Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Manual de métodos de tratamientos podológicos
Manual de métodos de tratamientos podológicos
Manual de métodos de tratamientos podológicos
Libro electrónico394 páginas3 horas

Manual de métodos de tratamientos podológicos

Calificación: 4.5 de 5 estrellas

4.5/5

()

Información de este libro electrónico

Este libro de referencia orientado a la práctica le ayuda a evaluar mejor los diversos problemas de las uñas y la piel en los tratamientos diarios de los pies. Se explican las causas y se ofrecen sugerencias para un tratamiento y cuidados adecuados. Los pasos individuales con los respectivos instrumentos se explican en detalle. A continuación encontraran numerosas instrucciones que han sido probadas con éxito en el curso de mis veinticinco años de práctica.
Este manual de probada eficacia para su consulta, ¡ahora en una segunda edición revisada y actualizada! Con este libro de referencia bien estructurado, estará óptimamente equipado para el día a día en la consulta de podología. Los diversos problemas de las uñas y la piel en el tratamiento diario de los pies se presentan con numerosas imágenes y se explican detalladamente los pasos individuales: ¿Cuáles son las posibles causas? ¿Qué instrumentos son adecuados para el tratamiento correspondiente? ¿Cuál es el tratamiento óptimo? De este modo, la obra no sólo le ofrece una visión práctica de las diferentes opciones terapéuticas, sino que también sirve como ayuda explicativa y material ilustrativo para sus clientes y pacientes.
Si desea incluir los masajes de pies y piernas como servicios adicionales en su catálogo de tratamientos, encontrará instrucciones detalladas, paso a paso, de las distintas técnicas de masaje. Al diseñar el libro se tuvo en cuenta que los podólogos tienen diferentes conocimientos básicos. Ya sea que trabaje en el cuidado cosmético de los pies o en podología médica: las posibles aplicaciones descritas aquí se refieren a todas las cualificaciones profesionales. Sybillefeint ha estado trabajando de forma independiente desde 1998 como podóloga capacitada en su práctica en un centro de salud en Braunschweig y escribe para publicaciones de podología. De 1999 a 2002 enseñó como profesora especializada en la escuela técnica de podología en Braunschweig y escribió la guía "Bienestar en el cuidado de los pies", que fue publicada por la editorial Neuer Merkur.
IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento5 may 2022
ISBN9788412556001
Manual de métodos de tratamientos podológicos

Categorías relacionadas

Comentarios para Manual de métodos de tratamientos podológicos

Calificación: 4.5 de 5 estrellas
4.5/5

2 clasificaciones1 comentario

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

  • Calificación: 5 de 5 estrellas
    5/5
    EXCELENTE, TÉCNICAS DETALLADAS MINUCIOSAMENTE Y GRAFICOS PARA COMPRENDERLAS CLARAMENTE. lOS PREPARADOS ESTAN ESPECIFICADOS DE FORMA PRESCISA.

Vista previa del libro

Manual de métodos de tratamientos podológicos - Sybille Feindt

Prólogo

Este libro de referencia orientado a la práctica le ayuda a evaluar mejor los diversos problemas de las uñas y la piel en los tratamientos diarios de los pies. Se explican las causas y se ofrecen sugerencias para un tratamiento y cuidados adecuados. Los pasos individuales con los respectivos instrumentos se explican en detalle. A continuación encontrará numerosas instrucciones que han sido probadas en el curso de mis veinticinco años de práctica y que han sido efectuadas en mi propia práctica exitosa.

Especialmente las instrucciones paso a paso para el masaje de pies y piernas pueden incluirse fácilmente en su catálogo de tratamientos y ofrecerse así como un servicio adicional. Los agarres individuales, como los amasamientos y las caricias cortas, se pueden realizar durante unos minutos después del tratamiento de los pies cuando se aplica la crema. Para sus clientes/pacientes, esta es una verdadera experiencia de bienestar, que a menudo es recibida con la frase ¡Ahora viene lo mejor! Y no debe subestimar esto, porque con una sensación agradable y ligera, sus clientes/pacientes reservarán con gusto otra cita (incluso si el tratamiento puede haber tenido un momento desagradable).

Por supuesto, las posibilidades terapéuticas, los instrumentos, los métodos de trabajo y las aplicaciones medicinales mostradas están sujetos a un desarrollo constante. Por lo tanto, los métodos de tratamiento presentados en este libro no son exhaustivos. Representan una selección de las muchas posibilidades. Se ha tenido en cuenta que en una consulta podológica media no es posible agotar todas las ofertas disponibles en el mercado para las más variadas soluciones de problemas. Por lo tanto, se explican los efectos de las aplicaciones y sólo se mencionan ejemplos de las gamas de productos.

Me gustaría agradecer a la Dra. Martina Kliem y a su equipo de la editorial Neuer Merkur su colaboración y me alegro de que se haya podido publicar esta nueva edición con las opciones de atención médica actuales. Os deseo, queridos colegas de profesión, mucho éxito en vuestras consultas y métodos de tratamiento.

Sybille Feindt

Diciembre de 2021

Tratamiento de las enfermedades de las uñas

1.1.1 Cambio en la superficie de la uña

Explicación: Las rayas longitudinales y en forma de cordón perlado surgen mínimamente de la placa ungueal y son un cambio típico de las uñas en la vejez (Fig. 1.1).

c1fig-000

1.1 Ranuras longitudinales y

cordones perlados

Las estrías son defectos de sustancia plana cuyos bordes se inclinan y tienen un borde irregular. Muchas estrías hacen que la superficie de la uña parezca ondulada. Están causados ​​por una inflamación que afecta a la capa germinal de la uña y, por tanto, a la queratinización de las células ungueales (fig. 1.2).

c1fig-001

1.2 Estrías.

Los surcos transversales, también llamados surcos transversales de beau reil, están causados por un retraso en el crecimiento de las uñas tras lesiones, estados carenciales, operaciones o estrés. Las muescas crecen hasta el borde libre de la uña (Fig. 1.3).

c1fig-002

1.3 Surcos transversales

Los hoyuelos o manchas son pequeños defectos redondos en la superficie de la uña y pueden aparecer sin una causa identificable. Si se producen en todas las uñas en una distribución irregular, también pueden asociarse a la artritis reumatoide aguda, la psoriasis y la tuberculosis (Fig. 1.4).

c1fig-003

1.4 Hoyuelos o manchas

Las cavidades suelen estar causadas por un daño traumático en el lugar de formación de la uña. Al principio, se forman cavidades estrechas y alargadas en la placa ungueal. Las tiras translúcidas de color amarillo blanquecino se abren a medida que la uña crece hacia delante (Fig. 1.5).

c1fig-004

1.5 Cavidades

La formación de hendiduras también se produce debido a un daño traumático en el lugar de formación de la uña. Se forma una raya longitudinal rojiza o blanca que se divide en el borde libre de la uña (Fig. 1.6).

c1fig-005

1.6 Formación de hendiduras

en la uña

Tratamiento: Todas las alteraciones del relieve de la uña mencionadas anteriormente pueden alisarse con una fresa de grano fino.

Cuidados: Después de eliminar las estrías y las rayas longitudinales y perladas, se puede empapar la uña con un aceite para uñas para mejorar su elasticidad. En el caso de surcos transversales profundos, hoyuelos/manchas, concavidades y la formación de huecos, la placa de la uña puede igualarse con un compuesto protésico para uñas.

Nota: Véase el capítulo 1.2 Posibilidades y aplicación de las prótesis de uñas.

1.1.2 Cambios de color de la uña (discromía). Descoloración blanca (leuconiquia)

Explicación: Leuconiquia parcheada: Las pequeñas manchas o rayas blancas son congénitas o resultan de un traumatismo por presión en la matriz de la uña. A medida que la uña crece, el atrapamiento de aire asociado al traumatismo por presión empuja hacia la capa superior de la uña (Fig. 1.7).

c1fig-006

1.7 Leuconiquia con manchas

Leuconiquia transversalmente estriada: La queratina blanca alterada de la uña crece hasta el borde libre de la uña. Si las uñas individuales están afectadas (Fig. 1.8), la causa podría ser una presión prolongada, una enfermedad febril o una irradiación de rayos X. En los trastornos metabólicos graves o en la ingestión de citoestáticos, todas las uñas se ven afectadas.

c1fig-007

1.8 Leuconiquia estriada

Leuconiquia estriada longitudinalmente: las estrías blanquecinas en las crestas del lecho ungueal se desarrollan sin ninguna causa reconocible y pueden considerarse un signo de vejez (fig. 1.9).

c1fig-008

1.9 Leuconiquia estriada longitudinal

Si hay una sola raya, podría tratarse de un trastorno de cornificación inexplicable (fig. 1.10).

c1fig-009

1.10 Leuconiquia solitaria estriada longitudinal

Uñas de vidrio esmerilado: la placa de la uña intacta tiene un color blanco turbio excepto por una costura en el borde libre de la uña. El trastorno se origina en el lecho ungueal y puede indicar daño hepático.

Tratamiento: En la leuconiquia, la placa de la uña en sí no se altera. Por lo tanto, se puede cortar y fresar de la misma manera que las uñas sin que se produzcan cambios de color.

Cuidados: Los cambios de color de las uñas siempre deben ser aclarados por un médico. Si el traumatismo por presión es la causa de la leuconiquia punteada y estriada, el alivio de la presión podría ayudar.

Nota: Los alivios de presión pueden ser de diferentes materiales. Véase el capítulo 5 Opciones de protección contra la fricción y alivio de la presión o el capítulo 6 Ortesis.

1.1.3 Cambio de color de la uña (discromía). Pigmentación oscura

Explicación: Hematoma: Un hematoma subungueal (que se encuentra debajo de la uña) no puede distinguirse externamente de un melanoma maligno, salvo que crece hasta el borde libre de la uña. Por lo tanto, todas las descoloraciones oscuras, difusas (Figs. 1.11 y 1.12) o fuertemente delimitadas (Fig. 1.13), requieren siempre un diagnóstico diferencial por parte del médico.

c1fig-012

1.11 Hematoma

c1fig-013

1.12 Hematoma difuso

c1fig-014

1.13 Hematoma subungueal bien delimitado

Descoloración oscura en forma de rayas: Las rayas oscuras en la placa ungueal (Fig. 1.14) pueden estar causadas por depósitos de melanina en las células. Suelen aparecer en personas de color de piel negra. En las personas de piel blanca, la causa puede ser una marca de nacimiento congénita o adquirida a lo largo de la vida por debajo de la matriz ungueal. Sin embargo, el traumatismo por presión constante (crónico) también conduce a una descoloración relacionada con la melanina, en forma de rayas. En las primeras fases, una marca de nacimiento no puede distinguirse de un melanoma maligno.

c1fig-015

1.14 Tinción oscura bien delimitada

Hemorragias en astilla: De las papilas casi horizontales del lecho ungueal salen microhemorragias de 1 a 3 mm de longitud, de color rojo claro, en caso de traumatismo ungueal, en pacientes con insuficiencia renal o en caso de trastornos circulatorios (Fig. 1.15).

c1fig-016

1.15 Hemorragia en astilla

Estas se vuelven rápidamente de color marrón púrpura oscuro y tienen poco valor de señal en relación con la enfermedad. Enrojecimiento-eritema: Un enrojecimiento en forma de banda en el borde libre de la uña (Fig. 1.16) puede interpretarse como un síntoma de insuficiencia renal si el enrojecimiento desaparece cuando se aplica presión a la placa ungueal. En la psoriasis pueden producirse descoloraciones rojas puntiformes y bien delimitadas en la media luna de la uña (lúnula).

c1fig-017

1.16 Enrojecimiento/eritema

La descoloración azul-rojiza de toda la uña (Fig. 1.17) indica una falta de oxígeno en el lecho ungueal.

c1fig-018

1.17 Descoloración azul-rojiza

Descoloración amarillenta-escleroniquia/síndrome de la uña amarilla: debido a la ralentización del crecimiento y, por tanto, al engrosamiento de la uña, la placa ungueal se vuelve de color gris amarillento (Fig. 1.18) y puede provocar el desprendimiento del lecho ungueal. La media luna de la uña (lunula) ya no es visible. La descoloración amarillenta de las uñas también puede producirse con enfermedades respiratorias, inmunológicas o linfáticas.

c1fig-019

1.18 Descoloración amarilla

Tratamiento: En la leuconiquia, la placa de la uña en sí no se modifica. Por lo tanto, se puede cortar y fresar de la misma manera que las uñas sin que se produzcan cambios de color. Los hematomas que están retrocediendo y que ya crecen hacia la superficie de la uña se desvanecen o se desprenden de la superficie de la uña durante el tallado cuidadoso.

Cuidados: Los cambios de color de las uñas siempre deben ser aclarados por un médico. En el caso de los hematomas y las hemorragias en astilla, compruebe de dónde procede la presión sobre la uña y si el alivio de la presión puede evitar una hemorragia mayor.

Nota: Los alivios de presión pueden ser de diferentes materiales. Véase el capítulo 5 Opciones de protección contra la fricción y alivio de la presión o el capítulo 6 Ortesis.

1.1.4 Desprendimiento de la uña (onicolisis)

Explicación: El desprendimiento de la lámina ungueal del lecho ungueal, que suele comenzar en el borde anterior y lateral de la uña (Fig. 1.19), puede tener una gran variedad de causas. Las causas más comunes son el desprendimiento tras una lesión (Fig. 1.20), el traumatismo crónico por presión (Figs. 1.21 y 1.22) y el traumatismo por frío. Sin embargo, muchas enfermedades de la piel que afectan al lecho ungueal (por ejemplo, la psoriasis), las enfermedades de las uñas (por ejemplo, la onicogriposis) (Fig. 1.23), los trastornos metabólicos, las inflamaciones o los trastornos de la queratinización (Fig. 1.24), así como el contacto con sustancias alcalinas (por ejemplo, la espuma del jabón) y que disuelven la grasa (por ejemplo, el esmalte de uñas) también pueden provocar onicolisis.

c1fig-018

1.19 Descamación de márgenes

c1fig-019

1.20. Desprendimiento después

de una lesión

c1fig-020

1.21 Onicolisis por presión lateral

c1fig-021

1.22 Onicolisis por presión lateral

c1fig-022

1.23 Desprendimiento en la

enfermedad de las uñas onicogriposis

c1fig-023

1.24 Desprendimiento por

trastorno de queratinización

Tratamiento: La zona del lecho ungueal sobre la que se han desprendido partes de la uña debe protegerse de las infecciones. Las infecciones pueden formarse en las células córneas rechazadas debajo de la placa de la uña. El ambiente cálido y húmedo del pie es especialmente favorable para la formación de hongos en la piel y las uñas. Para ello, es necesario empujar las células córneas sueltas lateralmente a la pared de la uña con la cuchilla de uñas en todos los casos de onicolisis (Fig. 1.25).

c1fig-024

1.25 Tratamiento con cuchilla de uñas

En el caso de cornificación rebelde, el ablandamiento con los ablandadores de callos disponibles en el mercado de los fabricantes de productos para el cuidado de los pies o con una solución jabonosa al 30% (véase el capítulo 7 Preparaciones médicas) ayudará. El rociado posterior con una solución de peróxido de hidrógeno al 3%, que también tiene un efecto desinfectante, da a la piel muerta un tono blanquecino y la hace claramente visible.

Dependiendo de la causa, se puede tomar una decisión sobre el curso posterior del tratamiento. En caso de onicolisis por presión o lesión, existe la posibilidad de que la uña vuelva a crecer (Fig. 1.26). Si la lesión se ha curado o si se puede evitar la presión sobre la uña, se pueden fresar las partes desprendidas de la uña. El lecho ungueal se airea y la queratina de la uña recién formada crece de forma irregular fuera del lecho ungueal. Se combina con la queratina de la uña que vuelve a crecer desde el lugar de formación de la uña (matriz de la uña) para formar una superficie de la uña lisa. Al mismo tiempo, una prótesis ungueal firmemente adherida al lecho ungueal puede promover la formación de nuevas uñas a partir del lecho ungueal. (No en el caso de los hongos en las uñas, porque estos suelen empeorar cuando no hay aire). La prótesis de uñas no debe ser demasiado gruesa para que no se ejerza presión sobre el lecho ungueal.

c1fig-025

1.26 Crecimiento de nueva uña

La onicolisis causada por otras enfermedades ungueales y metabólicas no puede corregirse sin tratar la enfermedad real. En este caso, no sirve de nada retirar las partes sueltas de la uña del lecho ungueal. La uña sólo puede acortarse y recortarse suavemente según su estado.

Cuidados: Todas las onicolisis deben tratarse con un agente antifúngico (antimicótico) debido al riesgo de infección por hongos en la piel y las uñas. Hay una amplia gama de productos disponibles para este fin. Se debe animar al paciente a seguir desinfectando sus uñas regularmente en casa.

Nota: Los alivios de

¿Disfrutas la vista previa?
Página 1 de 1