Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Reino de Osos
Reino de Osos
Reino de Osos
Libro electrónico110 páginas1 hora

Reino de Osos

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Información de este libro electrónico

Sophie es una mujer con una misión. El villano que amenaza Nueva Orleans asesinó a alguien que ella amaba, y buscará su venganza, aunque le cueste la vida. Contra viento y marea, la venganza es lo más importante en su vida – incluso más que cierto misterioso y sensual cambiaformas???? por el que no ha podido dejar de babear. 


La historia bien le ha enseñado a Ephraim a no confiar en nadie. Mucho menos en Sophie, la atractiva bruja con incontables secretos. Cuando ella lo busca, pero se rehúsa a explicar su parte en la próxima batalla para salvar a Nueva Orleans, él se pone más que nervioso. 

Porque Sophie debería y podría ser su pareja… si tan sólo pudieran hablar sobre sus motivos e historias. Mientras la guerra contra Papa Aguiel se acercaba a su final, Ephraim y Sophie tendrán que luchar juntos para salvar sus vidas – y su creciente amor – si existe alguna esperanza para el futuro de la humanidad. 

Esta sexta y última entrega de la serie de Guardianes Alfa está llena de acción, pasión, y un satisfactorio romance con final feliz para tu corazón.


IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento31 mar 2020
Reino de Osos
Leer la vista previa

Lee más de Kayla Gabriel

Relacionado con Reino de Osos

Títulos en esta serie (1)

Ver más

Libros electrónicos relacionados

Categorías relacionadas

Comentarios para Reino de Osos

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    Reino de Osos - Kayla Gabriel

    Reino de Osos

    Guardianes Alfa 6

    Kayla Gabriel

    Reino de Osos: Copyright © 2019 por Kayla Gabriel

    Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida o transmitida en ninguna forma o por ningún medio electrónico, digital o mecánico incluyendo, pero no limitado a fotocopias, grabaciones, escaneos o cualquier tipo de almacenamiento de datos y sistema de recuperación sin el permiso expreso y escrito de la autora.

    Publicado por Kayla Gabriel

    Gabriel, Kayla

    Reino de Osos


    Diseño de portada derechos de autor 2019 Por Kayla Gabriel, autora

    Imágenes/Crédito de la foto: Period Images


    Nota del editor: Este libro fue escrito para una audiencia adulta. El libro puede contener contenido sexual explícito. Las actividades sexuales incluidas en este libro son fantasías estrictamente destinadas a los adultos y cualquier actividad o riesgo realizado por los personajes ficticios de la historia no son aprobados o alentados por la autora o el editor.

    Índice

    Extracto

    Un Avance

    Prólogo

    Capítulo 1

    Capítulo 2

    Capítulo 3

    Capítulo 4

    Capítulo 5

    Capítulo 6

    Capítulo 7

    Capítulo 8

    Capítulo 9

    Capítulo 10

    Capítulo 11

    Epílogo

    Otras Obras de Kayla Gabriel

    Also by Kayla Gabriel (English)

    Acerca del Autor

    Extracto

    Sophie es una mujer con una misión. El villano que amenaza Nueva Orleans asesinó a alguien que ella amaba, y buscará su venganza, aunque le cueste la vida. Contra viento y marea, la venganza es lo más importante en su vida – incluso más que cierto misterioso y sensual cambiaformas???? por el que no ha podido dejar de babear.


    La historia bien le ha enseñado a Ephraim a no confiar en nadie. Mucho menos en Sophie, la atractiva bruja con incontables secretos. Cuando ella lo busca, pero se rehúsa a explicar su parte en la próxima batalla para salvar a Nueva Orleans, él se pone más que nervioso.


    Porque Sophie debería y podría ser su pareja… si tan sólo pudieran hablar sobre sus motivos e historias. Mientras la guerra contra Papa Aguiel se acercaba a su final, Ephraim y Sophie tendrán que luchar juntos para salvar sus vidas – y su creciente amor – si existe alguna esperanza para el futuro de la humanidad.


    Esta sexta y última entrega de la serie de Guardianes Alfa está llena de acción, pasión, y un satisfactorio romance con final feliz para tu corazón.

    Un Avance

    Él no esperó por una respuesta, bajando una escalera de piedra arenisca mientras dejaba atrás su camisa. Se quitó hasta los boxers, sin importar de si Sophie lo observaba o no. Él era abrumador y franco, no podía preocuparse por ella ahora.

    No debía preocuparse por ella, de hecho. He ahí el problema.

    El agua estaba a la temperatura perfecta cuando se sumergió, justo a la frescura ideal. El sol había calentado la superficie, dejando el frío en el fondo, y la sensación del agua en su piel fue como un oasis en medio del desierto.

    Dio una docena de vueltas, lenta y metódicamente, el ejercicio excesivo quemaba sus agotados músculos, pero también actuaba como un bálsamo para su agitada mente. De alguna forma lo tranquilizaba, estaba tan sumergido en su propio mundo que el sonido del salpicar del agua lo sorprendió en pleno acto.

    Ephraim salió para ver a Sophie entrar, completamente desnuda de no ser por una de sus franelas. El fino algodón se humedeció por su pecho y caderas, deslizándose sobre las suaves líneas de sus curvas.

    Ahí terminó su estado meditativo. Su cuerpo se tensó, y su pene se endureció en el instante en que la vio acercarse. Ella le dio una tímida sonrisa y se sumergió, nadando hasta quedar a unos metros de él, cruzando el agua.

    Sophie… advirtió Ephraim. No creo que quieras acercarte. Ya no aguanto más.

    Prólogo

    Ephraim se mantuvo de pie frente al risco donde podía ver el valle de su aldea, y su largo y oscuro cabello ondeó salvaje por sus hombros. Él estiró su espalda y miró la desembocadura del valle, observando una línea de una docena de los guerreros de su aldea aproximándose, regresando de batalla. Aunque Ephraim no podía ver sus expresiones desde lejos, sus movimientos eran lentos y pesados, casi derrotados.

    O tal vez fue sólo su imaginación. Después de todo, era difícil notar algún detalle de los guerreros en contraste con el peso que cargaban, un cuerpo cubierto con un velo, acostado sobre una camilla de tela y ramas fuertes.

    El padre de Ephraim, un compañero guerrero caído en una lucha contra la tribu vecina.

    Mirar a los guerreros, con sus enormes cuerpos y anchos hombros, siempre hizo que Ephraim se esforzara por ser más alto, por lucir más viejo y fuerte. A sus catorce años, se sostenía frente a los estándares de su padre y otros héroes de la aldea. Pero sus hermanos Elias y Egrel, mayores que él por más de una década, lo atormentaban continuamente por su tamaño. Parecía que nada hubiera cambiado entre ellos: Elias el fuerte guerrero, Egrel el astuto hechicero, y el pequeño Ephraim que nunca creció en sus torpeza y feroz angustia.

    Quizás nunca crecerás, y te quedarás colgado de la falda de tu madre por toda tu vida, era la nueva burla de Egrel.

    Ephraim se dio cuenta de que sus nudillos estaban blancos por apretarlos fuertemente, con sólo pensar en ello. Su padre siempre decía que ignorara las palabras hirientes de Egrel y la condescendencia silenciosa de Elias, pero era difícil. Siempre parecía que sus hermanos guardaban cierto rencor contra Ephraim, como si su burla entre hermanos fuera algo más. Algo más profundo, más repulsivo.

    Regresando su atención a la procesión de guerreros debajo de él, Ephraim sabía que la tensión entre sus hermanos crecía por la competencia. Él era el más querido por su madre, y había heredado más que sólo el enigmático buen aspecto de su padre — él también tenía la habilidad de convertirse en una bestia grande y peluda. Era el mismo don que llevó consigo su padre por una vida de crecientes y épicas batallas. La habilidad había elevado el estatus de la familia, dándoles las mejores tierras para cosechar, y una gran cantidad de ovejas y ganado.

    Un día, Ephraim fue destinado a seguir los pasos de su padre, y convertirse en un guerrero respetado. Ni Elias o Egrel podían contar con una habilidad para mantener su posición, aunque Elias era un talentoso espadachín y Egrel un experto en pociones y hechizos.

    ¿Ya lo trajeron?

    Ephraim se dio la vuelta y encontró a su madre en la entrada de su cabaña, recostada sobre el marco para apoyarse.

    Ven, madre, entremos, dijo Ephraim, cruzando el patio para ayudarla.

    Ese era tu padre, ¿verdad? Llevaba el velo puesto, murmuró su madre. Ella era ligera como una pluma cuando Ephraim la llevó de vuelta hacia una cama que habían acomodado junto al fuego. Las noches eran frías esa época del año, y su salud era muy frágil. Incluso peor, desde que llegó la noticia de que el padre de Ephraim había sido herido de gravedad en batalla hace una semana.

    Sólo descansa, madre, dijo Ephraim. Te traeré un té, para ayudarte a descansar.

    Quiero verlo, dijo, pero él ya podía ver que ella ya estaba débil. Necesito verlo…

    Una vez que se acostó y durmió profundamente, Ephraim salió de

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1