Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Llamas Oscuras (Vinculo De Sangre Libro 6)
Llamas Oscuras (Vinculo De Sangre Libro 6)
Llamas Oscuras (Vinculo De Sangre Libro 6)
Libro electrónico374 páginas5 horas

Llamas Oscuras (Vinculo De Sangre Libro 6)

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Información de este libro electrónico

Así como la guerra de los vampiros se intensifica en una guerra demoníaca, Zachary se encuentra responsable de un hermoso nigromante que está conectado a un momento oscuro en su pasado. Él había visto a su madre paso a través de la línea delgada y directamente en los brazos de un demonio. Era su trabajo de asegurarse que Tiara no eligiera el mismo camino lujurioso ... a menos que fuera con él. Ahora, con los demonios acercándose, lo último que esperaba era que tiara fuera pariente de ellos. Como los temperamentos se elevan y los secretos se mantienen, celosamente se convierte en un juego peligroso. Alguien debería haberle advertido que cuando juegas con fuego estás destinado a ser quemado.
IdiomaEspañol
EditorialTektime
Fecha de lanzamiento25 ene 2018
ISBN9788873044925
Llamas Oscuras (Vinculo De Sangre Libro 6)
Leer la vista previa

Lee más de Amy Blankenship

Relacionado con Llamas Oscuras (Vinculo De Sangre Libro 6)

Libros electrónicos relacionados

Categorías relacionadas

Comentarios para Llamas Oscuras (Vinculo De Sangre Libro 6)

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    Llamas Oscuras (Vinculo De Sangre Libro 6) - Amy Blankenship

    Capítulo 1

    Damon cruzó la puerta de su ático y puso a Alicia en pie. No había dicho una palabra desde que habían dejado Night Light, sin confiar demasiado en su voz o sus emociones.

    El silencio entre ellos fue ensordecedor, pero Alicia no tuvo el coraje de romperlo. Cuando ella sintió su mano en su espalda, empujándola delante de él hacia la sala de estar, tuvo una pista de cuán enojado estaba realmente. Girando rápidamente para mantenerlo a la vista, ella silenciosamente vio como él se quitó su abrigo y lo arrojó por la habitación.

    La gabardina cayó en el respaldo del sofá, pero Damon ya se había olvidado de ella, y prefirió acechar a su compañero de escape.

    Damon, espera, Alicia sintió la necesidad de suplicar mientras retrocedía.

    ¿Esperar qué? Damon preguntó con una leve inclinación de su cabeza. Él lentamente la persiguió con un andar aparentemente relajado. ¿Esperas a que desaparezcas el primer momento en que doy la espalda? No tienes ni idea de lo que está al acecho en la oscuridad. No es seguro.

    He vivido allí toda mi vida. Ya no estoy indefenso ... te aseguraste de eso cuando me convertiste. Alicia lo miró con dureza, pero siguió retrocediendo, y su confianza en sí misma recibió una paliza al sentir su ira. No es como si estuviera huyendo de ti. Ella tragó saliva cuando comenzó a desabrocharse la camisa con dedos rápidos.

    Los ojos de Damon se entrecerraron, mirándola mientras ella se deslizaba detrás del sofá ... como si ponerlo entre ellos lo detuviera. ¿Ahora dónde he visto esto antes? preguntó con una inclinación de sus labios.

    Alicia palideció ante la sonrisa aterradora que le dio. Te pedí que me llevaras a verlo, señaló.

    Y claramente recuerdo que te dije que no, todavía no. Los músculos en la mandíbula de Damon saltaron cuando tuvo un flash de encontrarla abrazando a Micah. La forma en que se habían separado el uno del otro era exactamente la razón por la que él no la había querido cerca del otro.

    Micah estaba preocupado ... me ama Damon, Alicia probó la calma desde que él le permitía mantener el sofá entre ellos ... por ahora. Ella parpadeó cuando él estaba repentinamente a su lado ... en su lado del sofá, tocando suavemente su mejilla con su palma.

    ¿Y crees que ahora es un buen momento para frotar eso en mi cara? Damon preguntó en un tono engañosamente ligero.

    Los labios de Alicia se separaron para replicar, pero él se había ido de repente. Se giró cuando escuchó que la puerta de la nevera se cerraba de golpe y vio a Damon metiendo un poco de sangre en un vaso. Ella frunció el ceño sabiendo que no estaba herido ... entonces, ¿por qué estaba bebiendo sangre?

    Dando un par de pasos tentativos hacia él, pero no lo suficientemente valiente como para entrar a la cocina, ella preguntó: ¿Por qué estás bebiendo eso?

    Ambos se estremecieron cuando el vaso en su mano se rompió.

    Damon cerró los ojos por un segundo y luego los abrió de golpe. Estoy enojado, estoy seguro de que te habrás dado cuenta, y esperaba que esto me diera la fuerza para contenerlo. Levantó una ceja cuando Alicia usó la velocidad que él le había dado para pasar corriendo hacia la nevera. En cuestión de segundos ella estaba poniendo un vaso lleno de sangre en el microondas.

    Alicia sintió un escalofrío cuando se dio la vuelta y Damon la encarceló contra el mostrador. Él no estaba diciendo nada ... solo atrapándola allí mientras inclinaba su cabeza hacia su cuello ... sin tocarse.

    ¿Qué estás haciendo? susurró roncamente.

    Probándome a mí mismo, Damon respondió mientras inhalaba.

    ¿Qué intentas probar? Ella inclinó la cabeza hacia atrás debido al calor que estaba creando dentro de ella.

    Damon se echó hacia atrás para poder verla mientras respondía: Para ver si puedo mantener mi cordura mientras hueles como otro hombre.

    Rápidamente tomó la mano que ella apuntó a su rostro y la empujó hacia adelante. No haría eso si fuera tú, el advirtió. Él soltó su muñeca cuando el microondas emitió un sonido.

    Alicia se apartó del camino para que él mismo pudiera tomar el vaso. Ella frunció el ceño, Él es mi hermano ... no debería contar.

    Y tal vez no lo haría si no le hubieras dicho que no eras verdaderos hermanos. El vaso se rompió en su mano otra vez. ¡Maldición, me rindo! Damon gruñó con agitación mirando el líquido carmesí por todo el azulejo. Apretando los puños a los costados, pasó junto a ella hacia la sala de estar.

    Alicia se frotó la sien ahora comprendiendo, al menos en su mente celosa, por qué creía que tenía derecho a estar enojado. Ella no sabía que él estaba escuchando cuando le dijo a Micah que no eran hermanos. Intentaba hacer que Micah se sintiera mejor ... no hacer que Damon guardara rencor de por vida. Girando la cabeza, pudo verlo de pie frente a las ventanas del tamaño de una pared.

    Damon la observó acercarse a él en el reflejo del espejo. No pudo evitar la suave sonrisa que tiró de sus labios cuando lo envolvió con sus brazos por detrás. Ella era tan pequeña que estaba casi oculta de su vista. Agarrando una de sus muñecas, él tiró hasta que estuvo frente a él con su espalda presionada contra su pecho.

    ¿Cuánto tiempo hace que sabes que ustedes dos no eran hermanos? preguntó, fijando sus ojos con los de ella en el reflejo.

    Solo un par de horas antes de decirle a Micah, se acurrucó en la seguridad que ofrecían sus brazos, Hablamos de eso esta noche. Sintió esos brazos apretados y rápidamente elaborados, Los tres somos los únicos que sabemos ... además de la Sra. Tully porque ella me liberó. Ambos decidimos que no queremos que nadie más lo sepa.

    Elección sabia, ofreció Damon.

    Alicia se mordió el labio inferior preguntándose cómo decirlo para que Damon lo entendiera. Pero sí lo amo, ¿sabes? Él es mi hermano mayor y siempre hemos sido cercanos. Tienes que dejarme verlo.

    ¿Lo hago ahora? Damon preguntó con curiosidad.

    Alicia negó con la cabeza y luego se giró en sus brazos para poder mirarlo. Escúchame, sonrió suavemente. Micah ganó el primer lugar en mi lista de héroes cuando yo era niño porque no estaba de acuerdo con el resto de la familia cuando me ocultaban del mundo. Iba a la escuela todo el tiempo y me alejaba de esa prisión ... a veces semanas a la vez. Él me permitió la libertad que anhelaba.

    Damon no se fiaba lo suficiente como para decir nada, pero solo abrazarla y ver el amor que brillaba en sus ojos color amatista calmaba su ira.

    Y él es un hombre muy inteligente. Me dijo que algún día encontraría a alguien que me mostraría lo que era el verdadero amor. Alicia se acercó y ahuecó la mejilla de Damon. "Tenía razón ... ¿no? No me vas a encerrar, ¿o sí?

    Damon la atrajo con fuerza contra él, envolviéndola con las cadenas de acero de sus brazos. Miró por la ventana que daba a lo que se estaba convirtiendo rápidamente en un lugar muy peligroso. Había usado este ático para esconderse de Michael ... ahora lo estaba usando para esconder a Alicia de cualquier cosa que pudiera dañarla.

    La verdad era ... después de lo que sucedió anoche, este lugar ya no era lo suficientemente seguro como para esconder algo tan precioso. Tendría que encontrar un lugar para llamar suyo para poder protegerlo de los demonios. Además ... estaba deseando volver a pelear con Michael.

    Entonces para ser tu héroe, ¿tengo que dejarte fuera de mi vista en una ciudad inestable llena de demonios? Eso no es justo , reprendió Damon.

    Si no tuviera que escabullirme, entonces siempre sabrías dónde estoy, dijo Alicia, luego contuvo la respiración por un momento antes de continuar, No quiero resentir nada por ti ... Te quiero.

    Damon suspiró suavemente, Yo también te quiero ... por eso solo aceptaré tu libertad si llega con las condiciones.

    ¿Y esas condiciones serían? preguntó ella con escepticismo.

    Damon sonrió, Te enseñaré cómo protegerte cuando no esté cerca para hacerlo por ti.

    ¿Lecciones de lucha? Alicia no pudo evitar la emoción. Estoy jugando.

    Deberías serlo, porque realmente eres terrible peleando. Cuando ella trató de golpearlo, Damon simplemente le rodeó con sus brazos y sacó sus pies de debajo de ella. Bajándola al piso, se sintió endurecerse mientras descendía sobre ella.

    Mi punto está hecho, dijo mientras la miraba a los ojos.

    Alicia gruñó hacia él, enseñando sus dientes en una adorable muestra de desafío.

    Y no habrá más secretos entre nosotros, terminó Damon con una mirada dura.

    El gruñido de Alicia se detuvo y ella le envió una sonrisa seductora, moviéndose debajo de él, Te deseo. Su voz era pura seducción. Ella esperó hasta que él relajó su agarre y comenzó a bajar sus labios a los de ella. Rápidamente, Alicia se dio vuelta, llevándolo consigo. Ella rebotó con fuerza sobre su vientre inferior con una sonrisa mientras lo miraba fijamente.

    Mi punto está hecho, se burló y se movió de nuevo con unos movimientos seductores.

    «¿Eso crees?» Damon los levantó a ambos del piso y la inmovilizó contra la pared antes de que pudiera parpadear. Empujó su pierna entre las suyas, levantándola para que estuviera a horcajadas sobre su muslo. Apoyándose cerca de su oreja, se chupó el sensible lóbulo de la oreja entre los labios y susurró: Dos pueden jugar en ese juego.

    Alicia sintió que se derritió y se meció contra su muslo con ganas de más. Me gusta la forma en que me entrenas.

    Damon gruñó ante la acometida sexual que esas palabras indujeron y cortó sus labios sobre los de ella en un repentino frenesí de necesidad. Él le daría lo que ella necesitaba ... pero la libertad no estaba en esa lista. Después de ver solo una fracción de lo que había salido de esa grieta, él acecharía cada movimiento que hiciera, incluso si ella no lo sabía. Si ella pensaba que él era protector antes ... ella no tenía ni idea.

    Lo que Damon estaba reteniendo de ella era su propio miedo ... miedo de que si la dejaba de ver no la vería nunca más, viva o muerta. Había experimentado el dolor de perder a una mujer que le importaba en el pasado debido a su estupidez y la de Michael. La diferencia ahora era que Damon más que se preocupaba por Alicia ... la amaba más allá de la razón.

    Apartándose del beso, él sonrió y la levantó cuando intentó seguirlo. Caminó atentamente hacia el dormitorio, pero perdió el impulso cuando los dientes de Alicia se deslizaron por su pezón derecho seguido por un golpe ascendente de su cálida lengua. Su delicada mano recorría su piel expuesta en una suave caricia, burlándose de lo que le esperaba.

    Al ver que estaba completamente distraído, Alicia se deslizó rápidamente de sus brazos dejando a su paso cuatro marcas de garras superficiales sobre su pecho. No eran suficientes para herir, pero definitivamente serían suficientes para que él le diera exactamente lo que quería ... si la atrapaba.

    Damon parpadeó cuando Alicia desapareció repentinamente de su vista y escuchó la puerta del dormitorio cerrarse de golpe con un ruido sordo. Su ceja se arqueó y bajó la mirada hacia su pecho, observando cómo las pequeñas marcas de las garras se curaban y desaparecían. Mirando hacia la puerta del dormitorio, entrecerró los ojos esperando que ella solo intentara usar esa táctica de combate inducida sexualmente con él ... no el enemigo.

    Alicia había cerrado la puerta con llave y retrocedía alejándose de ella esperando que Damon corriera a través de ella.

    Hola cariño, ¿me extrañabas? Damon le susurró algo al oído.

    Alicia chilló sorprendida y se volvió hacia él, alejándose unos pasos. Se miraron el uno al otro por un momento antes de que Alicia hiciera un alto en la puerta del balcón. Damon sonrió y la atrapó con facilidad, envolviendo sus brazos alrededor de su cintura justo cuando su mano tocaba el mango.

    Ella luchó y se retorció contra él, haciendo un intento poco entusiasta de escapar y Damon se sintió endurecido por la anticipación. A su pequeño diablillo le gustaba que lo persiguieran y lo dominaran con amor y él se lo daría. Él la jaló hacia atrás contra su pecho y sonrió ante su agudo jadeo cuando su mano se aferró a uno de sus pechos.

    Esa fue una muy buena distracción, reflexionó Damon mientras le acariciaba el cuello con la nariz. Suavemente mordió el lugar que acababa de acariciar y apretó suavemente su pecho cuando ella inclinó la cabeza sobre su hombro y gimió. Pero será mejor que sea el único en el que usas ese truco.

    Alicia no pudo evitar reír sin aliento. Está bien. No creo que los pezones de un demonio tengan un sabor tan bueno como el tuyo de todos modos.

    Damon gruñó y agarró el dobladillo de su camisa, levantándola sobre su cabeza en un movimiento suave.

    El humor de Alicia voló por la ventana cuando las manos de Damon se deslizaron por los lados de su camisa y se la pasaron por la cabeza. Ella jadeó cuando sus manos volvieron a sus pechos, frotando el encaje sobre sus pezones ya duros y arqueó su espalda para fortalecer el contacto.

    Deseando sentir sus manos directamente sobre su piel, ella se estiró para deshacer el cierre delantero de su sujetador. Damon agarró sus muñecas y las envolvió alrededor de su cuello.

    No quites tus manos, ordenó en un susurro áspero.

    Alicia gimió de nuevo cuando el calor de sus manos regresó a sus pechos antes de viajar lentamente por su vientre. Ella gimió ruidosamente cuando levantó una de sus piernas con una mano mientras la otra gentilmente se frotaba contra el pliegue de sus jeans. Apenas la tocaba, pero el susurro de la sensación fue suficiente para casi hacerla entrar en ese momento. Sus caderas se movieron con el movimiento de su mano, pidiéndole físicamente más presión.

    Damon abruptamente liberó su pierna y abrió el broche frontal de su sujetador, quitándolo rápidamente y tirándolo sobre su hombro. Las manos de Alicia se unieron a las suyas para quitarle los jeans y pronto fueron olvidados en algún lugar en el piso. No pasó mucho tiempo antes de que no hubiera nada que los separara y Alicia se deleitó con la sensación de su piel contra la de ella.

    Ella se estremeció cuando las puertas del balcón se abrieron repentinamente y ella fue impulsada a través de ellas hacia el aire fresco de la noche. Damon, ¿qué estás haciendo? preguntó ella.

    ¿Querías salir afuera, ¿no? preguntó en voz baja, luego la levantó y la sentó en la gruesa barandilla frente a él.

    Alicia agarró la muñeca de Damon cuando sintió la brisa acariciar sus pezones en una tentadora caricia. ¿Qué pasa si alguien nos ve? preguntó mirando los edificios y sintiéndose muy expuesta.

    Entonces tienen un par de binoculares muy caros y merecen mirar. Damon dijo con una sonrisa y dejó que su mirada recorriera más abajo su cuerpo. Dando la vuelta a su mano para que él ahora la agarrara de la muñeca, agarró la otra para que no temiera caerse. Vamos a darles un gran espectáculo.

    Al inclinarse hacia adelante, Damon succionó su pezón en su boca y la presionó hacia atrás. Fue rápidamente recompensado cuando ella envolvió sus piernas alrededor de su cintura en un esfuerzo por evitar caerse. Mientras su mente racional sabía que él nunca la dejaría caer, era natural temerlo.

    Damon besó lentamente su camino por su cuerpo, deteniéndose a una gran atención en sus lugares favoritos antes de bajar. Él colocó sus hombros entre sus piernas y miró con vehemencia el regalo que se le había presentado. Cuando presionó sus labios contra su calor húmedo, fue recompensado con un gemido de placer.

    Alicia echó la cabeza hacia atrás y gritó con el primer golpe de su lengua. Ella se arqueó hacia atrás, sin importarle si estaba colgando sobre las calles de la ciudad, muy por debajo de ella, y abrió aún más los muslos para permitirle a Damon más acceso. Su gruñido de aprobación fue más que suficiente para casi enviarla al borde.

    Una fuerte ráfaga de viento soplaba sobre ellos haciendo que su cabello casi flotara alrededor de su cabeza y estimulara su cuero cabelludo. Era espeluznante, estimulante, y la idea de ser vista por alguien comenzó a tomar una luz diferente ... excitándola más allá de cualquier cosa que hubiera experimentado alguna vez.

    *****

    Angélica y Zachary entraron al castillo, completamente agotadas. Ren les había dicho que se fueran a casa y descansen. PIT iba a comenzar a tomar el trabajo de erradicar a los demonios escapados en turnos para que nadie se sobrecargue. Ninguno de los dos había querido irse, pero sabía que Ren tenía razón ... este no era el tipo de trabajo en el que se estaba quedando dormida. No te despediría ... solo muerto.

    Hogar, dulce hogar, bostezó Angélica.

    Los miembros de PIT que habían regresado con ellos estuvieron de acuerdo con Angélica y se separaron en diferentes áreas del castillo para descansar o tomar algo de comida. Angélica optó por volver al laboratorio para ver cómo estaba Jason, ya que lo habían dejado inconsciente. Sonrió al ver que alguien lo había llevado al sofá contra la pared.

    Probablemente va a dormir por un tiempo, dijo Zachary detrás de ella.

    Ella pasó sus dedos por el suave cabello rubio de Jason como haría un niño. Para salvar a personas como él, era por lo que había empezado a luchar contra los demonios en primer lugar. Solo deseaba haber podido permanecer inocente en lugar de descubrir que los monstruos debajo de su cama eran reales. Ella sabía que eran reales incluso cuando era niño. En su opinión…. sabiendo apestaba.

    Sus labios se curvaron en una sonrisa agradecida recordando la muerte del demonio que había etiquetado a Jason por la muerte. Tenía que admitir que Syn iba a ser útil ... Lástima que también fuera un psicópata.

    Ve a dormir un poco, dijo Zachary en voz baja. Tenemos mucho trabajo por delante y necesitamos a todos en su mejor momento.

    Angélica asintió y se deslizó en su habitación por el pasillo. Mirando hacia la enorme cama y luego hacia ella misma, decidió que era una ducha para quitar el hedor demoníaco de su cuerpo.

    Moviéndose silenciosamente en su baño personal, encendió el agua caliente y se desnudó antes de dirigirse al espejo para buscar heridas. No encontrar nada después de todas las peleas que había hecho en las últimas dos horas fue un poco sorprendente. De nuevo, la imagen del hombre que la había ocultado toda la noche la insultó ... Syn.

    Cada vez que uno de los demonios hubiera recibido un golpe ... había estado allí para interferir. Lo que más le molestaba era que las veces que ella no lo había visto ... se había sorprendido a sí misma buscándolo.

    Girando, ella entró en el rocío caliente e intentó despejar su mente del hombre que había decidido convertirse en su escudo contra los demonios. Había aprendido hace mucho tiempo a contar solo para no estar decepcionada. Ella no iba a cambiar esa teoría ahora.

    Ella restregó su cuerpo hasta que la piel se vio rosa y luego comenzó en su cabello. Angélica no pudo contener el gemido cuando sus uñas rozaron suavemente su cuero cabelludo y cerró los ojos en éxtasis. Si hubiera estado prestando atención, habría visto la sombra de la figura oscura de pie justo al otro lado de las puertas de ducha heladas.

    Syn estaba perfectamente quieta en el baño humeante viendo a Angélica hacer algo tan simple y obtener placer de ello. Le recordaba las veces que él le había lavado el pelo y ella había agradecido su toque.

    Puso una mano contra el vidrio que los separaba cuando sintió la necesidad de tocarla para levantarse dentro de él. Para un dios del sol, el concepto de tiempo no tenía el mismo significado que para los humanos; por lo tanto, generalmente eran una raza paciente ... pero incluso los dioses tenían sus debilidades. El estaba a distancia y muy desnudo.

    Angélica sintió que el calor repentino cobraba vida entre sus muslos y cerraba los ojos, amando la sensación familiar pero rara vez. Rápidamente enjabonando su trapo otra vez, lo pasó por sus pechos y los sintió hincharse bajo su toque.

    Dejando caer el trapo al piso de la ducha, enjabonó sus manos con una buena y espesa espuma y se las pasó por los pechos. Dejando que sus dedos se deslizaran sobre sus pezones de a uno por sensación adicional, sus labios se separaron y su respiración se aceleró.

    Syn observó una de sus manos bajar de su pecho y deslizarse entre sus muslos en un intento de aliviar el calor que había creado en ella. Su mirada lentamente se arrastró hasta donde se estaba mordiendo el labio inferior para evitar gritar e inhaló bruscamente. Syn movió su mano contra el vidrio acariciando y sonrió maliciosamente cuando la mano entre sus piernas imitaba sus movimientos.

    Angélica se apoyó contra el vidrio de la ducha cuando sus dedos encontraron su lugar de placer favorito y lo movió con movimientos circulares. Esta no era la primera vez que había hecho esto y había pasado un tiempo, pero probablemente era lo mejor que había sentido.

    Pensó de nuevo sobre un día encontrar a alguien con quien hacer esto y la imagen de Syn pasó por su mente. La visión de sus ojos oscuros y cabello largo y oscuro hizo que la bobina en su vientre se soltara y ella abrió la boca en un grito silencioso mientras se endurecía. Le tomó toda su fuerza de voluntad mantenerse en pie cuando sintió el calor líquido deslizarse sobre sus dedos y su cuerpo se crispó placenteramente con las muchas réplicas.

    Después de varios minutos, Angélica apagó el agua y Syn desapareció en cuanto abrió la puerta de la ducha. Agarrando la toalla, se envolvió en ella y luego captó su reflejo en el espejo. Sin embargo, no fue su cuerpo el que llamó su atención ... era la huella de la mano en la puerta de la ducha helada detrás de ella.

    Girando, frunció el ceño y levantó la mano para colocarla sobre la impresión en la puerta. Frunció el ceño al ver cuánto más grande era comparado con el de ella. Este lugar estaba protegido contra el mal ... o eso Storm les había asegurado. ¿Eso no la haría mirar a hurtadillas al lado de los ángeles?

    Retrocediendo de la ducha, decidió preocuparse más tarde. Aunque se sentía mucho mejor, solo dormir recargaría completamente sus baterías.

    Después de secarse y cepillarse el pelo, regresó al dormitorio y sacó su camisón negro de gran tamaño de la cómoda, sonriendo ante el nombre de su banda de rock favorita en el frente. Ir a ese concierto de rock había sido una de las únicas cosas normales que había hecho cuando era adolescente y atesoraba el recuerdo.

    Se lo puso y caminó lentamente hacia la cama, sonriendo mientras retiraba las sábanas y apagaba la lámpara. Sintiendo por su I-pod, bajó el volumen, dejando que la canción Evil Angel llenara el silencio. Acurrucándose profundamente en el suave colchón, cerró los ojos y dejó que la adormeciera.

    Syn salió de las sombras de la habitación y se acercó a la cama mientras escuchaba la canción. Ella sabía que él estaba allí y confiaba en él lo suficiente como para no hacer nada al respecto. Esta era otra señal de que su verdadera alma estaba despertando.

    Había escuchado su declaración de 'hogar dulce hogar' ... haciendo eco de los pensamientos de Damon casi exactamente. Damos necesitaba un hogar para su nueva compañera Alicia, y Angélica necesitaría lo mismo cuando finalmente la reclamara. Kane y Tabatha ... otra vez, la misma situación ... las mujeres tenían que ser protegidas y queridas por encima de todas las demás.

    Damon, llamó mentalmente Syn mientras se alejaba de la cama y se acercaba a la ventana. 'Es hora de encontrar una nueva casa familiar ... la nuestra está empezando a crecer.' La contemplación de Damon se sintió a través de su vínculo mental antes de que Syn lo sintiera tomar una decisión.

    'Tengo el lugar perfecto en mente', respondió Damon mientras daba una cuchara a Alicia contra él. 'Lo investigaré mañana.'

    El cuerpo de Syn pareció disolverse con la suave brisa que entraba por la ventana, solo para reaparecer en el techo. Caminó a lo largo de la almena que rodeaba el patio interior del castillo, deteniéndose ocasionalmente para mirar hacia el cielo o hacia el océano más allá de la propiedad.

    Sintiendo una presencia vieja y familiar detrás de él, Syn volvió la cabeza para mirar por encima del hombro.

    Mucho tiempo sin verte, dijo Storm en voz baja. Me alegra que hayas encontrado a tu alma gemela. Sabía que Syn iría por ella, por eso había tenido a Zachary protegiéndola todo este tiempo.

    La esquina de los labios de Syn se curvó ligeramente hacia arriba, Veo que tienes nuevos reclutas para tu ejército ... bastante jóvenes ¿no?

    Storm se encogió de hombros, No más joven que tus hijos cuando les diste eternidad.

    ¿Qué quieres viajero en el tiempo? Su tono era una advertencia para su estado de ánimo.

    Tú estabas ahí. Viste lo que salió de la grieta , declaró Storm.

    Syn lo miró con expresión estoica: No me importan tus mezquinas guerras.

    Storm sabía la verdad detrás de esas palabras. Había escuchado la verdad de los labios de Syn ... aunque todavía no había pasado en la línea del tiempo del dios del sol. Syn algún día le diría que la última vez que estuvo en guerra con alguien ... había destruido su propio planeta. La única razón por la que Syn había compartido ese secreto con él era porque ambos eran dioses. Pero por ahora ... le dio una mejor comprensión de Syn.

    Angélica quiere proteger a los humanos porque fue criada como una ... muchas veces ahora, aunque ella no recuerda las vidas pasadas. Tus hijos también son muy protectores con los inocentes ... como sé que lo eres. Storm susurró con calma. El hecho de que Syn no se hubiera desvanecido significaba que había aceptado escuchar.

    Syn no corrigió al caminante del tiempo ni le preguntó dónde había obtenido su información. Un caminante de tiempo podría ver todos los resultados si elige buscarlos. Si Storm estaba preocupado por el futuro, entonces había una razón para ello. "¿Cuál es tu profecía?

    Los humanos siempre están buscando su Jardín del Edén, sin embargo, son tan vanos que no se dan cuenta de que están dentro de él. Siempre nos ha quedado a nosotros, los guardianes, expulsar a las serpientes. Los humanos no tienen el poder de protegerse. Si no los ayudamos, entonces los demonios convertirán este lugar en una ciudad de sangre."

    Y no se detendrá aquí, concluyó Syn en un suave susurro.

    Storm limpió la sangre que ahora se filtraba en lágrimas de sus ojos. La única razón por la que su cabeza no explotaba era porque estaba hablando con otro dios que no compartiría los secretos.

    Algunos de los demonios que salieron de ese desgarre entre dimensiones casi destruyeron este mundo durante la edad oscura ... casi los perdimos. Storm deja que el peso de esa declaración se mantenga entre ellos.

    Lo recuerdo, dijo Syn.

    Entonces también recuerdas a los que fueron al inframundo por su propia voluntad para proteger el sello de barrera y evitar que los demonios regresen, recordó Storm.

    Syn asintió, Los hermanos ... cómo se puede olvidar.

    Ahora han regresado a este mundo mientras persiguen a los demonios que huyen. Una vez más, los hermanos voluntariamente han prometido ayudar a librar a este mundo de la amenaza del demonio. Tú y yo somos posiblemente las únicas criaturas que quedan en este mundo que honestamente pueden decir que nuestro poder es casi igual al suyo. ¿Negarías eso acumulando tu poder por razones egoístas?

    Podría llevar a mi familia y dejar este lugar para tu guerra, advirtió Syn.

    Y puedo darte una razón para quedarte, respondió Storm. Tienes tres hijos aquí contigo ahora ... pero tienes muchos perdidos en el tiempo. Puedo ofrecerte tus niños desaparecidos.

    Syn giró su cabeza para mirar al caminante del tiempo, pero al ver la sangre que esta conversación estaba causando, miró hacia otro lado. Recupera tu fortaleza ... entonces recuperaremos a mis hijos.

    Storm sonrió mientras desaparecía del techo.

    *****

    Ren entró en su oficina privada y se sentó pesadamente en la silla de su escritorio. Había sido una noche larga y solo porque el sol saldría en unos minutos no significaba que había terminado. Había un tipo diferente de oscuridad ahora.

    Se había prometido a sí mismo que trabajaría solo ... no prestaría atención a los otros miembros de PIT. Pero mientras miraba a los otros que peleaban junto a él, podía sentir a los que se estaban debilitando y a los

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1