Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Montaje de instalaciones automatizadas. ELEE0109: Montaje y mantenimiento de instalaciones eléctricas de baja tensión
Montaje de instalaciones automatizadas. ELEE0109: Montaje y mantenimiento de instalaciones eléctricas de baja tensión
Montaje de instalaciones automatizadas. ELEE0109: Montaje y mantenimiento de instalaciones eléctricas de baja tensión
Libro electrónico411 páginas4 horas

Montaje de instalaciones automatizadas. ELEE0109: Montaje y mantenimiento de instalaciones eléctricas de baja tensión

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

Conocer las tipologías, funcionalidades y aplicaciones fundamentales de las instalaciones automatizadas. Identificar las partes y elementos que configuran las instalaciones automatizadas. Conocer el funcionamiento y las recomendaciones de montaje de los elementos característicos de las instalaciones automatizadas. Elaborar e interpretar esquemas eléctricos de instalaciones automatizadas, en función de la simbología normalizada y de los convencionalismos de representación establecidos. Conocer la documentación técnica mínima que es necesaria establecer para que una instalación automatizada pueda ser puesta en marcha.
IdiomaEspañol
EditorialIC Editorial
Fecha de lanzamiento2 oct 2012
ISBN9788415670506
Montaje de instalaciones automatizadas. ELEE0109: Montaje y mantenimiento de instalaciones eléctricas de baja tensión
Leer la vista previa

Lee más de Ramón Guerrero Pérez

Relacionado con Montaje de instalaciones automatizadas. ELEE0109

Libros electrónicos relacionados

Artículos relacionados

Comentarios para Montaje de instalaciones automatizadas. ELEE0109

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    Montaje de instalaciones automatizadas. ELEE0109 - Ramón Guerrero Pérez

    1. Introducción

    Automatizar significa establecer un sistema capaz de sustituir al hombre (total o parcialmente) en el desempeño de una tarea que debe efectuarse de forma fiable y satisfactoria. Las instalaciones que son capaces de desempeñar este tipo de procesos automáticos se denominan instalaciones automatizadas.

    Las instalaciones o sistemas automatizados presentan dos ámbitos o niveles de aplicación fundamentales:

      Instalaciones automatizadas industriales.

      Instalaciones automatizadas en viviendas y edificios (domóticas).

    Las instalaciones automatizadas industriales suelen establecerse para que constituyan sistemas que sean capaces de optimizar procesos, reducir costes y mano de obra, acelerar la producción, etc. Un ejemplo de una instalación automatizada industrial puede ser la gestión del traslado de una mercancía a través de una cinta transportadora.

    Por otro lado, los sistemas domóticos son aquellas instalaciones aplicadas a viviendas y edificios que tienen la finalidad de proporcionar confort, seguridad y ahorro energético. Un ejemplo de instalación domótica muy usual es el control de toldos y persianas en función de la luminosidad o de la ausencia/ presencia de inclemencias meteorológicas.

    2. Instalaciones automatizadas. Aplicaciones típicas. ITC-BT-51

    Antes de comenzar a estudiar los fundamentos relacionados con las instalaciones automatizadas, es conveniente conocer ciertas definiciones básicas. Estas son:

      Automática: la automática se puede definir como el estudio de los procedimientos que van destinados a la sustitución del operario humano por un sistema artificial cuyo fin es la realización de una tarea que estará previamente planteada o programada.

      Automatización industrial: la automatización industrial es la aplicación y el estudio de la automática para establecer sistemas que sean capaces de controlar procesos en el ámbito industrial.

      Automatismo: el automatismo es un dispositivo que es capaz de sustituir acciones manuales para garantizar el buen funcionamiento de una máquina o incluso de una instalación.

      Autómata: el autómata o autómata programable es un dispositivo capaz de realizar el funcionamiento de un automatismo. Esto es posible gracias a un programa informático implantado en el autómata que puede ser escrito y modificado desde un terminal externo.

      Domótica: la domótica se puede definir como la automatización aplicada a la vivienda, por lo que engloba las tecnologías y mecanismos dedicados a controlar procesos dentro del hogar.

    Autómata programable

    2.1. Elementos de una instalación automatizada

    Los elementos que constituyen una instalación automatizada se pueden clasificar en dos bloques fundamentales: elementos operativos y elementos de mando.

    Elementos operativos

    Los elementos operativos son capaces de actuar directamente sobre una máquina o bien detectar variaciones en el entorno que condicionará el funcionamiento de la instalación. Estos elementos pueden hacer que una máquina se mueva o efectúe una acción determinada. Los elementos operativos se dividen en dos grupos: los accionadores o actuadores (motores) y los sensores o captadores (fotodiodos, sensores de temperatura, etc.).

    Accionadores o actuadores

    Un accionador es un dispositivo que, en respuesta a la señal procedente de un elemento de mando, actúa sobre alguna variable de salida, ya que es capaz de transformar la señal que recibe (por lo general, procedente de un automatismo) en un trabajo útil.

    Los accionadores suelen estar gobernados por un elemento de mando y pueden requerir de algún preaccionamiento para amplificar la señal que se les suministra. Esta amplificación previa consiste en permitir o interrumpir el suministro de energía desde la fuente al accionador.

    Preaccionadores

    Son dispositivos que se utilizan para gobernar y activar a los actuadores y, a menudo, se consideran también como actuadores.

    Los motores de corriente continua y alterna son los actuadores más utilizados en el ámbito industrial.

    Motor de corriente continua (CC)

    Sensores o captadores

    Los sensores son dispositivos capaces de adquirir información del entorno. Dicha información puede estar relacionada con la variación de magnitudes físicas concretas o con el estado de determinados componentes. La variación de la magnitud medida, es enviada al elemento de mando en forma de magnitud eléctrica.

    Para convertir las magnitudes físicas captadas en magnitudes eléctricas, se emplean los denominados transductores. Estos se clasifican según el tipo de señal de transmisión:

      Transductores todo o nada: los transductores todo o nada pueden transmitir una señal binaria (0, 1). Los finales de carrera son un ejemplo de transductores de este tipo.

    Final de carrera

      Transductores numéricos: transmiten combinaciones binarias. Los encoders son transductores de este tipo.

      Transductores analógicos: suministran una señal analógica (5 V, 24 V, etc.).

    Elemento de mando

    El elemento de mando suele ser un autómata programable, aunque también pueden utilizarse otros aparatos controladores.

    El elemento de mando constituye el centro del proceso automatizado y debe ser capaz de comunicarse con todos y cada uno de los dispositivos que constituyen la instalación automatizada.

    Identifique los elementos (A, B, C) del siguiente diagrama de bloques que representa parte de una instalación automatizada:

    SOLUCIÓN

    A. sensor.

    B. transductor.

    C. actuador/accionador.

    2.2. El autómata programable

    La mayor parte de los procesos que existen en el ámbito industrial suelen controlarse con sistemas basados en microprocesadores o microcontroladores. Dentro de este tipo de sistemas, los autómatas programables son los más extendidos. A continuación, se muestra el esquema interno de un autómata programable:

    Esquema interno de un atómata programable

    Autómata programable

    Los autómatas programables, también denominados como PLC`s , son equipos electrónicos basados en un microprocesador o microcontrolador. Pueden ser programados mediante un lenguaje de programación específico y están especialmente diseñados para controlar procesos que sigan una secuencia determinada.

    Dentro de un proceso, el autómata programable tiene que tener un absoluto control sobre el mismo.

    El siguiente esquema muestra la posición del autómata dentro de un proceso:

    El atómata programable dentro de un proceso

    El programa de usuario en función de las informaciones y estados anteriores determinan las acciones a tomar sobre el proceso El programa del autómata recibe continuamente información del estado actual (y anterior) del proceso. En base a esta información y, de acuerdo con el algoritmo implementado, el autómata procesa y determina las acciones a llevar a cabo sobre dicho proceso.

    Las señales que reciben los elementos actuadores se conocen como variables externas de salida, mientras que las señales que proporcionan los sensores se denominan variables externas de entrada.

    Variables

    Existen dos tipos de variables que el autómata maneja en el control de un proceso: variables externas y variables internas.

    Variables externas

    Dentro de las variables externas que recibe/envía el autómata pueden distinguirse dos tipos:

    Variables todo o nada (digitales)

    La señal recibida procedente de un final de carrera. Es un claro ejemplo de señal todo o nada.

    Los autómatas programables trabajan con lógica digital, por ejemplo, cuando un pulsador esté activado enviará una señal que será tomada como 1. Esta señal será 0 en caso de que el interruptor esté cerrado o desactivado.

    Los autómatas programables presentan unas módulos de entrada/ salida (del tipo todo/nada) que hacen posible que el autómata pueda trabajar con los rangos de señales de tensión alterna o continua que se utilizan en el ámbito industrial (220V CA, 24 V CC, etc.).

    Variables analógicas

    La señal que proporciona un termómetro es un claro ejemplo de señal analógica, ya que son señales que pueden tomar multitud de valores (0 ºC, 25 ºC, 40 ºC, etc.). Como el autómata trabaja con señales digitales, los módulos de entrada/salida analógica deben convertir estas señales (conversión analógica-digital) empleando generalmente convertidores de 8 bits.

    Variables internas

    Las variables internas suelen corresponder a resultados de operaciones lógicas o aritméticas que se producen en la ejecución del programa interno del autómata y, al igual que las variables de salida, estas son almacenadas en determinadas zonas de la memoria interna del autómata.

    El siguiente esquema de bloques representa la estructura interna de un autómata programable:

    Esquema de bloques de un autómata programable

    Programación del autómata

    Programar un autómata significa establecer una secuencia ordenada de instrucciones basadas en un lenguaje de programación que permiten resolver el control sobre un determinado proceso.

    No existe una única descripción para cada lenguaje, sino que cada fabricante utiliza una denominación particular para cada una de las instrucciones que pueden implementarse en el programa del autómata. No obstante, pueden distinguirse dos tipologías claramente diferenciadas: el lenguaje por lista de instrucciones y el lenguaje en esquema de contactos.

    El lenguaje por lista de instrucciones consiste en una serie de códigos donde, cada uno de los cuales, representa una instrucción concreta y, cada fabricante, utiliza códigos y nomenclaturas diferentes para referirse a estas instrucciones.

    El lenguaje en esquema de contactos es un lenguaje gráfico basado en esquemas y símbolos eléctricos. La principal ventaja de este lenguaje frente al de lista de instrucciones es que su simbología básica está normalizada, es decir, es la misma para todos los fabricantes.

    Símbolos básicos usados en los esquemas de contactos

    2.3. Domótica: viviendas inteligentes. Concepto y aplicaciones

    La domótica engloba al conjunto de sistemas que automatizan procesos en viviendas y edificios. Estos sistemas permiten gestiones de tipo energético, seguridad, bienestar y comunicación.

    Los equipos domóticos pueden estar integrados mediante redes de comunicación, cableadas o inalámbricas, cuyo control suele disfrutar de cierta ubicuidad.

    Domótica

    Integración de la tecnología en el diseño inteligente de un recinto.

    Aplicaciones

    Respecto a los servicios que ofrece la domótica, pueden diferenciarse los siguientes ámbitos de aplicación fundamentales:

      Ahorro energético.

      Confort.

      Seguridad.

    Dentro del ámbito del ahorro energético pueden distinguirse: los sistemas de gestión de climatización, la desconexión automática de equipos cuyo funcionamiento no es prioritario y la gestión de aparatos según las tarifas establecidas.

    En el ámbito del confort se pueden enumerar los siguientes sistemas: regulación, apagado y encendido automático de la iluminación de la vivienda según el nivel de iluminación, integración del portero a otros aparatos (teléfono, televisor), ocio multimedia, etc.

    Respecto al aumento del nivel de seguridad de la vivienda, destacan los sistemas domóticos que permiten simulaciones de presencia, detecciones de fuego, gas y agua, teleasistencia médica, cerramiento seguro de persianas y acceso a cámaras de videovigilancia.

    Control domótico

    Imagine un sistema domótico que riegue automáticamente el césped de un jardín. ¿Qué tipo de beneficio cree que proporcionará?

    a. De confort

    b. De seguridad

    c. De ahorro energético

    SOLUCIÓN

    Aunque se puede pensar que este sistema tendría como principal objetivo proporcionar confort (evitaría el riego manual), el ahorro energético es objetivo primario de este sistema (evita el gasto inútil de agua).

    2.4. Automatización industrial. Objetivos y aplicaciones

    En el ámbito de la producción industrial, la automatización de procesos ha pasado de ser una herramienta de trabajo opcional a un elemento fundamental si se desea competir en el mercado globalizado. Todo empresario debe establecer sistemas de automatización para aumentar la fiabilidad de sus productos, disminuir tiempos de producción, efectuar tareas complejas, reducir desechos o piezas defectuosas y, especialmente, aumentar la rentabilidad.

    Dentro de los objetivos que se pretenden alcanzar a la hora de automatizar un proceso industrial, destacan:

      Diminuir la mano de obra necesaria.

      Simplificación del trabajo.

      Aumento de la eficiencia.

      Disminuir errores de producción.

      Aumento de la calidad de los productos.

      Aumento de la productividad.

      Mejorar la competitividad de la empresa.

    Los sistemas de automatización industrial gozan cada día de mayor demanda dado que el avance de la tecnología va íntimamente unido al aumento de la competividad con otras empresas en concepto de calidad, fiabilidad y volúmenes de producción.

    Respecto a las áreas donde se desarrolla esta disciplina, destacan:

      Minería.

      Medicina.

      Mecánica.

      Textil.

      Alimentación.

    En definitiva, los sistemas automatizados son implantados en cualquier industria en la que se desee mejorar, abaratar y acelerar la producción.

    2.5. El Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión. ITC-BT-51

    El Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (REBT) constituye un conjunto de normativas que regulan las condiciones de instalación, mantenimiento y explotación que deben cumplir las instalaciones de baja tensión.

    Instalaciones de baja tensión

    Según el REBT, se consideran de baja tensión aquellas instalaciones eléctricas cuyo voltaje sea menor o igual a 1000 V en corriente alterna o 1500 V en caso de corriente continua.

    El reglamento que se encuentra actualmente en vigor fue aprobado por el Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto y publicado en el BOE núm. 224 del miércoles 18 de septiembre.

    El REBT está estructurado en dos partes fundamentales. La primera, corresponde a una serie de artículos (29) que establecen las condiciones legales y administrativas que deben cumplir las instalaciones de baja tensión. La segunda parte, establece una serie de instrucciones (51), denominadas como ITC-BT que establecen los requisitos técnicos de dichas instalaciones. Dentro de estas instrucciones técnicas, la última, la ITC-BT-51 se aplica a las instalaciones de sistemas automatizados para viviendas y edificios (domóticos).

    Reglamento electrotécnico para baja tensión

    A continuación, se desarrolla la ITC-BT-51 (Instrucción Técnica Complementaria, extraída del REBT).

    Objeto y campo de aplicación

    Esta instrucción establece los requisitos específicos de la instalación de

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1