Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Hijos que prosperan: 12 principios para que tus hijos vivan mejor que tú

Hijos que prosperan: 12 principios para que tus hijos vivan mejor que tú

Leer la vista previa

Hijos que prosperan: 12 principios para que tus hijos vivan mejor que tú

valoraciones:
5/5 (1 clasificación)
Longitud:
230 páginas
2 horas
Editorial:
Publicado:
Feb 9, 2021
ISBN:
9781602559349
Formato:
Libro

Descripción

Sobre la base de la importancia de llevar a los hijos por el camino de la prosperidad integral, Andrés Pansiuk presenta una guía para los padres, y hace énfasis en que el trabajo debe comenzar desde la niñez.

Hijos que prosperan explica las 12 características que los hijos deben poseer para así alcanzar la prosperidad integral. Estas son: la responsabilidad personal, el amor al trabajo, la perseverancia, el orden, la moderación, el ahorro, el amor a la libertad, la humildad, la integridad personal, el respeto a Dios y al prójimo, la generosidad y, finalmente, la sabiduría y el crecimiento continuo.

Para explicar estas características, el autor sigue el mismo formato: presenta una historia ejemplificativa del tema que se va a tratar, hace preguntas para pensar en familia, presenta principios de vida, y al final coloca actividades prácticas para educar a nuestros hijos y enseñarlos a ser más sabios.

Por último, explica el concepto de prosperidad integral, que no se circunscribe a la esfera económica, sino a todas las áreas de la vida: el negocio, las finanzas, el trabajo, la relación de pareja, los hijos, etc.

Con la lectura de este libro, el lector obtendrá las herramientas para encauzar a sus hijos hacia la prosperidad integral, para animarlos a que tengan su Norte claro en cuanto a lo ético y moral, y a que se enfoquen en adquirir sabiduría por sobre la inteligencia.

Children Who Prosper

Based on the importance of leading children on the path to integral prosperity, Andrés Pansiuk presents a guide for parents, and emphasizes that the work must begin in childhood.

Children Who Prosper explains the 12 characteristics that children must possess in order to achieve integral prosperity. These are: personal responsibility, love of work, perseverance, order, moderation, thrift, love of freedom, humility, personal integrity, respect for God and neighbor, generosity, and finally, wisdom and continued growth.

To explain these characteristics, the author follows the same format: he presents an exemplary story of the subject to be treated, asks questions to think about family, presents principles of life, and at the end he places practical activities to educate our children and teach them to be wiser.

Finally, it explains the concept of integral prosperity, which is not limited to the economic sphere, but to all areas of life: business, finances, work, relationships, children, etc.

With the reading of this book, the reader will obtain the tools to channel his or her children towards integral prosperity, to encourage them to have their North clear as far as the ethical and moral aspects are concerned, and to focus on acquiring wisdom over intelligence.

Editorial:
Publicado:
Feb 9, 2021
ISBN:
9781602559349
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Hijos que prosperan

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

Hijos que prosperan - Andrés Panasiuk

Recomendaciones para Hijos que prosperan

«América Latina sería diferente si cambiáramos nuestros paradigmas sobre los recursos. Como dice el Dr. Andrés Panasiuk, a quien conozco desde mediados de los 90, esto comienza por casa. Familias financieramente sanas hacen países económicamente prósperos. Si hiciéramos caso de las enseñanzas que encontrará en este libro, no solo nuestras familias estarían mejor, sino que nuestros países caminarían por un rumbo diferente».

Napoleón Ardaya Borja

Exdiputado Nacional de Bolivia

Consultor en Liderazgo, Comunicación y Política

«Leer este libro es apasionante porque está lleno de información actualizada y ejemplos prácticos. Como padres, hemos sido llamados a dejar un legado y a pensar generacionalmente. Nacimos con el fin de inspirar a nuestros hijos y formarlos para que sean capaces de llevarlo todo a un nuevo nivel. Por eso estoy seguro de que disfrutarás la lectura y aplicación de este extraordinario libro de mi amigo, el Dr. Andrés Panasiuk».

Sixto Porras

Director Regional

Enfoque a la Familia

«Luego de colaborar por años junto al Dr. Panasiuk en la formación de tantos docentes y jóvenes de mi país, estoy convencida de que el material de este libro es justamente lo que nuestros hijos necesitan vivir. Si le enseñamos estas ideas a la niñez de nuestros países, tendremos, de seguro, una generación más próspera que la nuestra, una donde la vivencia de los principios como fundamento filosófico de las familias se constituya en el camino para mejorar la calidad de vida haciéndola más digna y más humana».

Laura L. Delvalle

Directora de Vinculación y Divulgación

Ministerio de Educación y Ciencias

República del Paraguay

«La manera en la que Andrés encara el tema de la educación financiera es, justamente, la forma en la que nuestros hijos necesitan escuchar del tema: una forma más humana y menos materialista. Una vida de prosperidad integral comienza enfocándonos en nuestro ser, para luego poder hacer las cosas de una manera diferente. Si quieres educar financieramente a la siguiente generación, este es el libro que debes compartir en tu hogar».

Gabriela Troiani

Jefa del Programa Educación

Ministerio de Educación

Provincia de San Luis, Argentina

«Nuestros hijos necesitan adquirir una nueva cultura financiera. Deben transformarse de adentro hacia afuera. Requieren cambiar su manera de pensar, para cambiar su manera de vivir. Te recomendamos, de corazón, este libro del Dr. Andrés Panasiuk. Te servirá como un mapa para llevar a tus hijos hacia la tierra de la Prosperidad Integral».

Milagros y Guillermo Aguayo

Directores

Salvemos la Familia

«Los conceptos e ideas compartidos por el Dr. Panasiuk en este libro llevarán a tus hijos por un camino diferente, el camino del Bienestar. Por muchos años he seguido y apoyado la labor del equipo de Cultura Financiera porque creo que para tener un país mejor debemos comenzar a pensar distinto».

Edgar Rolando Guzmán Bethancourt

Gerente General

Banco de Desarrollo Rural S.A. (Banrural)

© 2020 por Andrés Panasiuk

Publicado por Grupo Nelson en Nashville, Tennessee,

Estados Unidos de América.

Grupo Nelson es una marca registrada de Thomas Nelson.

www.gruponelson.com

Este libro también está disponible en formato electrónico.

Todos los derechos reservados. Ninguna porción de este libro podrá ser reproducida, almacenada en ningún sistema de recuperación, o transmitida en cualquier forma o por cualquier medio —mecánicos, fotocopias, grabación u otro—, excepto por citas breves en revistas impresas, sin la autorización previa por escrito de la editorial.

A menos que se indique lo contrario, las citas bíblicas han sido tomadas de la Biblia Dios Habla Hoy®, Tercera edición © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996. Usada con permiso.

Las citas bíblicas marcadas «NVI» son de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional® NVI®. Copyright © 1999, 2015 por Biblica, Inc.® Usada con permiso de Biblica, Inc.® Reservados todos los derechos en todo el mundo.

Editora en Jefe: Graciela Lelli

Edición: Liana García

Diseño: Grupo Nivel Uno, Inc.

ISBN: 978-1-60255-933-2

Edición Epub Diciembre 2020 9781602559349

Impreso en Estados Unidos de América

20 21 22 23 24 LSC 9 8 7 6 5 4 3 2 1

Ebook Instructions

In this ebook edition, please use your device’s note-taking function to record your thoughts wherever you see the bracketed instructions [Tus Notas]. Use your device’s highlighting function to record your response whenever you are asked to checkmark, circle, underline, or otherwise indicate your answer(s).

Information about External Hyperlinks in this ebook

Please note that the endnotes in this ebook may contain hyperlinks to external websites as part of bibliographic citations. These hyperlinks have not been activated by the publisher, who cannot verify the accuracy of these links beyond the date of publication

Contenido

Cubrir

Pagina del titulo

Derechos de autor

Una carta personal . . .

Historias de pobres y ricos

Mentalidad de pobreza y mentalidad de abundancia

Una cultura que abraza la prosperidad

1.    La responsabilidad personal

2.    El amor al trabajo

3.    La perseverancia

4.    El orden

5.    La moderación

6.    El ahorro

7.    El amor a la libertad

8.    La humildad

9.    La integridad personal

10.    El respeto a Dios y al prójimo

11.    La generosidad

12.    La sabiduría y el crecimiento continuo

Comenzando con el final en mente

Notas

Agradecimientos

Acerca del autor

Dedicatoria

A mi madre, María Chamula de Panasiuk, y mi

hermana, María Ester Panasiuk, las primeras personas

que me mostraron el sendero que me llevó a beber del río

de la vida abundante.

Una carta personal . . .

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos: queremos que tengan un estudio mejor, un trabajo mejor, una vida mejor, un futuro mejor. Deseamos que no pasen las necesidades que nosotros pasamos ni cometan los errores que nosotros cometimos, especialmente en el área financiera.

Sin embargo, muchos de nosotros, en nuestra niñez, no vimos en casa el ejemplo de cómo educar financieramente a los niños para que sean más prósperos que nosotros.

Luego de leer hace muchos años el libro de Lawrence Harrison titulado: El sueño panamericano,¹ me convencí de que, si queremos que la siguiente generación sea más próspera que la nuestra, el trabajo debe comenzar en casa, desde la niñez.

Cómo nos comportamos y las cosas que les decimos a nuestros hijos hacen una gran diferencia en sus vidas. Las herramientas que les damos mientras aún están en el seno del hogar y las ideas que colocamos en sus mentes cuando todavía son maleables hacen la diferencia entre la vida y la muerte económica.

Este libro es tu mapa, tu guía, tu brújula. Las ideas que voy a compartir contigo son ideas probadas en el tiempo. Funcionan. Créeme.

Nosotros tenemos dos hijas mujeres y un varón. Nacieron en 1990, 1993 y el año 2000, respectivamente: dos mileniales y uno de la Generación Z. Mi esposa y yo sabemos lo que funciona, lo que no funciona, y cuál es el impacto en la vida de nuestros hijos de las ideas que aprendimos de la mano del doctor Larry Burkett cuando nos encontramos con sus materiales a finales de los años 80.

Rochelle y yo agradecemos también el habernos cruzado en el camino de la vida con el doctor Howard Dayton y su esposa Beverly, quienes nos influenciaron aún más profundamente en lo que respecta a los conceptos e ideas que compartiré contigo a lo largo de estas páginas.

Si me haces caso, la vida de tus hijos no será igual a la de los hijos de tus familiares y amigos. Ellos caminarán por un sendero distinto, andarán por un camino diferente, valorarán cosas más importantes y tomarán decisiones que los llevarán en la dirección de la prosperidad integral.

Gracias por permitirme entrar en tu vida y la de tu familia. Es un honor compartir la vida de nuestra familia con la tuya. Caminemos en el proceso de potenciar una generación más próspera que la nuestra.

Historias de pobres y ricos

RICOS QUE SE HICIERON POBRES

A comienzos del siglo veinte unas pocas familias norteamericanas controlaban la mayor parte de la economía del país. La mayoría de esas fortunas se construyeron durante los últimos decenios del siglo XIX y los comienzos del siglo XX: los Vanderbilt, los Stroh, los Carnegie, los McCormick, la familia de J. P. Morgan, la de Charles Schwab, los Du Pont y tantos otros millonarios que dejaron profundas huellas en la vida del mundo de hoy.

A pesar de haber amasado grandes fortunas, no todas esas familias multimillonarias terminaron bien. Algunas de estas fortunas se mantuvieron saludables mientras vivieron los constructores de esos imperios financieros, pero, lamentablemente, se perdieron por completo en las siguientes generaciones.

«Padres ricos, hijos flojos y nietos pobres», dice el dicho popular. Eso tiene algo de cierto. Por lo menos, en la idea de que, muchas veces, las generaciones que heredan riquezas no entienden qué llevó a sus padres y abuelos a la cúspide económica, toman decisiones erróneas, y pierden todo el trabajo y sacrificio realizado con el fin de construir un futuro mejor para la familia.

Me gustaría compartir contigo algunas de estas historias de ricos que se hicieron pobres para que aprendamos ciertas lecciones fundamentales sobre la riqueza a través del tiempo. No necesariamente significa que fueron los hijos o los nietos los que tomaron las decisiones equivocadas, pero estas experiencias nos muestran el tipo de ideas que debemos enseñar en el seno de nuestra propia familia.

Los Stroh

Bernhard Stroh llegó a Estados Unidos desde Alemania a mediados del siglo XIX con unos pocos dólares en el bolsillo y una receta familiar para hacer cerveza. Cuando yo llegué a Chicago, en 1985, la familia Stroh tenía el control completo de la tercera empresa cervecera más grande del país.

La familia controlaba una fortuna de setecientos millones de dólares; si hubiesen puesto ese dinero en la Bolsa de Valores de Nueva York y simplemente los intereses hubiesen seguido el índice de Standard & Poor 500, hoy tendrían la friolera de nueve mil millones de dólares en el banco.¹

Sin embargo, hoy en día, la empresa Stroh ha desaparecido de la faz de la tierra, y la fortuna familiar se ha ido con ella. Fue víctima de un alto nivel de endeudamiento y una competencia aguerrida en un mercado siempre cambiante.

LECCIÓN DE VIDA:

Enseña a tus hijos a manejar sus compromisos económicos. Enséñales a huir de las deudas como de la plaga. A pesar de que pedir préstamos no es malo; ser suicida sí lo es. Ellos necesitan conocer el principio del compromiso garantizado y lo que significa la presunción del futuro.

Enseña a tus hijos a ser cuidadosos con sus compromisos, pero dispuestos a cambiar con los tiempos. A veces, que algo sea grande no significa que sea mejor. Solo lo mejor es mejor. A veces, una empresa grande es difícil de administrar y tiene dificultades para adaptarse. Una pequeña es mucho más versátil y fácil de manejar.

Los Hartford

George Huntington Hartford fundó en 1859 la empresa Great Atlantic & Pacific Tea Company. Esta compañía, conocida como A&P (se lee «A y P»), llegó a ser cien años después la cadena de supermercados más extensa del mundo. Para 1950, A&P tenía dieciséis mil sucursales, ventas anuales por más de dos mil setecientos millones de dólares y, con excepción de la General Motors, era la empresa que más productos distribuía en el planeta.²

Esa es la razón por la que, cuando su nieto Huntington Hartford se declaró en quiebra a comienzos del siglo XXI, fue una verdadera sorpresa en el mundo de los negocios. Hartford murió en el 2008, cuatro años después de haberse mudado a las Bahamas para vivir con su hija. Allí, sus ingresos representaban una minúscula porción de la fortuna que la vida había puesto en sus manos y que, a mi modo de ver, él, diligentemente, había derrochado en malos negocios y una vida desordenada.

LECCIÓN DE VIDA:

Enseña a tus hijos a ser agradecidos con lo que han recibido y a sentirse altamente responsables por lo poco o mucho que sus padres les han dejado.

Comparte con tus hijos hábitos de moderación (ya lo explicaremos más adelante).

Debemos entrenar el ojo de nuestros hijos para saber cuáles son los buenos negocios y cuáles no. No todas las buenas ideas son buenos negocios. No todos los negocios que responden a una necesidad del mercado son rentables.

Enseña a tus hijos a ser respetuosos con Dios y el prójimo. Esa actitud de respeto vertical y horizontal los llevará a tomar mejores decisiones en la vida.

Los Vanderbilt

Para cuando Cornelius Vanderbilt murió en 1877, los cien dólares que le había pedido prestado a su madre en 1810 para comprar un bote se habían convertido en cien millones de dólares, una de las fortunas más grandes de Estados Unidos de América en esa época. Vanderbilt construyó un imperio en el mundo del transporte, y su hijo mayor, William, lo perfeccionó y expandió. El apellido Vanderbilt es sinónimo de trenes y transporte ferroviario.

Sin embargo, seis generaciones más tarde, las inmensas empresas ferroviarias que eran propiedad de la familia, ahora están en las manos de otros. Cuando Gloria Vanderbilt falleció en junio del 2019, la famosa revista Forbes reveló que su hijo, Anderson Cooper (personalidad televisiva de CNN) confesó en una entrevista que su madre le dijo claramente que no existía un «fondo fiduciario» del cual él pudiera vivir.³

Toda la fortuna que Cornelius y William Vanderbilt construyeron había desaparecido en dos generaciones, la de Gloria y la de su padre Reginaldo (un famoso playboy y jugador empedernido).

LECCIÓN DE VIDA:

No solo hace falta impactar la vida de nuestros hijos, también debemos hacerlo con la de nuestros nietos. Reginaldo Vanderbilt, nieto de Cornelius, fue el que se encargó de dilapidar la fortuna familiar.

Debemos tener una forma establecida y un proceso exitoso para transmitir principios y valores de generación en generación.

Una persona con una vida licenciosa y desordenada no debería recibir la autoridad para tomar decisiones sobre las empresas familiares y su patrimonio.

Carlos M. Schwab

Carlos M. Schwab (no confundir con el inversor norteamericano Charles R. Schwab) empezó trabajando como un simple empleado, pero para 1897, a los treinta y cinco años de edad, llegó a

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Hijos que prosperan

5.0
1 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores