Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

La salvación de Gavin

La salvación de Gavin

Leer la vista previa

La salvación de Gavin

Longitud:
132 páginas
2 horas
Editorial:
Publicado:
Apr 23, 2020
ISBN:
9788835822585
Formato:
Libro

Descripción

Sí, okay, quizás el sexy Gavin Beran tiene un pequeño problema. A él le gusta perseguir mujeres que necesitan “ayuda”, le gusta llegar en su caballo blanco y salvar el día. Él sabe que tiene un complejo de salvador, como si sus hermanos fueran a permitirle olvidar a todas las “muñecas rotas” que ha ayudado en su vida. 



Eso no lo detiene de sentirse atraído por la inocente y hermosa Faith, una mujer oso curvilínea con más problemas familiares que los Jackson Five. Solo un simple vistazo lo lleva hacia un beso bajo la luz de la luna, el cual explota en la cara de Gavin en tres segundos. 



Ahora Faith está huyendo, pegada a su sexy salvador y preguntándose cómo va a mantener su virginidad intacta. La amabilidad de Gavin solo enciende las llamas de su deseo y pronto la pasión se sale de control. 



Este dulce y sensual romance tiene una química intensa, hombres musculosos peleando y una oportunidad para el amor… si tan solo Faith y Gavin intentan agarrarla y cuidarla por toda la vida.
Editorial:
Publicado:
Apr 23, 2020
ISBN:
9788835822585
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con La salvación de Gavin

Libros relacionados

Vista previa del libro

La salvación de Gavin - Kayla Gabriel

calientes!

1

Gavin Beran se removió en su asiento, frunciendo el ceño al ver la repleta mesa de madera de picnic que él y que dos de sus hermanos habían reclamado con su territorio. Era una de quizás dos docenas que estaban esparcidas en todo el amplio césped verde del parque público donde el clan Krall había designado como el lugar para el tercer día de actividades sociales de la semana, todo planeado con la finalidad de que los Berserkers solteros pudieran encontrar parejas potenciales. Era como un crucero de solteros, solo que con docenas de padres oso vigilando a sus hijos todo el tiempo. Y en vez de ser en el mar y algo divertido, estaban en San Luís y todo era una sociabilización forzada y muchas mujeres determinadas a encontrar a los alfas más fuertes para que fueran sus parejas.

Así que… básicamente, esto era el infierno. Los padres de Gavin, la pareja alfa del clan Beran, solo lograron traer a sus hijos al evento después de prometerles dejarlos tranquilos por tres meses después del evento. Por supuesto, la mitad de los hombres de la familia no estaban; Luke había desaparecido para buscar a una mujer Berserker que había desaparecido y Noah y Finn se habían pegado a un par de mujeres en la primera noche de las festividades en San Luís. Eso dejó a Gavin, Cam y Wyatt atrapados, esperando que todo terminara mientras las madres orgullosas desfilaban a sus hijas elegibles como si fueran campeones pura sangre a la muestra.

Gavin miró a Cameron y a Wyatt, ambos mayores que él por dos y cuatro años, respectivamente. Cameron estaba vestido impecable, estaba vestido como un citadino en sus caros jeans oscuros, una camisa de cuadros azul y un suéter gris con las mangas enrolladas para revelar sus brazos llenos de tatuajes de colores brillantes. Wyatt tenía sus jeans usuales, una camiseta blanca, botas de cuero y una chaqueta de cuero negra. Gavin miró abajo a su camiseta de Marvel Comics, su cárdigan verde, jeans y Converse y se sintió mal vestido al lado de sus hermanos. Aun así, con sus cabellos oscuros, sus ojos turquesa y figuras altas y musculosas, a ninguno de los hombres Beran les faltaba la atención femenina, incluido Gavin.

El evento de hoy era un día de picnic en el parque, completo con un festín de pescado frito, barbacoa y juegos de herradura. De alguna forma lograron superar las primeras tres horas de presentaciones incomodas y sus padres permitieron que los hermanos Beran pudieran ir a su propia mesa y pudieran alejarse un poco de la multitud. Ahora Gavin, Wyatt y Cam estaban tomando cervezas, hablando tonterías y evitando cualquier chica. En esta ocasión, ser alto, musculoso y apuesto resultaba ser un tormento. Al menos para Gavin. Sus hermanos sí habían encontrado sus propias diversiones.

¿Cuál es Theresa? preguntó Cameron, estirándose y agarrando una hoja de papel de varias que Wyatt había colocado en la mesa.

Es la chica alta y morena que siempre habla sobre Pinterest, dijo Wyatt, con una sonrisa burlona en su cara. Esa era su expresión estos días.

Cam gruñó, sacudiendo su cabeza. Él bajó su hoja de papel y agarró otra, frunciendo los labios.

Si Stephanie es la pelirroja de Atlanta, no puedes contarla. Yo la besé en el closet de abrigos en la primera noche, declaró Cam.

Los ojos de Wyatt brillaron y una sonrisa apareció en su cara.

Yo hice más que besarla, dijo Wyatt. Mucho más.

Pero yo llegué a ella primero, discutió Cam.

Creo que el nivel de actividad supera al tiempo de llegada. Y hubo mucha actividad, si sabes a lo que me refiero, dijo Wyatt. Él se inclinó en su codo, elevando una ceja mientras bebía su cerveza.

Ustedes dos son irremediables, dijo Gavin. En serio, todo esto es depresivo y asqueroso al mismo tiempo.

Solo estás enojado porque no has tenido nada de acción, dijo Cam.

Yo no estoy involucrado en tu apuesta estúpida, dijo Gavin.

¿Qué demonios piensan que están haciendo? dijo un vozarrón directamente detrás de Gavin.

Gavin se tensó, sabiendo que su padre alfa estaba parado detrás de él y sin duda estaba mirando la mesa en donde Wyatt y Cameron habían sacado varias hojas de con nombres y tachaduras, una estúpida competición que habían comenzado hace más de un mes. Gavin miró a los lados para ver las reacciones de sus hermanos a la pregunta de su padre. La expresión de Cameron estaba en blanco, mientras que la de Wyatt era aburrida e insolente. Gavin se movió un poco en su asiento para poder ver a su padre; él no tenía nada que decir, en realidad, pero él le había prometido a su madre que mantendría la paz entre Wyatt, Cam y su padre por la duración del viaje a Misuri.

Solo estamos anotando ciertas cosas, dijo Wyatt a Josiah, mostrando sus dientes caninos en una sonrisa peligrosa. La enorme mano de Wyatt apareció y recogió los papeles, acumulándolos y volteándolos en un fácil movimiento.

Se supone que ustedes tres deberían estando buscando parejas, no bebiendo y levantando faldas. Y ciertamente no apostando, dijo Josiah gruñendo, pasando su mirada acusatoria de Cam y Wyatt antes de mirar a Gavin. Y tú… se supone que tú tienes que estar vigilándolos, no animándolos.

No somos niños, dijo Cameron. Él estaba perfectamente calmado y tranquilo, pero Gavin sabía que la ira estaba debajo de esa superficie, lista para ser liberada a la más pequeña provocación. Siempre había sido así con Cameron, rápido para la ira y lento para arrepentirse.

Igual somos mayores que él, dijo Wyatt, con una mirada calculadora en su cara.

No me importa. Gavin es el único de ustedes tres que tiene cabeza, declaró su padre. Si alguno de ustedes hace algo para ofender a alguno de los alfas o a sus hijas, habrá consecuencias. No avergüencen al clan.

Con esa advertencia y el ceño fruncido, él se dio media vuelta y regresó para unirse a la fiesta. Hubo un largo momento de silencio entre Gavin, Wyatt y Cam. Cuando Wyatt volteó los papeles de nuevo con una sonrisa, Gavin puso sus ojos en blanco.

¿Qué hay de Annabeth? le preguntó Wyatt a Cameron. Pequeña, rubia, tetas grandes…

Sin esperar la respuesta de Cam, Gavin se levantó con un largo suspiro. Sus hermanos se comportaban mal y eran incontrolables. Gavin no iba a quedarse y escuchar la mierda misógina que soltaban por un segundo más, especialmente no después de las amenazas de su padre. Gavin no iba a ser el árbitro esta vez entre sus hermanos y su padre.

¿Tráenos una cerveza, sí? le dijo Cam mientras Gavin se iba. Gavin les mostró el dedo y obtuvo unas miradas desaprobadoras de algunas señoras mientras pasaba.

Gavin escaneó el área, bordeando la mayor parte del área y buscando un sitio silencioso. Él acababa de comenzar a leer una novela de misterio muy buena en la app e-reader de su teléfono y lo estaba llamando. Solo necesitaba un lugar para estar solo por un par de horas. Él encontró un grupo de árboles escondidos cerca del estacionamiento. Un poco de sombra y privacidad, justo lo que necesitaba.

Cuando estaba a veinte pasos de distancia, él comenzó a ir más lento. Él escuchó la voz de una mujer, su tono era claro y divertido.

Y el pony miró la pila de manzanas que estaban apilados muuuuy alto en el cielo… La mujer pausó, sus palabras silenciadas por el sonido de risas infantiles. Y el pony comió una manzana y otra manzana y luego otra… ¡hasta que estaba tan repleto que iba a ESTALLAR!

La risa fue más fuerte y Gavin imaginó que la mujer seguramente estaba imitando algo gracioso. Él se acercó más y fue suficiente para ver a la mujer de espaldas. Ella estaba sentada en una sábana, había una docena de niños alrededor de ella. Desde esa posición Gavin no podía ver su cara, solo que era curvilínea y tenía un cabello rubio grueso, liso y cremoso que le bajaba por los hombros. Ella llevaba un vestido rosado pálido muy conservador con mangas largas, sus piernas estaban debajo de su cuerpo y solo se podía ver las pintas de cuero blanco de sus zapatos salir de su vestido.

¿Y qué creen que hizo el pony? les preguntó a los niños, inclinando su cabeza.

¡Vomitó! gritó un niño pequeño, emocionado. La mujer se rio y sacudió su cabeza.

No. ¡Tomó una siesta! declaró ella. ¿Cómo creen que sonaba mientras dormía? ¿Roncaba?

Los niños comenzaron a reírse y hacer sonidos de roncar.

¡Faith, Faith! ¿Qué le sucedió al pony después de su siesta? Preguntó una niña pequeña, estirándose para tocar la manga de la mujer.

Bueno, Marissa, puedo decirte que el pony vivió por siempre en su isla. Esa pila de manzanas creció y creció, así que nunca se le acabaron y pasó todos los días jugando en la playa, comiendo manzanas y durmiendo bajo el sol, dijo la mujer.

La niña pequeña soltó un chillido de encanto y se lanzó hacia la mujer, recibiendo una sonrisa y

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre La salvación de Gavin

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores