Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Consciencia de Contraste: Basado en las Enseñanzas de Yogi Bhajan
Consciencia de Contraste: Basado en las Enseñanzas de Yogi Bhajan
Consciencia de Contraste: Basado en las Enseñanzas de Yogi Bhajan
Libro electrónico346 páginas5 horas

Consciencia de Contraste: Basado en las Enseñanzas de Yogi Bhajan

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

Yogi Bhajan habla de la consciencia humana en estas preciosas conferencias.

"En tu personalidad hay tres cosas. Una es lo que quieres parecer. La segunda es cómo te presentas. La tercera es cómo realmente te revelarás. Entonces, aquello con lo que tú realmente te reveles es la verdad, esa es la realidad". Shakti y Shakta - ambas son polari

IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento1 ago 2014
ISBN9781940837109
Consciencia de Contraste: Basado en las Enseñanzas de Yogi Bhajan
Leer la vista previa
Autor

PhD Yogi Bhajan

Yogi Bhajan was declared a Master of Kundalini Yoga at the age of 16. He came to the United States in 1969 and openly taught this transformative technology for the next 35 years, until his last breath in Aug 2004. In the turbulent drug culture of the 70s, Yogi Bhajan first reached out to the youth. He recognized that their experimentation with drugs and "altered states of consciousness" expressed a desire to experience themselves and a longing for family, for connection to their soul and their community. In response to this innate longing, he created a family known as 3HO (Healthy, Happy, Holy Organization). Soon, 3HO ashrams began springing up across the United States and throughout the world.He sparked a movement whose tendrils have woven their way into numerous aspects of our culture. Yoga and meditation have gained widespread acceptance in the West and the holistic health movement he introduced through diet, herbs, and lifestyle technologies. Born Harbhajan Singh in what is now Pakistan to a family of healers and community leaders, Yogi Bhajan studied comparative religion and Vedic philosophy in his undergraduate years and received his Masters in Economics with honors from Punjab University. Years later, he earned his Ph.D. in communications psychology from the University of Humanistic Studies in San Francisco. Yogi Bhajan emerged as a religious, community, and business leader with a distinguished reputation as a man of peace, world vision, wisdom, and compassion. He founded several food companies that manufacture and distribute natural products based on these teachings. He fostered economic development in communities around the world. He is also the author of several books on yoga philosophy, business, and communication during his lifetime.The Kundalini Research Institute continues his legacy through The Yogi Bhajan Library of Teachings, the International Teacher Training in Kundalini Yoga as taught by Yogi Bhajan®, and the publications of lectures and kriyas to serve the community of teachers, students, and practitioners around the world. See www.kundaliniresearchinstitute.org to learn how you can help keep the legacy alive!

Relacionado con Consciencia de Contraste

Libros electrónicos relacionados

Comentarios para Consciencia de Contraste

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    Consciencia de Contraste - PhD Yogi Bhajan

    CONFLICTO Y CONCIENCIA

    15 de septiembre de 1977

    El área que abarcaremos en esta serie es Conflicto y Conciencia. Tú debes haber visto las montañas. A veces el viento sopla y eso las afecta. Viene la lluvia y las afecta. Ciertamente ellas son transformadas. Luego, naturalmente, todo cuanto ves dentro de una forma está sujeto al tiempo y al espacio, incluso el cuerpo humano. Cuando éramos jóvenes teníamos diferente aspecto; cuando envejecemos lucimos de un modo diferente. Aquí hay una situación irrefutable. Cuando eres viejo miras hacia el joven pero ya no será tan efectivo. No se trata del grupo de edad de nadie sino que está en un aspecto, en un concepto. Con toda seguridad tú tienes un aspecto que te gusta. Por lo tanto, a pesar de que tú no quieres crecer, de que tú quieres parecer joven, tú ciertamente has crecido. Esto se llama conflicto principal.

    El conflicto principal consiste en que es muy poco saludable no aceptar tu edad. Pero el problema es que nadie quiere aceptarla. Si tú tienes diez años, tienes diez años. Si tienes cuarenta, tienes cuarenta. Si tú tienes 82, tienes 82. Si tienes 160, tienes 160. Negando esa realidad no estás negando nada, sólo estás expresando un conflicto. Aparentar ser joven no te hace joven. Aparentar ser santo, no te hace santo. Aparentar ser rico no te hace rico. Aparentar ser inteligente no te hace inteligente, te convierte en un tonto.

    En tu personalidad hay tres cosas. Una es lo que quieres parecer. La segunda es cómo te presentas. La tercera es cómo realmente te revelarás. Entonces, aquello con lo que tú realmente te reveles es la verdad, esa es la realidad. Eso es Sa Ta Na Ma. Si tú aparentas ser santo, eso no te hace santo porque habrás de revelarte mañana. Hay un ejemplo muy particular. Guru Arjún fue puesto sobre la plancha caliente. Al segundo día, cuando vino Mir Amir, éste preguntó: Buen Señor de Señores, Oh Dios de Dioses, Oh Rey de Reyes, ¿qué estás haciendo? ¿No estás deseando responder? Por favor permíteme, déjame hacer algo.

    En ese momento Guru Arjún no dijo: Muy bien, gracias por llamarme, haz algo. No. Él dijo: Espera, espera, espera.

    Tayra baanaa mee taa laagay, naam paraagat Naanak naajay.

    Tu deseo es dulce para mí, Oh Señor.

    Si mañana un Sikh del Guru quisiera comprender y vivir ese deseo,  ¡cómo aprendería!  ¡Qué ejemplo tendríamos! Cuando hay un conflicto en su mente, él no se ha rendido todavía. Nosotros sólo sabemos cómo tomar cosas de Dios. No sabemos cómo dar cosas a Dios. Y decimos siempre: Todas las cosas vienen de Dios y a Él vuelven. Entonces, ¿cómo vuelven las cosas a Dios? No, para nada. Quiero expandirme en esto. Expandirlo, expandirlo. Por todo Estados Unidos, Europa, por el mundo entero. ¿Y entonces qué? Por la luna y…¿Entonces qué? Todo ese juego es de tiempo y espacio. No hay nada en él más allá del tiempo y el espacio. Toda la vida del ser humano se malgasta creando el conflicto y luego resolviendo el conflicto. El tonto no obtiene nada.

    Amigo mío, tú has venido para irte. Tus mayores han venido y se han ido y los que te siguen han venido para irse. La ley del venir e irse es inmutable. Venir y partir es la voluntad de Dios. No puedes negarla. Algunos de ustedes pueden tener lo mejor, hacer lo mejor de lo que tienen. La felicidad sucede cuando hay una armonía. Armonía significa que no hay conflicto. Y el conflicto no está fuera de la gente. Ni un poco. El conflicto está aquí. El conflicto está justo aquí. Cada uno de nosotros está en conflicto. Porque tú no estás seguro de si una persona te amará o te odiará. Ese no es tu problema. Tú no estás queriendo presentarte a ti mismo como tú mismo. ¿Cómo sabes si la otra persona te amará u odiará? Haces trampa. Para empezar, eres deshonesto. Eres deshonesto en tu imaginación. Lo eres en tu presentación. Y entonces eres deshonesto con la otra persona también. Tú quieres que la otra persona sepa que tú no eres tú, y quieres ser amado. Eso no es posible. Eso es imposible.

    Recuerdo la historia de una mujer. Le habían dicho que al hombre con el que se iba a encontrar le gustaban las mujeres gordas. Pero ella era tan delgada cono una caña de bambú. Usó todos los rellenos, vestidos y todo lo que pudo. Se presentó como siendo muy gorda. La noche transcurrió sin problemas. Ellos comieron, disfrutaron, hablaron. Y ya sabes, llegó el momento en que, en el uno a uno, sucedieron cosas. Tú lo recuerdas. En los Estados Unidos todo el mundo sabe cómo es esa situación básica de uno a uno. Entonces, cuando llegó el uno a uno los rellenos tuvieron que quitarse. Tú tienes rellenos de ego, ella los tenía de algodón. Es lo mismo, todos tenemos rellenos.

    Yo les he dicho que hay tres tipos de seres humanos: seres humanos, globos humanos y bolsas humanas. Bolsas son bolsas y globos son globos. Entonces los globos rellenos tuvieron que quitarse. La mujer empezó a bailar.

    Él dijo: Oh, te he visto bailar.

    Ella dijo: ¿Puedo traerte una bebida?

    Él contestó: No quiero una bebida. Él quería otra cosa. Querida, quítate el abrigo.

    Ella empezó a temblar. Eso se llama el Juicio Final, cuando tú te quitas todo tu atuendo y todo eso. A veces ese día es cuestión de: Ey, vamos, deshazte de todo eso. Entonces vienen los tropiezos. El palo de los tropiezos. Oh Dios, el hombre se levantó y tomó su espada y lo cortó centímetro a centímetro, pulgada a pulgada, uno, dos, tres. Se enojó con todo el asunto.

    ¿Por qué llegar a ese final miserable? ¿Para qué? ¿Por qué te rodeas de esas capas de ego? ¿Por qué estás construyendo todo ese maya? Mis queridos amigos, eso no irá a ninguna parte. Y no te dejará ir tampoco. El problema es que maya no funcionará y tampoco te dejará funcionar. La belleza y el episodio implicados en este conflicto es que nosotros creamos el conflicto. Nadie nos odia. Yo nunca he visto a una persona a quien le guste odiar a alguien. Pero, ¿qué hacer? Terminas odiando a todos. ¿Sabes por qué? ¿Quién eres? ¡Yo soy tal y tal! Al principio dices mal tu edad, luego dices mal tu formación y cualificación y así describes mal todo el asunto. Tú sabes cómo empiezas, el modo en que quieres ser situado. Y finalmente la otra persona reaccionará. No, gracias. ¿Y entonces qué? Si tú no conoces el mañana no te preocupes por el mañana. Pero no crees el mañana hoy. Hoy es hoy, hoy no es mañana. No mientas sobre ti mismo, se sabrá mañana. No te cubras con los rellenos del ego.

    Un yogui es una persona que permanece neutral ante la faz del contrario. Porque él o ella están en realidad unidos a la polaridad de ambas puntas. Si alguien dice que tú eres maravilloso, Dios es maravilloso. Si alguien te dice que eres un idiota, tú no dirás que Dios es un idiota. Lo sé. Tú no dirás eso. Pero entonces es tu culpa.  ¡Pero dilo! Dios es un idiota. Entonces tú no eres tú. Pero no, no, no. Tu ego no te dejará hacerlo. Si eres maravilloso dirás que Dios es maravilloso. Si alguien dice que eres un tonto, tú dices: Eh, sí, no, no lo soy. ¿Por qué no? ¿Por qué no eres un tonto? El tipo dijo que eras un tonto. Un tonto sólo puede ver una cosa que es tonta. Él encontrará un diamante y pensará que es vidrio. No hay nada malo en el diamante. Es el maldito ojo del tonto el que no conoce la diferencia entre el diamante y el vidrio.

    Pero aquellos que tienen el relleno del ego de Dios y del Guru pretenden ser santos; pero ellos no creen en lo que están haciendo. Si alguien dice: Es usted maravilloso señor, ha hecho algo maravilloso, él dice: No, no, yo no he hecho esto. Eso se llama pretender ser humilde. Tú sabes: Dios lo hizo todo.

    Pero cuando alguien dice: Tú me mataste y tú eres un maldito hijo de esto y bla, bla, bla. Entonces ellos empiezan a discutir, a defenderse a sí mismos. No, dilo. Dios lo hizo todo. Si Dios hace cosas buenas entonces Dios hace cosas malas también. ¿Por qué demonios te pones tú en medio de Dios y sus acciones? ¿Sabes por qué? Porque estás en conflicto aquí entre la realidad y la no-realidad. No sabes qué es la realidad. Tú no crees que seas una criatura. Tú no crees que hayas sido creado. Tú piensas que te has creado a ti mismo. Noventa y nueve coma nueve por ciento de las personas creen ser los amos de su destino. Nadie sabe cómo construir su propia nariz. Esta criatura tiene sólo un problema y es el conflicto continuo que producimos y que de ese modo nos confunde, nos trae infelicidad. Trabajar debes. Ganar tu vida debes. Gastar tú debes. Vivir debes. Debes tener sexo, debes tener matrimonio, debes tener un hogar. Estos son los debes, debes, debes, debes. Pero se trata de hacer todo lo que debes, no de crear un conflicto auto-impuesto. Llevar el atuendo del hombre santo, leer las escrituras sagradas y fingir santidad es fácil. Pero hay una ley fundamental y es la de aceptar la voluntad de Dios, tu Creador. Entonces te convertirás en una criatura.

    Y ¿sabes tú cómo son las cosas en nuestro mundo moderno? Si alguien te dice cuál es tu destino, debes olvidarlo. Si no te conviene, no lo crees. No, no, no, no, no. ¿Cómo puede ser? ¿Por qué debería no ser?

    Es por eso que Guru Nanak tomó todo el problema y lo llevó hasta su última sencillez diciendo:

    Amrit vaylaa sach naao vadiaaee veechaar. Karmee aavai kapraa nadaree mokh duaar. Naanak ayvai janeeai sabh aapay sachiaar.

    Tú no tienes poder alguno.

    Aakan jor chupai nah jor. Jor na mangan dayn na jor.

    Tú lo cantas. No hay poder para guiar, no hay poder para hacer esto, no hay poder. Porque no lo tenemos. Ahora, ¿qué puedes hacer? Puedes hacer una cosa. Sólo una cosa. Puedes levantarte temprano en la mañana y alabar al Señor. El tonto se levanta después que el sol se ha levantado. El hombre sabio se levanta antes. Alaba al Señor, alaba a tu Creador y eso otorgará protección a tus acciones.

    Sabes, cuando yo era un yogui tonto…Hubo un tiempo en que yo era joven y era tonto. Estoy de acuerdo. Entonces yo empecé a hacer siddhis, tú sabes, a molestar a alguien si quería, ya sabes. La gente normalmente no me creía así que yo solía hacer esos trucos. Y un día me enojé con Sant Ji, sabes, el hombre que me enseñó todo. Yo me dedicqué a molestarlo. Él lo sabía. Entonces por la tarde, cuando yo llegué, él dijo: Bhajan, me gustaría hablar contigo.

    Yo dije: "¿Sí, señor?

    Él dijo: ¿Estás enojado conmigo?

    Yo le dije: Mucho. Lo dije muy directo y muy enojado.

    Él dijo: Pero te dije algo bueno para ti.

    Señor, no me importa lo que me digas. Me dices muchas cosas. Pero esta vez me siento muy mal.

    Él preguntó: Oh, ¿sí? ¿Te sientes mal? ¿Cuán mal?

    Yo contesté: Muy mal.

    Él dijo: Comparativamente, ¿hay algún momento en tu vida en que te sientas tan bien conmigo como ahora te sientes mal?

    Muchas veces.

    Él dijo: Cuenta.

    Muchas veces.

    Él dijo: Entonces toma un menos, toma un más y el equilibrio está allí.

    Y yo pregunté: ¿Qué es lo que quieres?

    Él dijo: No he orinado esta mañana, tonto. Tendré que ir al hospital.

    Yo dije: Está bien. Lo siento. Pero me duele tener jal siddhi. Yo tengo jal siddhi; yo puedo controlar el agua. Pero, Dios, qué monstruo soy. ¿Qué es lo que he hecho?"

    Entonces, en presencia de su tiempo y su naturaleza, fui a él y le dije: Señor, ¿cómo me libero de esto? ¿Cómo ser la voluntad de Dios y no la voluntad de mi propio ego?

    Y entonces él dijo algo maravilloso: Bhajan, tú eres mi brillantísimo hijo. Yo espero una cosa de ti.

    Yo pregunté: ¿Qué?

    Él dijo: Sólo ofréceme el Mul Mantra. Cántalo.

    Yo recuerdo que lo canté. – Ik ong kaar, sat nam, kartaa purkh, nirbhao, nirvair…

    Y él dijo: Detente. ¿Qué entiendes por nirvair?

    Yo dije: Sin venganza.

    Él dijo: ¿Sin venganza? Ahora, esos son los surcos en los que la mente humana puede ajustarse en la divinidad de Dios. Y uno de esos surcos que se ajustan es la no-venganza.

    Yo dije: Sí.

    Él dijo: "Entonces sé no-vengativo. Nunca tomes venganza de nadie. Deja que todo pase por sobre ti, por debajo de ti, por la izquierda de ti o por la derecha de ti. Sé Nirvair."

    Y ese fue el día en que me enseñó el Mul Mantra. "Ik ong kaar, sat naam". El Creador de toda esta creación de criaturas es Uno y la Verdad es su identidad.

    Niayma, a quien esto ocurrió y hacia quien esto se dirige.

    Ik ong kaar, sat naam, kartaa purakh. Es un ser que lo hace todo. Kartaa purakh. Nirbhao, sin miedo. Nirvair, sin venganza. Y cuando estas facultades vengan a ti – akaal moorat – entonces tú te tornarás en un ser inmortal. Ajoonee, entonces tú no vendrás ni irás. Sai bhang.  ¡Ajá! Entonces tú serás tú mismo.

    La gracia de la mente humana es cuando está sola. Entonces se la llama Ser Estándar. Entonces tú perteneces a Dios como un hijo de Dios.

    Palay guray hamtaaray, prabhjeet, palay gurai hamtaaray.

    Mal y bien, soy Tuyo, soy Tuyo, soy Tuyo. Después de todo, hay una facultad a la que perteneces. Estudias en la Universidad de Oxford. En Harvard, o en cualquier otra universidad. ¿Qué es lo que haces? ¿No perteneces a una universidad? Este universo es una universidad para todos ustedes, para librarse del conflicto y entrar en la Unicidad de Dios. Yo pasé por todas las cosas como ser humano. Tú extiendes tu majestad sobre esta tierra para seres humanos, oh Criatura, pero no lo olvides: has sido creado por Dios. Tú tienes tus fines políticos, tus fines monetarios, tus fines sensuales y sexuales, esos sentidos están contigo. Pero conserva los sentidos más elevados. Aprende a controlar esos sentidos y recuerda: el más elevado de los sentidos es no olvidar que tú eres una criatura.

    No hieras a nadie. No hieras a nadie, ni injuries a nadie, ni insultes a nadie. Eh, hombre, nunca golpees a nadie y olvida todo mal o perversión porque tú no perteneces a la corrupción del reino de Dios. Tú eres más elevado, eres un ser humano. Inteligencia que puede madurar hasta la Divinidad. Entonces, se ha probado en el cuerpo humano: Jesús estuvo allí, Nanak estuvo allí, Buda estuvo allí, Krishna, todos en cuerpos humanos se personificaron como estando en la Divinidad. Luego, hombre, tú también tienes una oportunidad. Y es por esa oportunidad que has venido. Nunca has venido aquí a crear tu reino. Has venido muchas veces, muchas veces has partido. Oh, ¿cuántas veces sigues andando? Comer, comer, comer, comer. ¿Cuántas pizzas puedes comer en un día? ¿Cuarenta? ¿Cincuenta? ¿Cien? Pon doble queso. Pon triple champiñones. Todo eso, pero ¿tienes estómago para digerirlo? Tanto conflicto hay en ti. Tu corazón está lleno de inmundicia y todo el tiempo la codicia, la ira, el egoísmo, moran en él y crecen como un reino animal. Entonces ustedes se transforman en absolutos animales para vivir los unos en los otros. No, no, no, amigo mío, si estuvieras hecho para vivir en los demás tú tendrías todos los animales que existen. Tú quieres: Yo quiero casarme contigo. Yo quiero vivir contigo. Oh, tonto, los árboles viven unos con otros, los humanos no. Los humanos viven los unos para los otros. Entonces tú deberías haber sido un árbol, una planta, tú deberías haber dado hermosas flores.

    El conflicto humano de la vida, queridos, es sólo que ustedes dicen a su más alta conciencia: Ese hombre me ha traicionado, yo no lo haré. Vivir los unos para los otros. Hoy vivirás para los humanos. Mañana puedes vivir para Dios, tu propio Creador, oh Criatura, y puedes aprender la verdad. Si estás hecho un desastre, gracias a Dios que estás hecho un desastre. Hay alguien para limpiar el desastre. Eres inteligente, límpialo. Si alguien te odia, tú lo amas. Si alguien te ha traicionado, tú lo perdonas. Si alguien ha sido malvado contigo, sé bueno con él. Ese es el único momento que Dios te ha dado en tu vida en que puedes demostrar que eres más elevado que los demás seres. Es una oportunidad excepcional en toda tu vida en la que puedes probar que tienes una inteligencia y un espíritu superiores, el fluir de Dios en ti. La culpa no es mi culpa…La culpa no es. Esta vida ha venido a ti como el más preciado don de Dios. No te arriesgues pensando que mañana estarás bien. Quién sabe sobre qué cabeza amanecerá el sol y dirá buenos días. Algunos han dormido de noche y jamás han visto esa hermosa mañana, nunca.

    Si tú le preguntaras a todo el imperio humano hoy: ¿Te sentiste bien crucificando a Jesucristo?

    Ellos dirían: ¡Maldición! Esa es la única mala acción que hicimos.  ¡Qué demonios! Lo hicimos, no lo entendemos.

    Yo diré: No. Es la acción más bella, mis queridos romanos. Si no lo hubiesen crucificado, él nunca hubiese sido conocido como el Cristo. Se le hubiera conocido como el carpintero, en lugar de Jesucristo. Son ustedes quienes lo pusieron en la cruz, son ustedes quienes nunca escucharon la verdad: son ustedes quienes fueron tan negativos que él brilló en la gloria de Dios. Porque él fue un hombre sin padre, él hizo a Dios su padre viviente. Él se fundió en conciencia. Y es por eso que, lo que sea que él hubiera sido como ser humano, Dios se fundió con//en él. Y cada uno de ustedes, allí sentados, puede hacer exactamente lo mismo. Es una cuestión de oportunidad. Y cuando la oportunidad viene a nosotros, nosotros perdemos los estribos, nos ponemos frenéticos. Somos naturalmente frenéticos. Nuestra religión es la conmoción. Es verdad amigos míos. Pero si le preguntan a alguien: ¿Eres tú un frenético?

    ¿Señor? Usted dígamelo. Usted debe ser un frenético porque hace falta serlo para reconocerlo. Y la gente piensa que el tiempo y la historia van a perdonar su conmoción.

    Amigos míos. Les diré lo que hace Dios. Dios creó maestros para que pudieran fundirse con Él y Él pueda enseñarles la religión de los buscadores de la verdad. La verdad está allí, todos la conocen. Pero el frenético pierde los estribos. Y cuando tú los pierdes, te descontrolas, estás afuera, y toma 8,4 millones de correteos el volver adentro. Es por eso que yo me pongo bastante serio contigo cuando te transformas en un animal con dos piernas. Y sin embargo tú caminas en cuatro piernas. Y dos de las tuyas no son vistas. Eso crea la dualidad. Eso crea la dualidad. ¿Qué es? El tiempo demostrará de quién es este tiempo y el tiempo demostrará lo que tenga que demostrar. El espíritu humano siempre se elevará por sobre el tiempo y el espacio.

    Un día en esta tierra, cuando la Meca no sea más que Las Vegas, cuando cada mujer, cada hija de esta Norteamérica sea desnudada por dólares, la Gracia del Movimiento de Dios se elevará lo suficiente para traer la Gloria. Ese es el día en que yo seré exonerado en el Reino de Dios. No hoy. No mañana. Y no el día después de mañana. Pero cuando nuestros carteles publicitarios no vendan a las hijas de Norteamérica con los pechos colgando, de los que vino la leche que cada norteamericano bebió al nacer, entonces esta basura de conciencia se elevará hasta la originalidad de la espiritualidad y la gente se dará cuenta de la gracia; ese día yo seré exonerado. Ese día yo diré: ¡Wuao!. Yo diré: Wahe Guru.

    Hoy en día nuestros políticos van a bares gay (para homosexuales). ¿Por qué? Porque allí hay votos. Dios se ha ido de vacaciones, amigo mío, y los votos se han convertido en el substituto de Dios. Todo el mundo quiere votos. No importa de dónde vengan. Las personas en quienes confiamos para ir, seleccionar y conducir nuestros valores morales y tomar la responsabilidad de nuestra seguridad, ellos no se preocupan. Se preocupan por sus empleos. Y tú te preocupas por tu empleo, yo me preocupo por mi empleo, ellos se preocupan por su empleo, ella se preocupa por su empleo, él se preocupa por su empleo. Pero ¿quién se preocupará por el verdadero trabajo?

    ¿Cuál era tu verdadero trabajo aquí? ¿Crear una Las Vegas y tomar avión tras avión hacia allí para hacer esa cosa bum? ¿Es para eso que has venido a los Estados Unidos? Tú has venido a los Estados Unidos para que puedas alabar a Dios libremente. Tú elegiste venir, atravesando el océano, por ese único motivo. Y ahora, porque te has hecho rico y tienes lo suficiente sobre tu mesa, te has olvidado de quién diablos eres. Has convertido esta tierra celestial en un infierno viviente. Y ahora preguntas por qué tus hijos toman drogas. ¿Qué diablos piensas que deben hacer? Tú has creado la locura de la pura dualidad de tu codicia y ahora crees que puedes gastar miles de millones de dólares y arreglarlo. Puedes gastarlos en policía, en ley y orden, en cárceles. ¿Crees que habrá felicidad en esta tierra? Olvídalo. Tú eres la causa de arruinar la felicidad de esta tierra. Cuando la riqueza se ha ido, nada se ha ido. Cuando la salud se ha ido, algo se ha ido. Pero cuando el carácter se ha ido, todo el maldito asunto se ha perdido. Y ¿quién tiene el carácter para pararse y decir: ¿Qué está pasando?

    La película documentada más hermosa es Jabberwocky (Jabberwocky, 1977), de Terry Gilliam [Película en tono de sátira ambientada en la Edad Media. N.d.T.]. ¿Quieres conocer a los Estados Unidos? Ve a ver eso. Vale la pena gastarse los tres dólares. Es un verdadero documental sobre los Estado Unidos. Y hoy tú te enorgulleces, puedes decirle a la India, puedes decirle a Japón, puedes decirle a Indonesia, puedes decirle a China, puedes decirle a Rusia, puedes decirle al mundo entero: Ahora todo el mundo es libre aquí. Sabemos cómo es libre todo el mundo. Todo el mundo es libre aquí para comer basura. Incluso los productos vivos orgánicos se han tornado parcialmente plásticos. El aguacate está totalmente pulido, reluciente – mira ese juego –, de modo que nunca ha de estar maduro. Luego cuando llega a la mesa norteamericana, esa fina capa de clorofila se habrá ido. La persona que vende el aguacate no está preocupada de que su aguacate esté dando clorofila, esté dando vida a la persona. Está preocupada por cuántos dólares ganará. Cada padre trabaja contra sus hijos, cada madre trabaja contra sus hijos, el gobierno trabaja contra los ciudadanos, el campesino trabaja contra el campo.

    ¿Qué estamos haciendo? No es afuera. Es justo dentro de nosotros. Nosotros somos la causa de esto. Y nosotros recibiremos el efecto sobre esto. Sí. Lo que siembres, cosecharás. Y por cada mal karma tú llorarás. La Ley del karma es una ley inevitable, una ley inmutable. Aquellos que cultiven trigo no comerán naranjas, ellos tendrán el trigo. Es en el conflicto del hombre que la infelicidad se está propagando. Está creciendo y lo está haciendo a una velocidad tal que ahora seremos golpeados con una demencia antes desconocida para nosotros.

    El camino de la espiritualidad es altamente cierto, absolutamente delicado y muy misterioso. Comprender es el privilegio del hombre común. Por consiguiente, pararse debajo de uno puede elevar la propia conciencia. Después de todo, el cerebro ordinario no puede siquiera pensar en Dios. Debe ser transformado en esa Infinitud. El cerebro ordinario no puede ser feliz porque es un cerebro de conflicto. Debe ser transformado en la unidad del Universo.

    MEDITACIÓN DE KUNDALINI – 15 DE SEPTIEMBRE DE 1977

    Postura general: Siéntate en posición fácil con la columna recta. Inclínate hacia adelante 60 grados sin doblar la columna.

    Brazos: Extiéndelos frente al cuerpo y paralelos al piso. Dobla el codo derecho y levanta el antebrazo hacia arriba de modo que quede perpendicular al suelo. Dobla el codo izquierdo y acerca el antebrazo al pecho hasta que el codo derecho apoye sobre la mano izquierda.

    Manos: Desde la postura indicada, cierra la mano derecha en un puño bien ajustado. Mantén la mano izquierda paralela al piso con la palma hacia abajo y los dedos juntos y extendidos apuntando hacia la derecha.

    Piernas: Siéntate con las piernas cruzadas o bien en una silla con el peso de ambos pies igualmente distribuido sobre el piso.

    Respiración: Inhala profundamente y exhala completamente cuatro veces. Vuelve a inhalar profundamente y mantén la respiración por unos segundos. Exhala cantando tres veces el primer mantra. Vuelve a inhalar completamente. Exhala cantando cuatro veces el segundo mantra. Completa la meditación inhalando profundamente y exhalando completamente una vez más.

    Ojos: Cerrados.

    Cerraduras u otras condiciones: Asegúrate de que tu espalda esté inclinada 60 grados hacia adelante y que el puño en tu mano derecha esté bien ajustado.

    Mantra: Canta el siguiente mantra tres veces mientras exhalas completamente.

    SATANAM SATANAM SATANAM SATANAM SATANAM SATANAM WAHE GURU

    Después de cierto tiempo, deja de cantar el mantra de arriba y comienza a cantar el siguiente mantra cuatro veces mientras exhalas completamente.

    SANO SOY. FELIZ SOY. SANTO SOY

    Concentración mental: Concéntrate en la respiración y en el canto de los mantras.

    Duración: Medita durante 11 minutos dedicando al menos 6 al primer mantra.

    Comentarios: Esta meditación produce mucho calor. Es una gran ventaja practicarla en un lugar fresco. Si la practicas 11 minutos al día te pondrá bien. Toda inquietud y toda energía desequilibrada se liberarán. Los mudras permiten al súper cuerpo o cuerpo astral ayudar con el equilibrio. De esta manera tú no abandonas el cuerpo.

    LA MORAL Y EL EGO

    19 de septiembre de 1977

    Recuerdo una vez en que había alguien que tenía una especie de enfermedad con la que nunca supimos qué hacer. Ya sea que lo llames curanderismo o que lo llames diagnosis o que lo llames de cualquier manera, la persona tenía la creencia de que un yogui podría arreglarlo. Probamos todo lo conocido pero nada funcionó. Era un estado mental en el que quieres ayudar

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1