Encuentra tu próximo/a libro favorito/a

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 días
Antonio Ortuño

Antonio Ortuño

Leer la vista previa

Antonio Ortuño

Longitud:
42 página
35 minutos
Publicado:
Mar 2, 2021
ISBN:
9786073042260
Formato:
Libro

Descripción

Antonio Ortuño es un gran prosista, atributo que, supongo, deberíamos esperar de cualquier escritor. Sin embargo, no pasa así. Es común que se publiquen libros apresurados, de prosa oscura o, peor, descuidada. Hay ejemplos famosos de libros premiados en concursos dotados generosamente que tienen una prosa plagada de palabras mal puestas. Son así por culpa de la patanería del autor, el corrector, el editor y también por la avaricia. Libros como salchichas de pavo. Los de Ortuño, al contrario, están cuidados con esmero detallista.
Publicado:
Mar 2, 2021
ISBN:
9786073042260
Formato:
Libro

Sobre el autor

Antonio Ortuño, hijo de inmigrantes españoles, nació en Guadalajara, México, en 1976. Fue, en ese orden, alumno destacado, desertor escolar, obrero en una empresa de efectos especiales y profesor particular. Trabaja desde 1999 en el grupo de periódicos Milenio, donde ha sido reportero, editor y, actualmente, Jefe de Redacción del diario Público-Milenio. Su primera novela, El buscador de cabezas (2006), recibió el elogio unánime de la crítica de su país y fue seleccionada por el diario Reforma como mejor primer libro del año. En 2006 apareció en España su libro de relatos El jardín japonés. Es colaborador habitual de publicaciones como Letras Libres, La Tempestad y Cuaderno Salmón.

Vista previa del libro

Antonio Ortuño - Antonio Ortuño

portada_ortuno0.jpg

Antonio Ortuño

Nota introductoria de L. M. Oliveira

escudo

Universidad Nacional Autónoma de México

México, 2020

Contenidos

Nota introductoria De triunfos, derrotas y el príncipe con mil enemigos

L.M. Oliveira

El príncipe con mil enemigos

El Grimorio de los Vencidos

Masculinidad

Aviso legal

Nota introductoria

De triunfos, derrotas y el príncipe con mil enemigos

Antonio Ortuño es un gran prosista, atributo que, supongo, deberíamos esperar de cualquier escritor. Sin embargo, no pasa así. Es común que se publiquen libros apresurados, de prosa oscura o, peor, descuidada. Hay ejemplos famosos de libros premiados en concursos dotados generosamente que tienen una prosa plagada de palabras mal puestas. Son así por culpa de la patanería del autor, el corrector, el editor y también por la avaricia. Libros como salchichas de pavo. Los de Ortuño, al contrario, están cuidados con esmero detallista. Es un escritor de prosa precisa que requiere que todo ande bien: parece tan simple.

Cada tanto debemos ventilar las palabras para que nombren nuevamente el mundo. Eso hace Ortuño, cada vez con mayor dominio. Vean sus adjetivos, los sustantivos cómicos que atentan con elegancia contra los sustantivados. Evita las descripciones genéricas y logra echar luz a sus párrafos. Una prosa luminosa abre la puerta para hablar de todo. Y Ortuño, además de prosista, es un gran narrador. La claridad de sus palabras le funciona para poner en el escenario a personajes muy variados: tortugas inmensas y enfermas (La Señora Rojo); un juez, un vasallo y un can, que terminan cediendo, como Ibargüengoitia en la Ley de Herodes, ante la derrota (Historia del cadí, el sirviente y su perro); un hijo que traiciona la voluntad materna con el dinero que le da su padre culposo (Agua corriente); una prostituta golpeada en un motel que termina cobrando una pequeña y brutal venganza (El trabajo del gallo); un jardín mal puesto que sirve como excusa para lograr una reunión con la mujer deseada (El jardín japonés); y, claro, un escritor que se abre camino en la vida entre fracasos, abandonos, muertes, estulticia, violencia (todos los cuentos de La vaga ambición). Sus personajes son rebeldes, inconformes, crueles y vehículo de la ironía y el sarcasmo: Ortuño los pone a danzar para que soltemos carcajadas ante su desgracia.

Masculinidad cuenta un día en la vida de un periodista que, en sus propias palabras, es un hombre. Y así le va. Sus desgracias se deben, en buena medida, no a la mala suerte, que se presenta en forma de derrota futbolera y un intento de asalto, sino a su estúpida masculinidad, de la que Ortuño se mofa palabra tras palabra.

El Grimorio de los Vencidos narra la batalla mágica entre un hombre desventurado, al que su mujer engaña con un mago, cuyo truco central es hacer nevar, y el mentado mago. Uno se las sabe todas, el otro debe recurrir a buscar un manual de magia, el

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Antonio Ortuño

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores