Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Cómo Un Guerrero Ora: Estrategias celestiales para la comunión íntima con Dios

Cómo Un Guerrero Ora: Estrategias celestiales para la comunión íntima con Dios


Cómo Un Guerrero Ora: Estrategias celestiales para la comunión íntima con Dios

valoraciones:
5/5 (3 valoraciones)
Longitud:
153 páginas
2 horas
Editorial:
Publicado:
28 nov 2011
ISBN:
9781616385507
Formato:
Libro

Descripción

Todo comienza con una oración

 Hay una conversación que se ha estado llevando a cabo desde mucho antes que el universo fue creado, es una conversación en el reino espiritual. En el Jardín del Edén, Adán y Eva formaron parte de ella. A través de la historia de la humanidad otros se han unido y hay algo enterrado en cada uno de nuestros corazones que nos dice que fuimos creados para formar parte de esa conversación.

La deseamos. Anhelamos estar en ella. Mas a pesar de entregarle nuestra vida a Cristo y ser nacidos de nuevo en el Espíritu, no siempre sabemos cómo conectarnos. Así es que nos quedamos en las conversaciones terrenales en vez de orar desde el trono celestial. Hasta los discípulos de Jesús no le preguntaron cómo predicar, sino cómo orar.

Cómo un guerrero ora es una guía práctica que le permite convertirse en un versado en los aspectos básicos necesarios para hablar y escuchar a Dios por sí mismo. Siguiendo el revolucionario modelo de oración que Jesús le dio a sus discípulos, Cindy Trimm le da las claves para unirse a la conversación más importante del universo.

Hay mucho que Dios está tratando de decirle, pero primero debe convertirse en la persona que puede escuchar su voz, en una que con confianza sigue el camino del guerrero de oración.     

Editorial:
Publicado:
28 nov 2011
ISBN:
9781616385507
Formato:
Libro

Sobre el autor


Vista previa del libro

Cómo Un Guerrero Ora - Cindy Trimm

Hacer guerra espiritual de manera agresiva es cada vez más necesario a medida que el Reino de Dios avanza poderosamente en este tiempo. Dios ha escogido a Cindy Trimm como uno de los generales para trazar nuestras estrategias espirituales ofensivas y para atacar al enemigo. Sin embargo, el ejército que ella dirige debe escuchar claramente a Dios al lanzarse a la batalla. Cómo un guerrero ora está diseñado para ayudarnos a escuchar a Dios con precisión con el fin resultar victoriosos. ¡Le encantará este libro!

—C. PETER WAGNER

VICEPRESIDENTE Y EMBAJADOR APOSTóLICO

GLOBAL SPHERES, INC.

Cómo un guerrero ora es uno de los mejores libros que he leído para ayudarles a los creyentes a desarrollar una vida de oración exitosa y plena. El libro se apoya en una amplia investigación y de él podemos obtener mucha información profunda, es una de las mejores fuentes cristianas sobre el tema. ¡Me encanta la manera en que Cindy Trimm escribe! La hace sentir a una como si estuviera teniendo una conversación personal con ella acerca de Dios.

—CINDY JACOBS

COFUNDADORA DE GENERALS INTERNACIONAL

La mayoría de los productos de Casa Creación están disponibles a un precio con descuento en cantidades de mayoreo para promociones de ventas, ofertas especiales, levantar fondos y atender necesidades educativas. Para más información, escriba a Casa Creación, 600 Rinehart Road, Lake Mary, Florida, 32746; o llame al teléfono (407) 333-7117 en Estados Unidos.

Cómo un guerrero ora por Cindy Trimm

Publicado por Casa Creación

Una compañía de Charisma Media

600 Rinehart Road

Lake Mary, Florida 32746

www.casacreacion.com

No se autoriza la reproducción de este libro ni de partes del mismo en forma alguna, ni tampoco que sea archivado en un sistema o transmitido de manera alguna ni por ningún medio—electrónico, mecánico, fotocopia, grabación u otro—sin permiso previo escrito de la casa editora, con excepción de lo previsto por las leyes de derechos de autor en los Estados Unidos de América.

A menos que se indique lo contrario, todos los textos bíblicos han sido tomados de la Santa Biblia, versión Reina-Valera, revisión 1960. Usada con permiso.

Traducido por: pica6.com (con la colaboración de Danaé G. Sánchez Rivera)

Director de diseño: Bill Johnson

Originally published in the U.S.A. under the title:

The Prayer Warrior’s Way

Published by Charisma House, a Charisma Media

company, Lake Mary, FL 32746 USA

Copyright © 2011 Cindy Trimm

All rights reserved

Copyright © 2011 por Casa Creación

Todos los derechos reservados

Library of Congress Control Number: 2011938164

ISBN: 978-1-61638-542-2

E-book ISBN: 978-1-61638-550-7

Nota de la editorial: Aunque la autora hizo todo lo posible por proveer teléfonos y páginas de Internet correctas al momento de la publicación de este libro, ni la editorial ni la autora se responsabilizan por errores o cambios que puedan surgir luego de haberse publicado.

CONTENIDO

Prefacio

Introducción

Primera parte:

El panorama general

1 El gran cambio de paradigma

Cambiar la realidad desde el interior

2 Primero lo primero

Espíritu y verdad

3 Lo que debe ser

La perspectiva desde el salón del trono

4 Misión: posible

El lugar actual en la eternidad

Segunda parte:

Ore para que el cielo descienda

5 Suficiente

Conéctese con la provisión del cielo

6 Libertad para todos

Desenredados, sin complicaciones, impertérritos

7 Yo lo haré hoy

Dos pasos hacia delante, ninguno hacia atrás

8 ¡Victoria!

Temor en los ojos de los enemigos

Notas

Señor, enséñanos a orar.

—LUCAS 11:1

PREFACIO

Todo comienza con la oración. Sin pedirle amor a Dios, no podemos pseer amor y mucho menos podemos dárselo a los demás. Así como la gente en la actualidad está hablando mucho acerca del pobre, sin conocer al pobre, nosotros no podemos hablar de la oración, sin saber orar.

—MADRE TERESA1

Entre más oración haya en el mundo, tendremos un mejor mundo y las fuerzas contra el enemigo serán más poderosas. La oración, en una fase de su operación, es un desinfectante y un preventivo. Purifica el aire y destruye el contagio del enemigo. La oración no es algo intermitente ni efímero. No es un llanto sin respuesta ni desatendido en el silencio. Es una voz que llega al oído de Dios y vive mientras el oído de Dios esté abierto a los ruegos santos, mientras el corazón de Dios esté vivo para lo santo. Dios moldea al mundo con la oración.

—EDWARD M. BOUNDS2

Dios creó a los seres humanos (hombres y mujeres por igual) para tener a alguien con quien comunicarse y compartir la vida. Él deseaba a alguien con quién pasearse al aire del día, alguien con quien pudiera intercambiar ideas, hablar de sueños y solucionar las preocupaciones y problemas. Él deseaba alguien con quién entablar una conversación real. Él deseaba alguien con metas y sueños (planes, visiones y un propósito que pudiera infundir en cada fibra de su ser), algo único de la persona diferente a todos los demás seres del universo, incluso a sí mismo.

En pocas palabras, Él deseaba alguien a quién amar y alguien que lo amara. Él deseaba alguien que anhelara escuchar su sabiduría y viviera para gozarse con Él por sobre las maravillas de su creación. Él deseaba que alguien le confiara sus secretos, alguien con quién trabajar, alguien que pudiera reconocer la sabiduría de cada una de sus palabras y las llevara a cabo, que lo bendijera tal como Él anhelaba bendecirlo.

Del mismo modo que tomó una costilla de Adán para hacerle una ayuda idónea, Él tomó algo de sí mismo y lo puso en nuestro interior. De acuerdo con Eclesiastés 3:11, Él puso eternidad en el corazón de ellos, una parte misteriosa de su esencia que no solamente llenaría esta vida con asombro, sino también continuaría dándole gozo y significado a nuestra existencia en la perpetuidad con Él. La búsqueda divina en nuestro interior es la que nos lleva a conocer a Dios y a ser totalmente conocidos por Él. Nuestro anhelo de experimentar una intimidad con Dios, el apetito insaciable de nuestro corazón, es el que nunca se satisface sin experimentar más y más de Él.

Esto parecía normal y perfecto en el huerto de Edén, pero de pronto sucedió una tragedia. Debido a que no existe una verdadera obediencia sin haber una oportunidad para la desobediencia, Dios les permitió a Adán y a Eva elegir seguir su propia sabiduría (aunque hacerlo fuera algo insensato) en lugar de la de Dios. Él los había llenado de todo lo bueno, pero ellos se convencieron de que no estarían completos si no conocían tanto el mal como el bien. De manera que eligieron participar del árbol de la ciencia del bien y del mal, y de pronto se rompió su conversación continua con Dios. Él incluso tuvo que buscarlos, llamándolos: ¿Dónde estás tú?, (Génesis 3:9), porque fue la primera vez que no respondieron inmediatamente cuando Él les habló. Fue la primera vez que Él sintió su separación. La comunión perfecta que una vez había tenido con Adán y Eva, se había roto y Jesús tendría que ser sacrificado en la cruz para reparar la ruptura que ahora existía entre el cielo y la tierra.

De esta manera, ahora nos colocamos como herederos de promesas que van más allá de nuestros sueños más descabellados y más allá de nuestra imaginación; pero tenemos una desventaja al haber nacido en las limitaciones de este mundo, con oídos que no están preparados para escuchar el pulso del cielo. Crecemos pensando que todo lo que existe está definido por lo que vemos, tocamos, olemos, probamos y escuchamos con nuestros sentidos físicos. Nuestra mente lo absorbe y está limitada por ello, aunque la eternidad que está en nuestro corazón clama por más, por una probada de lo infinito. ¿Por qué cree que las historias mágicas de superhéroes y de milagros son tan populares en nuestra cultura en la actualidad? Se debe a que existe algo en nosotros que está clamando por algo que va más allá de nuestra experiencia diaria; nuestro corazón está clamando por Dios y por lo sobrenatural, aunque muchos hayan confundido ese deseo con Supermán, El señor de los anillos y La guerra de las galaxias. En lo profundo de nuestro ser sabemos que existe un mundo más real que la Matrix en la que vivimos; pero, confundidos por el mundo de las mentiras, muchos nos conformamos con simples historias en lugar de comenzar la búsqueda para conocer al verdadero y único Dios, la única respuesta verdadera al llamado de la eternidad en nuestro corazón.

Hay una conversación que se ha dado desde mucho tiempo antes de que el universo fuera creado, una conversación que sucede en el plano espiritual, en el salón del trono en el cielo. Antes de la caída de la humanidad, Adán y Eva eran parte de ella, y existe algo enterrado en nuestro corazón que nos dice que fuimos creados para ser parte de ella también. Es un diálogo incorporado en cada hilo de nuestro ADN. Lo anhelamos. Pero a pesar de darle nuestra vida a Cristo y de nacer de nuevo en el Espíritu, continuamos sin saber cómo conectarnos con Él.

Algunas veces, obtenemos porciones de esa grande conversación al orar, leer la Biblia o al abrir nuestro corazón en adoración; pero pocas veces son más que mensajes crípticos que no comprendemos totalmente. Nos emocionamos en nuestro interior al apenas vislumbrar algo del otro mundo, aunque eso nos confunda. Nos frustramos de no tener una imagen más completa y muy a menudo, nos desanimamos y dejamos de orar, como si no fuera más que un ejercicio de contemplación y meditación espiritual que requiere de mucho tiempo. En lugar de sumergirnos en la vida en el Espíritu que Dios intenta abrirnos, volvemos a operar como seres físicos limitados a las leyes naturales del mundo, en lugar de hacerlo sobre las leyes espirituales. En mi libro El arte de la guerra para la batalla espiritual, tracé un marco de lo que se trata esta conversación, utilizando ejemplos de algunos que nos han precedido y participado completamente en ella como: Charles Finneys, Jeanne Guyons, John Wesleys, William y Catherine Booths, William Seymours y Rees Howells. Individuos de la historia que no solamente escucharon al cielo, sino que así como Abraham, David y Pablo, también colaboraron con Dios para cambiar su época. Ellos fueron generales de la oración que ataron al enemigo y emplearon las estrategias del cielo para transformar su mundo.

Pero antes de que estos héroes de la fe fueran generales, ellos fueron soldados de infantería comunes como usted y yo. ¿Qué marcó la diferencia en ellos? ¿Cuáles fueron las cualidades y las prácticas que los llevaron al círculo de confidentes y consejeros de confianza de Dios? ¿Qué hicieron para ser amigos de Dios como los patriarcas del Antiguo Testamento y aquellos del libro de los Hechos que trastornaron el mundo entero (Hechos 17:6)? ¿Qué los hizo caminar de nuevo como Adán y Eva en una conversación continua con

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Cómo Un Guerrero Ora

5.0
3 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores