Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

La Segunda Guerra Mundial
La Segunda Guerra Mundial
La Segunda Guerra Mundial
Libro electrónico511 páginas6 horas

La Segunda Guerra Mundial

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Información de este libro electrónico

"Cada guerra implica la destrucción del espíritu humano" (Henry Miller).

La Humanidad no puede perder la Memoria Histórica, aunque algunos traten de ocultarla.

Con la retrospectiva que nos brinda los más de 75 años transcurridos desde los hechos narrados, con libertad de pensamiento y una mirada totalmente independiente, Pacific Media ha emprendido una ardua investigación que ha dado como resultado la serie: “La Segunda Guerra Mundial”. Todo lo acontecido desde el maléfico momento en que Hitler ordenó la invasión del territorio polaco hasta el día en que el Emperador Hirohito tuvo que aceptar lo inaceptable, está recogido en este audiolibro a lo largo de sus 21 capítulos.

Una serie hecha para recordar o descubrir el pasado, para no olvidarlo.

1. Hitler el Lobo

2. El Comienzo: La Expansión Germano-Soviética

3. La Venganza del Fürher

4. La Batalla de Inglaterra

5. La Batalla del Atlántico

6. El Zorro del Desierto

7. La Invasión de la Unión Soviética

8. Sr. Presidente: ¿Qué pasa con los Japoneses?

9. Midway: Cambio de Rumbo

10. Stalingrado

11. Las Ratas del Desierto

12. El Ocaso del Fascismo

13. La Lenta Campaña Italizana

14. Camino Hacia Tokio

15. El Pacífico en Llamas

16. El Dia D

17. La Batalla de Kursk

18. La Batalla por Alemania

19. La Agonía del Tercer Reich

20. Leyte, El Destino del Imperio

21. “La Paz de la bomba Atómica”

IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento21 ene 2021
ISBN9781005668624
La Segunda Guerra Mundial
Leer la vista previa
Autor

José Delgado

José Delgado ha desarrollado la mayor parte de su vida profesional en el mundo audiovisual como distribuidor, guionista, productor y director. Los últimos 15 años los ha dedicado al estudio e investigación de las dos guerras mundiales que tuvieron lugar a lo largo del siglo XX.Al frente de la compañía Pacific Media, y como resultado de su trabajo, ha producido, escrito y dirigido 170 programas documentales que aglutinan los hechos más importantes ocurridos en ambos conflictos globales. Emitidos por las televisiones de más de 70 países, en la actualidad se encuentran disponibles en las grandes plataformas digitales de todo el mundo en versión española e inglesa.

Lee más de José Delgado

Relacionado con La Segunda Guerra Mundial

Libros electrónicos relacionados

Artículos relacionados

Comentarios para La Segunda Guerra Mundial

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    La Segunda Guerra Mundial - José Delgado

    La Humanidad no puede perder la Memoria Histórica, aunque algunos traten de ocultarla.

    Sobre esta base, un grupo de profesionales de la productora Pacific Media ha realizado un arduo trabajo de investigación que ha dado como fruto la serie: La Segunda Guerra Mundial

    Desde la libertad que nos da una distancia de 75 años, y con total independencia y objetividad, "La Segunda Guerra Mudial" cuenta los hechos con la mayor aproximación, tal y como sucedieron. Desde el maléfico momento en que Hitler ordenó la invasión del territorio polaco hasta el día en que el Emperador Hirohito tuvo que aceptar lo inaceptable, todo queda recogido en esta serie a lo largo de sus 21 capítulos.

    Una serie hecha para recordar o descubrir el pasado, no para olvidarlo.

    Hitler, El Lobo

    Adolf Hitler Polz, nace a las 6,30 de la mañana del día 20 de Abril de 1.889 en la casa situada en el número 219 de Gasthof zum Pommer en Braunau un pueblo de la Austria bavara junto a la frontera con Alemania.

    Su madre Klara Polz, era la tercera esposa de su padre. El matrimonio le había supuesto un fuerte enfrentamiento familiar ya que su marido era su primo y 20 años mayor que ella. Los problemas matrimoniales de Klara hacen que esta deposite todo su cariño en el más frágil de sus hijos.

    Con cierta tendencia a la pereza y la ayuda de su madre el joven Adolf consigue superar la primera etapa de sus estudios en el colegio del Monasterio Benedictino de Lambach.

    En 1.898 la familia se traslada a la ciudad de Linz, lugar que a lo largo de su vida el Führer considerara su ciudad natal y allí ingresa en la Realschule en donde realiza parte de sus estudios, demostrando poco interés por los idiomas y las matemáticas.

    Su padre Alois, hijo de madre soltera cambió el apellido Schicklgruber por el de Hitler, modificado al tomarlo de Johann Hiedler hombre con el que su madre se había casado poco antes de morir.

    Oficial de aduanas, amante de los amigos, la bebida y las tabernas, debido a su ocupación se ve obligado a vivir en distintos pueblos fronterizos. Frío y dominante, propina fuertes palizas a su endeble hijo Adolf al que considera un vago con falta de carácter.

    La mala relación con su padre y su dificultad para hacer amistades convierten al joven Adolf en una persona introvertida con la única ilusión de llegar a ser un gran pintor o un reconocido actor de teatro.

    Se matricula en la escuela católica de Artes y Oficios de Linz pero tiene que abandonarla debido a una pulmonía que le retiene en casa un tiempo despues de la muerte repentina de su padre en 1.903.

    A los 14 años ingresa en la escuela de Steyr en donde tiene problemas con los profesores por su actitud rebelde. En 1.905 decide abandonar el colegio y dedicarse por entero a la pintura realizando múltiples cuadros que guarda en la casa donde vive con su madre y su hermana menor Paula.

    En 1.907 intenta ingresar en la Academia de Bellas Artes de Viena, pero no es aceptado al suspender las pruebas de acceso. La decepción y el sufrimiento por la muerte de su madre a los 47 años a causa de un cáncer, le llevan a la capital austriaca en donde durante varios años sobrevive como un vagabundo, trabajando en alguna ocasión como peón de albañil y dibujante. Allí se relaciona con grupos que admiran la desafiante actitud que Alemania mantiene ante el mundo.

    Atraído por ello se traslada a Munich en 1.913 consiguiendo eludir el servicio militar en Austria al declararle un tribunal médico no apto para el ejército. En esa ciudad pervive trabajando como carpintero y dibujante.

    1.914

    Repentinamente llega lo que el llama su liberación. La declaración oficial de la Primera Guerra Mundial, le anima a solicitar su ingreso como voluntario en el ejército alemán el 3 de agosto de 1.914.

    Hitler encuentra en la guerra la liberación de años de frustración. Trasladado al frente se incorpora a las fuerzas de choque del primer regimiento de infantería Bávaro. Su capacidad de supervivencia así como su poder de convicción hacen que sea un soldado respetado por sus compañeros y oficiales.

    Combate en el frente occidental en la batalla del Somme. Su arrojo le lleva a desempeñar labores de correo, lo que ocasiona que el 7 de octubre de 1.916 sea herido en una pierna viéndose obligado a abandonar el frente.

    Tras varios meses de estar convaleciente en el hospital de Beelitz, cerca de Berlín, regresa al campo de batalla en donde sufre heridas por gas tóxico a finales de 1.918.

    Condecorado con la cruz de hierro al valor. Hitler es ingresado en el Hospital de Passewalk en Pomerania donde es operado en varias ocasiones al sufrir la perdida temporal de la vista. Allí vive intensamente las noticias que le llegan de la revolución rusa, así como de la humillante derrota de su admirada Alemania.

    1.919

    La posguerra deja a el cabo Hitler, conocido con el sobrenombre de Wolf (lobo) nuevamente huérfano.

    Lejos del respeto de sus compañeros, humillado y profundamente herido en su orgullo se encuentra ante un país en violenta ebullición. Se enfrenta a la derrota. Los disturbios y revueltas callejeras convierten a las ciudades alemanas en campos de batalla en donde los partidos políticos luchan por conseguir el poder.

    Destinado en el cuartel de Munich en espera de que le asignen un servicio se dedica personalmente a analizar las causas de la derrota alemana. Escribe cientos de páginas sobre la revolución bolchevique a la que detesta profundamente.

    Mantiene charlas con compañeros excombatientes en las que analiza el régimen de partidos al que considera la base de todos los males así como la expansión de los no arios dispuestos a aniquilar a la raza aria a la que cree superior.

    Sus relaciones en el ejército le proporcionan un puesto como informador del Gobierno alemán. Su misión consiste en detectar a grupos revolucionarios a través de los círculos políticos, centrándose en aquellos partidos que están aumentando considerablemente su número de militantes. Hitler entra en contacto con un grupo de radicales ultraderechistas y antijudio llamado el Partido Alemán de los Trabajadores, fundado al finalizar la guerra por el cerrajero Anton Drexler.

    Impresionado por lo que ve y oye, convencido de que aquello llenará el vacío que existe en su vida después de la guerra, ingresa en el partido el 14 de septiembre de ese mismo año con el número 555. Participa en reuniones y su oratoria populista pronto llama la atención de los presentes.

    Hitler se entusiasma diciendo a la gente lo que quieren oír. Todos sus análisis y teorías sobre los males que invaden a la gran Alemania son aplaudidos por el cada vez más numeroso grupo de personas que acuden en secreto a escuchar el deseado discurso sobre los males que están invadiendo la república.

    Basándose en la expresión del viejo Hindenburg, de que La Gran Guerra fue perdida a causa de la puñalada por la espalda propinada por los enemigos de la patria, Hitler le añade que tal traición había sido promovida por judíos, socialistas y comunistas para acabar con la gran nación alemana. Sus razones son los efectos que sobre la población alemana está produciendo El Tratado de Versalles. Desde fuera y desde dentro, los enemigos quieren borrar del mapa a la gran Alemania dice.

    1.920

    Un socialista preside la republica, el comunismo penetra con fuerza entre los alemanes, mientras aumenta el paro y el hambre. Para Hitler esto es el caos y considera que su misión es unir a los desencantados. El 24 de febrero de 1.920 interviene como orador en su primer mitin rodeado de la svástica, un antiguo signo de la humanidad relativo al culto solar, que toma como emblema de su partido.

    En Abril de ese año abandona el ejército y se convierte en un exaltado agitador callejero multiplicando sus mítines arropado por grupos cada vez mas poderosos, captados por su amigo Goering, que subvencionan las actividades propagandísticas del partido entre las que se encuentra la edición del diario Volkischer Beobachter. Banqueros e industriales ven en Hitler la mejor protección contra el ascendente comunismo y socialismo.

    Poco a poco su figura va captando la atención de las empobrecidas clases medias temerosas de los ideales comunistas. Convencido de haber sido elegido por la Divina Providencia declara que Ser un líder significa atraer a las masas y nadie atrae a las masas como yo lo hago .

    1.921

    En 1.921 el partido adopta el nuevo nombre de Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores, el NSDAP, mas conocido como Partido Nazi. Con la ayuda de excombatientes y militares en activo organiza su ejército privado, la Sturmabteilung, las S.A. o Fuerzas de asalto del partido.

    Uniformados con ropa militar, los Camisas Pardas son entrenados para amedrentar a los rivales políticos y actuar como servicio de seguridad en los mítines de su líder. Con estas tropas de asalto Hitler se convierte en una figura política minoritaria en Alemania, pero peligrosa ya que cuenta con el apoyo de militares reaccionarios entre los que se encuentran el general Ludendorff, el aviador Goering y Ernst Rohm ex oficial de la Wermarch.

    1.923

    El 11 de enero de 1.923 tropas francesas y belgas, con el pretexto de que Alemania no hace frente a los pagos impuestos por el Tratado de Versalles invaden las zonas industriales del Oeste del país. Ante las protestas británicas en la Sociedad de Naciones, los franceses se retiran dejando desmanteladas todas las instalaciones alemanas, llevándose la mayor cantidad posible de hierro, carbón y acero.

    Hitler considera que el orgullo alemán está siendo pisoteado y el 8 de noviembre tras un mitin, conduce a sus tropas de asalto por las calles de Munich, imitando a su admirado Mussolini, e intenta dar un golpe de estado contra el gobierno de Baviera.

    "La Revolución Nacinal ha comenzado" declara. Pero la indecisión de los militares que le apoyan y la actuación de la policía frustran el intento que acaba con el arresto de Adolf Hitler y la orden gubernamental de disolución de su partido.

    1.924

    En febrero de 1.924, el futuro Führer a sus 35 años es juzgado por traición y sentenciado a 5 años de cárcel. Debido a sus influencias políticas, pasa solo 8 meses en una celda de la prisión de Landsberg de donde sale en libertad condicional el 20 de diciembre del mismo año.

    Durante el tiempo que permanece en prisión le dicta a su amigo y compañero de partido Rudolf Hess las páginas que componen su libro Mein Kampf (Mi lucha). En él relata una historia autobiográfica, mezclando el antisemitismo y la grandeza de la raza aria junto a sus planes futuros y el servilismo incondicional del ciudadano a la nación.

    El libro tiene éxito entre sus seguidores de toda Europa. En un acto por demostrar su falta de interés por lo material, Hitler dona al partido todos los beneficios obtenidos por la venta del mismo.

    1.925

    Conseguida la libertad refunda el Partido y asume la jefatura del mismo el 27 de febrero de 1.925.

    Su paso por prisión le hace cambiar de estrategia. Conseguirá el poder por la vía democrática, aunque no renuncia a su ejército privado de Camisas Pardas que es implacable en sus actuaciones. Representan el brazo duro del partido y un refugio para muchos excombatientes.

    En los meses siguientes Hitler y su grupo se presentan a las distintas elecciones obteniendo unos pobres resultados. Su programa político basado en que los movimientos de izquierdas con el apoyo de los judíos estaban destruyendo el sentido patriótico de los alemanes no llega a calar en el electorado.

    En Abril, apoyado por los partidos de la derecha democrática Von Hindenburg es elegido Presidente de la Republica. Siendo monárquico jura defender la Constitución Republicana.

    1.926

    Alemania comienza a salir de la depresión bajo el gobierno del canciller centrista Wilhelm Marx. La clase obrera va recuperando el pulso, aunque la burguesía ha sufrido un duro golpe por la crisis económica.

    Hitler intenta relanzar su movimiento político. Copia la puesta en escena de su admirado Mussolini, al estilo de los emperadores romanos e implanta la celebración del Día del Partido que se celebra en Weimar en Junio de este año y en Nuremberg en agosto de 1.927.

    1.928

    En las elecciones de mayo de 1.928 el partido nazi que cuenta con cien mil afiliados obtiene 800.000 votos lo que suponen 12 escaños de los 491 que componen el Reichstag, quedando como una fuerza minoritaria.

    El nuevo canciller socialdemócrata Hermann Muller no está dispuesto a consentir los excesos verbales del líder del partido nazi y ordena la prohibición de que Adolf Hitler hable en público.

    Esto hace que se retire temporalmente del frente político trasladándose a vivir a los Alpes Bávaros en donde se reencuentra con su prima Geli Rubal de la que se enamora locamente.

    1.929

    La crisis económica mundial de 1.929, la Gran Depresión, golpea con fuerza al incipiente crecimiento económico alemán. Es la oportunidad esperada por Hitler. Su excepcional capacidad de orador atrae a miles de seguidores .En sus discursos con tintes mesiánicos mezcla postulados socialistas con nacionalistas prometiendo restaurar la grandeza de Alemania.

    Trabajo, un reparto justo de la riqueza y más nacionalismo apoyado en un poderoso ejército. La lucha y la fuerza son el camino para conseguir el fin.La grandeza de nuestra raza está en la sangre que invade nuestro cuerpo y no el de los judíos y comunistas antipatriotas Palabras como estas hacen que la gente piense que es un hombre predestinado y provocan un aumento en el número de seguidores de Hitler alcanzando su partido los 178.000 afiliados.

    Con millones de parados y una recaída en la crisis económica el Gobierno busca apoyos para hacer frente a la situación. Hitler y sus camisas pardas aprovechan la situación fomentando disturbios y manifestaciones, al mismo tiempo que lo hace el Partido Comunista muy temido por la clase media y empresarial. En el fondo ambos grupos planean lo mismo, recoger los pedazos cuando caiga la república.

    1.930

    Superado por los acontecimientos el Canciller Hermann Mueller dimite en Marzo de 1.930.Le sucede el centrista Heinrich Brunning al frente de un gobierno minoritario que al no obtener la aprobación del Parlamento solicita del anciano presidente Hindenburg la convocatoria de elecciones.

    En ellas el Partido Nazi de Adolf Hitler obtiene 6.500.000 votos lo que representa la cifra de 107 diputados en el Reichtag de la republica. Un enorme avance para el pequeño partido ultraderechista bávaro en comparación con los 12 diputados que mantenían. Se convierte en el segundo partido alemán, con una fuerte presencia en todas las capas sociales del país.

    1.931

    El 18 de septiembre de 1.931, Geli Rubal, el gran amor de Hitler, que ambicionaba convertirse en cantante de opereta es encontrada muerta en su casa con un tiro en el pecho. La policía lo considera un suicidio. Este suceso, al igual que la muerte de su madre, marcará a Hitler el resto de su vida.

    Hindenburg, el legendario militar de la Primera Guerra Mundial preside la cada vez más deteriorada republica de Weimar a los 84 años de edad. La crisis del estado le supera. El canciller Bruning y su política se ven sometido a una fuerte campaña de acoso y derribo por parte del Partido Nazi lo que origina fuertes presiones sobre el Presidente que se ve obligado a sustituir a Bruning por su amigo el democratacristiano Franz Von Papen.

    1.932

    En marzo de 1.932 se convocan elecciones presidenciales. Los partidos Liberal, Demacratacristriano, Socialdemocrata y Comunista ante el temor a una posible victoria del líder nazi, piden al anciano Hindenburg que vuelva a presentarse.

    El viejo militar obtiene el 53% de los votos. Dieciocho millones de alemanes lo quieren al frente de la nación. Once millones muestran sus preferencias por el candidato Hitler, que consigue el 37%, y cinco millones por el representante comunista Ernets Thalmann que solo llega al 10%.

    Los grupos políticos contrarios a Hitler respiran tranquilos con los resultados, pero en el Partido Nazi se refuerza la idea de que la democracia es un mal producto derivado de la Revolución Francesa, el país mas odiado. El pueblo alemán se ha equivocado volviendo a elegir como presidente al viejo militar y despreciando a un líder fuerte y carismático como Hitler.

    La reacción de los Camisas Pardas no se hizo esperar. Sus violentas actuaciones contra los militantes de los partidos políticos que no eran afines a sus teorías hacen que el gobierno prohíba sus actividades el 13 de abril de 1.932.

    Semanas más tarde los Nazis obtienen la mayoría parlamentaria en las elecciones celebradas en cinco de los estados federales. Esta situación provoca que en junio se disuelva el parlamento nacional y se convoquen elecciones para el mes de Julio.

    En las elecciones presidenciales, Hitler no ha conseguido vencer, pero en esta ocasión no está dispuesto a que suceda lo mismo .Furioso, pone en marcha la violenta maquinaria del partido para asegurarse el voto. Sus fuerzas de seguridad, autorizadas nuevamente por el gobierno, inician una oleada de intimidaciones aterrorizando y silenciando a los ciudadanos que no comparten las ideas del nazismo.

    Celebradas las elecciones parlamentarias el 31 de julio el Partido Nazi obtiene 230 escaños en el Reichtag lo que representa casi catorce millones de votos. No alcanza la mayoría absoluta pero se convierte en la formación política mas votada de Alemania. Pese a ello el presidente y el resto de los grupos políticos mantienen en la cancilleria a Von Papen.Hitler ha fallado en su intento de conseguir el poder absoluto.

    Desesperado por el hostigamiento de los nazis contra el Estado y los líderes políticos del parlamento, Hindenburg ofrece el 13 de agosto el puesto de vicecanciller a Hitler, al que desprecia llamándole el cabopero este lo rechaza .Quiere el poder sin interferencias

    La paralización del gobierno es total y las posibilidades de sentar las bases para la normalización del estado son nulas, debido al boicot continuo de los diputados nazis. Ante la situación se convocan nuevas elecciones al Reichstag para el 6 de noviembre de este año.

    Una parte de los votantes del partido nazi temen por lo que Hitler pueda hacer si consigue el poder y le retiran su voto. Esto hace que los nacionalsocialistas pierdan 34 escaños, aunque con 196 diputados continúan siendo los más numerosos en el parlamento de 491.

    El 22 de noviembre el presidente Hindenburg es presionado por su propio hijo junto al Secretario de Estado Meissner y su buen amigo Von Papen para que ofrezca el cargo de canciller a Hitler. El presidente se entrevista con el líder nazi. El desprecio entre ambos aborta cualquier posibilidad de entendimiento. El general Kurt von Schleicher hombre respetado por el ejército continua en la cancillería.

    1.933

    Pero Hitler no cede recurre a su amigo Herman Goering, para que la burguesía y los poderosos industriales presionen a Hindenburg. El anciano presidente finalmente cede y le nombra canciller el 30 de enero de 1.933. Como vicecanciller actuará el democratacristiano Von Papen, amigo personal del Presidente. Este considera que su colaboración y experiencia pueden frenar las ambiciones del nuevo canciller. Pero Hitler tiene otras ideas.

    El 27 de febrero como anticipo de lo que le espera a la fatigada democracia alemana, el edificio del Reichstag arde incendiado por agitadores nazis. Hitler acusa del hecho al comunista holandés Van der Lubbe y a su cómplice Ernst Togler líder de los comunistas en el parlamento alemán.

    El incendio del Reichtag y la actual crisis nacional demuestran que Alemania necesita un líder enérgico. Esa es la base del programa con el que el nuevo canciller Hitler se presenta a las elecciones que se celebran el 5 de Marzo. El Partido nazi consigue el 44% de los votos, 17 millones de alemanes apoyan a Hitler pero continúa sin conseguir la mayoría absoluta en el parlamento.

    El líder nazi no está dispuesto a someterse mas veces a las reglas de la democracia que tanto desprecia.En su condición de canciller acude al viejo presidente Von Hindenburg, que se encuentra en proceso de demencia senil y le hace firmar un decreto denominado Ley para la Protección del Pueblo y el Estado.

    Con el, suspende varios artículos de la constitución relativos a las libertades de asociación y prensa. Comunistas y socialistas son detenidos y disueltas sus formaciones políticas a las que se consideran fuera de la ley.

    Eliminada la oposición, el Partido Nazi consigue, de una forma antidemocrática, obtener la mayoría absoluta en el Reichtag con el consentimiento de los partidos de derechas.

    Hitler solicita poderes absolutos y esta vez los obtiene otorgados por el mutilado parlamento alemán.

    El 24 de marzo se promulga la ley que concentra todos los poderes del estado en el Führer. La libertad y el destino de la nación están en sus manos. Ha llegado el momento de poner en práctica sus ideas expresadas en "Mein Kampf" y destruir los acuerdos de Versalles.

    Millones de alemanes aclaman a Hitler como el hombre que puede recuperar la grandeza de la nación alemana. El resto de la población decide aceptar los hechos con silencio, temor y resignación.

    Abolido el sistema federal, Alemania se convierte en un país monopartidista y totalitario.

    El 14 de julio Hitler inicia la creación de los tres aparatos policiales que someterán absolutamente a la población. La Gestapo o Policía Secreta encargada de la seguridad del Estado. Las S.S. considerada como la élite policial, tiene la misión de convencer a la población de las bondades del régimen. Por último la SD o Servicios de Seguridad que apoyan a la Gestapo en sus operaciones.

    Eliminados los partidos políticos, las organizaciones sindicales y profesionales, los primeros campos de concentración se ponen en marcha para recibir a socialistas, comunistas y judíos que van siendo detenidos por los cuerpos policiales y desposeídos de todos sus derechos y propiedades.

    El 10 de septiembre se celebra el Día del Partido en Nuremberg. Hitler proclama que sus dos grandes objetivos son crear un poderoso ejército y con el llevar a cabo la política de espacio vital.

    La nueva política exterior alemana provoca duros enfrentamientos con las delegaciones francesa e inglesa en la Conferencia de Desarme. El día 21 de septiembre de 1.933 Hitler ordena a la representación alemana que se retire, poco mas tarde abandona la Sociedad de Naciones.

    El 11 de noviembre el Reichtag está ocupado en su totalidad por el Partido Nazi. Hitler mide bien el tiempo político es consciente de cómo ha llegado al poder y el uso que está haciendo del mismo por lo que le interesa transmitir al mundo y a su país una imagen de hombre moderado. La nueva política exterior es sometida a referéndum y resulta aprobada por el 95% del electorado.

    1.934

    En enero de 1.934 Alemania firma un pacto de no agresión con Polonia, Hungría y Suiza. Con los tres países se acuerda evitar las medidas de fuerza para resolver los problemas que pudieran surgir entre ellos. El gobierno francés, receloso de los movimientos diplomáticos alemanes, y consciente de su rearme, el 17 de abril proclama su determinación de defenderse si no se garantiza el respeto a sus fronteras.

    El 14 de junio Hitler acude a Venecia para entrevistarse por primera vez con Benito Mussolini. Los exagerados gestos de virilidad del Duce contrastan con el físico escuálido del acético dirigente alemán.

    En la noche del 30 de junio al uno de julio, conocida como de los cuchillos largos son asesinadas por orden directa de Hitler más de 200 personas, entre las que se encuentran mandos de la S.A. que le habían ayudado en su ascenso al poder, desarrollando el trabajo sucio.

    La lista de camisas pardas ha sido preparada por Goering y Himmler y está orientada a eliminar a todos aquellos personajes con autoridad dentro de la organización, en su mayoría homosexuales, que dirigen o han dirigido el brazo armado del partido.

    La nueva situación no requiere de sus servicios, además de ser personas despreciadas por los mandos del ejército y la burguesía industrial, con la que el Führer busca congraciarse.

    Bajo el pretexto de que elementos de izquierdas se han infiltrado en las fuerzas de seguridad para procurar un entendimiento con los rusos, Ernst Rohm, jefe de la S.A., Gregor Strasser líder de una de las alas del partido y el excanciller y general Kurt von Schleicher entre otros, son ejecutados junto a 50 mandos de las SA y varios de las SS.

    La espiral de terror continúa el 25 de julio cuando un comando nazi asesina al canciller austriaco Engelbert Dollfuss, creador del austrofascismo.El hecho provoca un distanciamiento entre Mussolini y Hitler que se da cuenta de que los movimientos hacia la anexión de Austria deben contar con el apoyo del Duce.

    El 2 de agosto muere Hindenburg El vencedor de Tannenberg aquejado de demencia senil. En los últimos días de su vida, a causa de la enfermedad, trata al líder nazi como Majestad pensando que era el Kaiser.

    Monárquico convencido, de fuerte carácter autoritario, menospreció a Hitler y defendió la postura de que el ejército alemán no había sido vencido en el campo de batalla de la Primera Guerra Mundial, dando pie a la teoría del apuñalamiento. Junto a el muere lo que quedaba de la Republica de Weimar.

    Hitler considera que ha desaparecido el último obstáculo en su carrera hacia el totalitarismo y convoca para el 19 de agosto un plebiscito solicitando del pueblo la ratificación de los poderes absolutos que en su día le concedió el mutilado y amedrentado Reichtag. Éste es aprobado por el 91% del electorado.

    A los 45 años el introvertido Adolf Hitler es el dueño indiscutible de Alemania. Presidente y Canciller del Reich. Todo el poder en una sola persona. El Führer, el guía, el líder. Ahora queda demostrado que su autoridad procede directamente del Volk, el pueblo unido, no del partido ni del estado. La autoafirmación del dictador se ha consumado.

    1.935

    En enero de 1.935 el gobierno de Hitler obtiene su primer gran éxito en política exterior al decretar la realización de un referéndum, según estaba previsto en el Tratado de Versalles, en el territorio del Sarre ocupado por los franceses. El 90% de los votantes pide reintegrarse a la nación alemana.

    Como consecuencia de ello el Consejo de la Sociedad de Naciones se ve obligado a decidir el traspaso de dicho territorio a los dominios del Führer el 17 de enero .En junio de este mismo año Inglaterra se muestra dispuesta a firmar un acuerdo naval con Alemania con lo que se convierte en el primer país en reconocer la legalidad del rearme alemán.

    Hitler considera que ha conseguido amedrentar al resto de los países europeos y cree que ha llegado el momento de poner en marcha su política inspirada en el Lebensraum espacio vital con el fin de conseguir sus objetivos a través del Anchluss (anexion) de Austria y la zona de los Sudetes en Chequia.

    En marzo Hitler denuncia el quebrantado Tratado de Versalles, restablece el servicio militar obligatorio e inicia la creación de la Luftwaffe, la aviación militar.

    El 15 de septiembre la Ley de Nuremberg priva a los judíos de todos sus bienes y derechos. Las teorías de Alfred Rosenberg principal ideólogo del nazismo que mezcla las ideas propias con las contenidas en los artículos de Heinrich von Treitschke publicados en 1.879 bajo el título de Los judíos son nuestra desgracia inician su andadura por los senderos de la historia.

    "Encarcelando a los judíos, estoy luchando por la obra de nuestro Señor", dice Hitler.

    Nadie conoce los motivos que generan la cólera de Hitler sobre los judíos. Algunos suponen que es debida a que su madre murió tras ser atendida por un médico judío, pero lo cierto es que el odio y el rencor más antiguo del mundo sirven como combustible de una enorme maquinaria del horror.

    Al igual que algunos de los teólogos cristianos de los años 60 d.c. consideraban que el pueblo judío merecía todos los males por no haber aceptado a Jesucristo como mesías, el antisemitismo se convierte en el eje central de la política nazi bajo la atenta mirada de los implacables lugartenientes de Hitler.

    Hermann Goering de familia burguesa, famoso aviador que había participado en la Gran Guerra respetado y admirado en Alemania forma parte del consejo militar del Führer.

    Comandante de los grupos de asalto, y director de las fuerzas aéreas es el fundador de la Gestapo y organizador de los campos de concentración. Contará con la ayuda del brillante doctor Hjalmar Schacht para dirigir la economía alemana

    El ministro de Propaganda es el periodista Joshepf Goebbels. Con fuertes dotes para manipular la opinión publica y poseedor de una gran retórica escribe la mayoría de los discursos de Hitler. La base de su argumentario es Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad. Él será el encargado de elevar a Hitler a la categoría de mito.

    Heinrich Himmler colaborador de Hitler en el intento de golpe de estado en Baviera, es un fiel subordinado de éste. Creador de las S.S. y junto a Reinhard Heydrich de la llamada solución final máxima expresión del holocausto de judíos, gitanos, y homosexuales entre otros.

    Rudolf Hess, excombatiente de la Gran Guerra y condecorado como Hitler, conoció al Führer en sus inicios dentro del Partido de los Trabajadores. Quedó tan impresionado por sus discursos que se convirtió en su sombra llegando a compartir la cárcel con él. Es su secretario particular.

    Hitler comienza a gobernar con estos hombres.

    Se queman los libros porque las ideas son peligrosas. Los periódicos y la cultura de la nación tienen que ser controlados por el Estado. Los judíos son perseguidos en el nombre de la supremacía aria. Sus negocios y sus hogares están siendo arrasados, al mismo tiempo que se les expulsa de la vida pública y profesional. Alemania se está convirtiendo en un país de pesadilla, bajo la mirada impasible del resto de naciones que han sufrido la amarga experiencia de la Gran Guerra.

    Los alemanes que no comparten la situación, atemorizados, prefieren ignorar el horror reinante. Adolf Hitler presume de ser el descubridor de la batalla por el trabajo. Les está dando lo que quieren, grandes planes estatales en infraestructuras que desarrollan el país y crean empleo. El orgullo de la raza pura, el honor y el valor frente a la anti raza que representan los judíos y otras etnias que componen los países que han humillado a la gran Alemania. Trabajo a cambio de silencio y pérdida de libertad.

    La industria alemana apoya a Hitler, el desarrollo económico promovido por la militarización del país está reportando enormes beneficios. A pocos les preocupa estar sometidos al poder político que a su vez depende de la dictadura militar, aunque muchos son conscientes de que el descontrol en el gasto público puede llevar al sistema a una situación crítica, que busque la guerra como solución.

    1.936

    El 7 de Marzo de 1.936, un pequeño destacamento nazi marcha sobre Renania. La denuncia del Tratado de Locarno, que regula la situación fronteriza con Francia y Bélgica, significa un paso arriesgado para Hitler. Sabe que no está preparado si británicos y franceses reaccionan con la fuerza .En pocos días pueden aplastar a su Tercer Reich.

    Pero para él "Toda la obra de la naturaleza es una lucha entre lo fuerte y lo débil. El riesgo forma parte

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1