Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

La Magia del aire: El aire en la brujería y la magia utilizado en hechizos, cristales, rituales, hierbas, meditación, viajes astrales y tótems, y cómo conectar con los guías espirituales animales
La Magia del aire: El aire en la brujería y la magia utilizado en hechizos, cristales, rituales, hierbas, meditación, viajes astrales y tótems, y cómo conectar con los guías espirituales animales
La Magia del aire: El aire en la brujería y la magia utilizado en hechizos, cristales, rituales, hierbas, meditación, viajes astrales y tótems, y cómo conectar con los guías espirituales animales
Libro electrónico134 páginas2 horas

La Magia del aire: El aire en la brujería y la magia utilizado en hechizos, cristales, rituales, hierbas, meditación, viajes astrales y tótems, y cómo conectar con los guías espirituales animales

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

¡Saque partido de la magia del aire utilizando hechizos y rituales para limpiar su alma!

 

¿Se ha preguntado alguna vez por el elemento mágico del aire?

 

¿Ha pensado en trabajar con algo tan invisible como un elemento que ni siquiera puede sostener?

 

¿Siente curiosidad por saber cuáles son los hechizos adecuados para la magia del aire o cómo incorporar cristales y hierbas con el aire y obtener resultados explosivos?

 

¿Se ha preguntado alguna vez por su tótem, cómo llegar a su guía espiritual o cómo recorrer el mundo astral?

 

Entonces este libro es para usted.

 

En este libro, podrá:

  • Conocer el poder del aire, un elemento infravalorado que puede dar resultados rápidos
  • Descubrir las deidades del aire y todo lo que representan en su práctica mágica
  • Aprender a crear su propio altar mágico de aire
  • Aprender a crear sus propios rituales para cada ocasión
  • Descubrir la verdad sobre los cristales y cómo actúan como amplificadores de energía
  • Dominar el poder del olor y cómo puede capitalizar los dones de los aceites esenciales
  • Aprender cómo las hierbas que tiene en su cocina pueden estar llenas de magia
  • Descubrir el poder limpiador del incienso y cómo puede utilizarlo para canalizar la energía del aire
  • Dominar las meditaciones especiales para trabajar con el elemento aire
  • Aprender a viajar por el plano astral y descubrir un mundo de maravillas
  • Descubrir hechizos que puede utilizar de inmediato para demostrar el poder del aire

 

Con este libro como punto de partida, puede finalmente comenzar a descubrir la verdad sobre el aire y los muchos secretos y regalos que ha estado esperando para darle toda su vida.

 

¡Obtenga este libro ahora para aprender más sobre la magia del aire!

IdiomaEspañol
EditorialMari Silva
Fecha de lanzamiento29 nov 2021
ISBN9798201930240
Leer la vista previa

Relacionado con La Magia del aire

Libros electrónicos relacionados

Artículos relacionados

Comentarios para La Magia del aire

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    La Magia del aire - Mari Silva

    © Copyright 2021

    Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida de ninguna forma sin el permiso escrito del autor. Los revisores pueden citar breves pasajes en las reseñas.

    Descargo de responsabilidad: Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida o transmitida de ninguna forma o por ningún medio, mecánico o electrónico, incluyendo fotocopias o grabaciones, o por ningún sistema de almacenamiento y recuperación de información, o transmitida por correo electrónico sin permiso escrito del editor.

    Si bien se ha hecho todo lo posible por verificar la información proporcionada en esta publicación, ni el autor ni el editor asumen responsabilidad alguna por los errores, omisiones o interpretaciones contrarias al tema aquí tratado.

    Este libro es solo para fines de entretenimiento. Las opiniones expresadas son únicamente las del autor y no deben tomarse como instrucciones u órdenes de expertos. El lector es responsable de sus propias acciones.

    La adhesión a todas las leyes y regulaciones aplicables, incluyendo las leyes internacionales, federales, estatales y locales que rigen la concesión de licencias profesionales, las prácticas comerciales, la publicidad y todos los demás aspectos de la realización de negocios en los EE. UU., Canadá, Reino Unido o cualquier otra jurisdicción es responsabilidad exclusiva del comprador o del lector.

    Ni el autor ni el editor asumen responsabilidad alguna en nombre del comprador o lector de estos materiales. Cualquier desaire percibido de cualquier individuo u organización es puramente involuntario.

    Introducción

    Si se detiene a pensar en ello, el aire tiene algo de mágico, y no hace falta ser un experimentado practicante de la magia para saberlo. Piense como este elemento invisible es tan vital para toda la vida. Considere que, si el mundo se viera privado del aire, sería el fin del mundo tal y como lo conocemos, ya que ni siquiera estaríamos para conocerlo. Este elemento invisible tiene efectos muy visibles. Se mueve a través de su cabello, despeinándolo. Hace que su ropa suelta se balancee. Hace que las hojas caídas del otoño dancen y se balanceen en el suelo, a veces en remolinos. A veces es suave, como la caricia de un amante. Otras veces es tan fuerte que siente que, si cierra los ojos y lo desea con fuerza, podría volar.

    ¿Alguna vez ha tenido un sueño de volar? Piense en ello y recuerde lo fuerte que se sintió. Aún más curioso es lo natural que se sintió al hacerlo. ¿Alguna vez soñó con volar cuando era niño? Y cuando se despertó, estaba totalmente confundido sobre cómo y por qué los humanos no podían volar. Llámelo fantasía infantil o tontería, pero la cuestión es que no se puede negar la magia absoluta del aire y del vuelo.

    Durante varios milenios, en todas las culturas del mundo, el elemento aire ha sido profundamente estudiado. Es uno de los cuatro elementos que componen el universo (agua, aire, fuego y tierra), cinco si se cuenta el éter. El aire tiene que ver con el pensamiento, la respiración, la vida, la mente, la imaginación y la inspiración. Tiene que ver con los viajes, la comunicación, los espíritus, la elevación, el cambio, la proyección astral, los sueños y la expansión. En este libro, se va a sumergir en el mundo del aire y dejar que lo lleve en alas invisibles mientras aprende a incorporar este elemento en su trabajo mágico.

    Si nunca ha practicado antes la magia del aire, no se preocupe, más vale tarde que nunca. Está a punto de aprender el poder de este elemento invisible que demasiados han dado por sentado. Cuando haya terminado de leer este libro, habrá aprendido cómo transformar su vida con este maravilloso elemento, cómo controlarlo para que funcione para usted y sus seres queridos, y cómo mejorar su magia con él en todos los sentidos.

    En la medida en que lee esto, mantenga una mente abierta. Sea infantil y experimente con entusiasmo lo que aprenda en estas páginas. Tome una respiración profunda, limpiadora y relajante, y luego otra antes de pasar esta página. Sienta lo que el aire significa para usted, comprendiendo que es más que algo que respira. Es lo que le anima. Es sus pensamientos. Es el espíritu. Es la vida misma. Así pues, deje que le inspire y permita que su mente florezca con lo que está a punto de descubrir.

    Capítulo 1: ¿Qué es la magia del aire?

    La magia del aire se hace con el aire como medio elemental. Al igual que puede utilizar el fuego, la tierra y el agua para la magia, puede trabajar hechizos con el aire también. El elemento aire está conectado a los signos astrológicos de Acuario, Libra y Géminis, y es el elemento de las casas tercera, séptima y undécima.

    El aire tiene que ver con la comunicación, el intelecto, la invención, el análisis, la empatía, la astucia, la verdad objetiva, el equilibrio, la lógica, la memoria, la cooperación, el activismo y la consideración del pasado y el futuro. Si es un signo de aire, necesita equilibrio, o se quedará con la mente vagando por las nubes. El elemento aire se corresponde con todos los pájaros voladores, las libélulas y las mariposas cuando se trata de animales.

    Tenemos una relación muy estrecha con el aire, queramos o no. El flujo constante de inhalación y exhalación de nuestros pulmones nos mantiene conectados con este elemento vital. Cada día respiramos al menos 17.000 veces. Si acelera el ritmo de su respiración, su mente se vuelve más concentrada, más consciente. Si la ralentiza, se sentirá más tranquilo. El aire es así de poderoso, y si sabe cómo trabajar con él, puede utilizarlo para mejorar su trabajo mágico e inducir estados de trance para obtener mejores resultados.

    Animismo

    Durante la Edad de Piedra, la visión del mundo era predominantemente animista, palabra procedente del latín animas, que significa filosofía de aliento, mente y alma. Se trataba de la creencia de que todas las cosas están vivas, con su propia inteligencia y alma únicas. Se trata de ver el mundo como algo muy conectado. Se cree que este tipo de pensamiento impulsa nuestra mente subconsciente, como se creyó durante miles de años.

    El cambio se produjo durante el Neolítico, cuando el pensamiento crítico cobró importancia y los seres humanos empezaron a pensar en la vida no solo en términos del presente, sino también del futuro. Fue una época en la que reinó la innovación en la agricultura, la domesticación de animales y la arquitectura, y aprendimos a crear hogares que fueran estructuras permanentes. Con todos estos desarrollos surgieron nuevos problemas y el pensamiento espiritual comenzó a alejarse de la visión animista del mundo. La gente comenzó a pensar en el mundo natural como uno con problemas que podían ser resueltos con la mente. Fue entonces cuando surgieron las deidades. En lugar de adoptar el misterio como visión del mundo, se recurrió a deidades y espíritus con historias que explicaban por qué las cosas del mundo sucedían como lo hacían. Podían relacionarse con estas deidades mediante el diálogo, la reverencia y las ofrendas. Por supuesto, el pensamiento animista seguía existiendo, pero se consideraba que las deidades eran más poderosas que los espíritus animistas. Fue entonces cuando surgió la religión, y el paganismo creció y se fortaleció.

    La gente comenzó a crear espacios de vida permanentes en forma de aldeas y comunidades, lo que facilitó la vida, especialmente en tiempos difíciles. Para celebrar a sus nuevos dioses, los habitantes de estas comunidades crearon rituales que se utilizaban para marcar el paso de los tiempos y las estaciones. También se convirtió en una práctica habitual honrar a los que habían fallecido con rituales funerarios y lugares de enterramiento. Fue el periodo en el que aprendimos a erigir monumentos de piedra en honor de los que considerábamos líderes sabios y grandes deidades. En esta época de la historia también se produjo un aumento del arte, la comunicación y el refinamiento del lenguaje.

    El final de la era prehistórica estuvo marcado por el hecho de que los humanos empezaron a registrar la historia una vez que se inventó la palabra escrita. Se encontraron pruebas de religiones y rituales paganos registrados en obras literarias como La Odisea y La Ilíada. Esto nos dio una visión general de las creencias que la humanidad mantenía desde la antigüedad. Con el modelo de comunicación más sofisticado (la escritura) llegó un mejor razonamiento, que hizo nacer la magia, la poesía, la filosofía, la ciencia, el arte refinado, la matemática, la astronomía, el desarrollo de la religión y mucho más. Todo ello nos ayudó a comprender mejor el universo y su funcionamiento. Estos campos no se consideraban escuelas de pensamiento separadas, sino más bien una cohesión que le ayudaba a resolver su lugar en la vida y su propósito.

    A pesar de lo diferentes que eran las culturas de la antigüedad, surgieron varios temas relacionados con el elemento aire que eran sorprendentemente similares, como la capacidad del aire para crear vida, el aire como elemento mágico y la relación indiscutible entre los espíritus y el aire.

    El aire y la creación

    Hay muchas historias sobre la creación de la tierra, el origen del universo y la vida en general que comienzan con el aire, ya sea en forma de soplo, de palabra o de una deidad que crea el aire.

    En los mitos griegos de la creación, el aire desempeña un poderoso papel. Los griegos creían que el universo surgió porque Caos, un ser sin forma, dio a luz a la Noche, una diosa de alas oscuras, que luego puso un huevo

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1