Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Hechizo De Amor

Hechizo De Amor

Leer la vista previa

Hechizo De Amor

Longitud:
185 páginas
3 horas
Editorial:
Publicado:
5 nov 2021
ISBN:
9788835423959
Formato:
Libro

Descripción

Mi abuela me prometió a un caliente y maldito dragón quien resulta ser su peor enemigo. ¿Por qué ella quiere que yo pase el resto de mi vida con un hombre al que ella llama 'aliento de lagarto'? Ella es una hechicera que lanzó un hechizo de amor sobre Tyson Drake hace cincuenta años. El hechizo falló espectacularmente y él ha estado atrapado en su forma humana desde entonces, pero ella esta convencida de que yo puedo remediarlo. Ella cree que la magia que me ha enseñado es suficiente para que el hechizo funcione. Entonces, Tyson decidio darle a la magia de mi abuela una segunda oportunidad y arriesgarse. Yo, por mi parte, no puedo dejar de pensar en él y preguntarme, ¿si el que yo me convierta en su pareja será suficiente para que él finalmente pueda volver a su forma de dragón o si mi magia lo matará?
Editorial:
Publicado:
5 nov 2021
ISBN:
9788835423959
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Hechizo De Amor

Libros relacionados

Vista previa del libro

Hechizo De Amor - Kristen Strassel

Hechizo de Amor

Hechizo de Amor

Los Dragones de las Montanas Humeantes Libro Uno

Kristen Strassel

Traducido por

Katrin Vilela

Tektime

Todos los derechos reservados.


Este es una obra de ficción. El parecido con cualquier persona viva o muerta es pura coincidencia. Este e-book es certificado solo para tu deleite personal. Este e-book no puede ser revendido o regalado a otras personas. Si te gustaría compartir este libro con otra persona, por favor hazlo utilizando la función de prestarlo a otros que tenga tu distribuidor. Si estas leyendo este libro y no lo compraste, o no fue comprado para ti entonces por favor regrésalo y compra tu copia del libro. Gracias por respetar el trabajo duro de esta autora. Para obtener permiso de extraer fragmentos de este texto, por favor contáctate con la autora al correo electrónico kristen@kristenstrassel.com


Copyright 2021 Hechizo de amor, (Los Dragones de las Montañas Humeantes, #1)

Índice

Sin título

Capítulo Uno

Capítulo Dos

Capítulo Tres

Capítulo Cuatro

Capítulo Cinco

Capítulo Seis

Capítulo Siete

Capítulo Ocho

Capítulo Nueve

Capítulo Diez

Capítulo Once

Capítulo Doce

Capítulo Trece

Capítulo Catorce

Capítulo Quince

Capítulo Dieciséis

Capítulo Diecisiete

Capítulo Dieciocho

Capítulo Diecinueve

Hechizo del solsticio de verano

Otras Obras de Kristen Strassel

Hechizo de amor

Un dragón que se encuentra atrapado en su forma humana. Una hechicera en ciernes con un blog muy picante. Y un hechizo de amor lanzado hace décadas que podría llegar a funcionar después de todo.

Sophie Whynot no puede mirar a otro de sus amigos casarse o tener un bebé cuando sus propias posibilidades en el amor son tan críticas. Olvida eso, son catastróficas. Este viaje al pueblo de las Montañas Humeantes para quedarse con su abuela y así poder empezar de nuevo es absolutamente necesario. Es una oportunidad de hacer despegar su blog y aprender más sobre la magia que su abuela práctica. Una oportunidad para conocerse a sí misma como en realidad es.

Tyson Drake sabe exactamente quien es él y lo que le fue robado cuando la abuela de Sophie lanzó un hechizo de amor sobre su trueno de dragones hace más de medio siglo. El hechizo se suponía que lo ayudaría a encontrar a su compañera destinada, pero en su lugar, lo condenó a caminar por la tierra como un humano y sin una compañera a la vista. Nada de lo que él ha intentado para recuperar su fuego ha funcionado.

Pero cuando sus sentimientos por Sophie se intensifican, ¿estará dispuesto a darle otra oportunidad a una hechicera Whynot, o su magia será su fin?

Capítulo Uno

Sophie

No era extraño para mí el hacer cosas horribles, pero esto era bajo incluso para mis estándares. Mi abuela acaba de literalmente atraparme con mis bragas por mis tobillos y con un gran consolador de color rosa vibrando en mi mano cuando ella golpeó a la puerta de mi habitación. El que yo sea solo una invitada en su casa y que esta sea técnicamente la puerta de su cuarto de invitados, es la menor de mis preocupaciones.

Ella frunció el ceño cuando me atrapó tratando de cubrir mis partes íntimas con las sábanas de la cama. Eso fue tan mortificante.

¿Estás bien? me preguntó.

Excelente ¡Rayos! El vibrador aún estaba zumbando como un cepillo dental eléctrico. Lo empujé debajo de la manta y le di la mejor sonrisa que podía conjurar dadas las circunstancias.

Este paso en falso fue solo por negocios y nada fue para mi propio placer. Para rehacer mi vida yo me vine a vivir con mi abuela y una gran parte de mi plan es crear un blog acerca de juguetes sexuales. Mi sueño es más grande que eso, mi plan es poder darles a mis hermanas que siempre tienen problemas en sus relaciones un foro para hablar de sus problemas y, por supuesto, quiero que todas se sientan satisfechas ya sea si están solteras o si encuentran a esa mítica creatura que se hace llamar, su alma gemela.

Y un blog acerca de juguetes sexuales es una carrera totalmente práctica. Yo no viviré en la casa de mi abuela para siempre ya que quiero construir una carrera a la que no tenga que renunciar si me voy de Summerland, Tennessee. Sin embargo, algunas veces la idea de ser una nómada digital también suena atractiva.

Mi abuela no es el tipo de persona que me juzgaría, así que decidí que es la hora de contarle acerca de mis planes. Pero preferiría tener los pantalones puestos antes de hacerlo.

Ella ocultó una carcajada cuando arreglé las mantas de tal forma que pudiera acallar el sonido del consolador. Vine a preguntarte si te gustaría venir conmigo a visitar unas ventas de garaje. Porque desde que la señora de la televisión les dijo a todos que el deshacerse de cosas viejas les traería felicidad, he estado asistiendo a este tipo de ventas y he encontrado excelentes cosas a buen precio. Talvez podamos encontrar algo interesante para cuando te mudes a tu nuevo departamento y no es que te esté botando, por supuesto, es solo para que veas si algo te gusta.

Cuando me vine a vivir aquí yo vendí todo lo que tenía. Lo que sucedió para llegar a eso no fue exactamente un ataque nervioso y definitivamente no fue una crisis de la mediana edad. Es solo que el día del baby shower de mi mejor amiga me di cuenta de que estaba cansada de ser siempre la única soltera, la que obviamente no tenía su vida arreglada como todos los demás que incluso la tenían envuelta como un regalo, con moño encima y todo. Yo sabía que no quería ser como una de esas tristes solteronas de las películas de comedia, aquellas en las que la heroína tenía la vida resuelta y la abandonan para encontrar una nueva vida.

Entonces decidí ser una de esas personas que se deshacen de todo aquello que no las hace feliz y me dirigí a la casa de la abuela para reorganizar mi vida.

Me encantaría ir a ver algunas ventas de garaje. Me senté y arreglé mi cabello. De hecho, la abuela me había venido a buscar en el momento correcto, justo antes de que siquiera hubiera empezado. Si el juguete hubiera cumplido con su propósito con mi abuela al otro lado de la puerta, yo nunca tendría la valentía de mirarla a los ojos de nuevo. El camino para seguir mi nueva carrera requiere que yo tenga mi propio espacio.

La abuela me esperó ansiosamente al otro lado de la puerta agarrando con fuerza su cartera, algo que es normal en ella. Summerland es un lindo y pequeño pueblo que siempre gana premios como el mejor lugar para vivir en las Montañas Humeantes, pero ella siempre agarra su bolso de esa manera como si estuviera pasando a lado de una fila de prisioneros. Y lo que me atrajo aquí no fueron las buenas cualidades del pueblo, sino que vine porque la casa de mi abuela es mística. Según los rumores, la abuela era una hechicera. Mi mamá siempre acalla cualquier tipo de preguntas sobre el pasado de la abuela. Todo lo que sé es que lo que sea que ella lleve en esa cartera, era mucho más poderoso que el dinero.

Era algo mágico. Y yo quiero saber todo sobre él.

La abuela no dijo nada sobre el incidente, que es lo que planeo llamarle de ahora en adelante, hasta que llegamos al carro. Yo me estaba preguntando si podía preguntar qué es lo que estabas haciendo…

No, por favor. Y mirando por la ventana me pregunté cuanto dolería el lanzarse de un auto en movimiento.

No dejaré el tema tan fácilmente, Sophie Rae. Ella se rio. Sí abuela, esto es histérico. ¿Qué daño hace un pequeño roce? Yo no te estoy juzgando. La Diosa sabe que he experimentado mucho…

Abuela, Me quejé mientras tenía la mano lista en la manija de la puerta en caso de que ella siguiera con el tema. Okey, es tiempo de que le cuente sobre mis planes. Estoy escribiendo un blog sobre juguetes sexuales.

¿En serio? Ella pisó el freno tan duro que nos hizo rebotar en nuestros asientos. Eso es increíble, cariño. Es muy importante que la gente disfrute lo que ama y lo que los hace felices.

Yo quiero un espacio que sea seguro para todas las mujeres, donde puedan investigar y encontrar todo aquello que gusten. Aunque mi abuela era la mejor de todo el mundo, yo podía sentir como mis mejillas se sonrojaban. Había creado un seudónimo cuando creé el sitio, pero ya es tiempo de que me acostumbré a hablar de todo lo relacionado al sexo si es que iba a vivir de ello.

Si quieres puedo darte algunas sugerencias. Ella se rio cuando la mire con la boca abierta. ¿Qué? ¿Crees que no sé cómo usar una de esas cosas? Tu generación no las inventó y podré ser vieja, pero definitivamente no estoy muerta.

Ahora esta es mi realidad. Yo comenté mientras me bajaba del auto, más para mí misma que para ella.

Ella se acercó por mi costado mientras nos dirigíamos a la venta de garaje y me dijo Te aconsejo que consigas uno de esos que se enchufan. Esas cosas te llevarán a la luna.

Luego de eso decidí que tenía que alejarme de la abuela por un momento.

La venta de garaje estaba totalmente llena. En esas listas donde se mencionaba las mejores cosas que debías visitar siempre mencionaban la posibilidad de encontrar un real diamante en bruto en este tipo de lugares, especialmente donde se venden las joyas, y hay excelentes cosas aquí. Discos clásicos de vinilo, obras de arte que eran demasiado buenas como para ser vendidas en una venta de garaje y nosotras llegamos lo suficientemente temprano como para poder elegir algunas piezas de una gran selección de bisutería de mediados de siglo.

Mientras miraba a la colección me di cuenta de que quien sea que fuera el dueño de esas cosas, las había tenido por mucho tiempo y la parte romántica que habitaba en mi interior se entristeció al pensar que ahora esa persona se veía en la necesidad de venderlas.

Yo elegí un hermoso broche con forma de dragón respirando fuego que estaba representado con un conjunto de piedras preciosas. Quien sea que esté vendiendo esto espero que esté satisfecho de saber que al menos este pequeño broche irá a un hogar amoroso.

Mira a este pequeño le dije a mi abuela, pero no estoy segura de que me haya escuchado. Después del incidente era muy probable que ella no quisiera mirar a nada que pudiera ser referido como ‘pequeño’.

La abuela tenía toda su atención fija en una caja de oro que no era muy grande pero que era lo suficientemente pesada como para tener que sostenerla con ambas manos. La caja tenía incrustadas unas piedras preciosas que no podían ser reales porque era demasiado bonita como para que la encontraras en este tipo de ventas.

Parecía que quien sea que estuviera vendiendo estas cosas estaba lo suficientemente desesperado como para deshacerse de ellas o alguien había cometido un error.

Es bonito añadí, pero nada. Ella no me estaba escuchando.

¿Cuál es el precio por esa caja? Preguntó un hombre que tenía una voz tan suave como el whisky. Una voz que me hizo vibrar por dentro, como cuando una idea se formaba en mi mente que me llevaría a una de mis tantas malas decisiones. Pagaré el doble.

Olvídalo, reptil. Mi abuela le hizo una seña para que se fuera. Ella nunca le hablaba así a nadie. La caja me pertenece. Vuelve con tu tesoro.

Cuando termináramos de recorrer todos los puestos de la venta de garaje hoy, me encargaría de llevar a la abuela a una revisión de ojos. El hombre que le había preguntado por la caja era simplemente hermoso, con su largo y oscuro cabello, una apretada camiseta que no dejaba nada a la imaginación y jeans envejecidos de tanto uso. Él parecía como si hubiera hecho el giro equivocado de camino a Nashville y había terminado en el patio delantero de algún desconocido.

Haré que valga la pena, Nora. Su sonrisa estaba dirigida a mi abuela. Solo ella podía ser capaz de llamar la atención de un hombre tan hermoso como él.

Yo salté como si me hubiera cogido electricidad. El pequeño dragón se me cayó de las manos en la mesa y por fin había logrado captar la atención del hombre. La electricidad que sentía venía de él, yo estaba segura de eso y era como si nos estuviera atrayendo hacia el otro. Demonios, con esos ojos que él tiene, yo no puedo mirar a otro lado. Los ojos de él eran verdes como peridotos y definitivamente más impresionantes que cualquier gema en esa caja que él

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Hechizo De Amor

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores