Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Ocultismo: La Guía Definitiva de lo Oculto, Incluyendo Magia, Adivinación, Astrología, Brujería y Alquimia

Ocultismo: La Guía Definitiva de lo Oculto, Incluyendo Magia, Adivinación, Astrología, Brujería y Alquimia


Ocultismo: La Guía Definitiva de lo Oculto, Incluyendo Magia, Adivinación, Astrología, Brujería y Alquimia

Longitud:
157 páginas
2 horas
Editorial:
Publicado:
28 oct 2021
ISBN:
9798201833329
Formato:
Libro

Descripción

¿Alguna vez te has hecho preguntas acerca del lado "oscuro" de la vida?

¿Quizás hayas superado tu miedo a los asuntos ocultos lo suficiente como para tener curiosidad?

¿O acaso eres un aspirante a wiccano u ocultista que no tiene ni idea de por dónde empezar su viaje?

Este libro te llevará de la mano y te dirá todo lo que necesitas saber sobre la Wicca para que puedas sumergirte en su práctica con confianza.

En este libro, vas a:

  • Aprender la historia del ocultismo y descubrir a los culpables de todas las mentiras y desinformaciones que la rodean.
  • Descubrir el maravilloso mundo de la Wicca y cómo puedes iniciarte en este camino desde ya.
  • Descubrir si eres un brujo natural.
  • Aprender la terminología básica de la brujería que necesitas conocer.
  • Entender lo que se puede esperar de un aquelarre.
  • Obtener informaciones reveladoras sobre las "herramientas del oficio" y cómo puedes utilizarlas.
  • Descubrir el increíble valor del Libro de las Sombras y de los grimorios y cómo empezar, mantener y cuidar el tuyo.
  • Aprender a utilizar la potente magia encerrada en los cristales.
  • Descubrir la verdad sobre despertar tus poderes psíquicos.
  • Aprender a crear tus propios hechizos, como lo haría un wiccano experimentado.
  • Y mucho más...

Con este libro como punto de partida, encontrarás las cosas más maravillosas de la vida que se encuentran justo fuera del alcance del mundo físico.

¡Obtén este libro ahora para aprender más sobre el ocultismo!

Editorial:
Publicado:
28 oct 2021
ISBN:
9798201833329
Formato:
Libro

Sobre el autor


Vista previa del libro

Ocultismo - Mari Silva

Introducción

Lo oculto es una expresión que aterroriza innecesariamente a la mayoría de las personas. Dependiendo de cómo se mire, la gente tiene la impresión de que los ocultistas se limitan a dibujar pentagramas, a poseer una serie de herramientas con distintos niveles de agudeza y a cenar con su majestad el diablo todos los viernes de luna llena por la noche. Claro, toda esa descripción puede parecer exagerada, pero mucha gente se aleja del ocultismo porque lo encuentra totalmente aterrador, lo que se debe en gran medida a toda la desinformación que existe.

Está claro que no eres como mucha gente. Estás leyendo esto porque sabes, a nivel intuitivo, que el ocultismo, la magia, la astrología, la adivinación, la brujería y la alquimia son más de lo que parecen. La ciencia puede trabajar incansablemente para demostrar que estas cosas no son más que pasatiempos en el mejor de los casos y fantasías sin sentido en el peor. Puede que intenten insistir en que no hay nada más allá del mundo físico de la materia y que no hay otra forma de manipular las cosas en el universo que a través de la tradicional acción, pero hace tiempo que sabea que eso no es así en absoluto.

Este libro ha sido concebido para responder a algunas preguntas apremiantes sobre el ocultismo. Escrito pensando en el lector novato e intermedio, cubre áreas de ocultismo, misticismo, magia con cristales y mucho más de una manera explicativa e imparcial.

El propósito de este libro es cambiar la narrativa sobre el ocultismo y la brujería como un todo. La señora que trabaja en tu tienda de rosquillas favorita, el camarero de tu bar local, tu vecino de al lado, o el chico guapo del autolavado pueden ser brujos o algún otro tipo de pagano u ocultista. Y no, eso no los convierte en malas personas. De hecho, los ocultistas son algunas de las personas más maravillosas que puedas conocer. Los paganos no son secuaces del diablo. Además, no hay que burlarse del deseo de servir según las viejas costumbres.

Ningún autor (incluyéndome a mí) puede escribir un libro y afirmar que este es una representación completa de la cultura wiccana y de la forma del pensamiento ocultista. El arte está en continua evolución. Cada ocultista decide dentro de sí mismo qué y cómo es mejor practicar en su devoción a lo divino. Discutiré las creencias básicas, los principios éticos, las prácticas y las opiniones aceptadas por la mayoría, al mismo tiempo que disiparé las ideas erróneas populares sobre el ocultismo.

Ahora, aquí viene una pequeña advertencia: el conocimiento es inútil e impotente si uno no lo pone en práctica. Así que lo que debes hacer es leer este libro una vez para tenerlo claro, y luego volver a él, prestando especial atención a las partes que más te atrajeron mientras leías. A continuación, pon en práctica lo aprendido. Por encima de todo, debes aprender a ser un estudiante para toda la vida. Busca qué más puedes aprender y ponlo a prueba practicando y viendo los resultados que obtienes. Después de todo, los libros no tienen sentido si no adquieres tu propia experiencia personal con lo oculto y lo espiritual. Con tu propia experiencia, nunca tendrás que cuestionar o preguntarte sobre la validez de estas cosas, y nadie podrá hacer tambalear tus creencias. Esto significa que solo mejorarás en la práctica de tu oficio, que es el camino definitivo para el crecimiento espiritual.

Capítulo Uno: ¿Qué es lo Oculto?

La palabra oculto procede del latín de finales del siglo XV occultus y del francés medio occulte, que es el participio pasado de occulere. Todo ello se traduce en clandestino, secreto, encubierto, escondido, o que escapa a la vista.

A finales del siglo XVI, el ocultismo estaba relacionado con los estudios paranormales, como la astrología, la alquimia, la magia, la precognición, la telequinesis, la nigromancia y la metafísica. El primer uso conocido de la palabra ocultismo en textos ingleses se encuentra en un artículo titulado A Few Questions to Hiraf publicado en 1875 por el Spiritual Scientist, una revista espiritualista estadounidense. La autora, una inmigrante rusa y fundadora de la teosofía, llamada Helena Blavatsky, escribió este artículo mientras vivía en Estados Unidos. En su sentido más amplio, el ocultismo es una variedad de prácticas y creencias paranormales que bordean la magia, el misticismo y la espiritualidad. También está relacionado con conceptos sobrenaturales como la parapsicología, la percepción extrasensorial, la psicometría y la psicoquinesia.

El ocultismo es lo opuesto al apocalipsis, del griego apokalyptein, un término espiritual que denota revelación o divulgación. Por ello, las confesiones religiosas consideran el ocultismo como la antítesis de lo divino. Un ocultista es, sin embargo, un devoto de la ciencia de la obtención de conocimientos espirituales más allá del ámbito físico y de los tentáculos de la ciencia.

Existen innumerables opiniones y postulaciones sobre la comprensión y actuación de los seres místicos y de las fuerzas ultramundanas. Tales seres, poderes y prácticas—principalmente adivinatorias y ultramundanas—han existido y están documentados en la historia, aunque con discrepancias sustanciales en cuanto a su composición y perspectiva pública.

Esta ciencia viene siendo criticada y vilipendiada últimamente porque sugiere prácticas y matices que no concuerdan con la versión generalizada de lo normal. Para un lego en la materia, el punto central del ocultismo es la supuesta capacidad del experto de influir u orquestar sobre las leyes de la naturaleza y la moral en beneficio propio o ajeno.

Los antropólogos opinan que es imposible distinguir entre la religión y la magia, principal elemento constituyente de las creencias ocultas. Este es el caso de varias sectas religiosas de sociedades individuales. Sin embargo, esta opinión no es válida, ya que muchos grupos religiosos consideran que las leyes naturales y la moral son claras y definidas por sí mismas.

Evolución de lo Oculto

La narrativa de los siglos XIX y XX sobre lo sobrenatural en Occidente influyó en la visión actual del ocultismo. En los siglos XVI y XVII la gente creía en la existencia de fuerzas y entidades sobrenaturales. La prevalencia de fuerzas que escapan al control humano trajo consuelo a algunos, y terror, sufrimiento y muerte a otros. Muchos practicantes del ocultismo reinaban en virtud de su derecho a controlar estos poderes psíquicos.

Algunos acontecimientos que se desarrollaron condujeron a la Santa Inquisición y a textos como el Malleus Maleficarum, que sirvieron para acabar con la vida de cientos, si no miles, de satanistas, brujos y otros herejes. La tortura y la persecución de los ocultistas hizo que aumentaran los esfuerzos de ciertos clérigos religiosos deshonestos por engañar al público con falsos milagros y objetos de virtud. Los siglos XVI y XVII trajeron consigo una severa revisión de los controvertidos fenómenos sobrenaturales, empezando por los artefactos y, mucho más tarde, por las hazañas de los cazadores de brujos.

El ocultismo occidental es una antigua creencia secreta que subyace a todas las prácticas ocultas. Esta filosofía recóndita tiene su origen en la alquimia y la magia helenística, por un lado, y en el espiritualismo judío, por otro. La fuente principal de la magia helenística es el texto escrito por Hermes Trismegisto, el Corpus Hermeticum, y este tratado contiene gnosis, astrología, alquimia, magia y otras ciencias místicas que favorecen la regeneración espiritual. Sus doctrinas fueron fundamentales en la evolución de la Wicca, el neopaganismo moderno y la magia occidental.

El misticismo judío se apoya en la Cábala, que está compuesta por enseñanzas de misticismo esotérico. El Zohar, escrito en hebreo y arameo medieval, es un compendio de comentarios místicos sobre la Torá y constituye la columna vertebral de la Cábala. El pensamiento metafísico judío era conocido por los eruditos europeos de la Edad Media y estuvo asociado al Corpus Hermeticum hasta el Renacimiento. La subsiguiente práctica hermético-cabalística recibió el nombre de hermetismo, que se integró en una ideología y en una práctica mágica (esta última, en tanto que magia natural y positiva, en contraposición a la magia negativa aportada por la brujería o la hechicería).

La ciencia de la alquimia incorporó el hermetismo, que se reforzó con la aparición del rosacrucismo a principios del siglo XVII. Los rosacruces eran una sociedad secreta que utilizaba símbolos alquímicos y transmitía la sabiduría arcana a sus seguidores, construyendo un método de alquimia espiritual que continuó más allá del avance de la ciencia teórica y permitió que el hermetismo progresara sin problemas en el Siglo de las Luces (1715 - 1789).

En el siglo XVIII, los masones, al no encontrar una doctrina oculta adecuada en la masonería, adoptaron el ocultismo. Estos entusiastas con inclinación esotérica perseveraron como estudiantes solitarios del hermetismo y como grupos ocultos en la Europa continental hasta el siglo XIX, cuando el cinismo religioso provocó un aumento del rechazo a las doctrinas ortodoxas por parte de los ilustrados. Esto, a su vez, condujo a una búsqueda simultánea de redención por cualquier otro medio, incluido el ocultismo.

A medida que el protestantismo perdía importancia social y cultural, mientras la observación científica y el estudio de los fenómenos naturales ganaban terreno, se creaba una desconfianza generalizada. Más adelante, en el siglo XVIII, esta desconfianza dio lugar al deísmo, una corriente de pensamiento que confirmaba la creencia de que Dios era el creador de la ley natural.

El deísmo estaba restringido solo a unos pocos miembros poderosos e influyentes de la sociedad, como George Washington, Benjamín Franklin y otros padres fundadores de los Estados Unidos de América. El siglo XIX hizo de la visión dudosa del misticismo la base del pensamiento libre. Los librepensadores influyeron en todas las formas de pensamiento teológico y académico de la época. Los acontecimientos de este periodo hicieron que los predicadores se enfrentaran en acaloradas discusiones con ateos declarados, que los teólogos probaran la existencia de Dios y que los misioneros redoblaran sus intentos de influir en los incrédulos.

Incluso con el resurgimiento del misticismo en el siglo XIX, el ocultismo no consiguió ganar terreno en las facciones académicas, a pesar de que impactó de vez en cuando en artistas famosos como Wassily Kandinsky, Austin Osman Spare y el poeta William Butler Yeats.

A la luz de todo esto, se puede decir que la definición de ocultismo ha pasado de estar rodeada de misterio y conocimiento recóndito para los no iniciados, a tener diferentes significados y varios conceptos erróneos. En el acalorado debate entre los religiosos y los librepensadores, una pequeña secta que prefiere llamarse espiritualistas propone una nueva perspectiva. Estos afirman que la diferencia entre esta vida y la del más allá es una teoría que nosotros mismos creamos, ya que todo lo conocido y lo desconocido forma parte de este universo. Los espiritualistas buscaban la ayuda de videntes para acceder al reino sobrenatural y transmitir mensajes que no podían obtenerse por medios científicos.

Los videntes canalizaban una serie de fenómenos psíquicos que apuntaban a la presencia de fuerzas invisibles que actuaban en el plano físico; poderes desconocidos y no documentados por los organismos científicos predominantes en la época. Así, con el advenimiento y

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Ocultismo

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores