Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Mantenimiento de sistemas de climatización. TMVG0209

Mantenimiento de sistemas de climatización. TMVG0209

Leer la vista previa

Mantenimiento de sistemas de climatización. TMVG0209

valoraciones:
3/5 (2 valoraciones)
Longitud:
290 páginas
1 hora
Editorial:
Publicado:
14 abr 2014
ISBN:
9788416109562
Formato:
Libro

Descripción

Libro especializado que se ajusta al desarrollo de la cualificación profesional y adquisición de certificados de profesionalidad. Manual imprescindible para la formación y la capacitación, que se basa en los principios de la cualificación y dinamización del conocimiento, como premisas para la mejora de la empleabilidad y eficacia para el desempeño del trabajo.
Editorial:
Publicado:
14 abr 2014
ISBN:
9788416109562
Formato:
Libro


Relacionado con Mantenimiento de sistemas de climatización. TMVG0209

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

Mantenimiento de sistemas de climatización. TMVG0209 - Miguel Ángel Acedo Zambrana

Bibliografía

Capítulo 1

La climatización en los vehículos

1. Introducción

El sistema de climatización de un vehículo es una parte fundamental de este, ya que contribuye a mantener la confortabilidad en su interior.

Para comprender su funcionamiento es esencial conocer cuáles son los parámetros que influyen en la variación de las condiciones ambientales en el habitáculo interior, así como los procesos que tienen lugar dentro del climatizador, para lo cual también se explican los conceptos relativos a los principios físicos en los que se basan las transformaciones que se producen en las sustancias contenidas en el sistema y las propiedades físicas de las sustancias que intervienen en estos procesos.

2. Misión. Conducción más segura

La climatización dentro del mundo del automóvil tiene varias misiones o funciones que siempre están controladas o manejadas por el conductor y los ocupantes del vehículo, según también donde lleve los mandos de climatización.

Nota

Alguna de estas misiones va directamente ligada a conseguir una conducción más segura para los ocupantes del vehículo y para los demás usuarios de la vía, ya sean otros conductores o peatones.

Las misiones que cumple la climatización son:

Confortabilidad para los ocupantes del vehículo.

Conseguir una circulación mejor y de más recorrido para el circuito de refrigeración.

Eliminar el vaho concentrado en los cristales del vehículo según la climatología externa, facilitando y mejorando la conducción.

Mandos de climatización

Actividades

1. Buscar el material con el que los fabricantes de vehículos elaboran los asientos.

2. Buscar el material con el que se están fabricando los salpicaderos de los vehículos.

3. Condiciones de confort verano-invierno. Cargas externas e internas

El ser humano se siente a gusto si su entorno está a una temperatura y una humedad del aire determinadas, es decir, se siente en una situación de confort. Por ello, esta es una parte de seguridad activa, sobre la que ejerce una influencia positiva.

Temperatura en un turismo de clase media tras una hora de circulación a una temperatura ambiental de 30 ºC y una radiación solar directamente incidente

Nota

Una temperatura y una humedad del aire determinadas influyen sobre la seguridad de conducción y la no existencia de fatiga.

Las condiciones de confort en invierno y en verano no son las mismas. A continuación se explican cuáles deben ser las condiciones interiores según las temperaturas del exterior:

Si hay una temperatura externa de -20 ºC, para tener un buen confort, el interior del vehículo debe tener una temperatura de unos 28 ºC, con un caudal de aire de 8 kg/min, que equivale a 6 m³/min.

Teniendo una temperatura exterior de unos 40 ºC, en el interior se debe poner la temperatura a unos 23 ºC, con un caudal de aire de 10 kg/min, que equivale a 7,7 m³/min.

Con una temperatura exterior de unos 11 ºC, se debe poner la temperatura del interior a unos 20 ºC, con un caudal de aire de 4 kg/min, equivalente a 3 m³/min.

La siguiente gráfica muestra las curvas de confortabilidad ambiental en función de la temperatura y el caudal del aire:

Una carga externa es la radiación solar o climatología, que afecta principalmente al interior del vehículo y, por consiguiente, al conductor y a su seguridad de conducción.

Sabía que...

La temperatura del asfalto también influye como carga externa sobre la temperatura del vehículo.

La temperatura ideal para conducir está entre los 20 ºC y los 22 ºC, que es el margen agradable. Las temperaturas dentro de ese intervalo equivalen a la carga climatológica A (véase imagen siguiente).

La radiación solar intensa incidiendo sobre un vehículo puede llegar a aumentar la temperatura del interior en más de 15 ºC por encima de la temperatura atmosférica.

Aquí es donde llega el mayor peligro para el conductor y los ocupantes del vehículo, aumentando la temperatura corporal e intensificándose la frecuencia cardiaca. El cerebro recibe una cantidad menor de oxígeno (área B de la imagen).

En el área C de la figura es donde llega la mayor sobrecarga para el cuerpo, causando el llamado estrés climatológico.

Las cargas internas están generadas por los materiales y los colores que componen el interior del vehículo, influyendo activamente en la temperatura ambiental de dentro. Si los colores de la tapicería son más oscuros, la temperatura aumentará más, y si el tapizado y el interior del vehículo son de un material que absorbe las radiaciones solares, aumentará más aún.

Interior de color oscuro

También puede intervenir en dicha carga interna la propia temperatura del motor, siendo más elevada cuanto más caliente esté.

Nota

La ubicación del motor dentro del vehículo también interviene, puesto que si está dentro del compartimiento del habitáculo tiene más influencia térmica en el ambiente.

4. Parámetros de temperatura, humedad relativa, velocidad del aire y calidad

Como ya se ha comentado con anterioridad, la confortabilidad de la conducción depende mucho de la temperatura exterior y de cómo se regule la interior. Además de la temperatura, otros parámetros a tener en cuenta en el cálculo de la sensación térmica de los ocupantes de un vehículo son:

Velocidad del aire: se mide en m/s (metro/segundo). En las proximidades de la piel humana existe una cantidad de aire que permanece inmóvil y a temperatura muy parecida a la de la piel. El movimiento del aire desplaza a este y permite un intercambio de calor con el ambiente, mejorando con ello el rendimiento de evaporación del sudor, lo que modifica las condiciones térmicas del cuerpo.

Humedad relativa: hay que tener en cuenta que el aire contiene una determinada cantidad de vapor de agua, denominada humedad ambiental. En función de la temperatura, el aire puede contener cantidades de humedad distintas. Al máximo de humedad que puede contener una unidad de volumen de aire a una temperatura determinada sin que esta empiece a condensarse se le llama humedad absoluta. Para esa temperatura, a la cantidad de humedad que contiene el aire, pero que no llega a condensarse, se le denomina humedad relativa. Cuando en un ambiente cálido y con humedad desciende la temperatura, se produce la condensación del vapor de agua que contiene dicho sistema: el aire se vuelve frío y más seco.

Nota: por ejemplo: si a determinada temperatura, el aire tiene una humedad relativa del 60%, quiere decir que del 100% de vapor que podría contener antes de empezar a condensarse, solo tiene un 60%.

La calidad del aire: en el interior del habitáculo es imprescindible para desarrollar una conducción segura. Se obtiene cuando el aire está exento de polución atmosférica, de polvo, de suciedad o de polen, y por tanto es apto para ser respirado sin que cause sensaciones de malestar o favorezca reacciones alérgicas. Actualmente, los controles y las reglamentaciones sobre las características de los combustibles han aumentado, mejorando con ello la calidad de los usados. Sin embargo, el número de vehículos ha aumentado de forma desproporcionada, siendo estos el principal contaminante de las ciudades.

Nota: una persona normal respira entre 360 y 900 litros de aire/hora.

Aplicación práctica

Llega al taller un vehículo en el que, cuando se acciona la función de desempañado de cristales en el climatizador, no se desempeña dicha función. Es decir, la climatización funciona, pero no gestiona el desempañado. ¿Cuál puede ser el motivo?

SOLUCIÓN

El problema puede haber sido ocasionado por no haber colocado bien la temperatura de desempañado o también porque se haya estropeado el motor de la trampilla que abre la salida de aire para los cristales; con lo cual hay que proceder a sustituir dicho motor.

Sabía que...

Se ha descubierto que las emisiones de anhídrido carbónico derivadas de la combustión del petróleo influyen directamente en el calentamiento global del planeta, causando el temido efecto invernadero.

5.

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Mantenimiento de sistemas de climatización. TMVG0209

3.0
2 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores