Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Bartleby, el escribiente

Bartleby, el escribiente

Leer la vista previa

Bartleby, el escribiente

Longitud:
56 páginas
45 minutos
Editorial:
Publicado:
Jan 18, 2021
ISBN:
9786074574111
Formato:
Libro

Descripción

Una historia de Wall Street. Ese es el importante subtítulo de esta pequeña pero gran obra de Herman Melville. Leerla es un desborde de emociones contrapuestas que te dejará pensando o todo y nada a la vez, durante varias semanas. Bartleby, uno de los personajes más enigmáticos de la literatura clásica universal, y y con uno de los mensajes más difíciles de descifrar. Varias interpretaciones y estudios literarios lo señalan, desde el precursor del absurdismo kafkiano, hasta como la simple historia de un demente. Sin pasar por alto que Albert Camus lo nombrara como el primer texto existencialista e incluso, el filósofo esloveno Slavoj Žižek propusiera como lema del movimiento Occupy de Wall Street, la frase con la cuál gira todo el relato: "preferiría no hacerlo". La historia de Melville es una lectura indispensable para estos tiempos de modernidad cambiante versus el status quo del ser humano.
Editorial:
Publicado:
Jan 18, 2021
ISBN:
9786074574111
Formato:
Libro

Sobre el autor

Herman Melville (1819-1891) was an American novelist, short story writer, essayist, and poet who received wide acclaim for his earliest novels, such as Typee and Redburn, but fell into relative obscurity by the end of his life. Today, Melville is hailed as one of the definitive masters of world literature for novels including Moby Dick and Billy Budd, as well as for enduringly popular short stories such as Bartleby, the Scrivener and The Bell-Tower.


Relacionado con Bartleby, el escribiente

Libros relacionados

Vista previa del libro

Bartleby, el escribiente - Herman Melville

Portada

Bartleby, el escribiente

Editorial

Bartleby, el escribiente (1856)

Herman Melville

© Editorial Cõ

Leemos Contigo Editorial S.A.S. de C.V.

edicion@editorialco.com

Edición: Diciembre 2020

Imagen de portada: Melancholy III (1902) by Edvard Munch.

Traducción: Benito Romero

Prohibida la reproducción parcial o total sin la autorización escrita del editor

Índice

Portada

Página Legal

Bartleby, el escribiente. Una historia de Wall Street.

Bartleby, el escribiente. Una historia de Wall Street.

Soy un hombre más bien mayor. La naturaleza de mis ocupaciones, en los últimos treinta años, me ha puesto en contacto más que frecuente con lo que parecería ser un grupo interesante, y en cierto modo singular, de hombres sobre los que, hasta donde yo sé, no se ha escrito nada: me refiero a los copistas judiciales o escribientes. He conocido a muchos de ellos, profesional y particularmente y, si quisiera, podría relatar diversas historias que harían sonreír a caballeros benévolos y llorar a las almas sentimentales. Pero renuncio a las biografías de todos los otros escribientes si puedo contar algunos pasajes de la vida de Bartleby, que era uno de ellos, el más extraño que yo haya visto o de quien tenga noticia. De otros copistas yo podría escribir biografías completas; nada semejante puede hacerse con Bartleby. Creo que no hay material suficiente para una plena y satisfactoria biografía de este hombre. Es una pérdida irreparable para la literatura. Bartleby era uno de esos seres de quienes nada se puede asegurar, salvo que provenga de las fuentes origínales y en su caso son muy exiguas. Lo que vieron, mis asombrados ojos de Bartleby es todo lo que sé de él, excepto, en verdad, un nebulosa rumor que figurara en el epílogo.

Antes de presentar al escribiente, tal como lo vi por primera vez, conviene que registre algunos datos míos de mis empleados, mis asuntos, mi oficina y mi ambiente general, porque tal descripción es indispensable para una comprensión adecuada del protagonista de mi relato.

En primer lugar, soy un hombre que desde la juventud ha sentido profundamente que la vida más fácil es la mejor. Por eso, aunque pertenezco a una profesión proverbialmente enérgica, y a veces nerviosa hasta la turbulencia, jamás he tolerado que esas inquietudes invadan mi paz. Soy uno de esos abogados sin ambición que nunca se dirigen a un jurado o solicitan de algún modo el aplauso público. En la fría tranquilidad de un cómodo retiro tramito cómodos asuntos entre las hipotecas de personas adineradas, títulos de renta y acciones. Cuantos me conocen, me consideran un hombre eminentemente seguro. El finado John Jacob Astor, personaje muy poco dado a poéticos entusiasmas, no titubeaba en declarar que mi primera virtud era la prudencia; la segunda, el método. No lo digo por vanidad, pero registro el hecho de que mis servicios profesionales no eran desdeñados por el finado John Jacob Astor, nombre que, reconozco, me gusta repetir porque tiene un sonido esférico y tintinea como el oro en lingotes. Espontáneamente agregaré que yo no era insensible a la buena opinión del finado John Jacob Astor. 

Poco tiempo antes del período en qué comienza ésta pequeña historia, mis actividades habían aumentado en forma considerable. Había sido nombrado para el antiguo cargo, ahora suprimido en el Estado de Nueva York, de agregado a la Suprema Corte. No era un empleo difícil, pero sí muy agradablemente remunerativo. Raras veces me enojo; raras veces me dejo llevar por una indignación excesiva ante las injusticias y los abusos, pero ahora me permitiré ser temerario, y declarar que considero la súbita y violenta supresión del cargo de agregado, por la Nueva Constitución, como un acto prematuro, pues yo había contado con toda una vida

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Bartleby, el escribiente

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores