Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Leer la vista previa

Longitud:
101 páginas
31 minutos
Publicado:
15 jul 2019
ISBN:
9781644617502
Formato:
Libro

Descripción

Nacido a mediados del siglo, experimentó en toda su fuerza el drama del Renacimiento y de su guerra con la religión. Las tradiciones y valores medievales se estaban desintegrando para dar lugar al ingreso de la humanidad en un nuevo universo donde la fe pierde parte de su poder y mucho de su magia. Sus alegorías favoritas fueron el cielo, el infierno y la lujuria. El Bosco creía que cada quien tenía que elegir entre dos opciones: el cielo o el infierno, y explotó con genialidad el simbolismo de un amplio rango de frutas y plantas para dar matices sexuales a sus pinturas.
Publicado:
15 jul 2019
ISBN:
9781644617502
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con El Bosco

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

El Bosco - Virginia Pitts Rembert

Infierno

Hieronymus Bosch (El Bosco) y la Tentación de Lisboa. Una perspectiva desde el 3er milenio

E n 1951, se tradujo al inglés la obra de Wilhelm Fränger, El reino milenario de Hieronymus Bosch: fundamentos de una nueva interpretación. El libro causó sensación, tanto a nivel académico como del público en general. Un artículo sobre el libro acompañado de fotografías en color que apareció en Life Magazine, supuso probablemente el mayor impulso a la popularidad de El Bosco, ya que hasta ese momento poco o nada similar se había publicado sobre él.

La interpretación de Fränger de que El Bosco llevó a cabo sus obras maestras no con fines religiosos ortodoxos, sino para cultos pararreligiosos, se vio como un punto de inflexión para entender a este enigmático artista.

Aunque la mayoría de los historiadores del arte que han estudiado a El Bosco desde la muerte de Fränger en 1964 han rechazado sus opiniones, aún hay quien apoya su idea de que el gran maestro de un culto de adamitas dictó su imaginario secreto a El Bosco, que lo expuso en su gran obra del museo del Prado, El jardín de las delicias y otras obras menores.

Los escritores que reflexionaron sobre El Bosco en los casi cinco siglos que siguieron a su muerte le atribuyeron tal reputación de fabricante de diablos (Gossart), que hasta el periodo moderno apenas se le consideró artista.

Fueron principalmente sus alucinantes escenas del infierno las que atrajeron la atención. Cuando pinta las criaturas y los escenarios de esos infiernos en términos de naturalismo infinitamente detallado, éstos son tan convincentes que parecen puro recuerdo.

Para la mente medieval, el hombre que podía revelar con tanta claridad sus peores miedos debía ser un hechicero o un loco, puede que incluso una herramienta del mismo demonio. Escritores posteriores, bien retomando el mismo punto de vista o bien como consecuencia del racionalismo del Renacimiento y la Reforma, convirtieron a El Bosco en el representante de lo peor del medievalismo.

Cuando se le mencionaba no era tanto como artista, sino más bien como un fenómeno extraño. Finalmente, El Bosco fue postergado y olvidado. Fueron necesarios dos siglos para que se volviera a suscitar el interés sobre él, a finales del siglo XIX.

1. Muerte de un avaro, óleo sobre tabla, National Gallery of Art, Washington (se dice que colgaba encima de la cama de Felipe II en El Escorial en el momento de su muerte; recientemente se ha dicho que formaba parte de un retablo).

2. Curación de la locura, también denominada La extracción de la piedra de la locura, óleo sobre tabla, 48 x 35 cm, Museo del Prado, Madrid.

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre El Bosco

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores