Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Decisiones que transforman

Decisiones que transforman

Leer la vista previa

Decisiones que transforman

valoraciones:
5/5 (1 clasificación)
Longitud:
153 páginas
2 horas
Publicado:
Jun 15, 2020
ISBN:
9781087730509
Formato:
Libro

Descripción

Este estudio bíblico se centra en la vida de ocho mujeres de la Biblia, cómo sus decisiones cambiaron sus vidas para bien o para mal y lo que podemos aprender de ellas en su propio viaje. A lo largo de seis semanas de estudio personal y discusión grupal, las mujeres aprenderán a aplicar las enseñanzas de este estudio bíblico  a sus propias vidas y podrán experimentar el diseño de Dios por sí mismas.

This study focuses on the life of eight women of the Bible, how their decisions changed their lives, for better or for worse, and what we can learn through their journey. Throughout 6 weeks of personal study and group discussion, women will learn how to apply the teaching to their lives to experience God’s design.
Publicado:
Jun 15, 2020
ISBN:
9781087730509
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Decisiones que transforman

Libros relacionados

Vista previa del libro

Decisiones que transforman - Wendy Bello

Decisiones que transforman: Un estudio bíblico sobre nuevos comienzos

Copyright © 2019 por Wendy Bello

Todos los derechos reservados.

Derechos internacionales registrados.

B&H Publishing Group

Nashville, TN 37234

Clasificación Decimal Dewey: 234

Clasifíquese: CRISTIANISMO / FE / GRACIA

Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida ni distribuida de manera alguna ni por ningún medio electrónico o mecánico, incluidos el fotocopiado, la grabación y cualquier otro sistema de archivo y recuperación de datos, sin el consentimiento escrito del autor.

A menos que se indique otra cosa, las citas bíblicas se han tomado de la versión Reina-Valera 1960® © 1960 por Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Usadas con permiso. Reina-Valera 1960® es una marca registrada de las Sociedades Bíblicas Unidas y puede ser usada solo bajo licencia. Las citas bíblicas marcadas NVI se tomaron de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, © 1999 por Biblica, Inc. ®. Usadas con permiso. Todos los derechos reservados. Las citas bíblicas marcadas NTV se tomaron de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, © Tyndale House Foundation, 2010. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., 351 Executive Dr., Carol Stream, IL 60188, Estados Unidos de América. Todos los derechos reservados.

ISBN: 978-1-0877-3050-9

Acerca de la autora

WENDY BELLO es conferencista y autora de libros como Una mujer sabia y Vivir en la luz. Su pasión es comunicar que la vida que Dios diseñó es plena y abundante, y que no hay mejor lugar para descubrirla que en el estudio de la Biblia y en su aplicación a la vida cotidiana.

Wendy es parte del equipo de autoras de LifeWay Mujeres. También contribuye con otras publicaciones que apoyan el ministerio de mujeres.

Es originaria de Cuba, pero vive en el sur de la Florida hace muchos años con su esposo y sus dos hijos.

Introducción

Se le atribuye a Albert Einstein esta frase: «Locura es hacer lo mismo una y otra vez, y esperar obtener resultados diferentes». Creo que de esta clase de locura hemos padecido todos en algún momento. Queremos que las cosas cambien, pero seguimos haciéndolas de la misma manera. Seguimos pensando de la misma manera, actuando de la misma manera. Es evidente que, si queremos lograr resultados diferentes, tenemos que cambiar lo que hemos estado haciendo. Necesitamos tomar una decisión que lleve a la transformación.

Romanos 12:2 es un pasaje que memorizamos y citamos a menudo: No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta (NTV).

Lo primero es entender que una vida transformada sigue el diseño de Dios. Lo segundo es saber que esta transformación comienza con Él. ¿Cuál es nuestra parte? Rendirnos y tomar decisiones que al final nos transformarán. ¿Cómo? Prestándole atención a su Palabra y obedeciéndola.

La verdad es que quisiéramos que al comenzar a caminar con Cristo nuestra vida se transformara de inmediato, ¡pero no es así! Tenemos que vivir un proceso que en teología se llama santificación. De eso también trata este estudio, porque, cuando aprendemos a decidir a la manera de Dios, más nos parecemos a Cristo, y esa es la verdadera transformación.

Quiero invitarte a estudiar las experiencias de varios personajes bíblicos, gente real como tú y yo, que enfrentaron sus propias decisiones y de las cuales tenemos mucho que aprender.

En cada sesión nos ocuparemos de una decisión, ya sea para imitarla o para desecharla. Si se trata de lo segundo, buscaremos cómo reemplazarla. Será una trayectoria que haremos juntas. Así que ¡ánimo! Esto de renovar la mente y el corazón toma tiempo; pero, si alguna vez alguien te dijo que es imposible, permíteme decirte una de mis frases favoritas: «Árbol que nace torcido, ¡el poder de Dios lo endereza!».

Vamos a descubrir una vida transformada.

Wendy

Día 1

El comienzo de la trasformación

Antes de adentrarnos en el estudio de los personajes bíblicos sus decisiones y cómo podemos imitarlas o no para vivir transformadas, quiero invitarte a explorar qué dice la Biblia sobre el proceso de renovar nuestra mente y cómo este tiene lugar.

Hace un tiempo publiqué una imagen en las redes sociales con este mensaje: «Todo triunfo comienza por un cambio de actitud». La imagen reflejaba una mariposa, y con toda intención. ¿Alguna vez has considerado el proceso que atraviesa este precioso insecto? Tiene cuatro etapas y, aunque no tenemos tiempo aquí para analizarlo completamente, de seguro has escuchado el término que describe el proceso que sufre la oruga para llegar a ser una linda mariposa: metamorfosis. Es una palabra que viene del griego y significa ‘cambio, transformación’. Precisamente la misma palabra, pero en forma verbal, que aparece en Romanos 12:2.

Según ese pasaje, ¿cómo dice Pablo que nos transforma Dios en personas nuevas?

Esta metamorfosis, al igual que en el caso de la mariposa, llevará un proceso que será diferente para cada persona. Y, como resultado, veremos un cambio en nuestra actitud. Como a la oruga, a nosotros también nos tocará «mudar la piel». Comencemos por leer Efesios 4:22-24.

Aquí hay tres verbos en forma imperativa, es decir, un mandato. El primero es «despojaos»: desháganse, eliminen. ¿Qué es lo que Pablo nos manda a eliminar? La antigua manera de vivir, la naturaleza anterior… ¡porque no tiene cabida en la nueva vida que Cristo nos ha dado! Sabemos que, si en un saco de papas dejamos una papa podrida, el resto también se echará a perder. ¡Es necesario sacar la papa que está mala! Y nosotros tenemos que arrancar todo lo malo de nuestra vida anterior, pero ¿cómo? ¿Cómo nos deshacemos de algo que forma parte de nuestra esencia, esa naturaleza con la que vinimos a este mundo? ¿Será acaso posible? Veamos.

¿Cuál es el segundo mandato que Dios nos da por medio del apóstol en este pasaje?

La NTV nos aclara un poco más la intención del versículo: En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes (4:23, NTV).

Para que nuestra mente se renueve, y por ende nuestros pensamientos y actitudes que luego producirán decisiones, necesitamos dejar que el Espíritu de Dios se haga cargo. No podemos hacerlo por nuestra cuenta. ¡Eso es imposible! El ser humano no puede salvarse ni cambiarse a sí mismo. Podemos engañarnos por un tiempo, podemos pretender, fingir, adoptar nuevas filosofías, pero el ADN corrupto en algún momento asomará la cabeza. Para que ocurra un cambio en la mente y en el corazón, se necesita intervención divina.

Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios (Ezeq. 11:19-20).

Ahora bien, ¿cómo puede el Espíritu hacer esta obra transformadora? ¿Por dónde comienza? Leamos Juan 16:7-14. ¿Qué funciones principales se describen para la obra del Espíritu Santo?

En 1 Corintios 6:19, se nos demuestra que el Espíritu Santo no es una «fuerza», sino que es una persona que ahora vive de modo sobrenatural en cada creyente, con una función muy clara. Y parte de esa función es renovar nuestros pensamientos y actitudes, como ya vimos en Efesios 4.

Ahora bien, si una actitud es el resultado de un pensamiento repetido, tenemos que reemplazar los pensamientos que han dominado nuestra mente durante años por otros que puedan producir nuevas actitudes y decisiones.

A veces creemos que, al decirle sí a Jesús para que sea el Señor de nuestra vida, todo cambiará mágicamente, sin que nosotros tengamos que hacer nada. Lamento decirte que, aunque yo también quisiera que así fuera, no lo es. A pesar de que el Espíritu Santo viene a vivir dentro de nosotros, es un trabajo en equipo. Voy a explicarme.

Veamos lo que dice 2 Corintios 10:5 en la NVI: Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.

¿Te das cuenta? Es un verbo en primera persona, nosotros llevamos cautivo todo pensamiento a Cristo. Pero ¿qué quiere decir llevar un pensamiento cautivo? ¿Cómo se hace? Es tomar nuestra mente de la mano y decirle por dónde ir. Tengo que entrenar mi mente a pensar en conformidad con la Palabra de Dios. ¿Se corresponden con ella mis pensamientos o se contraponen? Por ejemplo, si mi tendencia natural es preocuparme, ¿qué dice la Biblia de la preocupación? Si mi tendencia natural es criticar a otros, ¿qué me enseña Dios con respecto a juzgar? Si mi lucha es el temor constante, ¿qué dice la Palabra con relación a una actitud de temor? Esa es la única manera de llevar los pensamientos cautivos a Cristo, pero es un acto de la voluntad. Tengo que decirle a mi cerebro: «Estás yendo por un rumbo equivocado. No estás alineado con lo que Dios dice y, por lo tanto, tengo que enderezarte para que recuperes el rumbo correcto».

Esto es así, literalmente.

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Decisiones que transforman

5.0
1 valoraciones / 1 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores

  • (5/5)
    Me encantó este estudio, realmente me ha hecho reflexionar sobre las decisiones que he tomado en mi vida y he aprendido a tomar las decisiones que me ayudarán a tener una íntima relación con Dios, que mi vida produzca mucho fruto y pueda ser de bendición para los que me rodean.