y trangéneros, mismos que han sido históricamente objeto de rechazo por parte de la sociedad, situación que se materializa desde en el uso de terminologías ofensivas y burlas hasta en francas agresiones a su integridad personal, pasando por una amplia gama de fenómenos discriminatorios. Las diferencias de trato basadas en la orientación sexual de las personas se deben, principalmente, a los prejuicios sociales contra el comportamiento sexual de estos grupos, a grado tal que en numerosos países la homosexualidad se considera aún como un delito –e incluso en algunos de ellos se castiga con pena de muerte; tales son lo casos de Chechenia, Mauritania, Sudán, Pakistán e Irán, entre otros.8

79

8 Consuelo Chacartegui Jávega, Discriminación y orientación sexual del trabajador, editorial Lex Nova, España, 2001, p. 24.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 80

En la esfera laboral pueden encontrarse numerosos ejemplos de discriminación que muestran los prejuicios que se dan con respecto a los trabajadores con una orientación sexual distinta de la heterosexual: a) las trabas en el acceso al empleo como consecuencia de los ya citados prejuicios sociales, los cuales presumen falta de capacidad o mala imagen para el empleador y su producto o servicio; b) negativa de acceso a la seguridad social de la pareja del trabajador; c) despidos en Roberto Zapata Pérez virtud de su orientación sexual. La discriminación es también una realidad en el ámbito de la procuración e impartición de la justicia en nuestro país; por ejemplo, de acuerdo con un estudio del Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez”, de 631 casos de homosexuales y lesbianas asesinados entre enero de 1995 y junio de 2001 no se había resuelto ninguno para el mes de abril del 2002.9 La homofobia se 80 refleja también en la conducta de las autoridades de los distintos niveles de gobierno, que bajo el pretexto de la moralidad pública extorsionan y agreden a este sector de la población. Agréguese finalmente el rechazo que homosexuales, bisexuales y transgéneros sufren por parte de una sociedad (incluyendo el propio núcleo familiar) que los repudia y que los repliega en guetos estigmatizados, donde pierden su identidad. Las palabras que Carlos Monsiváis pone en los labios de los marginados por su orientación sexual son más que claras para entender esta realidad: “No somos nada, salvo cuando se ignora o se olvida lo que somos”.10

9 Al respecto se puede consultar el resumen del informe elaborado conjuntamente por el Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez” y otras ONGs,“La discriminación en México: los casos de los migrantes, las mujeres trabajadoras, los pueblos indígenas y la comunidad lésbico-gay”, en Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Gaceta, año IX, núm. 4, abril de 2002, p. 52. 10Carlos Monsiváis,“¿A poco no le da gusto estar excluido? (las marginalidades por decreto)”, Este País, núm. 133, México DF, abril de 2002, p. 75.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 81

Las personas con discapacidad: fortaleza de la voluntad
El mayor reto que han tenido que superar las personas con una discapacidad ha sido convencer a la sociedad de que su integración plena es posible. Históricamente han sido compadecidas, ignoradas, denigradas e incluso ocultadas en instituciones. Hasta tiempos muy recientes fue difícil que la sociedad reconociera que quienes integran este sector tuvieran las mismas necesidades, intereses y potencialidades que el resto de la población. En virtud de lo anterior, el trato discriminatorio hacia este grupo vulnerable ha sido y continúa siendo una práctica común en aspectos importantes de la vida. Por ejemplo, hay empresarios que aún se resisten a darles trabajo aduciendo un criterio erróneo según el cual los consideran como fundamentalmente dependientes o no autosuficientes en la satisfacción de sus necesidades.11 En México, en los últimos años (sobre todo en las áreas urbanas) la situación de las personas con discapacidad ha ido mejorando de manera paulatina, pero sumamente lenta y con pocos logros tangibles, por ejemplo, en el acceso a oficinas públicas, edificios, medios de transporte, programas de empleo, cambios en la legislación, atención especial, etcétera. Dichos logros –mérito indiscutible de la tenacidad de las personas con alguna discapacidad– si bien contemplados en buena medida en la esfera legislativa, aún tienen un largo camino por recorrer para ser interiorizados por la sociedad, en la cual todavía persisten ideas estereotipadas. Conviene señalar que hay diferencias en cuanto al alcance de dichos logros al interior del propio grupo. La pobreza y la especial percepción de ciertas discapacidades son los principales aspectos de esta 81
Dialugus o el fuego del vacío

11 Para ahondar en este punto puede verse Patricia Miguel,“La discriminación”, en la siguiente dirección electrónica:www.monografias.com/trabajos/discriminación.chtml.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 82

diferenciación.Así, las familias que viven en un estado de pobreza son una clara muestra de la dificultad –una vez más– para el acceso a programas de integración social o atención médica especializada de personas que viven con una discapacidad. Si agregamos que la pobreza es un fenómeno casi estructural en nuestro país, resulta que los beneficios que pueden derivar de los logros alcanzados no están expandidos de manera homogénea. Roberto Zapata Pérez Por otro lado, tenemos la abierta indiferencia a la dignidad de ciertas personas con una discapacidad mental grave.Tan es así que para muchos no hay diferencia entre discapacidad mental y enfermedad mental. Las circunstancias socioeconómicas de muchas familias, aunadas al poco conocimiento de las discapacidades mentales, hunden a los afectados en el olvido y en una pobre expectativa de vida. En general, y a pesar de innegables logros, se debe tener presen82 te que reconocer las necesidades especiales de estas personas, buscar su integración plena a la sociedad y fomentar la igualdad de oportunidades siguen siendo puntos pendientes de cualquier Estado que se precie de respetar la dignidad humana. No hay que olvidar que la voz del grupo excluido –en este caso las personas con alguna discapacidad– no es la única que se debe escuchar.

Las personas que viven con VIH-sida: el doloroso embate de la ignorancia
La negación de la dignidad de ciertas personas por padecer una enfermedad estigmatizada no es algo nuevo, pero es un fenómeno especialmente pronunciado desde la aparición del VIH-sida. A escala mundial la situación más crítica la viven países del África subsahariana tales como Mozambique, Namibia y Zimbabwe, donde la incidencia de la infección alcanza en algunas poblaciones hasta 70%, y Asia oriental, donde de acuerdo con información

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 83

extraoficial hay algunas aldeas de VIH en China donde hasta 80% de la población está infectada.12 La epidemia en México guarda ciertas peculiaridades que nos permiten entender la naturaleza del estigma que ha hecho de las personas infectadas o enfermas un grupo vulnerable frente a la discriminación y a la violación de sus derechos humanos. Se basa en los prejuicios existentes derivados de valores, costumbres, ignorancia y principios intolerantes. Así, dicho estigma conduce a la negación o entorpecimiento de servicios médicos, la imposición de practicarse el examen de detección, el despido laboral basado en un diagnóstico positivo. La violación a sus derechos humanos es una constante que parece carente de importancia ante los ojos de autoridades, de la sociedad –en particular de algunas organizaciones conservadoras– y muchas veces de la familia. Rocío Culebro afirma:
Sabemos que ser VIH positivo es vivir en constante reto, es recorrer un camino largo y lento para lograr la integración y sensibilización de la sociedad, pero poco sabemos, si no es que nada, de la vida y situación de estas personas. Ser serológicamente positivo significa vivir un doble o triple reto, primero para obtener la integración al núcleo familiar, después para contar con los servicios de las instituciones de asistencia y de salud y, finalmente, para lograr la aceptación de la sociedad misma.13
Dialugus o el fuego del vacío

83

De esta forma, los portadores del VIH tienen una historia de discriminación en todas las esferas de la vida, que los margina y los

12 Un estudio serio y documentado sobre el VIH-sida en China puede consultarse en Bates Gill, Jennifer Chang y Sarah Palmer, “La crisis del VIH en China”, Foreign Affairs en Español, vol. 2, núm. 2, verano de 2002, pp. 198-214. 13 Rocío Culebro,“VIH-sida, derechos humanos y discriminación”, en CDFDH, Gaceta, núm. 1, año IX, enero de 2002, p. 9.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 84

vuelve más vulnerables. Llevan una de las peores partes en una cultura de exclusión y violencia pasiva que pueda llevar una persona. Los rostros de la discriminación a este grupo son múltiples; se pueden concretizar en palabras: “castigo a la perversión”, “cáncer rosa”,“sidosos”, etcétera.; se pueden materializar en hechos: expulsión de casas, escuelas, trabajos. Además, los enfermos de sida son el objeto idóneo de la prensa amarillista. Roberto Zapata Pérez El Estado, por su parte, no ha atendido de manera idónea la pandemia. Por el contrario, ha optado por una reducción de la partida presupuestal para atención y lucha contra el sida, un mal enfoque de la lucha contra la enfermedad en México, cuya peculiaridad es la alta incidencia de infección en hombres que tienen sexo con otros hombres y el aumento de casos en amas de casa. El Estado tiene muchas reservas acerca de las campañas de prevención. 84 Parecería que teme ser demasiado explícito. ¿Quiere evitar el sonrojo de las buenas conciencias?, ¿a qué costo? Tal vez lo más grave es que el VIH-sida ha dejado en evidencia otra enfermedad más peligrosa: la ignorancia.

EL PROBLEMA DEL OTRO. RECONOCIMIENTO Y DIÁLOGO
¿Hacia dónde se dirige? Da igual, pues quien dé el paso ya no seré yo, sino otro… IMRE KERTÉSZ Después de este recorrido general por los grupos vulnerables es momento de hacer una referencia al problema que considero subyace en todos ellos. Me refiero al problema del otro.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 85

Los fenómenos discriminatorios y las violaciones de los derechos humanos, tal como se ha señalado, son una realidad vigente. Cabe decir, además, que dichos fenómenos no se agotan con los grupos que han sido reseñados. Los criterios de discriminación –ya se había mencionado– son tantos como posibilidades de diferencia humana hay. A pesar de ello, se pude sostener que bajo las múltiples formas que adoptan la discriminación y la violación a los derechos humanos subyace un elemento unificador: el problema del reconocimiento del otro, del semejante-distinto. En el presente apartado se intentará profundizar en ello. Hablar del problema del otro es hacer referencia a Hegel, quien al analizar la tensión existente entre el amo y el esclavo encontraba una lucha por el reconocimiento. Para Hegel sólo habría autoconciencia mediante el reconocimiento de otra autoconciencia que, a la vez, es reconocida como tal por la primera, es decir, sólo habría autoconciencia en el reconocimiento mutuo.14 Partiendo de esta premisa, puede inferirse que en la relación amo-esclavo no hay un reconocimiento recíproco, sino uno de dominación, en el cual el esclavo pierde su identidad personal por el respeto temeroso a su amo. En otras palabras, el esclavo es reconocido no como otra autoconciencia, sino como un medio, un objeto. Bajo tales circunstancias surge la pregunta: ¿qué valor tiene para el amo ser reconocido por una cosa? Para que el ser humano pueda convertirse en sujeto no debe permanecer en una condición de cosa o de ser finito. El ser humano será auténticamente sujeto en la medida en que su autoconciencia sea desarrollada por el reconocimiento de otro. Dicho reconocimiento será la base del diálogo. Sin reconocimiento mutuo no hay comunicación.
14 Arturo Berumen Campos, Dialéctica del derecho natural o la ética jurídica como ciencia, edición privada para el curso de “Ética jurídica”, UNAM, pp. 11 y siguientes. Dialugus o el fuego del vacío

85

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 86

Hacer la afirmación del diálogo y de la comunicación como detonantes de la autoconciencia humana es central no sólo para el reconocimiento del otro, sino también para la lucha en favor de la dignidad humana y en contra de los fenómenos discriminatorios. En efecto, la discriminación contiene elementos de expresión totalitaria que tienden a la homogeneización humana, es decir, atrás de cualquier modalidad de discriminación se esconde una intención Roberto Zapata Pérez 86 concreta: negar la diversidad humana, negar al que es distinto a mí. En cambio, la afirmación del diálogo conduce, en primer lugar, a la renuncia de la convicción de ser poseedores de la verdad absoluta por parte de los dialogantes y, en segundo lugar, a la búsqueda de consensos por medio de la argumentación, así como a la superación de creencias erróneas que alimentan el prejuicio, el miedo y la intolerancia hacia otra autoconciencia. Villoro sostiene: “Intentar convencer implica argumentar. Argumentar entre dos o más sujetos sólo es posible si existe una base común reconocida por los interlocutores […] es menester que compartan una base mínima de criterios comunes […], esa base […] tiene que estar presente en las distintas figuras del mundo que se contraponen. ¿Cuál puede ser?”15 Necesariamente esa base común tiene que superar cualquier condicionante cultural como el rol social,la estigmatización o el estereotipo asignado. Con el diálogo lo que se busca es rechazar los dos extremos: por un lado, el escepticismo relativista que renuncia a la discusión y que cae en la indiferencia ante el mundo y, por otro lado, el dogmatismo, ya sea secularizado o no, que no acepta la crítica y establece una barrera al posible interlocutor. El objetivo del diálogo no es me15 Luis Villoro,“Sobre el relativismo cultural y el universalismo ético. En torno a las ideas de Ernesto Garzón Valdés”, en Miguel Carbonell, Derechos sociales y derechos de las minorías, Porrúa,, México DF, 2001, p. 149.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 87

ramente discursivo, no se limita a la simple exposición de puntos de vista. Por el contrario, está animado por la idea de una progresión en el debate. En él las opiniones interactúan. El diálogo, al ser posible sólo con otra autoconciencia, será la negación de la discriminación. Sólo se puede dialogar con el otro, con el distinto. Si mi pretensión no es ésta, entonces seré todo, menos una autoconciencia realizada. Podré ser un sexista, un xenófobo, un racista, un homofóbico, pero no un sujeto que reconoce en el otro la infinitud característica del ser humano. Reconocer la posibilidad de diálogo es reconocer lo común, lo universal que hay en el hombre, esto es, aceptar que el ser humano es fin, no medio. Lo anterior también es aplicable al diálogo intercultural tan en boga hoy en día gracias a fenómenos de identidades culturales de minorías nacionales y de complejos procesos migratorios, a los cuales nuestro país no se sustrae. Sin embargo Tzvetan Todorov, al comentar a Levi-Strauss, nos dice que si la comunicación intercultural –y en general cualquier proceso dialógico– se acelera,“entonces las diferencias se difuminan y se avanza hacia una universalización de la cultura, es decir, de una cultura en detrimento de las otras.”16 Esta desaparición de las diferencias sería mortal para todas las culturas y todas las personas. Según Todorov hablar de civilización mundial es negar a la civilización misma, pues ésta implica la existencia de diversas culturas. A mi entender Todorov tiene razón. La homogeneización total es el aniquilamiento de la humanidad, es la negación de la libertad humana. No es la expresión de lo universal humano sino que, por el contrario, es su negación. No hay personas o grupos humanos eternos, pues todos cambian, se influyen, se debilitan o se fortalecen. Están sujetos al tiempo. Por ello, la opción que tienen para trascender es el diálogo, porque
16 Tzvetan Todorov, Nosotros y los otros, Siglo
XXI, México DF, p. 93.

Dialugus o el fuego del vacío

87

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 88

posibilita su humanidad, su libertad y su racionalidad. Si una persona se cierra en sí misma niega su humanidad tanto como lo hace alguien que discrimina. Una persona aislada, al negar la comunicación que puede gozar con los otros, está condenada a la muerte. ¿Cómo es viable la comunicación entre sujetos, culturas o grupos distintos? Afirmando que “yo es otro”, y a partir de ahí encontrando lo universalmente humano. Implica salir de mí mismo y adenRoberto Zapata Pérez trarme en el otro con el fin de entenderlo. Mediante este proceso al otro lo hago semejante, y una vez hecho esto estoy listo para regresar a mí,pero enriquecido con la mirada de otro sujeto.Con ello,el horizonte de la universalidad humana se vislumbra, y no sólo el conocimiento de los otros sino también el de uno mismo. Ningún hombre o mujer,heterosexual o no, católico o no,joven o no, pueblo, cultura, grupo vulnerable, minoría o mayoría pueden 88 pensarse a sí mismos si no disponen del otro. Existe un nexo necesario entre reconocimiento e identidad; por tanto, si éste vínculo esta fundado en premisas falsas o es una ilusión lo que tenemos es un espacio falto de respeto.Taylor lo plantea en los siguientes términos:
[…] nuestra identidad se moldea en parte por el reconocimiento o por la falta de éste; a menudo, también por el falso reconocimiento de otros y, así, un individuo o un grupo de personas puede sufrir un verdadero daño, una autentica deformación si la gente o la sociedad que lo rodean le muestran, como reflejo, un cuadro limitativo, degradante o despreciable de sí mismo. El falso reconocimiento o la falta de reconocimiento pueden causar daño, pueden ser una forma de opresión que aprisione a alguien en un modo de ser falso, deformado y reducido.17

Es por lo anterior que las minorías culturales de inmigrantes, mujeres, personas con discapacidad, adultos mayores, enfermos, así
17 Charles Taylor, El multiculturalismo y “la política del reconocimiento”, op. cit., pp. 43-44.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 89

como de diferente orientación sexual, religiosa, etcétera, son indu-

cidas a adoptar, en muchas ocasiones, una imagen despectiva de sí mismas, interiorizando una pobre autoestima que es muy difícil de erradicar y que las imposibilita al diálogo directo.A pesar de ello, los primeros pasos ya se han dado: todos los días se observa la lucha de estos grupos por romper no sólo el estereotipo dominante, sino también el miedo que eventualmente los hunde en el autodesprecio. Las identidades no se elaboran en el aislamiento; por el contrario, dependen de las relaciones con los demás. Incluso quienes no pertenecen a alguno de los grupos citados no están exentos de consecuencias onerosas. Si regresamos al ejemplo referido al comienzo de este apartado nos daremos cuenta de que en la relación amo-esclavo, más allá de una distribución desigual del poder, ambos dependen mutuamente del otro. El amo es esclavo de la fuerza. Rousseau lo supo al afirmar:“El más fuerte no será nunca lo bastante fuerte [como] para ser siempre el amo si no transforma la fuerza en derecho […] ningún hombre tiene por naturaleza autoridad sobre su semejante […].”18 El amo tampoco es una conciencia reconocida capaz de florecer. La pregunta regresa: ¿qué representa para el amo el reconocimiento del vencido? Tal vez sólo la frustración. Lo anterior nos lleva a otro punto relacionado íntimamente con el problema del otro:la tolerancia y el respeto a las diferencias.La tolerancia se extiende a una vasta gama de opiniones pero, ¿es respetable una opinión que se base, por ejemplo, en criterios de segregación racial?; ¿se deben tolerar las prácticas que ridiculizan a los que no son como nosotros?; ¿es válida la subordinación de la mujer en ciertas culturas?; ¿tenemos que cerrar los ojos ante la discriminación? En mi 89
Dialugus o el fuego del vacío

18 Juan Jacobo Rousseau, El contrato social, Porrúa, México DF, pp. 5-6.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 90

opinión, la tolerancia es como un péndulo que se mueve entre el auténtico respeto a las diferencias y un endiosamiento de la diferencia por la diferencia misma,lo cual conduce a una cultura de la indiferencia, a veces tan dañina como el propio odio.Tolerancia da la idea de aceptar algo absteniéndome –tan sólo– de reaccionar negativamente. El respeto, en cambio, considera que el otro merece ser entendido; además, implica que yo (yo mismo, mi grupo, mi cultura) reconozca Roberto Zapata Pérez la posibilidad de aprender del otro, es decir, que tenga la capacidad de autocrítica. La tolerancia es útil, pero el respeto tiene mejores efectos. De esta forma tenemos no sólo un horizonte de la humanidad que posibilita el diálogo, sino que es posible sostener la universalidad de la naturaleza humana no como un dogma, sino como una dimensión que se eleva sobre lo concreto (las diferencias culturales, la diver90 sidad humana) y cuyo fin es la universalidad humana misma. Me explico: la universalidad es simultáneamente base y meta del diálogo. La universalidad base es el punto de partida mínimo para ver al interlocutor como a un igual. La universalidad meta es ese mismo punto mínimo de partida, pero ahora lleno de contenido, enriquecido con la experiencia que da el encuentro con el otro.Así, la naturaleza humana será la igualdad en la diferencia. La naturaleza humana será la negación de la naturaleza que todo lo determina.Seremos libres,esto es,podremos dialogar porque siendo iguales seremos diferentes. Sin embargo, hay que establecer el siguiente matiz: el diálogo puede coadyuvar en la coexistencia de todos, pero no es una garantía. Se necesita más que la voluntad. Es aquí donde encontramos la importancia del derecho positivo. La voluntad de diálogo por sí misma no podrá evitar que alguien con poder (ya sea en la casa propia, en el Estado o en el orden internacional) quiera eliminar al otro. El ensayista chileno Ariel Dorfman lo sostiene al decir:

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 91

No me he olvidado de los judíos alemanes, los musulmanes bosnios ni de todas las demás personas rechazadas a causa del color de su piel, de su religión, de sus preferencias sexuales o de la tribu a la que pertenecen, personas que han sido asesinadas por otros hombres que hablaban su misma lengua […]. Bien podría ser que lo que percibimos como una amenaza en el otro es el hecho de que utiliza las mismas sílabas que nosotros”.19

Tiene razón, el reconocimiento y la voluntad de diálogo no son suficientes, porque la realidad actual nos dice que el reconocimiento recíproco aún no ha llegado. El día que llegue la historia habrá acabado, y el Angelus Novus, el Ángel de la historia, habrá muerto.
Dialugus o el fuego del vacío

EL DERECHO: LA SÍNTESIS DEL DIÁLOGO
El origen es la meta. KARL KRAUS El problema del otro encuentra su reflejo en la esfera jurídico-política, a través del papel que el Estado adopta frente a los fenómenos discriminatorios y las demandas de diferenciación que hacen ciertas minorías o grupos específicos en relación con la totalidad de la población, con el objeto de cerrar la brecha de desigualdad o desventaja en que se encuentran. Michael Walzer, fundándose en el análisis de Taylor, sugiere que hay dos posturas que tienden a ir en sentido contrario.20 Una defiende cierta neutralidad política y la otra el fomento político de ciertos valores culturales particulares.
19 Ariel Dorfman,“La intolerancia y los dilemas de la identidad: una perspectiva bilingüe”, en Elie Wiesel, La intolerancia, Academia Universal de las Culturas, España, 1998, p. 100. 20 Véase Michael Walter, “Comentario”, en Charles Taylor, El multiculturalismo y “la política del reconocimiento”, op. cit., p. 139 y ss.

91

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 92

La perspectiva que exige la neutralidad política ante las concepciones diversas de la vida buena que sostienen las diversas personas de una sociedad se basa en el paradigma de la separación IglesiaEstado, según el cual el Estado no sólo protege la libertad religiosa de todos los ciudadanos sino que también evita que sus propias instituciones políticas adopten una tradición religiosa particular. Aquí, el Estado está comprometido de manera importante con los dereRoberto Zapata Pérez chos individuales y, por tanto, cualquier compromiso cultural o religioso es rechazado. La segunda perspectiva permite que las instituciones públicas fomenten valores culturales particulares siempre que se cumplan ciertas condiciones: 1) se protejan los derechos básicos de todos; y 2) que nadie sea obligado a aceptar los valores culturales adoptados por el Estado.21 92 En mi opinión, en un Estado ideal (que para algunos teóricos es aquel cuya población es totalmente homogénea), la primera opción sería la más idónea, en virtud de que la garantía de neutralidad resultaría suficiente para garantizar los derechos humanos de los miembros de una sociedad. Sin embargo, la realidad se muestra sumamente compleja. De hecho el Estado neutro, a mi juicio, no existe, pues siempre adoptará una posición frente a los problemas que se le presentan; incluso en el caso de la separación de la Iglesia y el Estado éste ha tomado posición (al menos en los Estados occidentales), si no propiamente con una iglesia particular sí con el proceso de secularización que separó los asuntos espirituales de los temporales. La separación es ya una toma de posición. Además, un Estado no puede ser neutral desde el momento en que busca crear una identidad nacional para los ciudadanos que lo integran. Su supervivencia siempre estará en conexión con su preferencia
21 Idem, p. 141.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 93

por una lengua, una determinada visión de la historia, sus costumbres, etcétera. El problema surge precisamente porque las preferencias del Estado estarán siempre identificadas con el grupo mayoritario o el grupo dominante. Esta situación origina un estado de desigualdad entre dos grupos: por un lado, uno cuyas posibilidades de desarrollo serán amplias en virtud de verse reflejado en los valores elegidos y promovidos conjuntamente por la organización política y la sociedad y, por otro lado, las minorías o grupos vulnerables que, al quedar al margen del contenido valorativo promovido, están en una situación de desventaja comparativa. Ante tal hecho, ¿dónde queda el principio de igualdad?; ¿cómo garantizarlo para los que están en una situación de desventaja? La respuesta que se sugiere es la de hacerlo por medio de un trato diferenciado a dichos grupos. El establecimiento de derechos diferenciados para las minorías o grupos vulnerables puede parecer en principio discriminatorio,pero en realidad se trata de una acción consistente con el principio de igualdad. En efecto, la justicia exige eliminar o compensar los perjuicios o las situaciones de desventaja que se han ido construyendo en diversos procesos históricos en relación con los grupos más favorecidos. De no ser por estos derechos diferenciados los miembros de las minorías o grupos vulnerables tendrían todavía más mermada la posibilidad de vivir con sus circunstancias culturales o sociales. Ello implica que el Estado reconozca la voz de las minorías y grupos vulnerables, las escuche y tenga en cuenta sus intereses y perspectivas, aun cuando son justamente estos sectores de la población los que están menos representados al momento de establecer las reglas de la vida social.22
22 Para efecto de profundizar en cuestiones de representación de las minorías –sobre todo de las nacionales, aunque hay elementos que pueden tener comunión con la Dialugus o el fuego del vacío

93

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 94

Ahora bien, si el objetivo de dichos derechos diferenciados es fungir como correctores sociales resulta natural deducir que su existencia se subordina a la de una desigualdad que, una vez superada, logrará que estos derechos sean innecesarios. En otras palabras, el tratamiento diferencial es temporal, en tanto se compensa la desigualdad de oportunidades. Así, es en el derecho positivo donde debe encontrar eco el Roberto Zapata Pérez reconocimiento del otro y el diálogo que implica. No me refiero a un derecho no valorador o aestimativo, sino un derecho positivo que reconozca la dignidad humana como universal. El iuspositivismo rígido, para el cual no existe más derecho que el establecido por el órgano legislativo, se ha mostrado peligroso a lo largo de la historia, y eventualmente permanece sordo a lo que argumentan las múltiples voces disidentes, atendiendo sólo a la voz 94 mayoritaria (¿totalitarismo mayoritario?) o a la voz omnipresente (los dictadores no escuchan). El derecho es el reflejo concreto del diálogo entre los igualesdiferentes. Por tanto, un derecho injusto es aquel que rige sobre esclavos homogeneizados, más que sobre ciudadanos plenos; es aquel que acepta la discriminación bajo un discurso de igualdad entendida como negación extrema de la diversidad. Un derecho positivo, que vea su realidad reducida al legalismo, equivale a afirmar que el hombre vale en la medida en que reduce su universalidad a rango de instrumento de la mayoría. Por ello es que el derecho debe atender a las múltiples realidades que en él convergen. El deber ser jurídico también tiene un
situación de los grupos vulnerables– puede verse el extenso estudio de Will Kymlicka, donde valora de manera extensa y minuciosa la representación política que se podría garantizar mediante la reserva de escaños en el cuerpo legislativo central para los miembros de determinados grupos. Dicho autor explora las dificultades teóricas y prácticas que esa propuesta lleva implícita.Véase Kymlicka, op. cit., p. 191 y ss.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 95

deber ser metajurídico. El diálogo de autoconciencias parte de esa realidad metajurídica y aterriza en ella. Derecho e historia se unen en el diálogo. Uno –el derecho– es su expresión concreta, es decir, el pacto incluyente que resume todas las voces. La otra –la historia– es el espacio temporal en el que el diálogo se desenvuelve y se redetermina a la luz de nuevas condiciones. A través de este diálogo se fortalece la comunidad humana, de forma tal que los paradigmas, principios o valores contenidos en el concepto dignidad humana se afirman como universales, situación que los seres humanos vamos descubriendo en la medida en que los aceptamos para nosotros mismos y para los demás. La dignidad de la persona humana no se construye en la ley vacía, como tampoco lo hace en el prejuicio, el miedo, el odio o la intolerancia. La dignidad común a todos se descubre en el devenir histórico a través del diálogo con el otro. Los derechos diferenciados que buscan fomentar la igualdad de oportunidades de todos atienden a esta densa realidad. México ha dado los primeros pasos en materia legislativa en la lucha frontal contra la discriminación. Sin embargo, el fin de esa lucha no aparece aún en el horizonte. El ángel de la historia tal vez no pueda regresar y recomponer lo destruido, pero a nosotros nos corresponde nuestro aquí y nuestro ahora. 95
Dialugus o el fuego del vacío

BIBLIOGRAFÍA
AGUILAR RIVERA, JOSÉ ANTONIO 2000 “El sonido y la furia: crítica de la persuasión multicultural”, Isonomía, núm. 12, abril, Instituto Tecnológico Autónomo de México, México DF, pp. 53-73.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 96

BERUMEN CAMPOS,ARTURO s. f. Dialéctica del derecho natural o la ética jurídica como ciencia, edición privada para el curso de “Ética jurídica”, UNAM. BLANCARTE, ROBERTO 2002 “Religiones y creencias en México”, Este País, núm. 133, abril, pp. 44-49. Roberto Zapata Pérez CAMPOS, SANTIAGO s. f. “La libertad religiosa en el México contemporáneo: una visión de las iglesias en el marco del siglo abril, México DF, pp. 31-47. CASTAÑEDA, MARINA 96 2002 “El machismo invisible: un enfoque interpersonal”, Este País, núm. 133, abril, México DF, pp. 50-57. CENTRO DE DERECHOS HUMANOS “MIGUEL AGUSTÍN PRO JUÁREZ” et al. 2002 “La discriminación en México: los casos de los migrantes, las mujeres trabajadoras, los pueblos indígenas y la comunidad lésbico-gay”, en Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Gaceta, año IX, núm. 4, abril, pp. 47-53. CULEBRO, ROCÍO 2002 “VIH-sida, derechos humanos y discriminación”, en Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Gaceta, año núm. 1, enero, pp. 8-11.
IX, XIX”,

Lex, núm. 82,

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 97

CHACARTEGUI JÁVEGA, CONSUELO 2001 Discriminación y orientación sexual del trabajador, editorial Lex Nova, España. DORFMAN,ARIEL 1998 “La intolerancia y los dilemas de la identidad: una perspectiva bilingüe”, en Elie Wiesel, La intolerancia, Academia Universal de las Culturas, España, pp. 99-103. KYMLICKA,WILL 1996 Ciudadanía multicultural, trad. de Carmen Castells Auleda, Paidós, España. LÓPEZ ARANGUREN, EDUARDO 1992 “Los derechos de la tercera edad”, en Luis Prieto Sanchís et al, Derechos de las minorías y de los grupos diferenciados, Escuela Libre Editorial, Madrid, pp. 127-145. LÖWY, MICHAEL 2003 Walter Benjamín: Aviso de incendio, Fondo de Cultura Económica, México MIGUEL, PATRICIA s. f. “La discriminación”, en http://www.monografias.com/trabajos/ discriminación.chtml MONSIVÁIS, CARLOS 2002 “¿A poco no le da gusto estar excluido? (las marginalidades por decreto)”, Este País, núm. 133, México DF, abril, pp. 71-77.
DF.

Dialugus o el fuego del vacío

97

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 98

ROUSSEAU, JUAN JACOBO s. f. El contrato social, Porrúa, México SARTORI, GIOVANNI 2001 La sociedad multiétnica; pluralismo, multiculturalismo y extranjeros, trad. de Miguel Ángel Ruíz de Azúa,Taurus, México DF. Roberto Zapata Pérez TAYLOR, CHARLES 2001 El multiculturalismo y “la política del reconocimiento”, trad. de Mónica Utrilla, Fondo de Cultura Económica, México DF. TODOROV,TZVETAN s.f. Nosotros y los otros, trad. de Martí Mur Ubasart, tercera edición, Siglo XXI, México 98 VILLORO, LUIS 2001 “Sobre el relativismo cultural y el universalismo ético. En torno a las ideas de Ernesto Garzón Valdés”, en Miguel Carbonell (coord.), Derechos sociales y derechos de las minorías, segunda edición, Porrúa, México DF, pp. 245-258. WALTER, MICHAEL 2001 “Comentario”, en Charles Taylor, El multiculturalismo y “la política del reconocimiento”, Fondo de Cultura Económica, México DF, pp. 139-145.
DF. DF.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 99

MENCIONES HONORÍFICAS:
• “Formulación econométrica de la discriminación en el acceso a los servicios de salud: caso práctico en el Distrito Federal”, por María de Jesús Ramos Escamilla. • “Crítica de la razón discriminante”, por Luis Armando Marín Elías. • “Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual”, por Abán Praxedis Román Franco.

libro ensayos

12/8/05

12:10 PM

Page 100

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 101

Formulación econométrica de la discriminación en el acceso a los servicio de salud: caso práctico en el Distrito Federal
por María de Jesús Ramos Escamilla*

INTRODUCCIÓN
101 La población del Distrito Federal que cuenta con seguridad social es derechohabiente. El resto de la población, que en México se conoce como población abierta,ha sido fundamentalmente acogida por los servicios públicos que ofrecen los centros de salud. Aunque en ambos casos el objetivo es proteger la salud de las personas, los dos ofrecen un perfil discriminatorio: primero, porque han contado con fuentes financieras vulnerables a las crisis económicas y a los procesos de asignación de recursos, brindando así servicios de salud de segunda mano a los derechohabientes, lo que da pie a la práctica de la poca tolerancia y el trato desigual; segundo, porque los servicios de salud de la seguridad social se establecieron como una prestación laboral de los trabajadores, mientras que los brindados por los centros de salud se crearon bajo un esquema de asistencia pública, lo que hace que los prestadores del servicio sean más intolerantes,puesto que “su salario real lo reflejan con su
* Estudiante de geografía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 102

ignorancia”, lo que alimenta al círculo de la discriminación (no hay capacitación de capital humano). Y claro,quien paga los platos rotos son los derechohabientes y/o pacientes.

María de Jesús Ramos Escamilla 102

Problema
¿Cuál es la actitud y el conocimiento de las personas que llevan a cabo la producción de relaciones sociales en las clínicas médicas del Distrito Federal respecto de la discriminación que ejercen sobre los derechohabientes y/o pacientes que atienden cotidianamente?

Justificación
Para la selección del tema de mi ensayo tomé en cuenta la importancia de los recursos que se desperdician al no permitir un acceso directo al servicio médico a más de 10 millones de personas.Es importante tomar en cuenta que las condiciones de discriminación que imperan en la ciudad de México no siempre corresponden a lo que estipulan las organizaciones de derechos humanos, los bancos de información económica, etcétera. Por ello, me enfoqué en averiguar la causa y los efectos de la discriminación que se ejerce en el acceso a los servicios de salud en el Distrito Federal y en cómo transformar esta actitud antiproductiva.

¿QUÉ ES DISCRIMINACIÓN?
“Por discriminación se entiende alterar o modificar la igualdad entre personas”.1 La discriminación ocurre cuando se produce la desigualdad en cualquiera de sus modalidades: de trato, de oportunidades, etcétera. En este sentido existen tres tipos de discriminación:

1 www.conapred.org.mx

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 103

a) Directa. Sucede cuando existe un rechazo directo entre dos o más personas.2 b) Indirecta.Tiene lugar cuando se exigen condiciones o requisitos promover algún servicio (en nuestro caso el acceso el de salud).3 c) Segregación. Es cualquier forma de discriminación ejercida hacia la persona, tan sólo por pertenecer a un grupo.“La segregación varía de un lugar a otro y se modifica a través del tiempo, pues está relacionada con las costumbres que en ese lugar practique la sociedad; por tal razón en algunas ocasiones son las propias leyes de los países las que fomentan la segregación”.4
Formulación econométrica de la discriminación en el acceso a los servicios de salud en el DF

específicos, como edad, estado civil, talla, etcétera, para ocupar o

DESARROLLO
Presento en esta parte de ensayo los resultados de mis estudios realizados entre febrero de 2004 y el mismo mes de 2005 en las 16 delegaciones políticas del Distrito Federal, cuyo objetivo fue caracterizar y medir la discriminación en el acceso a los servicios de salud. Para efectos de este trabajo definí tal forma de discriminación como la falta de acceso de ciertos grupos o personas a diversos bienes, servicios y oportunidades que mejoran o preservan el estado de salud, y que otros individuos y grupos de la sociedad disfrutan. De esta definición se desprende que se trata de un fenómeno que trasciende el sector salud. El análisis muestra que existen en el Distrito Federal ciertos factores que se asocian sistemáticamente con la discri-

103

2 Jorge Bracamonte Allaín, editor, De amores y de luchas: diversidad sexual, derechos humanos y ciudadanía. Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, Lima, 2001, p.1. 3 Alfredo J. Carballeda, La intervención en lo social: exclusión e integración en los nuevos escenarios sociales, Paidós, Buenos Aires, 2002, p. 4, col.Tramas sociales. 4 Ibidem.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 104

minación total. Ellos son: la pobreza; la ruralidad; el desempleo y el empleo informal; factores étnicos (en el caso de Milpa Alta se consideran más bien culturales o vinculados a problemas familiares); y elementos relativos a la organización y estructura del sistema de salud en María de Jesús Ramos Escamilla su totalidad.

RELACIÓN ENTRE LOS
FACTORES DE DISCRIMINACIÓN

Al analizar algunos de los puntos antes citados se obtuvieron grados importantes de correlación que fueron confirmados por el análisis econométrico de las variables de discriminación. De acuerdo con los datos obtenidos en las mediciones por delegación política parece existir una fuerte asociación entre el servidor intolerante y la falta de cobertura de salud (lo cual se debe probablemente a un ingreso per capita castigado). Por otra parte, la ruralidad parece tener una fuerte asociación con la falta de cobertura real y la falta de cobertura por seguros. Lo anterior se traduce en un gasto desproporcionadamente alto para la población del Distrito Federal. En los resultados de las encuestas la pobreza aparece fuertemente asociada con la falta de cobertura de servicios básicos de salud, como asistencia profesional en el parto. El origen “migratorio-indígena”5 de los habitantes de las delegaciones Gustavo A. Madero e Iztapalapa está estrechamente vinculado con la discriminación en el acceso a los servicios de salud, medida a través de la falta de cobertura.

104

5 Robert Castel, compilador, Desigualdad y globalización. Cinco conferencias, Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires-Manantial, Buenos Aires; 2001, p. 1.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 105

Se puede observar con claridad que la pobreza es una compañera permanente de la discriminación. Una consecuencia importante de esta relación es la contención de la demanda en salud, por Si se pregunta a dónde acudieron a consulta quienes se sintieron enfermos o sufrieron un accidente puede ocurrir que un porcentaje significativo de los encuestados declare que no intentó ver a un médico e, inclusive, que algún paciente falleció.
Formulación econométrica de la discriminación en el acceso a los servicios de salud en el DF

oposición a la necesidad percibida.

ANÁLISIS ECONOMÉTRICO DE LAS
VARIABLES DE DISCRIMINACIÓN

Las técnicas que identifican de manera independiente a la población discriminada (head count) en cada una de las dimensiones de análisis y fuentes o causas de discriminación no consideran las interacciones entre éstas ni las diferencias en el grado de discriminación de la población de cualquier delegación política. Debido a esta limitación mis resultados no son concluyentes y no pueden usarse para realizar comparaciones intra e interregionales. Con el fin de superar este problema utilice un procedimiento para la medición integral basado en la construcción de un índice compuesto de discriminación. Con esta metodología se evalúa la discriminación a partir del cálculo de un indicador continuo de exclusión basado en una familia de parámetros doble logarítmicos. Igualmente, incorporé los siguientes elementos de análisis: a) La incidencia de la discriminación. • ¿Cuántos derechohabientes y/o pacientes se hallan discriminados?

105

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 106

b) La intensidad de la discriminación. • ¿Cuál es el grado de discriminación de los derechohabientes y/o pacientes reportados como discriminados? • ¿Cuál es la brecha frente a la situación óptima de no discriminación? María de Jesús Ramos Escamilla c) La severidad de la discriminación. • ¿Cuál es el grado de desigualdad entre los niveles de discriminación de los derechohabientes y/o pacientes? El indicador continuo incorpora las interacciones entre las diferentes fuentes de discriminación, así como las restricciones conjuntas que enfrentan los individuos para acceder a los mecanismos de satisfacción de sus necesidades de salud.Tal indicador es construido como una combinación lineal de las diversas fuentes de exclusión y 106 revela el riesgo individual de discriminación. La ventaja de contar con esta herramienta es que permite la estratificación de los derechohabientes y/o pacientes, segmentándolos en grupos relativamente homogéneos en términos de riesgos. Dicha estratificación la realicé utilizando el método de los conglomerados (clusters), mismo que determina los umbrales y permite la clasificación de las encuestas en diversas categorías de riesgo, las cuales se obtienen mediante la minimización de la distancia euclidiana del índice compuesto al interior de los cuatro grupos de riesgo definidos: severo, alto, moderado y bajo. La utilidad de la estratificación radica en que permite ordenar a los derechohabientes y/o pacientes según los riesgos de discriminación e identificar las zonas geográficas por delegación política más afectadas. Teóricamente los valores del índice de discriminación van desde 0 (ninguna discriminación ) a 1 (total discriminación). Para fines del análisis utilice los siguientes criterios de clasificación de riesgo de discrimi-

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 107

nación: leve (valores inferiores a 0.15); moderado (valores entre 0.16 y 0.25); alto (valores entre 0.26 y 0.5); severo (valores superiores a 0.6). El índice medio de discriminación para las 16 delegaciones poderechohabientes y/o pacientes en estas zonas tienen un alto riesgo de discriminación en el acceso a los servicios de salud. Desagregando el índice en los componentes que lo definen se observa que este nivel se explicaría, principalmente, por el alto grado de desprotección de los derechohabientes y/o pacientes discriminados (brecha de discriminación), más que por el volumen de población que no se encuentra inserta en el sistema de seguridad social. Si la situación óptima se da cuando no se enfrenta ningún tipo de discriminación se puede apreciar la magnitud del fenómeno al observar que, en promedio, 47% de los derechohabientes y/o pacientes de las 16 delegaciones políticas sí han sido discriminados. El estudio inicial indica que el grado de afectación de las personas discriminadas por los servicios de salud es alto (74%), lo cual quiere decir que el grupo de los derechohabientes y/o pacientes exhibe altos grados de discriminación para la mayor parte de los indicadores utilizados en la medición. El alto nivel de la brecha de discriminación es importante porque revela dos aspectos fundamentales de la discriminación en el Distrito Federal: en primer lugar, evidencia que la población enfrenta múltiples fuentes de discriminación en todas las clínicas médicas y centros de salud y, en segundo lugar, que su grado de discriminación es casi total. En términos de elaboración de políticas estos resultados sugieren que las orientadas a mitigar la situación no debieran estar focalizadas en una sola dimensión o factor de discriminación, sino en ser multisectoriales e intersectoriales. 107
Formulación econométrica de la discriminación en el acceso a los servicios de salud en el DF

líticas analizadas se ubica en un nivel de 0.287, lo cual indica que los

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 108

En términos relativos, las delegaciones Cuajimalpa de Morelos y Álvaro Obregón muestran los menores riesgos de discriminación (índice de 0.253 en contraposición al valor medio de 0.287), mientras que las demarcaciones que evidencian una mayor vulnerabiliMaría de Jesús Ramos Escamilla dad social son Gustavo A. Madero, Iztapalapa e Iztacalco, tanto en número de población discriminada como en grado de discriminación (51%), obteniendo un índice de 0.316, 0.32 y 0.35, respectivamente. Si bien la brecha o grado de discriminación es alto y similar en las cuatro delegaciones políticas (rango entre 68 y 75%), las diferencias interregionales en los niveles de riesgo son atribuidas a discrepancias en el volumen de la población discriminada. El porcentaje de población excluida en la delegación Coyoacán es 1.4 veces el nivel que registra la delegación Benito Juárez, mien108 tas que en el caso de Tlalpan se eleva a 1.5 veces el nivel registrado en Venustiano Carranza.

PERFIL DE LOS DERECHOHABIENTES Y/O PACIENTES DISCRIMINADOS
En todo el Distrito Federal la población con alto riesgo de discriminación en salud está compuesta básicamente por población pobre (87% en los casos de Iztapalapa y Gustavo A. Madero) que reside en zonas de alto riesgo (entre 60% y 80%). Existe un alto grado de asociación negativa entre el nivel de pobreza y la afiliación a algún esquema de seguro de salud, es decir, a mayor pobreza menor afiliación. Además, existe una alta asociación entre condición laboral (fuerza laboral independiente o dependiente sin contrato de trabajo) y no afiliación a seguros de salud.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 109

En términos etáreos, los derechohabientes y/o pacientes con alto riesgo de discriminación en servicios de salud se ubican en el rango de edad de 18-65 años (entre 47% y 54%).

¿Quiénes son los discriminados en servicios de salud en el Distrito Federal?
• los pobres; • las personas de origen indígena; • los desempleados, subempleados y trabajadores informales; • los que se encuentran en el quintil más bajo de ingresos; • los que hablan sólo lenguas indígenas; • las personas de entre 6 y 29 años y los mayores de 50 años; • aquellos que no tienen seguro médico; • los obreros privados; • las empleadas domésticas; • los trabajadores del sector agrícola y de la construcción; • los niños menores de cinco años, las adolescentes y las personas mayores de 65 años; • las mujeres, en especial las pobres, jefas de hogar y/o embarazadas; • las personas que tienen bajo nivel de instrucción académica. Este resultado es consistente tanto con la hipótesis de subreporte de necesidades producido como consecuencia del menor posicionamiento social de los individuos, como con el alto costo de oportunidad y el costo económico de reportarse enfermo en una población que no tiene un empleo estable y se mueve a niveles de subsistencia y, por lo tanto, está incentivada a reprimir la demanda de servicios de salud.

Formulación econométrica de la discriminación en el acceso a los servicios de salud en el DF

109

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 110

LA FORMACIÓN DE UN CONSENSO
Por su propia naturaleza, los temas relativos a la no discriminación tienden a unirnos, pues representan un valor universal compartido María de Jesús Ramos Escamilla 110 por las principales ideologías y plataformas políticas.“La discriminación nos ofrece un puente destructivo para el entendimiento humano”.6

8.5% fuera de los servicios de salud y 91.5% dentro de la discriminación
Al comenzar 2004 el panorama de la discriminación presentó niveles preocupantes a nivel social, que determinaron que los principales discriminados son los pobres, los adultos mayores, las mujeres y los niños, los grupos étnicos, los trabajadores informales, los desempleados, los subempleados y en general la población económicamente inactiva. Inciden también en el problema la limitada cobertura de la seguridad social, la carencia de los servicios básicos de agua y alcantarillado, y el deterioro del medio ambiente en las 16 delegaciones políticas del Distrito Federal. En un contexto en el que se ha mercantilizado la salud humana, el afán de enriquecimiento fácil y rápido a menudo priva sobre cualquier otra consideración social, humana o ética. El gasto de bolsillo, por lo tanto, funciona como el principal mecanismo para contratar servicios privados, y “¡Qué!, ¿solamente así evito ser discriminado?, ¿tengo que pagar mi servicio médico para no ser discriminado?” 7 Como es fácil suponer, sólo unos pocos pueden utilizar los servicios de salud cinco estrellas, en tanto que enormes grupos poblacionales han quedado marginados y, por ende, discriminados.
6 Melina Selverston-Scher, Ethnopolitics in Ecuador. Indigenous Rights and the Strengthening of Democracy, North South Center Press, Universidad de Miami, 2001, p. 15. 7 Entrevista núm. 115 en la Clínica 27, con el paciente Evaristo Pineda González.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 111

DISCRIMINACIÓN TÍPICA
EN SER VICIOS DE SALUD

sentan fuertes limitaciones para acceder a los servicios de salud, ya sea porque éstos no existen o, de haberlos, porque son de mala calidad o se circunscriben a la atención primaria. El problema se torna aún más grave si se considera que la mayor parte de la población del Distrito Federal es pobre e incluso muchos trabajadores asegurados sufren discriminación de la seguridad social, contando como única opción con los servicios públicos, que se caracterizan por sus importantes deficiencias. El sector informal de la economía, que representaba en febrero de 2004 el 51.8% de los empleos, aumentó a 57.7% para el mismo mes de 2005. Los desempleados y los trabadores informales generalmente están excluidos de la seguridad social; por lo tanto, no pueden ejercer el derecho a la salud y finalmente son discriminados por este sistema agresivo. Es indispensable que la comunidad y los profesionales de los servicios de salud y de la capacitación de capital humano realicen un esfuerzo común para cambiar sus actitudes frente a las personas que tienen distintas categorías sociales, económicas, culturales, políticas, sexuales y demás. Un esfuerzo aún mayor aumentará la conciencia en torno a la discriminación y el acoso habitualmente experimentados por derechohabientes y/o pacientes junto con sus familias, garantizando económicamente un progreso en la calidad del tratamiento. Los cambios estructurales y de organización, liderados y promovidos por los jóvenes universitarios que apoyen al movimiento éticosocial de la no discriminación en México, edificarán la formulación explícita de directivas de calidad para el cuidado de la salud, la pro-

Formulación econométrica de la discriminación en el acceso a los servicios de salud en el DF

Las delegaciones políticas de las zonas de alto riesgo o delictivas pre-

111

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 112

mulgación de leyes y la sensibilización de los responsables encargados de la toma de las decisiones políticas, además de que contribuirán a la puesta en práctica de una cultura de la no discriminación.

María de Jesús Ramos Escamilla

CONCLUSIONES
Son preocupantes los niveles de discriminación en el acceso a los servicios de salud en el Distrito Federal por lo que,basándome en mi estudio econométrico, propongo las siguientes líneas de acción: • Consensuar y establecer programas de imagen institucional para el público general, medios de comunicación, centros educativos, etcétera. • Promover que los (ex) usuarios de las clínicas médicas y centros de salud se defiendan de la discriminación y se capaciten para ser formadores. • Concienciar a los profesionales de la salud para que se comprometan con el reciclaje profesional, potencien sus cualidades y mejoren sus actitudes hacia los derechohabientes y/o pacientes de las clínicas médicas y centros de salud. • Mejorar los patrones de atención social y rehabilitación. • Proporcionar un marco legal en materia de no discriminación enfocado a asegurar la dignidad de las personas del Distrito Federal. • Exigir un mayor compromiso en investigación. Quiero concluir este ensayo afirmando que la discriminación mata a todos sus niveles.

112

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 113

BIBLIOGRAFÍA
ALEGRET, J. L. tivas del racismo, la xenofobía y el etnocentrismo en los libros de texto de
EGB, BUP

y

YFP, Ayuntamiento

de Barcelona, Insti-

tuto de Ciencias de la Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona, Barcelona. BEN JELLOUN,T. y F SAVATER. 1998 Papá, ¿qué es el racismo?, Alfaguara, Madrid. BIRCH, B. 1987 Discriminación racial, Molino, Barcelona.

CALVO BUEZAS,T. 2000 Inmigración y racismo.Así sienten los jóvenes del siglo XXI, Cauce Editorial, Madrid. 1995 Crece el racismo, también la solidaridad. Los valores de la juventud en el umbral del siglo Madrid. GONZÁLEZ VILLANUEVA, J. 1994 No hay color, Mucode-Jóvenes contra la Intolerancia, s. l. UNIVERSIDAD
DE XXI, Tecnos-Junta

de Extremadura,

LEÓN

1993 Racismo, Movimiento Universitario para la Cooperación y el Desarrollo, León.

Formulación econométrica de la discriminación en el acceso a los servicios de salud en el DF

1991 Cómo se enseña y cómo se aprende a ver al otro. Las bases cogni-

113

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 114

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 115

Crítica de la razón discriminante
por Luis Armando Marín Elías*

INTRODUCCIÓN
Quien discrimina lleva a cabo un proceso de separación selectiva de carácter excluyente. El fenómeno es, en este sentido, un proceso natural del entendimiento.Pensar es discriminar si –la frase es de Borges−“pensar es eliminar diferencias”. Nuestra razón, al ejercitarse, basa su desarrollo en procesos selectivos, cualquiera que sea su dominio. Cuando este ejercicio, a todas luces natural y necesario, simple y productivo, toma como objeto al ser humano de una manera irreflexiva y denigrante, irracional, abusiva o excluyente; es decir, secciona, selecciona, obstaculiza o niega al otro, entramos de inmediato en el terreno de un dilema ético que es imprescindible condenar −ya que no sólo juzgar− de manera efectiva. Se habla aquí de la discriminación negativa, entendida como una enfermedad común del individuo y la sociedad en todos sus niveles, sustentada en un uso nocivo, aberrante, ya sea consciente o inconsciente,de la razón;y de la estigmatización irracional,sustentada en sólidos prejuicios sociales. Así, podríamos distinguir, al menos, una discriminación aplicada –consciente, elaborada, dirigida: hecha desde un marco institucio* Estudiante de filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

115

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 116

nal, que llamaremos razón discriminante–, y la discriminación social, de carácter civil –que reconoceremos como un acto discriminatorio. Ambas se vinculan en una relación dependiente y coexisten entorpeciendo el desarrollo democrático, dinámico y libre de una sociedad. Es necesario observar que la discriminación, planteada de esta manera, no se reduce solamente a la manifestación del desprecio, Luis Armando Marín Elías 116 el repudio o la condena hacia un grupo tradicionalmente marginado por parte de otro individuo o sector de la sociedad, ni es tampoco un hecho que afecte únicamente el ámbito de las instituciones o de los organismos públicos. La discriminación es un problema complejo y activo incrustrado en todos los niveles de la realidad humana, y una sociedad constituida en estructuras discriminantes –sean políticas, económicas, culturales, etcétera– es una sociedad mutilada y entorpecida, condenada al rezago y a la incompetencia. La exclusión, entendida como discriminación negativa, tiene efectos perjudiciales sobre el desarrollo humano en todos sus aspectos:es un obstáculo que impide el ejercicio social plural y productivo, degrada el espíritu, la confianza, la misión, las funciones y los propósitos en que se sostiene y ratifica la vitalidad misma de las diversas entidades que constituyen a la nación. Este problema estructural se inicia en el sustento mismo de una sociedad, el individuo: célula primigenia de toda concatenación social. No es difícil constatar a lo largo de nuestra vida cotidiana y de manera muy frecuente –algunas veces hasta en los espacios más íntimos o privados– ejemplos diversos de actos discriminatorios. Éstos se originan generalmente en impulsos egoístas individuales que, como vemos, se manifiestan e involucran constantemente en diversos ámbitos del entorno social, llegando incluso a estar facultados de un poder imperioso, establecido irreflexivamente mediante imposiciones dogmáticas e ilegítimas en el dominio de las estructuras fun-

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 117

damentales en las que se basa el desarrollo de nuestra vida y nuestras relaciones con el otro, desde las formaciones básicas primarias –la pareja, la familia, la comunidad–, hasta los organismos delimitados por un marco jurídico institucional –el municipio, el Estado, el gobierno. Conviene reflexionar sobre la naturaleza de la discriminación negativa, analizar el umbral de su nacimiento y estudiar la presupuestos. Mediante investigaciones generales podremos conocer más a fondo el fenómeno del acto discriminatorio y, por lo tanto, desarrollar la capacidad de distinguirlo, juzgarlo y corregirlo de manera efectiva. Si, como observamos, la base del problema se encuentra, es su primer impulso latente, en el individuo, habrá que comenzar hablando de la relación cotidiana de éste con su entorno; específicamente del vínculo inmediato con la presencia del otro, estudiando las relaciones que dan origen a los prejuicios que condicionan la discriminación, produciendo estigmas sociales.Veremos cómo tal estigmatización social se involucrará, más adelante, en los ámbitos institucionales de la sociedad, fundamentando los principios de una razón discriminante, aplicada de manera facciosa y embustera, que consuma y funda, de manera oficial, la discriminación negativa. El acto discriminatorio tiene origen y desarrollo, causas y consecuencias, actores y víctimas; es, pues, un fenómeno activo y presente, inmiscuido, como vemos, en todos los ámbitos de la realidad humana y hasta facultado, de manera perjudicial y peligrosa, de un poder dominante. 117
Crítica de la razón discriminante

manera en que se desarrolla, con el fin de descubrir sus intereses y

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 118

EL OTRO COMO OBJETO: LOS PREJUICIOS
FUNDAMENTALES Y LA DIALÉCTICA DEL ACTO DISCRIMINATORIO

Discriminar es ignorar. ¿Qué ignora quien discrimina? Tenemos una hoguera de ismos y fobias que hierve sustentada en una serie Luis Armando Marín Elías 118 de prejuicios extremadamente nocivos: racismo, elitismo, sexismo, clacismo, machismo, xenofobia, homofobia… Todos tienen una superficie común desde la que surgen las diversas posturas que posibilitan la discriminación. Este posicionamiento, que pretende justificar actos arbitrarios de exclusión, negación o dominio, se sustenta en dos prejuicios fundamentales consolidados como la bandera falaz de la razón discriminante: el sentimiento de superioridad y el criterio de normalidad.Toda acción de agravio y ultraje cometida contra el otro se apoya en la convicción tenaz de estos prejuicios, puestos en marcha como la justificación de una postura excluyente. Nuestro país sabe marchar a la vanguardia de la exclusión y el desvarío: a la mujer se le denomina y se le restringen oportunidades por ser el sexo débil, demarcación abrupta y soez que puede llegar hasta la precipitación del acto grotesco coronado con el castigo fatal a su integridad: su asesinato; al indígena se le condena al frío anonimato de las anormalidades como efímero pasajero fantasmagórico de la lejanía: despojo residual de otro tiempo, figura expatriada de color, pensamiento y lengua extranjeros; al homosexual se le califica irreflexivamente como anomalía casi humana, degradación del hombre en bestia rara de apetitos oscuros; al adulto mayor se le desecha como un despojo: curiosa presencia anticuada, coleccionable en el inventario de lo inservible; al indigente se le reserva al espectáculo de una dádiva pía que lejos de salvar su condición la mantiene; al enfermo de sida, al extranjero, al maestro… Ninguna

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 119

de estas víctimas tiene rostro, simplemente encabezan, en el anonimato del escenario, una cruenta tipología de lo siniestro. Observamos claramente en los ejemplos anteriores una relación de oposición (dominante-dominado: opresor-víctima) que se sostiene en prejuicios sociales de honda cristalización en la razón humana, herencia del ejercicio arbitrario del poder durante miles de años, imprudencia de la especulación racional, anclada ya como forma de pensamiento tradicional en la conciencia humana: un estigma. La aceptación de una idea de superioridad frente al otro y la consiguiente aplicación de un vago criterio de normalidad se vinculan para generar los prejuicios fundamentales de un acto discriminatorio. Una ciega fe despoja al ser humano, al otro, de su dignidad constitutiva, en un proceso de alienación que le retira todo reconocimiento de identidad y, por tanto, lo exilia del respeto igualitario de sus derechos, aptitudes y oportunidades. Lo que se daña es la dignidad de las personas. ¿Y qué con la dignidad?, ¿en qué radica la dignidad humana? En los encuentros conflictivos entre tipos distintos de razas, clases, sexos, credos, suele surgir una tensión violenta en la que se dictamina que el otro no merece estar al mismo nivel del que lo juzga. Sobre ello podemos encontrar ejemplos excesivos a los largo de la historia, llegando incluso al escándalo mismo de la negación absoluta del ser humano. No es necesario ir muy lejos hacia otros tiempos: en nuestro entorno inmediato suelen encontrarse toda clase de actitudes excluyentes y de juicios abusivos que no requieren siquiera de un mínimo recato al manifestarse: “Q no merece tener acceso a la educación”, “X no puede participar de esta clase de privilegios”,“Y no puede saber nunca la verdad”,“Z debe ser fiel y servirme”. Se es imprudente al considerar al otro como algo deficiente y menor, no apto para 119
Crítica de la razón discriminante

ahora manifestados como una mera sinrazón, un devaneo, una añeja

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 120

obtener un reconocimiento legítimo y, por supuesto, los privilegios y beneficios del mismo. Ser digno significa merecer. ¿Qué merece el ser humano y por qué? Al discriminar consideramos al otro como objeto: desechable, marginal, utilizable de tal o cual manera. La totalidad de su ser se convierte, mediante una malévola falacia del entendimiento, en una mera característica bien o mal comprendida, Luis Armando Marín Elías prescindible o útil para ser explotada, condenable o expuesta a la saña ridícula de un violento señalamiento burlesco que puede justificar un comportamiento abusivo.Al considerar al otro como objeto se le retira el derecho a su humanidad, se le condena a ser o a no ser de esta o aquella manera. ¿Y qué es aquello que se le niega al retirarle el derecho a su humanidad?, ¿qué se niega al esconder las posibilidades legítimas del desarrollo y el reconocimiento del otro? La dignidad humana radica 120 en una característica constitutiva fundamental: su libertad. Libertad es humanidad.Al estigmatizar al otro como un objeto lo que hacemos es negarle el desarrollo natural y libre de toda su potencialidad humana. Se niega el acto de ser: se restringe, se excluye, se reprueba. Y todo mediante el planteamiento violento y dogmático de razones arbitrarias. La libertad del ser humano es constitutiva de su ser mismo: ser humano quiere decir ser libre; la libertad de ser (expresar, conocer, manifestar…) no es un logro o un añadido que sólo alcance o merezca cierta raza, cierta clase. Al marcar al otro como objeto no sólo se dinamita la convivencia social y se obstaculiza el ejercicio pleno, democrático, de las facultades humanas, sino que se restringe el derecho a las mismas, terminando con el acceso plural y simétrico a las oportunidades, eje indiscutible de todo desarrollo social inteligente. Por lo tanto, discriminar es permanecer en un estado de ignorancia: se obstaculiza el avance enérgico, pleno y sostenible de una sociedad, se destruye su enriquecimiento cultural

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 121

y se condena a la inexistencia a ciertos personajes fundamentales del proceso dinámico del desarrollo, acabando con su humano derecho a ser: a expresar su libertad. Discriminar es ignorar la igualdad constitutiva que nos rige. Esta dignidad legítima y originaria es garantía de la exigencia de un derecho y el ejercicio de una responsabilidad que asegura un desenvolvimiento atractivo y generoso a los diverCabe preguntarnos por qué nos es tan fácil discriminar, por qué es una condición constantemente arraigada en la actitud decadente de nuestras instituciones, acto presente en los acontecimientos que rodean nuestra vida diaria, si parece muy claro el daño que produce para todos, sus efectos negativos tanto a nivel individual como social. Podríamos arriesgarnos a apresurar una respuesta: en el fondo, la discriminación es un ejercicio necesario de los vicios del poder; de la apropiación facciosa que se hace del mismo.Se le teme a la libertad fundamental constitutiva de todo ser humano porque la libertad es un ejercicio dinámico, pleno y plural, fuente del espíritu democrático en el que, al menos en teoría, todos podrían participar, avanzar y desarrollarse sin distinciones de sexo, clase, religión o credo. Sin privilegios sectarios, monopólicos ni cadenas masivas. Se le teme a la libertad por un constante egoísmo anidado en la conciencia humana que permite la perpetuación en el poder; un ejercicio de control ridículamente placentero que a la larga termina convirtiéndose en un imprudente ataque autodestructivo.A la mujer con rostro y sonrisa se le destruye psicológicamente para conservarla: se le encierra, se le golpea y castiga, se le niegan oportunidades, se le asesina para manifestar el repudio a que sea; al indígena con nombre y apellidos se le condena a la sierra de su exilio con corolarios amistosos y tradicionalistas, en vez de leyes y apoyos que lo reconozcan y le garanticen una vida digna en su suelo y su patria: se le aísla para 121
Crítica de la razón discriminante

sos núcleos sociales.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 122

manifestar el repudio a que sea; al homosexual con proyectos e ilusiones se le entrega a la oscuridad del ocultamiento, catalogado en el índice de una naturaleza impura y febril, pozo de los repudiados: se le niega para manifestar el repudio a que sea; al anciano con pasado y experiencia se le coloca en la sala de la inutilidad, mera estatua efímera y convaleciente de lo vago: se le olvida para manifestar Luis Armando Marín Elías el repudio a que sea; al indigente, ese resultado cruel de nuestra ignorancia macabra –¿nuestra razón virulenta?– se le permite seguir siendo una constante nada perecedera: se le mantiene para manifestar el repudio de que sea; al enfermo, al extranjero, al maestro… “Temo que seas libre” quiere decir: temo que seas tú mismo. Temo reconocerte, compartir, brindar, respetar. Ser es merecer: expresar, manifestar, abrir, valer. Ser es libertad. Libertad es desarrollo: ejercicio ecuánime de responsabilidad, participación y tolerancia. La 122 libertad es una condición constitutiva del ser humano, y nunca un valioso privilegio de algunos. El egoísmo es quien tiene miedo. El miedo radica en aceptar la libertad. Ese temor fundamenta y concibe una inquisitoria ignorancia que a nivel institucional funciona como razón discriminante.

LA DISCRIMINACIÓN INSTAURADA
Y APLICADA EN LAS INSTITUCIONES.

ALGUNAS PERSPECTIVAS CULTURALES.
La lista del catálogo de agravios discriminatorios sería interminable porque no se agota en los ejemplos expuestos –paradigmas frecuentes o preferidos, por la evidencia física o social e incluso mediática del tema–: la elección facciosa e ilegítima de los representantes de un organismo institucional o de sus oscuros beneficiarios; la aniquilación del desarrollo equilibrado del conocimiento humano al suprimir,

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 123

digamos, el ámbito de las humanidades o de las artes de un plan de estudios;el escaso fomento para el ejercicio productivo de las actividades científicas o culturales, privilegiando sólo ciertos rubros del quehacer social de manera abusiva y excluyente, son también un ejemplo de discriminación no menos frecuente –sí más olvidado– en nuestro país y un atentado singular contra la cultura, de alcances letales: mutida en las estructuras constitutivas del funcionamiento social marcha operando bajo el régimen de los mismos prejuicios que fundan las reacciones discriminatorias que surgen en un individuo o clase; sin embargo, su funcionamiento consciente y dirigido, enérgico y efectivo, concebido y ordenado a nivel institucional, le garantiza la etiqueta de una perversidad muy particular y un veneno social radicalmente dañino. La discriminación institucional ejercida sobre miembros de una misma sociedad es el fin de los procesos democráticos que constituyen el espíritu originario de una nación. Es más: es el fin de un correcto y enriquecedor desenvolvimiento político, cultural, económico, etcétera; es fuente de nuevos ismos: influyentismo, credencialismo, presidencialismo. Más allá del mero estigma social sustentado en prejuicios que fomentan actitudes discriminatorias en la vida diaria de nuestro país, está el uso maquiavélico de una razón discriminante dirigida y consciente, tenaz y facciosa, que maniobra sutil, arbitraria y eficientemente en diversas esferas sociales. En lo político –que también suele ya obtener, afortunadamente, el reconocimiento como un paradigma relevante–, a menudo se privilegian intereses sectarios, grupales o partidistas sobre los intereses y las necesidades primordiales de una nación, entendida en su totalidad. Inclusive –elevando el goce de la impunidad a una faena circense y ridícula– se llegan a privilegiar intereses individuales sobre la razón democrática que es, por nece123
Crítica de la razón discriminante

lación de la plena potencia humana. La razón discriminante aplica-

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 124

sidad, razón comunitaria.1 La obstaculización o la eliminación de un contrincante político por incompatibilidad ideológica, ya sea del mismo partido o de algún otro, es también un hecho frecuente en el que se ejercita continua y ambiguamente nuestra clase política. El ansia de poder y sus respectivos abusos vician el desarrollo común, simétrico e incluyente de los diversos rubros sociales, llevando al Luis Armando Marín Elías 124 ámbito de lo político –esfera primordial de la razón comunitaria, democrática– al ejercicio de la astucia y la maña oportuna, mafiosa, excluyente, que cancela inmediatamente todo proceso eficaz y legítimo inaugurando un episodio cruel de discriminación, toda vez que ello sucede en una de las esferas primordiales en las que se sostiene y fundamenta la vida nacional. El colmo de la arbitrariedad excluyente alcanza sus impulsos más grotescos y denigrantes al corromper al sistema estatal mismo, cimiento de la nación. Un sistema judicial, legislativo y ejecutivo que ejerce, aplica y legaliza su poder de manera selectiva y parcial, precoz e imprudente, irreflexiva y en respuesta a beneficios sectarios, ignorando el espíritu y la intención que lo consolidó, es no sólo un sistema reprobable, ineficaz e ilegítimo en el que se juega la pugna entre la libertad cultural –que es creación y acción participativa– y los negocios oscuros y negligentes de un poder enviciado y enfermo –paralización e inanición de la cultura–, sino también la representación oficial y gubernamental de una cínica e inhumana razón discriminante. En una democracia representativa el ejercicio del poder debe ser una facultad incluyente, abierta y receptiva, que se extienda continuamente a la sociedad en general, que es lo que representa. Abraham Lincoln dijo en un discurso contra la esclavitud, hace ya más de siglo

1 La razón discriminante sería así, también necesariamente, una acto radicalmente antidemocrático de fecundo interés para el análisis del ámbito político que, precisamente aquí, se despolitiza, corrompe y desvirtúa.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 125

y medio, que el poder no da la razón, sino que debe ser la razón lo que valida al poder. Esta advertencia histórica se basa en un sano juicio del entendimiento: si el poder da la razón, el poder también devasta y excluye, eligiendo e imponiéndose bajo el amparo abusivo de sus intereses particulares. El Estado puede convertirse así en el representante de una razón activa, perspicaz e incluyente que invotural, las esferas de su dominio de una manera ágil, reflexiva y prudente; o bien, mediante el absurdo empeño en el uso de una razón discriminante, puede volverse un pernicioso obstáculo por el crecimiento y la búsqueda de oportunidades de la nación que representa, siendo ésta el origen mismo de sus facultades y su poder. La razón deslegitima el ámbito de lo político al apartarlo de la justificación de su existencia: servir a la nación de manera coherente, plural, racional, ética y efectiva. Se convierte lo político en general –y sus diversas esferas particulares: secretarías, partidos, cámaras, congresos– en un mero lugar común del debate de estrategias gangsteriles que aporten beneficios propios e inmediatos, fines electoreros, sectarios e individualistas que ignoran la razón social, comunitaria, incluyente, extensiva, simétrica y participativa, la cual da origen coherentemente a lo político. La raíz griega de la palabra misma, polis, goza de alcurnia eminentemente comunicativa, social, influyente: comunitaria. No es la política, obviamente, el único ámbito de nuestras esferas institucionales en el que la razón discriminante funciona y se expande; podríamos extender, en un juego de esquematizaciones y analogías de lo desmesurado, el uso de esta razón nociva a las diversas esferas del quehacer humano. La discriminación ejercida a nivel institucional requeriría de un análisis exhaustivo para ahondar en cada una de las manifestaciones y características particulares que se dan en las diversas ramas en que aparece: políticas, económicas, labo125
Crítica de la razón discriminante

lucre, a favor de la reproducción y el ensanchamiento de la vida cul-

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 126

rales… Sin embargo, la dialéctica discriminatoria –relación dominante-oprimido– y los prejuicios fundamentales que ya hemos analizado –la imposición de un vago criterio de normalidad y una no menos vacua sensación de superioridad– regulan y fundamentan el modus operandi de la razón discriminante en todos sus niveles. Desde las relaciones interpersonales básicas hasta los núcleos sociales diverLuis Armando Marín Elías sos y las estructuras institucionales, como hemos visto. Otra reflexión pertinente, aunque suscinta –el tema y sus matices exceden el espacio que aquí se tiene– lleva a pensar en las instituciones que tienen a su cargo la premiación, el desarrollo, la promoción o el reconocimiento de los valores de las diversas producciones culturales. Gabriel Zaid ha analizado en un excelente ensayo (Letras Libres, 16, de abril de 2000, p. 32), que peca de breve, el reconocimiento de los productos culturales –su valor, su calidad, su difusión– 126 en relación con el éxito. Éste se convierte en parámetro no del todo desatinado en el caso de la venta de herramientas o enfermedad latente, que enuncia el fin de la cultura o, al menos, su reducción al ámbito de convencionalismos y dominios elitistas, aprovechados y monopólicos, los cuales funcionan bajo parámetros exclusivamente mercantilistas degradando la riqueza del quehacer cultural. Este abuso llega a establecer en la conciencia social estigmas perjudiciales de temibles repercusiones. Zaid se burla, parodiando la desidia: “¿Sabes en cuánto se vendió? ¿Ya viste en dónde lo publicaron? ¡No cabía tanta gente en la sala! Lo mencionaron para el premio Magno. ¿Leíste el artículo? Es director de Investigaciones Ilustres y miembro de la Academia Impermeable”. De la misma manera, estos estigmas llegarán a establecerse como un dominio infructuoso y excluyente en las instituciones mismas, iniciando una vez más el cruento despliegue de la razón discriminante aplicada a la producción cultual, científica, artística, lite-

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 127

raria, etcétera. Los procesos de selección para otorgar algún estímulo en determinada área de la cultura pueden dañar severamente a la misma al dedicarse, exclusivamente, a reproducir lo exitoso, o lo que en ese momento se considera aceptable, o lo que es similar a lo que dice o hace quien otorga el beneficio. Un asunto inquietante, a su vez, son los requisitos que suelen imponer las instituciones. Monto concurso de poesía, para unos juegos florales, se pedía especificar “la altura en centímetros del autor” (aparentemente, suponemos, para acomodarlo con precisión junto a las reinas. ¿Serían muy altas?). No tenemos que ir muy lejos para encontrar algunos otros extremos que suelen ser extravagantes y, por su lugar en el desarrollo de la cultura, más dañinos. Un ejemplo: el apoyo que ofrece el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), en la rama de “jóvenes creadores”, cuya edad debe oscilar entre los 20 y los 35 años, solicita (entre ocho páginas de requisitos y condiciones),2 para el caso específico del área de “Letras y dramaturgia”, incluir algunos anexos a la solicitud de la beca. Entre éstos se piden tres textos de autor y “fotocopias de reseñas críticas de su trabajo publicado”. Me pregunto qué sucedería en el caso de algunas obras de gran valor cultural que nunca hubieran sido reseñadas. Mucho menos aún aceptadas para publicar por nadie (en nuestro país, sobra decirlo, este hecho desafortunado para un joven creador en ese margen de edad puede ser muy frecuente). El Fonca añade también algo que disimuladamente denomina “requisito facultativo”, pidiendo los “nombres y datos de localización de dos personalidades reconocidas en la materia” que puedan proporcionar referencias (el subrayado es mío). La pregunta es la siguiente, observados estos requisitos: ¿en qué pone el
2 Me refiero a la convocatoria que el Fonca emitió en 2004. Puede consultarse en htttp://fonca.artshistory.mx/2004/jovenes Crítica de la razón discriminante

terroso recordaba burlonamente haber leído alguna vez que en cier-

127

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 128

Fonca la máxima atención para otorgar un estímulo a la creación cultural, y ello aun en el caso de los más jóvenes? La respuesta es evidente: en la trayectoria. ¿Cuántas obras de valor pueden quedar perdidas si sólo se juzga de esta manera? (y es éste uno de los escasos organismos estatales que apoyan el quehacer cultural, de ahí la preocupación). ¿En dónde quedaría, por ejemplo, el futuro de algún Luis Armando Marín Elías 128 Rimbaud de la poesía que necesitara de un apoyo? La exageración es posible, aunque no sería la única forma ni el único caso problemático bajo estos parámetros.Tendría, en primera instancia, que posponer su genio precoz hasta ajustarse a los parámetros de juventud que establece la institución y, posteriormente, entregarse a la tarea de conseguir publicar (¡con esperanza de que alguien lo reseñe!) algo que posiblemente nadie quiera siquiera leer. ¿Quiénes son aquellos que logran conseguir los requisitos estipulados? Muy probablemente, aunque no en todos los casos, aquellos para quienes ya no es necesario el auxilio económico, ya que cuentan con todo el reconocimiento, los contactos, las publicaciones y la trayectoria. ¿Contará todo escritor joven de valía en nuestro país con estos requisitos? Ciertas actitudes excluyentes entorpecen el movimiento y el balance coordinado y creciente de la plenitud cultural. El esplendor de la cultura está en la multiplicidad –las voces, estilos, escuelas, hallazgos y posturas diversas–, así como la belleza de un bosque o de una sotana radican en la confluencia y la distinción de los elementos que los componen. Este esplendor altamente deseable es una riqueza que aviva el cauce de los productos de calidad de una sociedad. El éxito puede comenzar a crecer al ritmo estridente del mercado o la moda y, al atender únicamente este despliegue, se empobrece el surgimiento y la acumulación equilibrada de los proyectos y las potencias culturales. La razón discriminante se utiliza aquí de manera lerda, aunque no sin contundencia. A través de los

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 129

estigmas y las falacias de su dominio establece que sólo es importante lo que ha sido acreditado con el visto bueno oficial, o lo que repetitivamente aclama la aprobación del público, o simple y sencillamente lo que tiene un carácter práctico inmediato, o lo que más se vendió o anunció, o ya sin reparos, entonado el galgo de la prepotencia:“sólo es importante lo que digo yo”. bién en las posturas egoístas de diversos sectores que hospedan con envidia el poder cultural (y los beneficios del mismo). La dialéctica del proceso –se ha insistido en ello– es la misma: cuando alguno de estos sectores se apodera de un marco institucional desde el que puede ejercer un poder selectivo excluyente lo único que hace es reproducirse a sí mismo o a sus similares, dejando de reconocer a las diferencias y entorpeciendo la dinámica del desarrollo. Un proceso cultural no discriminante se da únicamente en la expresión sana y continua de un dinamismo plural y versátil que involucre plenamente a los actores y las diversas voces del mismo. Cada vez más, y con un recelo creciente, las instituciones culturales se cierran sobre sí mismas inhabilitando el paso al que se encuentre fuera de los medios académicos pertinentes, fuera de los caminos y las trayectorias establecidas, lejos de las medallas y los aplausos de reconocimiento que las mismas otorgan, ignorando todo lo que sucede fuera de los márgenes de su dominio. Esto a su vez tiene un efecto en el público, y en los interesados en la producción cultural,que se transforma en una estigmatización temible:es preferible una obra premiada que una buena obra. Dicho de otra manera: sólo son susceptibles de alabanza, prestigio y reconocimiento las obras galardonadas o promovidas por esta o aquella institución; las demás son acaso prescindibles, o aún algo peor: inexistentes. Resume Zaid la condición agravante de la razón justiciera:“El cielo y el infierno, que daban premios y castigos en el más 129
Crítica de la razón discriminante

Muchos de los crímenes en contra de la cultura radican tam-

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 130

allá, han descendido aquí y ahora a la cultura. Sus ángeles pasan repartiendo obituarios. Para que no veamos cuadros, sino firmas y precios. Para que no leamos poemas, sino currículos”. Una institución cultural de confianza que promueva un desarrollo inteligente, próspero, dinámico y eficiente, se enriquece en el contraste de las perspectivas, en el enfrentamiento de las posiciones Luis Armando Marín Elías 130 y la retribución simbiótica de las diferencias, mientras que, al propio tiempo, alimenta y reproduce, en un ejercicio astuto de carácter prudente, la plenitud cultural. La cultura sana y bienvenida es un juego de divergencias y encuentros, no de postraciones. Si los productos culturales responden a una necesidad genuina del individuo o de la sociedad, entonces se legitima su apoyo, su existencia y su promoción, a pesar de las posibilidades efectivas de su éxito, o del renombre o la posición del autor que lo realiza, sea éste de la índole que fuere. Los buenos poemas, o una valiosa aportación científica, o cualquiera obra deslumbrante y sugerente, no están en los distinguidísimos currículos de sus realizadores (al menos no necesariamente), ni mucho menos, en este o aquel círculo destacado o plenipotenciario. Recuerdo una idea arriesgada de Nietzsche, el intempestivo, que argumentaba que en las obras publicadas sólo debería incluirse en la portada el tema y no así el nombre o los datos del autor, siendo el motivo enfrentarnos directamente con argumentos o posturas y no con un renombre o la carencia del mismo. Para reflexionar o distinguir argumentos, posturas o creaciones de valor puede ser una puerta falsa el prestigio de los nombres, o las credenciales y el currículo interminable (otra vez: no necesariamente, pero puede ser). Postulado curioso el nitzscheano, acaso imposible en su realización, pero que, al final de cuentas, es una consideración pertinente. El argumento esconde una astucia solemne:lo que vale es el qué y el cómo de lo que se expresa, y no el catálogo de trofeos o de agravios (no falta el que se vuel-

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 131

ve exitoso por malvado) del autor. ¡Obras vemos, nombres no sabemos!, diría la ironía entusiasta del filósofo.Y es esta la “nietzscheidad de Nietzsche” que tanto gusta –como dictaminó ejemplarmente Huidobro: el valor cultural que puede tener una obra de calidad no está en el reconocimiento, el patrocinio o las recomendaciones que tenga. Démosle un paseo al recuerdo nada más, eligiendo al azar, en a Baudelaire por algunos poemas de sus Fleurs du mal; la alucinante –para su tiempo– revolución del postulado copernicano que, literalmente, cambiaría al mundo; las agilísimas disquisiciones sobre la trinidad y el minucioso panteísmo de Giordano Bruno, que le costó incluso arder en las llamas (y no sólo las de la condena pública); Sócrates frente a la cicuta; el mismo Nietzsche, pagando de su bolsillo la edición de la cuarta parte del libro en que su profeta partiría en dos la historia de la humanidad. La lista sería interminable. La pregunta es: ¿qué éxito, entendido como un reconocimiento cultural de cualquier naturaleza, podían haber tenido estas obras en su tiempo? Aunque podemos reconocer un avance en relación con el pasado al contar ahora con algunas instituciones que se dedican a la promoción, estímulo y fomento de la producción cultural, aun prevalecen, de manera muy sólida, criterios discriminatorios que empobrecen, dificultan y terminan anulando cualquier muestra real de crecimiento integral y genuino. Es eminentemente necesario un enfoque cultural de extrema importancia y compleja atención que aprenda a admirar y juzgar lo que una obra tiene de relevante y distinto, de propio y enriquecedor, de meritorio, que realice sus juicios con base en el valor de la obra y no únicamente en el de la trayectoria, o en el de los estudios y los círculos a los que el realizador pertenezca; y este juicio debe llevarse a cabo por un grupo de sujetos pertinentes (aquí sí, con amplia experiencia en el ramo), que pueda 131
Crítica de la razón discriminante

el catálogo condenatorio universal: la propuesta de encarcelamiento

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 132

distinguir o apreciar lo que una obra tiene de valioso, aunque ésta se aleje de, o no combine fácilmente con, los parámetros académicos, comerciales o estéticos del momento. La misión altruista de estas instituciones debe ensanchar el cauce de la producción cultural con calidad, variedad y compromiso, y no dedicarse simplemente a entregar medallas a la paciencia oficial.A través del ejercicio de Luis Armando Marín Elías 132 una postura abierta e incluyente ese mirar dota a la cultura de una dinámica rica en sentidos, potente y nutrida en confirmaciones y variaciones, en similitudes y gustosa oposición. Una cultura de contrastes es una cultura vivaz, con prestigio y poder, con riqueza, hecha de obras elementales y valiosas, no sólo de títulos y trayectorias. Cuando la saña de la razón discriminante alcanza incluso las más nobles esferas de la producción cultural se produce un asalto en el seno de la humanidad misma, obstruyendo ese espíritu fecundo del desarrollo de la vida en todo su brío y esplendor. El resultado correspondiente es la disminución de las potencias y los alcances de un tiempo determinado y de sus habitantes, obstruidos por una actitud empobrecedora y amenazante. Si la libertad constitutiva del individuo humano se encuentra en la facultad de ejercer de manera íntegra su potencial; es decir, en su posibilidad de ser, la libertad de una nación se encuentra en el desarrollo pleno de sus capacidades culturales. La voz latina de la que deriva nuestra palabra cultura significa “cultivo”,“crianza”: la cultura promueve, dignifica y engrandece la raíz del hombre. El despliegue cultural óptimo, su enriquecimiento y su poder dignificante están en lo múltiple. La diversidad en acción y reconocimiento es el claro espejo de una democracia madura. La multiplicidad es el elemento del cultivo de lo democrático. Lo múltiple, fortalecido en la variedad y la abundancia de las diversas expresiones, es la manifestación primera de la riqueza cultural. La razón discriminante parcela, escin-

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 133

de, elige de manera arbitraria las voces y las obras de una comunidad expresiva, sofocándola. Esa herida ratifica el fin de la cultura. Sin libertad no hay cultura genuina; sin cultura no hay raíz del hombre. “El hombre es el lobo del hombre”, pensó Hobbes, con miras a la justificación imperativa de un complejo ejercicio del poder estatal, y el egoísmo discriminatorio no se encuentra lejos de la astucia tatruirse a sí mismo, de devorarse como un lobo hambriento, marcando el fin de su reino. La discriminación termina aquí con el apogeo y el despliegue cultural de lo humano: único dominio pertinente. Se nos presenta la vida nacional como un juego falaz, empobrecido e inútil, en el que calumnia, exclusión, mentira e ignorancia se anteponen a la razón, o en el que ésta puede utilizarse de manera perjudicial y demeritoria. Es famosa en México la frase “el que no tranza, no avanza”, que algunos constatamos con vergüenza pudorosa y pena extrema. De este descrédito falso e insensato nos salva la prudencia y la actitud coherente al reflexionar y entender que la discriminación es un fenómeno activo cuyo ámbito inmediato solemos ser nosotros mismos. El acto discriminatorio termina en el momento de emitir la apuesta a favor del desarrollo pleno y el reconocimiento del valor de la dignidad humana, amparada en la libertad constitutiva de cada uno. Reconocer es distinguir: hay que saber juzgar y condenar el acto discriminatorio para poder evitarlo. Como individuo, como ciudadano, como estudiante, como miembro de una familia, un partido político, una institución estatal, un grupo empresarial, una organización civil, no se puede esperar que todo quede resuelto en las esferas macrosociales, sino que es preciso empezar por impulsar la conciencia de una apertura democrática en toda actitud de nuestra vida cotidiana, en cualquier entorno que se desarrolle. El político de la Cámara de Diputados, que pasa 133
Crítica de la razón discriminante

jante de esa afirmación terrible: el hombre tiene el poder de des-

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 134

el día debatiendo asuntos nacionales como un demócrata ilustre, no puede ser un déspota del hogar al llegar a casa después de dictar leyes eminentes. El jugador noble de cierto deporte, bien instruido en las bondades del espíritu deportivo, no puede ser un promotor de la corrupción al fomentarla en su comportamiento cotidiano como ciudadano. La mujer feminista, que reprueba contundentemenLuis Armando Marín Elías te y con solemnidad las falacias machistas que la han sometido, no podrá refugiarse en un opresivo poder dictatorial al dirigir la organización de la que se encarga en cierta corporación laboral que representa… La democracia se nos presenta así como un evidente asunto de coherencia. Es sobre todo una actitud responsable y constante de apertura y reconocimiento que anuncia el fin de los usos de la razón discriminante. Parece evidente la existencia de una “cierta naturaleza retorcida 134 de lo humano” –la frase es del Kant de la Filosofía de la Historia– y esta idea tiene un hondo arraigo en mitos, creencias y concepciones tan antiguos como el hombre mismo (salvación dichosa para cierto pesimismo endémico y recurrente de nuestra idiosincrasia nacional): la noción del pecado original en la antropología cristiana, encarnada en la caída de Adán y la suave tentación de Eva; ciertos perfiles gnósticos que incluso conjeturaron un demiurgo perverso; la abundante iconografía hinduista que alerta contra el extravío frecuente al que solemos caer en un mundo de engaños y apariencias;el mito de la caverna platónica, en el que sólo la astucia de la sabiduría filosófica logra ver más allá de las sombras. En fin: instituciones y exposiciones de nuestra naturaleza falible; pero también, enfocada con entusiasmo, muestra de la condición elemental e irreductible de nuestra libertad. Más allá de Kant y de estos mitos debemos entender que la democracia, para crecer, requiere de una apertura social que se basa en

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 135

el reconocimiento y la fortaleza de una actitud incluyente. Esta actitud ennoblece y ratifica el espíritu democrático de una manera coherente, digna y productiva. La discriminación es el cáncer de la democracia. Un rechazo constante y reflexivo a todas sus formas de manifestación puede garantizar una convivencia social gratificante, mientras ejercitamos la realización no sólo de una democracia efite de una sana razón.
Crítica de la razón discriminante

caz, madura y activa sino, a la vez, personalmente, la entrega pruden-

135

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 136

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 137

Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual
Nadie comprendía el perfume de la oscura magnolia de tu vientre. Nadie sabía que martirizabas un colibrí de amor entre los dientes. FEDERICO GARCÍA LORCA

por Abán Praxedis Román Franco*

137

INTRODUCCIÓN
Tratar de esclarecer el concepto de homofobia, dar cuenta de la historia detrás de su definición misma y propugnar por una lucha más efectiva en contra de la discriminación padecida por los homosexuales en el México actual son algunos de los propósitos del presente ensayo. Este estudio se encuentra motivado sustancialmente por la creciente violencia y animadversión social que en los últimos años se ha dirigido focalmente hacia aquellas personas que han decidido vivir libremente cualquier tipo de orientación distinta a la heterosexual. Si bien es cierto que la sexualidad es un elemento inherente al hombre y que, por tanto, ha sido su acompañante a lo largo de las
* Cursa la carrera de letras hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 138

diferentes épocas y lugares por los cuales éste ha transitado, también lo es el hecho de que la homosexualidad, como orientación sexual que incluye no sólo actos homoeróticos sino también sentimientos y deseos, fue concebida socialmente hasta el siglo Abán Praxedis Román Franco
XIX,

por lo que

hablar de homofobia en cualquier momento histórico anterior sería no comprender cabalmente el fenómeno y, en consecuencia, tampoco entender el sentido de la lucha que diversas organizaciones no gubernamentales (ONGs) y organismos defensores de los derechos humanos sostienen hoy día en contra del mismo. La homofobia no sólo es ejercida a través de la violencia física (i.e. asesinatos, maltratos y golpes), sino que también es practicada por los servidores públicos al momento de negar a los homosexuales una serie de derechos en materia de atención médica y administrativa, o de protección jurídica, por citar sólo algunos ejemplos. 138 Cifras, datos, aunque en mayor medida experiencias y hechos, componen el grueso de este escrito, pues aunque es necesario contar con estadísticas que nos orienten y nos lleven a comprender más nítidamente la problemática de la discriminación y la homofobia, también debe aceptarse que los números ofrecidos en los diversos estudios, por muy profesionales y puntuales que sean, se encuentran alejados de la realidad social debido a que la gran mayoría de los delitos por discriminación ejecutados en contra de los derechos de los homosexuales no son denunciados y muchas veces ni siquiera percibidos por el propio afectado. Centenares de ocasiones se han visto los homosexuales discriminados por sus propias familias y por los distintos grupos sociales a los que a lo largo de su vida pertenecen (escuela, trabajo, amigos, etcétera), por lo que la marginación y la violencia terminan por convertirse en un patrón peligrosamente común y esperado por los propios agredidos.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 139

También se discute sobre la homofobia internalizada y transmitida dentro de los diversos grupos de hombres homosexuales, quienes debido al constante bombardeo social en contra de su estilo de vivir y amar, del que son víctimas cotidianamente, terminan por hacer propios los prejuicios y las aberraciones idiosincrásicas e ideológicas que hacen mofa del ser homosexual y que colocan a la virilidad bajo un halo de machismo y violencia. Muy repetidos y terriblemente constantes son los chistes y burlas en torno a la homosexualidad, tanto que los individuos terminan por vivirlos y reproducirlos en sí mismos y en contra de otros homosexuales. Tomando en cuenta la realidad social de México resulta necesario establecer medidas de prevención y respuesta ante los embates discriminatorios de grupos conservadores y de ultraderecha (i.e. Comité Nacional Provida, Unión Nacional de Padres de Familia, Opus Dei, etcétera), por lo que se comenta al concluir el ensayo una serie de mecanismos sociales que tal vez le permita a la ciudadanía avanzar en materia de derechos humanos y lograr triunfos verdaderos sobre la discriminación hacia los homosexuales. 139
Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual

ÉPOCA CLÁSICA
Durante la llamada Época Clásica, en la Grecia antigua, el fenómeno homoerótico estaba ligado a la enseñanza y a la transmisión del conocimiento del maestro al alumno; era por tanto un ritual que debía seguir normas de ejecución. Entre las pautas a las que debían sujetarse el erasta y el erómeno se encontraba la edad,1 también era norma el papel que jugaba cada uno de los actores en el coito (i.e.
1 No es muy claro cuál era el rango de edad establecido para estas prácticas, pero en términos generales el alumno, erómeno, debía encontrarse en la pubertad o en el inicio de la adolescencia, entre los 12 y los 17 años; mientras que el maestro, erasta, debía ser un adulto joven, con alrededor de 25 años.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 140

el erasta desempeñaba el papel activo de la penetración, mientras que el erómeno jugaba el rol pasivo en el coito; muestra de ello son las diversas vasijas decoradas que muestran la sodomización en Grecia), así como la necesidad de acabar con esas prácticas una vez que el erasta llegara a la edad de matrimonio, los 30 años.2 Abán Praxedis Román Franco Como ritual, el acto homoerótico era aceptado y alentado por la sociedad, pues cumplía un papel importante en el desarrollo de la masculinidad y en el crecimiento intelectual y social del hombre. Sin embargo, toda vez que alguno no se sujetara a las normas establecidas (intercambiar los papeles en el coito, transgredir las barreras de la edad o convertir el ritual en una práctica que ocupara la totalidad erótica del hombre), la sociedad se encargaba de hacer ver su desaprobación imponiendo castigos jurídicos y sociales. No es en la Época Clásica donde podemos encontrar hechos 140 homosexuales y,por tanto,tampoco homófobos.Los griegos antiguos únicamente trataban de regular un ritual que,como toda práctica religiosa, debía estar sujeto a normas de ejecución y que cumplía solamente con una función social de confirmación de la virilidad. No se pretendía concebir de ningún modo una sexualidad distinta a la heterosexual, ya que las prácticas homoeróticas se hallaban por completo insertas en el código de conducta establecido y deseado para el hombre griego común. Es necesario avanzar en la historia con el objeto de discernir los orígenes y las características constitutivas tanto de la homosexualidad como de la homofobia.

2 Véase Juan Gil-Albert, Heracles, Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, España, 2001.También puede consultarse Volaine Vanoyeke, La prostitución en Grecia y Roma, EDAF, Madrid, 1991, pp. 19-28.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 141

UNA

HISTORIA OCURRIDA

EN EL

RENACIMIENTO

MEDIEVAL
Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual

Fue un domingo cuando Manuel Romà, aprendiz de cirujano, salió rumbo al mercado con el propósito de realizar la compra de víveres. Caminaba el muchacho entre las populosas calles valencianas sorteando tenderetes atestados de mercancías, compradores y mirones, y dejándose animar por la vitalidad y el calor de los viandantes de aquella alegre ciudad, cuando notó sobre él la incesante mirada de un hermoso joven de tez bronceada. Luego de intercambiar algunos vistazos, Manuel se acercó al desconocido y tomándole la mano efectuó un gesto inequívoco de reconocimiento al frotar el dedo medio contra la palma del extraño; enseguida se alejaron juntos de las multitudes en busca de un sitio más proclive a la clandestinidad. La relación entre Manuel y Antonio, pues tal era el nombre del desconocido, se prolongó por varios meses, desarrollándose en la ilegalidad y el secreto, hasta que los hilos de aquella sociedad intolerante se movieron en su contra al ser denunciados ante la Inquisición por el ama de Antonio, quien los descubrió intercambiando caricias obscenas en el cuarto de éste. Ocurría lo anterior en el año 1712, mientras que para la historia, oficial y segmentada, Europa vivía plenamente el renacimiento cultural de la Época Clásica, la realidad española era muy distinta, pues en esa nación la sociedad se encontraba inmersa en un marco de códigos y patrones medievales. Poco antes, en la etapa embrionaria de la Edad Moderna los Reyes Católicos habían creado la Inquisición española, que si bien estaba en gran medida preocupada por descubrir y castigar a los judíos conversos, también ocupaba sus instrumentos coercitivos y de dominación para atacar las conductas obscenas y licenciosas practicadas por sus feligreses. Dichos actos,

141

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 142

dado su carácter no sólo pecaminoso sino también antinatural, ponían en peligro el buen desarrollo de la fe católica y de la construcción de la naciente sociedad. Uno de ellos, quizás el más severamente castigado, fue el “pecado nefando de sodomía contra natura”. En un intento por descifrar lo que los inquisidores entendían por este térAbán Praxedis Román Franco mino se descubre que aunque esta falta comprendía a la zoofilia, a la masturbación y a los actos sexuales realizados entre dos personas del mismo sexo, fueron estos últimos, en su modalidad masculina, los más duramente castigados por el Santo Oficio español. No es de asombrarse, así, que la palabra “sodomía” llegara hasta nuestros días precisamente con el significado de “coito anal” y de “relación sexual entre hombres”.3 Los actos homoeróticos representaban, y continúan significando para los sectores más conservadores de la sociedad, una perversión 142 de las prácticas sexuales que permite a aquellos que los ejecutan obtener placer erótico sin cumplir con el fin reproductivo, convirtiéndose por tanto, desde ese punto de vista, en una vertiente sexual punible que atenta contra el correcto funcionamiento de la sociedad, pues inhibe el establecimiento de la familia. Cuando Antonio y Manuel fueron denunciados por los patrones del primero ante el Santo Oficio, lo que buscaban tanto los acusadores como los jueces era castigar la sodomía,esto es,el acto homoerótico en sí, no su presunta homosexualidad. Ha sido muy señalado por varios estudiosos de la sexualidad que este término resulta anacrónico para todo momento anterior al siglo XIX, de ahí que Foucault escribiera en su Historia de la sexualidad: “El sodomita había sido una aberración momentánea; el homosexual se volvió una especie.”4 De este modo, si bien podría afirmarse que la persecución inquisitorial y eclesiástica de
3 Véase Rafael Carrasco, Inquisición y represión sexual en Valencia: Historia de los sodomitas (1565-1785), Laertes, vol., 14, Barcelona, 1985, col.“Rey de Bastos”. 4 Michel Foucault, Historia de la sexualidad, Siglo XXI, México, 1982, p. 47.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 143

los actos homoeróticos es un ejemplo de homofobia, no lo es al menos en el sentido actual, pues la “aversión obsesiva” (definición de la Real Academia Española) no se dirigía hacia una manera distinta a la heterosexual de concebir el amor o la sexualidad, sino simplemente a las prácticas sexuales desviadas del cauce reproductivo que permitían al ser humano, preponderantemente al hombre, obtener placer licenciosamente. Es posible afirmar entonces que la homofobia, tal como es entendida hoy día,no era concebida aún durante esta época,por lo que los denuestos y las vejaciones dirigidos hacia los practicantes de actos homoeróticos no estaban encaminados, al menos en la conciencia de la sociedad, a combatir la homosexualidad, sino simplemente a corregir el sendero pervertido, pero salvable, de los practicantes de la sodomía.
Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual

LA MUJER HOMOSEXUAL Y LA SOCIEDAD MACHISTA
143 El hecho de que fueran más castigadas las prácticas sodomíticas masculinas que las femeninas no se debió a una graciosa concesión de las autoridades inquisitoriales, sino más bien a una falsa pero arraigada premisa que ha permeado a través de los años y hasta nuestros días por entre los diversos escalones y grupos sociales. La sociedad machista y misógina no concibe a la mujer como un ser dotado de propia sexualidad,sino que se limita a observarla como una extensión de la masculina y como un instrumento de la procreación. No es raro actualmente oír frases como:“lo que pasa es que no ha conocido a un hombre de verdad”, refiriéndose a una mujer homosexual,asumiendo que su orientación no es inherente a su propia sexualidad, sino que es derivada de un incorrecto ejercicio del erotismo y de la masculinidad por parte de los hombres con los que, se piensa, ella ha tenido contacto.5
5 Véase Jean Nicolas, La cuestión homosexual, segunda edición, Fontamara, Barcelona, 1982.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 144

Refuerza la idea anterior el hecho de que para muchas personas, tanto heterosexuales como homosexuales, no sean concebibles o les parezcan absurdas las prácticas homoeróticas efectuadas entre dos mujeres, porque la falta de comprensión de éstas se fundamenta en la ausencia del pene en el acto sexual. Al parecer, gracias a la Abán Praxedis Román Franco 144 Cuando Oscar Wilde plantea la existencia de un “amor que no se atreve a decir su nombre” está concibiendo el origen de la homosexualidad, en tanto orientación sexual, y también establece indirectamente el concepto de la homofobia moderna.Wilde fue procesado y condenado por no querer refutar los cargos que el Estado victoriano le imputaba: sodomía y ultraje moral; esto es, decide no exculparse porque en lo hondo de su pensamiento ha fructificado la semilla de la afirmación y el orgullo con respecto a los sentimientos inspirados por su amante. El literato, en medio de las miradas homófobas y de los dedos acusadores, decide reconocer la validez y legitimidad del amor que vive, sin importarle lo poco que pueda o no parecerse al esquema que la sociedad espera. Se trata del nacimiento de un ser distinto al heterosexual que surge a partir del reconocimiento de su propia esencia y que con el tiempo se acabaría llamando propiamente gay. sobrecarga de poder simbólica con que la sociedad falocrática ha imbuido profunda e incesantemente a los genitales masculinos no es posible equiparar con ellos ningún otro órgano en cuanto a su capacidad de prodigar placer erótico. De este modo se piensa que la mujer,para vivir su erotismo,necesita forzosamente de un hombre,pues por sí misma o en compañía de otra mujer no es capaz de desarrollar ni apropiada ni plenamente su sexualidad.

HISTORIA DE LA MODERNIDAD

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 145

Otras personalidades, como escritores e intelectuales, decidieron seguir el ejemplo de Oscar Wilde y así fue como a lo largo del siglo xx se vivió una ola de destape y mayor apertura mediática y social en torno a la homosexualidad. En el ámbito artístico diferentes creadores han buscado consolidar espacios de expresión en los que puedan dar a conocer el sentimiento y forma de vida del ser gay. Numerosas obras literarias de temática homosexual se han escrito a lo largo de los años, desde Corydon de Gide hasta No se lo digas a nadie del peruano Jaime Bayly, pasando por la generación beat y por la de escritores mexicanos llamada los “Contemporáneos”. En el cine han resultado aleccionadoras las películas de Pedro Almodóvar, en tanto que abren la posibilidad de comprender con mayor precisión la llamada cultura gay; ejemplo de ello son Laberinto de pasiones (1982), La ley del deseo (1987) y, más recientemente, La mala educación (2004). En el teatro Lorca, Beckett y Tennessee Williams dan ejemplos de una concepción moderna aunque inacabada de la homosexualidad, mientras que dramaturgos como Copi lo hacen de un modo más abierto y en gran medida con tendencias emancipadoras. 6 Sin embargo, a la par del reconocimiento de la cultura gay, los grupos conservadores han ido fortaleciendo sus preceptos discriminatorios y se dedican a organizar campañas cada vez más fuertes en contra de todo lo que no cabe en el estrecho horizonte de lo normal y lo natural tal como lo conciben. Bástenos señalar el crecimiento excesivo, debido al enorme poder económico que poseen sus seguidores, que ha tenido dentro de la Iglesia Católica el Opus Dei. Dicha ala de la Iglesia es una prelatura famosa por su ultraconservadurismo y ortodoxia en las prácticas religiosas, así como por la pasión con la que busca extirpar todo género de anormalidades y
6 Véase A. L. Rowse, Homosexuales en la historia: estudio de la ambivalencia en la sociedad, la literatura y las artes, Planeta, México DF, 1988. Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual

145

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 146

anomalías sociales, incluyendo la homosexualidad. Actualmente, gracias al peso que sus integrantes detentan en la toma de decisiones que se efectúan en el Vaticano, la Iglesia se ha visto encaminada cada vez más hacia un conservadurismo ideológico y moral. Finalmente, luego de repasar distintos momentos históricos, es Abán Praxedis Román Franco 146 posible llegar a la conclusión de que la homofobia, como término y como práctica, al igual que la homosexualidad, es producto del pensamiento moderno. Por lo tanto, es a partir del siglo xx que debemos buscar las huellas y bases de la discriminación fundamentada en una orientación sexual distinta a la concebida comúnmente como normal.

MÉXICO ACTUAL
En el México actual existen centenares de organizaciones no gubernamentales que luchan a favor de los derechos de los homosexuales y en contra de la homofobia social; ejemplo de ellas es la Comisión Ciudadana Contra Crímenes de Odio por Homofobia (CCCCOH), creada en mayo de 1998, que busca esclarecer y prevenir los asesinatos impulsados por la homofobia; también la Asociación Nacional de Grupos de Madres y Padres de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgéneros, tiene como fin promover una apertura de conciencia en la ciudadanía para así ayudar a los jóvenes homosexuales y a sus familias a comprender su homosexualidad y aprender a vivir en el respeto de la misma. Estas agrupaciones tienen su contraparte en organizaciones discriminatorias y conservadoras como el Comité Nacional Provida, asociación de ultraderecha que, entre otras cosas, combate la despenalización del aborto y los derechos de los homosexuales, y que muy recientemente vio envuelto a su dirigente, Jorge Serrano Limón, en un escándalo de malversación de fondos públicos que le fueron entregados por

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 147

la Secretaría de Salud (SSA); así como los Legionarios de Cristo, agrupación religiosa y sumamente conservadora que también se halla en medio de un alboroto jurídico, pues su líder, el sacerdote Marcial Maciel Degollado, está acusado de abuso sexual a infantes en diversos países; un último ejemplo es la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) que, entre otras cosas, ha promovido la impartición de clases religiosas en las escuelas federales, desconociendo el laicismo constitucional, y ha atacado frontalmente la desviación sexual de las personas con una orientación distinta a la heterosexual, violando sus derechos. La lucha en favor del respeto a la libre expresión de la homosexualidad y de la garantía de igualdad en cuanto a derechos de las parejas homosexuales se ha dado sobre todo en los tribunales y en el poder legislativo, interponiéndose denuncias y buscándose la aprobación de leyes que garanticen la equidad jurídica, la seguridad y el respeto a las diferentes orientaciones sexuales. Un ejemplo actual de las demandas jurídicas que diversas
ONGs

147

han interpuesto en contra de la homofobia es la que presentó recientemente la organización Diversidad y Dignificación de la Política contra la UNPF y Provida por promover actitudes discriminatorias luego de que estos grupos calificaron a la homosexualidad como “una enfermedad y una aberración”. Asimismo, una de las luchas sostenidas por la ciudadanía en materia legislativa es la llevada a cabo por agrupaciones gay a favor de la aprobación de la Ley de Sociedades de Convivencia (LSC) en el DF. Esta reglamentación permitiría establecer la igualdad jurídica entre las diferentes formas de familia, pues actualmente sólo se contempla a la nuclear en el otorgamiento de los derechos de tutela, sucesión, alimentación y arrendamiento, así como en el acceso a la seguridad social, negándoselo a todas aquellas familias que no cumplan el esquema tradicional (padre, madre e hijos,) incluidas las parejas homosexuales.

Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 148

Durante las campañas políticas de 2003 los candidatos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a cargos de elección pública en la ciudad de México se comprometieron con sus simpatizantes a aprobar, en el pleno de la Asamblea Legislativa, la LSC. Sin lugar a duda los diputados locales perredistas han poseído, a lo largo Abán Praxedis Román Franco de la presente legislatura, la facultad de votar y ratificar dicha ley, dado que cuentan con mayoría en la cámara local. Sin embargo, hasta ahora y aun a pesar de las promesas hechas en campaña, la iniciativa ha quedado congelada por más de un año y no ha llegado siquiera a discutirse. La expresión de la homofobia, al menos en la sociedad mexicana contemporánea, no se ha quedado lamentablemente circunscrita al ámbito de algunas agrupaciones de ultraderecha o en el rango de funcionarios gubernamentales menores, sino que ha ido alcanzando 148 paulatinamente los diferentes niveles de gobierno. Incontables son los reportes que dan cuenta de las actitudes y campañas homofóbicas que han sido impulsadas por un gran número de presidentes municipales y gobernadores a lo largo del país. En el puerto de Veracruz, por dar un ejemplo, los diferentes alcaldes panistas que han ocupado el puesto en los últimos nueve años se han caracterizado por su conservadurismo al organizar razzias nocturnas y practicar detenciones ilegales con el propósito de limpiar el centro histórico de la ciudad, violando flagrantemente los derechos de los sexoservidores. Situaciones similares se han vivido y se viven en otras ciudades, como Córdoba y Mérida.7 Por otro lado la policía, aparato gubernamental cuya obligación es velar por la seguridad de los ciudadanos y por el respeto a la legalidad, en varias ocasiones olvida, o al menos así lo hacen varios de
7 Daniela Pastrana y Arturo Cano, “La intolerancia en los tiempos del cambio”, suplemento Masiosare, La Jornada, México DF, 4 de febrero de 2001.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 149

sus elementos, su fin protector al no combatir la discriminación ejercida por parte de algunos funcionarios gubernamentales y por la ciudadanía homófoba en general.También olvida sus principios, en tanto conjunto de servidores públicos, al fomentar e incluso ejercer la violencia y la marginación en contra de los homosexuales. Caso representativo de la homofobia policial es el de un joven de 17 años, quien al lado de su novio salió una noche de su casa para ser víctima, junto con su compañero, de un secuestro perpetrado por un grupo de guardianes del orden público. Los muchachos fueron torturados física y psicológicamente por alrededor de una hora, recibiendo golpes y amenazas. El delito, según los policías auxiliares del DF, fue que uno de ellos dio un beso en la mejilla a su acompañante. Suceso similar ocurrió a Víctor, quien fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina porque caminaba tomando de la mano a dos amigos por las calles de la Zona Rosa. Los tres fueron trasladados a un juzgado cívico y allí, varias horas después, supieron el motivo de su captura: tomar de la mano a un hombre, besarlo o simplemente expresar cariño en la vía pública es, para los policías preventivos, incitar a la prostitución.8 Esa es la clase de argumentos que la sociedad homófoba esgrime. Si bien para ella la homosexualidad no es deseable ni respetable, es posible tolerarla un poco mientras se practique en la clandestinidad, ya sea escondida dentro de las cuatro paredes de un hotel o de un bar, en el mejor y más seguro de los casos; o en los oscuros recovecos de la urbe donde las parejas no puedan ser ni vistas ni oídas, aunque sí se hallen expuestas a toda clase de peligros, ya sea por parte de la delincuencia o, más frecuentemente, por la extorsión policial. 149
Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual

8 Testimonio aparecido en un artículo de Alberto Nájar,“Morir por odio”, suplemento Masiosare, La Jornada, México DF, 27 de febrero de 2005.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 150

Frases típicas como:“vayan a hacer sus cochinadas a otro lado”, o “no hagan aquí sus chingaderas” (ambas se encuentran entre las locuciones policiales preferidas), y otras similares, no son sino manifestaciones de la misma idea: o esconden su aberrante naturaleza o van a obligarme a atacarlos. Abán Praxedis Román Franco Aunque el índice anual de crímenes por homofobia en el país es en sí alarmante, resulta incluso más terrible una vez que se realiza un análisis de los datos con los que contamos. Para empezar, las cifras reportadas por las autoridades judiciales refieren únicamente los asesinatos que ellas consideran fueron incitados por la homofobia, ya que en muchos casos los agentes ministeriales tienden a minimizar la problemática empleando el término “crimen pasional” para calificar varios de los homicidios. Así es que, según los reportes oficiales, se contabiliza un promedio de tres asesinatos por 150 homofobia mensualmente en el país, mientras que en el mismo lapso las diversas ONGs consideran que el número real puede alcanzar los 15 crímenes.Tan sólo en los últimos siete años, según la CCCCOH,

se han contabilizado 648 asesinatos, a los que habría que

sumar aquellos que se han quedado en el anonimato.9 El Estado aún no ha establecido ninguna política al respecto. Es obvio que el resto de los delitos basados en la discriminación y cometidos en contra de homosexuales ni siquiera llegan a saberse en cifras, pues las víctimas en muy pocas ocasiones denuncian a sus agresores y cuando llegan a hacerlo así rara vez son atendidos con las debidas diligencias por parte de los servidores públicos. Por ejemplo, en el caso de Víctor, él y sus compañeros pretendieron denunciar ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) la discriminación que habían sufrido por parte de los policías que los detuvieron, pero la Fiscalía Especializada en Delitos de Servidores
9 Datos consultados en www.ilga.org, el 25 de marzo de 2005.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 151

Públicos abrió un expediente por presunto abuso de autoridad sin incluir la homofobia de la que fueron objeto.

HOMOFOBIA ENTRE LOS GRUPOS
DE HOMBRES GAY

Resulta aún más deprimente descubrir el hecho de que la homofobia no solamente es generada y practicada por la sociedad conservadora o por los homosexuales que no asumen su propia sexualidad, sino que es harto común encontrarnos con expresiones discriminatorias dentro de los propios círculos gay. García Lorca, en su “Oda a Walt Whitman”, esboza una imagen arquetípica del hombre homosexual, ya que al elogiar las virtudes del poeta neoyorquino y contraponerlo con los maricas, sarasas y demás está delineando el prototipo homosexual que en gran medida se acerca a la visión del hombre gay moderno; mientras que al mismo tiempo, de manera un tanto inconsciente, enarbola los prejuicios homofóbicos del pensamiento machista y ataca con encono a los homosexuales afeminados.10 Es decir, plantea la existencia de dos maneras distintas y contrapuestas de vivir la homosexualidad: en tanto que el homosexual macho, entendido como plena y completamente viril, es a ojos de Lorca el icono deseable y a seguir, el homosexual afeminado, y por ello se entiende desde el amaneramiento hasta el travestismo público, resulta no sólo indeseable sino que incluso merece ser vilipendiado, repudiado y condenado, al menos socialmente. Un siglo después es común toparnos, al menos en la sociedad mexicana, con diversos matices discriminatorios entre los grupos de
10Federico García Lorca, “Oda a Walt Whitman”, en Poesía completa, Editores Mexicanos Unidos, México DF, 1998, pp. 435-439.

151

Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 152

hombres gay. Desde la clase social hasta el nivel sociocultural, pasando por el aspecto físico, o más bien apuntándolo acuciosamente, sirven como parámetros a los homosexuales en la actualidad para criticar al otro, marginarlo y establecer ghettos de convivencia sumamente cerrados. Abán Praxedis Román Franco Común es hoy día escuchar a homosexuales varones feminizar a otros hombres gay cuyo comportamiento es amanerado, cambiándoles el nombre por su correspondiente femenino, por ejemplo Enriqueta por Enrique, o simplemente usando sustantivos y adjetivos femeninos en lugar de aquellos que al individuo corresponderían: bonita, tonta, muchacha, niña, etcétera.Aunque en cierta medida se trata de una jerga adoptada por varios grupos de amigos que les permite sentir identidad y pertenencia, el trasfondo semiótico revela una fuerte discriminación que los hombres gay han asimilado de la 152 sociedad homófoba y a su vez han reproducido. Los homosexuales, según el ideario social, no cuentan con las cualidades masculinas suficientes para ser considerados plenamente como hombres, por lo que deben ser rebajados al nivel de las mujeres, quienes desde siempre se han visto disminuidas bajo la dominación masculina. También debe destacarse el hecho de que aquellos hombres gay que emplean esta forma de hablar están estableciendo intrínsicamente la diferencia entre su homosexualidad y la del resto. Plantean pautas de comportamiento de cómo se debe ser homosexual, esto es, como lo son ellos, y cómo no se debe ser, como lo viven los demás. Lo que se pelea, sin duda alguna, es el concepto de masculinidad. Al minimizar a los hombres afeminados lo que se busca es autocompensarse psicológicamente: suficiente agravio es ser homosexual como para encima, al actuar afeminadamente, dejar de ser hombre. Sin embargo, lo que no parecen advertir estos homosexuales homófobos es que toda discriminación que arrojan sobre otros

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 153

hombres gay sirve de combustible al fuego del linchamiento social que a ellos mismos consume y que todo intento de vindicar su masculinidad utilizando como bastimento la sexualidad de otros es una actividad absurda que además nadie les ha pedido que realicen. Existen otras formas de discriminación que los varones homosexuales emplean usualmente. Por ejemplo, es suficiente con mirar hacia las discotecas y los bares dirigidos a una clientela gay masculina para hallarnos con grupos de jóvenes que dedican una gran cantidad de tiempo a explicar por qué son mejores que el resto de la concurrencia, argumentando que se debe a que no son ni feos, ni gordos, ni viejos, etcétera. Contrasta con este género de grupos el establecido por los hombres gay que basan sus lazos de unión en el poder adquisitivo y la posición social, o también en la medida del alcance cultural que poseen. Unos y otros no hacen más que excluir y segregar de sus sitios de reunión a todos aquellos que no encajan dentro del estereotipo que firmemente se ha asentado, ya sea por el consumismo o por la supuesta intelectualidad. 153
Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual

PROPUESTAS ANTIDISCRIMINATORIAS
Luego de revisar los distintos matices de la homofobia y de la forma en que se han vivido ésta y la homosexualidad en la sociedad contemporánea, específicamente en México, es necesario señalar algunos mecanismos de defensa que la ciudadanía en su conjunto debe apuntalar con el fin de mejorar la convivencia humana. Evidente es la preponderancia que posee la educación académica en la creación de conciencia social, ya que es en las aulas donde se recibe la educación cívica formal y donde se sensibiliza a los

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 154

estudiantes en materia de derechos humanos. Innegable es también el hecho de que en la familia se deberían sentar las bases de la convivencia humana a través del ensayo y la práctica de las relaciones interpersonales. Sin embargo, conviene hacer notar que ni los profesionales de la educación ni los padres de familia han cumplido su Abán Praxedis Román Franco 154 tan enaltecida misión formadora. Los primeros, además de no contar con cursos ni talleres de actualización que les permitan adquirir herramientas básicas para la conformación de un pensamiento libre de discriminación en sus alumnos gastan una gran cantidad de esfuerzo y tiempo en continuas luchas buscando su mejoría salarial, a todas luces necesarias, pero que entorpecen la vida académica de los estudiantes. No conforme con ello, en un gran número de casos son los propios profesores quienes siembran y fomentan la discriminación entre los niños sometiéndolos a castigos vejatorios, repartiendo apodos y fundamentándolos en argumentos sumamente absurdos, como el bajo rendimiento escolar o la poca pulcritud en su vestimenta. Los padres de familia, por su parte, se enfrentan a la responsabilidad de su paternidad sin haber recibido ningún género de enseñanza al respecto, a no ser el ejemplo recibido por sus propios padres o, más actualmente, gracias a la cuestionable información extraída de la Guía de padres, que en ninguno de sus tres formatos incluye información en torno a la sexualidad, mucho menos en cuanto a las orientaciones sexuales distintas a la heterosexual ni acerca de la discriminación o la homofobia. El Estado, a lo largo de los años y a través del conjunto de órganos que lo componen, ha demostrado también su casi total incompetencia en torno a la propagación del respeto a la diversidad sexual y también acerca de la correcta impartición de justicia, pues deja impunes a aquellos que al ejercer la discriminación incumplen sus tareas o violan los derechos de otros ciudadanos, no solamente de

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 155

los homosexuales, sino también de los adultos mayores, de las mujeres, de los niños y de las personas con discapacidad, por citar sólo algunos ejemplos. Sin embargo, hay que reconocer la labor realizada recientemente por la Secretaría de Salud en contra de la homofobia, pues los anuncios que están por salir al aire en breve, a no ser que Provida o la UNPF logren impedirlo, dan cuenta de una manera menos marginada de vivir la homosexualidad.También es reconocible la voluntad política del gobierno al crear el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), ya que esta entidad coadyuva con la comisiones de derechos humanos, nacional y estatales, en la aclaración y correcto castigo de los delitos basados en la discriminación. No obstante, las medidas tomadas por el Estado no sólo no son suficientes, sino que llegan considerablemente tarde; por lo tanto, es absurdo pensar que la sociedad debe esperar a que los esfuerzos gubernamentales, lentos y escasos, fructifiquen en mejorías sociales, además de lo acomodaticio y negligente que resulta cruzarse de brazos aguardando tiempos mejores. Tampoco es tarea posible para los partidos políticos ni para los legisladores solucionar la asfixiante discriminación que se vive actualmente en México; para ellos es mucho más importante dar cuenta del futuro político del país, entendido en términos electorales, que esforzarse en conseguir un mayor avance social en materia de derechos humanos. Por último, tampoco es pensable que alguna ayuda surja de las diferentes agrupaciones religiosas, pues la historia y la realidad actual nos muestran lo catastrófico que resulta tratar de conciliar distintos dogmas de fe. De este modo, la única solución que a todas luces aparece como posible es la ofrecida por la ciudadanía, esto es, la sociedad civil, pues es en ella donde a través de la creación de ONGs, asocia155
Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 156

ciones civiles, frentes ciudadanos y agrupaciones culturales se pueden gestar y consolidar proyectos multidisciplinarios (por ejemplo, conjuntando los diferentes conocimientos de los individuos en las diversas áreas científicas y humanísticas, entre ellas el derecho, la historia, la aplicación tecnológica, etcétera) que tanto en estructura como en Abán Praxedis Román Franco contenido sienten las bases de una mejor convivencia social. En ese sentido es destacable el esfuerzo que actualmente realizan numerosas agrupaciones civiles que sin estar adheridas a partido alguno ejercen la vida política y que sin pertenecer a ninguna doctrina o grupo religioso prodigan el crecimiento emocional y espiritual. La bandera que han enarbolado estas asociaciones no es sólo a favor de los derechos humanos y en contra de la discriminación, sino que también propugnan por una correcta impartición de justicia y por mejorías sustanciales en la calidad material de vida de la 156 gente. Existen algunas que han luchado por años en busca del esclarecimiento de los feminicidios en Ciudad Juárez e intentado frenar la violencia misógina que en el país se vive; otras se dedican a prevenir y combatir el VIH-sida; mientras que algunas más se esfuerzan en defender el derecho a la educación y la libertad de los pueblos. En síntesis, miles de ciudadanos son los que actualmente han decidido organizarse con el fin de mejorar la forma y situación de vida de los mexicanos. Sin embargo, esto no parece quedarle muy claro a todos aquellos que detentan el poder público.Aunque sin duda alguna es necesario para el fortalecimiento de los homosexuales formar redes de apoyo que permitan combatir con mayor efectividad los actos discriminatorios de los que son víctimas, es real que la constitución de dichos grupos se ve inhibida por diversas autoridades, no sólo gubernamentales, sino incluso también educativas. Recientemente, en la Escuela Nacional Preparatoria número 4 de la UNAM, sucedió

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 157

uno de estos casos cuando la directiva del plantel solicitó a un grupo de estudiantes gay que desistieran en el intento de conformar cualquier tipo de asociación dentro de la escuela, ya que toda organización interna sería considerada como porril.11 A pesar de situaciones como la anterior es obvio que, aunque no se cuente con el debido apoyo por parte de las diversas autoridades, es indispensable para todos aquellos mexicanos que puedan ser sujetos de discriminación conformarse en grupos de apoyo, ya sea de estudio o de participación política, para que en la medida de sus alcances luchen por frenar la ola de violencia homofóbica que actualmente se vive en el país. Necesario es también establecer lazos intergrupales e interinstitucionales con el fin de que la red de protección antidiscriminatoria no sólo crezca a lo largo del país y pueda de esta forma llegar hasta aquellos que sufren la violencia homofóbica lejos de las urbes, sino que se vuelva lo suficientemente poderosa como para resistir los continuos embates del área gubernamental ultraderechista, así como de las agrupaciones conservadoras y religiosas que pretenden imponer sus ideologías y doctrinas discriminatorias sobre la sociedad. 157
Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual

11Rocío Sánchez,“Casos de homofobia en escuelas de la UNAM”, La Jornada, 26 de marzo de 2005, México DF.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 158

BIBLIOGRAFÍA
CARRASCO, RAFAEL 1985 Inquisición y represión sexual en Valencia: Historia de los sodomitas (1565-1785), vol, 14, Laertes, Barcelona, col.“Rey de Bastos”. Abán Praxedis Román Franco FOUCAULT, MICHEL 1982 Historia de la sexualidad, Siglo XXI, México GARCÍA LORCA, FEDERICO 1998 “Oda a Walt Whitman”, en Poesía completa, Editores Mexicanos Unidos, México DF. GIL-ALBERT, JUAN 158 2001 Heracles, Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, España. NÁJAR, ALBERTO 2005 “Morir por odio”, suplemento Masiosare, La Jornada, 27 de febrero, México NICOLAS, JEAN 1982 La cuestión homosexual, segunda edición, Fontamara, Barcelona. PASTRANA, DANIELA Y CANO ARTURO 2001 “La intolerancia en los tiempos del cambio”, suplemento Masiosare, en La Jornada, 4 de febrero, México DF. ROWSE, A. L. 1988 Homosexuales en la historia: estudio de la ambivalencia en la sociedad, la literatura y las artes, Planeta, México DF.
DF. DF.

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 159

SÁNCHEZ, ROCÍO 2005 “Casos de homofobia en escuelas de la 26 de marzo, México VANOYEKE,VOLAINE 1991 La prostitución en Grecia y Roma, EDAF, Madrid.
DF. UNAM”, La

Jornada,
Homofobia: apuntes de su historia y realidad actual

159

capitulo 4

12/8/05

12:11 PM

Page 160

Primer Certamen Universitario de Ensayo “La discriminación en México”
del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación se terminó de imprimir en diciembre de 2005 en los talleres de Impresora y Encuadernadora Progreso, SA. La edición estuvo al cuidado de la DIRECCIÓN GENERAL ADJUNTA DE VINCULACIÓN, PROGRAMAS EDUCATIVOS Y DIVULGACIÓN del CONAPRED.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->