Encuentra tu próximo/a libro favorito/a

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 días
La propiedad y las propiedades en el gabinete historiador

La propiedad y las propiedades en el gabinete historiador

Leer la vista previa

La propiedad y las propiedades en el gabinete historiador

Longitud:
130 página
1 hora
Publicado:
Oct 5, 2016
ISBN:
9788491359692
Formato:
Libro

Descripción

Desde la poderosa aportación de la civilística italiana en un arco de tiempo que va desde la década de los treinta a la de los cincuenta, toma carta de naturaleza en la ciencia del Derecho privado el binomio "propiedad" - "propiedades", para identificar la que un día fuera considerada unitaria institución del dominio. El llamado "pluralismo" de la propiedad no es un puro concepto, sino signo de una profundísima evolución de todo el Derecho de los bienes, ligada en una primera visión a las formas de crisis del ordenamiento de cuño napoleónico-pandectístico. Pero las raíces profundas del fenómeno ni son de ayer, ni pueden explicarse sin recurrir al análisis histórico. Es más, es el análisis histórico el que mejor puede hacer las cuentas con la relativización del concepto de propiedad, pues a él no resulta extraña la crudeza de los hechos naturales y económicos, verdadera causa última del dicho pluralismo. A ello concierne la extraordinaria síntesis de Paolo Grossi, que desvela luminosamente todo el trayecto de la cultura jurídica europea que conduce desde formas plurales de dominio a la propiedad "moderna", simple y abstracta, plasmada en los Códigos, y que vendrá abatida por los cambios del tiempo presente.
Publicado:
Oct 5, 2016
ISBN:
9788491359692
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con La propiedad y las propiedades en el gabinete historiador

Libros relacionados
Artículos relacionados

Vista previa del libro

La propiedad y las propiedades en el gabinete historiador - Paolo Grossi


LA PROPIEDAD Y LAS PROPIEDADES EN EL GABINETE DEL HISTORIADOR

Primera Edición

(Autor)

Paolo Grossi

(Prólogo)

ÁNGEL M. LÓPEZ Y LÓPEZ

Traducción y «Prólogo para civilistas»



Primera edición, 1992

Reimpresión, 2016

La edición original de esta obra, bajo el título «LA PROPRIETÀ E LE PROPRIETÀ NELL'OFFICINA DELLO STORICO», fue publicada por Dott. A. Giuffrè Editore S.p.A., de Milán, en la revista «QUADERNI FIORENTINI, nº 17, 1988»

El editor no se hace responsable de las opiniones recogidas, comentarios y manifestaciones vertidas por los autores. La presente obra recoge exclusivamente la opinión de su autor como manifestación de su derecho de libertad de expresión.

La Editorial se opone expresamente a que cualquiera de las páginas de esta obra o partes de ella sean utilizadas para la realización de resúmenes de prensa.

Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra (www.conlicencia.com; 91 702 19 70 / 93 272 04 45).

Por tanto, este libro no podrá ser reproducido total o parcialmente, ni transmitirse por procedimientos electrónicos, mecánicos, magnéticos o por sistemas de almacenamiento y recuperación informáticos o cualquier otro medio, quedando prohibidos su préstamo, alquiler o cualquier otra forma de cesión de uso del ejemplar, sin el permiso previo, por escrito, del titular o titulares del copyright.

Thomson Reuters y el logotipo de Thomson Reuters son marcas de Thomson Reuters

Civitas es una marca de Thomson Reuters (Legal) Limited

© by DOTT. A. GIUFFRÈ EDITORE S.p.A.© De la traducción al castellano, Editorial Civitas, S.A. Ignacio Ellacuría, 3. 28017 Madrid (España)

Editorial Civitas, SA

Camino de Galar, 15

31190, Cizur Menor

Teléfono: 902404047

Fax: 902400010

atencionclientes@thomsonreuters.com

www.thomsonreuters.es

Depósito Legal:

ISBN 978-84-9135-969-2

Contenido

Prólogo para civilistas. La propiedad y las propiedades en el gabinete del historiador

1. La propiedad y las propiedades: un repensamiento teórico y su significado para el historiador del Derecho

2. La propiedad y las propiedades: la cultura de la pertenencia y los condicionamientos monoculturales para el historiador del Derecho

3. La propiedad y las propiedades: condicionamientos de arquetipos culturales. La aportación individual y su modelo napoleónico-pandectístico

4. La propiedad y las propiedades entre aislamientos técnico-jurídicos y sofocamientos economicistas

5. Historia de la propiedad e historia agraria

6. La historia de la propiedad y su recuperación desde el punto de vista jurídico. Historia de la propiedad y fuentes catastrales

7. Un camino a recorrer: la propiedad como mentalidad jurídica

8. La historia de la propiedad bajo el signo de la discontinuidad «lo medieval» y «lo moderno» como universos distintos

9. Construcción medieval

10. El dominio útil: una mentalidad profunda

11. Dominio útil. Propiedad e «iura in re aliena» en el sistema del Derecho común

12. La inauguración de una propiedad: simplicidad y abstracción

13. Para una definición de lo «moderno» en la propiedad: simplicidad y abstracción

14. A la búsqueda de «lo moderno» en la propiedad. Una consideración sobre el cuadrivio del Quinientos. Un apunte necesario: Pothier en el gérmen de un lugar común

15. A la búsqueda de «lo moderno» en la propiedad. El «Code Napoleón»: un palimpsesto jurídico

16. A la búsqueda de «lo moderno» en la propiedad. El nuevo modelo técnico de pandectística

Prólogo para civilistas

1. Decía Savatier , hace ya bastantes años , que Derecho civil es, fundamentalmente, Derecho del Código civil En la frase del ilustre jurista francés, por otra parte tan atento a las evoluciones del Derecho privado en el período que sucedió al de las codificaciones, laten, a un tiempo, y de modo paradójico, motivos históricos y antihistóricos. Históricos, porque a su aguda sensibilidad no escapaba la constatación de que el momento codificador no es una página más de la historia de la legislación; antihistóricos, porque presentaba la conceptualización del Derecho civil como fruto de un arquetipo cristalizado en un preciso instante de la Historia: la conciencia de la enorme trascendencia del hecho codificador tenía como consecuencia una consideración del mismo como un punto de partida absolutamente nuevo, como una suerte de big bang de un universo jurídico del que no interesaba un pasado, mejor dicho, del que ni siquiera se predicaba un pasado. Como mucho, se subrayaba el enorme cambio constitucional que supuso la caída del Ancien Regime, y se daba por cancelado el período anterior, elevando al Código a carta magna del hombre nuevo, fruto y autor, a un tiempo, de la revolución liberal burguesa. El par funcional Constitución-Código (recíproca expresión un monumento legislativo del otro) iluminaba el vasto territorio de un continente nuevo, donde todo estaba por construir, de manera originaria; y así, los principios del Derecho codificado se elevaban a dogmas, se les añadía una carga de trascendencia que los colocaba fuera de su consideración como entidades históricas. De este modo se consumaba una operación en la que el enmascaramiento histórico era valiosísimo instrumento de un enmascaramiento ideológico. A dicha operación no fue en absoluto extraña (aunque, como siempre, hubo quien fue lúcidamente consciente de lo que en el fondo venía a significar) la civilística de cuño romanista, que se hizo la ilusión ante el Código de haber recuperado en lengua moderna la vieja Biblia, un nuevo Corpus Iuris provisto de racionalidad intrínseca y carácter exhaustivo, un libro autosuficiente, cerrado en sí mismo. Y de esta manera, desde puros exégetas a constructores ingeniosos de naturalezas jurídicas, durante un larguísimo período, se vive en la beatífica paz que proporcionan los precisos límites de la disciplina codificada. A quien esto pudiera parecer exagerado remitimos simplemente al índice de las obras que hasta ayer, y en algún caso hasta hoy, han dominado la escuela, el foro y la práctica notarial. Pero es el caso que fuera de ese cómodo hogar; la vida discurre, y propone problemas que demandan soluciones no obtenibles con el solo acervo del Código. La sapiencia de la crisis contemporánea alumbra la necesidad de insertarse en el discurrir de una realidad cambiante, que es tanto como insertarse en la historia, y en consecuencia sufragia Historiae implorare.

2. Esa general crisis contemporánea de las instituciones jurídicas codificadas sacude con enorme violencia a la propiedad, institución elevada a eje y fundamento del ordenamiento que habían diseñado los Códigos, y se manifiesta en la reflexión de la civilística moderna que aboca a la formulación de la que hoy conocemos como teoría pluralista de la propiedad: no se hable ya de la propiedad, háblese de las propiedades, lo que significa cambiar absolutamente de ángulo visual; significa contemplar el fenómeno de la apropiación privada desde la perspectiva de la relevancia económico-soáal de los bienes, no desde aquella otra que pivota sobre la abstracta consideración de éstos, y en consecuencia se resuelve en la simplicidad, unidad y homogeneidad del poder atribuido a un sujeto, siempre idéntico a sí mismo, y por ende, también abstracto. Ha llegado la hora de hacer las cuentas «con la crudeza de los hechos naturales y económicos», lo que supone la necesidad de ajustarlas con aquel pacífico arquetipo de la propiedad que se contiene en los Códigos. Y ello sólo se puede provechosamente si dejamos de lado la contemplación de la disciplina codificada sub specie aeternitatis. Es, pues, preciso, recorrer la parábola histórica de la propiedad: sólo la consciencia del pasado nos hace un poco menos pobres a la hora de entender el presente, y nos hace libres del vicio del dogmatismo, que tan profundamente ha impregnado generaciones enteras de reflexiones de los civilistas.

3. Esa parábola histórica está descrita con poderosa y bella síntesis en las páginas de Grossi que se ofrecen a continuación al lector. Páginas densas y llenas de sugerencias, con una capacidad de evocar temas y problemas que están presentes como preocupaciones en la actual ciencia del Derecho privado; páginas importantes no sólo para el historiador del Derecho, lo cual es obvio, sino también para la república de los civilistas; páginas todas que tienen como hilo conductor lo que anteriormente habíamos señalado como exigencia también para el privatista

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre La propiedad y las propiedades en el gabinete historiador

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores