Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

La Venganza De Suvi: La Alianza Del Guerroro Oscuro Libro 6
La Venganza De Suvi: La Alianza Del Guerroro Oscuro Libro 6
La Venganza De Suvi: La Alianza Del Guerroro Oscuro Libro 6
Libro electrónico156 páginas2 horas

La Venganza De Suvi: La Alianza Del Guerroro Oscuro Libro 6

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

Suvi es la más joven de las trillizas Rowan y prefiere los tacones altos para combatir que las botas y las fiestas a las batallas. Desafortunadamente, últimamente, se encuentra luchando más que bebiendo martinis. Si no está reconstruyendo el negocio que comparte con sus hermanas, está buscando a su archienemiga, Cele. La forma en que Suvi lo ve, han hecho su parte y es hora de una celebración, pero eso no está en las cartas para ella. El momento en que ha soñado toda su vida ocurre cuando conoce a su Compañero Destinado, pero no puede planear la fiesta del siglo. En cambio, ella y sus hermanas tienen setenta y dos horas para investigar un asesinato, localizar a un vampiro rebelde, evitar que una bruja malvada robe sus poderes y salvar a su pareja de una sentencia de muerte. Ella no quiere nada más que pasar sus días y noches en el olvido sensual con su vampiro, pero el reloj corre. El mundo de Caine DuBray se trastorna cuando se despierta junto a una hembra humana que ha sido drenada. Como el único vampiro en escena, su muerte está inmediatamente clavada en él. Él cree que es inocente, pero el problema es que no puede recordar los detalles de su fecha. En lugar de ejecutarlo de inmediato, el Rey Vampiro se compadece de él y le da tres días para demostrar su inocencia. Descubre que una de las brujas a las que se dirige es su compañera predestinada. Su pasión le prende fuego y lo deja desesperado por la oportunidad de pasar la eternidad con la sexy bruja.
IdiomaEspañol
EditorialTektime
Fecha de lanzamiento28 ago 2020
ISBN9788835410744
La Venganza De Suvi: La Alianza Del Guerroro Oscuro Libro 6
Leer la vista previa

Lee más de Brenda Trim

Relacionado con La Venganza De Suvi

Libros electrónicos relacionados

Categorías relacionadas

Comentarios para La Venganza De Suvi

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    La Venganza De Suvi - Brenda Trim

    CAPITULO UNO

    "¡No hice eso! Soy inocente —Caine DuBray golpeó sus puños sobre la mesa y miró a Zander, su rey vampiro, a los ojos. Tomó varias respiraciones profundas para calmarse. Irrespetar a su rey solo habría decapitado la cabeza mucho antes. Todo seguía siendo tan surrealista y no podía creer el desastre en el que se encontraba. Había estado saliendo casualmente con una humana llamada Sally durante varios meses, y la imagen de ella tendida sin vida con la garganta arrancada estaba incrustada en su cerebro. Su piel estaba de un tono gris enfermizo, diciéndole que su sangre había sido drenada.

    Me preocupaba por ella, nunca la lastimaría. O cualquier mujer para el caso, va en contra de todo lo que soy. De hecho, su padre curtiría su piel si alguna vez soñara con ella. Puede que sea un adulto, pero Ellis DuBray no dudaría en golpearlo sin sentido por faltarle el respeto a cualquier mujer. Además, nunca se arriesgaría a sufrir las consecuencias de tal acto.

    Caine apretó los dientes mientras sus ojos recorrían la gran sala de conferencias en el famoso recinto de Zeum. Había fantaseado con ver el interior de la mansión y no podía creer que finalmente estuviera allí. Sin embargo, en sus sueños, él estaba allí porque el rey había pedido su ayuda con las finanzas de la Nación Vampiro. Incluso en sus peores pesadillas, nunca habría estado allí en circunstancias tan horribles. Los ricos pisos de madera y los altos techos artesonados podían ser elegantes e inmensos, pero por el momento, se estaban acercando a él.

    Zander lo inmovilizó con una mirada dura. Sintió el poder de la compulsión saliendo de su líder en oleadas. El agudo aguijón de la fuerza casi lo hizo estremecerse y bajar la cabeza, pero mantuvo su posición. Necesitaba que Zander se diera cuenta de que estaba diciendo la verdad. Ni por un momento temió que Zander pudiera ver algo que lo implicara.

    Zander suspiró y puso sus manos sobre la mesa, juntándolas. Su exasperación era obvia. Zander se preocupaba por sus súbditos, pero al ver su disgusto por esto llevó ese punto a casa. Había crecido escuchando historias de cómo Zander había sido la gracia salvadora para el reino. El desarrollo de la Alianza Oscura y los Guerreros Oscuros había sido genial para proteger a los humanos y los miembros del reino.

    Toda la evidencia te señala, Caine. Debes ver lo mal que se ve esto. Te encontraron inconsciente en su casa, aparentemente por haber secado a la muchacha de puir. Se llamó a las autoridades humanas y tienes suerte de que Orlando y Santiago llegaron primero al lugar y sintieron tu presencia. Mierda, el rey se pasó las manos por el cabello, desarmando sus mechones negros hasta los hombros. Si no la hubieran sacado de la casa, habría estado en todos los medios. El Reino Tehrex podría haber sido expuesto por esto. Cuanto más agitado se volvía el Rey, más grueso se volvía su acento escocés.

    "Te lo juro, Liege, lo último que recuerdo es ir a su casa. Habíamos abierto una botella de vino y estábamos hablando en su sofá y luego... nada. No recuerdo nada después de eso. Lo siguiente que supe fue que desperté aquí en las mazmorras hace treinta minutos. Te lo juro, no maté a Sally. Sé que suena loco y no tengo idea de quién lo habría hecho, pero creo que estaba drogado. Me duele la cabeza, me duele el estómago y estoy reseco. No hay ninguna razón para que tenga estos síntomas. Prueba mi sangre y mira lo que encuentras. Los vampiros eran inmunes a las enfermedades humanas y, cuando tenían síntomas como estos, generalmente indicaban el uso de drogas o alcohol.

    Zander tuvo que creerle. Aún no estaba listo para que su vida terminara. Tenía demasiado aún que quería hacer. Caine sintió como si su cuerpo estuviera tan apretado que podría fracturarse por la tensión y no tenía idea de cómo aliviarlo. Nada en su vida lo había preparado para una situación como esta. Tenía buenos padres que lo amaban y un buen trabajo haciendo dinero decente. La banca no estaba llena de posibilidades de vida o muerte en el Reino de Tehrex.

    Podrías sentirte así porque hiciste lo prohibido y mataste mientras te alimentabas, terminando en un apagón inducido por la sangre. Zander gruñó mientras se ponía de pie, sus botas de combate negras resonaban ruidosamente cuando el gran hombre cruzó hacia una larga mesa en la pared trasera que contenía varias computadoras y teléfonos. El rey intimidaba incluso de espaldas a él. Vestía de negro de la cabeza a los pies y la fuerza se enroscaba en las cuerdas de los músculos que cubrían su cuerpo, pero era el poder que emanaba del rey lo que irritaba los nervios de Caine como cuchillas de afeitar. No dudaba de que Zander pudiera sacar la cabeza de sus hombros sin sudar.

    El estómago de Caine se anudó cuando el rey levantó el teléfono. "Jace, necesito que vengas a la sala de guerra. Y trae tu bolsa médica. Caine contuvo su alivio ante la idea de que tal vez Zander le creía. No iba a permitirse ninguna esperanza hasta que tuviera algo firme a lo que agarrarse. Aun así, era una buena señal de que le estaba pidiendo al sanador del Guerrero Oscuro que bajara.

    El rey volvió a colocar el receptor en la cuna y se volvió para mirar a Caine. El líder de vampiros y Guerreros Oscuros se sentó en el borde de la mesa, apoyando su peso con las manos. Esto es lo que va a pasar. Jace te va a tomar la sangre. Och, habla del diablo. Jace, eres consciente de la situación con respecto a Caine. Él cree que fue drogado. Toma su sangre y analízala para todo. No dejes ninguna posibilidad. Este asunto es demasiado serio.

    Caine estaba sudando y su corazón se aceleró de miedo, pero tal vez había una salida a esta pesadilla. Gracias, Liege, respondió, haciendo una genuflexión antes de que Jace se acercara a él.

    Toma asiento, Caine. Estás temblando demasiado para que yo haga esto mientras estás de pie. No tomará mucho tiempo. Caine no sabía por qué estaba temblando tanto. Incluso si no recordaba la noche, sabía en el fondo que era inocente. Jace sacó una silla y Caine se hundió en ella, permitiendo que algo de la tensión dejara sus hombros. Se arremangó la manga para sacar la sangre cuando el Guerrero Oscuro abrió una bolsa y colocó varios tubos y una aguja sobre la mesa.

    La voz de Zander desvió su atención de lo que Jace estaba haciendo y sus palabras hicieron que la tensión volviera a multiplicarse por diez. Eso no será suficiente para demostrar tu inocencia. Puede probar que estabas bajo alguna influencia, pero eso no significa nada. Podrías haber tomado drogas por tu propia cuenta, después de todo. Necesitamos más pruebas que eso o enfrentarás la oración. Mis manos están atadas. Zander extendió los brazos, las palmas hacia arriba y se encogió de hombros. Estaba claro que el rey quería creer que él no era responsable, pero solo había mucho que podía hacer. Solo el hecho de que le había permitido expresar su posición decía mucho sobre Zander.

    Una cosa era tener la oportunidad de demostrar su inocencia, pero no tenía idea de cómo iba a hacerlo. Zander tenía razón. La evidencia circunstancial era condenatoria y no había testigos a los que pudiera recurrir. La única persona que había estado en la casa estaba muerta. Las tripas de Caine cayeron al suelo y tenía dificultades para respirar. Esto no podría estar sucediendo. Era una pesadilla que nunca terminaría. ¿Cuánto tiempo tengo? Jace retiró la aguja y secó la gota de sangre que escapó antes de que su curación natural se hiciera cargo de la herida.

    Zander miró hacia abajo y se pellizcó la frente con el pulgar y el primer dedo. Puedo darte setenta y dos horas. No más. Levantó la vista y Caine vio el pesar y la tristeza en sus ojos azules. Jace colocará un rastreador debajo de tu antebrazo que nos permitirá saber dónde estás en todo momento. Si intentas retirarlo, te matará. También te obligará a regresar para la sentencia al final de ese tiempo.

    Cuando un ataque de pánico en toda regla lo golpeó, Caine apenas sintió que Jace implantaba el dispositivo. Su cabeza estaba nadando, no podía respirar, sudaba profusamente y su pulso se aceleraba como si pudiera escapar de esta realidad. Setenta y dos horas no es tiempo suficiente. Sabes que realmente solo tengo la mitad de ese tiempo, ya que no puedo salir durante el día. ¿Qué se supone que haga?

    Jace colocó una mano compasiva sobre su hombro y llamó su atención. Le resultaba difícil concentrarse en lo que decía el Guerrero Oscuro y tuvo que sacudir la cabeza para despejar la niebla. Solo la magia podrá resolver este misterio. Sugiero que vayas a las hermanas Rowan. Me ayudaron con una situación bastante fea y también ayudaron a muchos otros en el reino. De hecho, si se cree el rumor, son las siguientes en la línea para el liderazgo de Wiccan. De todos modos, no está de más preguntar y pueden investigar durante el día.

    Zander entró en su línea de visión. "Jace tiene razón. Son un recurso valioso. Tienen una tienda en el centro, Black Moon Sabbat. Tráeme esa evidencia, Caine. Tienes setenta y dos horas o me veré obligado a matarte.

    * * *

    Oooh, mira este Druzy plateado. Apuesto a que brilla a la luz del sol. Me encanta. Me lo guardo, combina perfectamente con el color de mis zapatos, gritó Suvi emocionada mientras ella y sus dos hermanas desempacaban su envío de reemplazo de RockCandy Leatherworks. Apostaría a que eran el mejor cliente de Shannon dado que tuvieron que hacer un pedido extenso dos veces en menos de un mes. Entre el coche bomba y la escaramuza con Cele, su tienda había visto su parte de destrucción.

    Tienes razón. Nunca pensé que habría una piedra que brillara tanto como esos zapatos, pero lo hace, agregó su hermana Pema. Escuchó la incredulidad en el tono de su hermana. Pema era la mayor de las trillizas y, con mucho, la más práctica.

    Deberías llamar a tu mejor amiga Llanura Paula y ver cuántas calorías quemarías corriendo en esos tacones de aguja de seis pulgadas, dijo Isis, la hermana del medio, riendo. Suvi se unió a su risa y pronto las tres lloraron de tanto reír. La llanura Paula era una broma entre ella y sus hermanas. La mujer era más que molesta con sus constantes conferencias sobre el estado físico.

    Suvi se puso seria y miró alrededor de su tienda. Solo con la ayuda del compañero de Isis, Braeden, pudieron progresar tanto, y en tan poco tiempo, en la reparación de la tienda. Estaba contenta de ver que finalmente se abrió para los negocios después de la explosión que resultó de su magia colisionando con la de Cele. Ese incidente había sido la segunda vez en semanas que la tienda había sido destruida. La primera vez, había sido la hija de Cele quien había intentado matar a Pema colocando una bomba en su automóvil que estaba justo afuera de su tienda. En resumen, pudieron haber perdido todo, pero era reemplazable. Lo que más importaba era que no habían perdido la vida.

    Suvi observó a Ronan y Braeden, los compañeros de sus hermanas, poner los ojos en blanco ante la diatriba que estaba sucediendo sobre las piedras intercambiables por las joyas que llevaban. Pema e Isis habían vuelto a desempacar mientras Suvi reflexionaba sobre cuánto habían cambiado sus vidas en las últimas semanas. Pema había encontrado a su compañero, un cambiador de osos con tendencia a gruñir, y ahora Isis tenía a su compañero que trajo a su hijo. Decir que su casa estaba llena era un eufemismo, pero

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1